RSS

Grandes Dinosaurios Herbívoros II

04 Dic

Parasaurolophus (Cercano al lagarto crestado).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 83 – 71 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 10 metros de largo y 5 metros de altura alzado sobre sus patas traseras.

Peso: 2,5 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1922 por William Parks en Alberta (Canadá). Se han encontrado restos en Canadá y Estados Unidos (Utah y Nuevo México).

El Parasaurolophus es uno de los dinosaurios más fácilmente reconocibles debido a su característica y larga cresta curvada que poseía en la cabeza. Nos encontramos ante un hadrosáurido o dinosaurio con pico de pato, que podría tanto caminar de forma bípeda como cuadrúpeda, seguramente utilizaría esta segunda opción para alimentarse de plantas bajas mientras que la forma bípeda, sería la más comúnmente usada en este dinosaurio para desplazarse. Su cola es larga y aplastada por lo que algunos científicos opinan que el Parasaurolophus sería un buen nadador. Su mandíbula con característico pico de pato, le permitía realizar un movimiento triturador con los cientos de dientes de sus mejillas para masticas las plantas de las que se alimentaba. Sin embargo, la característica principal de este hadrosaurio era su imponente cresta, la cual era curvada y hueca (formada por cuatro secciones, dos apuntando hacia arriba y dos apuntando hacia abajo), llegando a medir 1,8 metros. Dicha cresta, podría haber sido utilizada por el Parasaurolphus para emitir sonidos a modo de trompeta o caja de resonancia; le habría servido de esa forma para poder comunicarse con otros dinosaurios de su especie. Otra hipótesis baraja por los científicos, es que dicha cresta sería distinta entre machos y hembras, siendo útil para el cortejo y el apareamiento del Parasaurolophus. Sus grandes cuencas oculares nos indican que habría sido un animal con visión aguda y más activo durante el crepúsculo. Probablemente formara grupos de varios individuos a modo de manada y como método de protección ante posibles depredadores.

Euoplocephalus (Cabeza bien acorazada).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano – Maastrichtiano). Hace 83 – 65 millones de años.

Tamaño: Unos 6 metros de longitud y algo más de 2 metros de altura.

Peso: 2,5 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1902 por Lawrence Lambe. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá) y Montana (Estados Unidos).

El Euoplocephalus era un dinosaurio acorazado cuyo cuerpo y cabeza estaban recubiertos casi por completo por una coraza tachonada de púas, e incluso poseía “persianas” óseas que se deslizaban sobre sus ojos para ofrecerle protección. También estaba equipado con varios cuernos que se proyectaban desde la parte trasera de su cráneo, además de una protuberancia en la cola hecha de hueso de gran espesor y que llegaba a pesar unos 20 kilogramos. Con dicha porra, el Euoplocephalus habría sido capaz de asestar con ella potentes golpes a posibles depredadores. Cabe destacar que el conjunto de placas óseas incrustadas en la piel del lomo de este dinosaurio, presentaban una estructura similar a las que poseen los cocodrilos modernos en su lomo. Como únicamente se han descubierto individuos aislados, se cree que estos dinosaurios tenían una vida solitaria. La única forma de que el Euoplocephalus fuese vulnerable a un ataque sería haberlo dado la vuelta sobre su lomo. Este dinosaurio tenía un diseño complicado de la nariz (estructura nasal), que indica que tenía probablemente un gran sentido del olfato. Poseía también piernas flexibles, que puede ser que haya utilizado para excavar. Este macizo dinosaurio tenía una dentición débil, así que habría probablemente comido la vegetación baja suculenta y los tubérculos enterrados.

Euoplocephalus

Shantungosaurus (Lagarto de Shantung).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 15 metros de longitud y unos 6 metros de altura aproximadamente.

Peso: Algo más de 16 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1964 y montado en el Instituto Geológico de China (Pekín). Se han encontrado restos en China (Shandong).

El Shantungosaurus es posiblemente el mayor de los hadrosáuridos (dinosaurios con pico de pato) conocidos en la actualidad. Esta especie se conoce gracias a los restos incompletos de cinco ejemplares, todos ellos fueron hallados en el mismo yacimiento de fósiles, lo que indicaría que el Shantungosaurus se movería en manadas. Ésta podía ser una estrategia que ofrecería cierto grado de protección frente a los ataques de posibles depredadores, los cuales además deberían de ser de un tamaño considerable para tener alguna oportunidad de éxito frente a este enorme dinosaurio. El Shantungosaurus fue un herbívoro poseía un pico calloso (sin dientes) y unas mandíbulas equipadas con centenares de pequeños dientes. Este animal vivió en planicies costeras y aluviales. El Shantungosaurus poseía alrededor de sus fosas nasales un gran orificio, el cual podría haber estado recubierto por una pestaña de piel suelta que quizá sería capaz de ser hinchada por este dinosaurio para emitir sonidos. Las robustas patas traseras del Shantungosaurus nos indican que quizá podría erguirse sobre ellas, por lo que alternaría la forma cuadrúpeda con la bípeda.

Shantungosaurus

Styracosaurus (Lagarto espinoso).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 millones de años.

Tamaño: Unos 6 metros de longitud y algo más de 2 metros de altura aproximadamente.

Peso: Alrededor de 3 toneladas.

Localización fósiles: Nombrado por Lawrence Lambe en 1913. Se han encontrado restos en Canadá (Alberta) y Estados Unidos (Wyoming y Montana).

El Stryracosaurus fue un dinosaurio con cuernos de gran tamaño cuya apariencia posiblemente habría disuadido a muchos de los depredadores de su época. Poseía un volante con cuernos y un cuerpo realmente robusto y potente, similar al de los rinocerontes actuales. Es posible que dicho volante sirviese también como rasgo identificativo de la especie. Su cabeza estaba adornada con varias púas largas y de aspecto salvaje, y de su nariz sobresalía un cuerno de aspecto temible. Dicho cuerno situado en el centro de la nariz del Styracosaurus, alcanzaba una longitud de 57 centímetros pero habría sido incluso más largo en vida del animal, debido a la capa de queratina que habría recubierto dicho hueso. El Styracosaurus era herbívoro y poseía un hocico terminado en un afilado y puntiagudo pico que utilizaba para arrancar la vegetación de la que se alimentaba este dinosaurio. El Styracosaurus es un animal bien conocido ya que además de los restos encontrados en 1913, fueron hallados nuevos fósiles en 1935, dichos fósiles consistían en la mandíbula inferior y el resto del esqueleto. Además, en 1915 se encontró un ejemplar casi completo de Styracosaurus y los descubrimientos no han terminado ahí ya que mucho más recientemente, en 2006, han tenido lugar nuevos hallazgos de este imponente ceratópsido. Es muy posible que hubiese vivido en grupos como así sugieren los lechos de huesos encontrados.

Styracosaurus

Pentaceratops (Cara con cinco cuernos).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 – 73 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 8 metros de longitud y 4 de altura.

Peso: Unas 5,5 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en por C.H. Sternberg en Nuevo México y desrito en 1923 por Henry Fairfield Osborn. Se han encontrado restos en Estados Unidos principalmente (Nuevo México).

El Pentaceratops poseía posiblemente el cráneo más grande de cualquier animal terrestre descubierto hasta la fecha, su volante y sus cuernos le servían para intimidar tanto a los depredadores como a sus rivales. Era un herbívoro robusto que podía masticar bien las plantas de su entorno (coníferas, cícadas y helechos) gracias a los dientes que poseía en sus mejillas (al contrario que otros muchos dinosaurios). El alimento lo atrapaba gracias a su agudo pico con el que podía arrancar las hojas y agujas. El Pentaceratops recibió su nombre debido a los grandes cuernos de su frente, a su corto cuerno nasal y a las dos púas que le sobresalían de la zona bajo sus ojos. El enorme volante del Pentaceratops llegaba hasta la parte media de su lomo y se encontraba coronado por sus protuberancias óseas. A pesar de su tamaño, no le suponía ninguna carga, debido a que unos grandes orificios o “ventanas” reducían notablemente su peso. Se conoce la existencia de este dinosaurio gracias al descubrimiento de nueve cráneos y varios esqueletos.

Pentaceratops

Ankylosaurus (Lagarto acorazado).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: Hasta 9 metros de longitud y 1,5 metros de altura.

Peso: Entre 4 – 6 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1908 por Barnum Brown en Montana (Estados Unidos). Se han encontrado restos en el Oeste de Estados Unidos (Montana), Canadá y Bolivia.

El Ankylosaurus es el género principal y de mayor tamaño dentro de la familia de los anquilosáruidos o dinosaurios acorazados. Nos encontramos ante un enorme animal herbívoro de piel corácea y aspecto feroz, recubierto de gruesas placas óseas de distintas formas y tamaños (desde placas semiplanas a pequeños nódulos redondos) que se incrustaban en su piel. La parte delantera del dinosaurio presentaba largas y afiladas púas al igual que su cabeza. Incluso sus ojos tenían protección aunque no así la parte inferior del Ankylosaurus que era vulnerable, por lo que la única posibilidad que tendría un depredador contra este dinosaurio acorazado, habría sido conseguir darle la vuelta y atacar su blando vientre. El cráneo del Ankylosaurus era estrecho y triangular y guardaba en él un pequeño cerebro, su hocico era ancho y la boca, estaba dotada de pequeños dientes con forma de hoja para cortar la vegetación, pero eran poco útiles a la hora de la masticación. Este dinosaurio tenía fusionados los huesos del cráneo y de otras partes del cuerpo para dotar a dichas zonas de mayor fuerza y rigidez. Una de las características del Ankylosaurus es su cola, la cual habría mantenido por encima del suelo gracias a gruesos tendones (parcialmente osificados) y que terminaba en una gruesa y pesada porra de hueso o mazo caudal, formada por osteodermos incrustados en la piel y sujeta de las últimas siete vértebras de su cola, las cuales estaban entrelazadas para dotar de mayor rigidez. Dicha cola habría servido de medio de defensa ante posibles depredadores, ya que es muy posible que el Ankylosaurus pudiese balancearla con la suficiente fuerza como para dañar de gravedad o romper los huesos de sus hipotéticos atacantes. A pesar de su imponente y pesado aspecto, es posible que fuese un dinosaurio capaz de correr al trote a un ritmo razonable gracias a sus poderosas patas, a juzgar por los rastros de huellas que se han descubierto tanto del Ankylosaurus como de otros parientes cercanos a él. Sus restos fósiles son más escasos que los de otros dinosaurios contemporáneos a él.

Pachycephalosaurus (Lagarto de cabeza gruesa).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: Entre 4,5 – 5 metros de longitud y alrededor de 4 metros de altura.

Peso: Hasta 2 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto entre 1859 – 1860 por Ferdinand Vandeveer Hayden y descrito en 1872 por Joseph Leidy. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Montana, Dakota del Sur y Wyoming).

El Pachycephalosaurus era un dinosaurio bípedo herbívoro, cuya característica principal era su gran y gruesa cabeza (sostenida por un corto cuello), cuyas paredes podían alcanzar los 25 centímetros de espesor, lo cual amortiguaría con seguridad su diminuto cerebro del riesgo de recibir golpes en ella. Debía su aspecto extraño, a la hilera de protuberancias óseas que rodeaban la parte superior de su cabeza y su morro. En la parte posterior del cráneo, tenía nódulos huesudos y púas proyectadas hacia delante con puntas posiblemente redondeadas y no agudas. Sus ojos eran grandes, redondeados y estaban orientados hacia delante por lo que es posible que el Pachycephalosaurus tuviese visión binocular, muy útil para estar más alerta ante posibles depredadores. Su hocico era pequeño y el pico acentuado, los dientes también pequeños, tenían con coronas en forma de hoja, lo que indica que tendría una dieta herbívora aunque no se descarta que fuese omnívoro (semillas, frutas, insectos). En cuanto al resto de su anatomía, se piensa que tendría miembros superiores cortos, cuerpo robusto, piernas traseras largas y una cola rígida para equilibrar al dinosaurio y que posiblemente mantendría esa posición gracias a tendones osificados. El Pachycephalosaurus es el máximo exponente dentro de la familia de los paquicefalosáuridos aunque los restos óseos que se conservan de él, no son muy abundantes a excepción de los del cráneo, por lo tanto, los investigadores han reconstruido el resto del animal partiendo de los fósiles de parientes cercanos al Pachycephalosaurus. Hoy los científicos creen que este dinosaurio no habría utilizado su gruesa cabeza para chocar contra miembros de su misma especie, ya sea por razones de dominación o territoriales, ya que su cuello no estaba preparado para soportar ese tipo de golpes violentos, además no hay evidencia de cicatrices provocadas por ese uso en los restos fosilizados que se han encontrado en los cráneos de Pachycephalosaurus.

Triceratops (Cara de tres cuernos).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: 9 metros de longitud y 3 metros de altura.

Peso: Entre 6 – 12 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1887 por Othniel C. Marsh en Colorado (Estados Unidos). Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Wyoming, Montana y Dakota del Sur) y Canadá (Alberta y Saskatchewan).

El Triceratops es uno de los dinosaurios más fácilmente reconocibles. Nos encontramos ante un animal robusto, fuerte, cuadrúpedo, muy voluminoso y con una gran cabeza en la que destaca su volante (recubierto por una fila de epoccipitales) y sus tres cuernos. El cráneo del Triceratops era realmente grande, pudiendo medir 2 metros de longitud, en su picudo hocico de loro, tenía un cuerno no muy largo justo encima de sus narinas y otro de casi un metro sobre cada uno de los ojos del animal.  Dichos cuernos podrían haber tenido tanto una función defensiva como relacionada con el cortejo, siendo rasgo identificativo de cada especie y sexo. Además de los cuernos, el Triceratops poseía un collarín que se extendía por la coronilla y sobre el cuello, dicho collarín estaba recubierto por una capa de piel y fuertemente irrigado por vasos sanguíneos. No tendría una función defensiva en este caso sino termorreguladora y de exhibición sexual o para impresionar a posibles depredadores, en cierta manera sería similar en cuanto a su función a las placas del Stegosaurus. El Triceratops tenía dientes que recubrían el interior de su boca formando baterías, a cada lado de la mandíbula crecían alrededor de 40 columnas de dientes, con aproximadamente 5 dientes agrupados en cada columna, si alguno se rompía era reemplazado poco después. Con esta disposición dental, al Triceratops le habría resultado fácil alimentarse de plantas fibrosas y duras, como cícadas, hojas de palma y helechos. Caminaba sobre cuatro patas realmente poderosas y robustas, las delanteras terminadas en cinco dedos y las traseras en cuatro dedos, todos ellos recubiertos por cascos. Este dinosaurio pertenecía a la familia de los ceratópsidos, todos ellos con cuernos y similares en su aspecto, de ellos, el Triceratops fue su principal género y uno de los últimos dinosaurios en aparecer antes de producirse la gran extinción masiva del Cretácico – Terciario. Aunque hasta la fecha no se ha encontrado un esqueleto completo de Triceratops, sus restos fósiles son de los más abundantes de entre todos los dinosaurios, lo que ha hecho que los científicos tengan una idea bastante aproximada de su aspecto y costumbres.

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte IParte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , ,

10 Respuestas a “Grandes Dinosaurios Herbívoros II

  1. luaaa

    13 marzo, 2014 at 19:08

    Muy bueno y muchas gracias

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: