RSS

Archivo de la categoría: Historia

El Arca de la Alianza

La palabra hebrea aron, usada para denotar el Arca de la Alianza, no nos recuerda una construcción grande, como en el caso del Arca de Noé, sino más bien un cofre o baúl. Generalmente el texto sagrado determina el uso de la palabra; así leemos del Arca del Testimonio (Éxodo 25, 16.22; 26, 33, etc.), el Arca del Testamento (Éxodo 30, 26), el Arca de la Alianza de Yahveh (Números 10, 33; Deuteronomio 10, 8, etc.), el Arca de la Alianza (Josué 3,6, etc.), el Arca de Dios (1 Samuel 3,3, etc.), el Arca de Yahveh (1 Samuel 4, 6, etc.). De todas estas expresiones, la que se ha vuelto más familiar es el “Arca de la Alianza”.

El Arca de la Alianza era una especie de cofre que medía dos codos y medio de largo, codo y medio de ancho y medio codo de alto (medida de longitud equivalente a 45 centímetros). Estaba hecha de madera de acacia, revestida por dentro y por fuera con el oro más puro y tenía a su alrededor una moldura o reborde de oro. Para transportarla tenía en las cuatro esquinas, probablemente en el borde superior, cuatro anillas doradas, a través de las cuales se pasaban dos varales de madera de acacia revestidos de oro, los cuales debían permanecer siempre en las anillas, aun cuando el Arca fuese colocada en el Templo de Salomón. La tapa del Arca, llamada “propiciatorio” (la palabra hebrea correspondiente significa tanto “cubrir” como “hacer la expiación”), era también del oro más puro (Éxodo 25, 10-17).

Sobre el propiciatorio se colocaron dos querubines de oro macizo, uno de cara al otro, con las alas extendidas de modo que cubrieran ambos lados del propiciatorio. Es imposible determinar qué eran exactamente estos querubines; sin embargo, por la analogía con el arte religioso egipcio, se puede suponer que eran imágenes de personas aladas, arrodilladas o de pie. Vale la pena señalar que ésta es la única excepción a la Ley que prohibía a los israelitas hacer imágenes talladas, una excepción tanto más inofensiva a la fe de los israelitas en un Dios espiritual porque el Arca regularmente se mantendría detrás del velo del santuario.

La forma del Arca de la Alianza probablemente fue inspirada por algún artículo del mobiliario de los templos egipcios; pero no debe ser representada como uno de aquellos bari sagrados, o bricbarcas (barco de tres palos), en los que se transportaba solemnemente en procesión a los dioses egipcios; probablemente fue modelada como el patrón de las naos de oro, plata o madera preciosa que contenían las imágenes de los dioses y emblemas sagrados. Según algunos historiadores de Israel modernos, el Arca, de todos modos análoga a los bari usados en la riveras del Nilo, contenían los objetos sagrados venerados por los hebreos, quizás alguna piedra sagrada, meteórica u otra. Tal declaración procede de la opinión que durante su vida nacional temprana los israelitas eran dados no sólo a la idolatría, sino a su forma más tosca, el fetichismo; que primero adoraron a Yahveh en las cosas inanimadas, luego lo adoraron en el toro, como en Dan y Betel, y que sólo alrededor del Siglo VII se elevaron a su concepción de un Dios invisible y espiritual. Pero esta descripción de la historia religiosa israelita no concuerda con las conclusiones más recientes derivadas de los textos. La idolatría de los hebreos no se puede probar más que su politeísmo; por lo tanto el Arca, lejos de ser vista como en la opinión antedicha, debe más bien ser considerada como una señal de la elección que Yahveh había hecho de Israel como su pueblo, y un signo visible de su presencia invisible en medio de su amada nación.

Arca de la Alianza

Réplica del Arca de la Alianza realizada por la empresa Hasbro (Transformers).

Al principio el Arca estaba destinada a contener el testimonio, es decir, las Tablas de la Ley (Éxodo 40, 20; Deuteronomio 10, 5). Luego se le ordenó a Moisés colocar en el tabernáculo, cerca del Arca, una vasija dorada conteniendo un gomor de maná (Éxodo 16, 34), y la vara de Aarón que había florecido (Números 17, 23). Según el autor de la Epístola a los Hebreos (9,4) y las tradiciones judías, éstas fueron puestas dentro del Arca misma. Algunos comentadores, con Calmet, afirman que el libro de la Ley escrito por Moisés había sido asimismo incluido en el Arca; pero el texto dice sólo que el susodicho libro estaba colocado “al lado del Arca” (Deuteronomio. 31,26); además, no está claro cómo se debe interpretar este libro, si era el Pentateuco completo, o el Deuteronomio, o parte de él, aunque el contexto parece favorecer las últimas interpretaciones. Como quiera que sea, sabemos por 1 Reyes 8,9, que cuando el Arca fue colocada en el Templo de Salomón, contenía sólo las Tablas de la Ley.

La parte más sagrada del Arca parece haber sido el oráculo, es decir, el lugar desde donde Yahveh hacía sus prescripciones a Israel. “Allí”, el Señor le había dicho a Moisés, “me encontraré contigo, desde encima del propiciatorio, de en medio de los dos querubines colocados sobre el arca del Testimonio, te comunicaré todo lo que haya de ordenarte para los israelitas. (Éxodo 25, 22). Y de hecho leemos en Números 7, 89 que Moisés “entraba a la Tienda del Encuentro para hablar con Él, oía la voz que le hablaba de lo alto del propiciatorio que está sobre el arca del Testimonio, de entre los dos querubines.”

Yahveh solía hablar a su siervo en una nube sobre el oráculo (Levítico 16, 2). Probablemente, ese era también el modo en que se comunicaba con Josué después de la muerte del primer líder de Israel (Josué 7, 6-11). El oráculo era, por así decirlo, el corazón mismo del santuario, el lugar de la morada de Dios; de ahí que leemos en algunos pasajes del Antiguo Testamento que Yahveh “se sentaba sobre (o más bien, por) el querubín”.

En los últimos años de la historia de Israel los rabinos judíos, con motivo de la reverencia a la santidad de Dios, evitaban pronunciar cualesquiera de los nombres que designaban a la Divinidad en el lenguaje hebreo, tales como El, Elohim, etc., y mucho menos Yahveh, el nombre inefable, es decir, un nombre impronunciable para ninguna lengua humana; en lugar de éstos, ellos usaban metáforas o expresiones que hacían referencia a los atributos divinos. Entre éstos, se volvió muy popular la palabra shekinah, la cual significaba la presencia divina (de shakhan, habitar), de ahí la gloria divina, y había sido sugerida por la creencia en la presencia de Dios en una nube sobre el propiciatorio. El Arca no sólo significaba la presencia en medio de su pueblo, sino que también indicaba las empresas belicosas de Israel; en consecuencia, no podía caer un mayor mal sobre la nación que la captura del Arca por sus enemigos como vemos que sucedió hacia el final del período de los Jueces y quizás también en la toma de Jerusalén por el ejército babilonio en 587 a. C.

Biblia de Maciejowski - David llevando el Arca a Jerusalén

Biblia de Maciejowski – David llevando el Arca a Jerusalén (Siglo XIII).

Las muy ricas horas del Duque de Berry – El Arca transportada al templo (Siglo XV).

Historia.

Según la narrativa sagrada registrada en Éxodo 25, 10-22, Dios mismo había dado la descripción del Arca de la Alianza, así como la del tabernáculo y todos sus accesorios. La orden de Dios fue cumplida al pie de la letra (Éxodo 37, 1-9) por Besalel, uno de los hombres diestros nombrados “para concebir y realizar proyectos en oro, plata y bronce, para labrar piedras de engaste, tallar la madera y ejecutar cualquier otra labor de artesanía” (Éxodo 35, 32-33). Ese día Dios mostró su complacencia al llenar el tabernáculo del testimonio con su gloria, y al cubrirla con la nube que desde entonces sería para su pueblo una señal que los guiaría en sus viajes. No todos los levitas estaban autorizados a guardar el santuario y el Arca, sino que este oficio se le confió a los parientes de Quehat (Números 3, 28).

Durante la vida en el desierto, cuando se levantaba el campamento, Aarón y sus hijos iban al tabernáculo de la alianza y al Santo de los Santos, descolgaban el velo protector que colgaba en la puerta, cubrían con él el Arca del Testimonio, le ponían una cubierta de cuero fino, luego un paño todo de púrpura, y le ponían los varales (Números 4, 5-6). Cuando el pueblo plantaba sus tiendas para acampar por algún tiempo en algún lugar, todo se colocaba de nuevo en su orden usual. Durante los viajes el Arca iba antes que el pueblo; y cuando era levantada ellos decían: “Levántate, Yahveh, que tus enemigos se dispersen, huyan delante de ti los que te odian.” Y cuando se detenían decían: “Vuelve, Yahveh, a las miríadas de Israel.” (Números 10, 33-36). Así el Arca presidía sobre todos los viajes y estaciones de Israel durante su vida nómada en el desierto.

Como se ha dicho antes, el cofre sagrado era el signo visible de la presencia y protección de Dios. Esto se mostró del modo más impactante en diferentes circunstancias. Cuando los espías que habían sido enviados a explorar la Tierra Prometida regresaron y dieron su informe, surgieron murmuraciones en el campamento, que ni las amenazas ni incluso la muerte de los autores pudieron calmar. Contra la voluntad de Dios, muchos israelitas subieron a la montaña para enfrentarse a los amalecitas y cananeos: “ni el arca de la alianza de Yahveh ni Moisés se movieron del campamento” (Números 14, 44). Y los enemigos bajaron y batieron y destrozaron a los presuntuosos hebreos a quienes Dios no ayudaba. Las próximas dos manifestaciones del poder de Yahveh a través del Arca ocurrieron bajo el liderazgo de Josué. Cuando el pueblo estaba a punto de cruzar el Jordán, “los sacerdotes llevaban el arca de la alianza a la cabeza del pueblo. Y en cuanto los que llevaban el arca llegaron al Jordán, y los pies de los sacerdotes que llevaban el arca tocaron la orilla de las aguas… las aguas que bajaban de arriba se detuvieron y formaron un solo bloque a gran distancia… mientras que las que bajaban hacia el mar de la Arabá, o Mar de la Sal, se separaron por completo, y el pueblo pasó frente a Jericó. Los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza de Yahveh se estuvieron a pie firme, en seco; en medio del Jordán, hasta que toda la gente acabó de pasar el Jordán.” (Josué 3, 14-17).

Pocos días después, Israel sitió a Jericó. Por orden de Dios el Arca fue cargada en procesión alrededor de la ciudad durante siete días, hasta que las murallas se derrumbaron al sonido de las trompetas y los gritos del pueblo, dándole así al ejército atacante una abertura al lugar (Josué 6, 6-21). Luego, después de tomar e incendiar a Ay, vemos que el Arca ocupa el lugar más prominente en la solemne reunión del pueblo realizada entre el Monte Garizim y el Monte Ebal (Josué 8, 33).

Arca de la Alianza cubierta

El arca cubierta es portada por sacerdotes levitas con varas de oro, mientras otros sacerdotes hacen sonar las trompetas durante el asedio de Jericó (Grabado del Siglo XVIII).

Al establecerse los israelitas en la Tierra Prometida, se hizo necesario escoger un lugar para erigir el tabernáculo y mantener el Arca de la Alianza; se seleccionó a Silo, en el territorio de Efraín, cerca del centro del territorio conquistado (Josué 18, 1). Allí, de hecho, encontramos la “Casa del Señor” (Jueces 18, 31; 20, 18), durante el período obscuro que precedió al establecimiento del Reino de Israel, con su sumo sacerdote, a cuyo cuidado se había confiado el Arca. ¿Se quedó permanentemente en Silo el precioso paladión de Israel, o era sacado de allí cuando una emergencia lo requería, como, por ejemplo, durante expediciones guerreras? Este punto apenas se puede afirmar. Sea como fuere, la narrativa que cierra el Libro de los Jueces supone la presencia del Arca en Betel. Es cierto que algunos comentadores, siguiendo a San Jerónimo, traducen aquí la palabra Betel como si fuese un nombre común (casa de Dios); pero su opinión parece apenas reconciliable con los otros pasajes donde se halla el mismo nombre, pues los mismos se refieren indudablemente a la ciudad de Betel.

Este no es el lugar para discutir en detalle las diversas explicaciones presentadas para zanjar la dificultad; base decir que no autoriza al lector a concluir, como han hecho muchos, que probablemente existían varias Arcas dispersas por el territorio de Israel. Este señalamiento, de que el Arca era transportada aquí y allá según lo requirieran las circunstancias, es demostrado por lo que leemos en la narración de los eventos que produjeron la muerte de Elí. Los filisteos le habían hecho la guerra a Israel, cuyo ejército en el primer encuentro le dio la espalda al enemigo, fueron derrotados completamente y sufrieron grandes pérdidas. A partir de esto los ancianos del pueblo sugirieron que el Arca de la Alianza fuese traída ante ellos para salvarlos de manos de sus enemigos. Así que el Arca fue traída de Silo y la recibieron en el campamento tales aclamaciones de los israelitas que los corazones de los filisteos se llenaron de pánico. Confiando en que la presencia de Yahveh en medio de su ejército significaba cierta victoria, el ejército hebreo emprendió de nuevo la batalla, para encontrarse con una derrota aún más desastrosa que la primera, y lo que completó la catástrofe fue que el Arca de Dios cayó en manos de los filisteos (1 Samuel 4).

Según la narrativa bíblica, comenzaron para el cofre sagrado una serie de memorables peregrinaciones a través de las ciudades del sur de Palestina, hasta que fue llevada solemnemente a Jerusalén, y nunca más regresó a su antiguo lugar en Silo. Los filisteos opinaron que la toma del Arca significaba una victoria de sus dioses sobre el Dios de Israel, por lo tanto la llevaron a Asdod y la colocaron como un trofeo en el templo de Dagón. A la mañana siguiente hallaron que Dagón había caído de bruces en tierra delante del Arca; lo levantaron y lo colocaron de nuevo en su lugar, y a la mañana siguiente hallaron de nuevo a Dagón en el piso, malamente mutilado. Al mismo tiempo una cruel enfermedad (quizás la plaga bubónica) azotó a los asdodeos, mientras que una terrible invasión de ratas afligió a todo el territorio circundante. Muy pronto se le atribuyeron estos castigos a la presencia del Arca dentro de las paredes de la ciudad, y los consideraron como un juicio directo de Yahveh. Por lo tanto la asamblea de los gobernantes filisteos decidió remover el Arca de Asdod y llevarla a otro lugar. Fue llevada sucesivamente a Gat y a Ecrón, a donde el Arca llevó consigo los mismos azotes que habían causado su remoción de Asdod. Finalmente, luego de siete meses, por sugerencia de sus sacerdotes y adivinadores, los filisteos decidieron renunciar a su pavoroso trofeo.

James Jacques Joseph Tissot - Moisés y Josoué arrodillados ante el Arca (Circa 1896 - 1902)

James Jacques Joseph Tissot – Moisés y Josoué arrodillados ante el Arca (Circa 1896 – 1902).

La narrativa bíblica adquiere aquí un interés especial para nosotros, por la visión que obtenemos del espíritu religioso entre los pueblos antiguos. Construyeron una carreta nueva, tomaron dos vacas que estaban criando, las uncieron a la carreta y encerraron sus becerros en el establo. Pusieron el Arca sobre la carreta, junto con una pequeña caja que contenía ratas doradas e imágenes de sus tumores. Entonces las vacas por sí mismas tomaron el camino derecho hacia el territorio de Israel. Tan pronto los betsemitas reconocieron el Arca sobre la carreta que venía hacia ellos, fueron gozosos a su encuentro. Cuando la carreta llegó al campo de un cierto Josué, se detuvo allí, y como allí había una gran piedra, astillaron la madera de la carreta y ofrecieron las vacas en holocausto a Yahveh. Con este sacrificio terminó el exilio del Arca en la tierra de los filisteos. Sin embargo, el pueblo de Bet Semes no disfrutó por largo tiempo la estancia del Arca entre ellos. Algunos de ellos no se alegraron cuando la vieron, por lo cual Dios los castigó severamente: setenta hombres fueron castigados por su atrevimiento (el texto generalmente aceptado dice setenta hombres y cincuenta mil del pueblo, pero esto es apenas creíble pues Bet Semes era sólo un pequeño lugar en el campo). Asustados por esta señal de la ira divina, los betsemitas enviaron mensajeros a los habitantes de Quiryat Yearim para decirles que los filisteos habían devuelto el Arca, y los invitaron a llevarla a su propio pueblo. Así los hombres de Quiryat Yearim vinieron y se llevaron el Arca a la casa de Abinadab, a cuyo hijo Eleazar consagraron a su servicio (1 Samuel 7,1).

El texto hebreo real, así como la Vulgata y todas las traducciones que dependen de ella, insinúan que el Arca estaba con el ejército de Saúl en la famosa expedición contra los filisteos, narrada en 1 Samuel 14. Este es un error debido probablemente a algún escriba quien, por razones teológicas, sustituyó el “Arca de Dios” por el efod. La traducción griega da aquí la variante correcta; en ningún otro sitio, de hecho, en la historia de Israel, oímos del Arca de la Alianza como un instrumento de adivinación. Por lo tanto, se puede afirmar con certeza que el Arca permaneció en Quiryat Yearim hasta la época de David. Es natural que después que ese príncipe tomó a Jerusalén y la hizo capital de su reino, el desearía hacerla también su centro religioso, con cuyo propósito desearía llevar allí el Arca de la Alianza. De hecho, el Arca indudablemente gozaba de gran veneración entre el pueblo; era vista como el paladión con el cual se asociaba hasta ese entonces tanto la vida religiosa como política de Israel. Por lo tanto, nada pudo realizar más adecuadamente el deseo de David que tal traslado.

Benjamin West - Josué pasando el Río Jordán con el Arca de la Alianza

Benjamin West – Josué pasando el Río Jordán con el Arca de la Alianza (1800).

Leemos en la Biblia dos relatos de tan solemne evento: el primero se halla en el capítulo 6 del Segundo Libro de Samuel; en el otro, de fecha muy posterior, el cronista recopiló la mayor parte del relato anterior con algunos elementos que reflejan las ideas e instituciones de su propio tiempo (1 Crónicas 13). Según la narración de 2 Samuel 6, que es la que seguiremos, David fue con gran pompa a Baalá de Judá, o Quiryat Yearim, para llevarse de allí el Arca de Dios. Fue puesta sobre una carreta nueva y sacada de la casa de Abinadab. Ajyó y Uzzá, hijos de Abinadab, guiaban la carreta, el primero al frente y el segundo al lado, mientras que el rey y el pueblo que estaban con él, escoltaban el cofre sagrado bailando, cantando y tocando instrumentos. Sin embargo, ese día, como el de la venida del Arca a Bet Semés, fue entristecido por la muerte. En cierto punto de la procesión los bueyes resbalaron, Uzzá inmediatamente extendió la mano para sujetar el Arca, pero cayó muerto al instante. David, asustado por este incidente, y ahora renuente a llevar el Arca a Jerusalén, la hizo llevar a la casa de Obededom de Gat, que estaba probablemente en las cercanías de la ciudad. La presencia del Arca fue una fuente de bendición para la casa donde estaba.

Estas noticias animaron a David a completar la obra comenzada. Tres meses después del traslado, por lo tanto, vino de nuevo con gran solemnidad y removió el Arca de la casa de Obededom a la ciudad, donde fue colocada en su lugar en medio del tabernáculo que David había hecho levantar para ella. Una vez más fue sacada el Arca de Jerusalén cuando David tuvo que huir debido a la rebelión de Absalón. Mientras el rey estaba en el valle del Cedrón, el pueblo pasaba ante él hacia el desierto. Entre ellos estaban Sadoq y Abiatar, llevando el Arca; cuando David los vio, les ordenó devolver el Arca a la ciudad: “Si he hallado gracia a los ojos de Yahveh, me hará volver y me permitirá ver el Arca y su morada”. Cumpliendo esta orden, Sadoq y Abiatar devolvieron el Arca a Jerusalén (2 Samuel 15, 24-29). Sin embargo, la tienda que David había levantado para guardar el Arca no sería su última morada. El rey de hecho había pensado en un templo más digno de la gloria de Yahveh. Aunque la construcción de ese edificio sería obra de su sucesor, David mismo se tomó a pecho la consecución y preparación de los materiales para su erección.

Desde el mismo comienzo del reinado de Salomón, éste mostró la mayor reverencia hacia el Arca, especialmente después del misterioso sueño en que Dios le contestó su petición de sabiduría prometiéndole sabiduría, riquezas y honor, él ofreció holocaustos y sacrificios de comunión ante el Arca de la Alianza de Yahveh. (1 Reyes 3, 15). Cuando el Templo y todos sus accesorios hubieron sido terminados, Salomón, antes de la dedicación, reunió a los ancianos de Israel, para que trasladaran solemnemente el Arca desde el lugar donde David la había colocado hasta el Santo de los Santos. De vez en cuando se sacaba de allí, ya sea para acompañar expediciones militares, o para aumentar el esplendor de las celebraciones religiosas, quizás también para cumplir los deseos impíos de reyes malvados. No importa cómo haya sido, el cronista nos dice que Josías ordenó a los levitas regresarla a su lugar en el Templo, y les prohibió sacarla de allí en el futuro (2 Crónicas 35, 3). Pero la memoria de este carácter sagrado pronto pasaría. En una de sus profecías referentes a los tiempos mesiánicos, Jeremías anunció que sería olvidada completamente: “no se hablará más del Arca de la Alianza de Yahveh, no vendrá en mientes, no se acordarán ni se ocuparán de ella, ni será reconstruida jamás.” (Jeremías 3, 16).

James Jacques Joseph Tissot - El Arca de la Alianza

James Jacques Joseph Tissot – El Arca de la Alianza (Circa 1896 – 1902).

Localización actual.

Oculta en el Monte Nebo: Antes de la invasión de los babilonios se dice que el Profeta Jeremías la hizo enterrar en el Monte Nebo (Jordania).

Llevada a Zimbabue: La tribu africana Lemba, la cual presume de ascendencia israelita, ha afirmado en sus tradiciones que sus antepasados, cuando llegaron al sur de África, trajeron consigo una reliquia sagrada llamada Ngoma lungundu o “la voz de Dios”, la cual estuvo un tiempo escondida en una cueva profunda en las montañas Dumghe, su hogar espiritual hasta que fue llevada a un museo, donde se encuentra actualmente.

Oculta en la Iglesia de Santa María de Sion en Aksum: En 1989, un periodista británico, Graham Hancock, aseguró que la legendaria arca perdida no se encontraba perdida, sino a salvo en un templo de Etiopía. Posteriormente han aparecido pruebas arqueológicas que han sustentado esta teoría. Esta teoría se basa en relatos pertenecientes a la iglesia cristiana Copta en Etiopía, que indican que el arca de la Alianza habría sido trasladada secretamente hacía más de 1000 años. Cuenta el libro sagrado de Etiopía, el Kebra Nagast, que en tiempos de Salomón, la Reina de Saba visitó Jerusalén atraída por la sabiduría de su Rey. La Reina de Saba comenzó a ejercer una irresistible atracción sobre el hijo de David, quien pese a sus riquezas e inteligencia no lograba seducir a la bella soberana. Llegaba la hora de que partiera Saba y Salomón consiguió arrancarle una promesa: que en el caso de que se llevase consigo algún bien preciado del reino, consentiría a cambio yacer con él una sola noche. La víspera del viaje, Salomón ofreció a su invitada una cena de exquisitos manjares. Astutamente ordenó que se sazonaran con abundante sal y picantes especias. Tras los postres, la reina tuvo que beber abundante agua para calmar la sed. La reina de Saba cumplió y de aquella única unión nació Menelik I, futuro rey de Etiopía. Relatos indican que años más tarde el joven Menelik fue enviado para recibir educación a casa de su padre en Jerusalén. Pocos años después, a pesar de los esfuerzos de Salomón para que su hijo se quedara, Menelik regresó a Etiopía. La tradición cuenta que, seducido por sus ayudantes, se llevó consigo el arca (algunas teorías postulan que para poder llevarse el arca existió un posible cambio del arca original por el de una copia del arca que Menelik debía llevarse; siendo posiblemente que esa copia sea el arca que se dice fue ocultada en Jordania; otras teorías, en cambio, postulan la posible existencia de dos arcas originales o que tenían la misma importancia, en donde en cada una se guardó posiblemente una de las Tablas de la Ley, siendo una de ellas la que fue llevada a Etiopía). Posteriormente los relatos indican que permaneció primeramente en un templo en la isla de Elefantina del río Nilo. Luego se relata cómo el arca de la Alianza habría sido colocada en una especie de tabernáculo en la isla de Tana Cherkos (Tana Kirkos), ubicada en el lago Tana (lago Tano), donde permaneció durante 800 años. Los relatos señalan que pasado estos 800 años, el rey Ezana de Etiopía decidió trasladar el arca a Axum, siendo finalmente guardada en la Iglesia de Nuestra Señora de Sion. Según los etíopes, es el lugar en donde hasta hoy en día aún permanece y es cuidada por un sacerdote. Este sacerdote, según sus tradiciones, sería un descendiente de uno de los levitas, quienes ayudaban a trasladar y cuidar el arca en sus viajes. Este sacerdote es la única persona a quien se le permite ver el arca de la Alianza guardada en la iglesia de Nuestra Señora de Sion, al igual que ocurría con los levitas según la tradición judía; es por ello que no se ha podido ratificar su permanencia real en esta iglesia, aunque todas las pruebas arqueológicas indicarían que esta teoría sería auténtica. Escondida en el Pozo del Dinero de la Isla del Roble: Una teoría (de la que no hay muchas pruebas) asegura que después de la Tercera Cruzada, los Caballeros Templarios (lo más probable es que haya sido un grupo francés de esta orden) se la habrían llevado a Escocia, donde la familia noble Sinclair los habría ayudado a trasladarla a un lugar más alejado y por tanto más seguro. Este lugar sería una isla cerca de Nueva Escocia llamada Isla del Roble o Oak Island (en inglés). En esa isla se encuentra un pozo, apodado el pozo del dinero, famoso por la inaccesibilidad de su fondo y el misterio que lo rodea, ya que nadie sabe con certeza quién lo construyó o cuándo, aunque se propone que fueron integrantes de la flota naval francesa, cosa que sería viable dada la gran influencia templaria en esa zona.

Iglesia de Santa María de Sion

Oculta bajo el Monte Calvario: Ron Wyatt (1933-1999), un arqueólogo bíblico aficionado famoso por afirmar haber descubierto numerosos lugares y artefactos relacionados con la arqueología bíblica, la ubica en lo que se denomina el Jardín de la Tumba, en el Monte de la Calavera de Jerusalén. Su descubrimiento ha sido desmentido por científicos, historiadores y eruditos bíblicos por varios motivos como la total ausencia de pruebas (grabaciones o fotografías) y dar una descripción demasiado parecida a la ofrecida por el libro del Éxodo, pese a los miles de años transcurridos sin restauración ni mantenimiento alguno, además de discordar con la descripción existente en el Deuteronomio. Sin embargo, el trabajo de Wyatt sigue teniendo algunos seguidores entre grupos fundamentalistas cristianos.

Escondida en el Pozo del Dinero de la Isla del Roble: Una teoría (de la que no hay muchas pruebas) asegura que después de la Tercera Cruzada, los Caballeros Templarios (lo más probable es que haya sido un grupo francés de esta orden) se la habrían llevado a Escocia, donde la familia noble Sinclair los habría ayudado a trasladarla a un lugar más alejado y por tanto más seguro. Este lugar sería una isla cerca de Nueva Escocia llamada Isla del Roble. En esa isla se encuentra un pozo, apodado el pozo del dinero, famoso por la inaccesibilidad de su fondo y el misterio que lo rodea, ya que nadie sabe con certeza quién lo construyó o cuándo, aunque se propone que fueron integrantes de la flota naval francesa, cosa que sería viable dada la gran influencia templaria en esa zona.

Oculta dentro del Templo de Jerusalén: Un grupo de rabinos afirma que tras la caída de Jerusalén, que devino en la destrucción y saqueo del Primer Templo a manos babilónicas, el arca habría sido enterrada en el monte Moriá, donde se habría ubicado el antiguo templo. Según estos religiosos, el cofre sagrado no se menciona entre los tesoros devueltos por los persas, por lo que debió sobrevivir al saqueo al ser enterrado por los levitas. Estos habrían muerto en la caída de la ciudad sin dar la ubicación del arca. Hoy su búsqueda es casi imposible porque en ese sitio se alza el Domo de la Roca. En una entrevista para The Telegraph, el rabino Chaim Richman, director del Instituto del Templo cuya finalidad es fomentar la reconstrucción del Templo de Salomón en Israel, señaló que el Arca del Pacto o Arca de la Alianza estaría oculta a un kilómetro de allí, en cámaras subterráneas, cavadas en los días de Salomón.

Indiana Jones En Busca del Arca Perdida

El Arca de la Alianza tal y como fue representada en la famosa y aclamada película de Indiana Jones En Busca del Arca Perdida (1981).

Fuentes: Enciclopedia Católica Online, Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Clinton Road, la carretera del horror

Clinton Road es una carretera que se encuentra en West Milford, Condado de Passaic, Nueva Jersey (Estados Unidos). Recorre en una dirección generalmente Norte-Sur, a partir de la Ruta 23, cerca de Newfoundland y alargándose aproximadamente 16 kilómetros hasta su término norteño en Greenwood Lake, atravesando durante todo su recorrido una región densamente boscosa.

clinton-road-google-earth

Vista desde Google Earth de Clinton Road y sus alrededores.

La zona a su alrededor ha ganado notoriedad en los últimos años como un área plagada de muchas leyendas de sucesos paranormales tales como avistamientos de fantasmas, criaturas extrañas y reuniones de brujas, satanistas e incluso del Ku Klux Klan. También se rumorea que asesinos profesionales ocultan cuerpos resultantes de sus crímenes en los bosques de los alrededores, con un caso registrado de que esto realmente ha sucedido. Este punto ha sido un tema constante de debate en la revista Weird NJ, que en una ocasión dedicó un número entero a ella. En palabras de un jefe de policía local: “Es un tramo largo, solitario y hace que la imaginación se vuelva loca”.

Hay muy pocas casas a lo largo de la carretera y gran parte de la propiedad adyacente no está desarrollada, los bosques son de propiedad pública (ya sea de la ciudad de Newark, de las cuencas hidrográficas y del propio estado). La propia carretera es estrecha, posee dos carriles y recibe poco mantenimiento, ya que no es parte del sistema de rutas del condado de New Jersey e incluso hasta hace relativamente poco tiempo algunos de sus tramos estaban sin pavimentar, ya que conecta dos zonas población escasa  el crecimiento mínimo, tiene poco tráfico, incluso en las horas punta del día.

Esta carretera es también famosa por tener el semáforo con más larga duración del país en espera. Esto ocurre en una doble intersección donde la ruta 23 cruza la carretera. Las dos luces rojas pueden causar que los automovilistas esperen hasta cinco minutos en total. La larga espera fue el resultado de los planificadores de tráfico que dan mayor prioridad a la Ruta 23 para reducir los atascos en horas punta pero que causa enfados en otros conductores: http://www.nj.com/news/index.ssf/2010/06/nj_motorists_continue_to_be_fr.html

La carretera como el embalse y el arroyo del área, reciben el nombre del asentamiento de Clinton (hoy desmantelado) que se ubicaba donde la calzada cruza hoy el arroyo.

clinton-road

Vista de un tramo de Clinton Road.

Tenemos multitud de leyendas en esta zona, así como una gran cantidad de reportes de multitud de personas que aseguran haber sido testigos de sucesos extraños (con mayor o menos grado de paranormalidad) tanto en la propia carretera como en su área circundante:

  • El niño fantasma del puente: En uno de los puentes sobre el Arroyo Clinton (la Curva del Muerto). Si alguien pone una moneda de 25 centavos sobre la línea amarilla del camino y se queda esperando, a medianoche la moneda le será devuelta por el fantasma de un niño. Hay dos versiones sobre el chico: O se ahogó nadando en el arroyo, o se cayó al agua mientras estaba sentado en el borde del puente. Hay quien asegura que el niño fue atropellado por un auto y que aparece para recrear esa situación: cuando alguien presencia la escena e intenta salvarlo, el fantasma, ingrato, lo empuja al agua.

  • Otros fantasmas: Hay testigos que afirman haberse topado con los fantasmas de dos guardabosques fallecidos en 1939 en el bosque que rodea Clinton Road, más concretamente en Terrace Pond. También se dice que en ocasiones se ha visto a gente extrañamente vestida que aparece y desaparece sin previo aviso por el arcén y alrededores de la carretera.

  • Camión y otros vehículos fantasma: Hay diversos testimonios de personas que aseguran haber sido acosados en esta carretera por vehículos extraños, desde coches hasta camiones e incluso faros flotantes. Estos “vehículos” supuestamente aparecen como de la nada para luego terminar desapareciendo sin previo aviso cuando los conductores llegan al final de Clinton Road. Uno de los casos más famosos es el de un Camaro conducido por una chica que falleció en 1988 en un accidente en Clinton Road. Se dice que el fantasma de esta chica se aparece solamente si alguien menciona la leyenda mientras se conduce por esta zona. Hay informaciones de conductores aparentemente sin cabeza que se aparecen por esta calzada.

  • Templo druida: Una estructura cónica destaca al Este de la carretera y Sur del embalse. Se decía que era un lugar donde los druidas realizaban sus rituales e incluso que atrapaban a gente que se acercaba demasiado para luego someterlos a terribles torturas, pero en realidad estas leyendas no son exactas. La edificación en realidad es una planta de fundición (horno) en desuso desde la Guerra de Independencia y la Guerra de 1812.  Fue incluido en el registro nacional de lugares históricos como Horno de Clinton en 1976.

horno-de-clinton-road

cartel-del-horno-clinton

Cartel que señala el lugar donde se ubicaba el horno-fundición de Clinton.

  • Cross Castle: En 1905 un hombre llamado Richard Cross construyó un castillo para su esposa y tres hijos. Años más tarde la edificación sufrió un incendio por lo que quedó prácticamente en ruina, convirtiéndose así en un lugar frecuentado por excursionistas que buscan zonas apartadas para acampar. Varios visitantes de las ruinas de Cross Castle han reportado diversos sucesos extraños como convulsiones repentinas, cardenales en el cuerpo sin haberse golpeado con nada, visiones inquietantes, etc. También se habla de inscripciones y dibujos satánicos en el interior de las paredes del viejo castillo.

cross-castle

Cross Castle.

cross-castle-pintadas-satanicas

Pintadas satánicas en el interior de Cross Castle.

  • OVNIS: Se han avistado luces extrañas sobre el agua de varios de los lagos que hay a lo largo de Clinton Road.

  • Otras criaturas: Se dice que se han visto de noche desde perros extraños, hasta criaturas con forma de mono e híbridos no identificables en la zona de Jungle Habitat en West Milford, donde en el pasado hubo un safari y parque temático, clausurado en 1976. Muchos creen que tras el cierre del parque algunos animales escaparon al bosque circundante y que estos animales serían los causantes de algunos de los avistamientos. También corre la leyenda de los caníbales en Clinton Road, se dice que si cuando vas conduciendo te encuentras con un tronco cortando la carretera, des media vuelta y huyas lo más rápido posible para no caer en la trampa de estos seres que supuestamente habitan el bosque.

jungle-habitat

Restos del desaparecido Jungle Habitat.

  • El Hombre de Hielo: “The Iceman”, con este apodo se conocía a Richard Kuklinski, psicópata y asesino a sueldo de la mafia, contratado principalmente por las Cinco Familias de Nueva York (asociado a la Familia Gambino) y por la Familia criminal DeCavalcante (radicada en Newark, New Jersey). En Mayo de 1983 un ciclista encontró un buitre devorando los restos de un cadáver. La autopsia reveló que era un hombre y que había sido asesinado, pero también descubrió algo muy singular: había cristales de hielo en sus venas más cercanas al corazón. Como consecuencia, sus órganos se habían descompuesto mucho más lentamente que su piel. La conclusión de los médicos fue que habían congelado el cuerpo después de matarlo para confundir a la policía sobre la hora de su muerte. La investigación posterior condujo al arresto del mencionado anteriormente, Richard Kuklinski.

richard-kuklinski

Fotografía policial de Richard Kuklinski en 1982. Falleció con 70 años el 5 de Marzo de 2006 en el ala de seguridad del centro médico de St. Francis en Trenton (Nueva Jersey), donde había sido traslado por motivos de salud de la cárcel donde cumplía una doble cadena perpetua por cinco asesinatos. Se cree que durante su actividad criminal pudo asesinar en torno a 100 – 250 personas por cuenta propia y por diversos contratos con la mafia.

A lo largo de Clinton Road hay carteles que advierten de que está prohibido entrar sin permiso en los bosques que se extienden a ambos lados de la carretera, a pesar de ella es una zona frecuentada en ocasiones por amantes de lo paranormal, tanto aficionados como profesionales. Aunque muchos escépticos afirman que la mayoría de hechos reportados en Clinton Road son fruto de meras leyendas urbanas, no es menos cierto que l caso más terrorífico sucedido en sus alrededores sea cierto, como es el de los asesinatos de Kuklinski, el infame sicario de la mafia. No obstante, la zona densamente arbolada que rodea Clinton Road le otorga un aura de misterio innata, es de esos lugares en donde lo imposible quizá sí se hace realidad.

clinton-road

Fuentes: Wikipedia, New York Daily News, Weird NJ, National Paranormal Association, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Leyendas del perro negro

El perro negro fantasmal es un ente espectral presente en el folclore de las Islas Británicas principalmente pero también en otras partes del mundo como España. En la mitología europea, los perros se han asociado desde tiempos remotos con la muerte. Ejemplos de esto son las Cŵn Annwn, Garm y el Cerbero, todos ellos de alguna manera tutores del inframundo. Esta asociación parece ser debida a los hábitos caninos de rebuscar en la basura y escarbar la tierra para enterrar huesos. Es posible que el perro negro sea una supervivencia de estas creencias.

Johannes Gehrts – Hela en compañía de Garm (1889).

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las historias de perros negros fantasmales abundan en Gran Bretaña, casi cada condado tiene su propia variante, desde el Black Shuck de East Anglia al Padfoot y la Bogey Beast de Yorkshire. Los perros negros fantasmales se han presenciado con demasiada frecuencia en los tiempos modernos, a medio camino entre las leyendas y el folclore pero a menudo ambos tienen origen en hechos reales. Hay varias teorías para explicar los fenómenos y parece que poseen muchos rasgos comunes en los avistamientos.

En apariencia los fantasmas varían de una región a otra, pero no es raro que se les describa con el tamaño similar a un becerro, ojos grandes y un pelaje denso. Los perros fantasmales no son siempre de color negro, sin embargo, el que se supone que ronda la zona alrededor Cawthorpe y Haugham en Lincolnshire, es descrito como blanco, pero tiene ojos muy redondos (con forma de plato) y es tan grande como un becerro. El Cu Sith, el perro de hadas tradicional de Escocia es de color verde oscuro, con una cola peluda hasta su parte posterior. Los perros negros la mayoría de las veces están asociados a una ubicación específica, como una vieja vía, una antigua pista o camino o un carril.

Ha habido algunos intentos de clasificación de los perros fantasmales; el folclorista Theo Marrón divide los fenómenos de perro negro en tres tipos distintos A, B y C.

(A) Es un perro demonio que cambia de forma.

(B) Un oscuro perro negro del tamaño de un ternero y con abundante pelaje.

(C) Un perro que aparece en la misma fecha temporal que ciertos festivales antiguos en zonas específicas del país. Katherine Briggs, folclorista de renombre, los divide a su vez en perros demonio, fantasmas de seres humanos y fantasmas de perros convencionales.

En las tradiciones locales de los avistamientos de perros negros en Gran Bretaña, estos son vistos como presagios de muerte, especialmente los que se observan en antiguos cementerios de iglesias como en Kirk Grim (Kirk es la palabra escocesa para la Iglesia), que se cree que representan una memoria popular de un sacrificio. El perro negro que solía frecuentar el Castillo de Peel y un cementerio cercano a la Isla de Man, es una de esas sombrías apariciones, que se dice que ha asustado un centinela del lugar hasta la muerte. Otros avistamientos desde el Sur de Inglaterra se han relacionado con muertes súbitas coincidentes, algo similar a lo que ocurre en la leyenda de la Banshee.

Una de las leyendas más famosas sobre un perro negro es la que se refiere a Richard Cabell. Richard Cabell vivió durante el 1600 y fue el escudero local en Buckfastleigh. Tenía una pasión por la caza y era lo que en aquellos días se describía como un “hombre monstruosamente malo”. Ganó esta reputación por, entre otras cosas, su inmoralidad y por haber vendido su alma al diablo. También se rumoreaba que había asesinado a su esposa. El 5 de Julio de 1677 falleció y lo enterraron en su sepulcro, pero eso fue sólo el comienzo de la historia. La noche de su entierro apareció un fantasma con forma de perro caminando por todo el páramo y aullando en su tumba. Desde esa noche en adelante, se puede encontrar el fantasma por lo general en el aniversario de su muerte. Si éste no se va de caza se lo puede encontrar en su tumba aullando y chillando. Esta leyenda inspiró a Arthur Conan Doyle a escribir su famosa novela El Sabueso de los Baskerville (1902).

el-sabueso-de-los-baskerville

Sidney Paget – Ilustración para El Sabueso de los Baskerville (1901).

Los siguientes dos casos se refieren a muertes reales por un perro negro hace más de cuatrocientos años, aunque es probable que ambos eventos fueron el resultado de fenómenos atmosféricos extremos como el caso de la caída de potentes rayos:

  • Una veleta en el mercado de Bungay (Suffolk), representa un perro negro con un destello de iluminación, que conmemora un evento ocurrido el Domingo 4 de Agosto de 1577. Entre las nueve y las diez de la mañana, mientras que los feligreses de Bungay estaban en la iglesia, una temible y violenta tormenta estalló, lo que provocó que el cielo se oscureciera y la iglesia temblara. De repente, en medio de la tormenta, un perro negro apareció dentro de la iglesia. Iluminado por los destellos de fuego, corrió por el cuerpo de la iglesia causando gran temor y el pánico. Se deslizó entre dos personas que se arrodillaron en oración, matándolos al instante y a otro hombre le provocó quemaduras graves, aunque sobrevivió.
  • Alrededor de 11 kilómetros de distancia de Bungay, en Blythburgh, aproximadamente al mismo tiempo, otro perro negro (o el mismo fenómeno) apareció en la iglesia parroquial precedida por la misma tormenta. Este perro negro golpeó y mató a tres personas y llenó de marcas de quemaduras la puerta de la Iglesia del Norte, marcas que todavía se pueden ver hoy en día.

Estos dos ejemplos sugieren fenómenos relacionados con las condiciones meteorológicas, tal vez algún tipo de pequeño e infrecuente rayo en bola, justificados por el hecho de que una persona fue quemada, y las marcas de quemaduras en la puerta de la iglesia. Es difícil hacer juicios precipitados debido al largo lapso de tiempo necesario a partir de los eventos registrados.

Otros perros fantasmas son más benévolos, existen historias de personas que son ayudados en lugares aislados y peligrosos. Por ejemplo Augustus Hare en su libro In My Solitary Life narra una historia común que escuchó acerca de un hombre llamado Johnnie Greenwood, de Swancliffe. Johnnie tenía que viajar a través de un bosque en la oscuridad durante aproximadamente kilómetro y medio para llegar a su destino. En la entrada del bosque fue acompañado por un perro negro, que repiqueteaba junto a él hasta que emergió de los árboles, con lo cual desapareció tan rápido como había llegado. En su viaje de retorno a través del bosque, el perro se le unió de nuevo en el sendero del bosque oscuro, y desapareció misteriosamente cuando salió de él. Al parecer, algunos años más tarde, dos presos condenados a muerte confesaron que habían decidido robar y asesinar a Johnnie esa noche en la arboleda, pero la presencia del gran perro negro les había detenido.

Perro negro

En Gales existe la leyenda de Gwyllgi, el “Perro de la Oscuridad”, una temible aparición siniestra con aliento de fuego y brillantes ojos rojos. También está relacionado con el espectral Cŵn Annwn, conectado con el reino del otro mundo de Annwn, referido a las Cuatro Ramas de Mabinogi, en otros lugares, sin embargo, se describe como blanco y deslumbrante en vez de negro como en el texto medieval.

En España cabe destacar la leyenda del perro negro de San Lorenzo de El Escorial. Todo sucedió en la noche del 21 de Junio de 1577 (otras fuentes aseguran que fue la noche del 25 de Agosto), mientras los frailes rezaban maitines. El aullido del perro negro era tan fuerte que tuvieron que interrumpir los rezos. El padre Villacastín y otros tres monjes salieron a buscarlo y consiguieron atraparlo, resolviendo el misterio, pues al parecer se trata de un perro que se le había perdido al marqués de las Navas. Sin embargo, el perro negro fue ajusticiado, para acallar los rumores, quizá, pues durante meses permaneció colgado de uno de los arcos del claustro grande, donde todo el mundo podía verlo. La leyenda cuenta que el perro negro regresó para atormentar a Felipe II hasta en su mismo lecho de muerte, en donde el monarca aseguraba oír los aullidos y ladridos del perro sacrificado hace años. También se dice que un perro negro con ojos rojos e incluso cadenas se aparecía durante la construcción del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial con el objetivo aparente de ralentizar las obras.

Michel-Ange Houasse – Vista del Monasterio de El Escorial (1723).

En los EE.UU. se dice que un doble conjunto de perros negros deambulan por el lado Norte del Tennessee medio, cerca del condado de Macon. La leyenda cuenta que dos cachorros negros fueron adoptados por un cruel agricultor, tan malo que el Diablo no le permitió entrar en el infierno, dándole la tarea de perseguir a los viajeros incautos tras el toque de medianoche. Algunas historias dicen que la muerte es rápida; otros aseguran que tarda días, meses, o años después de ver a las bestias demoníacas. Otros dicen que la muerte no ocurre en absoluto, sino que algo “malo” va a suceder a alguien cercano al ver los ojos de los dos perros. Por último, algunas historias cuentan se saltan al malvado agricultor y el perro tiene múltiples cabezas y es, en realidad, el perro Cerbero que vigila las puertas del infierno. Esta historia podría haber sido creada para respaldar las afirmaciones sobre satanismo en el condado que algunos han hecho.

Perros negros con ojos ardientes se presentan en toda América Latina desde México hasta Argentina en virtud de una gran variedad de nombres: el Perro Negro Nahual (México), Way Pek (Yucatán, México) (alternativamente escrito Uay Pek/Way/Waay Pek), el Cadejo (América Central), El Perro Familiar (Argentina), el perro prieto en Panamá, que se aparece en Corpus Christi y el Lobizón (Paraguay y Argentina). Por lo general son encarnaciones del Diablo, un demonio o un brujo transformado.

black shuck

Página que habla sobre la aparición del Black Shuck en la Iglesia de Bungay, en Suffolk (1577).

Los perros negros a menudo parecen rondar carriles antiguos, rastros, cruces de caminos, cementerios antiguos y lugares de yacimientos prehistóricos. Muchos de estos rincones se asociaron con supersticiones locales y de lo siniestro, que son lugares límite, donde se pensaba que el velo entre el mundo convencional y el “otro lado” parece ser bastante delgado. Se ha sugerido que representan algún tipo de energía o fenómeno natural moldeado por la mente en un arquetipo que toma forma de perro negro. Hay una gran cantidad de trabajos realizados por investigadores del misterio que sugieren que ciertas condiciones geofísicas pueden afectar a la mente humana. Estos lugares fueron ya reconocidos por el hombre antiguo, y es por eso que los perros negros (como alguna forma de arquetipo) aparecen en los lugares de antigua santidad. Esta misma teoría se ha aplicado a otros fenómenos inexplicables como es el caso de las apariciones fantasmales.

Lugares en donde se ahorcaba a reos (a menudo en cruce de caminos) también eran comunes refugios de los perros negros. Estas apariciones se ven a menudo como el espíritu del criminal ejecutado, como el perro que se dice que acecha en un lugar de ejecuciones en Tring, Hertfordshire: Una anciana fue ahogada por brujería en Tring en el año 1751. Un deshollinador acusado del crimen fue colgado en un patíbulo cerca del lugar del crimen. Un perro negro llegó a rondar el lugar donde se situó la horca, y fue visto por el maestro del pueblo. Lo describió como lanudo, tan grande como un Terranova, con orejas largas y una cola, ojos como de fuego llameante y los dientes largos. Es interesante observar que en un principio el perro negro apareció como con forma de llama. Las llamas y la tierra quemada suelen estar asociadas a otros avistamientos del perro negro.

Estos supuestos espíritus fantasmales también son vistos como guardianes de tesoros, especialmente en Escocia. Un perro negro se decía que era el custodio del tesoro enterrado debajo de una piedra ubicada cerca Murthley en Perthshire.

perro-negro

Fuentes: Wikipedia, mysteriousbritain, abc.es, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

Stavkirke, iglesias de madera

Stavkirke es una palabra noruega con la que se nombra a un tipo particular de templos cristianos medievales construidos de madera, anteriormente comunes en la Europa del Norte pero en el presente confinados casi exclusivamente en Noruega. Las más antiguas tienen edades superiores a los 800 años.

Durante la Edad Media, se construyeron inmensas catedrales de piedra en muchas partes de Noruega pero también se usó una técnica similar para construir en madera. Gracias al interés de los vikingos por la construcción de barcos y viviendas, la técnica y la tradición de la talla de madera se desarrollaron aún más, culminando el trabajo culminó con las stavkirke. Hay varios tipos de iglesias de madera, pero una cosa que tienen en común son los postes angulares (stav) y un marco de madera con tablones que se aguantan sobre soleras que a su vez se halla asentado sobre cimientos de roca, protegiendo a la madera de la humedad. La técnica relaciona a las stavkirke con el entramado de madera, y les confiere, además de resistencia a las condiciones climáticas, estabilidad y rigidez. Estas paredes se conocen como paredes stav, y de aquí el nombre de stavkirke. Las puertas y remates de madera de estas iglesias fueron bellamente talladas. Las decoraciones en el interior incluyen una interesante combinación de motivos cristianos y lo que se presume son temas Vikingos pre-cristianos con animales y dragones.

La planta de las stavkirke más sencillas se divide en una nave y un coro, mientras las más evolucionadas se asemejan a las basílicas románicas, con el techo escalonado y pilares en el interior de la nave. Esa similitud, además de la decoración escultórica y pictórica, ha hecho suponer que las stavkirke tienen sus orígenes en el arte románico, pero esta teoría no es compartida por varios expertos. En la actualidad, quedan en pie 28 stavkirke medievales en Noruega, una en Suecia y una más en Polonia (esta última de origen noruego). Entre las más conocidas figuran la Iglesia de Borgund, de espectacular diseño y la mejor representante del género, y la Iglesia de Urnes, probablemente la más antigua y un descollante ejemplo del arte decorativo nórdico, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las stavkirke llegaron a ser comunes durante la Edad Media en el Noroeste de Europa. Sólo en Noruega, se considera que existieron en un número aproximado de 2000. El número de stavkirke construidas en otras partes de Europa y en Islandia se desconoce. Anteriormente, se creía que las stavkirke habían sido el primer tipo de templos cristianos construidos en Escandinavia, pero ahora se sabe de la existencia de una forma más antigua, las llamadas iglesias de postes, si bien las diferencias entre ambos tipos de templos llega a ser bastante pequeña. Las stavkirke fueron consideradas obsoletas desde la Edad Media y se reemplazaron casi en su totalidad. En Noruega, no fueron reemplazadas tan rápido como en otros lugares de Europa, y varias de ellas alcanzaron el Siglo XIX.

La materia prima más común para la construcción de las stavkirke fue la madera de pino (Pinus sylvestris). Para la construcción del armazón se utilizaron pinos bastante crecidos, cuyos troncos tuvieran un diámetro lo suficientemente grande y con abundante duramen en su madera. El duramen se halla impregnado de resina de manera natural, evitando la infección por agentes biológicos. En otros lugares se utilizaron otras especies vegetales. En Dinamarca, el norte de Alemania e Inglaterra se utilizó principalmente la madera de encino. La iglesia sueca de Hedared también fue construida con encino.

Algunos investigadores sugieren que las stavkirke son resultado de un intento de trasladar la arquitectura de las iglesias románica en piedra a la madera, pero esta teoría no ha resultado ser muy respaldada, ya que si bien existen elementos decorativos similares, el método de construcción es muy distinto. Una teoría respecto al origen de las stavkirke que parece más fundamentada es la que nos dice que muchas de estas iglesias fueron templos paganos en sus inicios o se construyeron sobre antiguos edificios de culto pagano, como es el caso de la Iglesia de Mære. 

Decoración de las stavkirke de Urnes y Tønjum e interior de la stavkirke de Borgund (Izquierda a derecha).

Las stavkirke se clasifican en dos tipos:

Tipo A: En la base de las iglesias Tipo A hay cuatro soleras sobre un cimiento de rocas poco profundo. Estas soleras están interconectadas entre sí por muescas y espigas en sus extremos, formando un marco cuadrado rígido. Los postes esquineros (stav) se cortaban en cruz en su extremo inferior, y la espiga resultante se colocaba sobre una muesca en cada esquina del marco de soleras. En el lado superior de las soleras hay un surco en el que están colocados verticalmente los tablones (veggtilene) de los muros a manera de cuñas. El armazón de la iglesia se terminaba con una solera superior (stavlægje) con un surco en su lado inferior, en el que se introducía el extremo superior de los tablones de los muros. Las soleras superiores sostienen la armadura del techo; ésta consiste de un sistema en tándem formado por un par de cabrios principales (taksperre), que dan la inclinación al techo y sostienen el travesaño, y un par adicional de vigas en tijera (saksesperre), que funcionan como puntales de los cabrios. Tanto cabrios como vigas de tijera parten de un mismo punto en la solera superior. Además, hay viguetas perpendiculares que conectan a cada cabrio con el del lado opuesto; el resultado es una especie de celosía bastante rígida. Las stavkirke de Tipo A se subdividen a su vez en tres subgrupos.

  • Sencillo. Tienen una nave rectangular y un coro más pequeño casi cuadrado. Fue el estilo más común en el siglo XII. Las stavkirke de Haltdalen y Hedared pertenecen a este tipo. Algunas de estas sencillas iglesias fueron derribadas en algún momento y reconstruidas en iglesias alargadas.
  • De poste central. Tienen en el centro de la nave un poste bastante largo que alcanza la armadura del techo. Esta variación está representada en Numedal y Hallingdal y data aproximadamente de 1200. Las únicas tres stavkirke de este tipo en la actualidad son Høyjord, Nore y Uvdal.
  • Alargado. Las iglesias alargadas tienen un plano rectangular con nave y coro de la misma anchura; regularmente, la nave ocupa dos tercios de la longitud total. Hay además postes intermedios en los muros. A diferencia de otras stavkirke, tienen viguetas sobre la nave, donde inicia el techo, como si formaran parte del armazón de un plafón. Pueden tener también puntales exteriores que conectan a los muros con el suelo del exterior, como las iglesias de Kvernes y Rødven (aunque no se sabe con certeza si sus puntales son originales).

Tipo B: Estas iglesias fueron llamadas anteriormente iglesias de tres naves para distinguirlas de las de Tipo A, de nave única. Esa denominación empleada, entre otros, por Lorenz Dietrichson, ha caído en desuso, pues implicaba que las stavkirke tenían una nave central y dos laterales, es decir, una disposición de basílica. Sin embargo, lo característico de las stavkirke con sala central es un deambulatorio (omgang), que rodea a la sala central (mitrom) por los cuatro costados, a diferencia de las naves laterales. En todo caso, las stavkirke muestran cierta similitud con las iglesias de planta central, con la diferencia que la sala central de las stavkirke es siempre rectangular. Sobre los cimientos de piedra hay cuatro gruesas vigas de madera (grunnstokker) que se cruzan entre sí y forman un rígido armazón en forma de un signo #. Cada viga se extiende entre 1 – 2 metros más allá del punto de intersección. Los extremos de las vigas sostienen las soleras de los muros exteriores, formando un marco cuadrado horizontal independiente del marco cuadrado central formado por las vigas gruesas. Los postes de la sala central se colocan en el cuadro central y son los encargados de sostener el techo elevado de la sala central. En el marco horizontal exterior de soleras reposan las cuatro paredes de tablones con sus postes esquineros, que son las que sostienen el techo bajo del deambulatorio que rodea a la sala central. Así, dando una impresión de basílica, el techo queda dividido en 2 niveles y la sala central y el deambulatorio permanecen divididos por hileras de postes a manera de pilares. Los postes de la sala también se conectan a las soleras superiores de los muros por medio de vigas, lo que le da a la iglesia rigidez lateral. Casi en la cima de los postes se insertan entre éstos las soleras superiores para soportar los muros de la sala central, que quedan en contacto con el exterior. En el extremo superior de los muros de la sala se coloca un tercer marco de soleras, del que parten las vigas del techo, en una disposición similar a las stavkirke de Tipo A. Las stavkirke de Tipo B se subdividen a su vez en dos subgrupos.

  • Grupo Kaupanger: Donde los postes de la sala central forman una arcada y su ornamentación, por ejemplo los capiteles, parece inspirada en el arte románico. Parte de este grupo son las iglesias de Kaupanger, Urnes, Hopperstad y Lom.
  • Grupo Borgund: En estas iglesias los postes centrales se interconectan entre sí a través de tirantes en forma de X («cruces de San Andrés»), que se distribuyen en la parte intermedia del alzado central. El nivel de las cruces se asemeja al triforio de las basílicas de piedra (sobre las cruces hay además un nivel de arcaturas decorativas, como en los triforios). Además, por abajo y por arriba de este «triforio» puede haber maderos horizontales en forma de cepos (tang) que mantienen rígidos a los postes. La rigidez resultante hace posible omitir la parte inferior de los postes de la sala, como sucede en algunas stavkirke donde sólo los cuatro postes esquineros se conectan con el piso (ver la imagen de la iglesia de Gol). Forman parte de este subgrupo las iglesias de Borgund, Gol, Hegge, Høre, Lomen, Ringebu y Øye.

Noruega 🇳🇴

stavkirke-de-borgund

Iglesia de Borgund (Finales del Siglo XII).

stavkirke-de-flesberg

Iglesia de Flesberg (Circa 1200).

Iglesia de Fortun o Fantoft (Circa 1150, quemada el 6 de Junio de 1992 y reconstruida completamente en 1997).

stavkirke-de-gol

Iglesia de Gol (1212).

stavkirke-de-haltdalen

Iglesia de Haltdalen (1170 – 1179).

stavkirke-de-heddal

Iglesia de Heddal (Segunda mitad del Siglo XII).

stavkirke-de-hopperstad

Iglesia de Hopperstad (1140).

stavkirke-de-hore

Iglesia de Høre (1180).

stavkirke-de-hoyjord

Iglesia de Høyjord (Segunda mitad del Siglo XII).

Iglesia de Kaupanger (1190).

stavkirke-de-kvernes

Iglesia de Kvernes (Segunda mitad del Siglo XIV).

stavkirke-de-lom

Iglesia de Lom (1158).

Iglesia de Nore (1167).

stavkirke-de-oye

Iglesia de Øye (Segunda mitad del Siglo XII).

stavkirke-de-ringebu

Iglesia de Ringebu (Primer cuarto del Siglo XIII).

stavkirke-de-rodven

Iglesia de Rødven (Circa 1200).

stavkirke-de-torpo

Iglesia de Torpo (1192).

Iglesia de Undredal (Mitad del Siglo XII).

Iglesia de Urnes (Primera mitad del Siglo XII).

stavkirke-de-uvdal

Iglesia de Uvdal (1168).

Suecia 🇸🇪

stavkirke-de-hedared

Iglesia de Hedared (Circa 1500).

Polonia 🇵🇱

stavkirke-de-vang

Iglesia de Vang (Circa 1200, reubicada en 1842).

Fuentes: Wikipedia, Visitnorway.es, Google (fotografías), elaboración propia.

 
4 comentarios

Publicado por en 17 mayo, 2017 en Arte, Cultura, Historia

 

Etiquetas: , , ,

Vlad Țepeș y la Tumba de Drácula

Vlad Drăculea, el cual reinó bajó el título de Vlad III pero más conocido como Vlad Țepeș (El Empalador), fue un Príncipe de Valaquia que luchó contra del expansionismo otomano que amenazaba a su país y al resto de Europa, siendo famoso además por su manera de castigar y torturar a enemigos y traidores. Vlad era ortodoxo, aunque con posterioridad se convirtió al catolicismo. Héroe nacional en Rumanía 🇷🇴, su figura (polémica en muchos casos) se hizo excepcionalmente famosa cuando el escritor Bram Stoker se inspiró en él para crear el personaje del vampiro Conde Drácula, hoy conocido en prácticamente todo el mundo y protagonista de infinidad de películas y obras.

Nacido en Noviembre o Diciembre de 1428 en Sighișoara (actual Rumanía), Vlad era el primogénito del príncipe Vlad II Dracul (Vlad el Dragón o Vlad el Diablo, en rumano antiguo) conocido por su crueldad y sangre fría, características que heredó su hijo junto con el alias de Drăculea, que significa hijo del dragón o hijo del diablo. En aquellos tiempos, el territorio rumano estaba acosado en el exterior por el Imperio Otomano y por los húngaros, y en el interior por nobles que luchaban entre sí con ferocidad. Vlad vivió una infancia traumática, pues fue entregado con 13 años (junto con su hermano Radu) como rehén por su padre a los turcos, que eran sus aliados en contra de los húngaros, y fue criado por el sultán Murat II, padre de Mehmed II.

casa-vlad-tepes

Casa de Sighișoara en la que nació Vlad Drăculea.

orden-del-dragon

Emblema de la Orden del Dragón a la que Vlad Țepeș y su padre pertenecían.

Con el apoyo de éstos, Vlad subió al trono de Valaquia en 1448 tras el asesinato de su padre de la mano de tropas bajo del noble húngaro Juan Hunyadi, pero su reinador duró sólo unos meses, en Septiembre de 1448 los húngaros lo expulsaron unos meses después de nuevo por orden de Juan Hunyadi. Durante ocho años Vlad estuvo viajando por los lugares limítrofes de Valaquia buscando apoyo. Se sabe que en este tiempo contactó con su primo Esteban el Grande de Moldavia, quien lo ayudaría en el futuro contra los turcos cuando éste se convirtió en voivoda de su país. Además aprendió varias tácticas político-militares. Estuvo en la corte de Juan Hunyadi, el cual, impresionado por su conocimiento de los turcos y su odio al sultán turco Mehmed II, lo perdonó y lo tomó como consejero. Finalmente se convertiría en el candidato húngaro al trono de Valaquia. Cuando Vlad supo que los turcos habían sido rechazados por los húngaros se lanzó al ataque del poder que ostentaba Vladislav II (asesino de su padre), apoyado por los húngaros y la población de origen alemán y protegido de los turcos. Junto con un contingente de Transilvania, que lideró acompañado por un noble de la Casa de Báthory, derrotó al voivoda e hizo que lo ejecutaran en la plaza pública de Târgușor (cerca de Târgoviște, la antigua capital de Valaquia, justo donde había muerto su hermano). Una vez convertido en príncipe, en 1456, los reinos cristianos lo reconocieron como tal.

De 1456 a 1462 fue su reinado más largo, ya en el trono, el joven voivoda pronto dio muestras de que no se casaba con nadie y cambió de bando varias veces, apoyando tanto a húngaros como a otomanos. Previamente se ocupó de los enemigos interiores y organizó un festín para los nobles boyardos, que entraron como invitados y acabaron formando parte del banquete. Al terminar el festín lo más viejos fueron atados, colocados boca abajo y empalados con estacas romas que penetraban más lentamente en su cuerpo para que el suplicio durara más. Algunos tardaron tres días en morir. Los jóvenes en cambio fueron obligados a ir desde Târgoviște hasta un castillo en ruinas (Poenari) que había en un monte cercano al río Argeș. Los boyardos fueron a pie y muchos perecieron en el camino, pero los que llegaron aún con vida fueron obligados a construir el castillo de Drácula y, así, sus preciosas ropas de gala quedaron convertidas en harapos, mientras, obligados a construir el castillo, iban muriendo de cansancio y agotamiento a lo largo de los meses ante el deleite del Empalador.

En esta época luchó y descargó toda su brutalidad tanto contra cristianos como contra musulmanes. Defendiendo lo que le convenía en cada momento, luchaba contra aquel que le hiciera pagar tributos. Tanto musulmanes como cristianos lo tenían por maldito, quedándose él en una posición media, obligando a musulmanes de su país a luchar contra los musulmanes turcos y a los católicos a matar ortodoxos. Decidió alzarse contra los turcos y se negó a pagarles el tributo, planteando a Mehmed II una guerra de guerrillas que trajo en jaque al Imperio Otomano. Sin embargo, los turcos acabaron invadiendo Valaquia y Vlad huyó a Hungría para pedir protección, pero el rey lo encarceló. Durante sus doce años de encierro aplacó su sadismo empalando ratones y diversos pajarillos. En torno a 1475 fue liberado y regresó al trono de Valaquia donde reinó brevemente por tercera vez en 1476, trono que había sido ocupado durante su confinamiento por su hermano Radu el Hermoso. Su última acción conocida fue la lucha contra los turcos en la batalla de Vaslui junto a las tropas del príncipe Esteban Báthory de Somlya.

Vlad murió durante una batalla contra la invasión de los turcos en Diciembre de 1476. Las circunstancias de su muerte no son del todo claras, ya que existen por lo menos tres versiones relacionadas a dicho evento. En una de ellas se asegura que fue muerto durante la batalla por infieles boyardos; otra versión señala que fue decapitado por sus guardaespaldas; finalmente, la versión más difundida es la que señala que durante la batalla, antes de ser capturado por los turcos, logró escapar de sus enemigos, se colocó el ropaje de un soldado turco caído y huyó con dirección a sus hombres, quienes al verlo lo confundieron con el enemigo, matándolo al instante sus propios soldados, decapitándolo y dejando su cuerpo yaciendo en el campo de batalla, el único detalle del que se tiene certeza es que los turcos desollaron la cabeza cercenando su cara y su cabellera del cráneo y llevadas como trofeo a Constantinopla, donde el sultán ordenó que se colocara en una estaca para no dejar lugar a dudas con relación a la muerte de Vlad.

Vlad Tepes

Retrato de Vlad Drăculea por un autor anónimo (Circa 1560).

vlad-tepes-maria-am-gestade

Parte de un retablo del altar de la iglesia de Maria am Gestade (Viena), pintado en el año 1460. Parece ser la única representación de Vlad Țepeș pintada en vida de éste que ha llegado hasta nuestros días.

Entre algunas de sus atroces anécdotas y leyendas varias cabrían destacar:

  • Torturas: Como su apodo Țepeș indica, tenía predilección por el empalamiento. Supuestamente, entre 40.000 y 100.000 personas murieron de esta manera, o a través de otros métodos de tortura, a manos de los hombres del Empalador, durante los siete años que duraron sus sucesivos reinados: enemigos, traidores, delincuentes de todo tipo. A veces eran tantos los empalados Además del empalamiento, otros métodos de tortura usados por el Príncipe de Valaquia eran: La amputación de miembros, nariz y orejas, la extracción de ojos con ganchos, el estrangulamiento, la hoguera, la castración, el desollamiento, la exposición a los elementos o a fieras salvajes, la parrilla y la lenta destrucción de pechos y genitales, especialmente de las mujeres. Todo un compendio de sadismo para un personaje que no obstante y desde el punto de vista histórico habría sido un gobernante más de su tiempo, dotado de un sentido de la justicia y el patriotismo poco usual para una época tan convulsa. El ejercicio del terror total era la única manera de mantener a raya a las fuerzas abrumadoramente superiores que, desde uno y otro lado, se disputaban las puertas de Europa y de Asia.

Empalamiento: A Vlad le gustaba organizar empalamientos multitudinarios con formas geométricas. La más común era una serie de anillos concéntricos de empalados alrededor de las ciudades a las que iban a atacar. La altitud de la estaca indicaba el rango que la víctima había tenido en vida. Con frecuencia, Vlad los dejaba pudriéndose durante meses. Un ejército turco que pretendía invadir Valaquia se volvió atrás, aterrado, cuando encontró a varios miles de empalados descomponiéndose en lo alto de sus estacas a ambas orillas del Danubio. El día de San Bartolomé de 1459, Vlad hizo empalar a la mayoría de los sajones de Brașov, una ciudad transilvana que se había rebelado contra él, ya que habían apoyado al pretendiente Dan II junto con desleales húngaros y rumanos, y a continuación organizó un festín en el centro de este nuevo bosque de empalados aún aullantes, frente a la tarima donde un verdugo descuartizaba lentamente a los cabecillas de la sublevación y sus familias. La peculiar celebración duró hasta muy entrada la noche, cuando, para iluminarse, Vlad y su ejército prendieron fuego a la ciudad ante los ojos de sus 30.000 agonizantes ciudadanos. Incluso a los que no mandó empalar los amontonó e hizo que sus soldados los mataran a sangre fría con espadas, picas y cuchillos. Poco después atacó las ciudades de la región Țara Bârsei, en donde también hubo varios empalamientos. Al año siguiente arrasó las ciudades de Amlaș y Făgăraș por rebelión, resultando la gran mayoría de sus habitantes empalados, quemados o muertos en combate. Estas ciudades tardaron varias generaciones en recuperar su población, quedando desiertas algunas de ellas durante un siglo. Vlad, al firmar la paz con Transilvania, exigió que este principado no acogiera a ningún enemigo y que le pagara un tributo de 15.000 florines.

vlad-tepes-empalados

Vlad Tepes almorzando ante unos empalados

  • Voivoda Dan: Otra de sus acciones fue la muerte al voivoda usurpador Dan. Éste había intentado derrocar a Vlad. Tras su fracaso, y después de ser capturado, Vlad lo mandó ejecutar, no sin antes obligarlo a cavar su propia tumba y asistir a sus propios funerales. Ocurrió alrededor de 1460.
  • Guerra biológica: Fue el primero en emplear a sus enfermos en la lucha contra los turcos. Tomó a los enfermos de algún mal contagioso de su reino y los mandó a “vivir” con el enemigo. La sífilis, la tuberculosis y otras enfermedades similares eran un pasaporte directo a las líneas turcas.
  • Eliminación de ladrones y bandidos: Otra de sus actuaciones en su reinado fue cuando la población se quejaba de los continuos robos que sufrían por parte de ladrones y asaltantes en sus territorios, además de los pobres, que según Vlad no aportaban nada al país. Para erradicar esto, organizó un festín en una casa de las afueras de la ciudad, al cual se invitó a pobres, ladrones, tullidos, leprosos, enfermos y pordioseros, y las grandes viandas y el vino estaban por doquier. Cuando ya todos estaban bien servidos de comida y bebida, Vlad se presentó con su guardia en la casa y preguntó a todos los allí reunidos si querían una vida sin privaciones ni preocupaciones y que todos los días se dieran festines como aquel, a lo que los mendigos y demás personas respondieron que sí y que había sido el mejor día de sus vidas. Vlad mandó a sus soldados que cerraran todas las puertas de la casa y prendieran fuego sobre ella. Nadie quedó con vida. Eliminó la pobreza acabando con los pobres. Esto se fue repitiendo con todos los mendigos en cada comarca de su principado. Llegaron a morir 3.600. Hoy día esta anécdota está considerada por muchos rumanos como inexacta. Según ellos los invitados al festín eran bandidos de la zona, no pobres y enfermos. El siguiente grupo para él improductivo con el que quiso acabar fue el de los gitanos. Vlad reunió a los trescientos de una comarca, mandó que asaran a los tres líderes para que los demás los comieran o, a cambio, se alistaran al frente turco; si no, todos serían asados. Los gitanos optaron por lo segundo.
  • Hombre piadoso: Un hombre le preguntó al voivoda que cómo podía pasearse por el bosque de empalados y soportar su hedor. Entonces Vlad agradeció su atención y lo empaló con un palo mucho más alto de lo habitual y le pregunto: “¿Desde ahí arriba huele un poco mejor?”.
  • Amante embarazada: En una ocasión una de sus amantes le confesó que estaba embarazada, suponiendo que el Voivoda se alegraría de oír esa buena noticia. Pero Vlad no se alegró, tomó un cuchillo y la abrió en canal para que todo el mundo pudiera ver donde se encontraba su hijo.
  • La copa de oro: También puso en una fuente de la plaza de la capital de Valaquia, Târgoviște, una copa de oro para que todo el mundo bebiera en ella, pero aquel que la robara se sometería a la justicia del príncipe. Durante los años de su reinado nadie osó robar la copa de oro.
  • Mensajeros turcos: En cierta ocasión, se presentaron ante él unos emisarios del Sultán procedentes de Constantinopla. Estos iban ataviados con sus ropas tradicionales, entre ellas el turbante. Al presentarse ante él, Vlad les preguntó por qué no le mostraban respeto descubriéndose la cabeza, y los turcos respondieron que no era costumbre en su país. Vlad, ofendido ante tamaña desfachatez, los devolvió a Constantinopla con los turbantes clavados a los cráneos, para que nunca se los quitasen. Los emisarios pedían que Valaquia se convirtiese en vasallo y pagara tributos, entre los cuales uno era que cada 4 años 500 niños menores de 3 años fueran entregados.
  • Caravanas de comerciantes: Unas caravanas de comerciantes alemanes en su ruta desde Serbia hasta Hungría no pararon en Valaquia a comerciar con Vlad. Éste, al enterarse de la falta de respeto hacia él y su pueblo, mandó capturar las caravanas y asesinar a los seiscientos comerciantes que las componían exceptuando a dos; a uno de ellos le sacó los ojos y al otro le cortó la lengua y los hizo volver con las cabezas de los comerciantes a Serbia.
  • Comerciante honrado: Un comerciante se presentó en su castillo para denunciar que le habían robado una bolsa de monedas de oro. Vlad le dijo que volviera al día siguiente. Cuando el mercader retornó al día siguiente, los ladrones y todos los miembros de sus familias estaban empalados en el patio del castillo. Frente a ellos, Vlad en su trono y la bolsa robada. Entonces el Empalador le pidió al comerciante que contara las monedas de la bolsa, para comprobar si faltaba alguna. El aterrorizado extranjero las contó cuidadosamente y dijo que sobraba una. Vlad satisfecho alabó la honradez del comerciante: “Id con Dios comerciante, tu honradez te ha salvado. Si hubieras intentado quedártela, habría ordenado que tu destino fuera el mismo que el de tus ladrones”.
  • Monjes y monjes mendigos: Dos monjes fueron al castillo de Vlad. Cuando éste les preguntó qué les parecían los empalamientos, uno de ellos respondió que hacía muy bien en hacerlos pues era una misión divina castigar el crimen, mientras que el otro lo condenó. Uno de los monjes fue empalado y el otro fue recompensado. Según las versiones tradicionales rumana y rusa, premió al honesto y empaló al que lo alabó. La otra anécdota relata que cuando Vlad fue de visita a un pueblo de Valaquia, vio cómo dos monjes le pedían limosna. El príncipe les preguntó por qué pedían limosna si podían vivir sin penurias colaborando en cualquier iglesia, y éstos le respondieron que mendigando podrían saber si iban a entrar o no en el reino de los cielos, a lo que Vlad sin más miramientos, les mandó empalar y les dijo que así sus dudas quedarían resueltas de inmediato.
  • Mujer holgazana: Vlad se encontró con un hombre trabajando en el campo que parecía falto de mujer por el aspecto de sus ropas. Al preguntarle si no estaba casado éste le dijo que sí. Vlad hizo traer a la mujer y le preguntó qué hacía en sus días, y ésta le dijo que lavar, hacer el pan y coser. Señalando a las ropas de su marido, Vlad no le creyó y decidió empalarla a pesar de que el marido afirmaba estar satisfecho con ella. Luego obligó a otra mujer a casarse con este hombre no sin antes amenazarla con el mismo destino si no cuidaba bien del campesino.
  • Vampirismo: Debido a que según la leyenda bebía la sangre de sus víctimas, hecho no probado históricamente, y dada su enorme crueldad y su sadismo, Bram Stoker tomó su figura como inspiración para su obra Drácula (1897). Más información sobre vampirismo en el enlace.

vlad-tepes-grabado-aleman

Grabado alemán de 1488 que representa a Vlad Țepeș.

Posibles lugares de enterramiento de Vlad Țepeș.

  • Monasterio de Snagov: Ubicado a 40 kilómetros de Bucarest y de complicado acceso, el Monasterio de Snagov (ubicado en una pequeña isla del lago homónimo) ha sido tradicionalmente considerado como el lugar de enterramiento de Vlad Drăculea, y ciertamente se encuentra allí, junto al altar, una tumba con su nombre, aunque en su interior sólo se han hallado restos de animales. La posible explicación parece ser, como desvela el documental Los padres de Drácula (Bloodlines: Dracula’s family tree), que los monjes griegos, que se hicieron tiempo después con el monasterio, no quisieron que un personaje tan despiadado estuviera enterrado en el lugar más sagrado del monasterio, así que sacaron sus restos y los enterraron en otra tumba junto a la entrada. Esa tumba se derrumbó por efecto de una riada y los posibles restos de Vlad se perdieron en el lago. Las excavaciones de 1932 encontraron el supuesto sepulcro del voivoda vacío; no obstante, su cadáver decapitado y ataviado con la vestimenta de su rango fue hallado a unos metros. Unos supuestos restos muy mal conservados, se perdieron durante la década de 1940.

monasterio-de-snagov

monasterio-de-snagov-interior

Monasterio de Snagov. En la foto de su interior puede observarse una losa sobre la que descansan un jarrón con flores, un cáliz y un cuadro con el retrato de Vlad Țepeș, este es el lugar exacto donde se cree que aquí fue enterrado el voivoda valaco.

  • Monasterio de Comana: En la actualidad muchos investigadores afirman que la tumba de Vlad se encuentra en el Monasterio de Comana (Condado de Giurgiu, Rumanía), monasterio que además fue fundado y mandado construir por el propio Vlad Țepeș, por lo que es muy plausible que fuese elegido a su vez como lugar de un futuro enterramiento. El recinto en el que fue levantado es una zona pantanosa. Antiguamente el lugar se encontraba rodeado de agua, pudiendo acceder solo a través de una barca. En la actualidad, se encuentra en tierra firme, muy cerca de los pantanos de la región al sur de Bucarest. Durante unos trabajos arqueológicos realizados en la década de 1970, se encontró un ataúd que contenía los restos de un cuerpo sin cabeza. La leyenda dice que se trata del cuerpo del mismo Vlad Țepeș, quien como fundador del monasterio tenía el derecho de morar eternamente en él. Este monasterio ha sido objeto de una extensa restauración durante los últimos años debido a su deterioro.

monasterio-de-comana

  • Iglesia de Santa María la Nova: Cabe destacar también que en Junio de 2014 Erika Stella, una estudiante del doctorado de la Universidad de Tallin investigando el claustro de la Iglesia Santa María la Nova en Nápoles al detectar una extraña tumba en la Iglesia, dio la voz de alarma a historiadores de la universidad que han llevado a cabo meses de investigación de la misma. Hasta ahora se suponía que Vlad III había perdido la vida en batalla. Sin embargo los investigadores de la Universidad de Tallin, en Estonia, ahora aseguran que han descubierto evidencias que sugieren que el Conde fue capturado por los turcos tras el combate y que su hija María, que había contraído matrimonio con un noble napolitano, pagó un rescate por la liberación de su padre, quien más adelante se trasladó a Nápoles. Esta teoría parece no ser secundada por la gran mayoría de especialistas. Los investigadores del Instituto de Genealogía de la Academia Rumana confirman que otros reclamos en la línea sucesoria carecen de fundamentos. Quizá esto desmienta la asociación con una hija que resguarda el cadáver de su padre en territorio italiano. Además, las esculturas que acompañan el sepulcro y que supuestamente dan cuenta del pertenecer del difunto a la Orden del Dragón parecen corresponder a un periodo tardío, Vlad falleció en 1476 y la iglesia en la que supuestamente había sido enterrado, fue un monasterio primero y luego un castillo, hasta al menos 1620 no se acabó de edificar como el recinto sagrado que es hoy.

efigie-dracula-napoles

dracula-napoles

Supuesta tumba de Vlad Țepeș cuya autenticidad es hoy muy discutida a pesar de mostrar simbología relacionada con la nobleza de Transilvania.

Otros lugares relacionados con Vlad Țepeș.

  • Castillo de Poenari: Hoy en ruinas y ubicado en el Distrito de Argeș (Căpăţânenii Pământeni pueblo de la comuna Arefu) en el valle del Río Argeş, cerca de las Montañas Făgăraş (Sur de los Cárpatos). Se halla encima de un acantilado, al lado derecho de la carretera Transfăgărăşan que asciende a las montañas. Es famoso por ser la fortaleza de Vlad Țepeș. Erigido originalmente en el Siglo XIII, Vlad consolidó y reparó la estructura del castillo con la intención de poseer una fortaleza en lo alto de un precipicio de roca escarpada. Pese a que el castillo fue usado por muchos años luego de la muerte de Vlad, en 1476, fue abandonado otra vez en la primera mitad del Siglo XVII. Debido a su tamaño y localización, fue difícil tomar el control del castillo, incluso por fuerzas naturales. Sin embargo en 1888, un deslizamiento de tierra derribó una parte de la estructura, y los fragmentos cayeron al Río Argeş. No obstante, el castillo fue reparado y las paredes y sus torres permanecen aún hoy.

castillo-de-poenari

  • Castillo de Bran: Situado cerca de Braşov en Transilvania, es un monumento nacional y uno de los puntos clave del turismo rumano por su antigüedad, por valor arquitectónico y por su vínculo con el personaje ficticio del Conde Drácula. A pesar de muchas informaciones erróneas, históricamente Vlad Drăculea jamás estuvo en este castillo, y de haberlo estado según los historiadores, no habría sido más que dos pocos días en una mazmorra en su etapa de prisionero del Imperio Otomano. Su estructura actual fue erguida por órdenes del rey Luis I de Hungría en el año 1377, para cumplir una función comercial y defensiva contra el voivoda de Valaquia, las obras terminaron en 1382.

castillo-de-bran

Su oscura figura entre la leyenda y la realidad sigue fascinando a multitud de investigadores e historiadores de hoy en día, convirtiéndole a su vez en uno de los personajes más siniestros de una Edad Media que ya se encontraba a las puertas del Renacimiento.

vlad-draculea-castillo-de-los-esterhazy

Retrato del Siglo XVII de Vlad Drăculea conservado en el Castillo de los Esterházy.

“No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra”.

Nikolaus Modrussa, delegado papal en la corte húngara.

Fuentes: Wikipedia, muyhistoria.es, fotografías (Ferran Cornellà, fusion-of-horizons, Andrei Stroe, Google), Los Drácula (Ralf-Peter Märtin), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

Fontana de Trevi

fontana-de-trevi

Piedra y agua unidas en monumentalidad.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Roma).

 

Etiquetas: , , , , ,

Thomas Cole – El Curso del Imperio

Thomas Cole: Bolton (Reino Unido 🇬🇧), 1 de Febrero de 1801 – Nueva York (Estados Unidos 🇺🇸), 11 de Febrero de 1848.

Las serie de cinco pinturas de el Curso de un Imperio fueron creadas por el pintor estadounidense de origen británico Thomas Cole entre 1833 – 1836.

Thomas Cole

Thomas Cole.

Estas obras son importantes porque reflejan los sentimientos populares de los americanos por aquellos años, cuando muchos de ellos pensaron que el pastoreo era la fase ideal de la civilización humana por temor a que la avaricia y la gula condujesen a una decadencia y destrucción inevitable. Las series de pinturas de ciclos son también un tema al que Thomas Cole recurrió con frecuencia como las de el Viaje de la Vida.

La serie de pinturas representa el crecimiento y la caída de una ciudad imaginaria, situada en el extremo inferior de un valle del río, cerca de su unión con una bahía del mar. El valle es claramente identificable en cada una de las pinturas, en parte debido a una señal inusual: Una gran roca que precariamente está situada encima de un peñasco con vistas al valle. Algunos críticos creen que esto está destinado a contrastar la inmutabilidad de la tierra con la fugacidad del hombre.

Las cinco pinturas fueron adquiridas por la New-York Historical Society en 1858 en donde se siguen conservando en la actualidad.

He aquí la moraleja de todas las historias humanas;

el pasado se repite una y otra vez.

Primero la libertad, y después la gloria; cuando esto falla,

la riqueza, el vicio, la corrupción, la barbarie final.

Y la historia, con sus vastos volúmenes,tiene una sola página.

Lord Byron – La Peregrinación de Childe Harold, Canto IV (1812 – 1818).

El Estado Salvaje

El Estado Salvaje (1834).

La Arcadia, Estado Pastoral

La Arcadia o el Estado Pastoral (1834).

Consumación

Consumación (1836).

Destrucción

Destrucción (1836).

Desolación

Desolación (1836).

 
2 comentarios

Publicado por en 23 noviembre, 2016 en Arte, Cultura, Historia

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: