RSS

Archivo de la etiqueta: Gótico

Dolor

Desierto, en las venas arena y el corazón colapsado de tanto querer y no poder y cambiar el rostro de dolor que hay frente a mí. Vagos intentos por mejorar y arreglar lo que ya está roto, lo que no es más que palabras cargadas de falsa positividad, los hechos hablan amargamente de lo contrario y quema cada instante de este hundimiento.

El fuego que prometiste no fue más que una chispa de decepción apagada por ecos que siguen resonando aunque intentes acallarlos. El frío nos rodea, nos embarga, pone la mesa en la que comemos platos fríos entre miradas distraídas y ganas de que la función pare de una vez y alguien nos rescate de tanto tiempo perdido entre hielo y apatía.

Con una certera visión interior podemos descubrir los demonios que tenemos dentro y el corazón que los combate y encadena hondo. Aunque en esta ocasión podemos darnos por vencidos, puesto que unas cadenas rotas y un agua bendita que no está ni se la espera, marcan el principio de un fin tan abrupto como desgarrador.

Perdiste la voluntad y los sueños dejaron de revolotear tu almohada, dejando tras de ti pesadillas inacabadas y lágrimas insatisfechas. Mi negocio nunca ha sido hacer sentimiento de todo pero para ser sinceros, hoy me declaro en bancarrota de este amor, con los bolsillos igual de vacíos que las manos y la misma sensación de estar escribiendo un triste epílogo.

No tengo nada que hacer si en el rostro que amé solamente reconozco hoy dolor, una llama bajo mínimos y una expresión que vaticina que la batalla terminó casi al empezar. ¿Cómo podemos superar este acantilado?, ¿seremos capaces de remontar y volver a ser la obra de arte colgada en la pared o nos quedaremos perdidos en nuestra propia historia?

corazon-roto

 
4 comentarios

Publicado por en 26 abril, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Sin mirar atrás tus recuerdos

Si vienes para convertirte en un mal recuerdo, mejor ahórrate tanta prisa por hundir este barco. Llega un momento en el que tienes que decidir entre la cordura o en seguir alimentando de forma estéril a todos esos fantasmas pasados sin más ánimo que el de seguir divagando eternamente, sin más provecho que el de tu propia auto(destrucción)compasión.

Hoy bendices en tu corazón el rendimiento de esta oscuridad tan ceñida a ti, que aprieta pero no estrangula, besa pero no ama, aterra pero te hace huir. Tan constante como el parpadeo de una estrella, rememoras lo olvidado para dar forma a un presente fugazmente retorcido entre hojas secas y miradas esquivas pero certeras.

Como puñales al alba son las pesadas memorias de un alma desbaratada entre risas vespertinas y odios matinales. Tu nuca recibe el lametón espectral de las sombras, para que tengas la infame seguridad de que por mucho que corras hasta desfallecer, nunca podrás alejar de tu lado el pesar que tanto y tan obstinadamente te persigue.

Así es, como enterrados en vida purgando con terror esa vanagloria de pecados desatados que tan bien lucían en el espejo pero tan obscenamente se traducían en tu lienzo particular. El final del pasillo aguarda, entre polvo, madera carcomida y una alfombra pisoteada por los años de ese olvido que traduce en lágrimas tu melancolía.

Desata toda esta miseria con amor y ternura, arrebata el poder al Inframundo y escapa de tu propio yo antes que la verdad te alcance definitivamente y desmorone el frágil castillo de naipes de tu conciencia. Con todo el miedo a equivocarte, ilusiona este momento de inspiración y traduce todas estas negras palabras en un último intento por perdurar más allá de ti.

Sin mirar atrás tus recuerdos, como espectros descarriados de cadena y bola, buscando respuestas al infortunio, a la dicha. Corre y reza porque no se haga demasiado tarde.

camino-bosque

 
5 comentarios

Publicado por en 29 marzo, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Hasta la vista HIM

No me cabe duda de que la música es una de las mejores formas de relajarse, emocionarse, de soñar despierto y explorar la propia mente y haciendo surgir de lo desconocido sentimientos y sensaciones que creíamos perdidos. Hay grupos que tienen esa capacidad cuando los escuchamos y nos trasladan a momentos o etapas concretas de nuestra vida. Todo este cúmulo de sensaciones es lo que me hace escribir unas breves líneas, ya que los finlandeses HIM han decidido poner fin a 26 años de exitosa carrera, con sombras profundas y luces brillantes pero siempre cargados de ese característico Love Metal tan mundialmente reconocido y patentado por Ville Valo y compañía.

Completamos el patrón, resolvimos el rompecabezas y giramos la llave. Gracias.

Ville Valo.

HIM siempre tendrá mi admiración como una de mis bandas favoritas de siempre y aunque en buena parte es decepcionante llegar a un “final”, eso no es comparable a todos los grandes momentos que me han y nos han regalado a todos sus fans a lo largo de los años. Simplemente dar gracias por tanta buena música y tanto sentimiento, sin dramas, sin hacer del conmocionado corazón un funeral. Ahora ya sólo toca enterrar profundamente dentro de nuestro corazón todas esas melodías, sacarlas a la luz siempre que sea necesario y buscar una sonrisa en la oscuridad porque la certeza de que la música es inmortal resulta innegable.

Hasta la vista Su Infernal Majestad, el camino sigue.

There is no turning back from this unending path of mine,

Serpentine and black it stands before my eyes,

To hell and back it will lead me once more.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo, 2017 en Entretenimiento, Música

 

Etiquetas: , , ,

Magia negra

Esta espesa niebla ofusca el ambiente con su velo denso y sofocante. Humo espectral surgiendo de tumbas abandonadas, cubiertas de naturaleza devoradora y pagana para regocijo de una noche de Luna que se desparrama sin control.

Surgimos de la pegajosa niebla como telaraña con la marca del caos en la frente, entregando el raciocinio a los brazos de la oscuridad. Esta hermandad dual de tinieblas crea lazos en derredor del pentagrama invertido trazado en el suelo con sangre coagulada y cenizas frías.

Apartados y degradados, como confusos ángeles caídos en su funeral, alzamos las manos a un cielo indiferente. Testigos serán las estrellas tintineantes de lo imperfecto de estos sentimientos prohibidos y tan cargados de atmósferas de ventisca y olvido.

En el momento en el que probé tus labios, magia negra se apoderó de mí, imágenes de Baphomet en majestad mostrando los arcanos que tan cerca estaban ahora de mi comprensión, como asomarme a un libro abierto a la verdad o a una ventana de par en par a la fe.

Hiedra y musgo cubriendo cenotafios olvidados de piedra desgastada, tu escenografía favorita siempre fue este cementerio perdido, tu palabra predilecta siempre será aquella en la que entregue el corazón a las fauces de tu amor.

Dios nos maldiga por encontrar la divinidad entre pasión cómplice y entrega indefinida. No hay nada de celestial en esta fantasmagoría, solamente una comunión perfecta entre dos desterrados de la luz que buscan su propia iluminación. Yo la encontré en ti.

cementerio-gotico

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 marzo, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

Reise

Lo bueno de las meras coincidencias es que terminan desnudando verdades ocultas. Lo malo de algunas máscaras es que ignoran que Carnaval no dura eternamente. Y es que a veces debemos asumir sin más el riesgo de abrir los ojos ante el eco de la tragedia.

Lo bueno de la mentira es que adormece el corazón en la comodidad tan alejada al desencanto. Lo malo de la verdad es que retrata de principio a fin aquello que igual no hubieses preferido saber. Al final todo se resume en tener valor en el momento adecuado.

Y así la historia se deja llevar por meandros trágicos y sombras claras ante los ojos de la frustración. Ni con cien mentiras puedes construir una sola verdad que se inmiscuya en esta absoluta mentira que de ir tanto a la deriva, perdió para siempre su propio rumbo.

Buscamos profundas raíces entre augurios trágicos de violenta ventisca. Con los labios cortados y aliento pausado deslizaremos palabras que sean transportadas por el vendaval, más allá de este lecho de serpientes que amenaza con acabar con nuestros sueños de grandeza.

Anhelamos manos impregnadas de tierra húmeda de nuestros ancestros, con los ojos deseosos ya de respuestas y fijados en un horizonte preclaro que desnuda el oscuro limbo de mentiras en el que a veces quedamos anclados sin remedio ni provecho.

Viaje, hacia donde los hombres se hacen héroes; viaje, hacia donde los hechos se convierten en sagas que contar y las leyendas describen actos de honor con los que alentar en veladas alrededor del fuego y noches rotas por los aullidos de Fenrir a la Luna de invierno.

Así pues, dejemos que la lluvia arrastre esta costra negra de imposibilidad y que las aves de rapiña levanten el vuelo porque ya no hay más embustes que devorar y la verdad se abre paso a bocados de franqueza, llevándonos de la mano a donde los valientes viven para siempre.

Pensamiento y recuerdo ya se elevan entre plumas negras. Viajemos.

helvegen

 
5 comentarios

Publicado por en 1 febrero, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Año Nuevo

Ya era demasiado tarde incluso en Año Nuevo, los susurros retumbaban como ecos de una vergüenza imposible de ocultar y por si eso fuera poco, ya no quedaban lugares para ocultarnos de la luz del Sol, siempre dispuesta a quemar piel y las esperanzas a partes iguales.

La noche se llevó lo mejor de nosotros. Escuchar las palabras más dolorosas jamás dichas es una tortura, aquí, en el refugio de los amantes, acompañando la melancolía con una inseparable deriva al fin que nunca nos atreveríamos a pronunciar.

Están rotos los corazones, no se pueden reparar, pero no importa, no los necesitamos aunque estemos acabados. Aquí uno junto al otro, el mundo pierde su significado ante el nuestro propio y la unión de dos alientos unidos por labios impetuosos.

Un amor criminal que retuerce nuestro deseo, delicia a la que somos incapaces de calificar si no es con sangre en las manos y bocas sedientas. Hace mucho que dejamos atrás el verano para perdernos en el invierno y así arder aún más entre nuestro propio calor.

La noche nos da la oscuridad con la que divisamos el camino del ruego al destino, para continuar, para amar en un filo de navaja que amenaza cada día con segar nuestros cuellos y verter la sangre que hierve cuando la ausencia se atreve a acercarse a nuestra puerta.

Y el tiempo llora como un reloj de arena roto, para decir adiós al terror y hola a esta inmensa fragilidad. No quiero tocar nada por si rompo el sueño en el que estamos envueltos cada día, cada hoja de calendario, marchitas y llevadas por el viento del Norte.

En silencio soñaremos hasta que nos despierte el verano y confundamos el calor con las ansias de arrebatarnos a la pasión. La fiebre que inunda nuestros cuerpos no tiene parangón, la decisión que nos empuja, tampoco.

Matamos a cada instante el temor para poder vivir un día más en la más perfecta imperfección, en esta burbuja irrompible de champagne, dulce al paladar, amargo en el pesar; por un brindis, por un Año Nuevo.

El mundo se termina, nuestro amor no tiene fin cuando todo vuelve a empezar.

palacete

 
2 comentarios

Publicado por en 4 enero, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

En nuestros pedazos

Si se despluma el amor entre un torbellino de pensamientos es porque hemos percibido que esta historia tiembla ante el más incierto de los futuros y la más certera de las realidades. Con compasión rasgamos en la cara un gesto de desaprobación, no queda mucho para dejar de creer en el infinito caduco que se despliega una vez más ante nosotros.

Perder es la (más)cara de una moneda que lleva vendiendo azar por besos al caer el Sol. No necesitamos respuestas puesto que tu corazón ya está abierto de par en par a este holocausto de sentimientos. Siendo yo el interesado, no me hacen falta escribas que relaten la gesta de destrozar un corazón en mitad de una madrugada aterrorizada de frío.

Ahora a dejar que los buenos modales se pierdan camino abajo, llama a la puerta con los nudillos ensangrentados de golpear barricadas de rencor. En este recoveco somos desaparecidos de la razón, en busca y captura por el amor, cazados en conformismo ante el remordimiento  arañado insensiblemente en la piel.

Hemos perdido la cara ante la tormenta y esta nos ha golpeado con toda su descontrolada fuerza, exhaustos y derrotados, prestamos nuestras últimas fuerzas a la venganza y sus armas secretas. No entendemos otro lenguaje que el que necesitar lo que no tenemos y expulsar aquello que ya poseemos, sin percatarnos que nuestro mayor error es creernos indispensables.

Ahora que estamos rotos, que recojan nuestros pedazos y nos arrojen al mismo olvido frágil, porque aunque no te necesite y no depare atentamente en ello, cada centímetro de tu recuerdo es en sí mismo un infinito que me hace estar más cerca de ti y ese es un lujo que quiero permitirme en este limbo sordo, tan trágico como esperanzador.

¿O no?.

copa-cristal-rota

 
5 comentarios

Publicado por en 7 diciembre, 2016 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: