RSS

Archivo de la categoría: Criptozoología

Hombre lagarto del Pantano de Scape Ore

Dentro del folklore del condado de Lee, Carolina del Sur (Estados Unidos), el Hombre Lagarto del Pantano de Scape Ore (también conocido como el Hombre Lagarto del Condado de Lee) es una entidad que se dice que habita en las tierras pantanosas de dicha región. Mencionado por primera vez a fines de la década de 1980, los supuestos avistamientos y daños atribuidos a la criatura produjeron una gran cantidad de publicidad en periódicos, radio y televisión de la época.

El profesor de estudios religiosos, Joseph P. Laycock, describió el frenesí mediático y la posterior apreciación del culto por esta y otras afirmaciones criptozoológicas como una “cadena de eventos predecible: Un avistamiento extraño, atención de los medios, más avistamientos, seguido de visitas de turistas curiosos y cazadores de monstruos”. El investigador Ben Radford afirma que esta es una historia convincente, “pero varios aspectos importantes se marchitan bajo un escrutinio escéptico”.

Historia.

El 14 de Julio de 1988, la oficina del sheriff del Condado de Lee investigó un informe de un automóvil dañado durante la noche mientras estaba estacionado en una casa en el área de Browntown, en las afueras de Bishopville, Carolina del Sur, en los bordes del Pantano de Scape Ore. Según los informes, el coche tenía marcas de dientes y rasguños con cabello y huellas de barro. El sheriff Liston Truesdale señaló que este fue el comienzo de varios reclamos que finalmente se unieron en una historia sobre un hombre lagarto en el pantano. Impulsado por la noticia del daño del vehículo, el adolescente local de 17 años Christopher Davis, informó al sheriff de que su coche fue dañado por una criatura que describió como “verde, húmedo, de aproximadamente 2,1 metros de altura, con tres dedos, ojos rojos, piel como una lagartija, escamas de serpiente”. Según Davis, conducía a casa desde el turno de noche en un restaurante de comida rápida cuando su auto pinchó una rueda. Después de arreglarlo, vio una criatura caminando hacia él. Davis se subió a su automóvil a toda prisa y comenzó a conducir, pero la criatura pronto estuvo encima del coche. Entonces el chico frenó bruscamente, causando que la criatura rodara fuera del auto, dándole a Davis suficiente tiempo como para escapar. La cobertura de los periódicos y los medios locales dio lugar a una mayor atención por su testimonio. Las empresas locales comenzaron a vender camisetas de “Lizard Man”, y la cámara de comercio local alentó la atención de los medios como “buena para la comunidad”.

El aumento de la publicidad en los periódicos y los medios de comunicación provocó nuevos informes de avistamientos, y el área pronto se convirtió en una atracción turística para visitantes y cazadores. La estación de radio local WCOS ofreció una recompensa de un millón de dólares a cualquiera que pudiera capturar a la criatura viva. El 5 de Agosto, Kenneth Orr, un aviador estacionado en la Base de la Fuerza Aérea Shaw, presentó un informe policial alegando que se había encontrado con el Hombre Lagarto en la carretera 15, y que le había disparado y herido. Presentó varias escalas y una pequeña cantidad de sangre como evidencia. Orr se retractó de este testimonio dos días después cuando fue procesado por portar ilegalmente una pistola y el delito menor de presentar un informe policial falso. Según Orr, había engañado su propio testimonio para mantener en circulación las historias sobre el Hombre Lagarto. Los informes de la criatura disminuyeron gradualmente al final del verano. Funcionarios locales que los avistamientos probablemente fueron causados ​​por un oso.

En 2008, la CNN mencionó la leyenda del Hombre Lagarto en una historia sobre una pareja en Bishopville, Carolina del Sur, que reportó daños a su vehículo, incluidos nuevamente rastros de sangre. Posteriormente se descubrió que dichos rastros provenían de un perro doméstico, aunque el sheriff local sugirió que podría haber sido un coyote o un lobo. En 2015, la estación de televisión local WCIV presentó fotos y vídeos que supuestamente eran del célebre Lizard Man, presuntamente tomados por personas no identificadas. En Agosto de 2017, la División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur envió un tuit humorístico “sobre la posible actividad paranormal” durante el eclipse solar que pasó sobre el área insinuando que las personas de los condados de Lee y Sumter deberían “permanecer vigilantes” para avistamientos del Hombre Lagarto.

Periódico hablando de la noticia sobre el avistamiento de Davis del Lizard Man.

Críticas.

El investigador escéptico Ben Radford, afirma que los detalles de la historia de Chris Davis no se mantienen bajo ningún escrutinio. El sheriff Truesdale declaró que la historia de Davis nunca flaqueó, pero Radford escribe que esa afirmación no es cierta. Durante semanas y meses y repetidos relatos, los detalles cambiaron muchas veces, desde tener escamas hasta “la criatura estaba llena de barro”, qué tan lejos estaba Davis de la criatura cuando la vio por primera vez, y si atacó o no el automóvil. Radford preguntó cómo Davis pudo ver detalles de la criatura a las 2 de la madrugada cuando no había luz cerca en un área muy boscosa y cuando la Luna no brillaba. Si se trataba de una criatura agresiva, ¿por qué no había otros avistamientos creíbles? Según Radford, la historia de Davis no tenía sentido. Si Davis vio a la criatura en las sombras mientras cerraba el maletero de su vehículo, Davis todavía tenía que volver al coche y arrancarlo, pero Davis afirma que la criatura fue tan rápida que alcanzó el auto cuando estaba a 65 kilómetros por hora. Los informes varían según la fuente que Davis le contó a la policía sobre el ataque dos o más semanas después. Después de investigar, Radford declara que la prueba del detector de mentiras administrada a Davis puede haber sido un “truco publicitario” de Southern Marketing, Inc., una compañía que “organiza (presenta) apariciones personales para Davis”. Otro tema curioso fue que no hay fotografías del daño al auto de Davis que brinden evidencia de que algo realmente sucedió. Las cuentas de los periódicos dan varias descripciones del daño al automóvil, y en un periódico local se cita a Davis diciendo que “escapó sin más que un rasguño en su guardabarros”.

Hombre disfrazado de Lizard Man (Captura de vídeo). Este caso ha sido muy susceptible desde el inicio a todo tipo de fraudes y desinformación.

Muchas dudas para un caso, no obstante, muy curioso y a la vez interesante.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Morgawr, monstruo marino de Cornualles

En el folclore córnico (Cornualles), el Morgawr (que significa gigante de mar en idioma córnico) es una serpiente marina que supuestamente habita el mar cerca de Falmouth Bay, Cornualles, Inglaterra. Según la leyenda, la criatura apareció por primera vez cerca de Pendennis Point en 1975, describiéndose como un tronco con un cuello muy largo y una piel negra o marrón “como la del león marino”. Los pescadores de caballa locales culparon del mal tiempo y de la mala pesca a los supuestos avistamientos del monstruo. Algunas versiones de la historia dicen que el monstruo apareció después de que el submarino alemán U28 torpedeó un barco mercante británico durante la Primera Guerra Mundial, y lo describe de 18,29 metros largo, con forma de cocodrilo, con cuatro patas palmeadas y una poderosa cola.

Los folcloristas especulan que el autor de Cornualles, Tony “Doc” Shiels “inventó” la criatura como un bulo, acuñando el nombre de “Morgawr” después de afirmar haberlo visto en 1976. Según la historia, Shiels envió el periódico Falmouth Packet fotografías del monstruo atribuido a un individuo anónimo llamado “Mary F.”. El mismo año en Julio, los pescadores John Cock y George Vinnicombe afirmaron haber avistado a la criatura en las aguas de Lizard Point. También en 1976, Shiels afirmó haber fotografiado a la criatura que yacía bajo en el agua cerca de Mawnan. Según algunas anécdotas, la escritora británica Sheila Bird afirmó haber visto al monstruo mientras caminaba por los acantilados de Gerrans Bay en 1985.

En los años setenta del siglo pasado, el Morgawr fue visto cada mes. En 1999, un viejo empleado del Museo de Historia Natural de Londres, John Holmes, filmó un gran animal en la bahía de Gerrans, cerca de Cornualles, con la cámara. Para aquellos que creen en él, es Morgawr y algunos expertos incluso han declarado que el vídeo es auténtico y sin trucos. Las características más citadas del monstruo son las tres protuberancias en la espalda y el largo cuello de serpiente. El animal también tendría pequeños cuernos en sus ojos y cerdas o espinas en su cuello. Dado que algunos testigos creen que Morgawr se parece más a un mamífero que a una serpiente, se han formulado nuevas teorías de antemano. Para algunos sería un sello gigante con un cuello largo, desconocido para los científicos. Para otros sería un reptil acuático prehistórico, el Elasmosaurus. En 1976, una mujer de la que solo se conoce el nombre “Mary”, tomó dos fotos de Morgawr. El misterioso fotógrafo los envió al periódico local Falmouth Packet, que los publicó en la portada con el título “Morgawr-mania”.

Supuestas fotografías de Morgawr realizadas por Maria F.

Recorte de periódico hablando del supuesto avistamiento de Morgawr por John Holmes.

La leyenda continúa hasta el día de hoy con reclamos esporádicos de avistamientos de Morgawr en la franja costera entre Rosemullion Head y Toll Point conocida popularmente como “Milla de Morgawr”.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

Golem

Un golem es, en el folclore medieval y la mitología judía, un ser animado fabricado a partir de materia inanimada (normalmente barro, arcilla o un material similar). Normalmente es un coloso de piedra. En hebreo moderno, el nombre proviene de la palabra “guélem” (גלםgélem), “materia”; por otra parte, en dicho idioma, la expresión “jómer guélem” (חומר גלםḥomer gélem) a su vez significa “materia prima”.

La palabra gólem se da en la Biblia (Salmos 139:16) y en la literatura talmúdica para referirse a una sustancia embrionaria o incompleta. Como motivo, la figura del golem forma parte del imaginario hebraico centroeuropeo y pertenece por consiguiente al arte asquenazí (el que es desarrollado por las comunidades judías del centro y Este europeo desde la Edad Media hasta el Siglo XX).

El relato folclórico más famoso relativo al golem involucra al ilustre Rabbi Judah Loew (1512 – 1609), Judah Loew ben Bezalel, conocido como el Maharal de Praga, un conocido rabino del Siglo XVI. Se le atribuye haber creado al golem para defender el gueto de Praga de ataques antisemitas, así como para atender también el mantenimiento de la Sinagoga Vieja-Nueva (Altneuschul).

Sin embargo, el golem habría sido creado en varias ocasiones y por diversos rabinos ilustres a lo largo de toda la Edad Media. Es más, la primera existencia del golem se remontaría a los orígenes mismos de la humanidad, donde un golem habría sido creado por una persona creyente y cercana a Dios. Como Adán, el golem habría sido creado a partir del barro, insuflándole después una chispa divina que le habría dado la vida. Así, la creación de Adán es en principio inspiradora y referente de la creación de todo golem. Desde este punto de vista, mediante el mencionado acto, toda persona con un cierto grado de santidad y acercamiento a Dios podría adquirir algo de la sabiduría y el poder divinos. E importante como poder es aquel de insuflarle vida a la materia inerte. Crear un golem es entonces expresión patente de sabiduría y santidad. Pero, más allá del grado de santidad que tuviera el creador de un golem, el ser creado nunca sería más que una sombra de aquel creado por Dios, ya que, significativamente y por definición, todo golem carece de alma.

Mikoláš Aleš – Rabino Loew dando vida al golem (1899).

La existencia de un golem presenta entonces ventajas y desventajas. El golem es fuerte, pero no inteligente. Si se le ordena llevar a cabo una tarea, la llevará a cabo de un modo sistemático, lento y ejecutando las instrucciones de un modo literal, sin cuestionamiento ninguno. Famosa en este sentido es una anécdota, según la cual la esposa del rabino le pidió al golem que fuera “al río a sacar agua” a lo que el golem accedió pero al pie de la letra: fue al río, y comenzó a sacar agua del mismo sin parar, hasta que terminó por inundar la ciudad.

Según sostiene una leyenda, la incapacidad principal del golem era la de hablar. Además, para hacerlo funcionar había que meterle un papel con una orden por la boca u otro orificio. Otra manera de hacerlo funcionar era inscribiendo alguno de los Nombres de Dios o bien la palabra Emet (אמת—”verdad” en hebreo). Al borrar la primera letra de Emet (alef) de su frente y quedar en ella solo met (מת—”muerte” en hebreo), el golem podía ser desactivado y volvía a ser una masa de barro inerte.

Sinagoga Vieja-Nueva (Praga).

En su obra La cábala y su simbolismo, Gershom Scholem escribe que el golem es una figura que cada treinta y tres años aparece en la ventana de un cuarto sin acceso en el gueto de Praga. De acuerdo con la leyenda checa, los restos del golem están aún guardados en un ataúd en el ático del Altneuschul en Praga, y, el mismo puede ser devuelto a la vida, de ser ello necesario.

En cuanto al cine, la figura del golem inspiró algunas películas, la más destacada es sin duda El Golem (Der Golem, wie er in die Welt kam – 1920), dirigida por Carl Boese y Paul Wegener. Cuenta la historia de un Golem de arcilla hecho por un rabino de Praga. A pesar de que la novela homónima de Gustav Meyrink se suele citar como la fuente de la historia, ambas obras no tienen en común más que la presencia del Golem.

Cartel de El Golem (1920).

Fotograma de El Golem (1920).

Fuentes: Wikipedia, Europa en fotos, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

Krampus, el demonio navideño

En el folklore Centroeuropeo, Krampus es una figura antropomórfica con cuernos descrita como “mitad cabra, mitad demonio”, que, durante la temporada navideña, castiga a los niños que se han portado mal, en contraste con San Nicolás, que recompensa el pozo. – Se ha portado con regalos. Krampus es uno de los compañeros de San Nicolás en varias regiones, incluyendo Austria, Baviera, Croacia, República Checa, Hungría, el Norte de Italia, incluyendo el Tirol del Sur y la Provincia de Trento, Eslovaquia y Eslovenia. El origen de la figura no está claro; algunos folkloristas y antropólogos han postulado que tienen orígenes pre-cristianos.

Krampus (Postal, Circa 1900).

Su nombre se deriva de la palabra alemana krampen, que significa garra, y se cree que es el hijo de Hel en la mitología nórdica. La bestia legendaria también comparte los rasgos de otras criaturas demoníacas y terroríficas de la mitología griega, como lo sátiros o los faunos. La leyenda forma parte de una traducción navideña secular en Alemania, donde las celebraciones de Navidad comienzan a principios de diciembre. Aunque Krampus aparece en muchas variaciones, la mayoría comparte algunas características físicas comunes. Es peludo, generalmente marrón o negro, y tiene las pezuñas y los cuernos de una cabra. Su lengua larga y puntiaguda se afloja, y tiene colmillos.

Krampus lleva cadenas, pensado para simbolizar la unión del Diablo por la Iglesia cristiana. Él golpea las cadenas para el efecto dramático. Las cadenas a veces van acompañadas de campanas de varios tamaños. De los orígenes más paganos son el Ruten, paquetes de ramas de abedul que Krampus lleva y con las que ocasionalmente golpea a los niños. El Ruten puede haber tenido importancia en los ritos de iniciación paganos pre-cristianos. Las ramas de abedul se reemplazan con un látigo en algunas representaciones. A veces Krampus aparece con un saco o una cesta atada a su espalda; esto es para llevar a los niños malvados por ahogamiento, comida o transporte al infierno. Algunas de las versiones anteriores mencionan a los niños traviesos que se ponen en la bolsa y se los llevan. Esta calidad se puede encontrar en otros Compañeros de San Nicolás, como Zwarte Piet.

La fiesta de San Nicolás se celebra en partes de Europa el 6 de Diciembre. En la noche anterior del 5 de Diciembre, Krampus Night o Krampusnacht, el malvado demonio peludo aparece en las calles como contrapartida del santo. A veces, acompañando a San Nicolás y otras solo, Krampus visita hogares y negocios. El santo generalmente aparece en las vestiduras del rito oriental de un obispo, y lleva un bastón ceremonial de oro. A diferencia de las versiones norteamericanas de Papá Noel, en estas celebraciones, San Nicolás se ocupa solo de los niños buenos, mientras que Krampus es responsable de los malos. Nicolás entrega regalos, mientras que Krampus suministra carbón y los paquetes de Ruten.

San Nicolás y Krampus (Postal, principios del Siglo XX).

Tras las elecciones de 1923 en Austria, la tradición de Krampus fue prohibida por el Régimen de Dollfuss bajo el Frente de la Patria (Frente Vaterländische) y el Partido Social Cristiano. En la década de 1950, el gobierno distribuyó folletos titulados “Krampus es un hombre malvado”. Hacia finales de siglo, un renacimiento popular de las celebraciones de Krampus ocurrió y continúa hoy. En este aspecto tenemos el ejemplo de Austria, Alemania, Hungría, Eslovenia y la República Checa, donde hombres borrachos se vistan de demonios y vagan por las calles en un Krampuslauf, una especie de carrera de Krampus en la que persiguen a la gente. La tradición de Krampus también se está reviviendo en Baviera, junto con una tradición artística local de máscaras de madera talladas a mano. En la actualidad y gracias a la cultura pop, la imagen de Krampus se encuentra más pujante que nunca, estando plenamente de moda en algunos países como Estados Unidos.

Krampus y San Nicolás visitan a una familia (1896).

Representación moderna de Krampus.

Fuentes: Wikipedia, National Geographic, elaboración propia.

 
2 comentarios

Publicado por en 26 diciembre, 2018 en Criptozoología, Historia

 

Etiquetas: , ,

El Chupacabras

El Chupacabras es una criatura “legendaria” perteneciente al folclore americano, los primeros avistamientos se produjeron en Puerto Rico y desde ahí se extendieron a zonas norteñas como Maine o sureñas como Chile. Algunos de los avistamientos producidos de este críptido ha sucedido en el Norte de México y el Sur de Estados Unidos fueron identificados como perros afectados por sarna. Su nombre proviene del hábito reportado del animal de atacar y beber la sangre del ganado, especialmente de las cabras.

Historia.

El primer ataque reportado ocurrió en Marzo de 1995 en Puerto Rico. Ocho ovejas fueron descubiertas muertas, cada una con tres heridas de punción en el área del pecho y completamente drenadas de sangre. Unos meses más tarde, en Agosto, una testigo, Madelyne Tolentino, informó haber visto a la criatura en la ciudad puertorriqueña de Canóvanas, cuando se informó que murieron hasta 150 animales de granja y mascotas. En 1975, asesinatos similares en la pequeña ciudad de Moca se atribuyeron a El Vampiro de Moca. Inicialmente, se sospechó que los asesinatos fueron cometidos por un culto satánico; más tarde se reportaron más asesinatos en toda la isla, y muchas granjas informaron pérdida de vida animal. Se informó que a cada uno de los animales se le había sangrado el cuerpo mediante una serie de pequeñas incisiones circulares.

Al comediante y empresario puertorriqueño Silverio Pérez se le atribuye la acuñación del término Chupacabras poco después de que se informaran los primeros incidentes en la prensa. Poco después de los primeros incidentes reportados en Puerto Rico, se reportaron otras muertes de animales en otros países, como República Dominicana, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú, Brasil, Estados Unidos y México.

Regiones donde se han producido avistamientos del Chupacabras.

Apariencia.

La descripción más común del chupacabras es la de una criatura similar a un reptil, que se dice que tiene una piel correosa o escamosa de color gris verdoso y afiladas espinas o plumas que le corren por la espalda. Se dice que mide aproximadamente entre 0,9 – 1,2 metros de altura, y se levanta y salta de manera similar a la de un canguro.

Otra descripción común del chupacabras es una extraña raza de perro salvaje. Esta forma es casi sin pelo y tiene una cresta espinal pronunciada, cuencas oculares inusualmente pronunciadas, colmillos y garras. A diferencia de los depredadores convencionales, se dice que el chupacabras drena toda la sangre del animal (y algunas veces los órganos) usualmente a través de tres agujeros en la forma de un triángulo que apunta hacia abajo, a través de uno o dos agujeros.

Representación del Chupacabras con la cabeza similar a la de los supuestos extraterrestres conocidos como los Grises.

Avistamientos.

Los avistamientos de chupacabras abundaron principalmente en la década de 1990, principalmente de 1995 – 1999. Es en esta época también en la que desde ámbitos ufológicos se intenta relacionar el caso de animales supuestamente muerto por chupacabras con el de las célebres mutilaciones de ganado, sucesos extraños en los que animales domésticos son muertos y mutilados bajo circunstancias que rozan o traspasan lo paranormal. De este modo se elaboraron algunas teorías en las que se afirmaba que el chupacabras era una especie de creación extraterrestre fuera de control en nuestro planeta.

Desde el año 2000 hasta nuestros días se han producidos multitud de avistamientos y casos que han querido ser relacionados con la supuesta presencia del chupacabras, no obstante, la gran parte de ellos han podido ser desmontados por investigadores y científicos. Animales muertos bajo extrañas circunstancias habían sido realmente víctimas de depredadores variados como perros domésticos, coyotes afectados severamente por sarna, híbridos de lobo y perro, híbridos de lobo y coyote, mapaches agresivos, etc.

También se ha llegado a asegurar en diversas ocasiones de la captura del chupacabras, no obstante ninguno de estos informes han sido corroborados, por lo que no son más que fraudes de personas confundidas y con ganas de llamar la atención.

Desmontando la leyenda.

Una investigación de cinco años de Benjamin Radford, documentada en su libro de 2011 Tracking the Chupacabra , concluyó que la descripción dada por la testigo original en Puerto Rico, Madelyne Tolentino, se basó en la criatura Sil perteneciente a la película de terror de ciencia ficción Species. La criatura alienígena Sil es casi idéntica a la cuenta del testigo del chupacabras de Tolentino y ella había visto la película antes de su informe: “Era una criatura que se parecía al chupacabras, con espinas en su espalda y todo… El parecido con el Chupacabras fue realmente impresionante”, informó Tolentino. Radford reveló que Tolentino “creía que las criaturas y los eventos que veía en Species “estaban ocurriendo en realidad en Puerto Rico en ese momento”, y por lo tanto concluye que “no se puede confiar en la descripción más importante dada del chupacabras”. Esto, según Radford, socava seriamente la credibilidad del chupacabras como animal real.

Además, los informes de animales muertos por la supuesta acción del chupacabras nunca fueron confirmados por una necropsia, la única forma de concluir que el animal fue drenado de sangre. Un análisis realizado por un veterinario de 300 víctimas reportadas del chupacabras descubrió que no habían sido desangradas.

Radford dividió los informes de chupacabras en dos categorías: Los informes de Puerto Rico y América Latina donde se atacó a los animales y se supone que se extrajo su sangre, y los informes en los Estados Unidos de mamíferos, principalmente perros y coyotes con sarna, que la gente llama “chupacabras” debido a su apariencia inusual.

A finales de Octubre de 2010, el biólogo de la Universidad de Michigan Barry O’Connor concluyó que todos los informes de chupacabras en los Estados Unidos eran simplemente coyotes infectados con el parásito Sarcoptes scabiei, cuyos síntomas explicarían la mayoría de las características del chupacabras: Se quedarían con poca piel, piel engrosada y olor rancio. O’Connor teorizó que los ataques a las cabras ocurrieron “porque estos animales están muy debilitados, les será difícil cazar. Por lo tanto, pueden verse obligados a atacar al ganado porque es más fácil que atropellar a un conejo o un ciervo”.

Aunque varios testigos llegaron a la conclusión de que los ataques no podían ser obra de perros o coyotes porque no habían comido a la víctima, esta conclusión es incorrecta. Tanto los perros como los coyotes pueden matar y no consumir a la presa, ya sea porque no tienen experiencia o debido a una lesión o dificultad para matar a la presa. La presa puede sobrevivir al ataque y morir luego de hemorragia interna o shock circulatorio. La presencia de dos agujeros en el cuello, correspondientes a los dientes caninos, es de esperar, ya que esta es la única forma en que la mayoría de los carnívoros terrestres tienen que atrapar a sus presas.

Hay informes de perros mexicanos sin pelo perdidos confundidos con chupacabras.

Animales enfermos como el que vemos en la imagen son confundidos en ocasiones por pura ignorancia con seres más fantásticos que reales como el Chupacabras.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

El Monstruo de Enfield

Con el nombre de Monstruo Enfield se conoce a una criatura no identificada notificada en diversos informes y avistamientos en los alrededores de Enfield (Illinois, Estados Unidos), en Abril de 1973. Los mencionados informes fueron cubiertos ampliamente por los medios de comunicación en ese momento, y algunos sugirieron que podrían haber sido causados ​​por un mono salvaje o un canguro fugado de algún zoo o circo.

Utilizado como un estudio de caso para un documento sobre el contagio social en 1978, los sociólogos citan este extraño episodio como un ejemplo de comportamiento colectivo donde un grupo o multitud puede verse afectado por la propagación de “emociones grupales” como “pánico, histeria, visiones colectivas, y casos extremos de sugestionabilidad”.

Informes.

Alrededor de las 9:30 de la noche del 25 de Abril de 1973, Henry McDaniel escuchó un sonido como de rasguño en la puerta de su casa. Miró hacia afuera y vio algo que pensó que podría ser un oso. Tomando un arma y una linterna, se dirigió hacia afuera de la casa y a pesar del fuerte viento, pude ver a una extraña criatura entre dos rosales. Más tarde él mismo afirmaría: “Tenía tres piernas, un cuerpo corto, dos pequeños brazos cortos y dos ojos rosados ​​grandes como linternas. Tenía cuatro pies y medio de alto (1,37 metros) y era de color grisáceo”. Añadió más tarde que era “casi como un cuerpo humano”.

McDaniel disparó cuatro tiros contra la criatura, un disparo lo golpeó y causó un silbido fuese emitido por el supuesto ser, silbido “parecido a un gato montés”, antes de huir hacia un terraplén ferroviario cercano, cubriendo 15 metros en tres saltos. McDaniel llamó a las autoridades locales que descubrieron huellas en la suave tierra cerca de la casa, que McDaniel describió como una forma de perro, con seis almohadillas en los pies. La policía consideró que McDaniel era “racional y sobrio” en su informe del incidente. En una entrevista de prensa posterior, McDaniel aseguró tajante: “Si lo encuentran, encontrarán más de uno y no serán de este planeta, puedo decírtelo”.

A los investigadores que interrogaban a residentes cercanos se les dijo que Greg Garrett, un vecino de McDaniel de diez años, afirmó haber encontrado a la criatura media hora antes de que McDaniel lo hiciera, y que la criatura se había puesto en pie y destrozado sus zapatillas de tenis. Posteriormente, el chico le dijo a los investigadores de la Universidad de Western Illinois que su informe era un engaño “para burlarse del Sr. M y divertirse con un periodista de fuera de la ciudad”.

Dos semanas después, el 6 de Mayo, McDaniel llamó a la estación de radio WWKI para reclamar haber visto a la criatura otra vez, a las 3 de esa mañana. Estaba negociando los caballetes de las vías del ferrocarril cerca de su casa, y McDaniel dijo: “Vi algo que se movía en la vía del tren y allí estaba parado. No le disparé ni nada. Empezó por el ferrocarril. Estaba como rastreando. No tenía prisa ni nada “. Un grupo de búsqueda que incluía al director de noticias de WWKI, Rick Rainbow exploró el área ese mismo día e informó haber observado a una criatura “simiesca” parada en un edificio abandonado cerca de la casa de McDaniel. Afirmaron haber hecho una grabación de los gritos de la criatura y dispararon un tiro antes de que huyera. El criptozoólogo Loren Coleman investigó el caso y la grabación de sonido.

Dos días más tarde, un día después de que McDaniel fuera entrevistado en la radio local, la prensa de Enfield informó que se llamó a la policía para investigar los informes de disparos y arrestó a cinco jóvenes de fuera de la ciudad que habían venido a la ciudad para fotografiar a la criatura, llevando escopetas y rifles “para autoprotección”. Estas personas afirmaron haber avistado a la criatura. El alguacil del condado White desestimó los informes de esta como una “expedición de caza de monstruos” como una exageración, diciendo que los hombres simplemente estaban “bebiendo y levantando el infierno”, mencionando al monstruo sólo brevemente durante el interrogatorio. Los hombres fueron acusados ​​de violaciones de las leyes de caza.

Recreación del rostros del Monstruo de Enfield.

Vías del tren de Enfield.

Reacciones y conclusiones.

Los incidentes fueron ampliamente informados en la prensa en ese momento. Aparecieron en periódicos de todo el estado el 27 de Abril de 1973, y el 7 de Mayo hubo una entrevista en la estación de radio WGN, Chicago y artículos en el Chicago Daily News, el Moline DispatchChampaign-Urbana Courier y Alton Telegraph. Hubo artículos anteriores en el Carmi Times, y un resumen actualizado de los eventos apareció en Reading Eagle de Pensilvania en Agosto de 1973. Después del arresto de los cinco hombres que habían llegado para cazar a la criatura, los residentes de Enfield expresaron sus temores de que la cobertura de la prensa llevara a más “cazadores de monstruos”, los cuales podrían disparar por error a ciudadanos o ganado.

Se sugirió que la criatura pudo haber sido un canguro escapado de un zoológico cercano, lo que explicaría la descripción de las “tres patas”, ya que las colas de los canguros parecen una tercera pierna. Pero McDaniel fue inflexible en ello, la criatura “no era ningún canguro”. Aseguró que él mismo había tenido un canguro como mascota mientras estaba en el servicio militar en Australia, señalando con conocimiento de causa que los canguros tienen caras estrechas y las huellas que dejan aparecen con marcas de garras. Después de la cobertura de los medios de la criatura, un hombre de Ohio se puso en contacto con un periódico local que afirmaba que la criatura podría haber sido su canguro mascota, Macey, que había sido robada o perdida un año antes.

Unos días después del evento, United Press International citó a un estudiante de antropología que sugirió que la criatura podría haber sido un simio salvaje, señalando que tales animales habían sido reportados en todo el área de Mississippi desde 1941.

En 1978, investigadores de Western Illinois University, encabezados por David L. Miller, investigaron y analizaron el incidente y lo publicaron como un caso de estudio sobre el contagio social. Los investigadores encontraron que no había más de tres informes de primera mano sobre el caso, los cuales (supuestamente) había sido posteriormente exagerados por las noticias y los chismes locales, convirtiendo en una “epidemia” de histeria el caso.

Otros investigadores menos ortodoxos han sugerido que el monstruo se asoció con una avalancha de avistamientos de ovnis que supuestamente plagaron la región durante el mismo período, y aquellos con una inclinación más sobrenatural han afirmado que esta bestia – con su tendencia a ser agresiva con los humanos y tratar de romper en sus hogares: tiene todas las características de un ataque clásico de “demonio”. También se debe tener en cuenta que entre los años de 1941 y 1942, en el tranquilo pueblo de Mt. Vernon (a menos de 40 millas de Enfield) hubo una serie similar de encuentros que involucraron a una bestia anómala que “saltaba” y aterrorizaba a la población local y que supuestamente era responsable de numerosas muertes de animales en la región. Diversos testigos de estos avistamientos afirmaron que el ser era vagamente parecido a un babuino.

Recreación del Monstruo de Enfield.

Fuentes: Wikipedia, Cryptid Wiki, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Spring Heeled Jack

Spring Heeled Jack (Jack “Piedemuelle” o Jack el Saltarín) es una famosa y misteriosa entidad del folclore inglés y más en concreto de la época victoriana. Su primer avistamiento data de 1837, más tarde se reportaron frecuentes observaciones en Londres y sus suburbios, Sheffield, Liverpool, Midlands y Escocia.

Spring Heeled Jack fue muy famoso en su época debido a su extraña apariencia y a su aparente capacidad de dar saltos increíbles, muy por encima de las posibilidades de una persona. Según testigos diversos, este ser era descrito con una apariencia espantosa y aterradora, una fisionomía diabólica que incluía garras metálicas afiladas en sus dedos y ojos que “parecían bolas de fuego rojo2. Un informe afirmaba que, bajo una capa negra, llevaba un casco y una prenda ajustada blanca como “hule”. Muchas historias mencionan también un aspecto demoníaco. Se decía que Spring Heeled Jack era alto y delgado, añadiendo algunos informes que podía exhalar llamas azules y blancas. Al menos dos personas afirmaron que podía hablar un inglés comprensible.

Precedentes.

A principios del Siglo XIX, había numerosos informes de fantasmas que acechaban las calles de Londres, todo unido al auge de la Metapsíquica y a multitud de reuniones (séances) en donde se pretendía contactar con los espíritus. Estas figuras humanas se describían como pálidas; creyéndose que acechaban y perseguían a peatones solitarios. Las historias contadas de estas figuras formaron parte de una tradición distinta del fantasma en Londres que, algunos escritores han discutido, formaron la creación de la leyenda posterior de Spring Heeled Jack.

La más importante de estas primeras entidades fue el Fantasma de Hammersmith, que entre 1803 – 1804 fue reportado en Hammersmith en las franjas occidentales de Londres; más tarde reaparecería en 1824. Otra aparición, el conocido como Fantasma de Southampton, también fue reportado como autor de varias agresiones a distintos individuos en la noche. Este espíritu en particular llevaba muchas de las características de Spring Heeled Jack, y se decía que podía saltar de casa en casa y que medía unos 3 metros de altura.

Spring Heeled Jack en una ilustración de un Penny Dreadful (1904).

Informes iniciales.

Los primeros avistamientos atribuidos a Spring Heeled Jack se produjeron en Londres en 1837 y el último parece que se produjo en Liverpool en 1904. Según muchos relatos posteriores, en Octubre de 1837, una niña con el nombre de Mary Stevens se dirigía a Lavender Hill donde trabajaba como sirvienta después de visitar a sus padres en Battersea. En su camino a través de Clapham Common, una extraña figura saltó sobre ella desde un callejón oscuro. Después de inmovilizarla con sus brazos, comenzó a besarle el rostro mientras rasgaba su ropa y tocaba la carne de la muchacha con sus garras, que según su declaración, eran “frías y húmedas como las de un cadáver”. En pánico, la chica gritó, haciendo que el atacante huyera rápidamente de la escena. La conmoción trajo a la escena de los hechos a varios residentes que inmediatamente lanzaron una búsqueda para dar con el agresor, que no pudo ser encontrado.

Al día siguiente, se dice que el personaje “saltador” eligió a una víctima muy diferente cerca de la casa de Mary Stevens, inaugurando un método que volvería a aparecer en informes posteriores: Saltó en el camino de un carro que pasaba en ese momento, haciendo que el cochero perdiese el control del mismo y resultase gravemente herido. Varios testigos alegaron que el extraño individuo escapó saltando sobre una pared alta de unos 2,7 metros mientras reía de forma aguda y balbuceaba palabras ininteligibles. Poco a poco, la noticia del carácter extraño de estos ataques y de su autor se extendió, y pronto la prensa y el público le dieron el conocido nombre de Spring Heeled Jack.

En los primeros informes, la representación de Spring Heeled Jack era más parecida a las de los demonios tradicionales.

Reconocimiento oficial.

Pocos meses después de estos primeros avistamientos, el 9 de Enero de 1838, Sir John Cowan (Lord Mayor de Londres) reveló en una sesión pública celebrada en Mansion House una queja anónima que había recibido algunos días antes, y que había retenido con la esperanza de obtener más información. El remitente, que había formado de la carta como “un residente de Peckham”, escribió lo siguiente:

“Parece que algunos individuos (de, como cree el autor, las mejores clases) han hecho una apuesta con un compañero travieso y temerario, sobre que no se atrevería a encargarse de visitar muchos de los pueblos cercanos a Londres con tres disfraces diferentes: un fantasma, un oso y un diablo; y más aún, que no entraría en los jardines de la gente con el objeto de alarmar a los habitantes de la casa. La apuesta, sin embargo, ha sido aceptada, y el infantil villano ha logrado hacer desmayar a siete señoras, dos de las cuales probablemente no se recuperarán, sino que se convertirán en cargas para sus familias. En una casa el hombre tocó el timbre, y cuando la sirviente fue a abrir la puerta, encontró a este animal vestido de forma no menos espantoso que un espectro. La consecuencia fue que la pobre chica se desvaneció inmediatamente, y nunca desde este momento ha recuperado la razón. El asunto ha continuado por algún tiempo y, aunque resulte extraño, los periódicos siguen en silencio al respecto. El autor tiene razones para creer que tienen la historia completa en la punta de sus dedos pero, debido a motivos interesados, han sido convencidos para permanecer en silencio”.

Aunque el Lord Mayor parecía bastante escéptico, un miembro de la audiencia confirmó que “jóvenes criadas de Kensington, Hammersmith y Ealing cuentan espantosas historias sobre este fantasma o diablo”. El asunto fue publicado en The Times el 9 de Enero y en otros diarios nacionales el 10, y al día siguiente (11 de enero) el Lord Mayor enseñó a un abarrotado auditorio una pila de cartas procedentes de varios lugares de Londres y alrededores quejándose de parecidas “bromas malvadas”. La cantidad de cartas que llegó a Mansion House sugiere que las historias estaban muy difundidas en los suburbios londinenses. Un remitente afirmaba que varias jóvenes de Hammersmith habían sido asustadas hasta “estados peligrosos”, y algunas “gravemente heridas por una especie de garras que el desaprensivo llevaba en las manos”. Otro afirmaba que en Stockwell, Brixton, Camberwell y Vauxhall varias personas habían muerto de miedo y obras había sufrido ataques; mientras, otro contaba que el bromista había sido visto repetidas veces en Lewisham y Blackheath.

El propio Lord Mayor tenía dos opiniones sobre el asunto: pensaba que se habían hecho “las mayores exageraciones” y que era bastante imposible “que el fantasma realice las proezas de un demonio sobre la tierra”, pero por otra parte alguien en quien confiaba le había hablado de una criada en Forest Hill que había sido asustada hasta sufrir un ataque por una figura con piel de oso, por lo que estaba seguro de que la persona o personas involucradas en esta “exhibición de pantomima” serían atrapadas y castigadas. Se ordenó a la policía que buscase al individuo responsable, y se ofrecieron recompensas.

Spring Heeled Jack saltando sobre una reja, ilustración del serial Spring-heel’d Jack: The Terror of London (Siglo XIX).

Los informes de Scales y Alsop.

Quizá los más famosos incidentes relacionados con Spring Heeled Jack sean los supuestos ataques que sufrieron dos adolescentes, Lucy Scales y Jane Alsop. El de Alsop fue ampliamente cubierto por los periódicos de la época, mientras que sólo uno informó del de Scales, presumiblemente porque Alsop procedía de una familia bien acomodada y Scales de una familia de comerciantes. Este influjo mediático alimentó la histeria colectiva que ya de por sí envolvía el caso.

Se informó que el 20 de Febrero, la joven de 18 años Jane Alsop abrió la puerta del hogar paterno en el distrito londinense de Bow a un hombre que afirmaba ser oficial de policía, quien le pidió que trajese una luz porque él y otro oficial habían “atrapado a Spring Heeled Jack aquí en la calle”, pero este hombre lo que hizo fue atacarla repentinamente, rasgándole el vestido y tirándole del pelo hasta que otros miembros de la familia acudieron a ayudarla. Alsop contó a los investigadores de la policía de Lambeth que “llevaba una especia de casco, y un disfraz blanco ajustado con aspecto de hule. Su cara era espantosa y sus ojos como bolas de fuego. Tenía garras en las manos de algún material metálico, y vomitaba llamas azules y blancas”.

El informe de Scales es como sigue: Cinco días después, el 28 de Febrero de 1838, la muchacha de 18 años Lucy Scales y su hermana volvían a casa tras visitar a su hermano, un carnicero que vivía en una zona respetable de Limehouse. Ligeramente adelantada a su hermana, Lucy estaba a mitad de camino de Green Dragon Alley cuando un personaje que parece que había estado esperando en un rincón del pasaje apareció y la atacó. La figura respiró fuego en la cara de Lucy y entonces huyó mientras la muchacha caía al suelo, presa de violentos espasmos que duraron varias horas. Unos pocos días después, el 6 de Marzo, Lucy y su hermana prestaron declaración en la comisaría de policía de Lambeth Street acompañadas por su hermano, William. El muchacho afirmó que en la noche en cuestión había oído los fuertes gritos de una de sus hermanas momentos después de que habían salido de su casa y corriendo por el callejón del Dragón Verde encontró a su hermana Lucy en el suelo en mitad de un ataque, con su otra hermana tratando de sostenerla y apoyarla. La hermana describió al agresor de Lucy como de aspecto alto, delgado, cubierto con un gran manto o capa y llevando una pequeña lámpara o linterna similar a las usadas por la policía. El individuo no habló ni trató de poner las manos sobre ellos, sino que caminó rápidamente lejos de la escena del crimen. Todos los esfuerzos realizados por la policía para descubrir al autor de estos y otros ultrajes similares fueron en vano; varias personas fueron interrogadas pero liberadas finalmente sin cargos.

La leyenda se extiende.

The Times informó del supuesto ataque sobre Jane Alsop bajo el titular “Atrocidad en Old Ford”. A esto siguió el relato del juicio de un tal Thomas Millbank, quien, inmediatamente tras el ataque sobre Jane Alsop, se había jactado en el Morgan’s Arms de ser Spring Heeled Jack. Fue arrestado y juzgado en la corte de Lambeth Street. El oficial que le arrestó fue James Lea, que antes había atrapado a William Corder, el asesino de Red Barn. Millbank había estado vistiendo un mono blanco y un abrigo, que había dejado fuera de la casa, donde también se halló la vela que había dejado caer. Eludió la condena sólo porque Jane Alsop insistió en que su atacante había respirado fuego, y Millbank admitió que no podía hacer tal cosa. La mayoría de los demás relatos fueron escritos mucho más tarde de la fecha, no mencionándolos los periódicos contemporáneos.

Tras estos incidentes, Spring Heeled Jack se convirtió en uno de los personajes más populares de la época. Sus supuestas “hazañas” fueron recogidas por los periódicos y se convirtió en protagonista de varios penny dreadfuls y obras teatrales representadas en los teatros baratos que abundaban por entonces. Pero, a medida que crecía su fama, los informes sobre sus apariciones se hicieron más infrecuentes. Sin embargo, en 1843 una oleada de avistamientos volvió a inundar el país. Un informe de Northamptonshire le describía como “la misma imagen del propio diablo, con cuernos y ojos en llamas”, y en Anglia Oriental las noticias de ataques sobre conductores de coches de correo se volvieron comunes.

Spring Heeled Jack representado en un Penny Dreadful de (Circa 1860).

Últimos informes.

A principios de los años 1870, Spring Heeled Jack fue supuestamente visto de nuevo en varios lugares distantes entre sí. En Noviembre de 1872, el News of the World informó que Peckham estaba en estado de shock debido a lo que se conocía como “Fantasma de Peckham”, una figura misteriosa, de apariencia “bastante alarmante”. El editorial señalaba que no era otro que “Spring Heeled Jack, quien aterrorizó a la anterior generación”. Historias parecidas fueron publicadas en las Illustrated Police News. En Abril y Mayo de 1873 sucedieron numerosos avistamientos del “Fantasma del Parque” en Sheffield, que los lugareños llegaron a identificar con Spring Heeled Jack.

A esta noticia siguieron más supuestos avistamientos hasta Agosto de 1877, siendo uno de los más notables el protagonizado por un grupo de soldados del cuartel de Aldershot. Un centinela de servicio en el Campamento Norte miraba a la oscuridad, donde le había llamado la atención una peculiar figura brincando por la carretera hacia él. El soldado le dio el alto, que fue ignorado, y la figura desapareció de la vista unos momentos. Cuando el soldado volvía a su puesto, la figura reapareció junto a él y le propinó varias bofetadas con “una mano tan fría como la de un cadáver2. Uno de los guardias le disparó, sin efecto visible, si bien algunas fuentes afirman que el soldado pudo haberle disparado cartuchos de fogueo, usados sólo para hacer disparos de advertencia.

En otoño del mismo año, Spring Heeled Jack volvió a ser visto en Newport Arch (Lincolnshire), llevando una piel de oveja. Una multitud enfadada le habría perseguido y acorralado, y al igual que en Aldershot, le habrían disparado sin lograr efecto alguno. Muchos testigos afirmaron que los disparos le alcanzaron, sonando como si golpeasen un objeto metálico hueco como un “cubo vacío”. Como de costumbre, se decía que hizo uso de sus habilidades saltarinas para escapar de la multitud y desaparecer una vez más.

A finales del Siglo XIX, los supuestos avistamientos de Spring Heeled Jack se fueron desplazando hacia el oeste de Inglaterra. En Septiembre del 1904, en Everton, al norte de Liverpool, Spring Heeled Jack habría aparecido en el tejado de la Iglesia de San Francisco Javier, en Salisbury Street. Los testigos contaron que súbitamente saltó y cayó al suelo, aterrizando tras una casa cercana. Cuando corrieron a este punto, sigue la historia, se enfrentaron a un hombre alto y musculoso, vestido completamente de blanco y llevando un casco “con forma de huevo”, que les esperaba de pie. Rió histéricamente a la multitud y se abalanzó sobre ella, haciendo que varias mujeres se desmayasen. Librándose de ellos de un salto gigante, desapareció tras las casas vecinas.

El 18 de Junio de 1953, una figura parecida a algunas descripciones de Spring Heeled Jack fue avistada en un pecán en el patio de un edificio de apartamentos de Houston (Texas). Hilda Walker, Judy Meyers y Howard Phillips describieron a un hombre con “capa negra, pantalones ajustados y botas altas”, además de “ropas ajustadas grises o negras”.

Spring Heeled Jack en un Penny Dreadful de 1886.

Teorías.

Como finalmente nadie pudo atrapar o identificar nunca al conocido como Spring Heeled Jack, lo que combinado con las extraordinarias habilidades que se le atribuyen y el largo periodo durante el que se informó de avistamientos, ha llevado a la exposición de todo tipo de teorías sobre su naturaleza e identidad. Mientras varios investigadores buscan una explicación racional a estos sucesos, otros autores exploran los detalles más fantásticos de las historias para proponer varias teorías paranormales diferentes.

  • Escépticas.

La explicación más extendida a este respecto es la de la histeria colectiva y al de un mito o leyenda urbana exagerada y ampliada por los propios testimonios de la época. Tampoco se puede descartar el hecho de que Spring Heeled Jack no fuese una sola persona sino varias, el propio Lord Mayor acusaba a un grupo de jóvenes aristócratas envueltos en una irresponsable apuesta como culpables de las andanzas macabras de Jack.

En 1840, diversos rumores pusieron su foco sobre el noble irlandés Henry de La Poer Beresford, tercer Marqués de Waterford. El marqués apareció frecuentemente en noticias de finales de los años 1830 por reyertas de borrachos, bromas crueles y vandalismo, y se decía que hacía cualquier cosa por una apuesta. Su comportamiento irregular y su desdén hacia las mujeres le ganaron el apodo de “El Marqués Loco”, y también se sabe que estuvo en la zona de Londres en la época en la que ocurrieron los primeros incidentes. Pero The Waterford Chronicle pudo informar de su presencia en la baile del día de San Valentín en el castillo Waterford, dándole una coartada para los ataques sobre Jane Allsop y Lucy Scales que son cruciales para la supuesta existencia de Jack. Sin embargo, en 1880 fue calificado de culpable por el reverendo E. C. Brewer, quien aseguró que el marqués “solía entretenerse abalanzándose sobre viajeros desprevenidos, asustándolos, y de cuando en cuando otros han seguido su ridículo ejemplo”. En 1842 el marqués de Waterford se casó y se estableció en Curraghmore House (Irlanda), y se sabe que llevó una vida ejemplar hasta su muerte en accidente ecuestre en 1859. Spring Heeled Jack siguió activo varias décadas después, lo que lleva a los partidarios de su culpabilidad a la misma conclusión que Brewer.

  • Paranormales.

Demonio: Invocado accidentalmente o no por practicantes de ocultismo de la época.

Visitante de otra dimensión: Ser que podría haber entrado en nuestro plano a partir de una puerta dimensional.

Entidad extraterrestre: Creencia que explicaría los brillantes ojos de Spring Heeled Jack y su flamígera respiración, además de su agilidad sobrehumana.

Fuentes: Wikipedia, RPartridge (ilustración moderna), elaboración propia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 marzo, 2018 en Criptozoología, Historia

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: