RSS

Archivo de la categoría: Fenómenos Paranormales

Monstruos lacustres

La denominación “monstruos lacustres” se refiere a criaturas criptozoológicas que aparecen recurrentemente en el folclore local y en la mitología pero de las que no hay pruebas tangibles de su existencia a pesar de que a lo largo de la historia, e incluso en fechas recientes, multitud de personas afirman haber sido testigos de la aparición de estos (supuestos) extraordinarios animales. Muchos de ellos son descritos como criaturas serpentiformes, con una fisonomía que recuerda mucho a la de los prehistóricos y extintos Plesiosaurus y Elasmosaurus.

plesiosaurus

Plesiosaurus.

Muchos escépticos consideran que los monstruos de lago son puramente exageraciones o malinterpretaciones de fenómenos sabidos y naturales, o más fabricaciones y farsas. La mayoría de monstruos de lago no han dejado ninguna evidencia de su existencia fuera de alegó avistamientos y fotografías polémicas, y una gran parte se creen inexistentes para los zoólogos convencionales y otros científicos. Identificaciones erróneas de focas, nutrias, ciervos, aves acuáticas, peces grandes como esturiones gigantes o siluros, troncos, espejismos, distorsiones de luz, estelas de barcos, o los patrones ondulatorios inusuales tienen todo a ser propuestos para explicar informes concretos. Los sociólogos añaden que las descripciones de estas criaturas varían con el tiempo y las culturas locales, siguiendo el patrón de creencias folclóricas y no lo qué se esperaría de encuentros con animales reales.

En el programa River Monsters, el biólogo y pescador profesional Jeremy Wade llegó a la conclusión de que es muy probable que lo que realmente se aparece en el Monstruo del Lago Ness es un tiburón boreal (Somniosus microcephalus), el cual llegaría periódicamente al lago desde el mar por medio de grutas y cuevas subterráneas que comunican tanto el océano como el lago. El tiburón boreal es un escualo de gran tamaño (puede alcanzar o incluso superar, en especímenes excepcionales, los 7 metros de longitud) y posee un color oscuro, compatible con muchos de los testimonios del famoso monstruo. Otra característica de este extraordinario tiburón es su enorme longevidad, está demostrado que algunos individuos han llegado a los 500 años de edad, aunque su esperanza de vida media está en torno a 120 – 392 años, convirtiéndose así en el vertebrado conocido más longevo de la Tierra.

tiburon-boreal

Tiburón boreal.

Acotado por el autor y naturalista sueco Bengt Sjögren (1980), los monstruos de lago de la actualidad son variaciones de leyendas antiguas de kelpies. Sjögren afirma que las historias de monstruos de lago han cambiado durante historia. Reportes más viejos a menudo hablan sobre criaturas parecidas a caballos, pero los más modernos a menudo son de criaturas  reptilianas y con aspecto de dinosaurio, y Sjögren concluye que los legendarios kelpies evolucionaron en los modernos monstruos con aspecto de saurio desde el descubrimiento de dinosaurios y reptiles acuáticos gigantes y su popularización en los ensayos  científicos y en la cultura.

Otras teorías variadas han sido presentadas por creyentes en el fenómeno, incluyendo una especie desconocida de anguilas de agua dulce gigantes o de reptiles acuáticos prehistóricos supervivientes, como el plesiosauro. La única teoría que soporta los avistamientos de monstruos es una especie de anfibio que generalmente se queda en etapa juvenil toda su vida como el ajolote (Ambystoma mexicanum). El criptozoólogo Bernard Heuvelmans mantuvo durante su vida que el monstruo tipo plesiosauro era de hecho una especie desconocida de foca de cuello largo, el cual también acuña para los avistamientos de serpientes marinas.

En muchas zonas donde supuestamente se aparecen estos monstruos se ha creado una importante industria turística.

Algunos ejemplos de monstruos lacustres son los siguientes:

  • Monstruo del Lago Ness, más conocido como Nessie y el más famoso de los monstruos lacustres. Su primer avistamiento data del 565 y se han ido repitiendo reportes de sus apariciones hasta nuestros días, con especial hincapié desde el Siglo XIX al XX. Más información sobre el Monstruo del Lago Ness.

nessie

Icónica representación del monstruo del Lago Ness.

  • Bunyip: Perteneciente al folclore australiano y que supuestamente habita el Lago Modewarre. Algunas características de descripciones comunes incluyen una cola de caballo, aletas, colmillos de morsa o cuerno y algunos dicen que pelaje negro. De acuerdo con la leyenda, se dice que rondan en pantanos, billabongs, arroyos y ríos. En las noches pueden escucharse sus llamados, mientras devoran cualquier animal que se acerque a sus guaridas.

bunyip-1890

Ilustración de un Bunyip (1890).

  • Champ: Monstruo que supuestamente habita en el Lago Champlain, ubicado entre los estados de Nueva York, Vermont y parte de Québec en Canadá. Ya desde 1609 hay diversos reportes de su presencia, los avistamientos se extienden hasta nuestros días. Dos tribus de nativos americanos que viven en la zona, cerca del lago Champlain, los Iroqueses y los Abenaki, ya tenían leyendas sobre una criatura semejante que es descrita con forma serpentiforme. El primer avistamiento reportado por los medios se produjo en 1883 cuando el sheriff Nathan H. Mooney dijo que había visto una “… gigantesca serpiente de agua a unos 45 metros” de donde él estaba en la orilla.

champ

Fotografía realizada en 1977 por Sandra Mansi del supuesto monstruo del Lago Champlain.

  • Emela-ntouka: Animal mítico en la cultura de las tribus pigmeas del África Central y principalmente de Zambia. Del tamaño de un elefante y color verde pálido, su descripción general recuerda superficialmente a la de un rinoceronte, incluyendo un cuerno (de marfil) de unos dos metros de largo. Su enorme cuerpo está sostenido por cuatro gruesas patas cortas y posee una cola similar a la de los cocodrilos. Sus mandíbulas están armadas con largos y afilados dientes de forma triangular. Los mitos coinciden en situar al animal en los vastos terrenos pantanosos que conforman la cuenca del Río Congo. Es, por lo tanto, de naturaleza anfibia. Las historias coinciden al afirmar que rara vez se lo encuentra reunido en grupos: se lo considera un cazador solitario.

emela-ntouka

Representación artística de Emela-ntouka.

  • Gusano de Lagarfljót: Es un monstruo de lago islandés Lagarfljót en Egilsstaðir. Los avistamientos han sido registrados desde 1345 y continúan en Siglo XXI incluyendo un vídeo en 2012 presuntamente mostrando a la criatura nadando. El origen de su leyenda para situarse en la colección de cuentos folclóricos y leyendas islandesas de Jón Árnason publicada en 1862 y 1864. Es descrito con forma serpentiforme y una longitud de unos 12 metros, habiendo sido avistado no solamente en el lago sino también enrollado o deslizándose entre los árboles circundantes.

Vídeo en el que parece observarse una extraña criatura similar a una serpiente de gran tamaño en el agua del Lago Lagarfljót.

  • Issie: Monstruo lacustre japonés que se dice que habita en el Lago Ikeda, en la Isla Kyūshū. Según la mitología, Issie era una yegua blanca que había tenido un potro, y vivían juntos en la orilla del lago Ikeda. Pero cuando el potro fue secuestrado por un samurái e Issie fue incapaz de encontrarlo, saltó al lago y, en su desesperación, se transformó en una gigante, bestia reptil, la cual desde entonces frecuenta la superficie, intentando encontrar su hijo perdido. La criatura fue fotografiada en 1978, hubo unos veinte testigos del avistamiento, el ser fue descrito como un saurio de color negro y 5 metros de longitud que nadaba en el lago.

issie

Representación artística de Issie.

  • Manipogo: Es el nombre con el que se conoce a un monstruo lacustre que habitaría el Lago Manitoba (Canadá). Los primeros avistamientos de este ser se remontan a 1908 y el último conocido data del año 2009.

manipogo

Representación artística del avistamiento de una “joroba”, hecho muy característico en los reportes del Manipogo y de otros monstruos lacustres.

  • Memphré: Monstruo lacustre del Lago Memphremagog en Québec (Canadá). Reportado inicialmente en 1816, su último avistamiento se produjo en 2006. Memphré es descrito de una manera muy similar a la del Monstruo del Lago Ness.

memphre

La similitud del Memphré con el Monstruo del Lago Ness se refleja también en diversas ilustraciones.

  • Mokèle-mbèmbé: Bestia común de la mitología de diversos países de África Central, en cuya creencia están especialmente convencidos los pigmeos de la zona. En este caso nos no encontraríamos ante una criatura principalmente acuática sino ante una bestia que habitaría en los pantanos de las remotas junglas de la República Popular del Congo, pero también en República Centroafricana, Camerún y Gabón. El Mokèle-mbèmbé es una de las criaturas más famosas dentro de la criptozoología y cuya existencia no es absolutamente descartada por algunos científicos. Los relatos y la tradición oral de varias tribus africanas lo describen como un animal de color gris parduzco y de tamaño superior al de un elefante, de unos 4 – 6 metros de alto y 5 – 10 metros de largo. Tiene el cuello largo y flexible y un solo diente, aunque muy grande; otros relatos aseguran que se trata de un cuerno. Unos pocos hablan de una cola musculosa como la de un caimán. Vive en los ríos y trepa a las orillas en pleno día para buscar alimento. Sus huellas se parecen a las del hipopótamo, aunque son mayores y palmeadas; según algunos exploradores, son circulares, del tamaño de una sartén, con tres dedos. Su dieta estaría compuesta mayormente por vegetales, aunque hay reportes de que cazarían humanos e hipopótamos. Es interesante notar que hay una pequeña población de estos últimos en los pantanos del Río Likouala. Ya desde finales del Siglo XVIII (1776) se tiene constancia de leyendas sobre este ser, principalmente conocidas a partir de multitud de sucesivas expediciones (como la de Bonaventure de 1776) a las junglas de África Central y cuenca del Río Congo. Algunas teorías intentan identificar a esta criatura con confusiones producidas al observar un rinoceronte (aunque la jungla no es su hábitat). Científicos más atrevidos exploran la hipótesis de que nos encontremos ante un dinosaurio saurópodo (similar al Apatosaurus, descrito así también en la expedición de Paul Gratz de 1909) que habría sobrevivido hasta nuestros días a la masiva extinción del Cretácico. Ruidos no pertenecientes a ningún animal conocido, huellas extrañas con tres dedos, siluetas de un enorme animal vistas a través de la selva, oscilaciones extrañas en el agua, son algunos de los hechos que han reportado tanto los nativos como los exploradores y científicos que ha visitado la región.

mokele-mbembe

Ilustración representando al Mokèle-mbèmbé siendo atacado por pigmeos.

  • Monstruo del Gran Lago: Conocido como Storsjöodjuret, se dice que este monstruo habita en las profundidades del Lago Storsjön en Suecia. Ya desde 1635 hay diversos reportes de su presencia. Es descrito como si fuera una serpiente o reptil acuático con aletas por la parte de atrás y con cabeza de perro; puede poseer grandes crestas según otras descripciones. Se dice que mide unos 6 metros de largo. En el año 1986, la junta administrativa de la provincia de Jämtland declaró al monstruo del gran lago como una especie en peligro de extinción y se le otorgó un estado de protección.

storsjoodjuret

Representación artística de Storsjöodjuret.

  • Monstruo del Lago de Bañolas: Ubicado en Gerona (España), una leyenda cuenta que fueron primero las tropas de Carlomagno quienes, aprovechando su estancia en la ciudad de Gerona, se acercaron a Bañolas para intentar reducir y matar al dragón (conocido como Draga) que habitaba en el lago. El Emperador tuvo que pedir ayuda a San Emeterio, un monje francés que llegó a tierras gerundenses con él para combatir a los moros. Cuando la bestia salió de su refugio se quedó mirando a aquel hombrecillo que no paraba de rezar y, como si de un cachorrillo se tratara, le siguió hasta la plaza. Después de este suceso, el santo milagrero fundó el monasterio de San Esteban de Bañolas, antes de irse a vivir a una cueva en medio de un espeso bosque donde no era posible adivinar si era de día o de noche. El monstruo regresó al lago, donde dicen que aún vive hoy, pero al que nadie ha vuelto a ver. Algunos autores aseguran que hay testimonios de la aparición del monstruo a finales del Siglo XIX y principios del XX, como el ataque a una diligencia que hacía el trayecto Olot – Bañolas. Se ha intentado culpabilizar al supuesto monstruo de varios naufragios con muchas víctimas, desastres ocurridos en el lago en 1913 y 1998. Otra leyenda cuenta que en el fondo del lago habitan las ondinas en un palacio de cristal. Estos seres, también llamados mujeres de agua, salen a la superficie los días de luna llena, y al igual que las sirenas, las ondinas utilizan sus cánticos para atraer a los hombres de la zona y llevárselos a su palacio de cristal.

monstruo-del-lago-de-banolas

Representación artística del Monstruo de Lago de Bañolas.

  • Monstruo del Lago Iliamna: Localizado en Alaska, se dice que un monstruo con cabeza y cola similar a la de los lobos y cuerpo de orca habita en el Lago Iliamna. Los primeros avistamientos datan de 1942 y se han extendido en el tiempo hasta 1988. La escasez de más ha hecho que muchos empiecen a dudar, todavía más, de la existencia real de esta criatura Una vez más el biológo y pescador profesional Jeremy Wade, determinó que es muy posible que este monstruo fuese en realidad un esturión blanco (Acipenser transmontanus), el pez más grande de Norteamérica y que puede alcanzar los 6,1 metros de longitud.

esturion-blanco

Esturión blanco (Acipenser transmontanus).

  • Monstruo del Lago Labynkyr: Este lago ubicado en la República de Sajá, al Este de Rusia, es el hogar de un monstruo pavoroso según las leyendas del lugar que se remontan al Siglo XIX. Medio de comunicación rusos aseguraron que tenían evidencias de la presencia de dicho monstruo en el lago, habiéndose encontrado diversos restos esqueléticos; incluso se realizó una expedición en 1999 para buscar más pruebas de su presencia en este remoto y de muy difícil acceso lugar del mundo.

labynkyr

Fotografiada realizada en el Lago Labynkyr en la que se observa un cuerpo extraño aflorando de las aguas.

  • Monstruo del Lago Tianchi: Ubicado en la cumbre del Monte Paektu, entre China y Corea del Norte, se dice que este lago es la morada de un monstruo o monstruos cuyos avistamientos se remontan a 1903 y prosiguen hasta nuestros días. Ha sido descrito como una especie de búfalo que surge del agua. Reportes más recientes describen al monstruo como teniendo una cabeza humanoide unida a un cuello de 1,5 metros. Se dice que tiene un anillo blanco en la base del cuello y el resto se su piel es gris y lisa. En 2007, un reportero de televisión chino aseguró haber filmado en este lago a unas seis extrañas criaturas con forma de foca.

tianchi

Fotografía tomada el 21 de Julio de 2005 de un cuerpo extraño asomando en la superficie del Lago Tianchi.

  • Monstruo del Lago Tortuga: El Lago Tortuga ubicado Saskátchewan (Canadá) es el supuesto hogar de un monstruo que es descrito generalmente como una criatura de entre 3 – 9 metros de longitud, piel cubierta de escamas, sin aleta dorsal, cabeza similar a la de los caballitos de mar, a un perro o incluso un cerdo. Sus primeros avistamientos se reportan con anterioridad a las leyendas de los nativos indios de la zona. Se ha intentado explicar la presencia de este monstruo con una confusión de los testigos, los cuales seguramente habrían visto un esturión de gran tamaño, algo que podría casar con algunas de las descripciones.

rastro-lago-tortuga

Fotografía tomada entre 2011 – 2012 del supuesto rastro dejado por el Monstruo del Lago Tortuga.

  • Morag: Es el apodo dado al monstruo lacustre del Lago Morag (Escocia). Después de Nessie está entre las criaturas (supuestamente) fantásticas más conocidas de Escocia. El avistamiento más conocido tuvo lugar en 1969, donde estuvieron involucrados dos hombres locales, Duncan McDonnel y William Simpson. Afirmaron haber golpeado accidentalmente a la criatura con su barco, haciendo que los atacara. McDonnel se defendió con un remo, y Simpson abrió fuego con su rifle, lo que causó que la criatura se sumergiera hasta desaparecer. Lo describieron de color marrón, de 7,5 – 9 metros de largo, con piel áspera, tres jorobas dorsales de medio metro cada una que sobresalían por encima de la superficie, y una cabeza de unos 30 centímetros. Se han realizado varias expediciones para localizar al monstruo pero todas han vuelto sin evidencias destacables.

morag

Representación artística de Morag.

  • Nahuelito: Supuesta criatura desconocida que habitaría en el Lago Nahuel Huapi en la Patagonia (Argentina). Su primer reporte se remonta a 1910 aunque ya existían relatos al respecto previos a la Conquista de América. George Garret aseguró en 1910 que luego de navegar por el lago y a punto de desembarcar, pudo avistar a unos 400 metros de distancia una criatura cuya parte visible medía entre 5 – 7 metros de largo y sobresalía otros 2 metros por encima del agua. En 1988 se publicaron fotos del Nahuelito en una revista del diario Río Negro. Los avistamientos de Nahuelito parece que se suceden hasta nuestros días.

nahuelito

Supuesta fotografía de Nahuelito tomada en 1988.

  • Ogopogo: Nombre con el que se conoce a un monstruo de lago que supuestamente vive en el Lago Okanagan, en la Columbia Británica (Canadá). En este lugar se ha visto el típico fenómeno de las “jorobas” que se desplazan sobre la superficie del agua, e interpretadas como los emergentes del cuerpo de un gran animal por las teorías que afirman la existencia de estas supuestas criaturas críptidas. Su descripción más común es la de una serpiente marina de 15 – 20 metros de largo. Los primeros avistamientos del Ogopogo datan del Siglo XIX y se extienden hasta nuestros días, siendo uno de los monstruos lacustres más conocidos en el mundo. Es muy posible que algunos de los avistamientos de este monstruo lacustre hayan sido confusiones de los testigos con troncos u otros objetos flotantes e incluso resultado de divisar nutrias y anguilas.

ogopogo

Estatua de Ogopogo en Kelowna, Columbia Británica (Canadá).

  • Shuswaggi: Nombre con el que se conoce al supuesto monstruo que habita el Lago Shuswap de la Columbia Británica (Canadá). El primer avistamiento es relativamente reciente, el 3 de Junio de 1984, Linda Griffiths que navegaba con sus hijos por el lago dijo haber visto una mancha en el agua. Al cabo de un rato, el agua comenzó a agitarse violentamente y vio que afloraban unas siete jorobas de color marrón grisáceo por encima de la superficie y moviéndose en línea recta. El monstruo que poseía forma serpentina, cruzó por delante de su embarcación antes de sumergirse definitivamente.

basilosaurus

Representación artística de un Basilosaurus, animal extinto pariente cercano de las ballenas actuales que algunos criptozoólogos creen que podría ser el culpable de los avistamientos del Shuswaggi.

  • Tahoe Tessie: Entre Nevada y California se ubica el Lago Tahoe, hogar supuestamente de un monstruo lacustre cuya leyenda se remonta a las historia de tribus indias del Siglo XIX y que se extiende hasta nuestros días. Con una longitud que oscila de los 3 – 24 metros, Tessie es descrito como una criatura serpentiforme, de cuerpo ancho y que habita en túneles y cuevas de las profundidades del Lago Tahoe. A pesar de tener características de reptil, su piel de color negro azabache o turquesa, parece ser de aspecto suave. En la década de 1950, dos agentes de policía fuera de servicio informaron que habían visto un aumento joroba grande en el agua del lago y que se desplazaba a gran velocidad. Avistamientos similares se han ido sucediendo hasta fechas recientes.

tahoe-tessie

Representación artística de Tahoe Tessie.

A pesar de que muchos de los casos de avistamientos y reportes de monstruos lacustres son debido a confusiones o directamente fraudulentos, no se puede descartar la presencia de criaturas desconocidas en muchos de estos lugares. Se conoce más de la Luna que de las profundidades del océano, y todos los años se descubren nuevas especies animales desconocidas hasta la fecha, ¿por qué no dejar volar un poco la imaginación?, quizá en lo profundo de estos lagos no se escondan únicamente especies ya conocidas y troncos viejos.

lago-ness-urquhart

Lago Ness y Castillo de Urquhart (Escocia).

Información sobre serpientes marinas.

Información sobre reptiles marinos prehistóricos:

Parte I

Parte II

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

The Hands Resist Him, la pintura maldita

The Hands Resist Him (Las manos lo resisten) es un óleo sobre lienzo, pintado en 1972 por Bill Stoneham, nacido en Oakland, California (Estados Unidos). En el cuadro destacan un niño y una muñeca de pie delante de una puerta con paneles de vidrio, contra la cual se aprecian manos presionando hacia dentro (las manos están del otro lado de donde se encuentran los niños). Según el artista, el niño está inspirado en una fotografía de sí mismo a los cinco años y la puerta es una representación de la línea divisoria entre el mundo de la vigilia y el mundo de la fantasía y lo imposible, mientras que la muñeca es una guía que le acompañará al niño. Las manos representan vidas o posibilidades alternativas.

La pintura adquirió cierta fama cuando se “viralizó” por Internet mediante una leyenda urbana surgida en torno a ella, cuando fue vendida en Febrero del año 2000 en el sitio web de ventas eBay debido a la peculiar descripción que la vendedora realizó sobre dicho artículo.

El artista William Stoneham pintó este cuadro en 1972 dentro del contrato que tenía con un galerista de arte para producir dos pinturas al mes por 200 dólares cada una. Inspirado por un poema que acababa de escribir su mujer, “Las manos lo resisten”, Stoneham por inspiración visual utilizó una fotografía que habían realizado sus padres adoptivos y en la que se observaba al propio Stoneham de niño junto a una niña pequeña del vecindario, ambos de pie junto a una puerta de vidrio. En la pintura, la niña aparecía representada como una muñeca con rostro cuanto menos inquietante, sin ojos y agarrando un extraño artilugio.

bill-stoneham-junto-a-una-nina

Bill Stoneham de niño junto a una vecina.

En 1974 Stoneham vendió el cuadro a John Marley, conocido actor que aparece en El Padrino (The Godfather, 1972), encarnando al personaje que se despierta con una cabeza de caballo decapitada dentro de su cama, escena que se convirtió en una de las más famosas del cine del Siglo XX. Entre 1978 y 1984, Charles Feingarten, dueño de la galería que había contratado a Stoneham, así como Henry Seldis, crítico de arte (que había mencionado dicha pintura en Los Angeles Times) y el propio John Marley fallecieron. Tres personas que de un modo u otro habían tenido una relación estrecha con el cuadro y su autor.

Se perdió la pista de la pintura por un tiempo hasta que repentinamente reapareció en la trastienda de una fábrica de cerveza en California. Concretamente en el año 2000, el cuadro apareció de nuevo en un anuncio de eBay, acompañado por una descripción en la que se mencionaban multitud de hechos extraños relacionados con el mismo. Se decía lo siguiente en el anuncio: “Cuando recibimos la pintura, pensamos que se trataba de una obra de arte realmente buena”, detalló el vendedor en eBay. “Un anticuario la había encontrado abandonada en la trastienda de una vieja fábrica de cerveza. Inmediatamente nos preguntamos qué era lo que había conducido al abandono de una obra de arte de tan obvia calidad. Ahora… lo sabemos. Una noche, nuestra hija de 4 años, muy asustada, nos pidió dormir en nuestra habitación. Nos dijo que los niños que aparecen en la pintura… se estaban peleando”.

El padre terminó colocando una cámara sensible al movimiento enfocada al cuadro y según su propio testimonio: “Pude ver cómo el niño de la pintura se movía”. “Las dos últimas imágenes muestran como la muñeca cobra vida y usa un “arma” para forzar al niño a abandonar la pintura”, según informó el vendedor en 2002 a los medios de comunicación. Se afirmaba que el cuadro podría llegar a cambiar la vida de su propietario. Ante estas advertencias, el vendedor recibió infinidad de ofertas, así como mensajes en el que se le decía que sólo con ver el cuadro en el propio anuncio, habían sucedido fenómenos paranormales.

La extraña y controvertida obra de arte fue finalmente vendida por 1.025 dólares a Kim Smith, propietario de una galería de arte en Grand Rapids, (Michigan, Estados Unidos) donde aún hoy permanece. El propio Kim Smith aseguró tras comprar la pintura: “Me gustaría poder informar de sucesos extraños o escribir sobre posesiones debido al mal que reside en la pintura. Pero no es así, no he sido testigo de nada parecido, aunque debo decir que he recibido miles de correos electrónicos que me sugerían oraciones de liberación, consejos de como limpiar mi casa de las energías negativas, incluso la ayuda desinteresada de un chamán nativo americano de Mississippi. Pero yo creo que todo es fruto de la mente”.

the-hands-resist-him

The Hands Resist Him (1974).

La obra solamente se ha mostrado al público en seis ocasiones desde entonces, creando siempre una gran perturbación entre los asistentes al evento, principalmente en el 2007. “Sólo pasó veinte segundos, y únicamente había silencio”, dijo Smith. Y entonces alguien afirmó: “Eso es espeluznante”, aseguró Smith a los medios de comunicación. A pesar de haber recibido cuantiosas sumas de dinero (algunas incluso de 6 cifras) por el cuadro, Smith hasta la fecha ha rechazado todas.

El autor de la pintura, Bill Stoneham, sigue recibiendo correos electrónicos de personas que aseguran sentirse mal o sufrir fenómenos extraños después de ver imágenes de la pintura en Internet. “Vivimos en una era de ciencia, duras realidades y hechos concretos, pero todavía nos sentimos atraídos por el misterio”, dijo Stoneham. “¿Y qué es más misterioso que las pinturas? Más que cualquier otro objeto, las pinturas son una especie de cosa creada por alguien usando sus manos. Y a veces, esas manos crean algo que aterroriza a la gente durante décadas”.

bill-stoneham

Autorretrato de Bill Stoneham.

Recientemente en el año 20016, Darren Kyle O`Neill, autor del libro The Hands Resist Him: Be Careful What You Bid For, afirma que tras haber impreso una imagen del cuadro que depositó al lado de otros documentos, marchó de viaje a Italia durante un mes. A la vuelta, el aire acondicionado de la casa se había torcido y todo en la habitación tenía moho verde; la televisión, la cama, las hojas, la ropa de su hija, etc. Pero al lado de las hojas teñidas de verde, la única cosa que estaba en perfectas condiciones era la reproducción del cuadro. ¿Una manera curiosa de publicitar su libro o testimonio real acerca de otro suceso extraño más relacionado con la pintura?, este curioso misterio perdura todavía.

Fuentes: Wikipedia, mundoesotericoparanormal.com, the-line-up.com, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Caso OVNI de McMinnville

El 11 de Mayo de 1950, entre las 7:30 – 7:45 de la tarde (hora local), la señora Trent daba de comer a sus conejos. La granja de Paul Trent se levanta a cosa de 18 kilómetros al Suroeste de la ciudad de McMinnville (Daytona), en el estado norteamericano de Oregón (Estados Unidos).

Se trata de una región principalmente agrícola, elevada a 70 metros sobre el nivel del mar y con viviendas alejadas entre sí varios centenares de metros. Aquella tarde de frío el tiempo se presentaba húmedo, con una capa de nubes a unos 1.500 metros de altura. La señora Trent se encontraba en el patio trasero de la granja cuando vio “aquello”. Su marido, según declaró, estaba en el interior de la casa.

“Comencé a gritar a mi marido”, cuenta la señora Trent, “pero no me oía. Así que corrí hasta la casa. Paul hacía no sé qué en la cocina. Salimos al exterior y el objeto seguía allí, hacia el Noreste”. Paul finalmente tomó su máquina cargada con un rollo de película pancromática de la que únicamente quedaban disponibles cuatro disparos más. “Rebobiné el film tan rápido como pude y al intentar la segunda toma me di cuenta de que el OVNI había cambiado su posición. Ahora se movía hacia el Norte, aumentando su velocidad. Así que no tuve más remedio que girar hacia la derecha”, según contó el propio Trent. Tras la segunda fotografía, no hubo tiempo para más, el OVNI se alejó despareciendo en el horizonte.

paul-trent

Paul Trent, autor de las fotografías.

Los testigos describieron el objeto como un “paracaídas” de gran tamaño al que le hubieran sacado las cuerdas. Era de color plateado y bronce, muy brillante, con ese toque ligero como bronceado en la parte inferior-. El matrimonio insistió mucho en esta diferenciación de tonalidades: Plateada en la parte superior y dorada o bronce en la inferior.

Entre uno y otro disparo transcurrieron unos 30 segundos, según estimación del fotógrafo. En ese lapso de tiempo, el OVNI siguió moviéndose muy lentamente, sobrevolando el lugar, para luego cambiar su curso y orientación de forma algo compleja. Modificó su dirección, ladeándose justo antes de alejarse. La señora describió ese movimiento como un “ondulación y no como una rotación”. El propio Paul Trent aseguró sentir una ligera brisa proveniente del OVNI en el momento en que realizó el primer disparo, la brisa desapareció cuando el objeto quedó estabilizado.

Ninguno de los testigos vio humo, fuego o escapes de gas, ni siquiera escucharon ruido alguno. Según la señora Trent, el OVNI debía de medir unos diez metros de diámetro, pero ninguno de los testigos se arriesgó a pronunciarse en cuanto a la velocidad del mismo y tampoco a la distancia a la que se encontraba el mismo de la casa.

mcminnville-ovni1

mcminnville-ovni2

Fotografías del OVNI de McMinnville.

Una vez reveladas las fotos días después, los Trent prefirieron no darle excesiva publicidad al caso, a excepción de un reducido grupo de familiares. El propio Trent llegó a comentar que “temía las molestias con el Gobierno y los posibles disgustos con los periodistas”. El caso pareció quedar oculto hasta que un periodista del Telephone Register, Bill Powell, supo de las fotografías a través de dos banqueros (Ralph y Frank Wortman) de la ciudad de McMinnville. Powell fue a hablar con los testigos del caso y también para solicitar los negativos. Finalmente el 8 de Junio de 1950 se publicó la historia en el Telephone Register, fotos incluidas.

telephone-register-ovni

Artículo del Telephone Register sobre el OVNI de McMinnville.

A raíz de dicha publicación, el caso alcanzó fama mundial, apareciendo en numerosos periódicos más, agencias de noticias e incluso en la revista Life.

Años más tarde la conocida como Comisión Condon perteneciente a las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y encargada principalmente del esclarecimiento del fenómeno OVNI, lanzó un informe en el que aseguraba que los negativos obtenidos por Paul Trent no habían sido manipulados. El brillo del cielo era el correcto según las coordenadas y orientación que Paul Trent había dicho y también quedó descartada la hipótesis del lanzamiento de una maqueta. La Comisión Condon puntualizó: “Es uno de los pocos informes sobre OVNIS en el cual todos los factores estudiados, ya sean geométricos, psicológicos y físicos, están en perfecto acuerdo con la hipótesis según la cual un extraordinario objeto volante plateado, metálico, en forma de disco, de unos diez metros de diámetro y evidentemente artificial, fue observado por dos testigos”. Después de otros análisis más, la Comisión Condon afirmó que el objeto debió de estar a unos 400 metros de distancia de los testigos, descartando totalmente el mencionado anteriormente lanzamiento de una maqueta o un objeto sujeto por una cuerda.

mcminnville-ovni-ampliacion

Ampliación de las dos fotografías del OVNI de McMinnville.

El caso ya clásico del OVNI de McMinnville es a fecha de hoy uno de los más conocidos y emblemáticos de la ufología y a la vez uno de los más misteriosos y difíciles de desprestigiar por los escépticos. A día de hoy la incógnita de un avistamiento excepcional prosigue.

Fuentes: Los Visitantes (JJ Benítez), elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , ,

Mansión Summerwind

La Mansión Summerwind, conocida antiguamente como Mansión Lamont, era el nombre de una antigua mansión victoriana, localizada en el Norte de Wisconsin (Estados Unidos). Fue construida a principios del Siglo XX, y reducida a escombros debido al impacto de un rayo en Junio de 1988. Tiene la reputación de ser unos de los lugares más embrujados en Wisconsin.

La mansión fue erigida primeramente como una cabaña de pesca. En 1916, el futuro Secretario de Comercio de EE.UU., Robert Patterson Lamont, la adquirió para utilizarla como casa de verano y refugio de las presiones del trabajo en Washington. El plan de Lamont era renovarla y convertirla en mansión, para lo que empleó arquitectos de Chicago. El proceso demoró dos años y significó la reconstrucción de virtualmente todo el lugar desde cero.

El matrimonio permaneció en Summerwind por alrededor de 15 años, durante los cuales los sirvientes se quejaron constantemente de que la casa estaba embrujada. Lamont no les creyó, argumentando que la construcción era demasiado nueva como para estar encantada.

Sin embargo, una noche de principios del decenio de 1930, el matrimonio tuvo un encuentro con una aparición en la cocina mientras comían el postre. La puerta que daba al sótano se abrió por sí sola, revelando la figura fantasmagórica de un hombre. Lamont agarró una pistola que guardaba en un cajón y disparó dos tiros a aquella forma. El fantasma cerró la puerta de golpe, por lo que los proyectiles le atravesaron y quedaron incrustados en ella, y permanecerían allí hasta ser robados años después. La pareja abandonó la mansión inmediatamente y nunca más regresaron.

Robert Patterson Lamont

Robert Patterson Lamont.

1940 – 1960.

La propiedad fue comprada por la familia Keefer, que mantuvo la casa pero nunca vivieron en ella de forma permanente. Algunos especulan que la transacción de realizó en 1948, después de la muerte de Lamont, y otros la colocan en 1941, antes del deceso.

Una vez muerto el señor Keefer, su viuda subdividió la tierra y la vendió por partes. Sin embargo, la parcela que contenía la mansión le rebotó a la señora Keefer varias veces en el transcurso de los siguientes años, luego de que varios compradores sufrieran dificultades económicas y no pudieran abonar los pagos. En este período no se registró ningún hecho paranormal, aunque los compradores mostraron malestar en el lugar, por lo que permaneció deshabitado.

Summerwind

summerwind

De 1969 en adelante.

Tras casi cuatro décadas de abandono, a mediados de 1969, la familia Hinshaw se mudó a la mansión. Es a partir de este momento que la mayoría de los sucesos inquietantes tienen lugar. Después de empezar a vivir, los Hinshaw reportaron una serie de sucesos extraños: Sombras que rondaban por los pasillos, susurros que se detenían cuando entraban a una habitación, inexplicables problemas electromecánicos que se solucionaban por sí solos, y ventanas que se abrían solas. También afirmaron haber visto el fantasma de una mujer desconocida que solía aparecer en el comedor de la casa.

Tras experimentar dificultades para retener a los trabajadores una vez que éstos se enteraban de que se trataba de Summerwind, los Hinshaw decidieron renovar la casa ellos mismos. La leyenda urbana sostiene que durante estas renovaciones, Arnold removió un cajón de zapatos de un armario empotrado y descubrió un hueco escondido detrás de él. En ese espacio Arnold descubrió lo que en un principio se creyeron los restos de un animal. Sin embargo, debido a la estrechez de la entrada, no podía estar seguro de lo que había visto. Más tarde ese día, hizo que su hija Mary ingresara en el hueco para ver si aquel esqueleto era de un animal, la niña descubrió un cráneo humano y mechones de pelo negro aún adheridos al mismo. Se dice que la familia eligió no registrar el hallazgo a la policía, dada a la antigüedad del cuerpo. La veracidad de la leyenda no ha sido determinada. El cadáver aparentemente había desaparecido cuando el padre y el hermano de Ginger investigaron el agujero varios años más tarde.

Arnold comenzó a vagar por la mansión y quedarse toda la noche tocando el órgano Hammond de una manera lúgubre y demoníaca, alegando que voces en su cabeza le ordenaban hacerlo. Se quedaba parado en la habitación principal mirando por la ventana durante horas y se volvía cada vez más temperamental. Una noche, el mapache que la familia tenía como mascota desapareció, y Arnold quiso obligarlos a buscarlo por el bosque, cuando en realidad él lo había matado. Era claro que estaba siendo atormentado por algo invisible y poco a poco parecía perder su salud mental. Tiempo después dejó de hablar, y su esposa estaba a punto de caer en la desesperación, a menudo dormía sola en el bosque y llegó a intentar suicidarse. Llegado el invierno, la vida en Summerwind era cada vez más dura, la locura de Arnold le hizo perder su negocio, y por ende, la entrada de dinero; la electricidad y el gas fueron cortados. La familia debió acomodarse en la sala de estar y quemar los muebles para calentarse.

Ginger y su esposo se separaron, ella se mudó con sus padres a Granton. Arnold abandonó la casa al día siguiente y nunca más se supo de él. La propiedad, una vez más, rebotó a la señora Keefer. Años después, el padre de Ginger, Raymond Bober, anunció planes para comprar Summerwind y convertirlo en un restaurante con la ayuda de su esposa Mary, y su hijo, Karl, recién llegado de Vietnam y con mucho tiempo libre. Los intentos de Bober por renovar la casa sufrieron las mismas dificultades que los Hinshaw. Bober hijo y Karl, que viajaron a la casa con el fin de organizar el trabajo y las estimaciones de control de plagas, también informaron de unos desconcertantes eventos, incluyendo voces y una aparente reconstrucción histórica sobrenatural del presunto incidente ocurrido en los años 30.

Los trabajadores también mostraron incomodidad y se quejaron de la falta de herramientas y otros eventos. Al intentar dibujar planos, las dimensiones de la casa cambiaban. Las fotografías tomadas mostraban la misma habitación individual con diferentes tamaños incluso habiendo sido tomadas con segundos de diferencia, o en ellas aparecían muebles que estaban en la habitación cuando los Hinshaw había vivido allí, pero que se habían quitado hacía ya mucho tiempo.

Para 1979, después de experimentar varios incidentes aparentemente sobrenaturales, y una serie de dificultades convencionales, Bober abandonó sus planes de convertir Summerwind, momento en el que la tierra rebotó una vez más a la señora Keefer. Bober documentó sus experiencias en la mansión y las publicó en ese año, bajo el pseudónimo de “Wolffgang Von Bober”. Luego de que Bober entregara la parcela, se la vendió una vez más, pero otra vez rebotó a la señora Keefer. En 1985, la ciudad de Land O’ Lakes intentó hacer demoler la mansión. La policía argumentó que era un punto de reunión para jóvenes que robaban y dañaban propiedades cercanas. En 1986 fue adquirida por un grupo de tres inversionistas, y más tarde por una familia canadiense, que es la actual propietaria.

En la tormentosa noche de 19 de Junio de 1988, Summerwind recibió varios impactos de rayo, y la mansión se incendió por completo. Hoy en día, sólo quedan las chimeneas, los cimientos y la escalera de piedra.

mansion-summerwind-periodico

Recorte de periódico informando del incendio en la mansión Summewrind.

Summerwind actualidad

Estado actual de la Mansión Summerwind.

Fuentes: Wikipedia, Google (fotografías), elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

El caso de los suicidas de Terrassa

El caso de los suicidas de Terrassa conmocionó a España a principios de los años 70. Los protagonistas de tan extraña y triste historia son José Félix Rodríguez Montero (de 47 años, nacido en 1925 en Sevilla) y Juan Turú Vallés (de 21 años, nacido en 1951 en Terrassa). Rodríguez Montero, muy interesado por lo paranormal y más en concreto por el fenómeno OVNI y vinculado al grupo UMM de Madrid, había creado una filosofía mística de contactismo con alienígenas que a la larga le llevaría a su fatídico final. Además, el investigador Josep Guijarro afirma que José Félix Rodríguez había sido receptor de algunas cartas directamente relacionadas con el controvertido caso UMMO (Caso de la Mano Cortada). Turu Vallés era un joven amante del fenómeno OVNI el cual ya había realizado investigaciones de casos importantes ufológicos de la región como el OVNI de Matadepera el 29 de Enero de 1969, en donde una supuesta nave alienígena dejó huellas de su aterrizaje. Además había formado el grupo IONI (Investigación de Objetos No Identificados) y también formó parte del CEI (Centro de Estudios Interplanetarios). Ambos hombres se habían conocido a través de un recorte publicado en la revista Algo en Mayo de 1972, poco menos de un mes antes de que sus cuerpos fuesen hallados en las cercanías de las vías de tren del kilómetro 335 del ferrocarril que une Terrassa con Barcelona, más concretamente en el apeadero de Torrebonica, hoy en desuso.

Suicidas de Tarrasa

José Félix Rodríguez Montero y Juan Turú Vallés.

En efecto, el 20 de Junio de 1972 los cuerpos sin vida de José Félix Rodríguez y el Juan Turú fueron encontrados por la policía con las cabezas separadas del tronco, las ruedas de un tren las había seccionado sin más dificultad. Sobre el pecho de Turú se halló una nota que rezaba lo siguiente: “Los extraterrestres nos llaman. Pertenecemos al infinito. WKTS 88”. ¿Cómo es posible que a pesar del impacto que debieron recibir ambos hombres por parte del tren, uno de ellos conservase sobre su cuerpo dicha nota solamente sujeta por el peso de sus manos?. Nota la cual además se encontró sin ningún rastro de sangre. Investigadores policiales afirmaron años más tarde que lo más posible es que otras personas hubiesen participado de alguna manera de dicho “ritual”. A este respecto, investigadores como Manuel Carballal aseguran que los suicidas habrían estado “al menos” acompañados de otras tres personas más; el psicólogo, periodista y escritor Sebastià d’Arbó aseguró que ambos hombres estuvieron acompañados de otras siete personas más. En el mismo lugar del suceso se halló un algodón en la mano de José Félix Rodríguez, algodón que algunos investigadores afirman que podía haber contenido cloroformo o éter con el que ambos hombres habrían quedado adormecidos mientras el tren se aproximaba hacia ellos.

Así pues parece ser que ambos suicidas una vez en el lugar habrían colocado su cabeza sobre la vía del tren, puestos en paralelo y mirando al cielo hacia Júpiter, el cual era perfectamente visible esa noche. Los dos hombres debieron escuchar al menos durante dos minutos acercarse el tren hacia el apeadero de Torrebonica, lugar donde José Félix Rodríguez y Juan Turú decidieron poner fin a sus vidas. Según el investigador Manuel Carballal, las terribles heridas en el cuerpo de Juan Turú harían suponer que quizá debió arrepentirse en el último momento y haberse incorporado, pero sin tiempo a esquivar el tren, siendo golpeado por el mismo y despedido a varios metros de distancia. Esta teoría refuerza el hecho de que alguien más habría estado acompañando a ambos suicidas en el apeadero de Torrebonica, alguien que además habría colocado la famosa nota sobre el cuerpo Juan Turú.

Cabe destacar en este punto que el propio José Félix Rodríguez, apodado “El Venusino”, creó en su persona la idea de un enviado extraterrestre (WKTS), capaz de viajar astralmente hasta Júpiter y de convencer a sus amistades para que lo acompañasen. En dicho apeadero de Torrebonica y en sus alrededores se suicidaron de una manera similar varias personas más (se llega a decir que unas 18), la mayoría de ellas de un perfil similar, por lo que la policía llegó a pensar que en dicha zona existía (aunque nunca pudo probarse) algún tipo de secta ufológica de carácter destructivo, algo parecido a lo que posteriormente sucedió en la tristemente célebre secta Heaven’s Gate.

Lo que parece probado a fecha de hoy por las cartas póstumas manuscritas por los propios José Félix y Juan Turú y que recibieron familiares y amigos, es que ambos hombres creían que la vida en la Tierra iba a extinguirse en poco tiempo por acción de entidades alienígenas que provocarían un apocalipsis mundial. Esta creencia tiene su origen principalmente en José Félix, el cual estaba convencido de recibir mensajes de extraterrestres provenientes de Júpiter anunciando el fin del mundo.

Apeadero de Torrebonica

Apeadero de Torrebonica.

Noticia suicidas de Tarrasa

La expectación por estas muertes creció cuando se tuvo conocimiento de que antes de su partida “galáctica”, los dos hombres remitieron una serie de cartas tal y como se ha mencionado anteriormente. Los destinatarios de dichos escritos fueron el ufólogo Marius Lleget, la ONU y dos amigos de Zaragoza, apasionados como ellos a los OVNIS. Lleget se mostraría profundamente dolido al sentirse en parte responsable por la trágica muerte de aquellas dos personas. Marius Lleguet posteriormente intento suicidarse dos veces, acabando en un psiquiátrico por espacio de un año para recibir tratamiento.

El escrito que recibió Lleget rezaba así:

Señor. Hace ya algún tiempo que tenemos contacto directo con esos seres que, de una forma u otra, usted y todos los terrícolas han estudiado: los extraterrestres. Nos han ido mutando lentamente, aunque no en las mismas fechas; empero, ahora entienden, como nosotros, que somos unos extraños en este planeta. De ahí que nos LLAMAN, y que nosotros, identificados hace tiempo como amigos suyos, PARTAMOS con la alegría más inmensa que jamás soñáramos. Nos dirigimos al CENTRO GALÁCTICO.

En nuestro domicilio encontrará usted algunos apuntes, datos y notas que le servirán para enseñar al terrícola incrédulo (usted no lo es) que la VIDA PENSANTE se expande por todo el INFINITO UNIVERSO DEL INDEFINIBLE DIOS (…)

SABEMOS que nos creerá usted al instante de leernos, ya que si lo que nos hubiera apasionado hubiese sido la popularidad, hace ya tiempo que la tendríamos.

Un saludo kósmico.

W.K.T.S. 88.

Carta a la ONU:

Señores: Estamos estudiando vuestro planeta desde tiempos remotos, y con nuestro grado de cerebración, incomparable al del terrícola, no concebimos el estadio estancado en que se halla el hombre. La comedia que observamos continuamente en ese planeta, cuando ya algunos terrícolas han llegado a otro mundo, es inconcebible. Nuestra intervención en la historia terrícola no ocurrirá hasta que la Humanidad presente se haya autodestruido, lo que no tardará trescientos años; será entonces cuando intervendremos en la historia del plantea, para que surja el nuevo hombre cósmico. De ahí que no tengamos ningún mensaje espacial para la solución de vuestros graves problemas. Inevitablemente iréis a la autodestrucción; de ahí que sigáis hasta entonces con vuestra comedia, con vuestra hipocresía, con vuestra tiranía.

W.K.D.K. por medio de W.K.T.S. 88.

Es para que se entregue en la ONU. Nos han encomendado que lo efectúe usted.

Carta a sus amigos de Zaragoza:

Terrassa, 19 de Junio de 1972.

Amadeo Romanos y Labay.

Zaragoza.

Amigos: Sabéis que el tema de los OVNIS nos apasiona como a vosotros. Y esto desde hace mucho tiempo. Lo que no sabéis es el CONTACTO DIRECTO que desde el año 1970 tenemos con ELLOS.

Al recibir esta carta, seguramente que por algún medio de información sabréis que estamos con ELLOS, pues nos han llamado, ya que nuestra MUTACIÓN ES TOTAL y nos encontramos en la Tierra como dos Seres Extraños.

Sabemos que os hubiera gustado conocer todo esto, pero la popularidad no nos cae bien. Si ELLOS pensaran de la misma forma que los terrícolas, ¿no creéis que serían los más populares de nuestro Sistema Solar? De la misma forma teníamos que proceder nosotros.

Nos dirigimos al Centro Galáctico.

En nuestra biblioteca existen una serie de libros de literatura kósmica que os cedemos con el mayor placer, a fin de que estudiéis e investiguéis al máximo y, ¿quién sabe? Si algún día también os llamaremos.

Un saludo kósmico.

W.K.T.S. 88.

Recorte Suicidas Tarrasa

Algunos investigadores han querido conectar este suicidio con otro protagonizado por Juan José Gómez Vargas de 18 años y Francisco Saureu Prim de 16. Ambos jóvenes se suicidaron el 2 de Abril de 1978 en Lleida de una forma muy similar en las vías del tren, agarrándose de las manos y esperando el fatal desenlace. Nunca se supo las verdaderas razones que llevaron a estos jóvenes a tan desgraciado final pero se especuló en que sus motivaciones podrían haber sido similares a las de José Félix y Juan Turú. Los cuatro suicidas habían frecuentado tiempo antes de morir la relativamente aislada población de Tivissa (Tarragona), lugar en donde eran frecuentes los avistamientos de OVNIS (principalmente extrañas luces en el cielo), y en donde existía la creencia de la existencia de una especie de puerta dimensional, por lo que este municipio se convirtió en un punto de encuentro clave de creyentes de la ufología y de supuestos contactados de la época.

En este caso como en otros tantos de fenomenología extraña o paranormal, algunas fuentes difieren de otras, habiéndose expandido multitud de bulos, leyendas o informaciones sesgadas. También se lanzaron al aire muchas hipótesis respecto a este caso: Suicidio, asesinato, hombres de negro implicados, incluso un crimen cometido por extraterrestres… Teorías para todos los gustos, muchas de ellas sin ningún tipo de fundamento. El primo del mayor de los suicidas llegó a decir que existen grabaciones del propio José Félix Rodríguez entrando en trance y hablando supuestamente por boca de los extraterrestres, llegando incluso a levitar en dichos trances. La policía parece que encontró notas escritas por Juan Turú en las que se podían leer: “Llegados a Júpiter nos reciben varios seres. Nos dan la bienvenida y paseando por una ciudad veo un autotren que va lo mismo por el aire que por la tierra”.

El cineasta catalán Óscar Aibar en el año 2003 realizó una película donde se recrea este caso, titulada Platillos volantes. Los actores Ángel de Andrés y Jordi Vilches dan vida a los dos suicidas.

Platillos Volantes

Programa de Milenio 3 en donde se trata el caso de los suicidas de Terrassa:

Ir a descargar

Programa de La Sombra del Espejo en donde se habla en profundidad del caso de los suicidas de Terrassa:

Ir a descargar

Fuentes: Milenio 3, El Ojo Crítico, Contacto con la Creación, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , ,

Kenneth Arnold, primer avistamiento OVNI en Estados Unidos

Kenneth A. Arnold (29 de Marzo de 1915, Sebeka (Minnesota) – 16 de Enero de 1984, Bellevue (Washington)) fue un piloto privado de Boise, Idaho. El conocido como “avistamiento OVNI de Kenneth Arnold” ocurrió el 24 de Junio de 1947, cuando el piloto privado Kenneth Arnold volando en su avioneta afirmó ver una cadena de nueve brillantes objetos voladores no identificados volando más allá de Mount Rainier (Monte Rainier) a velocidades que Arnold estimó en un mínimo de 1.200 millas por hora (1.932 kilómetros/hora). Este fue el primer avistamiento de post-guerra en los Estados Unidos, obtuvo además la cobertura de noticias en todo el país y se le atribuye ser el primero de la era moderna de avistamientos de OVNIS, incluyendo numerosos reportes en las siguientes dos a tres semanas. La descripción de los objetos de Arnold también condujo a la prensa a acuñar rápidamente los términos platillo volante y el disco volador, términos descriptivos como populares y ya clásicos para el fenómeno OVNI.

Kenneth Arnold

Avistamiento.

El 24 de Junio de 1947, Arnold volaba de Chehalis (Washington) a Yakima (Washington) en un CallAir A-2 en viaje de negocios. Hizo un breve desvío después de enterarse de una recompensa de $5,000 por el descubrimiento de los restos de un avión de carga C-46 que se había estrellado cerca del Monte Rainier. El cielo estaba completamente despejado y había un viento suave.

Unos minutos antes de las 3:00 p.m. a aproximadamente 2.800 metros de altura y cerca de Mineral (Washington), renunció a la búsqueda del C-46 y empezó a dirigirse hacia el Este, hacia Yakima. Entonces vio una luz intermitente brillante, similar a la luz solar reflejada desde un espejo. Con temor de que pudiera estar acercándose peligrosamente a otra aeronave, Arnold escaneó el cielo a su alrededor, pero todo lo que pudo ver era un DC-4 a su izquierda y otro detrás de él, a unos 24 kilómetros de distancia.

Unos 30 segundos después de ver el primer brillo de luz, Arnold vio una serie de destellos brillantes en la distancia a su izquierda, al Norte del Monte Rainier, que estaba entonces a 40 kilómetros de distancia. Pensó que podrían ser unos reflejos sobre las ventanas de su avión pero descartó esta posibilidad. Los reflejos provenían de objetos voladores. Volaban en una formación en cadena larga, y Arnold por un momento consideró que podría tratarse de una bandada de gansos, pero rápidamente descartó esta posibilidad por una serie de razones, incluyendo la altitud, destello brillante, y, obviamente, una velocidad muy rápida. Entonces pensó que podría ser un nuevo tipo de avión y comenzó a buscar fijamente una cola y se sorprendió de que no podía encontrar ninguna.

Las luces se acercaron rápidamente a Rainier y luego pasaron por delante, por lo general se veían muy oscuras de perfil en contraste con la nieve blanca y brillante que cubría la montaña, pero de vez en cuando los objetos todavía emitían destellos de luz brillante mientras volaban de forma errática. Arnold comentó que a veces al ver su borde, parecían tan delgados y planos que eran prácticamente invisibles. Según Jerome Clark, Arnold los describió como una serie de objetos con formas convexas, delgados y planos, redondeados en el frente pero cortados por atrás, más o menos como un plato, un disco o un bumerán; aunque más tarde se reveló que uno de los objetos se diferenciaba del resto por tener forma de media Luna. Varios años más tarde, Arnold comparó su movimiento con el de platillos saltando sobre el agua, sin comparar sus formas reales de platillos, pero las frases iniciales de él, comparó su forma con la de un “platillo”, “disco”, “tarta de pan”, o “media Luna”, generalmente convexa y delgada. En un momento dado, Arnold dijo que voló detrás de un pequeño pico de Rainier y brevemente desaparecieron. Conociendo su posición y la posición del pico (no especificado), Arnold colocó su distancia mientras volaban pasando Rainier en alrededor de 37 kilómetros.

Arnold se dio cuenta de que los objetos tendrían que ser bastante grandes para ser vistos sus detalles a esa distancia y, más tarde, después de comparar notas con una tripulación de United Airlines que tenía un avistamiento similar 10 días más tarde, se coloca el tamaño absoluto como más grande que un avión de pasajeros DC-4 (superior a 30 metros de longitud). Los analistas de la Fuerza Aérea serían más tarde estimarían el tamaño en unos 85 metros, basado en el análisis de los recursos humanos de la agudeza visual y otros detalles de puntería (como distancia estimada).

Arnold dijo que los objetos se agrupaban, “en una diagonal escalonada hacia abajo”. Arnold dijo que los objetos también se balanceaban de lado a lado, “como la cola de una cometa china”, como él mismo indicó más adelante, lanzándose a través de los valles y alrededor de los picos de las montañas más pequeñas, dejando a su paso destellos cegadores al reflejar la luz del Sol. El encuentro le dio una “sensación extraña”, pero Arnold sospechó que había visto los vuelos de prueba de un nuevo avión militar de Estados Unidos.

A medida que pasaban los objetos por el Monte Rainer, Arnold volvió su avión hacia el Sur en un curso más o menos paralelo. Fue en este punto que abrió la ventanilla de su lado y comenzó a observar los objetos sin la posible obstrucción y los reflejos del cristal. Los objetos no desaparecieron y continuaron moviéndose muy rápidamente hacia el Sur, de forma continua hacia adelante de su posición. Curioso acerca de su velocidad, aseguró que los objetos volaron desde el Monte Rainer al Monte Adams (separados por 80 kilómetros) en el que desaparecieron de la vista, en un minuto y cuarenta y dos segundos, de acuerdo con el reloj en su tablero de instrumentos. Cuando más tarde tuvo tiempo para hacer el cálculo, la velocidad de dichos objetos sería entonces de unos 2.700 kilómetros por hora. Esto era alrededor de tres veces más rápido que cualquier aeronave tripulada en 1947. Sin saber exactamente a la distancia donde los objetos desaparecieron de la vista, Arnold redondeó de forma conservadora y arbitrariamente esto a 1.900 kilómetros/hora, siendo más rápido que cualquier aeronave que se sepa, además tuvo que romper la barrera del sonido. Fue esta supersónica velocidad, además de la forma inusual de platillo o disco que pareció captar la atención del público.

Localización Kenneth Arnold OVNI

Localización de la avioneta de Kenneth Arnold y los objetos avistados por él.

Kenneth Arnold recreación

Recreación del avistamiento de Kenneth Arnold.

Arnold comparte la historia.

Arnold aterrizó en Yakima aproximadamente 4:00 p.m. y rápidamente le dijo a su amigo y gerente general del aeropuerto de Al Baxter la historia increíble de la que había sido testigo, y en poco tiempo, todo el personal del aeropuerto supo lo que había cotado Arnold. Se refirió a la historia con el personal, y más tarde escribió que Baxter no le había creído.

Arnold voló a un espectáculo aéreo en Pendleton (Oregón), sin saber que alguien en Yakima había telefoneado para decir que Arnold había visto unos nuevos y extraños. Fue en este momento que Arnold estudió sus mapas, determinó la distancia entre el Monte Rainier y Monte Adams, y calculó la velocidad bastante sorprendente de los objetos. Les contó la historia a varios amigos pilotos, y escribió a la inteligencia de las Fuerzas Aéreas de que no se burlasen o rieran de él. Se sugirió que tal vez había visto misiles guiados o algún prototipo nuevo, aunque Arnold sintió que esta explicación era inadecuada. También escribió que algunos ex pilotos del Ejército le dijeron que habían sido informados antes de entrar en combate de que “podían ver objetos de forma y diseño similares a los que he descrito y se me aseguró que no estaba soñando y no me había vuelto loco”.

Arnold no fue entrevistado por la prensa hasta el día siguiente (25 de Junio), cuando fue a la oficina del East Oregonian de Pendleton. Cualquier escepticismo de los reporteros se evaporó cuando fue entrevistado largamente Arnold. El historiador Mike Dash afirmó: “Arnold tenía los ingredientes de un testigo fiable. Era un hombre de negocios respetado y experimentado piloto… y parecía contar sin exagerar lo que había visto, ni añadió detalles sensacionales a su informe. También dio la impresión de ser un observador cuidadoso… Estos detalles impresionaron a los periodistas que lo entrevistaron y dieron credibilidad a su informe”.

Chicago Sun Kenneth Arnold

Chicago Sun del 26 de Junio de 1947 en donde se da la noticia del avistamiento de “objetos supersónicos” por parte de Kenneth Arnold. Es posible que en esta noticia apareciese por primera vez la palabra “platillo volador”.

Arnold pronto se quejó de los efectos de la publicidad en su vida privada. El 27 de Junio fue entrevistado diciendo: “No he tenido un momento de paz desde la primera vez conté la historia”. Luego afirmó que un predicador le había llamado y le dijo que los objetos que veía eran “precursores del fin del mundo” y que el predicador estaba preparando a su congregación “para el fin del mundo”. En otro encuentro, Arnold estremecido comentó que una mujer en un café de Pendleton se fijó en él y salió gritando: “Ahí está el hombre que vio a los hombres de Marte.” Ella se quedó sollozando, diciendo que tendría que hacer algo por los niños.

Luego agregó que: “Todo esto se ha ido de las manos. Quiero hablar con el FBI o alguien. La mitad de las personas que me miran lo hacen una combinación de Einstein, Flash Gordon y excéntrica. Me pregunto lo que mi esposa piensa cuando vuelva desde Idaho”.

Si analizamos lo descrito por Kenneth Arnold, veremos que tenía claro aparentemente lo que vio. Empezaron por llamarle la atención con un reflejo producido en una superficie metálica, de tal modo que se pensó que tendría otra aeronave muy cerca y la intentó divisar. “Volaban como un platillo si usted lo lanza a la superficie del agua”. Volaron en una formación definida, pero irregularmente. Como los describí por aquel entonces, su vuelo era como los barcos en un agua brava o similar a la cola de una cometa china y le considero como si planearan contra el viento. O sería quizás la mejor descripción de sus características de vuelo como muy similares a una formación de gansos, algo como en una línea diagonal, como si fueran unidos. Como lo puse a los periodistas en Pendleton, Oregón, volaron como un platillo si usted lo lanza a la superficie del agua”. Pero el periodista confundió la característica de su vuelo, con la forma de los objetos. Este error, sumió a Kenneth Arnold en una gran frustración durante toda su vida y no se cansó nunca de intentar enmendar el error literario del periodista.

Montreal Gazette Kenneth Arnold

Montreal Gazette del 16 de Junio de 1947.

Arnold habla de posible origen no terrestre.

El 7 de Julio de 1947, en un artículo de la Associated Press, Arnold dijo que había recibido cantidades de cartas de admiradores con ganas de ayudar a resolver el misterio, en ninguna de ellas se le llamaba “excéntrico”. Al igual que el predicador del fin del mundo que habló con anterioridad con Arnold, muchos de los escritores de cartas hablaron una interpretación religiosa de su avistamiento. Pero otros, dijo, “sugieren que los discos eran los visitantes de otros planetas”. Arnold añadió que había comprado una cámara de cine, que ahora llevaría con él en cada vuelo, con la esperanza de obtener una prueba fotográfica de lo que había visto.

Arnold fue entrevistado por el Chicago Times: “… Kenneth Luis Arnold Luis… no está tan seguro que esos extraños artilugios estén hechos en este planeta. Arnold… dijo que esperaba que los dispositivos fueran realmente el trabajo del Ejército de Estados Unidos. Pero le dijo al Times en una conversación telefónica: “Si nuestro gobierno no sabe nada acerca de estos dispositivos, a la gente se le debe decir. Hay una gran cantidad de personas aquí que están muy perturbadas. Algunos piensan que estas cosas pueden ser de otro planeta pero no están perjudicando a nadie. Creo que sería lo peor el disparar a uno de ellos, en caso de poderlo hacer. su alta velocidad lo arruinaría por completo…” “Arnold, que apunta a la posibilidad que estos discos son de otro mundo, dijo, independientemente de su origen, que al parecer se dirigían a algún destino en concreto. El que los controlaba, dijo, obviamente no estaba tratando de hacer daño a nadie. Dichos discos estaban dando vueltas de manera tan abrupta y rodeando los picos que habría sido imposible para los pilotos humanos en el interior de sus aviones de haber sobrevivido a la presión. Por lo tanto, él también piensa que son controlados desde otro lugar, sin importar si es de Marte, Venus, o nuestro propio planeta”.

En un artículo de la Associated Press del 19 de Julio, Arnold reiteró su creencia de que si no fueran Ejército, entonces los objetos eran de procedencia extraterrestre: “El ex nadador y futbolista de la Universidad de Minnesota nos dice sus creencias:

1. Los discos no son de ningún país extranjero.

2. El Ejército podría dar la respuesta si quisieran, “si no tienen la explicación ahora, sin duda podrían hacer algo para averiguarla.

3. Si el Ejército no tiene ninguna explicación para estos discos puede ser, y sé que esto suena loco, porque son de otro planeta.

Arnold haría declaraciones similares cuando fue entrevistado por el periodista Edward R. Murrow en 1950.

En Abril de 1949, en un artículo escéptico en el Saturday Evening Post titulado “Lo que usted puede creer sobre platillos volantes”, Arnold fue asimismo citado: “Desde mis primeras observaciones y el informe de los llamados discos voladores, he gastado una gran cantidad de dinero y tiempo a investigar a fondo el tema… No hay duda en mi mente, de que estos objetos son aviones de un diseño extraño y de un material que es desconocido para la civilización de esta tierra”.

El artículo continúa diciendo: “Arnold mismo ha estado llevando a cabo una campaña en solitario para demostrar que vio algo fuera de lo normal ese día sobre el Monte Rainier… Arnold ha escrito otros artículos para Fate, uno de ellos titulado Luces fantasma sobre Nevada, y otro Están los Visitantes Aquí. En este último, se discute sobre el informe de un pescador que vio unas esferas de color púrpura extrañas con ojos de buey y que maniobraban sobre el río Corona, en Ontario, Arnold escribió: “Una vez más, podemos estar seguros de que estos globos de color azul-verde-morado canadienses no son meteoros, ni son fragmentos de un cometa o Venus. Entonces, ¿qué son?, ¿naves espaciales de otro mundo?”.

Es evidente que Arnold se inclinaba fuertemente desde el principio a la hipótesis extraterrestre para explicar lo que él y otros habían visto.

Kenneth Arnold con una ilustración de uno de los objetos que observó sobre Monte Rainier.

Kenneth Arnold informe FA

Informe de Kenneth Arnold a la inteligencia de las Fuerza Aérea con fecha 12 de Julio de 1947.

Corroboración.

El avistamiento de Arnold fue corroborado en parte por un prospector llamado Fred Johnson en el Monte Adams, que escribió a la inteligencia de la Fuerza Aérea que había visto a seis de los objetos el 24 de Junio más o menos al mismo tiempo que Arnold, había visto dichos objetos a través de un pequeño telescopio. Dijo que eran “redondos y cónicos”, “bruscamente en la parte frontal y con forma oval.” También señaló que los objetos parecían alterar su compás. Una evaluación del testigo por inteligencia de las Fuerzas Aéreas aseguró que creíble. Irónicamente, el informe de Johnson fue catalogado como el primer informe inexplicable OVNI en los archivos de la Fuerza Aérea, mientras que el de Arnold fue desechado como un espejismo, sin embargo, Johnson parecía estar describiendo una continuación del mismo evento que Arnold.

El Portland Oregon Diario informó el 4 de Julio que recibió una carta de un tal L.G. Bernier de Richland (Washington), 180 kilómetros al Este del Monte Adams y 230 kilómetros al Sureste de Monte Rainier. Bernier escribió que vio a tres de los más extraños objetos volar “casi de canto” hacia el Monte Rainier aproximadamente una media hora antes de Arnold. Bernier cree que los tres eran parte de una formación más grande. Indicó que viajaban a alta velocidad: “He visto a un P-38. Aparece aparentemente en un horizonte y luego desapareció en el horizonte opuesto en poco tiempo, pero estos discos sin duda viajaban más rápido que cualquier P-38. Sin duda, el Sr. Arnold los vio a pocos minutos o segundos más tarde, en función de su velocidad”. El día anterior, Bernier también habían hablado con su periódico local, el Richland Washington Villager, y fue uno de los primeros testigos en sugerir orígenes extraterrestres: “Creo que pueden ser visitantes de otro planeta”.

A unos 97 kilómetros al Oeste-Noroeste de Richland en Yakima (Washington), una mujer llamada Ethel Wheelhouse asimismo reportó el avistamiento de varios discos voladores que se movían a velocidades fantásticas al mismo tiempo que sucedía el avistamiento de Arnold.

Cuando la inteligencia militar comenzó a investigar el caso de Arnold a principios de Julio, encontraron a otro testigo en la zona. Un miembro del servicio forestal del estado de Washington que había estado de guardia contra incendios en una torre en Diamond Gap, a 32 kilómetros al Sur de Yakima, dijo haber visto “flashes” a las 3:00 p.m. el día 24 sobre el Monte Rainier (exactamente al mismo tiempo del avistamiento de Arnold), que parecían moverse en una línea recta. Del mismo modo, a las 3:00 p.m. Sidney B. Gallagher en el estado de Washington (posición exacta no especificada) informó haber visto nueve discos de destello brillante por el Norte.

Un periódico de Seattle también menciona a una mujer cerca de Tacoma que dijo que vio una cadena de nueve objetos brillantes volando a gran velocidad cerca del Monte Rainier. Por desgracia, esta breve noticia no era precisa en cuanto a tiempo o fecha, pero indicó que fue alrededor de la misma fecha que el famoso avistamiento de Kenneth Arnold.

Sin embargo, un piloto de un DC-4 alrededor de 24 kilómetros al Norte de Arnold en el camino a Seattle informó no haber visto nada inusual. (Este fue el mismo DC-4 visto por Arnold y que se utiliza para la comparación de tamaño).

Otros periódicos del área de Seattle también informaron de más avistamientos de destellos, se movieron rápidamente objetos de origen desconocido en el mismo día, pero no al mismo tiempo, como el avistamiento de Arnold. La mayoría de estos avistamientos fueron sobre Seattle o al Oeste de Seattle, en la ciudad de Bremerton, ya sea por la mañana o por la noche. En total, hubo al menos otros 16 registros de avistamientos OVNI el mismo día de Arnold en la zona del estado de Washington.

La alerta continúa.

El principal avistamiento que corroboraba de alguna forma lo vivido por Kennet Arnorld se produjo diez días más tarde (4 de Julio) cuando la tripulación de un avión de United Airlines sobre Idaho camino a Seattle también vio de cinco a nueve objetos en forma de disco que seguían su avión durante 10 – 15 minutos antes de desaparecer repentinamente. Al día siguiente, en Seattle, Arnold se reunió con el piloto, Capitán Emil J. Smith, y el copiloto y comparó los detalles del avistamiento. La principal diferencia era que el equipo de United Airlines pensó que los objetos aparecieron en bruto en la parte superior de su aparato. Este fue uno de los pocos avistamientos que Arnold sintió que era fiable, la mayor parte del resto pensaba que era el público el que quería ver otras cosas y dejar correr su imaginación. Arnold y Smith se convirtieron en amigos, se reunieron de nuevo con oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea el 12 de Julio y presentó varios informes de avistamientos, a continuación, se unió a finales del mes de Jului al equipo de investigación del extraño incidente de la Isla de Maury.

Un avistamiento similar de ocho objetos también se produjo en Tulsa (Oklahoma), el 12 de Julio de 1947. En este caso, una foto fue tomada y publicada en el Tulsa Daily World al día siguiente. Curiosamente, el fotógrafo, Enlo Gilmore, dijo que en ampliaciones de la foto, los objetos se parecían béisbol guantes de béisbol. Él era de la opinión de que los militares tenían una flota secreta de aviones. Había sido un oficial de artillería en la Marina durante la guerra, y gracias al uso de información de otro testigo, también un veterano, que realizó una triangulación y llegó a la estimación de que la velocidad del objeto era 2.700 kilómetros por hora, esencialmente las misma estimación que hizo Arnold. Uno de los objetos, dijo, parecía tener un agujero en el medio.

OVNI Tulsa 12 Julio 1947

Fotografía de una formación de objetos similares a los que observó Kenneth Arnold sobrevolando Tulsa el 12 de Julio de 1947 aparecida en el diario Darly World.

Dos o tres fotos de un objeto similar, solitario, fueron tomadas por William Rhodes sobre Phoenix, Arizona, el 7 de Julio de 1947, y apareció en un periódico local de Phoenix y en algunos otros periódicos. El objeto era redondeado en el frente con una media luna trasera. Estas fotos también parecen mostrar algo parecido a un agujero en el centro, aunque Rhodes pensó que era una especie de toldo. Los negativos y copias de Rodhes fueron posteriormente confiscados por el FBI. Sin embargo, las fotos se muestran en posteriores informes de inteligencia de la Fuerza Aérea.

Arnold pronto vio una muestra de las fotos de Rhodes cuando se reunió con dos oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea. Él comentó: “Fue un disco casi idéntico al platillo volante tan peculiar que me ha estado preocupando desde mi observación original. El que se veía diferente del resto y que nunca había mencionado a nadie”. Como resultado, Arnold sintió que las fotos Rhodes eran auténticas.

William Rhodes OVNI

OVNI fotografiado por William Rhodes el 7 de Julio de 1947.

Publicidad y orígenes del término “platillo volante”.

El caso de Arnold fue presentado por primera vez en un par de ediciones de periódicos de la tarde el 25 de Junio, y el 26 de Junio apareció en numerosos diarios de Estados Unidos, Canadá y también extranjeros. Sin excepción, de acuerdo con Bloecher, la historia de Arnold fue inicialmente relacionada con un tono serio, ecuánime. Los primeros reporteros enviados para entrevistar a Arnold fueron Nolan Skiff y Bill Bequette del East Oregonian de Pendleton (Oregón), el 25 de Junio, y la primera historia del avistamiento de Arnold fue escrita por Bequette, apareciendo en el periódico el mismo día. El término “platillo volante” realmente apareció el 26 y 27 de Junio en varios periódicos para describir a los objetos citados por Kenneth Arnold. En un informe del 12 de Julio de las Fuerzas Aéreas se describe a los objetos con “forma de platillo”.

Para complicar aún más las descripciones de formas, un mes después de su avistamiento, Arnold fue a participar en la investigación del extraño incidente de la Isla de Maury. Arnold fue enviado por un editor de revistas de Tacoma para investigarlo, aunque finalmente recayó el esclarecimiento de los hechos en las Fuerzas Aéreas. En una reunión con dos oficiales de inteligencia de dicho cuerpo (los mismos que lo entrevistaron el 12 de Julio y para quien escribió su informe), Arnold reveló por primera vez que uno de los nueve objetos era diferente, siendo más grande y con más forma de media Luna. Fue en este momento que Arnold también se le mostraron las fotos de Rhodes en las que se observa un objeto en forma de media Luna sobre Phoenix, que Arnold consideró auténticos debido a la forma inusual.

Kenneth Arnold OVNI

Kenneth Arnold mostrando la ilustración de uno de los OVNIS que pudo observar sobre Monte Rainier.

Informes generalizados de avistamientos OVNI tras el de Arnold.

En las semanas que siguieron al avistamiento de Arnold, alrededor de cien casos OVNI tuvieron lugar en Estados Unidos y en todo el mundo, muchos de ellos descritos como objetos con forma de platillo. Uno de los avistamientos fue reportado por la tripulación de un avión de United Airlines que divisó nueve objetos discoidales sobre Idaho el 4 de Julio. Este caso generó probablemente muchas más hojas de periódico y cobertura informativa que el del propio Arnold.

En total llegaron a contabilizarse ese año unos 853 avistamientos de platillos volantes de los que se hicieron eco tanto periódicos de Estados Unidos como de Canadá. Para añadir más intriga a estos hechos, el ejército de Estados Unidos señaló que no tenía ningún tipo de aeronave sobre el Monte Rainier en el momento de los hechos que Arnold describió. Sin duda el caso más famoso sucedido en 1947 y uno de los más célebres de la historia de la ufología fue el conocido como Caso Roswell, más información en: https://laexuberanciadehades.wordpress.com/2015/03/04/caso-roswell/

En una entrevista de 1950 con el periodista Edward R. Murrow, Arnold informó haber visto objetos similares en otras tres ocasiones, y dijo que otros pilotos que vuelan en el Noroeste de los Estados Unidos habían avistado objetos similares como unas ocho veces. Los pilotos sintieron inicialmente el deber informar de los objetos a pesar de las burlas, dijo, porque pensaban que el gobierno de Estados Unidos no sabía lo que eran. Arnold no afirmó que los objetos eran naves extraterrestres, aunque sí dijo: “Siendo nacido en América, si no es hecha por nuestra ciencia o nuestras Fuerzas Aéreas, me inclino a creer que es de un origen extraterrestre”. Luego añadió que él pensaba que todo el mundo debería estar algo preocupado, pero “yo no creo que sea algo que la gente deba volver histérica”.

Investigación militar de la historia de Arnold.

La conclusión formal pública de la Fuerza Aérea del Ejército era que Arnold había visto un espejismo, a pesar que en el informe realizado por el teniente Frank Brown y el capitán William Davidson se decía que Arnold realmente había visto lo que afirmaba. Avistamientos de OVNIS producidos en esas mismas fechas y posteriores fueron considerados como identificaciones erróneos de globos meteorológicos. El Mayor Edward J. Ruppelt aseguró que una vieja teoría sobre el caso Arnold es que éste confundió la nieve levantada por el viento en los picos del Monte Rainier y alrededores con objetos voladores no identificados.

Explicaciones de escépticos.

La mayoría de las explicaciones de escépticos sugieren a equivocaciones o falsas identificaciones que pudo tener Arnold. El científico Steuart Campbell cree que lo que vio Arnold fue un espejismo, la misma conclusión a la que llegó la investigación militar. Philip J. Klass, ingeniero, periodista e investigador piensa que Arnold pudo haber identificado de forma errónea un grupo de meteoros. James Easton sin embargo fue de los primeros en sugerir que dichos platillos volantes no eran más que una bandada de pelícanos. El historiador Richard Carrier da una versión similar a la de Easton, asegurando que un grupo de gaviotas podría haber confundido a Arnold. Sin embargo, todas estas teorías escépticas pueden ser fácilmente rebatidas según el físico Bruce Maccabee, el grupo de meteoros requeriría una velocidad más lenta y una duración excesivamente mayor, algo no compatible con los avistamientos habituales de meteoritos chocando contra nuestra atmósfera. Igualmente, ningún pájaro puede reflejar la luz del Sol de una manera tan brillante como la que describió Arnold pormenorizadamente.

Bruce Maccabee

Bruce Maccabee en 1993.

El astrónomo y astrofísico Donald Menzel realizó una serie de teorías acerca de lo que Arnold pude observar aquel día sobre Monte Rainier.

En 1953 Menzel sugirió que Arnold nubes de nieve producidas por el viento que soplaba desde las montañas al Sur del Monte Rainier. Según Maccabee, tales nubes tienen un brillo brumoso, no se concuerdan con el potente brillo de espejo descrito por Kenneth Arnold.

En 1963 Menzel propuso que Arnold había visto nubes orográficas u ondas de nubes, algo con no demasiada base ya que el propio Arnold afirmó tajantemente que el cielo estaba completamente despejado aquel día. Además de esto, ninguna nube puede brillar de esa forma o moverse a la altísima velocidad descrita.

En 1971 Menzel dijo que Arnold vio gotas de agua sobre las ventanillas de su avioneta pero esto se contradice con el testimonio del propio Arnold según Maccabee.

El caso Arnold es sin duda uno de los más apasionantes en la historia de la ufología y el que comenzó una era de avistamientos de lo desconocido que, quizá con menor intensidad o publicidad, prosigue hasta nuestros días. Un misterio de difícil explicación pero igualmente apasionante.

Kenneth Arnold

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: ,

El Demonio de Dover

El conocido como Demonio de Dover (llamado así por la escritora Loren Coleman) es una criatura criptozoológica perteneciente a la cultura popular estadounidense. Se le describe como un monstruoso ser enano, con aspecto humanoide aunque de piel grisácea, cabeza gigante, largos dedos, ojos amarillos o verdes y sin boca, nariz u oídos visibles. Aunque en el último avistamiento se describo como ojos anaranjados y andaba a cuatro patas. Fue investigado por criptozoólogos y ufólogos por primera vez tras supuestamente ser visto por seis jóvenes entre el 21 y el 22 de Abril de 1977 en la localidad de Dover, Massachusetts (Estados Unidos). Hay que destacar que una criatura similar, denominada Mannegishi (humanoides de cabeza redonda sin nariz, de piernas largas y flacas y manos con seis dedos que según la leyenda viven entre rocas en los rápidos de ríos y torrentes) existe en la mitología de los indígenas canadienses, y otra también similar denominada Backoo aparece en la mitología de nativos africanos.

demonio-de-dover

El primer avistamiento como tal del Demonio de Dover se produjo en la noche del 21 de Abril de 1977. Bill Bartlett de 17 años conducía su coche junto a dos amigos más a eso de las 22:30 cuando de repente vio un extraño ser escalando un montículo de piedras a un lado de la carretera. Inicialmente pensaron que se trataba de un perro hasta que los faros del vehículo iluminaron a la criatura y pudo ver como la criatura giró la cabeza mirándolo con sus brillantes ojos de color naranja. Efectivamente, su cabeza era de un gran tamaño, con forma de sandía y desproporcionada con el resto del cuerpo el cual era pequeño y con largas y finas extremidades y dedos. El ser además aparentemente carecía de oídos, boca y nariz; tampoco presentaba pelo aunque su piel parecía ser áspera. No rebasaba el metro de altura y solo fue visto por Bill, ya que sus amigos miraban a otra parte del sendero en ese momento.

En concreto Bill Bartlett describió así a la criatura: “Parecía tener el cuerpo de un bebé, con las extremidades exageradamente largas. Su cabeza era desproporcionada en relación con su tamaño, era grande y con una extraña forma como de sandía. Su color, además, era muy pálido, casi blanquecino, y su piel parecía papel de lija mojado. Los dedos de sus manos eran largos y finos, y al ser deslumbrada la criatura se quedó mirando con unos penetrantes, grandes y vidriosos ojos de color anaranjado, que además era lo único que podía distinguirse en su rostro”.

El segundo avistamiento se produjo cuando John Baxter de 15 años se topó frente a frente con la criatura cuando volvía por un camino a su casa. Pensó en principio que era un conocido, entonces lo llamó y no obtuvo respuesta, mientras se iban acercando hasta que se detuvieron ambos a unos metros. El joven preguntó quién era y la criatura semioculta en unos arbustos echó a correr, el joven Baxter siguió al ser por un prado hasta un barranco. La criatura se detuvo mientras lo miraba con sus ojos anaranjados hasta que el joven se dio cuenta que no era bueno quedarse allí y echó a correr. Baxter una vez en casa realizó un dibujo que coincidía con la descripción realizada por Bill Bartlett del monstruo.

demonio-de-dover-google-earth

Vista desde Google Earth del posible lugar de encuentro de John Baxter con el Demonio de Dover.

john-baxter

John Baxter mostrando el dibujó que realizó del Demonio de Dover.

demonio-de-dover-dibujo-john-baxter

Dibujo del Demonio de Dover realizado por John Baxter.

Al día siguiente el Demonio de Dover fue de nuevo visto por Abby Brabham de 15 años y Will Taintor de 18, quien lo acompañaba de vuelta a casa, los cuales se asustaron mucho cuando vieron a la criatura. Taintor era amigo de Bartlett y sabía lo que había visto este la noche anterior. La descripción dada por ambos muchachos coincidía con las dos anteriores, a excepción de que en este caso el ser parecía tener los ojos de color verde.

Cuando los investigadores interrogaron a los testigos, se sintieron impresionados por la conformidad entre sus declaraciones. También se impresionaron cuando el jefe de policía, el director del instituto, los profesores y los padres de los jóvenes dijeron que éstos eran veraces y dignos de toda confianza. Como observó uno de los investigadores, Walter Webb, al terminar su estudio del caso: “Ninguno de los cuatro había tomado drogas ni bebido cuando habían visto aquello, por lo que pudimos saber… Ninguno de los personajes de este asunto hizo el menor intento de acudir a los periódicos o a la policía para dar publicidad a sus afirmaciones. Antes al contrario, sus visiones trascendieron gradualmente. En cuanto a la idea de que los testigos fueron víctimas de alguna broma, esto resulta bastante improbable”.

Estos tres han sido hasta la fecha los únicos avistamientos del Demonio de Dover, nadie lo ha vuelto a ver desde entonces y no se ha podido aclarar si realmente los jóvenes (sin olvidar la posible invención) se toparon con algún animal o con algo mucho más extraño, ya que las descripciones dadas parecen hacer referencia a un ser con características similares y ya conocidas dentro de la ufología cuando se habla de los extraterrestres conocidos como “grises”.

La escritora y experta en criptozoología Loren Coleman, investigó el caso profundamente pocos días después de los avistamientos de 1977 y entrevistó a los testigos. Coleman asegura que este es un caso extraordinario y único, sin conexiones aparentes con otros fenómenos extraordinarios. “Nada como el Demonio de Dover ha sido reportado antes o después de los sucesos de 1977, la criatura no entra en las descripciones del Chupacabras, extraterrestres de Roswell o los duendes que atacaron a una familia en Hopkinsville en 1955”, afirma Coleman.

Cabe destacar que en la zona en donde se produjeron los avistamientos del Demonio de Dover, otras personas aseguran haber visto extrañas criaturas en los bosques aledaños. Mark Sennott y sus amigos afirmaron ver un “demonio” en el estanque del Parque Channing en las afueras de Dover en 1972. Sennott dijo: “No estoy seguro si realmente vimos algo. Pensamos que sí… Vimos una figura pequeña en la profundo del bosque, moviéndose hasta el borde del estanque. Quizá fue un animal pero no lo sabemos”. La policía aseguró a Sennott que lo investigaría pero al final no hubo más noticias de las supuestas averiguaciones policiales al respecto.

En Diciembre del año 2010 circularon de forma viral una serie de imágenes en Internet de una extraña criatura con semejanzas al Demonio de Dover que parecía haber sido captada por un cazador de ciervos en la reserva de Berwick (Louisiana, Estados Unidos). Se dijo que podrían ser campañas publicitarias virales de la película Super 8 o del videojuego Resistance 3 pero nunca llegó a confirmarse este respecto. En la actualidad todo parece indicar que fue un fraude obra de un cazador con talento para los efectos digitales.

monstruo-berwick

Supuesta criatura captada en la reserva de Berwick.

A fecha de hoy prosigue el misterio sobre los tres avistamientos del Demonio de Dover producidos el 21 y 22 de Abril de 1977.

demonio-de-dover

Fuentes: Wikipedia, leyendadeterror.com, todomisterio.com, granmisterio.org, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: