RSS

Archivo de la categoría: Lugares Misteriosos

Mi 2018 en Instagram

Magnífico año fotográfico este 2018 que ya ha marchado, multitud de lugares y rincones encontrados con un encanto especial. Hacer una selección de fotos al respecto ha sido complicado, muchas son y cada una cuenta una historia y un momento distintos, pero al final lo importante es no perder nunca el entusiasmo por seguir descubriendo, aprendiendo y plasmando.

Más votadas (Enlace).

Selección personal (Enlace).

Mi Instagram: Hades_Exuberante 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Agujero de Mel, pozo sin fondo

El Agujero de Mel (Mel’s Hole) es, según una leyenda urbana, un supuesto “pozo sin fondo” cerca de Ellensburg, Washington. Las afirmaciones al respecto de su existencia se hicieron por primera vez en el programa de radio Coast to Coast AM por un invitado que se hacía llamar “Mel Waters”. La investigación posterior reveló que ninguna persona con ese nombre figuraba en la lista como residente en esa área y no hay evidencia creíble de que el agujero exista.

Como hemos mencionado anteriormente, la leyenda del agujero sin fondo comenzó el 21 de Febrero de 1997, cuando un hombre identificado como Mel Waters apareció como invitado en Coast to Coast AM con Art Bell. Waters afirmó que era dueño de una propiedad rural a nueve millas al oeste de Ellensburg en el condado de Kittitas (Washington), que contenía un agujero misterioso. Según las entrevistas de Bell con Waters, el agujero tenía una profundidad infinita y la capacidad de devolver la vida a los animales muertos, como en el caso de un perro que murió al arrojarlo al pozo pero que resucitó al cabo de unos días. Waters afirmó haber medido la profundidad del agujero en más de 80,000 pies (25 kilómetros aprox.) usando una línea de pesca y un peso. Según Waters, las propiedades supuestamente mágicas y extraordinarias del agujero llevaron a los “agentes federales” estadounidenses a apoderarse de la tierra y financiar su traslado a Australia.

Waters hizo apariciones especiales en el show de Bell en 1997, 2000 y 2002. Retransmisiones de esas apariciones han ayudado a crear lo que se ha descrito como un “mito rural moderno”. La ubicación exacta del agujero no estaba especificada, sin embargo, varias personas afirmaron haberlo visto, como Gerald R. Osborne, que usó el nombre ceremonial de Red Elk, el cual se describió a sí mismo como un “hombre de medicina intertribal” (mitad blanco, mitad nativo americano), y quien le dijo a los periodistas en 2012 que visitó el hoyo muchas veces desde 1961 y afirmó que el gobierno de los Estados Unidos mantenía una base secreta donde ocurría actividad alienígena”. Sin embargo, en 2002, Osborne no pudo encontrar el agujero en una expedición de 30 personas que lideraba.

Los reporteros de noticias locales que investigaron los diversos testimonios no encontraron registros públicos de que alguien llamado Mel Waters haya residido o poseído propiedades en el Condado de Kittitas. Según el geólogo del Departamento de Recursos Naturales, Jack Powell, el agujero no existe y es geológicamente imposible. Un agujero de la profundidad afirmaba que “colapsaría bajo la tremenda presión y el calor de los estratos circundantes”, dijo Powell. También aseguró que un antiguo pozo de mina común en propiedad privada fue probablemente la inspiración para las historias, y comentó que el conocido como el Agujero de Mel se había convertido en una leyenda “basada en ninguna evidencia en absoluto”.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

Ancient Ram Inn, la posada encantada

La vieja posada Ancient Ram Inn se encuentra en la localidad de Wotton-under-Edge, en Gloucestershire (Reino Unido). Mucha gente cree que es uno de los edificios más embrujados de dicho país, sino el mundo. La posada fue una vez propiedad de la Iglesia de Santa María cuando se construyó por primera vez. Debido a los espectros reportados que se ven en la posada, ha sido investigado por varios investigadores paranormales. Ha aparecido en varios programas de televisión, como Most Haunted y en la serie estadounidense Buscadores de fantasmas (Ghost Adventures).

Historia.

Construida en 1145 sobre lo que parece que fue un cementerio pagando de más de 5.000 años, Ancient Ram Inn se encuentra en la intersección de líneas energéticas. Estos son lugares considerados con una alta energía espiritual. Curiosamente, cuando se utiliza un mapa, se puede trazar una línea recta que dirige directamente de la posada al centro de Stonehenge. Según la leyenda local, Stonehenge tiene una energía que viaja a través de las líneas energéticas para alimentar los poderes paranormales que se encuentra en la antigua Ram Inn. Algunos sacerdotes utilizaron la posada para albergar a esclavos y trabajadores que ayudaron a construir la iglesia St. Mary.

Según unos antiquísimos mapas que aparecieron en el lugar, todo apunta a  que la construcción era unas tres veces más grande de lo que es ahora, e incluso  se comprobó que existía un túnel que comunicaba la chimenea del bar de la casa con la Iglesia, y otro de ellos con Lacock Abbey. Se dice que estos túneles eran utilizados por malhechores que tras esconderse en el desván  conocido como “El de la Tejedora”, escapaban tras realizar sus fechorías  huyendo así de la justicia.

Diversos investigadores paranormales han descrito una historia de asesinatos en el lugar: La quema de una bruja residente, la hija de un posadero colgada en el ático, los huesos de niños asesinados ritualmente enterrados bajo el suelo, mientras que el reverendo John Yates, ex obispo de Gloucester, se dice que llamó al Antiguo Ram, “el lugar más malvado que he tenido la desgracia de visitar”, después de un intento fallido de exorcismo.

El terreno ha pasado por varias manos a lo largo de los años, en 1930 fue adquirido por Maurice de Bathe, convirtiéndose en la actual posada y pasando a ser de propiedad privada. Su último dueño, John Humphries salvó de la demolición el edificio cuando lo adquirió en 1968, siendo de su propiedad hasta el 12 de Diciembre de 2017 cuando falleció. El propio Hhumphries afirmó en diversas ocasiones que las entidades violentas que habitan el edificio (súcubos en este caso) lo sacaron de la cama y lo violaron rutinariamente en varias ocasiones.

Habitaciones y hechos paranormales.

La Cocina de los Hombres: En esta estancia se cuenta que se oye el llanto de un bebé, también se cuenta que aquí una mujer fue asesinada por bandoleros y su espíritu sigue vagando por los alrededores de Ancient Ram Inn. También se han reportado en esta sala el fallo de aparatos electrónicos cuyas baterías se descargan con suma rapidez.

El Granero Mayflower: En la planta baja, cerca de la carretera, hay un espacio grande formado por los antiguos establos de la propiedad. Aquí algunos visitantes han reportado violentos ataques por parte de entidades invisibles, personas arrojadas al suelo, inmovilizadas contra la pared, etc. En este mismo lugar un integrante del programa Most Haunted fue supuestamente golpeado y pateado por un atacante invisible.

La Habitación del Obispo: Se dice que en esta estancia el espíritu de un monje aparece habitualmente en ella. Otro de los fantasmas es el espíritu de un centurión a caballo, asegurándose que uno de los huéspedes tuvo un ataque de ansiedad porque lo vio pasar a través de la pared.

La Habitación de la Bruja: Según la leyenda, alrededor de 1500 una bruja fue quemada en la hoguera de la casa y muchos afirman haber visto su espectro en las habitaciones. Al parecer la hechicera buscó refugio en esta habitación en concreto de la casa antes de ser capturada y asesinada

El Ático de los Tejedores: a menudo escuchaban los sonidos de algo pesado siendo arrastrados por el piso. Los visitantes del edificio se hicieron eco de la misma historia, en particular los que duermen en la habitación del obispo directamente debajo del ático abierto. Se dice que en esta estancia habita el fantasma de la hija de un posadero asesinada aquí en el desván en algún momento del Siglo XVI y nombrada por un medio visitante como “Elizabeth”.

Conclusiones.

Nos encontramos ante un antiquísimo edificio donde las maderas viejas crujen y gimen, corrientes frías impregnan cada habitación. Mientras que el denso amontonamiento de artefactos religiosos, taxidermia animal, extrañas antigüedades y espeluznantes juguetes infantiles parecen haber sido recogidos y colocados deliberadamente, una obra de acumulación de toda una vida que solo realza el extraño paisaje del lugar. Para cualquier persona propensa a hacer volar de imaginación, el escenario se encuentra perfectamente dispuesto para las historias de fantasmas y demás hechos paranormales.

Las fotografías obtenidas en la posada son en su mayoría defectos de las lentes o extraños, insectos o polvo que se cruzan en el objetivo y caprichosos juegos de luces. Podríamos decir que a pesar del gran número de testimonios de hechos extraños en Ancient Ram Inn, debemos poner en cuarenta la paranormalidad del lugar, en donde la sugestión podría jugar malas pasadas, la cual pudo quizás afectar también al propio John Humphries, pero es algo que ya nunca sabremos.

Amplia galería de fotografías de Ancient Ram Inn aquí.

Fuentes: Wikipedia, TheBohemianBlog, The Sun, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

El Holandés Errante

También conocido como Holandés Volador, se trata de un supuesto barco fantasma protagonista de diversas leyendas extendidas a lo largo del mundo. Según la tradición, es un barco que no pudo volver a puerto, condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo. El velero es siempre oteado en la distancia, a veces resplandeciendo con una luz fantasmal. Si otro barco lo saluda, su tripulación tratará de hacer llegar sus mensajes a tierra, a personas muertas siglos atrás.

Orígenes.

La primera referencia impresa del barco aparece en Travels en varias partes de Europa, Asia y África durante una serie de treinta años y más (1790) por John MacDonald: “El clima era tan tormentoso que los marineros dijeron que vieron al Holandés Errante (Flying Dutchman). La historia común es que este “holandés” llegó al Cabo en peligro por el clima y quería llegar al puerto, pero no pudo conseguir que un piloto la condujera y se perdió, y desde entonces, con muy mal clima, aparece su visión”.

La siguiente referencia literaria aparece en el Capítulo VI de A Voyage to Botany Bay (1795), también conocido como A Voyage to New South Wales, atribuido a George Barrington (1755 – 1804): “A menudo había oído hablar de la superstición de los marineros respecto de las apariciones y la fatalidad, pero nunca había dado mucho crédito al informe; parece que algunos años desde que un buque de guerra holandés se perdió en el Cabo de Buena Esperanza, y todas las personas a bordo perecieron; su consorte capeó el vendaval y llegó poco después al Cabo. Después de volver a instalarse y regresar a Europa, fueron atacados por una violenta tempestad casi en la misma latitud. En la vigilia nocturna, algunas personas vieron, o imaginaron que vieron, una embarcación que los protegía bajo la presión de una vela, como si quisiera derribarlos: uno en particular afirmó que era la nave que se había hundido en la antigua tempestad, y que sin duda debe ser ella o la aparición de ella; pero cuando se despejó, el objeto, una nube gruesa y oscura, desapareció. Nada podría eliminar la idea de este fenómeno en la mente de los marineros; y, al relatar las circunstancias cuando llegaron al puerto, la historia se extendió como un incendio, y el supuesto fantasma se llamó Holandés Errante. De los holandeses, los marineros ingleses se enamoraron, y hay muy pocos indios, pero lo que tiene alguien a bordo, que finge haber visto la aparición”.

La siguiente referencia literaria introduce el motivo del castigo por un crimen, en Scenes of Infancy (Edimburgo, 1803) de John Leyden (1775 – 1811): “Es una superstición común de los marineros que, en las altas latitudes meridionales de la costa de África, los huracanes son frecuentemente acompañados por la aparición de un barco espectral, denominado el Holandés Errante  … Se supone que la tripulación de este barco debe han sido culpables de algún crimen terrible, en la infancia de la navegación; y haber sido golpeados con peste … y están ordenados aún para atravesar el océano en el que perecieron, hasta que expire el período de su penitencia”.

Thomas Moore (1779 – 1852) coloca la nave en el Atlántico norte en su poema Escrito al pasar la Isla del Hombre Muerto en el Golfo de San Lorenzo, a última hora de la tarde, Septiembre de 1804 : “Deslizándose rápidamente, un Ladrido sombrío / Sus velas están llenas, aunque el viento está quieto, / Y no sopla ni un aliento que sus velas llenen”. Una nota al pie agrega: “Las líneas anteriores fueron sugeridas por una superstición muy común entre los marineros, que llaman a este barco fantasma, creo, el holandés volador”.

Sir Walter Scott (1771 – 1832), amigo de John Leyden, fue el primero en referirse al buque como un barco pirata, escribiendo en las notas a Rokeby; un poema (publicado por primera vez en diciembre de 1812) que el barco era “originalmente un buque cargado de gran riqueza, a bordo del cual se había cometido un horrible acto de asesinato y piratería”, y que los navegantes consideran la aparición del barco como el peor de todos los posibles augurios.

Según algunas fuentes, el capitán holandés del Siglo XVII Bernard Fokke es el modelo para el capitán del barco fantasma. Fokke era famoso por la velocidad de sus viajes de los Países Bajos a Java y se sospechaba que estaba aliado con el Demonio. La primera versión de la leyenda como historia se imprimió en la revista Edinburgh de Blackwood para Mayo de 1821, que pone la escena como el Cabo de Buena Esperanza. Esta historia introduce el nombre Capitán Hendrick Van der Decken para el capitán y los motivos (elaborados por escritores posteriores) de cartas dirigidas a personas fallecidas hace mucho tiempo que se ofrecen a otros barcos para su entrega, pero si son aceptadas traerán infortunio; y el capitán había jurado rodear el Cabo de Buena Esperanza, aunque debería tomar hasta el día del juicio.

Era un barco de Amsterdam y navegó desde el puerto hace setenta años. Su maestro se llamaba Van der Decken. Era un marino acérrimo, y seguiría su propio camino a pesar del diablo. Por todo eso, nunca un marinero debajo de él tenía motivos para quejarse; aunque nadie sabe a qué nivel está a bordo con ellos. La historia es la siguiente: que al duplicar el Cabo pasaron un largo día tratando de capear el Table Bay. Sin embargo, el viento los dirigía, y se fue contra ellos cada vez más, y Van der Decken caminó por la cubierta, maldiciendo al viento. Justo después de la puesta del sol, un barco lo habló y le preguntó si no quería ir a la bahía esa noche. Van der Decken respondió: “Que yo sea eternamente condenado si lo hago, aunque debería ir por aquí hasta el día del juicio”. Y para estar seguro, nunca entró en esa bahía, ya que se cree que él continúa revolcándose en estos mares aún, y lo hará durante el tiempo suficiente. Este barco nunca se ve, pero con mal tiempo junto con ella.

Barcos de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales.

Supuestos avistamientos.

Se han reportado o denunciado muchos avistamientos en los Siglos XIX y XX. Se dijo que Nicholas Monsarrat, el novelista que escribió The Cruel Sea, vio el fenómeno en el Océano Pacífico cuando prestó servicio en el dragaminas HMS Jubilee como oficial de la Royal Navy durante la Segunda Guerra Mundial. No hizo mención de esto en su autobiografía de dos volúmenes u otras obras y HMS Jubilee no existió, de hecho la conexión de Monsarrat probablemente proviene de su libro “Master Mariner”, inspirado en parte en este cuento (vivió y trabajó en Sudáfrica después de la guerra) y en la historia del judío errante. Otro avistamiento fue por el Príncipe Jorge de Gales, el futuro rey Jorge V. Estuvo en un viaje de tres años durante su adolescencia tardía en 1880 con su hermano mayor, el Príncipe Alberto Víctor de Gales y su tutor John Neill Dalton. Se enviaron temporalmente al HMS Inconstant después de que el timón dañado se reparó en su barco original, la corbeta Bacchante de 4.000 toneladas. El registro de los príncipes (indeterminado sobre qué príncipe, debido a una edición posterior a la publicación) registra lo siguiente para las horas previas al amanecer del 11 de Julio de 1881, en la costa de Australia, en el estrecho de Bass entre Melbourne y Sydney.

11 de Julio. A las 4 a. m., El Holandés Errante cruzó nuestros arcos. Una extraña luz roja como la de un barco fantasma resplandeciente, en medio de la cual los mástiles, palos y velas de un bergantín a 200 yardas de distancia se destacaban en un fuerte relieve cuando ella subía a la proa del puerto, donde también el oficial del Desde el puente, la vio claramente, al igual que el guardiamarina del alcázar, que fue enviado inmediatamente al castillo de proa; pero al llegar no había ningún vestigio ni ningún signo de ningún barco material que pudiera verse cerca o directamente en el horizonte, la noche era clara y el mar estaba en calma. Trece personas en total la vieron.

Moderna representación del Holandés Errante para la película Piratas del Caribe – El Cofre del Hombre Muerto (2006).

Explicaciones.

Probablemente la explicación más creíble es un espejismo superior o Fata Morgana visto en el mar. Otro efecto óptico conocido como inminente ocurre cuando los rayos de luz se curvan a través de diferentes índices de refracción. Esto podría hacer que una nave que está justo en el horizonte parezca izada en el aire.

Fata Morgana.

Albert Pinkham Ryder – El Holandés Errante (Circa 1887).

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

Fantasmas en el restaurante

En el centro histórico de Sevilla se levanta el restaurante el Perro Viejo, anteriormente conocido como Viandas, un lugar que en la última década y media se ha convertido en un interesante foco de supuestos fenómenos paranormales en su interior.

Historia.

El emplazamiento donde se levantaba el restaurante Viandas tiene una serie de connotaciones que lo convierten en un sitio especial, un lugar con mucha historia negra. Parece ser que los primeros hechos recogidos datan del Siglo XIX cuando se produjo un incendio. Muchos años más tarde, en Julio de 1936 se produjo en las inmediaciones el asesinato de un sereno con el único pretexto de robarle el arma. En 1946 también ocurrió el atropello de un tranvía a varios transeúntes, provocando la muerte de dos de ellos; este accidente ocurrió justo en la esquina de donde años más tarde se alzaría el restaurante. También se dice que en los años 50 fue descubierta una caja con el cadáver de un niño o una niña justo en la misma puerta del actual restaurante. Desde el punto de vista del edificio en sí, una cripta almohade fue descubierta en los años 50, en 1956 se reedificó el inmueble, conservándose los restos de la cripta. En épocas más recientes, y más en concreto de 1988 – 1995 se alquilaban habitaciones en el edificio del restaurante, y ya corría el rumor de que se realizaban sesiones de ouija y otras y variadas prácticas espiritistas.

En 1995 el local fue traspasado y continuó su explotación como restaurante y lugar de hospedaje, siendo durante este período cuando se registró un hecho macabro: Una persona relacionada con los propietarios del establecimiento y muy vinculada al lugar se quitó la vida. Según los testigos, sería supuestamente el espíritu del suicida el que hoy deambularía por el local. Da la casualidad que hasta algunos clientes han asegurado también ser testigos de fenómenos paranormales en el restaurante, incluso una niña de sólo dos años afirmó que veía a un “ser” con sombrero en las escaleras que conducían a la última planta. Dicho “ser” la atraía llamándola hacia la última habitación, la niña anduvo por la planta guiada por unas “manos invisibles” como si conociese de siempre el lugar. La pequeña acabó comunicándole lo sucedido a su padre quien subió a la tercera planta acompañado por el gerente, pero allí no encontraron a nadie. Cabe mencionar que en 2003, se registró un caso de una monja Teresiana que vivió un episodio de shock, al asegurar haber visto al mismo demonio salir y entrar desde la pared del restaurante a su habitación.

A comienzos de 2003 en el desaparecido y exitoso Milenio 3, la gerente del restaurante comentaba experiencias vividas por casi todos los empleados del local. En los primeros meses de 2001, cuando el local fue traspasado y adquirido por Francisco Javier Pérez Parralo, se iniciaron unas obras de remodelación. Los albañiles ya detectaron entonces que algunas herramientas cambiaban de sitio o que desaparecían, escuchaban cómo se les llamaba por su nombre sin haber nadie, siseos y otras sensaciones extrañas. Uno de los momentos más extraños fue cuando una mañana el local apareció con las puertas de par en par pero no había evidencias de que alguien físico hubiese entrado en él. Incluso la Policia acudió a la llamada para inspeccionar el lugar pero solamente pudo clarificar que no hubo robo alguno, ya que la entrada no había sido forzada y no se había producido la sustracción de ningún objeto, aparte de que no se encontraron marcas ni huellas en el suelo fresco recién pavimentado.

A mediados de 2001 ya con las obras de remodelación terminadas, el restaurante abrió sus puertas, la planta baja se dedicó al bar, la primera a la restauración más propiamente dicha y la última quedó cerrada y sin finalidad concreta salvo la de servir de almacén y vestuario del personal. Al cabo de tres meses comenzaron a producirse los primeros fenómenos paranormales. Estas experiencias resultaron ser variadas y muy numerosas, e iban desde sentir presencias anómalas, movimiento o desaparición de objetos, sentir que alguien “toca” a los empleados y sombras paseando por la tercera planta. También era habitual escuchar pasos y carreras en la última planta sin haber nadie. El viejo piano restaurado tocaba notas sin que ningún dedo visible las tocase, además también se reportaron la audición de golpes fuertes. Fenómenos más radicales, por así decirlo, incluían el estallido de vasos, caída de cuadros, lavavajillas funcionando sin estar conectados a la red… Etc. Fenomenología impactante y en muchos casos similar a casos famosos de supuestos poltergeist.

Antiguo restaurante Viandas.

Piano del restaurante Viandas.

Hechos paranormales.

La gerente llegó a comentar: “Las sombras que se suelen ver en la escalera son muy impresionantes y ya casi nadie sube a cambiarse solo, por el miedo que provoca encontrarse con el fantasma. Yo misma fui testigo de la presencia de una sombra que parecía subir por las escaleras; me dejó sin aliento…” Dicha sombra fue bautizada con el nombre de “El viejo coronel”. Otro de los camareros explicaba: “Un día colocando una mesa para 16 comensales, bajé a por más servicios y al subir encontré la mes en otro orden… Las copas sobre las servilletas y sobre la copa el plato… todo en menos de dos minutos. He sentido como si alguien pasara junto a mí, me soplara, me tocara y he visto abrirse y cerrarse las ventanas”. Otro camarero afirmaba: “Estaba en la planta alta cambiándome y pude oír perfectamente cómo me llamaban lenta y pausadamente… Seeebaaasss. La voz surgía de la nada y la planta estaba vacía”.

El cocinero del restaurante, en un principio escéptico, acabó por convencerse de los extraños sucesos: “Estaba en la planta alta y sentí un cambio de temperatura fuerte. Pasamos del calor al frío, en pleno verano de Sevilla. Pero lo peor fue cuando por la puerta, delante de mí, pasó algo o la sombra de alguien pero sin proyectarse sobre la pared, en el aire. Me asusté mucho. Después de aquello quedé convencido de que algo habita allí arriba. Otra de las empleadas del restaurante aseguró: “Estaba cambiándome en la planta alta, justo cuando me agachaba a atarme el zapato, levanté la vista ya que me sentí observada. Por el pequeño espejo de la habitación vi perfectamente a alguien que me observaba, ¡allí había alguien que me estaba mirando! Me giré y sólo vi una sombra difusa pero ni rastro de nadie en el largo pasillo… era imposible. Desde entonces tengo la certeza de que en el edificio hay algo más”. Una compañera de esta empleada anterior también contó lo siguiente: “Aparte de sentir presencias y de sentirnos extrañamente acompañados hay algo que inquieta… Es terrorífico comprobar cómo en la habitación que usábamos de vestuario de la mujeres, la puerta se abre pese a tener echado el cerrojo… Es como si unas manos invisibles e inteligentes lo abrieran sin mayores problemas. Parece querer hacer notar su presencia y demostrarnos que puede con todos nosotros pese a los pestillos… Para mí la demostración de ese “ser” es más que suficiente para no estar tranquila”.

A tenor de todos los fenómenos y testimonios, la compañía Securitas instaló una serie de volumétricos y alarmas sonoras en el local que inesperadamente comenzaron a saltar y a evidenciar una presencia física en la lúgubre y desolada tercera planta. Dichos volumétricos indicaban que había “algo” de al menos 45 kilogramos y en movimiento. Después de estas averiguaciones, también decidió el dueño instalar un sistema de cámaras nocturnas conectadas también a la misma empresa de seguridad que consiguieron grabar extrañas “bolas” luminosas desplazándose por el local con total libertad.

El Caso Viandas es uno de los más destacados en la parapsicología española de principios del Siglo XXI, cuenta tanto como con personas a favor y con detractores. En la actualidad, en el nuevo restaurante conocido como el Perro Viejo, parece no suceder ningún fenómeno extraño, quizás el antiguo fantasma de Viandas, “El viejo coronel” descanse en paz, ¿para siempre?

Fuentes: Revista Más Allá (Monográfico Casas Encantadas), Rafael Cabello Herrero y José Manuel García Bautista, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Cortijo Jurado

Historia.

El Cortijo Jurado es una hacienda agrícola-burguesa de mediados del Siglo XIX, situada en una loma junto a la carretera de entrada a la barriada de Campanillas de la ciudad de Málaga (Andalucía, España). Las edificaciones se erigen en dos partes bien diferenciadas, la zona burguesa usada como casa de recreo, y la zona para el campesinado, con un par de casas de viviendas y establos para ganado, animales de labranza (hoy en día desaparecidos).

Construido en un estilo que podría definirse como estilo gótico inglés, conjuga elementos del neogótico inglés con alguna que otra decoración de tintes nórdicos en los detalles, y una disposición interior, descentrada hacia la izquierda; zona que constituía la zona noble del conjunto, escalera principal, acceso interior a la capilla, etc. Tiene una planta rectangular con dos alas laterales, que sobresalen por la parte frontal para envolver la puerta de entrada. Destacan entre otras muchas cosas, la capilla (actualmente en un mal estado de conservación, aunque conserva su elemento principal, el retablo de yeso neogótico), torre mirador, salones y estancias interiores. Hasta hace poco, en el pasillo de la planta superior había dos columnas de hierro forjado, con fustes lisos abombados en el centro y capiteles corintios, con decoraciones vegetales de hojas de acanto y cuatro volutas en las esquinas (Actualmente desaparecidas y expoliadas). A consecuencia del robo, la viga maestra que sustentaban estas columnas cedió, derrumbándose sobre el pasillo la estructura de la terraza superior, llevándose consigo parte del artesonado del tejado central y dañando gravemente otras estancias de la parte baja.

En el año 2004 se aprobó un proyecto para la rehabilitación del edificio con el fin de convertirlo en un hotel de cuatro estrellas. Dichas obras estuvieron varios años paralizadas debido a la explosión de la burbuja inmobiliaria y la crisis que se desencadenó al mismo tiempo. Finalmente tras reanudar y acabar las obras, el inmueble se puso a la venta en el año 2015 por un precio de salida de 16 millones de euros.

Manuel Heredia, primer propietario del Cortijo Jurado con su familia.

Leyendas.

El Cortijo Jurado lleva consigo una leyenda realmente extraña, cargada de misterios, rumores y de supuestos fenómenos paranormales. Una de las leyendas más extendidas es la que nos habla de la desaparición de muchachas jóvenes en Málaga durante 1890 – 1920, jóvenes que supuestamente eran usadas en macabros rituales de índole satánico, asesinadas y posteriormente enterradas a gran profundidad en el propio terreno del cortijo. Los Heredia, primeros propietarios del edificio, fueron sospechosos de las desapariciones ya que se creía que siendo practicantes de la masonería, también lo eran de otro tipo de rituales. Algunos de los cuerpos de las jóvenes desaparecidas (cinco en concreto de entre 18 – 21 años) aparecieron posteriormente en la rivera de un río que fluye cercano a la finca. Los cuerpos mencionados aparecían tras varios días de desaparición, aunque no hay constancia de que tuviesen algún tipo de signo de rituales satánicos o abusos sexuales, además es sabido que en aquella época los propietarios originales del Cortijo Jurado y del Cortijo Colmenares habían fallecido ya.

En cuanto a los supuestos túneles que comunicaban ambos cortijos, dicha leyenda se basa en el testimonio de un vecino de la zona llamado Manuel Martín, que según cuenta, siendo él un mozo en el año 1932, se coló en el Cortijo cuando no estaban sus moradores, como signo de valentía ante sus amigos. Según su testimonio, topó con un viejo pozo en el patio trasero que le condujo a una caverna subterránea, recorrió dos kilómetros por el túnel hasta que llegó a una puerta cerrada a cal y canto, (supuesto cortijo de los Larios), en la vuelta se introdujo en otros pasadizos en los que encontró todo tipo de máquinas y aparatos de tortura, nichos y huesos desperdigados. Décadas después y siguiendo sus indicaciones, con pico y pala se ha intentado buscar la entrada a ese túnel sin encontrar ningún rastro de su existencia.

El Cortijo Jurado a mediados del Siglo XX.

Fenómenos paranormales.

Algunos vecinos de Campanillas afirman haber visto luces en mitad de la noche en los alrededores del edificio, sin que ninguna mano conocida sea la causante de dicha iluminación. También ha sido frecuente escuchar golpes y ruidos extraños en el cortijo. Según la misma leyenda, después del abandono del edificio; todavía hubo casos de desapariciones de menores de edad. La mansión poseería unos sótanos ocultos en los que se decía que había máquinas de tortura, dichos túneles estarían comunicados con el vecino Cortijo de Colmenares (actual Club de Golf Guadalhorce), habitado en aquel entonces por los Larios y situado junto al río.

A lo largo de los años numerosos curiosos e investigadores se han acercado hacia el vetusto edificio con el ánimo de fotografiar y recorrer sus habitáculos. Algunas de estas personas aseguran haber escuchado gritos en el interior del edificio. En una ocasión, cierto grupo que curioseaba en el cortijo afirmó haber oído a una voz metálica decir “venid”. No sólo eso, dicho grupo también cree que fue testigo de la aparición de una forma espontánea blanca y brillante que tomó la apariencia de ropajes de una mujer. Incluso una de las chicas que formaban parte del grupo dijo sentir como una mano se aferraba a ella por la cadera, dificultando su marcha a la carrera del Cortijo Jurado. Uno de los chicos también logró grabar esa misma noche como en una de las ventanas de la planta superior se podría apreciar perfectamente una mano blanca brillante que se se deslizaba de un lado a otro del marco.

También se cuenta que un grupo de teatro independiente de Málaga, reproduciendo un relato de H. P. Lovecraft en el que dos ladrones intentan robar en la casa equivocada, estuvieron en el cortijo grabando tomas de sus exteriores para la obra. Poco después, uno de los actores que asumía el papel de maléfico anciano, sufrió un grave accidente al caer por el hueco del ascensor de su domicilio, algo que le llevó a la UCI. También se produjo un incendio en un local que fue usado por el grupo de teatro para realizar otras tomas de interiores, fuego el cual solamente asoló el establecimiento y no a los comercios vecinos. Lo curioso fue que nadie vio humo, ni hubo rastro de fuego en la fachada. Semanas después de todos estos hechos, cuando el grupo se encontraba en el domicilio donde estaban realizando las tareas de montaje, descubrieron que el disco duro del ordenador donde guardaban las grabaciones se había “autoformateado” solo de forma inexplicable.

Capilla sucesivamente profanada del Cortijo Jurado.

El Cortijo Jurado tal y como se encontraba antes de la restauración.

Conclusiones y anotación final.

Aunque las leyendas en torno al Cortijo Jurado son amplias y están muy extendidas, la realidad es que buena parte de todo lo que se dice y se sospecha no tiene prácticamente ninguna base real y se “sustenta” en gran medida en el único testimonio de Manuel Martín, el joven que se coló en la casa. Tampoco hay pruebas de que los Heredia o los Larios fuesen los asesinos responsables de las desapariciones de varias muchachas de Málaga. Es verdad que en el interior del cortijo se han obtenido abundantes psicofonías y otras inclusiones paranormales, pero esto también ocurre en otros lugares que no tienen ninguna fama de estar encantados. En cuanto a fotografías misteriosas en las que aparecen extrañas neblinas u orbes, tampoco estaríamos ante pruebas irrefutables de presencia paranormal en el lugar, muchas de esas fotos no tienen calidad suficiente y son susceptibles de producir pareidolias en el observador. Los ruidos extraños escuchados en el cortijo, sobre todo antes de su restauración, bien podrían haber sido fruto del muy mal estado del propio edificio e incluso a la presencia de animales pequeños como roedores o aves.

Bien es cierto y es de recibo decirlo, que hay multitud de testimonios de personas que aseguran haber vivido en el interior del Cortijo Jurado y en sus alrededores, fenómenos paranormales de muy diversa índole. Podría estar la sugestión detrás de varios de esos testimonios, es posible, pero habría que estudiar detenidamente caso por caso para afirmar o descartar la veracidad de los mismos.

Finalmente no queda de más decir a modo de anotación personal, que buena parte del abandono y saqueo sufrido por el Cortijo Jurado se debe efectivamente al paso del tiempo y a la falta de mantenimiento a lo largo de décadas, pero también a multitud de “grupos de investigación” que en su afán vano de encontrar los famosos túneles, realizaron auténticos destrozos en el interior del cortijo. Con toda desfachatez y sin permiso se picaron paredes y suelos, todo ello evidentemente sin ningún tipo de permiso, lo que no dice nada bueno de este tipo de “investigadores”. Desde aquí la mayor censura hacia estos personajes que no ayudan en nada al mundo del misterio sino que lo dejan en muy mal lugar con sus actos. En cuanto al cortijo en sí, sólo queda desear que tenga un futuro más luminoso y tranquilo que su (supuestamente) agitado pasado.

El Cortijo Jurado durante la finalización de las obras de restauración y consolidación en 2015.

Fuentes: Revista Más Allá (Monográfico Casas Encantadas), José Manuel Frías, Cuarto Milenio, elpensante.com, Diariosur.es, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Mi 2017 en Instagram

Ahora que acaba el año no es mal momento para recordar algunas de mis fotos más destacadas en Instagram en 2017, red social la cual no he mostrado mucho en este blog pero que no está de más enseñar en alguna ocasión, ya que la fotografía es sin duda una de mis aficiones favoritas.

instagram.com/hades_exuberante 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: