RSS

L’Enfer

La almohada de la ira ahoga el amor, sin pausa pero con decisión, para convertirnos en víctimas del corazón y sus cadenas. Y cuando todo acabe (si es que algún día lo hace), vamos a descorchar el tapón del rencor y brindar con su manifiesta sensación de impotencia, esa falsa superioridad cuando se sabe que todo está hundido y sepultado bajo toneladas de propósitos y promesas estériles. Víctimas del deseo, estamos tan cerca pero ya no sentimos, y la realidad se difumina como niebla de cementerio.

No queda rincón ya en donde esparcir las cenizas de la furia, todos los sueños transmutaron en pesadillas, y todas las pesadillas se hicieron infierno para torturar piel impoluta y sentimientos virginales. Olvido para calmar, para resarcirnos de ese eco que se repite como una constante, visceral y prologado dilatando la agonía que ya se asoma a las puertas del cielo y aunque insensibilidad y cobardía suelen ir de la mano, no queda otra que entregarse a esta vorágine sin fin aparente.

Arrinconados y exhaustos, la negatividad expuesta es prosa de cáustica intención para regalar los oídos con intenciones desencaminadas y esperanzas que rinden cuenta sólo ante las llamas que las asolan. Sin rodeos, sin falsas expectativas, el incendio se ha creado y las consecuencias muestran su cara más rastrera e implacable, retrato trágico y perturbador de la calamidad cuyo nombre pronunciado es erotismo y crueldad a partes iguales. No te disculpes por cercenar con cristales rotos los hilos que nos unían a la cordura.

Quizás es que con las manos vacías y el corazón ausente del pecho perdemos la perspectiva del caos en derredor y su dulce veneno, de la oportunidad y la tentación consecuente que le sigue. Sólo una vez pidieron los muertos un efímero instante de emoción para un futuro escabroso y dubitativo, y es este, el precio para resucitar el corazón entre trompetas y ángeles caídos de reputación cuestionable. Une estas miradas con un tacto imposible y moriremos aquí mismo de embriaguez y arrebato.

Ya diluvia para redimir, condenado y ejecutado el sentimiento pervive entre las indisimuladas sonrisas de un ego desbordado. Dame, regálame ya retazos de infierno para hacer con ellos, en un acto magistral, mi propio paraíso de belleza y amargura en conyugal dualidad. No temas, viene aquello que siempre esperamos con la cautela de lo furtivo, exigiendo un par de latidos como acto de fe en pecado y comunión. Entre susurros damos la bienvenida a la noche y con ella a la llama que se desliza por nuestra espalda. Sentimos… vamos al país de las maravillas en L’Enfer.

Giacomo del Pò – A las puertas del Infierno (1703 – 1708).

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 17 enero, 2018 en Arte, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , ,

Cortijo Jurado

Historia.

El Cortijo Jurado es una hacienda agrícola-burguesa de mediados del Siglo XIX, situada en una loma junto a la carretera de entrada a la barriada de Campanillas de la ciudad de Málaga (Andalucía, España). Las edificaciones se erigen en dos partes bien diferenciadas, la zona burguesa usada como casa de recreo, y la zona para el campesinado, con un par de casas de viviendas y establos para ganado, animales de labranza (hoy en día desaparecidos).

Construido en un estilo que podría definirse como estilo gótico inglés, conjuga elementos del neogótico inglés con alguna que otra decoración de tintes nórdicos en los detalles, y una disposición interior, descentrada hacia la izquierda; zona que constituía la zona noble del conjunto, escalera principal, acceso interior a la capilla, etc. Tiene una planta rectangular con dos alas laterales, que sobresalen por la parte frontal para envolver la puerta de entrada. Destacan entre otras muchas cosas, la capilla (actualmente en un mal estado de conservación, aunque conserva su elemento principal, el retablo de yeso neogótico), torre mirador, salones y estancias interiores. Hasta hace poco, en el pasillo de la planta superior había dos columnas de hierro forjado, con fustes lisos abombados en el centro y capiteles corintios, con decoraciones vegetales de hojas de acanto y cuatro volutas en las esquinas (Actualmente desaparecidas y expoliadas). A consecuencia del robo, la viga maestra que sustentaban estas columnas cedió, derrumbándose sobre el pasillo la estructura de la terraza superior, llevándose consigo parte del artesonado del tejado central y dañando gravemente otras estancias de la parte baja.

En el año 2004 se aprobó un proyecto para la rehabilitación del edificio con el fin de convertirlo en un hotel de cuatro estrellas. Dichas obras estuvieron varios años paralizadas debido a la explosión de la burbuja inmobiliaria y la crisis que se desencadenó al mismo tiempo. Finalmente tras reanudar y acabar las obras, el inmueble se puso a la venta en el año 2015 por un precio de salida de 16 millones de euros.

Manuel Heredia, primer propietario del Cortijo Jurado con su familia.

Leyendas.

El Cortijo Jurado lleva consigo una leyenda realmente extraña, cargada de misterios, rumores y de supuestos fenómenos paranormales. Una de las leyendas más extendidas es la que nos habla de la desaparición de muchachas jóvenes en Málaga durante 1890 – 1920, jóvenes que supuestamente eran usadas en macabros rituales de índole satánico, asesinadas y posteriormente enterradas a gran profundidad en el propio terreno del cortijo. Los Heredia, primeros propietarios del edificio, fueron sospechosos de las desapariciones ya que se creía que siendo practicantes de la masonería, también lo eran de otro tipo de rituales. Algunos de los cuerpos de las jóvenes desaparecidas (cinco en concreto de entre 18 – 21 años) aparecieron posteriormente en la rivera de un río que fluye cercano a la finca. Los cuerpos mencionados aparecían tras varios días de desaparición, aunque no hay constancia de que tuviesen algún tipo de signo de rituales satánicos o abusos sexuales, además es sabido que en aquella época los propietarios originales del Cortijo Jurado y del Cortijo Colmenares habían fallecido ya.

En cuanto a los supuestos túneles que comunicaban ambos cortijos, dicha leyenda se basa en el testimonio de un vecino de la zona llamado Manuel Martín, que según cuenta, siendo él un mozo en el año 1932, se coló en el Cortijo cuando no estaban sus moradores, como signo de valentía ante sus amigos. Según su testimonio, topó con un viejo pozo en el patio trasero que le condujo a una caverna subterránea, recorrió dos kilómetros por el túnel hasta que llegó a una puerta cerrada a cal y canto, (supuesto cortijo de los Larios), en la vuelta se introdujo en otros pasadizos en los que encontró todo tipo de máquinas y aparatos de tortura, nichos y huesos desperdigados. Décadas después y siguiendo sus indicaciones, con pico y pala se ha intentado buscar la entrada a ese túnel sin encontrar ningún rastro de su existencia.

El Cortijo Jurado a mediados del Siglo XX.

Fenómenos paranormales.

Algunos vecinos de Campanillas afirman haber visto luces en mitad de la noche en los alrededores del edificio, sin que ninguna mano conocida sea la causante de dicha iluminación. También ha sido frecuente escuchar golpes y ruidos extraños en el cortijo. Según la misma leyenda, después del abandono del edificio; todavía hubo casos de desapariciones de menores de edad. La mansión poseería unos sótanos ocultos en los que se decía que había máquinas de tortura, dichos túneles estarían comunicados con el vecino Cortijo de Colmenares (actual Club de Golf Guadalhorce), habitado en aquel entonces por los Larios y situado junto al río.

A lo largo de los años numerosos curiosos e investigadores se han acercado hacia el vetusto edificio con el ánimo de fotografiar y recorrer sus habitáculos. Algunas de estas personas aseguran haber escuchado gritos en el interior del edificio. En una ocasión, cierto grupo que curioseaba en el cortijo afirmó haber oído a una voz metálica decir “venid”. No sólo eso, dicho grupo también cree que fue testigo de la aparición de una forma espontánea blanca y brillante que tomó la apariencia de ropajes de una mujer. Incluso una de las chicas que formaban parte del grupo dijo sentir como una mano se aferraba a ella por la cadera, dificultando su marcha a la carrera del Cortijo Jurado. Uno de los chicos también logró grabar esa misma noche como en una de las ventanas de la planta superior se podría apreciar perfectamente una mano blanca brillante que se se deslizaba de un lado a otro del marco.

También se cuenta que un grupo de teatro independiente de Málaga, reproduciendo un relato de H. P. Lovecraft en el que dos ladrones intentan robar en la casa equivocada, estuvieron en el cortijo grabando tomas de sus exteriores para la obra. Poco después, uno de los actores que asumía el papel de maléfico anciano, sufrió un grave accidente al caer por el hueco del ascensor de su domicilio, algo que le llevó a la UCI. También se produjo un incendio en un local que fue usado por el grupo de teatro para realizar otras tomas de interiores, fuego el cual solamente asoló el establecimiento y no a los comercios vecinos. Lo curioso fue que nadie vio humo, ni hubo rastro de fuego en la fachada. Semanas después de todos estos hechos, cuando el grupo se encontraba en el domicilio donde estaban realizando las tareas de montaje, descubrieron que el disco duro del ordenador donde guardaban las grabaciones se había “autoformateado” solo de forma inexplicable.

Capilla sucesivamente profanada del Cortijo Jurado.

El Cortijo Jurado tal y como se encontraba antes de la restauración.

Conclusiones y anotación final.

Aunque las leyendas en torno al Cortijo Jurado son amplias y están muy extendidas, la realidad es que buena parte de todo lo que se dice y se sospecha no tiene prácticamente ninguna base real y se “sustenta” en gran medida en el único testimonio de Manuel Martín, el joven que se coló en la casa. Tampoco hay pruebas de que los Heredia o los Larios fuesen los asesinos responsables de las desapariciones de varias muchachas de Málaga. Es verdad que en el interior del cortijo se han obtenido abundantes psicofonías y otras inclusiones paranormales, pero esto también ocurre en otros lugares que no tienen ninguna fama de estar encantados. En cuanto a fotografías misteriosas en las que aparecen extrañas neblinas u orbes, tampoco estaríamos ante pruebas irrefutables de presencia paranormal en el lugar, muchas de esas fotos no tienen calidad suficiente y son susceptibles de producir pareidolias en el observador. Los ruidos extraños escuchados en el cortijo, sobre todo antes de su restauración, bien podrían haber sido fruto del muy mal estado del propio edificio e incluso a la presencia de animales pequeños como roedores o aves.

Bien es cierto y es de recibo decirlo, que hay multitud de testimonios de personas que aseguran haber vivido en el interior del Cortijo Jurado y en sus alrededores, fenómenos paranormales de muy diversa índole. Podría estar la sugestión detrás de varios de esos testimonios, es posible, pero habría que estudiar detenidamente caso por caso para afirmar o descartar la veracidad de los mismos.

Finalmente no queda de más decir a modo de anotación personal, que buena parte del abandono y saqueo sufrido por el Cortijo Jurado se debe efectivamente al paso del tiempo y a la falta de mantenimiento a lo largo de décadas, pero también a multitud de “grupos de investigación” que en su afán vano de encontrar los famosos túneles, realizaron auténticos destrozos en el interior del cortijo. Con toda desfachatez y sin permiso se picaron paredes y suelos, todo ello evidentemente sin ningún tipo de permiso, lo que no dice nada bueno de este tipo de “investigadores”. Desde aquí la mayor censura hacia estos personajes que no ayudan en nada al mundo del misterio sino que lo dejan en muy mal lugar con sus actos. En cuanto al cortijo en sí, sólo queda desear que tenga un futuro más luminoso y tranquilo que su (supuestamente) agitado pasado.

El Cortijo Jurado durante la finalización de las obras de restauración y consolidación en 2015.

Fuentes: Revista Más Allá (Monográfico Casas Encantadas), José Manuel Frías, Cuarto Milenio, elpensante.com, Diariosur.es, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Entre la bohemia de cuatro candiles

Sinceramente, no te miento y es que no pensaba encontrarme contigo esta noche entre luces cálidas y recuerdos que se desentierran a sí mismos como zombis. 17 de Noviembre, y ya sabemos que 1 más 7 son 8 y de lado infinito, como los besos que se derraman en este instante entre melodías desafinadas y lenguas tan afiladas como indómitas.

A medio camino entre lo romántico y lo trágico, tan de la mano siempre como el corazón que se niega a dejar de sentir y se agarra con todas su fuerzas al último amor correspondido. Y es que estamos jugando con fuego y además pretendemos quemarnos; de cenizas están hechos aquellos que fueron los más grandes sueños, lo sabemos perfectamente.

Como un sonámbulo, aquí, entre la bohemia de cuatro candiles y un sofá con estampado pasado que trae al presente tanto y tan caro precio para el corazón. Las miradas danzan de uno a otro y Sivert ya nos seduce saliendo y sabiendo a años 60 por la vieja radio de válvulas: “En tu habitación de luz agonizante, más allá del alcance de todo, en el santuario de la noche, prefiero ser un hombre sonámbulo…” Contigo.

No sé si es que nos estamos dejando llevar mucho o quizás al mundo ya no le importan las desdichas en las que nos envolvemos para combatir los reveses del invierno que ya viene con el cuchillo entre los labios asediados de carmín rojo. Tú sólo preocúpate de no apuñalarme con tu desazón a base de medias (en las piernas) sonrisas en los labios.

Aunque la corona de la noche ya pese mucho sobre nuestras cabezas, tenemos claro que solamente siendo sombras podremos destacar en esta habitación desnuda e impasible. Damos un último sorbo a la sinrazón que fluye como elixir de goteras encima de nosotros. Te noto más fría que en el pasado, será que mi mente se agarra a ayeres añorados y a la vez se pierde entre el laberíntico presente de tu pálida piel.

Si hay que poner un colofón que sea justo el preciso momento que estuvimos buscando y al final (nos) encontramos. Aquí se seguirá contando la misma historia en toda noche de niebla y luz de gas que se precie, con ganas de seducir con el pálpito de romances en penumbra pero que por dentro dejan quemadura perpetua.

Ree Morton – To each concrete man (1974).

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Museo Reina Sofía, Madrid).

 

Etiquetas: , , ,

Mi 2017 en Instagram

Ahora que acaba el año no es mal momento para recordar algunas de mis fotos más destacadas en Instagram en 2017, red social la cual no he mostrado mucho en este blog pero que no está de más enseñar en alguna ocasión, ya que la fotografía es sin duda una de mis aficiones favoritas.

instagram.com/hades_exuberante 

 

Etiquetas: , , , , , ,

Feliz Navidad – Happy Christmas 2017

Feliz Navidad & Año Nuevo para todos, Happy Christmas & Prosperous New Year.

Bartolomé Esteban Murillo – El Buen Pastor (Circa 1660).

 
9 comentarios

Publicado por en 20 diciembre, 2017 en Arte, Cultura, Entretenimiento

 

Etiquetas: , , ,

Henri Matisse

Le Cateau-Cambrésis (Francia 🇫🇷), 31 de Diciembre de 1869 – Niza (Francia 🇫🇷), 3 de Noviembre de 1954.

Henri Matisse es uno de los artistas más destacados del Siglo XX junto a Pablo Picasso. Pintor, grabador, escultor; destacó por su dibujo alegre y un intenso uso del color, aunando influencias muy dispares a lo largo de su obra. Nos encontramos por lo tanto ante una de las figuras centrales del Arte Moderno.

Mujer leyendo (1894).

Olla azul y limón (1897).

Jarrón con girasoles (1898).

Estudio de un desnudo (1899).

Vajilla sobre una mesa (1900).

Jardines de Luxemburgo (1901).

Notre-Dame al final de la tarde (1902).

Carmelita (1904).

Lujo, calma y voluptuosidad (1904).

Plaza des Lices, Saint-Tropez (1904).

Los tejados de Collioure (1905).

Mujer con sombrero (1905).

Naturaleza muerta con tulipanes (1905).

Retrato de Madame Matisse, la raya verde (1905).

Ventana abierta, Collioure (1905).

La alegría de vivir (1905 – 1906).

Autorretrato con camiseta de manga corta (1906).

Jarrón, botella y fruta (1906).

Desnudo azul (1907).

Armonía en rojo (1908).

Juego de bolos (1908).

La conversación (1908 – 1912).

La danza (1909).

Naturaleza muerta con la danza (1909).

Música (1910).

Naturaleza muerta sevillana (1910 – 1911).

El estudio rojo (1911).

Estudio rosa (1911).

Paisaje marroquí (1913).

Retrato de la mujer del artista (1913).

El pintor con su modelo (1916 – 1917).

Autorretrato (1918).

El torso de yeso (1919).

Mujer ante una pecera (1922).

Retrato de mujer joven, Delectorskaya (1935).

Mujer joven con blusa azul, retrato de Lydia Delectorskaya (1936).

Como si ella nunca me hubiese visto (1943).

Polinesia, el cielo y el mar (1946).

Icarus (1947).

Retrato de Lydia Delectorskaya (1947).

Autorretrato (1948 – 1952).

El periquito y la sirena (1952).

La tristeza del rey (1952).

El caracol (1952 – 1953).

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 diciembre, 2017 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , ,

Leyendas del Pájaro del Trueno & Ruc

Con “pájaro del trueno” se refiere la criptozoología a unas aves gigantescas pertenecientes a la mitología de los nativos de América del Norte.

Cabe destacar que la extinta familia Teratornithidae englobaba a aves cuya envergadura alar podía superar los 6 metros de longitud en el caso de Argentavis magnificens, algunas de estas aves pudieron ser contemporáneas de los primeros seres humanos, no obstante, hay reportes acaecidos en los últimos 200 años haciendo referencia al avistamiento de pájaros de tamaño gigantesco, aunque la mayoría de científicos en la actualidad no dan por válidos ni veraces estos testimonios.

Fotografía que muestra el tamaño de la extinta Argentavis magnificens con una persona.

Algunos expertos en criptozoología y creyentes del avistamiento de enormes aves del trueno afirman que dichos animales tienen un aspecto reptiliano, similar al del también extinto Pteranodon.

Representación artística de un Thunderbird.

Avistamientos.

En 1890 dos vaqueros de Arizona acabaron con la vida de una enorme ave. Se decía que tenía piel suave, alas sin plumas como un murciélago y rostro parecido al de un caimán. Esta descripción tiene cierta similitud con la de un Pteranodon prehistórico, tal y como hemos mencionado anteriormente, un animal cuya existencia ya era conocida en ese momento. Supuestamente los vaqueros arrastraron el cadáver del animal de vuelta a la ciudad, donde fue clavado con alas extendidas a lo largo de toda la longitud de un granero. De acuerdo con Mark Hall, el Tombstone Epitaph realmente publicó una historia sobre la captura de una criatura alada grande e inusual el 26 de Abril de 1890. Más allá de este relato, nadie hasta la fecha ha hecho corroboración histórica de que este evento ocurriera y por lo general se considera una leyenda urbana.

Nadie ha obtenido nunca una copia de la fotografía de dicho supuesto “Thunderbird”, aunque numerosas personas, Ivan T. Sanderson, siendo una de las más conocidas, han hecho afirmaciones sobre su existencia. Sanderson aseguró haber poseído una vez una copia de la foto, que desapareció después de que él la prestara a un conocido en los años 60. El programa de televisión Freaky Links elaboró una foto similar, dando nueva vida a la leyenda de la fotografía del pájaro del trueno.

En la década de los 40 del pasado Siglo XX, se informaron del avistamiento de pájaros del trueno en Overland y en Alton (Illinois), en ambas ocasiones los testigos confundieron en un principio al supuesto pájaro con un avión planeando. En San Luis (Missouri), también hubo reportes similares que obligaron al alcalde a colocar trampas para atrapar al enorme ave, no obstante, el resultado de dichas trampas fue la captura de varias garzas azuladas (Ardea herodias).

Falsa fotografía que muestra a varias hombres con lo que se asemeja a un ave prehistórica similar al Pteranodon.

El 25 de Julio de 1977 se produjo uno de los avistamientos más polémicos. En Lawndale (Illinois), tres chicos que jugaban en un patio trasero aseguraron ver dos enormes aves que les persiguieron, dos de ellos escaparon ilesos pero un tercero (Marlon Lowe) sufrió heridas de garra en su hombro cuando uno de los pájaros le agarró y le alzó del suelo unos 60 centímetros. El muchacho se defendió hasta que el animal lo terminó soltando. Las descripciones dadas por los chicos coinciden con las del cóndor de los Andes (Vultur gryphus), un ave que alcanza una envergadura de hasta 3 metros de longitud. No obstante las garras de un cóndor andino no son los suficientemente fuertes como para levantar objetos pesados, por lo que este caso todavía es objeto de dudas acerca de lo sucedido realmente.

En 2002, se informó de una gran criatura parecida a un pájaro con una envergadura de unos 4 metros en Alaska. El Anchorage Daily News informó que los testigos describieron a la criatura como algo fuera de la película Jurassic Park. Los científicos sugirieron que el pájaro gigante pudo haber sido simplemente un pigargo gigante (Haliaeetus pelagicus), que tiene una envergadura de 1,8 – 2,4 metros. También hubo informes previos de criaturas similares en la misma área alrededor de esos días. También se ha reportado el avistamiento de aves de gran tamaño San Antonio (Texas) en 2007.

Explicaciones.

Algunos investigadores afirman que los avistamientos de estos animales pueden ser perfectamente reales pero que los testigos no son precisos a la hora de identificar al animal, provocando así falsas interpretaciones y errores de identificación. El famoso investigador de fenómenos paranormales John Keel aseguró sin embargo que había registrado avistamientos de Thunderbird en Estados Unidos que correspondía geográfica y cronológicamente con tormentas que se movían a través del país. No obstante, otros expertos como el ornitólogo Angelo P. Capparella afirman que la existencia de animales tan extraordinarios en Estados Unidos es francamente improbable, sobre todo por la falta de alimento para sustentar a un ave de un tamaño tan excepcional.

Representación moderna del Thunderbird.

Ruc.

No solamente en las leyendas de América hay historias sobre pájaros gigantes, también son muy conocidas las leyendas persas que hablan del Ruc (rukh رخ), una gigantesca ave de rapiña. El Ruc es mencionado en obras y tradiciones orales de ciertas civilizaciones de Oriente Medio, el tamaño del Ruc es pretendidamente tan gigantesco que la tradición le atribuye la capacidad de levantar un elefante con sus garras. También se dice que puede ser un único individuo existente, aunque no es así en todas las fuentes, al igual que su color, en algunos textos y leyendas se le describe como de color blanco pero no siempre es así.

El Ruc tuvo su origen, según Rudolph Wittkower, en la lucha entre el ave solar india Garudá y la serpiente Naga, una palabra que A. de Gubernatis afirmó que significa “elefante”, así como “serpiente”. El mito de Garuda llevándose a un elefante que estaba luchando con una tortuga aparece en dos epopeyas en sánscrito, el Mahábharata (I.1353) y el Ramayana (III.39). El Ruc aparece en obras árabes de geografía y de historia natural, popularizado en los cuentos de hadas de Arabia y en los relatos de marineros. Ibn Battuta (explorador y viajero) habla de una montaña suspendida en el aire sobre los Mares de China, que resultaba ser en realidad el Ruc.

Otros autores sugieren explicaciones alternativas: El mito podría haberlo originado el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), la rapaz de mayor envergadura de Eurasia, de donde tomaría su coloración blanca y la leyenda de arrojar los elefantes desde las alturas (presumiblemente basada en la costumbre del quebrantahuesos de elevarse con los huesos para después soltarlos desde gran altura). Otras aves que pueden en parte haber originado el mito del Ruc son el águila real (Aquila chrysaetos) y la familia Aepyornithidae o aves elefante.

Representación moderna de varios Ruc.

Marco Polo en el Siglo XIII afirmó: “Es para todo el mundo como un águila, pero en realidad de un tamaño enorme, tan grande que sus huevos son de doce pasos de largo y grueso en proporción. Y es tan fuerte que puede tomar un elefante en sus garras y llevarlo alto en el aire y soltarlo para que se rompa en pedazos; luego de matarlo, el pájaro baja y se lo come”.

El Ruc es mencionado en el segundo viaje de Simbad (Las mil y una noches), el cual alimentaba a sus crías con elefantes y comía, además de elefantes, unas serpientes del tamaño de una palmera y rinocerontes. Simbad escapa de una isla atado a la pata de este ser y cuenta que midió un huevo de Ruc en 50 pasos de circunferencia. Igualmente, en el cuento de Aladino y la lámpara maravillosa, el hermano del derviche magrebí (disfrazado de curandera) pide a la esposa de Aladino un huevo de Ruc para curarla. Esta, a su vez, se lo pide a Aladino, y Aladino a su vez se lo solicita al Genio de la lámpara. Sin embargo, el Genio se enfurece al escuchar esta petición, y arroja a Aladino con ira de un poderoso golpe, explicándole después que el poderoso Ruc es el “Amo” de algunos genios e ifrits, entre ellos los de la lámpara mágica y el anillo encantado.

Edward Julius Detmold – Ruc (1924).

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 
4 comentarios

Publicado por en 6 diciembre, 2017 en Criptozoología, Naturaleza

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: