RSS

Pandemonio

Un temblor nervioso corre por el cuerpo como lengua lamiendo el infierno de su piel. Es la sensación última ante lo inevitable, despacio, acuciando la prisa que se aguanta las ganas de reventar a golpes el cielo.

Un pasillo oscuro con vistas al abismo de su recuerdo, único resquicio con vida del dolor que un día quiso apoderarse de todo y hoy, ya en nada, se desquita entre incomprensión y esperanza a partes iguales, que no justas.

El limbo ya nos acoge extendiendo su mano desde lo más negro del caos, hemos creado un pandemonio particular con vistas al dolor, que no por ser esperado es menos hiriente y calamitoso.

Hemos dejado el lugar para el arrepentimiento muy lejos, al mismo tiempo que nosotros nos deslizamos irremisiblemente entre ecos de un pasado a pedazos. Eres tú y yo, a base de reconocer el perfil de la perdición sobre nosotros.

Estas súplicas salpicando la pared, ansia viva, marcan el momento más dulce y sincero nunca antes experimentado, entre antiguallas color ocre y aire audaz definiendo a la perpetua sentencia de perplejidad llamada amor.

John Martin – Satán presidiendo el concilio infernal (Circa 1823 – 1827).

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 febrero, 2020 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , ,

Iglesias de Madrid: Parroquia de Santa Cruz

La Iglesia de la Santa Cruz es un templo parroquial católico que se encuentra situado en la Calle Atocha Nº 6 de Madrid.

Historia.

Se encuentra situada en el solar en el que se encontraba el Convento de Santo Tomás de Aquino, de la Orden de los Dominicos, fundado en 1583 por fray Diego de Chaves, confesor de Felipe II y desamortizado en 1836. El arquitecto Juan Bautista de Toledo pidió en su testamento ser enterrado en el coro del convento, que albergaba asimismo las sepulturas de otros personajes notables.

En 1626 tomó el patronazgo del convento el Conde-Duque de Olivares y en 1635 se puso la primera piedra para una nueva iglesia, que se incendió en 1652, desapareciendo tanto el convento como la iglesia. Se reedifica en 1660, desplomándose el altar mayor en el año 1726 sepultando a más de ochenta personas, y sufriendo en 1756 otro incendio. Finalmente, en 1876 un nuevo incendio destruyó completamente el templo, que fue derribado. La fachada, de estilo churrigueresco, y el claustro, obra de Melchor de Bueras, eran obras maestras de la arquitectura barroca madrileña.

La iglesia actual se empezó a construir en 1889 bajo la dirección de Francisco de Cubas, ayudado por Miguel de Olavarría, debiendo paralizarse la construcción por falta de recursos económicos. Las obras se retomaron en 1899 con ayuda de una suscripción popular. La obra se concluyó en 1902.

Parroquia de Santa Cruz.

Nave central y Altar Mayor.

Crucero.

Edificio.

El templo actual es de estilo neogótico en ladrillo y piedra blanca de Colmenar. La fachada principal presenta un arco apuntado, coronado por un frontón triangular en el que remata una cruz. La zona central de la portada muestra un relieve de Aniceto Marinas con la Apoteosis de la Cruz. Por encima de este pórtico, un gran rosetón y sobre él un gran reloj. Consta de una sola nave con ocho capillas laterales.

La Torre, mide 60 metros de altura, es obra del Marques de Cubas: De grandes dimensiones y sólida construcción, parece tener un doble carácter civil y religioso, o mas bien guerrero, de una torre militar guarnecida por cornisa en forma de matacán, según el proyecto primitivo ha de estar rematada con una espadaña en forma de flecha, que medirá 30 metros de altura, coronada con una gran cruz.

Altar Mayor.

En su interior destaca la pintura de la Virgen de la Cinta, patrona de la ciudad de Huelva. En este templo tiene su sede canónica una hermandad filial de la onubense. Los altares laterales, el púlpito y confesonarios, también de estilo gótico, fueron construidos en los talleres de Suárez, Gómez y Flosado. El Altar Mayor fue una donación anónima. Toda la cerrajería fue construida por el Sr. Vallejo, y todas las vidrieras fueron realizadas en los talleres de José Maumejean de Madrid, con boceto de Mélida, Tienen fecha de 1901.

Desde la construcción del templo en 1902, queda establecida en el inmueble la Archicofradía del Santo Entierro de Madrid, una de las más antiguas de la ciudad (creada en el año 1412). Asimismo, desde finales de los años 1950 está establecida la cofradía de María Santísima de Araceli de Madrid, filial de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli de Lucena (Córdoba).

Capilla del Santísimo.

Nuestra Señora de las Nieves.

Fuentes: Wikipedia, Parroquia de Santa Cruz, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , , , ,

Abducción de Pascagoula

La Abducción de Pascagoula es un presunto avistamiento de OVNIS y secuestro extraterrestre que se dice que ocurrió en 1973 cuando los compañeros de trabajo Charles Hickson y Calvin Parker afirmaron que fueron secuestrados por alienígenas mientras pescaban cerca de Pascagoula, Mississippi (Estados Unidos). El incidente ganó considerable atención de los medios de comunicación al poco de conocerse los hechos y sigue siendo objeto de debate hasta nuestros días.

Descripción del OVNI y del aspecto de los supuestos extraterrestres que avistaron Hickson y Parker.

Historia y posterior contacto con la policía

En la noche del Jueves 11 de Octubre de 1973, Charles Hickson y Calvin Parker, dos trabajadores de astilleros, de 42 y 19 años respectivamente, estaban pescando en la orilla oeste del río Pascagoula en Mississippi. En un momento dado, oyeron un zumbido o silbido y vieron a continuación dos luces azules intermitentes. Al tratar de comprender de qué se trataba, se dieron cuenta de que un avión con forma de cigarro, de entre 9 – 12 metros de largo, y entre 2,40 – 3 metros de altura, y coronado por una cúpula, había aparecido de repente cerca de ellos. El supuesto avión parecía levitar a unos 60 centímetros del suelo.

Según su historia, se abrió una puerta del objeto y tres criaturas salieron y les agarraron, levitando junto con ellas hasta el OVNI. Ambos hombres dijeron que estaban paralizados y confundidos; Parker afirmó que se había desmayado debido al susto. Informaron que las criaturas tenían aproximadamente 1,50 metros de altura y tenían una apariencia humanoide. La piel de estas criaturas estaba arrugada y era de color claro, aparentemente no tenían ojos pero sí poseían tres protuberancias similares a zanahorias ubicadas donde los humanos tienen nariz y las orejas; sus cabezas estaban unidas directamente al tronco, sin cuello, tenían garras en lugar de manos, y las piernas estaban fusionadas en una sola. Por la forma en que se movían, parecían robots, según los testigos.

En la nave se movieron levitando a unos centímetros del suelo. Hickson dijo que los examinaron con una especie de ojo mecánico que tenía la forma de una pelota de rugby y un diámetro de entre 15 – 20 centímetros; semejante ojo parecía escanear su cuerpo. No sabía qué le había pasado a Parker, quien dijo que no recordaba lo que había sucedido en el OVNI, aunque más tarde, durante la hipnosis regresiva a la que fue sometido, contó algunos detalles confusos. Los dos hombres fueron liberados después de unos 20 minutos, las criaturas los hicieron regresar levitando, con los pies de Hickson arrastrándose por el suelo, en la orilla del río, en la misma posición original de donde los habían secuestrado.

Ambos hombres dijeron que estaban aterrorizados por la experiencia. Permanecieron sentados en el automóvil durante aproximadamente 45 minutos, tratando de calmarse; Hickson dijo que había bebido whisky. Después de discutir entre ellos, decidieron contar la historia a los oficiales de la base aérea de Keesler, pero el personal de la base les dijo que la USAF (Fuerza Aérea de Estados Unidos) no tenía nada que ver con los informes de OVNIS (el Proyecto del Libro Azul fue suspendido cuatro años antes) y le sugirieron que su caso fuiera reportado a la policía.

Aproximadamente a las 22:30, Hickson y Parker fueron en la oficina del sheriff del Condado de Jackson, Mississippi. Trajeron el bagre que habían capturado durante la pesca, ya que era la única evidencia de su historia. El Sheriff Fred Diamond luego dijo que los dos hombres parecían sinceros y realmente asustados, y pensaron que Parker estaba realmente perturbado. Sin embargo, Diamond tenía algunas dudas sobre esta fantástica historia, debido en parte al hecho de que Hickson admitió haber bebido whisky.

Después de escuchar la historia de Hickson y Parker y hacer varias preguntas, el Sheriff Diamond dejó a los dos hombres solos en una habitación, pero antes de irse, encendió una grabadora sin que ellos lo supieran y lo notaran. El sheriff había decidido registrarlos mientras conversaban en privado porque pensaba que si mentían serían traicionados después de estar solos; los dos continuaron hablando entre sí con voz estresada, especialmente Parker, quien repetidamente dijo que quería ver a un médico.

Finalmente, al ver que la policía era escéptica de su historia, Hickson y Parker pidieron que se les hiciera una prueba con el polígrafo para demostrar su sinceridad. Hickson y Parker habían solicitado voluntariamente someterse a dicha prueba para probar su historia. Finalmente, solamente Hickson tomó el examen, y el examinador llegó a la conclusión de que creía que la historia de su secuestro alienígena era cierta.

Charles Hickson y Calvin Parker.

Publicidad.

Philip J. Klass, un periodista OVNI y escéptico, escribió a este respecto que el examen fue realizado por un operador joven que acababa de terminar la carrera, no había completado su formación profesional y aún no había tomado el examen estatal de habilitación. A través de su abogado, Hickson y Parker se habían negado a ser examinados por el Capitán Charles Wimberly, operador principal de polígrafo en el Escuadrón de la Policía Voladora cercana, y el abogado no se había puesto en contacto con ningún operador de polígrafo experimentado que operara cerca de Pascagoula. Más bien, había traído al joven operador sin experiencia de Nueva Orleans, a más de 160 kilómetros de distancia. Este operador, por curiosa coincidencia, trabajaba para un amigo del abogado.

En pocos días, Pascagoula fue el centro de una noticia internacional, con reporteros que pululaban por toda la ciudad. Los expertos ufólogos James Harder de la Organización de Investigación de Fenómenos Aéreos y J. Allen Hynek entrevistaron a los dos hombres. Harder intentó hipnotizarlos y concluyó que Hickson y Parker “experimentaron un fenómeno extraterrestre”, mientras que Hynek creía que tenían “una experiencia muy real y aterradora”. Hickson apareció más tarde en diversos programas de entrevistas, también dio conferencias, en 1983 escribió un libro UFO Contact. Hickson reclamó encuentros adicionales con extraterrestres en 1974, alegando que los alienígenas le dijeron que eran “pacíficos”. Más tarde, Parker asistió a varias convenciones de OVNIS y en 1993 comenzó una compañía llamada “Investigaciones de OVNIS” para producir historias de televisión sobre objetos voladores no identificados. Charles Hickson murió de un ataque al corazón a los 80 años el 9 de Septiembre de 2011.

Después del evento, Parker evitó la atención pública durante mucho tiempo. En una entrevista publicada 20 años después del incidente, enriqueció su historia con nuevos detalles. Dijo que se desmayó al ver a las criaturas, pero más tarde se dio cuenta cuando, llevado al vehículo, lo trasladaron a una habitación en el otro extremo de un pasillo a la izquierda de la entrada del OVNI. Relató que fue acostado en una mesa inclinada y examinado por otro ser pequeño, evidentemente una mujer, que insertó una aguja en la base inferior del pene. El ser comunicado con él por telepatía, sugiriendo que había sido tomado por una razón específica. Aunque no pudo definirlo completamente, Parker sintió una sensación de peligro inminente, pero pronto fue sacado del OVNI y depositado ileso en la orilla del río en su posición original. Parker informó que 19 años después del incidente volvió a ponerse en contacto con el mismo OVNI. Esta vez se ofreció como voluntario a entrar a la nave y conoció al mismo ser femenino que había examinado su cuerpo en 1973, conversando con ella en inglés. El ser le comunicó un mensaje religioso, diciéndole que compartían nuestro propio Dios y que la Biblia era un texto auténtico, también le dijo que su especie quería vivir en la Tierra, pero no pudo hacerlo debido a la tendencia de la humanidad hacia la guerra y la destrucción.

Extraterrestre de Pascagoula según la descripción de Hickson y Parker.

Escepticismo.

Una investigación posterior realizada por Joe Esterhas permitió que se descubriera información adicional del caso, lo que alimentó el escepticismo sobre el secuestro. El lugar donde ocurrió el presunto aterrizaje del supuesto OVNI era perfectamente visible desde la zona de aranceles abierta las 24 horas y ningún operador vio algo esa noche. El lugar también estaba al alcance de las cámaras de seguridad del cercano astillero, que no detectaron nada extraño esa noche.

Autenticidad.

En 2001, el oficial naval retirado Mike Cataldo reveló que en el crepúsculo de ese día vio un objeto extraño. Mientras viajaba con sus compañeros de equipo Ted Peralta y Mack Hanna en la ruta 90 de Estados Unidos Desde Pascagoula a Ocean Springs, un objeto similar a un gran tambor con pequeñas luces intermitentes se acercó desde el Noroeste y cruzó la carretera antes de pasar por encima del horizonte y desaparecer. Tan pronto como llegó cerca de su casa en St. Andrews, Ocean Springs, el OVNI hizo una segunda aparición a menor altitud.

Muelle de Pascagola, lugar del encuentro de Hickson y Parker con el supuesto OVNI y sus ocupantes.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , ,

Karl Wilhelm Diefenbach

Hadamar (Alemania 🇩🇪), 21 de Febrero de 1851 – Capri (Italia 🇮🇹), 15 de Diciembre de 1913.

Diefenbach durante su vida estuvo involucrado en movimientos sociales pacifistas, con especial incidencia en la armonía con la naturaleza (objeto de muchas de sus pinturas), naturismo, vegetarianismo y el rechazo de la monogamia y la religión (aunque era seguidor de la Teosofía) en general. Desde el punto de vista pictórico, es un relativamente desconocido pero gran representante del Simbolismo alemán.

La aparición (Circa 1890).

Cristo en la Cruz (1891).

La despedida (1892).

Autorretrato (1895).

La danza de las hadas (1895).

Martirizado y crucificado, hijo Helios (1895).

Preguntando a las estrellas (1895).

Colosos de Memnón durante una tormenta de arena (1896).

Chica con una flor (1898).

Gaviota entre las cañas (1899).

Visión (1899).

La Esfinge con Ondina (1902).

La gruta azul en Capri (1902).

La Isla de los Muertos (Circa 1905).

Atardecer en Capri (1911).

Ciervo moribundo (1913).

El rescate (1913).

Esfinge (1913).

Soledad (1913).

Niño tocando el violín (Circa 1913).

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 enero, 2020 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , ,

Glorificar

Miradas que ascienden para elevar el espíritu.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Catedral Vieja de Salamanca).

 
 

Etiquetas: , , , ,

Creencia o adivinación

Estos baños de sangre describen con precisión cada resquicio de cordura olvidada en un clímax cautivador, mientras opaco y sincero desciende el espíritu de la verdad con las alas plegadas y el horror en los labios más dulces que jamás hayamos probado.

La victoria no es óbice para el invierno más largo nunca ante experimentado en el corazón, aquel que juró tres veces a la escarcha que enterraría hasta el último remanente de libertad bajo su aliento gélido. Aun así, sin dudar, no tardamos en besar su perdición.

Una exagerada oda de exaltación a la confusión se muestra de perfil, de mirada perdida y sentimiento conciso, al tiempo que el río de su tristeza no deja de fluir por entre tus venas. El paisaje parece prometedor entre tanta soledad (no) compartida.

La esperanza, como el elixir abandonado, se muestra con toda su crudeza, vibrando al ritmo de sus caderas. Es la perversión la que desnuda la noche, dibujando con el dedo una colina de piel y estrellas sobre la que reposar el ansia mutua.

Soñamos a base de surrealismo y tiempo perdido y derretido entre los dedos, confesiones a la eternidad y huecos vacíos en el corazón, como un rompecabezas a medio hacer, intentamos rellenar esos huecos con intentos de creer en lo imposible.

No sé si veremos llegar antes la cordura o el abismo tras su ausencia, pero no es más seguro que nos debemos a un último intento de creer o adivinar que es posible.

John William Waterhouse – La bola de cristal (1902).

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 enero, 2020 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , ,

Iglesias de Madrid: Real Parroquia de Santiago y San Juan Bautista

Situada en la Plaza de Santiago de Madrid, la Real Parroquia de Santiago y San Juan Bautista se encuentra entre las calles de Santiago y Santa Clara, muy cerca del Palacio Real. El edificio actual data del Siglo XIX y fue proyectado por el arquitecto Juan Antonio Cuervo para unir dos parroquias con sus derribados durante el reinado de José Bonaparte. El enclave se corresponde con el viejo barrio medieval de Santiago que desapareció tras la Guerra de la Independencia. El nombre de Santiago se aplica a este barrio por el hecho de que Alfonso VI reúne, junto a la antigua muralla, a los caballeros de la Orden de Santiago que van a ayudarle a conquistar Toledo.

Portada con el relieve rectangular de Santiago en la Batalla de Clavijo.

Real Parroquia de Santiago y San Juan Bautista.

Historia y edificio.

Juan Antonio Cuervo, colaborador de Ventura Rodríguez, fue el arquitecto responsable del nuevo templo. El año 1811 proyectó la obra en austero estilo Neoclásico, construido en ladrillo y granito, materiales tradicionales de la arquitectura madrileña, con una gran cúpula central sin tambor. La fachada, muy plana, se anima por pilastras de orden toscano y un friso de triglifos con una cornisa muy saliente; el cuerpo superior presenta un ventanal en arco que ilumina el coro y se trasdosa en el remate.

El ingreso se enmarca por una sencilla portada arquitrabada, rematada por una cornisa apoyada en dos ménsulas. Por encima de la cornisa existe un relieve rectangular representando a Santiago en la batalla de Clavijo. El templo tiene planta de cruz griega irregular, con un gran espacio central coronado por una cúpula sin tambor y linterna superior. El presbiterio es semicircular y los distintos espacios se dividen por sencillas pilastras de orden jónico. La planta en cruz griega, se caracteriza por tener la nave y el crucero o transepto la misma medida y cruzarse a la mitad de su longitud. Es típica de la arquitectura bizantina, y fue retomada en Italia durante el Renacimiento por arquitectos de la categoría de Bruneleschi, los hermanos Sangallo, Bramante y Miguel Ángel.

Destaca en el altar mayor la pintura de Francisco Ricci, que presidía la iglesia anterior, representando al apóstol Santiago a caballo combatiendo en la Batalla de Clavijo (844 d. C.) contra los enemigos de la fe, en la que se percibe influjo de Rubens. Entre las columnas del retablo se situaron esculturas de los cuatro Padres de la Iglesia: San Agustín (356 – 430), obispo de Hipona y fundador de los agustinos; San Jerónimo (347 – 420), fundador de los jerónimos y traductor de la Biblia al latín; San Gregorio I Magno (540 – 604), creador del Canto Gregoriano; y San Ambrosio (340 – 397), arzobispo de Milán que ayudó a la conversión de San Agustín.

Altar Mayor.

Cúpula y lámpara isabelina.

Otras interesantes imágenes se exhiben en altares menores por toda la iglesia. Descuella un magnífico Bautismo de Cristo, gran cuadro de Juan Carreño de Miranda, situado a mano derecha del altar mayor, que puede ser identificado como el que describe Ponz en un colateral de la parroquia de san Juan Bautista. Es interesante también un San Juan niño, bella escultura barroca de escuela andaluza, atribuida a Pedro Roldán. Una Virgen de la Esperanza, de Francisco Bellver, con un gracioso trono de ángeles, una imagen de la beata Mariana de Jesús (que fue bautizada en la antigua parroquia de Santiago), del Siglo XVIII, un San Juan Nepomuceno, y una Virgen del Carmen, barroca, completan una valiosa colección escultórica.

En lo alto de los machones de la cúpula se contemplan varios cuadros, obras neoclásicas de Mariano Salvador Maella y Francisco Bayeu. La propia media naranja de la cúpula y las pechinas aparecen decoradas por interesantes frescos del Siglo XIX. Por último, es reseñable la gran lámpara isabelina que preside el espacio central del templo.

Nuestra Señora del Carmen.

Nuestra Señora de los Dolores.

Fotografías realizadas por La Exuberancia de Hades (Mayo – Noviembre 2019).

Fuentes: Wikipedia, Real Parroquia de Santiago y San Juan Bautista, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: