Indicios de otoño

Indicios de otoño

Señales que no permiten discusión.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Jardines del Campo del Moro, Madrid).

Fotografía publicada en mi Instagram (Enlace).

El final del camino (El comienzo de otro)

Ahora soy yo la vida sin vida.

Ragnar

Morir bajo el agua me ha dado la perspectiva necesaria tras ignorar erróneamente ese río negro que bajaba tras nosotros. Mi mueca congelada no vio la inundación ni la inmersión infinita bajo su opacidad, y es que en el fondo soy ese orgulloso ciego en el país de la oscuridad que acoge con calor incondicional, ¿quizá ser mejor la luz que sólo atrae a la polilla para quemarla después?

Ahogarse

No he quedado huérfano de palabras, es que ahora tienen menos sentido que antes. Así, ya nada me convence más que el hecho de darlo todo y morir en el intento por aquello que amé.

Gladiator

Las cartas encima de la mesa, marcando la muerte de los amantes, su recuerdo es como aquel sueño que se difumina justo al despertar, tan sentido como inútil y caduco.

Casino Royale

Tu maquillada (sólo para la galería) carta de despedida será siempre el mejor estímulo para reafirmarme en todo aquello que no conseguiste borrar, y es que mi motivación se eleva más al recordar y traspasar cada frase de aquella prosa asentimental.

Skold

Guardo mis armas, esos besos atrapados en el cargador y disparados como si de una cerbatana se tratase. Quedamos pues a la espera de lo que nunca llegará, de la melodía en el viento que tinte de recuerdos el atardecer, porque cuando escribo con dolor soy reflejo de lo peor de mí, pero también de lo más sincero.

John Wick

Disfruto de cada segundo, de cada momento a oscuras con Casiopea, ¿no me ves? (Ya) No quiero. El camino nunca fue tan funesto y a la vez tan maravillosamente sentido. El amor, ese gran enemigo de la cordura (de mí), navega en aguas turbulentas de negros y ahogados propósitos.

Corazón

Es aquí donde llegamos al final del camino, se bifurca la hidra, no hay vuelta atrás, el pasado sabe a hielo, el futuro es división, somos eso, piedra de una misma veta. Nada.

Ubbe y Floki

¿Habré perdido el gusto por los finales felices o quizá es que lo que importa es que haya UN final? Una conclusión con todas las tramas cerradas como puertas secretas, para no abrir jamás el resquicio que me une al recuerdo y me separa de la realidad.

The End

Y es que no puede evitar pensar por un momento que jamás debe molestarse a aquello que ya desapareció. Sonríe.

Joker

*Fragmentos extraídos de los siguientes relatos publicados con anterioridad en este mismo sitio: Ahora soy yo, Dejar marchar, Outro, Año Zero, Quiso ser mi fin del mundo, (Re)Formación, Su corazón… (En bandeja de plata), Sombras, Apoteosis, Sonríe.

El final del camino es el último episodio de una larga historia que ha pintado de inspiración estas letras, siempre con la pluma por delante y la sangre por tinta. La meta ha sido una constante en baches hasta llegar a ella, pero para la sorpresa inicial, el sendero recorrido no llevaba en descenso a los abismos sino en brazos a una altura en donde todo se veía mejor, con otra luz (azul).

Tal epopeya de salón merecía ser reencarnada por una vez con imágenes, imágenes que con un simple segundo o gesto, ponen la guinda a ese torbellino de letras. Cuando la desesperada tormenta ha pasado y únicamente pervive una ligera brisa ululante en el oído, sólo queda ya dar las gracias por tanto con tan poco, ha sido una experiencia catártica que logró sacar lo mejor de mí.

Otro camino ya ha sido abierto, hay que recorrerlo.

Sonríe

La primera persona cayó por el horizonte, el cielo teñido de sangre para los amantes es el que pinta la hora para dejar marchar. No ven el momento para sumergirse en sombras y olvidar cada uno de sus momentos, buenos o no, es la indiferencia de la memoria caduca.

Desean, como un outro recitado en voz baja, declarar la muerte de sus medias verdades, porque entre mentiras absolutas el río ya fluyó salvaje y cruel, llevando entre aguas afiladas su corazón (en bandeja de plata) hacia el lugar donde todo se desbordaría.

“Quiso ser mi fin del mundo”, dijo él, percatándose de que su bella mitad se había convertido ayer en su mayor antagonista. En este nuevo año “zero” que se abría ante sí, el sabor de los besos llevaría a partir de ahora otros nombres, y sin más el sabor a aquel dulce caos.

En prosa frenética definió que el futuro sería una reformación absoluta del presente, que los tabiques que enjaulaban su patético rincón de ocultarse del universo, no ejercerían nunca más como prisión para sus sentidos, que el horizonte no sería de nuevo presa de un eterno atardecer.

“Ahora soy yo”, musitó con voz decidida, no es que quiera ser llevado en brazos a una apoteosis final, pero quizá el cenagoso marjal que ve alejarse a su espalda le recuerda todo aquello que ya queda enterrado bajo llave, muy hondo.

Y es que no puede evitar pensar por un momento que jamás debe molestarse a aquello que ya desapareció. Sonríe.

paseo-al-anochecer

Caspar David Friedrich – Paseo al anochecer (1830 – 1835).

*Relato compuesto en base a los títulos de otros mismos publicados anteriormente: Ahora soy yo, Dejar marchar, Outro, Año Zero, Quiso ser mi fin del mundo, (Re)Formación, Su corazón… (En bandeja de plata), Sombras, Apoteosis

El perfil del gigante

Apoteosis

Me alcé del abismo desde el momento en el que el fantasma dejó de pintar en mis labios palabras que no sentía, sólo para turbarme y empequeñecer mi mundo en una violenta vorágine de destrozos y silencios de seda y satén.

Entender que los soñadores están perdidos si lo fían todo al mundo etéreo de sus sueños, tan simple como una inoperante realidad alimentada de lecciones tan fáciles como estériles. Esa rosa espinada en la recámara que es al final es para ti mismo.

De todo ello, de una bella mentira, la noche subsiste una y otra vez con el mismo a sabor a desgana en la boca. La cura, el elixir decantado gota a gota en copas de oro maldito, estoy ansioso de beber y hundirte en cada trago como nunca has estado antes.

¿Habré perdido el gusto por los finales felices o quizá es que lo que importa es que haya UN final? Una conclusión con todas las tramas cerradas como puertas secretas, para no abrir jamás el resquicio que me une al recuerdo y me separa de la realidad.

Esta apoteosis es al mismo tiempo un comienzo y una conclusión, todo se ve mucho mejor arriba desde el mirador, la misma puesta de Sol, distinta emoción, la misma fuerza que me unía a un corazón y que ahora me separa. Agradezcamos aquello que nos hizo sentir. Luz y oscuridad, amor y odio, tan de la mano que podría parecer que esto es pasión de verdad. Lo es.

El remolino de los amantes

William Blake – El remolino de los amantes (1824 – 1827).

Luces de Hessdalen

Con el nombre de Luces de Hessdalen se conoce a un fenómeno lumínico de origen desconocido que es observado en un tramo de 12 kilómetros de largo en el Valle de Hessdalen, ubicado en el centro rural de Noruega.

Estas extrañas luces se manifiestan tanto de día como de noche, y parecen flotar a través y por encima del valle. Suelen ser de color blanco brillante, amarillo o rojo y pueden surgir por encima y por debajo del horizonte. La duración del fenómeno puede ser de unos segundos a más de una hora. A veces, las luces se mueven a una velocidad enorme; en otras ocasiones parecen balancearse lentamente de un lado a otro y en otras ocasiones simplemente, flotan en el aire.

Se han reportado este tipo de luces inusuales en la región desde al menos la década de 1930. Entre Diciembre de 1981 y mediados de 1984 se produjo una actividad especialmente alta, durante la cual las luces se observaron entre 15 – 20 veces por semana, lo que atrajo a muchos turistas durante la noche. A partir de 2010 , el número de observaciones había disminuido, con solo de 10 – 20 avistamientos al año.

Desde 1983, el Proyecto Hessdalen iniciado por UFO-Norge y UFO-Sverige han intentado investigar las luces. Este proyecto estuvo activo como investigaciones de campo durante 1983 – 1985. Un grupo de estudiantes, ingenieros y periodistas colaboró ​​como The Triangle Project en 1997 – 1998 y registró las luces en forma de pirámide que rebotaban hacia arriba y hacia abajo. En 1998, la estación de medición automática Hessdalen (Hessdalen AMS) se instaló en el valle para registrar y registrar la aparición de luces.

Más tarde, se inició un programa llamado EMBLA para reunir a científicos y estudiantes establecidos para investigar las luces. Las principales instituciones de investigación son Østfold University College (Noruega) y el Consejo Nacional de Investigación de Italia.

Luces de Hessdalen

Luces de Hessdalen.

Bolas de luz Hessdalen

Bolas de luz obtenidas en Hessdalen.

Hipótesis.

  • Ha habido algunos avistamientos identificados positivamente como percepciones erróneas de cuerpos astronómicos, aviones, faros de automóviles y espejismos.
  • Una posible explicación atribuye el fenómeno a una combustión comprendida de forma incompleta que involucra hidrógeno, oxígeno y sodio, que ocurre en Hessdalen debido a los grandes depósitos de escandio allí.
  • Una hipótesis reciente sugiere que las luces están formadas por un grupo de cristales macroscópicos de Coulomb en un plasma producido por la ionización del aire y el polvo por partículas alfa durante la desintegración del radón en la atmósfera polvorienta. Varias propiedades físicas, incluida la oscilación, la estructura geométrica y el espectro de luz, observadas en las luces Hessdalen (HL) se pueden explicar a través de un modelo de plasma de polvo. La desintegración del radón produce partículas alfa (responsables de las emisiones de helio en el espectro HL) y elementos radiactivos como el polonio. En 2004, Teodorani mostró una ocurrencia donde se detectó un mayor nivel de radiactividad en las rocas cerca del área donde se informó una gran bola de luz. Las simulaciones por computadora muestran que el polvo sumergido en gas ionizado puede organizarse en dobles hélices como algunas ocurrencias de las luces Hessdalen; también se pueden formar plasmas polvorientos en esta estructura.
  • Otra hipótesis explica las luces de Hessdalen como un producto de la piezoelectricidad generada bajo tensiones de roca específicas, porque muchas rocas cristalinas en el Valle de Hessdalen incluyen granos de cuarzo que producen una densidad de carga intensa.

Fuentes: Wikipedia, Project Hessdalen, Hessdalen lights phenomenon, TIME, elaboración propia.

La Muerte Negra de Theodor Kittelsen

El autor noruego Theodor Kittelsen (1857 – 1914) trabajó en el libro y la serie de fotografías Svartedauen en 1894 – 1895. Sin embargo, la serie no se publicó hasta 1900, cuando se encontraba en la editorial de Stenersen. El libro es tanto una colección ilustrada de poemas como una serie de imágenes, y la obra incluye 45 dibujos grandes y pequeños y 15 poemas. Los poemas son en su mayoría versos libres, pero también algunos elementos de estilo popular.

El personaje principal “Pesta” tiene la forma de una mujer que el artista conoció en Skåtøy, y a quien menciona con un estilo bastante hostil en Glemmebogen (1892). Las imágenes del paisaje son una cabalgata de la geografía noruega y los lugares donde Kittelsen estuvo: Lofoten, costa de Telemark, las altas montañas y Eggedal. Kittelsen completó las pinturas en 1896 después de que la familia se estableciera en Eggedal. Las imágenes alternan entre viñetas de tamaño medieval en líneas gruesas y dibujos en blanco y negro realizados con lápiz graso, carboncillo, bolígrafo y maquillaje. Algunas de las imágenes son formalmente anacrónicas, tanto en la ropa como en la decoración de la casa, pero esto no quita la principal impresión de horror en las imágenes.

Una característica sorprendente es que muchos de los dibujos están obviamente hechos desde el punto de vista de un niño, es decir, desde una altura sobre el piso que corresponde al tamaño de un infante, como Miríada de ratones (Musstad) y Peste en las escaleras (Pesta i trappen).

1. Høstkvaeld (Tarde de otoño). 2-3. Pesta kommer (Viene la peste). 4. Mor der kommer en kjærring (Madre, ahí viene una anciana). 5. Fattigmanden (El mendigo). 6-7. Hun farer landet rundt (Viaja por el país). 8-9. Over sø og elv (Sobre el lago y el río). 10. Soper hver krok (Barre cada rincón y grieta). 11. Øde (Soledad). 12. Musstad (Miríada de ratones). 13. Der gamle kirke (La vieja iglesia). 14. Tiuren spiller (Urogallo negro). 15. Pesta drager – Pesta i trappen (Peste en las escaleras).

Las ilustraciones pertenecen a la Biblioteca Nacional de Noruega.

Los fantasmas de Bachelor’s Grove

El cementerio de Bachelor’s Grove, ubicado en el suburbio Suroeste de Bremen Township de Chicago, en el Condado de Cook (Illinois, Estados Unidos), es célebre por los supuestos fenómenos paranormales y testimonios de la aparición de fantasmas que en él suceden.

Bachelor's Grove Google Earth

Vista desde Google Earth del cementerio de Bacherlor’s Grove, nótese que está cubierto y rodeado de zonas boscosas.

La tierra que rodea el cementerio de Bachelor’s Grove fue colonizada originalmente por ingleses que se trasladaron al área desde Nueva Inglaterra, incluido Stephen Rexford, posiblemente el más conocido de la primera ola de colonos anglosajones, alrededor de 1833. Ursula Bielski, autora de Chicago Haunts, afirma que el cementerio real se llamó originalmente Cementerio Everden en honor al titular original del título de propiedad, Corintha Everden, quien compró la tierra en las primeras ventas de tierras públicas de Illinois en 1835. El sitio vio sus primeros entierros conocidos alrededor de 1836 y contiene 82 lotes y 200 tumbas, algunas de las cuales nunca se vendieron ni se utilizaron. Dichos entierros, posiblemente se remontan a 1834, cuando trabajadores inmigrantes alemanes murieron mientras trabajaban en el Canal de Illinois y Michigan. Según los informes, fueron enterrados en el lugar. A menudo se informa que el sitio fue un vertedero para las víctimas de las familias del crimen organizado de Chicago de las décadas de 1920 y 1930 (incluido Al Capone), pero no hay evidencia probatoria de estos supuestos.

Estanque de Bachelor's Grove

Estanque de Bachelor’s Grove.

Entre los fenómenos paranormales que se reportan en el interior del cementerio y alrededores, podemos destacar los siguientes:

  • La dama de blanco: La cual se dice que camina durante la Luna llena por el interior del lugar llevando un bebé en brazos.
  • La granja fantasma: Se trata del avistamiento de una granja fantasmal que supuestamente brilla, flota y luego desaparece; esto se reportó con mayor frecuencia durante la década de 1950. También hay informes de testigos de que la casa se encoge a medida que se acercan y luego desaparece por completo.
  • La aparición de un granjero y su caballo de arado, ambos víctimas de un accidente de arado, arrastrados a la muerte al estanque cercano.
  • La aparición de un fantasma de dos cabezas, también cerca del estanque/pantano mencionando anteriormente.
  • Monjes fantasma: Hasta 1984 los testigos informaron haber visto numerosas figuras vestidas con túnicas de monje en todo el cementerio.
  • Perro negro: Testigos en la década de 1990 informaron haber visto esta manifestación en la entrada del cementerio, desaparecería cuando se acercaban.
  • La mujer sentada en la tumba: Esta es sin duda la aparición fantasmal más destacada de Bachelor’s Grove, inmortalizada a la posteridad por una foto aparecida en 1991 en el periódico Chicago Sun-Times y tomada por un visitante del cementerio, que mostraba lo que parecía ser la forma semitransparente de una mujer con un vestido anticuado sentada en una lápida. El fotógrafo, que formaba parte del equipo de investigación paranormal Ghost Research Society, afirmó que la mujer no era visible cuando se tomó la fotografía. La figura de la imagen se conoce como la “Virgen de Bachelor’s Grove” y puede estar relacionada con la leyenda de la “Dama Blanca” mencionada anteriormente, el fantasma de una mujer enterrada junto a su hijo pequeño, y que se dice que camina por el cementerio en las noches de Luna llena, con el infante envuelto en sus brazos.

Dama de blanco de Bachelor's Grove

Célebre fotografía del supuesto fantasma conocida como la Virgen o la Madonna de Bachelor’s Grove.

Bachelor’s Grove ha sido objetivo de investigación de diversos grupos, entre ellos los célebres Buscadores de Fantasmas (Ghost Adventures), los cuales estuvieron en el lugar durante uno de sus programas emitido en 2012.

Bachelor's Grove

Vista de Bachelor’s Grove.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

Ángel a la guarda

Sombras

Qué sensación la de los ojos cerrados, rodeado de tus fantasmas y las migajas que dejaron tras de sí tan de todo corazón.

Con bola y cadena es esta sentencia, de luto viste el sombrío recuerdo, tu silueta, difuminada, presente.

Qué sensación la de los ojos abiertos, a solas y en silencio con mi perspectiva de la realidad, tan retorcida hasta el extremo que puede verse el cielo en este infierno aparente.

Las sombras marcharon, con ellas la memoria de lo inaccesible, lo diluido, lo inerte. Por fin.

Qué sensación la de la oscuridad inundada en la certeza de que el abismo es el lugar destino del corazón, acompañado en su caída por una miríada de ángeles condenados.

El reflejo del espejo se adivina incómodo, es el gesto de tu dolor, del mío, de lo compartido e insatisfecho.

Qué sensación la de saberte en el laberinto de los jardines del castillo abandonado, perdido a merced de su último gesto de desdén y mi grandilocuente y estéril reproche.

Es aquí donde llegamos al final del camino, se bifurca la hidra, no hay vuelta atrás, el pasado sabe a hielo, el futuro es división, somos eso, piedra de una misma veta. Nada.

Nosferatu

El mirlo

Hace muchos años cuando era niño, un mirlo cayó al suelo desde una de las arizónicas de la parcela de mis padres. Sorprendidos, y ayudados por una escalera decidimos (quizá erróneamente) devolverlo a su nido, pero una y otra vez era devuelto al suelo.

Por lo tanto el mirlo quedó paseándose durante algunos días, suplicando ser alimentado, cosa que alguna vez hicimos con pan húmedo, cuando tienes diez años no eres precisamente un experto en ornitología.

Era un aliciente despertarse aquellas mañanas de verano, en vacaciones, saber que aquel animal adorable andaba por ahí. Esas pequeñas cosas que cuando eres niño resuenan en el sentimiento con mucha más fuerza que cuando cumples años, aunque no debería, pero es así.

Hasta que un día el mirlo desapareció. ¿Un gato de los que pululan por la zona? ¿Aprendió por fin a volar? La verdad es que nunca lo supe, pero sí me quedó una profunda sensación de vacío por aquello que se fue tan repentinamente como había llegado.

Así pues entendí en aquellos años que el mirlo era como algunas personas, que llegaban a nuestras vidas pero su destino es el de marchar pronto, demasiado pronto, aunque por ello quedemos con el corazón roto y una pregunta sin respuesta en los labios.

Y a ti, querido “mirlo”, ojalá hayas encontrado la paz que aquí en el suelo te fue negada. Ahora surcas el cielo por encima de todos nosotros, ya nunca más al alcance del dolor y de los demonios de la mente. Hasta siempre.

Pluma negra

Carlos de Haes

Bruselas (Bélgica 🇧🇪), 27 de Enero de 1826 – Madrid (España 🇪🇸), 17 de Junio de 1898.

Pintor de origen belga, Carlos de Haes es uno de los paisajistas más influyentes y destacados del Siglo XIX. Su arte se basa en la imitación, lo más fiel posible, de la naturaleza, no dejándose llevar así por elementos imaginativos. Ejerció de maestro de la Cátedra de Paisaje en la Escuela Superior de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde formó a una buena cantidad de artistas, muchos de ellos reconocidos años después.

Vista del Monasterio de Piedra

Vista del Monasterio de Piedra (1856).

Un bosque de palmeras (Elche)

Un bosque de palmeras (Elche, Circa 1861).

Puesta de Sol (Elche)

Puesta de Sol (Elche, Circa 1861).

Delfinado

Delfinado (1864).

Una calle de Toledo

Una calle de Toledo (Circa 1865).

La vereda

La vereda.

Tejares de la Montaña de Príncipe Pío

Tejares de la Montaña de Príncipe Pío (1872).

Paisaje de montaña

Paisaje de montaña (1872 – 1875).

El lago de la Casa de Campo

El lago de la Casa de Campo (Circa 1872).

Noria abandonada (Alrededores de Madrid)

Noria abandonada (Alrededores de Madrid, Circa 1872).

Rompientes de olas (Lequeitio)

Rompientes de olas (Lequeitio, Circa 1872).

Bosque de hayas I (Alsasua)

Bosque de hayas I (Alsasua, Circa 1875).

Bosque de hayas II (Alsasua)

Bosque de hayas II (Alsasua, Circa 1875).

La Canal de Mancorbo en los Picos de Europa

La Canal de Mancorbo en los Picos de Europa (1876).

Canal abandonado, Vriesland

Canal abandonado, Vriesland (Circa 1877).

La torre de la iglesia, cercanías de Douarnenez

La torre de la iglesia, cercanías de Douarnenez (1877 – 1884).

Playa de Villerville, Normandía

Playa de Villerville, Normandía (1877 – 1884).

Torre cerca de Douarnenez

Torre cerca de Douarnenez (1877 – 1884).

Bajamar Guéthary I

Bajamar Guéthary I (Circa 1881).

Bajamar, Guéthary II

Bajamar, Guéthary II (Circa 1881).

Paisaje egipcio

Paisaje egipcio (1883).

Un barco naufragado

Un barco naufragado (1883).

A %d blogueros les gusta esto: