RSS

Iglesias de Madrid: San Pedro el Viejo

La Iglesia de San Pedro el Viejo es un templo cristiano católico, que se encuentra en la confluencia de la Calle del Nuncio y la Costanilla de San Pedro, cerca de la Calle de Segovia, en el barrio de Palacio de Madrid, muy cerca de La Latina. Es la segunda iglesia más antigua de Madrid, sólo por detrás de San Nicolás de Bari de los Servitas.

Historia.

Aparece citada en el Fuero de Madrid de 1202, en referencia a una antigua edificación existente en la actual Plaza de Puerta Cerrada, y se sabe que, en el Siglo XIV, fue trasladada a un nuevo edificio, en su actual emplazamiento, no muy lejos de la citada plaza. Es muy posible que éste se construyera sobre la antigua mezquita de la aljama de la Morería madrileña. Su fundación puede deberse a Alfonso X de Castilla que cedió un solar junto a las denominadas “fuentes de San Pedro”. Las fuentes aparecen denominadas como sci.petri en el Fuero de 1202. Una de las primeras misiones de la parroquia fue velar por la distribución de sus aguas, que se vertían por los barrancos de la Calle Segovia.

Inicialmente era conocida como san Pedro el Real, pero perdió esta denominación en 1891, cuando dejó de ser parroquia a favor de la Iglesia de la Paloma. Ya en el año 1863 hay propuestas urbanísticas que pretenden acabar con la iglesia. Esta última iglesia pasó a llamarse entonces San Pedro el Real y, para evitar confusiones, popularmente se bautizó al edificio de la Calle del Nuncio como san Pedro el Viejo.

Iglesia de San Pedro el Viejo.

Torre de San Pedro el Viejo desde la Calle del Príncipe de Anglona.

Edificio.

El edificio actual es el resultado de diferentes reformas y añadidos, que conforman una amalgama de construcciones desestructuradas e indefinidas. La torre de 30 metros de altura es el único elemento que mantiene un estilo concreto, el mudéjar, y aun así no aparece en estado puro, pues está rematada con un campanario de traza herreriana. Fue erigida en ladrillo, a mediados del Siglo XIV. Junto a la base de la torre, aparece una sencilla portada (actualmente sellada), que podría datar del Siglo XVI.

En el interior conviven rasgos arquitectónicos del Siglo XV, caso de la cabecera nervada de la nave de la epístola; del Siglo XVI, como la capilla de los Luján (hoy llamada del Perpetuo Socorro); y del Siglo XVII, cuando se levantaron la cabecera principal y las tres naves.

En san Pedro el Viejo se guarda la talla de Jesús el Pobre (llamado así para diferenciarlo de la imagen de Jesús de Medinaceli), obra de Juan de Astorga, de finales del Siglo XVIII, que la Archicofradía de Jesús el Pobre saca en procesión el Jueves Santo. En el interior del templo se encuentra asimismo la capilla del Cristo de las Lluvias, que tiene su origen en la leyenda medieval que relata que sus campanas conseguían desviar las tormentas, salvaguardardando así las cosechas.

Altar Mayor.

Jesús el Pobre.

María Santísima del Dulce Nombre en su Soledad.

Virgen del Perpetuo Socorro.

Capilla.

Leyendas.

Se cuentan algunas leyendas curiosas de hechos insólitos que supuestamente han ocurrido en San Pedro el Viejo:

Exorcismos: Se cuenta que dentro de la parroquia de San Pedro el Real se celebraban exorcismos que llevaba a cabo el calabrés Genaro Andreini, al que el mismísimo Francisco de Quevedo dedicó un romance.

“Venid, viejas, a San Pedro,

venid, que ya está el beato

Andreini con hisopos

preparado a sacar diablos.”

Hombre emparedado: En el Siglo XVI, tras derrumbarse uno de los muros de la sacristía de San Pedro el Real, apareció la momia de un hombre que había sido enterrado de pie. El cuerpo estaba perfectamente conservado con su peto, su espaldar y sus ropas intactas, sólo la cabeza, al no haber sido embalsamada, se encontraba en mal estado. Nunca se supo de quién se trataba.

Campanas: Se dice que las campanas de San Pedro el Viejo han sonado solas en dos ocasiones. La primera de ellas el 13 de Septiembre 1598 para anunciar la muerte de Felipe II, y la segunda el 2 de Mayo de 1808 cuando se produjo el levantamiento popular contras las tropas invasoras francesas de Napoleón.

Fotografías realizadas por La Exuberancia de Hades (Marzo – Julio 2019).

Fuentes: Wikipedia, De Rebus Matritensis, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Hombre lagarto del Pantano de Scape Ore

Dentro del folklore del condado de Lee, Carolina del Sur (Estados Unidos), el Hombre Lagarto del Pantano de Scape Ore (también conocido como el Hombre Lagarto del Condado de Lee) es una entidad que se dice que habita en las tierras pantanosas de dicha región. Mencionado por primera vez a fines de la década de 1980, los supuestos avistamientos y daños atribuidos a la criatura produjeron una gran cantidad de publicidad en periódicos, radio y televisión de la época.

El profesor de estudios religiosos, Joseph P. Laycock, describió el frenesí mediático y la posterior apreciación del culto por esta y otras afirmaciones criptozoológicas como una “cadena de eventos predecible: Un avistamiento extraño, atención de los medios, más avistamientos, seguido de visitas de turistas curiosos y cazadores de monstruos”. El investigador Ben Radford afirma que esta es una historia convincente, “pero varios aspectos importantes se marchitan bajo un escrutinio escéptico”.

Historia.

El 14 de Julio de 1988, la oficina del sheriff del Condado de Lee investigó un informe de un automóvil dañado durante la noche mientras estaba estacionado en una casa en el área de Browntown, en las afueras de Bishopville, Carolina del Sur, en los bordes del Pantano de Scape Ore. Según los informes, el coche tenía marcas de dientes y rasguños con cabello y huellas de barro. El sheriff Liston Truesdale señaló que este fue el comienzo de varios reclamos que finalmente se unieron en una historia sobre un hombre lagarto en el pantano. Impulsado por la noticia del daño del vehículo, el adolescente local de 17 años Christopher Davis, informó al sheriff de que su coche fue dañado por una criatura que describió como “verde, húmedo, de aproximadamente 2,1 metros de altura, con tres dedos, ojos rojos, piel como una lagartija, escamas de serpiente”. Según Davis, conducía a casa desde el turno de noche en un restaurante de comida rápida cuando su auto pinchó una rueda. Después de arreglarlo, vio una criatura caminando hacia él. Davis se subió a su automóvil a toda prisa y comenzó a conducir, pero la criatura pronto estuvo encima del coche. Entonces el chico frenó bruscamente, causando que la criatura rodara fuera del auto, dándole a Davis suficiente tiempo como para escapar. La cobertura de los periódicos y los medios locales dio lugar a una mayor atención por su testimonio. Las empresas locales comenzaron a vender camisetas de “Lizard Man”, y la cámara de comercio local alentó la atención de los medios como “buena para la comunidad”.

El aumento de la publicidad en los periódicos y los medios de comunicación provocó nuevos informes de avistamientos, y el área pronto se convirtió en una atracción turística para visitantes y cazadores. La estación de radio local WCOS ofreció una recompensa de un millón de dólares a cualquiera que pudiera capturar a la criatura viva. El 5 de Agosto, Kenneth Orr, un aviador estacionado en la Base de la Fuerza Aérea Shaw, presentó un informe policial alegando que se había encontrado con el Hombre Lagarto en la carretera 15, y que le había disparado y herido. Presentó varias escalas y una pequeña cantidad de sangre como evidencia. Orr se retractó de este testimonio dos días después cuando fue procesado por portar ilegalmente una pistola y el delito menor de presentar un informe policial falso. Según Orr, había engañado su propio testimonio para mantener en circulación las historias sobre el Hombre Lagarto. Los informes de la criatura disminuyeron gradualmente al final del verano. Funcionarios locales que los avistamientos probablemente fueron causados ​​por un oso.

En 2008, la CNN mencionó la leyenda del Hombre Lagarto en una historia sobre una pareja en Bishopville, Carolina del Sur, que reportó daños a su vehículo, incluidos nuevamente rastros de sangre. Posteriormente se descubrió que dichos rastros provenían de un perro doméstico, aunque el sheriff local sugirió que podría haber sido un coyote o un lobo. En 2015, la estación de televisión local WCIV presentó fotos y vídeos que supuestamente eran del célebre Lizard Man, presuntamente tomados por personas no identificadas. En Agosto de 2017, la División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur envió un tuit humorístico “sobre la posible actividad paranormal” durante el eclipse solar que pasó sobre el área insinuando que las personas de los condados de Lee y Sumter deberían “permanecer vigilantes” para avistamientos del Hombre Lagarto.

Periódico hablando de la noticia sobre el avistamiento de Davis del Lizard Man.

Críticas.

El investigador escéptico Ben Radford, afirma que los detalles de la historia de Chris Davis no se mantienen bajo ningún escrutinio. El sheriff Truesdale declaró que la historia de Davis nunca flaqueó, pero Radford escribe que esa afirmación no es cierta. Durante semanas y meses y repetidos relatos, los detalles cambiaron muchas veces, desde tener escamas hasta “la criatura estaba llena de barro”, qué tan lejos estaba Davis de la criatura cuando la vio por primera vez, y si atacó o no el automóvil. Radford preguntó cómo Davis pudo ver detalles de la criatura a las 2 de la madrugada cuando no había luz cerca en un área muy boscosa y cuando la Luna no brillaba. Si se trataba de una criatura agresiva, ¿por qué no había otros avistamientos creíbles? Según Radford, la historia de Davis no tenía sentido. Si Davis vio a la criatura en las sombras mientras cerraba el maletero de su vehículo, Davis todavía tenía que volver al coche y arrancarlo, pero Davis afirma que la criatura fue tan rápida que alcanzó el auto cuando estaba a 65 kilómetros por hora. Los informes varían según la fuente que Davis le contó a la policía sobre el ataque dos o más semanas después. Después de investigar, Radford declara que la prueba del detector de mentiras administrada a Davis puede haber sido un “truco publicitario” de Southern Marketing, Inc., una compañía que “organiza (presenta) apariciones personales para Davis”. Otro tema curioso fue que no hay fotografías del daño al auto de Davis que brinden evidencia de que algo realmente sucedió. Las cuentas de los periódicos dan varias descripciones del daño al automóvil, y en un periódico local se cita a Davis diciendo que “escapó sin más que un rasguño en su guardabarros”.

Hombre disfrazado de Lizard Man (Captura de vídeo). Este caso ha sido muy susceptible desde el inicio a todo tipo de fraudes y desinformación.

Muchas dudas para un caso, no obstante, muy curioso y a la vez interesante.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Sepulcro de Vasco da Gama

Época de los sueños, época de los descubrimientos.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Monasterio de los Jerónimos de Belém, Lisboa).

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 septiembre, 2019 en Arte, Cultura, Historia, Mis Fotografías

 

Etiquetas: , , , ,

De silencio (y otros amantes)

Noche de tragedias sin un amanecer a la vista para calmar a las pesadillas. Ya se desliza entre tus dedos el deseo de cambiar las huellas del pasado sobre la piel, sobre el corazón.

De silencio (y otros amantes) tratan estos requiebros sentimentales, de conversaciones a destiempo y caricias inesperadas que lo cambiaron todo para siempre.

Hablar, compartir la soledad de la tumba en un beso robado a la desesperación de esta agonía que impoluta quiebra nuestra espalda hasta derrumbarnos nos haría recordar, otra vez.

La memoria fallida de unos momentos basados en la aspiración de ser estrellas en un universo de agujeros negros, odiamos lo que somos, sin dejar de aspirar a aquello que no podemos ser.

En la vieja guarida de conejos ya no hay nada más que abandono y magia fallida, esas reminiscencias que espectralmente vuelven una y otra vez para dañarte allí donde más nos duele. Es el frío tan aterrador que nos separa, es ese veneno que nos empuja hasta el fin.

Si el amor es la única pregunta, ¿de dónde viene tanto destrozo? Fragmentos de corazón roto como respuesta al interrogante de qué filo será el que cortará nuestras venas.

Como zafiros sin pulir son estos ojos que claman al cielo una miserable oportunidad entre la ventisca arrolladora de su recuerdo, cada vez más diluido y sangrante.

Queremos que estos ecos dejen de retumbar a destiempo, arrítmicos, perdidos, como un metrónomo hipnótico de pupila y labios sabor ceniza al anochecer. Amor, nos encomendamos al fuego y no hay salida salvo la de acabar derrotado en tus brazos y en la paz de tu piedad.

Es una declaración de intenciones no perder más el tiempo en compañía de la nada que palidece en la esquina de su memoria perfecta, tan a medida de su indiferente mirada.

Querremos querer un día, sin percatarnos de nuevo de haber perdido la cabeza allí donde no la podremos encontrar rebuscando en arcones vacíos y romances sin fuego.

Estos instintos de pasión por sublimar, el decreto implacable que vende nuestra alma al mejor postor y los besos a la mayor gloria de la nada en su trono de dolor y alas rotas.

Y en este surrealismo con tintes de descontrol llega otro amanecer, aunque nosotros en realidad busquemos algo más exquisito y único, eclipsarnos (uno en el otro).

Franz von Stuck – El beso de la Esfinge (1895).

 
3 comentarios

Publicado por en 28 agosto, 2019 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , , ,

Carl Blechen

Cottbus (Alemania 🇩🇪), 29 de Julio de 1798 – Berlín (Alemania 🇩🇪), 23 de Julio de 1840.

Pintor alemán especializado en paisajes profundamente influenciados por el Romanticismo imperante en su época, pero con pinceladas a su vez de Realismo. No valorado en su época, hoy se le considera uno de los más importantes pintores paisajistas alemanes, junto a otras grandes figuras del movimiento como Caspar David Friedrich.

Fauno durmiendo (Circa 1820).

Paisaje romántico con ruinas (Circa 1820 – 1824).

Ruinas de Oybin (1822).

Estudio de monumento funerario (Circa 1824 – 1827).

Autorretrato (1825).

Cañón montañoso en invierno (1825).

Mar tormentoso con faro (1826).

Iglesia gótica en ruinas (Circa 1826).

Foro de Roma (1828).

Rocas de Tiberio en Capri (Circa 1828 – 1829).

La Bahía de Rapallo (1829 – 1830).

Iglesia gótica en ruinas (1829 – 1831).

El taller de laminación Neustadt-Eberswalde (1830).

En el parque de la Villa de Este (1830).

La torre en ruinas del castillo de Heidelberg (Circa 1830).

Garganta cerca de Amalfi (1831).

Construyendo el Puente del Diablo (1830 – 1832).

Interior de la Casa de las Palmeras (1832 – 1834).

Vista de Asís (1832 – 1835).

Galgenberg (1833).

Paso de los Alpes en invierno con monjes (1833).

Molino en un valle (Circa 1833).

Camino en el bosque cerca de Spandau (Circa 1835).

Vista de los tejados y jardines (Circa 1835).

Bañistas en el Parque de Terni (1836).

Paisaje invernal romántico con Luna llena (Circa 1836).

Interior del bosque con estanque (Desconocida).

Paisaje boscoso con castillo (Desconocida).

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 agosto, 2019 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , ,

Morgawr, monstruo marino de Cornualles

En el folclore córnico (Cornualles), el Morgawr (que significa gigante de mar en idioma córnico) es una serpiente marina que supuestamente habita el mar cerca de Falmouth Bay, Cornualles, Inglaterra. Según la leyenda, la criatura apareció por primera vez cerca de Pendennis Point en 1975, describiéndose como un tronco con un cuello muy largo y una piel negra o marrón “como la del león marino”. Los pescadores de caballa locales culparon del mal tiempo y de la mala pesca a los supuestos avistamientos del monstruo. Algunas versiones de la historia dicen que el monstruo apareció después de que el submarino alemán U28 torpedeó un barco mercante británico durante la Primera Guerra Mundial, y lo describe de 18,29 metros largo, con forma de cocodrilo, con cuatro patas palmeadas y una poderosa cola.

Los folcloristas especulan que el autor de Cornualles, Tony “Doc” Shiels “inventó” la criatura como un bulo, acuñando el nombre de “Morgawr” después de afirmar haberlo visto en 1976. Según la historia, Shiels envió el periódico Falmouth Packet fotografías del monstruo atribuido a un individuo anónimo llamado “Mary F.”. El mismo año en Julio, los pescadores John Cock y George Vinnicombe afirmaron haber avistado a la criatura en las aguas de Lizard Point. También en 1976, Shiels afirmó haber fotografiado a la criatura que yacía bajo en el agua cerca de Mawnan. Según algunas anécdotas, la escritora británica Sheila Bird afirmó haber visto al monstruo mientras caminaba por los acantilados de Gerrans Bay en 1985.

En los años setenta del siglo pasado, el Morgawr fue visto cada mes. En 1999, un viejo empleado del Museo de Historia Natural de Londres, John Holmes, filmó un gran animal en la bahía de Gerrans, cerca de Cornualles, con la cámara. Para aquellos que creen en él, es Morgawr y algunos expertos incluso han declarado que el vídeo es auténtico y sin trucos. Las características más citadas del monstruo son las tres protuberancias en la espalda y el largo cuello de serpiente. El animal también tendría pequeños cuernos en sus ojos y cerdas o espinas en su cuello. Dado que algunos testigos creen que Morgawr se parece más a un mamífero que a una serpiente, se han formulado nuevas teorías de antemano. Para algunos sería un sello gigante con un cuello largo, desconocido para los científicos. Para otros sería un reptil acuático prehistórico, el Elasmosaurus. En 1976, una mujer de la que solo se conoce el nombre “Mary”, tomó dos fotos de Morgawr. El misterioso fotógrafo los envió al periódico local Falmouth Packet, que los publicó en la portada con el título “Morgawr-mania”.

Supuestas fotografías de Morgawr realizadas por Maria F.

Recorte de periódico hablando del supuesto avistamiento de Morgawr por John Holmes.

La leyenda continúa hasta el día de hoy con reclamos esporádicos de avistamientos de Morgawr en la franja costera entre Rosemullion Head y Toll Point conocida popularmente como “Milla de Morgawr”.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

Tocar la luz

Pensar que podemos tener la luz en la palma de la mano, poder.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid).

Pablo Gargallo – Gran Profeta (1933).

 
 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: