RSS

Archivo de la etiqueta: Misterio

Caso OVNI de Levelland

Durante el 2 y el 3 de Noviembre de 1957 varios conductores de Texas informaron de que los motores de sus vehículos se habían parado después de que se encontraran con un objeto brillante en forma de huevo, y que solo volvieron a ponerse en marcha después de que el supuesto OVNI pasara volando sobre ellos.

Testimonios.

En la tarde del 2 de Noviembre de 1957, dos trabajadores agrícolas inmigrantes, Pedro Saucedo y Joe Salaz, llamaron al departamento de policía de Levelland para denunciar un avistamiento de OVNI. Saucedo le dijo al oficial de policía A.J. Fowler, que estaba trabajando en el mostrador de la noche en la estación de policía, que habían estado conduciendo cuatro millas (6 km) al Oeste de Levelland cuando vieron un destello de luz azul cerca de la carretera. Afirmaron que el motor de su camión se paró abruptamente y que un objeto con forma de cohete se levantó y se acercó al camión. Según Saucedo, “salté de la camioneta y golpeé en la tierra porque tenía miedo. Llamé a Joe pero no salió. La cosa pasó directamente sobre mi camioneta con un gran sonido y una oleada de viento. Sonó como un trueno y mi camión se sacudió por el destello… Sentí mucho calor”. Cuando el objeto se alejó, el motor del camión se reinició y funcionó normalmente. Creyendo que la historia era una broma, Fowler la ignoró. Una hora más tarde, el motorista Jim Wheeler informó de que un “objeto con forma de huevo y brillantemente iluminado, de aproximadamente 200 pies de largo (61 metros)” estaba sentado en la carretera, a cuatro millas (6 km) al Este de Levelland, bloqueando su camino. Afirmó que su vehículo se apagó repentinamente y cuando salió de su automóvil, el objeto se esfumó y las luces se apagaron. Al alejarse, el auto de Wheeler se reinició y funcionó normalmente.

A las 10:55 pm, una pareja casada que conducía al Noreste de Levelland informó que vieron un brillante destello de luz moviéndose a través del cielo y sus faros y radio del coche se apagaron por tres segundos. Cinco minutos después, José Álvarez afirmó que se encontró con un objeto extraño posado en la carretera 11 millas (18 km) al Norte de Levelland, y el motor de su vehículo quedó apagado hasta que el objeto se fue. A las 12:05 am (3 de Noviembre), un estudiante de la Universidad Tecnológica de Texas llamado Newell Wright, se sorprendió cuando, conduciendo 10 millas (16 km) al Este de Levelland, su “motor de automóvil comenzó a chisporrotear, el amperímetro en el tablero saltó para descargar y luego volvió a la normalidad, y el motor comenzó a apagarse como si se hubiera quedado sin gasolina. El automóvil se detuvo; luego se apagaron los faros y varios segundos más tarde el motor”. Cuando salió para controlar el problema, vio un objeto con forma de huevo de “100 pies de largo (30 metros)” posado en la carretera. Fowler recibió otra llamada, esta vez por parte de un granjero llamado Frank Williams, quien afirmó que había encontrado un objeto brillantemente iluminado posado en la carretera, y “cuando su automóvil se acercó, sus luces se apagaron y su motor se detuvo”. El objeto voló, y las luces y el motor de su vehículo comenzaron a funcionar nuevamente. Otras personas que llamaron fueron Ronald Martin a las 12:45 am y James Long a la 1:15 am, y ambos informaron haber visto un objeto iluminado posado sobre el camino frente a ellos, y también afirmaron que sus motores y faros se apagaron hasta que el objeto se marchó volando.

Para estas fechas, varios oficiales de policía de Levelland estaban investigando los informes. Entre ellos se encontraba el sheriff Weir Clem, que vio un objeto rojo brillante que se movía por el cielo a la 1:30 am. A la 1:45 am, el jefe de bomberos de Levelland, Ray Jones, también vio un objeto y las luces y el motor de su vehículo se apagaron. Los informes aparentemente terminaron poco después. Durante la noche del 2 al 3 de Noviembre, el departamento de policía de Levelland recibió un total de 15 informes relacionados con OVNI, y el Oficial Fowler señaló que “todos los que llamaron estaban muy alterados”.

Dos policías buscan señales del supuesto OVNI avistado en Levelland (Texas, 1957).

Explicación de las Fuerzas Aéreas.

Los avistamientos de Levelland recibieron publicidad nacional y pronto fueron investigados por el Proyecto Libro Azul. Iniciado en 1947 como Project Sign, el Proyecto Libro Azul (Project Blue Book) fue el grupo de investigación oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos asignado para investigar informes sobre OVNIS. Un sargento de la Fuerza Aérea fue enviado a Levelland y pasó siete horas en la ciudad investigando el incidente. Después de entrevistar a tres de los testigos oculares, Saucedo, Wheeler y Wright, y después de enterarse de que había tormentas eléctricas en el área al principio del día, el investigador de la Fuerza Aérea concluyó que una tormenta eléctrica severa, probablemente un rayo en la bola o fuego de San Telmo fue la causa principal de los avistamientos y los fallos de automóviles informadas. Según el historiador OVNI Curtis Peebles: “La Fuerza Aérea encontró solo a tres personas que habían presenciado la luz azul… no había una descripción uniforme del objeto”. Además, el Proyecto Libro Azul creía que “no se podía confiar en el testimonio de Saucedo; él solo tenía una educación de grado y no poseía un concepto de dirección y era contradictorio en sus respuestas. En vista de las condiciones climáticas tormentosas, “fenómeno eléctrico como el rayo de la bola o el fuego de San Telmo parecían ser la causa más probable”. Las fallas del motor mencionadas por los testigos presenciales fueron atribuidas a “circuitos eléctricos húmedos”. Donald H. Menzel y un destacado escéptico de los OVNIS, estuvo de acuerdo con la explicación de la Fuerza Aérea: “Los miembros de los grupos de platillos civiles se quejaron de que, dado que (el investigador de la Fuerza Aérea) había pasado sólo siete horas en el área, obviamente no había tomado el problema en serio y no podía haberlo hecho. Sin embargo, incluso setenta horas de trabajo no podría haber producido una imagen más clara, la evidencia conduce a una probabilidad abrumadora: La incógnita desconocida en Levelland era un rayo”. Menzel argumentó que “en Levelland, en la noche del 2 de Noviembre, las condiciones eran ideales para la formación de rayos en bola. Durante varios días el área había estado experimentando un clima extraño, y en la noche en cuestión había habido lluvias, tormentas eléctricas y relámpagos”. Menzel admitió que “dado que el rayo de la bola es de corta duración (y muy raro) y no puede conservarse como evidencia tangible, su aparición en la noche del 2 de Noviembre nunca se puede demostrar de manera absoluta”. Sin embargo, también argumentó que “sólo los defensores de los platillos volantes podrían haber convertido una serie de eventos tan triviales (unos pocos automóviles paralizados, bolas de fuego en el cielo al final de la tormenta), en un misterio nacional”.

Recorte de periódico informando sobre el avistamiento de un OVNI en Levelland (Texas).

Explicación ufológica.

Dos ufólogos florecientes, Clinton H. Hendricks IV y J. Allen Hynek , refutaron la explicación de la tormenta eléctrica/rayos en bola de la Fuerza Aérea. Ambos investigadores argumentaron que no hubo una tormenta eléctrica en el área cuando ocurrieron los avistamientos. En un testimonio ante un comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 1968, McDonald dijo que “un caso famoso (OVNI) fue en Levelland, Texas… diez vehículos fueron detenidos en un área corta, todos de manera independiente en un período de 2 horas. No hubo relámpagos ni tormentas eléctricas, y sólo un rastro de lluvia”. Hynek escribió que “como la persona responsable del seguimiento del nuevo satélite soviético Sputnik, estuve en un servicio virtual las 24 horas y no pude prestarle atención alguna. Hoy no estoy orgulloso de haber aceptado rápidamente la evaluación de la Fuerza Aérea como rayo en bola sobre la base de la información de que una tormenta eléctrica había estado en progreso en el área de Levelland en ese momento. Esto se demostró que no es el caso. Los observadores informaron de un día nublado y con niebla, pero sin un rayo.” Hynek también señaló que “si hubiera dado ningún pensamiento en absoluto, pronto habría reconocido la ausencia de cualquier evidencia de que el rayo en bola puede dejar de coches y apagar los faros”. Los ufólogos también argumentaron que el investigador de la Fuerza Aérea no entrevistó a nueve de los quince testigos, ni se mencionaron en el informe final del Libro Azul sobre el incidente.

Una de las personas que afirmó observar el célebre OVNI de Levelland sostiene un dibujo de aquello que vio.

Representación moderna del OVNI de Levelland.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Leyenda de La Casa de las Siete Chimeneas

Historia.

La Casa de las Siete Chimeneas es un edificio de Madrid (España), ya existente antes de 1570. Aunque hay huecos documentales se ha atribuido la obra a Juan Bautista de Toledo y Antonio Sillero, y ampliada por Juan de Herrera (arquitecto del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial). Se encuentra situada en la Plaza del Rey esquina a la Calle de las Infantas.

Ha sido hogar del Marqués de Esquilache (célebre por el motín homónimo) en el Siglo XVIII, ministro de Carlos III, sede del Banco de Castilla, sede del Lyceum Club Femenino, sede del Banco de Urquijo para acabar perteneciendo al Ministerio de Educación y Cultura en la actualidad. Ha sido objeto de multitud de reformas a lo largo de su historia, las últimas en los siglos XIX y XX, la más reciente fue realizada por Fernando Chueca Goitia y José Antonio Domínguez Salazar en 1957. En 1995 es declarada Bien de Interés Cultural.

Durante las primeras obras de reforma acaecidas en el Siglo XIX para ser sede del Banco de Castilla, los obreros encontraron en el sótano un esqueleto de mujer con un montón de monedas de oro acuñadas en el Siglo XVI. Posteriormente, ya durante la reforma del Siglo XX, se halló el esqueleto de un hombre emparedado en un muro de la casa.

En la actualidad no han sido pocos los testigos que afirman haber vivido hechos extraños en la Casa de las Siete Chimeneas, muchos de los testimonios se refieren a supuestas apariciones espectrales, fuertes ruidos de procedencia no identificada, voces extrañas, sensación de presencias, bajadas de temperatura y malos olores localizados en lugares muy concretos de la casa, etc.

Leyendas.

En cuanto a las leyendas que rodean esta casa nos debemos remontar al Siglo XVI. Un capitán llamado Zapara y una joven de la corte de nombre Elena iban a casarse. Se dice que pocos días antes de la ceremonia, el capitán tuvo que partir a luchar en la Batalla de San Quintín, en la cual murió no sin antes recordar en voz alta el nombre de su esposa. Al enterarse del destino de su prometido, Elena se encerró en sus aposentos durante meses, la servidumbre la oía llorar y lamentarse pero nadie hizo nada hasta que una mañana apareció muerta sobre la cama con una sonrisa en los labios. Inexplicablemente, el cadáver desapareció y todos acusaron al padre del roo del mismo. El padre ahogado por las acusaciones, se ahorcó en una de las vigas de la casa.

Felipe II ordenó investigar los hechos pero nadie consiguió aclarar lo sucedido sin éxito. Tiempo después, empezó a correrse el rumor de que en algunas noches, tras el toque de ánimas, aparecía en el tejado de la casa la figura de una dama vestida de blanco cuyos ropajes alumbraban a modo de antorcha , caminando por las tejas con aparente seguridad, hasta situarse en la parte más cercada al Palacio Real. Allí se arrodillaba y se daba golpes en el pecho hasta desaparecer.

Una de las explicaciones a esta leyenda nos dice que la joven era amante del rey que se casó o iba a casarse con uno de sus capitanes, al que el monarca mandó asesinar por celos ya que ésta se negaba a corresponder los requerimientos de su majestad. Otros hablan de un celoso pare que no dudó en matar a su hija para ocultar un delito incestuoso que a la poste le llevaría al suicidio. Otra leyenda nos dice que la joven fantasmal no puede abandonar este mundo por la trágica muerte de su amado.

Otra de las historias “semilegendarias” que se cuentan sobre la Casa de las Siete Chimeneas nos habla de un rico hacendado de las Indias que decidió desposarse con una joven amiga del rey. Cuando terminó la boda, el hombre marchó a la alcoba y no encontró a su esposa, tras buscarla por toda la casa, finalmente la encontró muerta en el sótano, con un puñal clavado en el pecho y las arras de la ceremonia, regalo del mismísimo Rey, esparcidas por el suelo. Se creyó que fue un suicidio.

Se dice que la presencia de esas siete chimeneas en el tejado de la casa, hace referencia a una analogía sobre los siete pecados capitales.

La Casa de las Siete Chimeneas (Fotografía por La Exuberancia de Hades).

Fuentes: Wikipedia, Guía de la España Misteriosa (Pedro Amorós), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

Noche de Walpurgis

La Noche de Walpurgis (Walpurgisnacht, 30 de Abril – 1 de Mayo) en la que, según las antiguas creencias, el Diablo andaba suelto; en la que se abrían las tumbas y los muertos salían a pasear; en la que todas las cosas maléficas de la tierra, el mar y el aire celebraban su reunión. Se celebra principalmente en Europa Central y Septentrional.

Esta noche es oposición a la fiesta de Todos los Santos (1 de Noviembre), ya que celebrar ritos paganos seis meses después, o sea, del otro lado del año, es una manera ritual de darle vuelta a su significado. Durante siglos, se conservó la creencia de que esa noche las brujas volaban sobre escobas, gatos o cabras hacia Brocken, la montaña más alta de la Sierra del Harz (en el Estado alemán de Sajonia-Anhalt), para celebrar sus rituales. De ahí que la noche de Walpurgis sea conocida también como “la noche de las brujas”.

El origen de la festividad procede de antiguas celebraciones paganas germanas, adorando e invocando a los dioses de la fertilidad la noche del 30 de Abril. La tradición señala esta fecha como de transición de la primavera al verano, la festividad de Beltane en honor a Belenos, dios del fuego, prendiendo hogueras para renovar con el humo a los pueblos y a sus habitantes. La festividad resultó adoptada en algunos puntos para usos de brujería; luego fue absorbida por la llegada del cristianismo, atribuyéndole vagos orígenes relacionados con un supuesto cumpleaños de Satanás.

En la antigua Roma, el mes de Mayo estaba consagrado a los antepasados (maiores). Era un mes en que en toda Europa y Asia se creía que los aparecidos hacían sus incursiones entre los vivos. Durante la Antigüedad y la Edad Media, se perpetua una gran prohibición: Hay que evitar casarse en Mayo porque durante ese período se corre el riesgo de contraer matrimonio con una aparecida o con una mujer embrujada del otro mundo.

En la mitad septentrional de Europa estaba muy extendida la creencia de que existía una “divinidad” que protegía a las brujas y que las reunía una vez al año en una montaña. Estos conciliábulos se confundían con los de seres míticos y la fecha de la reunión, “la noche de las calendas de Mayo”, está relacionada con las Valquirias vikingas. Otro elemento de carácter mitológico es que se decía que las brujas salían de sus casas formando cortejos, lo que recuerda la creencia de que “en determinadas noches es posible oír los estrépitos que producen ejércitos misteriosos, cortejos de almas y espíritus, sobre todo en la época del solsticio de invierno”.

Las reuniones, según la leyenda, tenían lugar en las inmediaciones de la sierra del Harz (en concreto en su cima más alta, el Brocken). Así lo relata un autor de principios del Siglo XVII:

Con relación a lo que pueden hacer las brujas, se dice que untándose con ciertos ungüentos, hechos con grasa de gato o de lobo o leche de burra, pueden salir de sus casas montadas en palos o escobas por una vía común e incluso por un agujero angosto y volar por los aires, y así transportarse de un lugar a otro hasta donde celebran sus festines y francachelas con diablos. Circula la idea de que las brujas de toda Germania, después de hacer su unto, son llevadas en cortísimo tiempo, durante la noche de las calendas de Mayo, al monte llamado Blocksberg y Heinberg, en tierras de los bructeros, llevadas por sus demonios familiares y dilectos, que adoptan las formas de macho cabrío, puerco, ternero y otros animales semejantes. Trepados en ellos a horcajadas y tomando un báculo, pasan toda la noche en juegos, comilonas y danzas con sus amantes.

Con el devenir de los tiempos, la fecha aproximada de la celebración católica de la canonización de la Santa Walpurgis (Valborg o Walburga) se trasladó del 25 de Febrero (fecha de su nacimiento) al 1 de Mayo, denominándose Noche de Walpurgis por coincidir la fecha de celebración con el día de Santa Walpurgis en el calendario sueco, debido a que el 1 de Mayo de 870 d. C. fueron trasladadas sus reliquias. Dicha fecha pasó a ser el día de la celebración de esta santa en algunos calendarios, coincidiendo con el Día del Trabajador.

Para finalizar, fue durante la Noche de Walpurgis de 1776 cuando Adam Weishaupt fundó en los bosques bávaros la secta de los Illuminati.

“Cuando hubimos salido de la ciudad le dije, tras indicarle que se detuviera:

-Dígame, Johann, ¿qué noche es hoy?

Se persignó al tiempo que contestaba lacónicamente:

-Walpurgis Nacht”.

Bram Stoker – El Invitado de Drácula (1914).

 

“Porque los muertos viajan deprisa”.

Bram Stoker – El Invitado de Drácula (1914).

Norman Mills Price – Primera Noche de Walpurgis (1910).

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Golem

Un golem es, en el folclore medieval y la mitología judía, un ser animado fabricado a partir de materia inanimada (normalmente barro, arcilla o un material similar). Normalmente es un coloso de piedra. En hebreo moderno, el nombre proviene de la palabra “guélem” (גלםgélem), “materia”; por otra parte, en dicho idioma, la expresión “jómer guélem” (חומר גלםḥomer gélem) a su vez significa “materia prima”.

La palabra gólem se da en la Biblia (Salmos 139:16) y en la literatura talmúdica para referirse a una sustancia embrionaria o incompleta. Como motivo, la figura del golem forma parte del imaginario hebraico centroeuropeo y pertenece por consiguiente al arte asquenazí (el que es desarrollado por las comunidades judías del centro y Este europeo desde la Edad Media hasta el Siglo XX).

El relato folclórico más famoso relativo al golem involucra al ilustre Rabbi Judah Loew (1512 – 1609), Judah Loew ben Bezalel, conocido como el Maharal de Praga, un conocido rabino del Siglo XVI. Se le atribuye haber creado al golem para defender el gueto de Praga de ataques antisemitas, así como para atender también el mantenimiento de la Sinagoga Vieja-Nueva (Altneuschul).

Sin embargo, el golem habría sido creado en varias ocasiones y por diversos rabinos ilustres a lo largo de toda la Edad Media. Es más, la primera existencia del golem se remontaría a los orígenes mismos de la humanidad, donde un golem habría sido creado por una persona creyente y cercana a Dios. Como Adán, el golem habría sido creado a partir del barro, insuflándole después una chispa divina que le habría dado la vida. Así, la creación de Adán es en principio inspiradora y referente de la creación de todo golem. Desde este punto de vista, mediante el mencionado acto, toda persona con un cierto grado de santidad y acercamiento a Dios podría adquirir algo de la sabiduría y el poder divinos. E importante como poder es aquel de insuflarle vida a la materia inerte. Crear un golem es entonces expresión patente de sabiduría y santidad. Pero, más allá del grado de santidad que tuviera el creador de un golem, el ser creado nunca sería más que una sombra de aquel creado por Dios, ya que, significativamente y por definición, todo golem carece de alma.

Mikoláš Aleš – Rabino Loew dando vida al golem (1899).

La existencia de un golem presenta entonces ventajas y desventajas. El golem es fuerte, pero no inteligente. Si se le ordena llevar a cabo una tarea, la llevará a cabo de un modo sistemático, lento y ejecutando las instrucciones de un modo literal, sin cuestionamiento ninguno. Famosa en este sentido es una anécdota, según la cual la esposa del rabino le pidió al golem que fuera “al río a sacar agua” a lo que el golem accedió pero al pie de la letra: fue al río, y comenzó a sacar agua del mismo sin parar, hasta que terminó por inundar la ciudad.

Según sostiene una leyenda, la incapacidad principal del golem era la de hablar. Además, para hacerlo funcionar había que meterle un papel con una orden por la boca u otro orificio. Otra manera de hacerlo funcionar era inscribiendo alguno de los Nombres de Dios o bien la palabra Emet (אמת—”verdad” en hebreo). Al borrar la primera letra de Emet (alef) de su frente y quedar en ella solo met (מת—”muerte” en hebreo), el golem podía ser desactivado y volvía a ser una masa de barro inerte.

Sinagoga Vieja-Nueva (Praga).

En su obra La cábala y su simbolismo, Gershom Scholem escribe que el golem es una figura que cada treinta y tres años aparece en la ventana de un cuarto sin acceso en el gueto de Praga. De acuerdo con la leyenda checa, los restos del golem están aún guardados en un ataúd en el ático del Altneuschul en Praga, y, el mismo puede ser devuelto a la vida, de ser ello necesario.

En cuanto al cine, la figura del golem inspiró algunas películas, la más destacada es sin duda El Golem (Der Golem, wie er in die Welt kam – 1920), dirigida por Carl Boese y Paul Wegener. Cuenta la historia de un Golem de arcilla hecho por un rabino de Praga. A pesar de que la novela homónima de Gustav Meyrink se suele citar como la fuente de la historia, ambas obras no tienen en común más que la presencia del Golem.

Cartel de El Golem (1920).

Fotograma de El Golem (1920).

Fuentes: Wikipedia, Europa en fotos, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

Incidente OVNI de Kecksburg

El incidente OVNI de Kecksburg es un suceso ocurrido el 9 de Diciembre de 1965 en la localidad pensilvana del mismo nombre, al Noreste de los Estados Unidos. Un gran bola de fuego fue vista por miles de personas en por lo menos seis estados de los Estados Unidos y en la provincia canadiense de Ontario. Pasó fugazmente sobre el área de las ciudades de Detroit (Michigan) y Windsor (Ontario), supuestamente arrojando restos de metal caliente sobre el estado de Michigan y el Norte del de Ohio. La prensa generalmente asumió que se trataba de un meteoro, y así lo informó en esos días (descartando otras alternativas como un avión estrellado, un misil errante o basura espacial proveniente de un satélite artificial). Sin embargo, varios testigos oculares de la pequeña villa de Kecksburg, ubicada a unos 50 kilómetros al Sudeste de la ciudad de Pittsburgh, afirmaron que algo se había estrellado en los bosques cercanos, habiendo sido testigos del avistamiento de humo azul, además de haber notado grandes vibraciones y un sonoro golpe.

Según la historia inicial publicada en Greensburg Tribune-Review: “El área donde cayó el objeto se cerró de inmediato por orden de los oficiales del Ejército y la Policía Estatal de los Estados Unidos. Según se informa, en previsión de una “inspección cercana de lo que haya caído”. Los oficiales de la policía estatal ordenaron que el área fuera acordonada para esperar la llegada de los ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, y de posiblemente científicos civiles”. Cuando los policías estatales y el personal de la Fuerza Aérea buscaron en el bosque, no encontraron “absolutamente nada”. Una edición posterior en Tribune-Review llevaba el título: “Los buscadores no encuentran el objeto”.

Las autoridades descartaron las explicaciones propuestas, como un accidente aéreo, una prueba de misiles errantes o el reingreso de desechos de satélites y, en general, lo consideraron un meteoro. El astrónomo Paul Annear dijo que la bola de fuego probablemente era un bólido que entraba en la atmósfera terrestre. El geofísico George Wetherilo descartó las especulaciones de que se trataba de escombros de un satélite y acordó que los informes probablemente se debieron a un meteoro. Los astrónomos William P. Bidelman y Fred Hess dijeron que, sin duda, era un bólido de meteorito. Un portavoz del Departamento de Defensa en Washington dijo que los primeros informes indicaban que la bola de fuego reportada era un fenómeno natural.

No obstante llegó a informarse de la recogida de restos metálicos en el lugar del impacto del objeto. Los incendios de pasto asociados con los restos que caían fueron ampliamente informados en reportes de prensa elaborados por la conocidas agencias de noticias AP (Associated Press) y UPI (United Press International) en Elyria y el municipio de Eaton, cerca de la ciudad de Columbus (las tres en el estado de Ohio), y cerca de Lapeer (Michigan), unos 65 kilómetros al norte de la ciudad de Detroit los testigos también informaron de humo en los bosques relacionado a lo que cayó cerca de Kecksburg y causó estampidos sónicos en la parte occidental del estado de Pensilvania. Los testigos y la prensa también informaron de la presencia de humo en los bosques cercanos a Kecksburg.

Réplica del supuesto OVNI estrellado en Kecksburg.

Testigos.

Mabel Mazza, ex directora administrativa de la oficina de la radio WHJB recuerda: “La gente me contaba que algo había caído en Kecksburg, algunos decían que era un meteorito, otros que un avión se había estrellado, recibimos muchas llamadas y los teléfonos seguían sonando, cuando alguien dijo que había visto un OVNI en las afueras de Kecksburg le pasé la llamada al director John Murphy”, quien se dirigió al área de inmediato. En una entrevista grabada en terreno esa noche por el periodista Murphy, un niño de 8 años dijo haber visto (cuando estaba junto a su madre) caer un objeto en el bosque que “parecía una estrella en llamas”, entonces el periodista formula otras preguntas: “¿Y viste en qué parte del bosque cayó?”, – “Justo allá abajo” – “¿Allá abajo?, ¿Y viste salir humo de él?”, – “Si”.

Bulebush, camionero retirado, declaró: “Escuchaba en la radio a unos tipos de Ohio comentando que habían visto esa cosa yendo también hacia el Este y se preguntaban qué sería, de pronto sentí un sonido semejante a un siseo y levanté la mirada y lo vi volar sobre mí chisporroteando. Me bajé del vehículo para verlo mejor, lo observé y era como una gran bola de fuego en el cielo y se dirigía hacia la montaña, luego retrocedió un buen trecho y vi que cambiaba de dirección y descendía hacia Kecksburg. Me detuve en lo alto de la colina y puse las luces, pude verlo allá abajo en el valle, en aquellos árboles, allí es donde aterrizó, chocó en la copa de los árboles. Me quedé unos 15 – 20 minutos observándolo. Lo vi a unos 3 – 4 metros desde atrás de un árbol grande, porque me preocupaba que pudiera estallar, y olía a azufre o a huevos podridos y tenía la forma de una bellota enorme, más o menos del tamaño de un Volkswagen. Su color era de un naranja brillante, estaba quemado desde adelante hasta atrás, se podía ver el anillo que tenía detrás, que parecía escritura egipcia, no tenía ventanas ni junturas, ni marcas de remaches, parecía que era de una sola pieza”.

William Weaber, entonces de 19 años, declaró: “La luz del atardecer se desvanecía pero podíamos verlo allá abajo, yo era muy curioso y me adentré para ver si algo había aterrizado allí… era como si lo hubiesen plantado o algo así, irradiaba una luz azul como de un soplete, no sé si por delante, por atrás, o por un lado, se hacía muy brillante y luego más débil, iba y venía”.

Robert Blystone, entonces de 16 años, recuerda: “Era una bola de fuego redonda, con llamas todo alrededor, dejando un rastro de vapor de diferentes colores, y comenzó a frenar como si lo controlase/n, y luego percibió que está detrás de la colina donde ya no puedo verlo, pero empiezo a ver como humo o polvo subiendo de los árboles, así que lo que supuse fue que el objeto en cuestión se había estrellado”.

Los testigos además informaron que una intensa presencia militar, sobre todo de parte de miembros del Ejército de los Estados Unidos, identificables por las estrellas blancas en sus vehículos y por su particular uniforme. Mabel Mazza afirma haber recibido llamadas ese día de parte de mandos militares, “que me preguntaron cómo llegar a Kecksburg, y también qué era lo que yo sabía”. Ellos y la policía local aseguraron el área, ordenando que los civiles se retirasen. Blystone afirma que vio como un camión militar, con remolque plano, había ingresado al área para luego retirarse con un objeto de proporciones similares cubierto con una lona.

El Tribune-Review de la cercana localidad de Greensburg mandó un reportero a la escena; la portada del periódico al día siguiente decía “Objeto Volador No Identificado cae cerca de Kecksburg – El Ejército acordona el área” (Unidentified Flying Object Falls near Kecksburg — Army Ropes off Area). Poco tiempo después, no obstante, los militares afirmaron que habían buscado en el bosque y encontrado “absolutamente nada”. La explicación oficial de la muy vista bola de fuego fue que se trató de un meteoro. El capitán Joseph Dussia de la policía estatal de Greensburg dijo haber buscado “sin descubrir absolutamente nada.” Él atribuyó la historia del impacto a la imaginación de jóvenes muchachos.

Robert R. Young, astrónomo aficionado y profesor en un planetario de Pensilvania, ha investigado el caso y cree que los testimonios directos que presentan el caso como un misterio son en verdad escasos y parecen idealizaciones o magnificaciones de lo sucedido. Publicó sus conclusiones en “Skeptical Enquirer, Extraterrestial Inteligence”. En una entrevista a Ed Myers, quien fue jefe de bomberos en Kecksburg en 1965, este le narró que, “mientras buscaba, y había mucha gente allí, no se encontró nada, y que no había muchos militares, algunos muchachos disparaban flashes mientras sacaban fotografías, y eso explica los destellos azules”. Luego de revisar 150 entrevistas en los periódicos y hacer las suyas propias, concluye que la explicación oficial del meteorito sale favorecida.

Sin embargo, la especulación acerca de la verdadera identidad del objeto de Keckburg (si es que hubo uno) también varían, desde un meteorito, a basura espacial, a los posibles restos posteriores al reingreso orbital del Cosmos 96 (Kosmos 96), un satélite artificial soviético, hasta una supuesta nave alienígena. Algunos incluso han trazado similitudes entre el incidente de Kecksburg y el mundialmente famoso Caso de Roswell, llevando a que el primero comenzase a ser conocido como el “Roswell de Pensilvania”.

Recorte de periódico en el que se informaba del accidente de un OVNI cerca de Kecksburg.

Símbolos desconocidos descritos por los testigos que supuestamente poseía el OVNI en su fuselaje.

Objeto.

El reportero y director de noticias de la radio FM local WHJB, John Murphy llegó al lugar de los hechos antes de que las autoridades lo hiciesen, en respuesta a varias llamadas a su estación de radio, provenientes de ciudadanos alarmados. Realizó entrevistas con testigos y tomó varias fotografías, pero estas nunca han sido halladas, su anterior esposa Bonnie Milslagle posteriormente afirmó que a su esposo se le había confiscado el rollo de película por parte de los militares o alguna autoridad. Contradiciendo ese testimonio, Mabel Mazza, entonces gerente de la radio WHJB, afirmó haber visto una de esas fotos y la describió con las siguientes palabras: “Estaba muy oscuro y había muchos árboles alrededor y todo. Y no sé qué tan lejos estaba él del sitio. Pero vi la imagen de una suerte de cosa con forma de cono. Es la única vez en que la vi”.

Durante las siguientes semanas, Murphy se centró o interiorizó en el incidente, y escribió un documental radial llamado Object in the Woods (Objeto en el bosque), el cual mostraría sus experiencias personales y las entrevistas que había realizado durante aquella noche. Sin embargo, poco antes de que el documental fuese emitido, recibió la inesperada visita en su estación de radio de dos hombres vestidos con trajes negros, quienes se identificaron a sí mismos como funcionarios gubernamentales. Solicitaron hablar con él detrás de la puerta cerrada de una habitación trasera. La reunión duró unos 30 minutos. Una entonces empleada de la WHJB, de nombre Linda Foschia, recordó que los hombres confiscaron algunas de las cintas de audio de Murphy de esa noche, y nadie sabe qué les sucedió a las restantes fotografías. Una semana después de la visita, un agitado Murphy emitió una versión censurada del documental, la cual él afirmó en su introducción que había tenido que ser editada debido a que algunos entrevistados habían solicitado que sus declaraciones fuesen eliminadas de la transmisión por miedo a meterse en problemas con la policía y el Ejército. La nueva versión no contenía nada revelador, e incluso no mencionaba ningún objeto para nada. Mazza, y también la esposa de Murphy, recuerdan que el documental emitido era totalmente diferente de lo que el propio Murphy había escrito originalmente. Luego de la emisión, Murphy se volvió extrañamente desanimado y dejó de realizar cualquier investigación adicional sobre el caso y se negó a hablar con nadie sobre aquél otra vez, aunque nunca dio claras razones acerca de por qué decidió no hacerlo.

En Febrero de 1969 (poco más de tres años después del incidente de Kecksburg), mientras estaba cruzando una carretera, Murphy fue atropellado mortalmente por un automóvil no identificado cuyo conductor se dio a la fuga. El accidente ocurrió cerca de la ciudad californiana de Ventura, mientras Murphy se encontraba de vacaciones. Los ufólogos y teóricos de conspiración atribuyen a este accidente sin conexión aparente un acto para hacer desaparecer a un testigo ocular de un encuentro extraterrestre.

Reconstrucción artística de la sonda Kosmos 96 estrellándose en los alrededores de Kecksburg.

Investigaciones posteriores.

En el año 2003, el canal de televisión estadounidense Sci Fi Channel patrocinó un estudio científico del área y de los registros oficiales relacionados al incidente, con la ayuda de la ONG The Coalition for Freedom of Information.

El hallazgo más importante del equipo científico fue una línea de árboles dañados cuyas copas habían sido rotas, que llevaban hacia el sitio donde algunos testigos oculares habían dicho que el objeto se incrustó en el suelo junto al daño asociado a los árboles. Aún más, las muestras dendrocronológicas dataron el daño hacia 1965. Esto proveyó una prueba física de que algo que volaba podría haberse estrellado en el bosque en ese tiempo, después de haberse abierto paso impactando a través de algunos árboles, lo que contradiría la historia oficial de los militares de que nada se había encontrado. También se encontraron menores muestras adulteradas del suelo en el supuesto sitio en el objeto se estrelló. Esto podría apoyar la tesis de un supuesto aterrizaje suave controlado y eliminar el históricamente propuesto impacto de un objeto como un meteorito u otro objeto grande que hubiese golpeado el suelo pasivamente, el cual naturalmente habría creado un cráter de un tamaño más bien grande, además de daños de una cierta magnitud. No obstante, uno de los científicos del equipo de investigación por su parte sugirió que el hielo podría haber sido lo que habría dañado los árboles

Varios testigos oculares hablaron de una extendida presencia militar allí, acordonando el área y a veces amenazándolos, incluso a punta de pistola. El programa radial también emitió al aire las afirmaciones de algunos testigos, quienes habrían escuchado un fuerte y terrorífico grito mientras los soldados armados se aproximaban al objeto.

También hubo presión sobre la NASA para que liberase sus documentos históricos relacionados o pertinentes a dicho caso o incidente. Unas 40 páginas de estos documentos fueron liberadas el 1 de Noviembre de 2003, pero las mismas no fueron muy reveladoras. Sin embargo, existen documentos del Proyecto Libro Azul (Blue Book Project) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que indican que un equipo compuesto por militares y solo tres hombres de la Fuerza Aérea habría sido enviado desde una instalación de radar de la USAF cercana a la ciudad de Pittsburg para investigar el supuesto impacto de un meteorito en Elyra (no menciona directamente a Kecksburg). Estos informaron a los investigadores del Blue Book Project que no se había encontrado objeto alguno.

En Diciembre de 2005, justo antes del 40 aniversario del incidente OVNI de Kecksburg, la NASA emitió una declaración respecto de que habían examinado fragmentos metálicos del objeto y ahora la agencia espacial estadounidense afirmaba que eran o provenían de un “satélite soviético” que reingresaba a la atmósfera. David Steitz, portavoz de la NASA, además afirmó que se habían perdido los registros relacionados. Según un informe publicado por la agencia de noticias Associated Press Seitz dijo: “El objeto parecía ser un satélite ruso que reingresó en la atmósfera y se destruyó”

Esta nueva explicación de la NASA contradice la explicación oficial de 1965 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos acerca de una bola de fuego proveniente de un meteoro y de que no se había logrado encontrar nada en Kecksburg. Aún más, tal afirmación contradice lo que Nicholas L. Johnson, el principal científico de la NASA especializado en restos orbitales, le dijo a la periodista Leslie Kean en 2003.

En Febrero de 2009 el programa UFO Hunters, emitido por el canal de cable de origen estadounidense The History Channel investigó este clásico incidente OVNI, junto a otro similar que habría sucedido en la localidad californiana de Needles. Entrevistaron a testigos, usaron equipos que no se habían usado en la investigación realizada en 2003 por el Sci Fi Channel, pero tampoco lograron encontrar nada nuevo o particularmente revelador. Por el contrario, el principal tema abordado por el documental fue la aparente gran presencia militar y el supuesto encubrimiento gubernamental.

Recreación artística del supuesto OVNI de Kecksburg.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

Palacio Ca’ Dario, Venecia maldita

Situado en el número 353 del sestiere de Dorsoduro, que da directamente hacia el Gran Canal de Venecia. El edificio es famoso por la presunta maldición que pesaría sobre él: Según la leyenda, sus propietarios están destinados a caer en bancarrota o a morir de manera violenta.

El edificio fue encargado al arquitecto Pietro Lombardo en 1479 por Giovanni Dario como dote nupcial para su hija Marietta, prometida de Vincenzo Barbaro, un rico comerciante de especias propietario del palacio homónimo en el Campo San Vio. Giovanni Dario, un burgués de orígenes dálmatas, ocupó cargos importantes para la República de Venecia: Fue comerciante, notario de la cancillería ducal, secretario ducal y se ganó el apelativo de “salvador de la patria” después de que, en 1479, consiguiera negociar un acuerdo de paz con los turcos.

En 1494, tras la muerte de Giovanni Dario, el palacio fue heredado por su hija Marietta y posteriormente pasó a manos de Vincenzo Barbaro. La familia Barbaro fue propietaria del palacio hasta principios del Siglo XIX, cuando Alessandro Barbaro (1764 – 1839), miembro del último Consejo de los Diez de la República de Venecia y consejero del Tribunal Supremo de Verona, vendió el edificio a Arbit Abdoll, un comerciante armeno de piedras preciosas.

La Ca’ Dario es descrita a menudo como uno de los palacios más característicos de Venecia y comparada frecuentemente con la Ca’ d’Oro. Su extraña belleza suscitó el interés de John Ruskin, que describió sus decoraciones de mármol con gran detalle. La parte trasera del edificio, pintada de rojo, da hacia el Campiello Barbaro.

En 1908 Claude Monet utilizó a la Ca’ Dario como sujeto para una serie de cuadros típicamente impresionistas, todos desde la misma perspectiva pero con diferentes condiciones de luz. Una de las últimas intervenciones de restauración y amueblado de los interiores del edificio fue realizada en 1977 por Giorgio Pes, el decorador de interiores de la película El gatopardo (1963).

Palacio Ca’ Dario.

Arquitectura.

La fachada esbelta y asimétrica hacia el Gran Canal, caracterizada por una anchura limitada de unos diez metros, está inclinada hacia un lado a causa de un hundimiento estructural y presenta elementos de clara inspiración renacentista, en contraste con las otras fachadas, que mantienen el estilo gótico entonces todavía extendido en Venecia. Está completamente decorada con mármoles policromos y piedra de Istria, alternados en ochenta medallones circulares. La planta baja presenta dos monóforas (aberturas o accesos) y un portal al agua, mientras que cada una de las plantas superiores está iluminada por una cuadrífora y una monófora.

Las chimeneas, de típico estilo veneciano, están entre los pocos ejemplares originales de la época que se han conservado hasta nuestros días. El balcón neogótico fue añadido en el Siglo XIX. En la base del edificio está la inscripción VRBIS GENIO IOANNES DARIVS (en latín, “Giovanni Dario, en honor al genio de la ciudad“).

El interior del edificio se caracteriza por un amplio atrio con brocal de pozo de mármol, por una escalera de mármol finamente decorada que conduce a los piani nobili y por una fuente interior de inspiración oriental, colocada en una habitación que sigue el estilo mudéjar en la decoración y en la forma de las ventanas. La fachada posterior, de aspecto claramente gótico remodelado, parece heterogénea: la característica pintura roja hace de pegamento para un conjunto de chimeneas, miradores, ventanas góticas y logias.

Grabado del Palacio Ca’ Dario.

Maldición.

La belleza arquitectónica de la Ca’ Dario contrasta con su fama de «edificio maldito», reputación adquirida debido al trágico destino que ha unido a muchos de sus propietarios. Según la presunta maldición que pesaría sobre la casa, sus propietarios estarían destinados a arruinarse o a morir de manera violenta.

Marietta, la hija de Giovanni Dario, se suicidó tras el colapso financiero de su marido Vincenzo Barbaro, que murió acuchillado. Trágico final también para su hijo Giacomo, que murió en una emboscada en Heraclión, en la isla de Creta. Estas tres muertes causaron sensación entre los venecianos, que hicieron un anagrama con la inscripción colocada en la fachada, transformándola de VRBIS GENIO IOANNES DARIVS a SVB RVINA INSIDIOSA GENERO (en latín, “Yo genero bajo una insidiosa ruina“).

Los descendientes de la familia Barbaro heredaron el palacio hasta principios del Siglo XIX, cuando Alessandro Barbaro lo vendió a Arbit Abdoll, un comerciante armeno de piedras preciosas, que cayó en bancarrota poco después de haber tomado posesión de su nueva residencia. En 1838, Abdoll se vio obligado a vender la Ca’ Dario por 480 libras al inglés Rawdon Brown, el cual, a su vez, la revendió cuatro años después por falta de dinero para reformarla. El edificio fue adquirido posteriormente por un conde húngaro y a continuación revendido a un rico irlandés, un tal señor Marshall, para ser comprado en 1896 por la condesa Isabelle Gontran de la Baume-Pluvinel, que lo hizo restaurar, y por su amiga Augustine Bulteau.

Alojó al poeta francés Henri de Régnier, invitado por la condesa de la Baume-Pluvinel, hasta que una grave enfermedad interrumpió sus estancias venecianas. En la posguerra la Ca’ Dario fue comprada por Charles Briggs, un multimillonario americano, que sin embargo tuvo que huir de Venecia a causa de los constantes rumores sobre su homosexualidad, refugiándose en México, donde su amante se suicidó.

Tras permanecer un largo tiempo sin propietario, en 1964, entre los posibles compradores dio un paso adelante el tenor Mario Del Monaco, que sin embargo rompió las negociaciones cuando, mientras iba a Venecia para ultimar los detalles del contrato, fue víctima de un grave accidente de tráfico que lo obligó a una larga rehabilitación y lo hizo desistir de la compra. Pocos años después la Ca’ Dario fue adquirida por el conde turinés Filippo Giordano delle Lanze, el cual fue asesinado en 1970 en el interior del palacio por un marinero croata de nombre Raul Blasich, con el cual mantenía una relación. Blasich, a continuación, huyó a Londres, donde fue asesinado.

El edificio fue adquirido posteriormente por Kit Lambert, mánager de la banda de rock The Who, enamorado de su aspecto romántico y melancólico. En este ambiente su dependencia de los estupefacientes se agravó hasta tal punto de minar, en 1974, sus relaciones con la banda, de causar su arresto por posesión de droga y de favorecer su colapso financiero. Pese a sostener que no creía en la «maldición», Lambert había confesado a algunos amigos que dormía en el quiosco de los gondoleros del cercano Hotel Gritti para “huir de los fantasmas que lo perseguían en el edificio”.

En 1978, tres años antes de su muerte, Kit Lambert vendió la Ca’ Dario a un hombre de negocios veneciano, Fabrizio Ferrari, que se trasladó allí con su hermana Nicoletta, la cual murió en un extraño accidente de tráfico sin testigos. Poco tiempo después, Fabrizio Ferrari estuvo involucrado en un crack financiero y también fue arrestado con la acusación de haber golpeado a una modelo. A finales de los años ochenta el palacio fue adquirido por el financiero Raul Gardini, con la intención de regalárselo a su hija. Tras una serie de dificultades económicas y su implicación en el escándalo de Tangentopoli, Gardini se suicidó en 1993 en circunstancias nunca aclaradas totalmente.

Tras la muerte de Gardini nadie quiso comprar la Ca’ Dario, hasta el punto de que la primera sociedad de intermediación que recibió el mandato para la venta renunció al encargo. A finales de los años noventa, el director y actor Woody Allen parecía interesado en la compra del edificio, pero desistió. En 2002, una semana después de haber alquilado la Ca’ Dario para unas vacaciones en Venecia, el bajista John Entwistle murió tras sufrir un infarto. En 2006 la propiedad del inmueble pasó a una sociedad americana en representación de un comprador desconocido y está actualmente en restauración.

Claude Monet – Palacio Ca’ Dario, Venecia (1908).

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , ,

La maldición del Zafiro Púrpura de Delhi

Cuando el conservador Peter Tandy descubrió una amatista púrpura sin importancia en un gabinete de piedras preciosas del Museo de Historia Natural, no tenía idea de la extraña historia que estaba a punto de desarrollarse. Identificado incorrectamente como un zafiro en el Siglo XIX, el zafiro púrpura de Delhi había permanecido intacto durante treinta años después de su entrega al museo. Cuando Peter sacó la gema de su caja, encontró una nota escondida debajo, lo que esa nota reveló fue una increíble historia de tragedia. La piedra de aspecto inocente fue descrita como “maldita” y se convertiría en una de las exhibiciones más intrigantes de la historia del museo.

Inicios de la maldición.

En 1857, la India se sumió en la confusión cuando un levantamiento contra los británicos trajo caos y destrucción al país. Eventualmente, el levantamiento fue reprimido por el ejército británico, pero no antes de que se disipara el caldo de resentimiento y odio y se perdieran muchas vidas. En última instancia, obligó a los británicos a examinar su actitud hacia las costumbres y tradiciones de otros países. Sin embargo, en el corto plazo, el ejército británico quería enviar un mensaje claro y vengarse de la población de la India.

Durante este período, no era inusual que se saquearan los templos y palacios de la India y que los soldados británicos se llevaran objetos de valor y tesoros a casa. Uno de estos lugares expoliados fue el Templo de Indra en Cawnpore (Kanpur). El templo estaba dedicado al dios hindú de la guerra y las tormentas eléctricas, Indra. Antes de abandonar la India, un Caballero de Bengala, el coronel W. Ferris, tomó lo que él creía que era un zafiro púrpura del templo. Luego regresó a casa con su familia. Tan pronto como regresó a Inglaterra, Ferris comenzó a sufrir una serie de desgracias financieras que llevaron a la familia al borde del colapso. Al principio, Ferris culpó a su pobre criterio, pero cuando todos los miembros de la familia también sufrieron una serie de enfermedades debilitantes, sus pensamientos se volvieron hacia la gema. Sus temores se confirmaron cuando prestó la piedra a un amigo de la familia que inexplicablemente se suicidó.

Dios Indra.

En manos de Edward Heron-Allen.

En 1890 la gema entró en posesión de Edward Heron-Allen. Heron-Allen fue uno de los eruditos más respetados de su tiempo. Escritor y científico, sus intereses eran amplios y sus talentos abundantes, por lo que ciertamente no era un hombre que estaría bajo la influencia de la superstición. Tal vez porque era un hombre tan racional, aceptó la custodia de la piedra en 1890 del hijo asediado de Ferris. Poco después de tomar posesión de la gema, este científico abandonó toda razón y comenzó a atribuir una serie de eventos desafortunados a la maldición de la piedra. En un intento por neutralizar el poder de la maldición, Heron-Allen lo hizo atar con un anillo de plata formado como una serpiente de doble cabeza. También añadió dos escarabajos a la amatista e inscribió el anillo con los símbolos del zodíaco. En los años que siguieron, la piedra estaba tranquila, el único indicio de que estaba maldito fue la aparición de un yogui hindú que acechaba a Heron-Allen, el cual entró en el estudio de la casa familiar buscando desesperadamente el zafiro.

Prosigue la maldición.

En 1902, Heron-Allen aceptó a regañadientes prestar el el Zafiro de Delhi a un amigo. Dicha amistad fue entonces acosada de inmediato por una serie de eventos desafortunados. Le devolvió la gema a Heron-Allen, quien casi de inmediato comenzó a sufrir desgracias nuevamente. Frustrado, arrojó la piedra al Regent’s Canal. Heron-Allen debió haber creído que se había librado de la maldición de una vez por todas. Desafortunadamente, el zafiro tenía otras ideas. Algunos meses después, la joya fue dragada del canal y llevado a un joyero local. El joyero inmediatamente reconoció la piedra como la que había montado en un anillo para Heron-Allen. Creyendo que estaba haciendo una obra de bondad, devolvió el zafiro. Cuando un amigo le pidió prestada la joya, Heron-Allen la prestó una vez más. Esta vez la desafortunada destinataria fue una cantante profesional que nunca volvió a cantar después de llevar la gema maldita. Exasperado, Heron-Allen empacó el zafiro de Delhi en siete cajas llenas de amuletos. Luego lo depositó en la caja fuerte de su banco con instrucciones de que no se abriera hasta después de su muerte.

Edward Heron-Allen.

Legado.

En 1944, Heron-Allen murió. A pesar de insistir en que la caja que contiene el zafiro de Delhi no debe abrirse durante 33 años después de su muerte, la hija de Heron-Allen se deshizo de ella con prudencia lo más rápido que pudo y la envió al Museo de Historia Natural. Allí permaneció hasta 1972, languideciendo en un cajón hasta que el conservador Peter Tandy descubrió el zafiro y la extraña carta adjunta:

“A – Quienquiera que sea el futuro poseedor de esta amatista. Estas líneas se dirigen en luto antes de que él, o ella, asuma la responsabilidad de poseerlo.

Esta piedra está terriblemente maldita y manchada de sangre, y el deshonor de todos los que alguna vez la han tenido. Fue obtenido de los tesoros del templo del dios Indra en Cawnpore durante el motín de la India en 1855 y trajo a este país por el coronel W. Ferris de la Caballería de Bengala. Desde el día en que lo poseyó, fue desafortunado y perdió salud y dinero. Su hijo, que tenía que después de su muerte, sufrió la más persistente mala fortuna hasta que acepté la piedra de él en 1890. Él había dado una vez a un amigo, pero el amigo poco después se suicidó y dejó de nuevo a él por voluntad .

Desde el momento en que lo tuve, las desgracias me atacaron hasta que lo tuve atada con una serpiente de doble cabeza que había sido un anillo de Heydon el astrólgo, unida con placas zodiacales y neutralizada entre la magia de Heydon Tau y dos escarabajos de amatista del período de la Reina Hatasu, traídos de Der el-Bahari (Tebas). Permaneció así silenciosamente hasta 1902, aunque no solo yo, sino que mi esposa, la profesora Ross, W. H. Rider y la señora Hadden, vieron con frecuencia en mi biblioteca el yogui hindú, que persigue la piedra tratando de recuperarla. Se sienta sobre los talones en un rincón de la habitación, hurgando en el suelo con las manos, en busca de eso.

En 1902, como protesta, se lo di a un amigo, que se vio desbordado por todos los desastres posibles. A mi regreso de Egipto en 1903, descubrí que me lo había devuelto, y después de que otra gran desgracia cayera sobre mí, la arrojé al Regent’s Canal. Tres meses después me lo compró un comerciante de Wardour St. que lo había comprado con una draga. Luego se lo di a una amiga que era cantante, a su sincero deseo. La próxima vez que intentó cantar, su voz estaba muerta y nunca ha cantado desde entonces.

Siento que está ejerciendo una influencia funesta sobre mi hija recién nacida, así que ahora la estoy empacando en siete cajas y la deposito en mis banqueros, con instrucciones de que no volverá a ver la luz hasta que haya muerto treinta y tres años. Quien quiera que lo abra, primero debe leer esta advertencia, y luego hacer lo que le plazca con la joya. Mi consejo para él o ella es arrojarlo al mar. Estoy prohibido por el Juramento Rosacruz para hacer esto, o lo hubiera hecho hace mucho tiempo”.

(Firmado) Edward Heron-Allen.

Museo de Historia Natural (Londres).

En la actualidad.

Todavía reside en el museo y a menudo se exhibe públicamente, intriga y fascina al público en igual medida. El museo en sí es de la creencia de que Heron-Allen fabricó gran parte de la historia que luego puso en su libro, The Purple Sapphire escrito bajo el nombre de la pluma Christopher Blayre. Sin embargo, abunda el rumor de que la gema ejerce una influencia maligna sobre los que están cerca de ella. En 2004, se le pidió a John Whittaker, comisario del museo, que trasladara la piedra a una conferencia en la Sociedad Heron-Allen. Durante el viaje, Whittaker y su esposa quedaron atrapados en una terrible tormenta y escaparon de una lesión grave. La segunda vez que se le pidió que lo transportara, se puso violentamente enfermo y la tercera vez colapsó en agonía, solo para pasar un cálculo renal unas horas más tarde. ¿Maldición o coincidencia?

El Zafiro Púrpura de Delhi se ha ganado el nombre de Gem of Sorrow (Gema de la Amargura). ¿Está realmente maldito o es la mala suerte lo que parece seguirlo hacia una profecía autocumplida? Algunos, por supuesto, tal y como se ha mencionado anteriormente, creen que toda la historia fue fabricada por Heron-Allen, pero, curiosamente, su nieto Ivor se niega a tocar la gema. Por ahora esta amatista ordinaria descrita erróneamente como un zafiro, vive en una vitrina en Londres. Tal vez la maldición sólo termine cuando sea devuelta al lugar al que verdaderamente pertenece, un templo hindú a un mundo de distancia en la India.

Zafiro Púrpura de Delhi.

Fuentes: Fuentes: Exemplore, elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: