RSS

Archivo de la etiqueta: Pintura

Camille Pissarro

Isla de Santo Tomás (Islas Vírgenes de los Estados Unidos 🇻🇮 – *Anteriormente colonia danesa 🇩🇰), 10 de Julio de 1830 – París (Francia 🇫🇷), 13 de Noviembre de 1903.

Camille Pissarro es considerado acertadamente como uno de los fundadores del Impresionismo. Pintó con precisión escenas rurales y paisajísticas de Francia, siendo además uno de los maestros de grandes artistas reconocidos de la historia del arte en general y del Impresionismo y Postimpresionismo en particular como Gauguin, Renoir o Cézanne.

Paisaje tropical con casas rurales y palmeras (Circa 1853).

Dos mujeres conversando junto al mar (1856).

Camino en el bosque (Circa 1859).

Colina Jalais, Pontoise (1867).

Camino de Versalles, Louveciennes, sol de invierno y nieve (Circa 1870).

Castaño en Louveciennes (Circa 1870).

El bosque de Marly (1871).

El Sena en Pont-Marly (1872).

Entrada a Voisins (1872).

Huerto en flor, Louveciennes (1872).

Naturaleza muerta con manzanas y peras en una cesta redonda (1872).

Autorretrato (1873).

Campo de coles, Pontoise (1873).

El gran nogal en Hermitage (1875).

Otoño, camino a través del bosque (1876).

El jardín en Pontoise (1877).

Primavera, ciruelos en flor, Pontoise (1877).

Techos rojos (1877).

Camino en el bosque, Pontoise (1879).

El carro de heno, Montfoucault (1879).

Camino al pueblo en Auvers (1880).

La siega del heno, Éragny (1887).

Puesta de Sol en Éragny (1890).

Atardecer y niebla, Éragny (1891).

Jardín de Kew (1892).

Mujer desnuda en un interior (1892).

Otoño, álamos (1893).

Prados de Éragny, el manzano (1894).

El huerto en Éragny (1896).

El Boulevard Montmartre en una mañana de invierno (1897).

Rue Saint-Honoré por la tarde, efecto lluvia (1897).

El Boulevard Montmartre de noche (1898).

Plaza del Théâtre-Français, primavera.

Jeanne “Cocotte” Pissarro leyendo (1899).

Mañana Sol invernal (Circa 1901).

Siega del heno en Éragny (1901).

Autorretrato (1903).

Barco entrando en el puerto de Le Havre (1903).

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en 11 julio, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: ,

William Blake

Londres (Reino Unido 🇬🇧), 28 de Noviembre de 1757 – Londres (Reino Unido 🇬🇧), 12 de Agosto de 1827.

Poeta, pintor y grabador, William Blake al igual que otros artistas fue poco conocido en vida pero muy valorado en la actualidad. Su obra pictórica posee rico simbolismo y se encuentra en ella semejanzas e influencias de Miguel Ángel, sobre todo en el volumen de sus figuras. Considerado en su época como un iluminado religioso, fue en realidad un artista visionario y una de las figuras más importantes del arte y la literatura inglesa.

Oberón Titania y Puck con hadas bailando (1786).

El Anciano de los Días (1794).

Elohim creando a Adán (1795).

La canción de Los (1795).

Hécate (Circa 1795).

Ángeles buenos y malos (Circa 1795 – 1805).

La casa de la muerte (Circa 1795 – 1805).

Nabucodonosor (Circa 1795 – 1805).

Libro de Job (1800).

El blasfemo (Circa 1800).

La muerte de la Virgen (1803).

El Gran Dragón Rojo y la mujer revestida en Sol (Circa 1803 – 1805). *Más información aquí.

Los veinticuatro ancianos dejando sus coronas ante el trono de Dios (Circa 1803 – 1805).

Newton (1804).

Escalera de Jacob (1805).

Cristo en el sepulcro custodiado por ángeles (Circa 1805).

El enterramiento (Circa 1805).

El Gran Dragón Rojo y la Mujer revestida con el Sol (Circa 1805).

El Gran Dragón Rojo y la Bestia del Mar (Circa 1805).

El número de la bestia es 666 (Circa 1805).

La Crucifixión (Circa 1805).

San Miguel encadenando a Satán (Circa 1805).

Satán en su gloria original (Circa 1805).

El alma flotando sobre el cuerpo (1805 – 1808).

El fantasma de la pulga (Circa 1819 – 1820).

El Diablo cubre de pústulas a Job (1821).

Cerbero (1824 – 1827).

Las harpías y los suicidas (1824 – 1827).

Abel (1826).

La Resurrección de Lázaro (Desconocida).

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 junio, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , , , , ,

Cementerio de reyes vikingos

Las puertas de Hel retumban al abrirse entre un estruendo bombástico, es el reino de la infamia el que se vierte desde el abismo hacia el exterior, trayendo consigo una sensación generalizada de pesadumbre ante el épico final que se avecina.

Por el río de la muerte fluyen ya ecos de recuerdo, el de la gloria incandescente que hace arder la avaricia e inflama las ganas de ser destruido entre un mar salvaje de mentiras y acuerdos rotos como corazones que pierden la virginidad ante la traición más cruda.

Y cuando el reloj de arena expire, los cielos se volverán negros como denso plumaje de cuervo, nada importará, no habrá victoria cuando la derrota máxima se cierna sobre todo y todos. Sólo acuérdate en qué rincón guardaste tu última esperanza porque falta nos hará encomendarnos a ella.

En el Náströnd, los viles, la escoria, se pudrirán sobre su arena maldita mientras los tambores de guerra retumban con su ritmo arcaico en los perlados salones infinitos, allí donde sólo el honor te asegura un nombre o el olvido para siempre entre tantas profecías como certezas.

No queda tiempo, seremos historia de un pasado demente que olvida que no hay presente sin raíces hondas que sustenten el pesado y ambicioso futuro. La primavera parece hoy tan lejana en este invierno triple que soñar se antoja utopía, y la miel que calme las heridas un precioso sueño inalcanzable.

El cementerio de reyes vikingos será el trágico y postrero destino, congelado y absorto en un tiempo que no es el suyo, yace desierto de gloria e inundado en silencio, sólo roto por la lacerante ventisca que trae entre sus latigazos helados una súplica: No nos olvidéis, no nos olvidéis al llegar el último final.

Se desenrosca la serpiente, el lobo aúlla, el suelo tiembla, ya está tronando.

“Festr mun slitna, en freki renna – Las cadenas se romperán, y el lobo correrá libre”.

Völuspá.

Johann Heinrich Füssli – Thor luchando contra la serpiente marina (1788).

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 mayo, 2018 en Arte, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , ,

Juan Gris

Madrid (España 🇪🇸), 23 de Marzo de 1887 – Boulogne-sur-Seine (Francia 🇫🇷), 11 de Mayo de 1927.

Juan Gris es ampliamente considerado uno de los grandes maestros de la pintura cubista y como tal, sus obras se encuentran entre las más distintivas del movimiento. A pesar de no gozar de excesivo éxito en vida, en las últimas décadas del Siglo XX su obra empezó a ser justamente valorada y hoy goza del reconocimiento que se merece.

Casas en París (1911).

Retrato de Juan Legua (1911).

Retrato de Pablo Picasso (1912).

Bodegón (1913).

El fumador, Frank Haviland (1913).

Violín y tablero de damas (1913).

La botella de anís (1914).

El jardín (1916).

Las uvas (1916).

Retrato de Madame Josette Gris (1916).

Mujer sentada (1917).

Arlequín (1918).

Botella de vino (1918).

El sobre (1918).

La guitarra (1918).

Arlequín con violín (1919).

Botella y frutero (1919).

El limón (1919).

El molinillo de café (1920).

Naturaleza muerta ante el armario (1920).

La ventana abierta (1921).

Ventana abierta con colinas (1923).

Guitarra con incrustaciones (1925).

Racimo de uvas (1925).

La cantante (1926).

La mesa del músico (1926).

Guitarra y frutero (1926 – 1927).

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 mayo, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: ,

Pieter Brueghel el Viejo

Breda (Holanda 🇳🇱), Hacia 1525/1530 – Bruselas (Bélgica 🇧🇪), 9 de Septiembre de 1569.

Pieter Brueghel el Viejo, primero de un linaje destacado de artistas flamencos, es considerado acertadamente en la actualidad como uno de los pintores más importantes de la historia del arte. Su importancia radica principalmente en su gran habilidad pictórica y en la variedad de los temas tratados, desde paisajes y naturaleza hasta temas apocalípticos, pasando por los aspectos más cotidianos en la vida de las clases populares, no sin atisbos importantes de crítica social. Estamos sin duda ante uno de los grandes maestros del prolífico Siglo XVI.

Paisaje con la caída de Ícaro (1554 – 1555).

El pez grande se come al pez pequeño (1556).

El combate entre Don Carnal y Doña Cuaresma (1559).

Los proverbios flamencos (1559).

Juego de niños (1560).

Caída de los ángeles rebeldes (1562).

El triunfo de la Muerte (1562).

La Torre de Babel (1563).

Paisaje con la huida a Egipto (Circa 1563).

Camino del Calvario (1564).

(Posible) Autorretrato (Circa 1565).

Cazadores en la nieve (1565).

La cosecha (1565).

Primavera (1565).

Masacre de los Inocentes (Circa 1565 – 1567).

El vino en la fiesta de San Martín (1565 -1568).

Censo en Belén (1566).

La boda campesina (Circa 1566 – 1569).

La danza campesina (Circa 1568).

La parábola de los ciegos (1568).

 
2 comentarios

Publicado por en 18 abril, 2018 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , , ,

El Apostolado del Prado (José de Ribera)

Xátiva (España 🇪🇸), 12 de Enero de 1591 – Nápoles (Italia 🇮🇹), 2 de Septiembre de 1652.

José de Ribera es, cronológicamente, el primero de los grandes maestros españoles que surgieron en las décadas centrales del Siglo XVII. Cultivó un estilo naturalista y tenebrista propio de Caravaggio en sus inicios, para después variar hacia una estética más colorista y con mayor luminosidad. Dotado de una extraordinaria habilidad para el dibujo y la plasmación mediante ello de diferentes texturas, Ribera es sin duda uno de los pintores españoles más destacados de su época.

El Apostolado del Prado es un conjunto de 11 obras realizadas por José de Ribera, “El Españoleto (Lo Spagnoletto)”, cuya temática común son los Apóstoles y Cristo Salvador. De características y dimensiones muy parecidas fueron pintadas al óleo sobre lienzo entre los años 1630 – 1635, aunque la datación de algunas de las pinturas es debatida y parece algo posterior en ciertos casos concretos como en San Andrés.

En su origen la serie constaba de 13 cuadros (12 apóstoles más la figura de Cristo) pero las telas de San Matías y San Juan Evangelista están perdidas. El Apostolado de Ribera se cita por primera vez en las Colecciones Reales a finales del Siglo XVIII y está integrada por cuadros de muy distinta calidad, de manera que se mezclan en ellas obras con amplia intervención del taller con piezas que son elaborados estudios de gran precisión retratística en los que el pintor ha acertado a legarnos auténticos arquetipos de Apóstoles.

Actualmente esta serie de pinturas se conserva en el Museo del Prado de Madrid.

El Salvador (Circa 1630).

San Pedro (Circa 1630).

San Pablo (1630 – 1635).

San Bartolomé (1630 – 1635).

San Felipe (1630 – 1635).

San Judas Tadeo (1630 – 1635).

San Simón (1630 – 1635).

Santiago el Mayor (1630 – 1635).

Santiago el Menor (1630 – 1635).

Santo Tomás (1630 – 1635).

San Andrés (1641).

 
4 comentarios

Publicado por en 21 marzo, 2018 en Arte, Cultura, Historia

 

Etiquetas: , ,

Epitafios

Palabras, son sólo palabras sin respuesta escritas en el éter, como súplicas desesperadas ante un caos viviente que se derrama sobre la piel. Así es cómo la mácula anega cada rincón, cada lugar en el esconderse del vendaval despertado.

Se deshace la conciencia entre lo bueno, lo malo y aquello por hacer y cuyo devenir es simple y condenadamente fracasado. No hay resquicio de valentía al que aferrarse aquí, ni ganas quedan de adivinar que el siguiente paso es una caída a los infiernos.

Puesto que estas heridas son autoinflingidas, no perdamos más tiempo en acabar de una vez por todas. Tan simple como cortar del hilo pendiente y cerrar de par en par cada puerta que esperaba tu regreso, a cal y canto.

En este ambiente trágico que se esperanza con señales difusas y promesas vacías, cabría destacar el influjo que hace el desencanto en esta farsa desafinada. Cuando el corazón se eclipsa en su propia estupidez arruina cualquier bacanal que se precie.

Esta locura de inspiración no tiene nombre, ni ganas de inflamar el ego a alguien lo suficientemente necio como para creerse responsable de unas palabras y un sentir que traspasan más allá de las simples letras.

Epitafios, vuelven a ser sólo eso, resquicios elegantes que definen un momento en lo inevitable, esbozando trazos de un todo borroso con ánimos de eternidad. Así, con sobriedad y elegancia indisimulada, damnatio memoriae al sentir.

Caspar David Friedrich – Cementerio bajo la nieve (1826).

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 marzo, 2018 en Arte, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: