RSS

Archivo de la etiqueta: Música

Icon & The Black Roses

Icon & The Black Roses es una banda portuguesa de rock gótico con una trayectoria discográfica muy breve e intermitente pero a la vez exitosa. El grupo comenzó su andadura musical hacia 1999 y tras algunos cambios de formación, de nombre (pasando de Blue Obsession a Icon & The Black Roses) y demos que quedaron por el camino, editaron por fin en el 2004 un álbum homónimo al que personalmente considero como magnífico. Al más puro estilo Love Metal de HIM, algo que puede ser un arma de doble filo, tanto a favor de Icon & The Black Roses como en su contra, ya que las similitudes con la legendaria banda finesa son enormes, aunque esto a fin de cuentas de cuentas no debería desmerecer lo que es en realidad un gran trabajo realizado por los portugueses. El álbum de Icon & The Black Roses tiene un alto nivel compositivo y una producción magnífica (Musicflash Studio – Berlín) y cuidadísima, algo muy complicado de conseguir en una banda que lanza su primer trabajo al mercado.

Poco tiempo después de editar su disco y de realizar bastantes conciertos con un éxito destacable, la banda se deshizo de forma repentina. Johnny Icon lanzó su carrera en solitario y sacó al mercado el álbum Monster junto su otro grupo, Ace of Hearts. A pesar de todas las vicisitudes y varios cambios en la formación, Icon & The Black Roses volvieron a reunirse y han terminado el que será su segundo disco, Thorns, con fecha de salida 2014 (puede adquirirse a través de su página web).

Icon & The Black Roses gustará especialmente a fans de HIM, Charon, Entwine, SaraLee o los actuales Lacrimas Profundere.

Icon & The Black Roses fue publicado por Dark Wings y SPV.

Icon & The Black Roses (24-05-2004).

1- Black Roses.

2- Endless.

3- Crucify your love.

4- Dreams and silver tears.

5- Angel.

6- Remember.

7- Sweetest emptiness of love.

8- Black Cage.

9- Who do you hurt now?.

10- Running up that hill (Kate Bush cover).

11- Set me on fire.

12- Diamond baby.

Muchas gracias a MetalPortuguêsTV por el vídeo.

Thorns (2014).

1- Lost.

2- Innocence.

3- The painter.

4- Wings of a dreamer.

5-Moments of madness.

6-Devil’s made you.

7-Healing touch.

8-Sometimes.

9-With or without you.

10-Silence si everything.

Muchas gracias a MetalPortuguêsTV por el vídeo.

Icon & The Black Roses (2004):

Johnny Icon: Voz.

Sean Rose: Bajo.

Sebastian Noir: Guitarras.

Mike Thorn: Batería y percusión.

Adam Nox: Teclados.

Icon & The Black Roses (Última formación oficial):

Johnny Icon: Voz.

Sean Rose: Bajo.

Lucien Yorg: Guitarras.

Arlindo Cardoso: Batería y percusión.

Antonio Agate: Teclados.

facebook.com/IconAndTheBlackRoses

johnnyicon.net/bio/

youtube.com/user/metal26

 
4 comentarios

Publicado por en 30 diciembre, 2012 en Entretenimiento, Música

 

Etiquetas: , , ,

Solefald: Red For Fire & Black For Death (An Icelandic Odyssey Part. I & II)

Los noruegos Solefald son uno de esos grupos de los que nadie puede dudar que están dotados de una personalidad marcadamente propia y que su presencia enriquece sobremanera el panorama musical y más en concreto, el metal actual. Formado en 1995 por Cornelius Jakhelln (Sturmgeist) y Lars Are “Lazare” Nedland (Borknagar, Age of Silence), el grupo muestra una intensa amalgama de diversas influencias musicales muy diversas, producto de dos intensas mentes inquietas y que van desde el black metal, pasando por elementos progresivos y otros típicamente folk, hasta jazz e incluso clásicos, uniendo crudeza y melodías en sus composiciones con altas dosis de experimentación. Todo ello convierte a Solefald en uno de los grupos más interesantes dentro del llamado metal vanguardista (avant-garde metal). Han experimentado con distintos elementos musicales muy distintos a lo largo de su ya dilatada carrera, lo que les ha hecho ser objeto de alabanzas y también de críticas por ello. Son relativamente poco conocidos lejos de latitudes norteñas pero a pesar de ello cuentan con un nutrido grupo de fans.

Una de las particularidades más curiosas de Solefald es su prácticamente nula presencia en directo, habiendo realizado únicamente un tour en 1998, apoyando a Haggard y Tristania. Recientemente y después de muchos años, Solefald volvieron a los escenarios el pasado 15 de Septiembre en el Southern Discomfort Festival realizado en Kristiansand, Noruega, y volverán a tener una actuación en directo en el Inferno Festival de Oslo el próximo 2013, siendo apoyados en directo por miembros del grupo In Vain. Solefald están preparando en la actualidad el que será su octavo álbum de estudio y que llevará por nombre “Kosmopolis”, el nuevo disco verá la luz a finales del 2013. El ampliamente aclamado por la crítica “Norrøn Livskunst”, es hasta la fecha el último disco de Solefald, vio la luz en el 2010.

Además de músicos, los dos componentes de Solefald son realmente polifacéticos. Cornelius es un afamado escritor y poeta en su Noruega natal, compaginando su trabajo en el mundo de las letras y la filosofía con su otra banda, Sturmgeist. Lazare es reportero e investigador del canal noruego de televisión TVNorge, aparte de ello, se mantiene muy activo en Borknagar, banda con la que ha publicado recientemente uno de los mejores trabajos (si no el mejor) en la historia de dicho grupo y que lleva por nombre Urd.

An Icelandic Odyssey (Red for Fire & Black for Death).

Red for Fire: Tanto Red for Fire como Black for Death son dos discos conceptuales, fruto de un viaje que Cornelius y Lazare realizaron a Islandia a mediados del 2005. Aunque en principio únicamente tenían pensado publicar un álbum, fue tanto el material que compusieron que planearon lanzarlo por medio de dos discos, separados por un corto período de separación entre ambos. Red for Fire y Black for Death describen y narran una saga nórdica (escrita por Cornelius) protagonizada por Bragi, un escaldo (poeta-guerrero vikingo) en la corte del rey de Islandia. En el caso de Red for Fire, comenzamos con Sun I call y su intro de saxofón, coros y tempo lento para luego terminar desatándose en un tema duro y rápido, a mi modo de ver, de los mejores de toda esta saga islandesa. Survival of the outlaw es otro tema fuerte, de mis favoritos, sin adornos y con ciertas reminiscencias thrash en sus poderosos riffs de guitarra, similar a la canción que le prosigue, Where birds have never been, haciendo gala de ese metal tan personal de Solefald, marcándose una canción con muchos elementos death metal que se unen a las experimentaciones típicas de estos dos músicos. Continúa el álbum con la instrumental y breve Bragi que sirve de bella introducción a otro de los temas importantes de la saga, White Frost Queen, con su toque folk cargado de violines y la inclusión de las voces femeninas interpretadas por Aggie “Frost” Peterson que llevan gran parte del peso vocal de la canción junto a Lazare. De nuevo con There is need, Solefald recuperan su vena dura y más directa, creando una muralla sónica a base de guitarras y alternando la agresividad vocal de Cornelius con la más melódica de Lazare. Prayer of a son es un poema recitado con voz quebrada y casi de ultratumba por parte de Cornelius y resulta útil para dar entrada a otro de los temas cumbre de Red for Fire, Crater of the Valkyries, canción larga y llena de variantes que van desde un rápido death metal con toque épico, hasta partes emotivas y desgarradoras a mitad de la misma y redondeándolo todo con un final desatado en donde destaco y de manera muy positiva, los coros (una vez más) de Lazare. Sea I called es una canción prácticamente igual que Sun I call, salvo cambiando algunos tonos y ciertas variaciones puntuales, dando la sensación de ser una demo o versión alternativa de Sun I call. Red for Fire termina con Lokasenna, poema recitado íntegramente por Jörmundur Ingi sobre un bello fondo de sonido de olas.

Black for Death: Resulta un álbum algo más heterogéneo que el anterior y quizá menos crudo y directo, posee más interludios instrumentales, poemas y momentos más atmosféricos que su predecesor, lo que le convierte quizá en un trabajo más oscuro, haciendo sin duda honor a su nombre. El disco comienza de manera totalmente continuista con el anterior, de la mano de Red for Fire + Black for Death, tema directo de riffs poderosos y con alternancia de las voces extremas de Cornelius con la gran versatilidad de la voz limpia de Lazare, sin duda un comienzo perfecto. Proseguimos con Queen in The Bay of Smoke, canción oscura con inclusión de violines y una atmósfera opresiva como poco, magnífico trabajo vocal de Cornelius. Silver dwarf recuerda en parte a esos Black Sabbath de canciones como Hand of Doom, ritmo lento al estilo del mejor doom, sin olvidar algunas inclusiones de Hammond. Continuamos con la instrumental Underworld, canción 100% jazz, gran trabajo al saxofón por parte de Kjetil Selvik. El álbum recupera la senda de la dureza con Necrodyssey, canción al más puro estilo vikingo que podría recordar a composiciones de grupos de viking metal como Týr, Turisas o Finntroll. Con Allfathers volvemos a unos Solefald barrocos, con total protagonismo vocal tanto de Cornelius como de Lazare, alternando partes rápidas con otras más épicas, una canción variable y de las mejores a nivel compositivo de este Black for Death. Lokasenna Part 2 es otro poema recitado por Jörmundur Ingi sobre una base musical muy similar a una banda sonora. Loki Trickster God es una de mis canciones favoritas de toda la saga y punto cumbre del álbum, con la misma melodía de White Frost Queen de Red for Fire pero cantada por el siempre versátil y genial Kristoffer “Garm” Rygg (Ulver, Arcturus, Borknagar), magnífico tema aderezado una vez más con la gran labor vocal por parte de Aggie “Frost” Peterson. Proseguimos con Spoken to the end of all, poema recitado por Cornelius y su quejumbrosa voz sobre una sección de cuerda. Dark waves dying es otro tema instrumental pero más largo que el resto de los compuestos tanto en Red for Fire como en Black for Death, magnífica canción con protagonismo de saxofón, resulta una buena mezcla entre jazz y metal, haciendo realmente oscura y majestuosa esta pieza. Lokasenna Part 3. recupera la senda de la anterior Lokasenna, Jörmundur Ingi narra sobre una base musical realmente épica. Terminamos Black for Death con a mi juicio, uno de los mejores momentos de estos dos discos, estamos ante Sagateller, el final perfecto para la saga, tema épico a más no poder en donde las voces intercaladas de Cornelius y Lazare realizan un trabajo impresionante y preciosista, comenzando de forma algo intimista para terminar rematando la canción a base de velocidad y fuerza, poniendo así la guinda en el pastel de este gran trabajo musical.

Red for Fire y Black for Death fueron publicados por Season of Mist.

Red for Fire: An Icelandic Odyssey Part I (18-10-2005).

1. Sun I call.

2. Survival of the outlaw.

3. Where birds have never been.

4. Bragi (Instrumental).

5. White Frost Queen.

6. There is need.

7. Prayer of a son (Poem).

8. Crater of the Valkiries.

9. Sea I called.

10. Lokassena.

Black for Death: An Icelandic Odyssey Part II (24-10-2006).

1. Red for Fire + Black for Death.

2. Queen in The Bay of Smoke.

3. Silver dwarf.

4. Underworld (Instrumental).

5. Necrodyssey.

6. Allfathers.

7. Lokasenna Part 2.

8. Loki Trickster God.

9. Spoken to the end of all (Poem).

10. Dark waves dying (Instrumental).

11. Lokasenna Part 3.

12. Sagateller.

Red for Fire.

Puedes comprar el álbum aquí.

Black for Death.

Puedes comprar el álbum aquí.

Muchas gracias a Erick Sircarroza por los vídeos.

Solefald es:

Cornelius: Voces extremas, guitarras, bajo, efectos.

Lazare: Voces y coros, sintetizadores y orquestación, batería y percusión.

http://www.facebook.com/Solefald

http://www.season-of-mist.com/

http://www.indierecordings.net/

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 octubre, 2012 en Entretenimiento, Música

 

Etiquetas: ,

Crítica Moonspell – Alpha Noir/Omega White

Han pasado cuatro años desde que los portugueses Moonspell publicasen su sobresaliente Night Eternal, dicho trabajo contenía canciones que se han vuelto fijas en sus últimas giras y conciertos, como la gótica y atmosférica Scorpion Flower o la densa y atronadora Night Eternal. Desde entonces, la espera para tener nuevo material de estudio de la banda portuguesa se ha hecho larga pero ha merecido mucho la pena a tenor de lo escuchado en este Alpha Noir-Omega White. Cabe recordar que la edición limitada es la que contiene el segundo CD, por lo que merece mucho la pena adquirir esa y no la edición normal ya que con esta última, da la sensación que tenemos un álbum a medias. Con Alpha Noir-Omega White, tenemos ante nosotros el que es sin duda su álbum más maduro de Moonspell y no sería nada descabellado añadir que es su trabajo más completo y de mayor calidad hasta la fecha. Lo cual dice y mucho de una banda que lleva nada menos que 20 años al pie del cañón y con trabajos a sus espaldas que son ya clásicos dentro del metal como su álbum debut Wolfheart y su predecesor Irreligious.

En esta ocasión nos encontramos ante nada menos que un disco doble perfectamente diferenciado en sus dos partes, teniendo por un lado la fuerza, garra y agresividad que aflora de Alpha Noir y por otro, la sombría belleza atmosférica que surge de Omega White. Todo ello forma una amalgama que cubre lo que musicalmente ha sido Moonspell en sus dos décadas de carrera musical, aunando todos los elementos que les han hecho característicos a lo largo de todos estos años y potenciándolos a unos niveles compositivos mayores y más maduros. No le faltó razón a Fernando Ribeiro cuando aseguró en Julio del 2010 que Alpha Noir-Omega White iba a ser “el material más emocionante, sexy, oscuro, pesado y pegadizo que hemos escrito en siglos”.

Alpha Noir se inicia con un corte al que Moonspell nos tiene ya acostumbrados en sus últimos álbumes con canciones como Finisterra o At tragic heights, temas rápidos, directos y contundentes, así es Axis Mundi, al que le sigue una no menos brillante Lickanthrope, de la que se ha grabado el primer videoclip de este trabajo de los portugueses. Personalmente no es el tema que más me apasiona del disco, pero reconozco que en él se pueden encontrar elementos compositivos que Moonspell ya utilizó en su álbum debut Wolfheart. En Alpha Noir son una constante los growls por parte de Fernando Ribeiro, brillantemente ejecutados, olvidando casi total y deliberadamente (en mi opinión) las voces limpias y los complejos riffs de guitarra de Fernando Amorim y Pedro Paixão, llegando a un nivel compositivo realmente excelente e inspirado.

Versus y la propia Alpha Noir mantienen el nivel en un punto notable hasta la llegada de la que veo como una de las canciones clave de este disco, Em nome do medo. Tema cantado íntegramente en portugués, caracterizado por una gran melodía de guitarra que se desliza sobre una oscura atmósfera gótica de sintetizador y que culmina en un estribillo realmente pegadizo, donde además Ricardo Amorim nos deleita con uno de sus solos marca de la casa. No me cabe duda que Em nome do medo será un tema fijo en los próximos conciertos de Moonspell, grupo que normalmente en directo suena realmente bien.

Opera Carne, Love is blasphemy y Grandstand vuelven por la senda potente y con reminiscencias del black metal que Moonspell marcó en sus dos trabajos anteriores, Memorial y Night Eternal. De esas tres canciones destacaría Opera Carne por su dramatismo y crudeza en las voces de Fernando Ribeiro y Grandstand por la grandilocuencia de sus atmósferas oscuras. Alpha Noir termina con un tema instrumental, Sine Missione, el cual no desmerece en nada al resto del disco, mostrando una gran majestuosidad, elegancia y sirviendo en cierta medida de transición a Omega White.

En el segundo CD nos encontramos a unos Moonspell que nos recuerdan en gran medida a su época de Sin/Pecado y de Darkness and Hope. Suenan más “románticos”, con un sonido basado principalmente en la creación de atmósferas bellas y oscuras. La voz de Fernando Ribeiro se hace más grave y limpia, dejando atrás los growls de Alpha Noir y los teclados y samplers toman más protagonismo. Este segundo CD se inicia con Whiteomega, fantástico compendio de lo que es esta segunda parte, medios tiempos dark rock, cargados de melodías góticas que recuerdan a bandas clásicas del género como Sisters of Mercy o Type O Negative.

White Skies es la segunda canción del álbum del que se ha grabado un vídeo, siguiendo la tónica de lo que es Omega White, añadiendo voces femeninas por parte de Carmen Simões (Ava Inferi) y Silvia Guerreiro. Sigue la misteriosa Fireseason, con un Fernando Ribeiro susurrante en el estribillo y la emotiva New Tears Eve, canción homenaje al añorado Peter Steele (Type O Negative). El disco continúa con Herodisiac, personalmente, una de mis canciones favoritas de todo el doble álbum, canción al más puro estilo del mejor rock gótico, con una letra sobresaliente e incluyendo una vez más, voces femeninas y algunos riffs que recuerdan a Cradle of Filth en su etapa de Midian o Nymphetamine. Incantatrix da un toque positivo a tanta melancolía y el disco prosigue su senda con la ligeramente experimental Sacrificial. Omega White termina con A greater darkness, un tema emocionante con dedicatoria a Claudio Paixão que sublima y aglutina todo lo que ha sido hasta entonces este segundo CD.

No podría terminar sin destacar la siempre eficiente labor de Mike Gaspar a la batería y la inclusión (por fin) como miembro oficial de la banda de Aires Pereira, el cual después de nueve años como bajista de directo de Moonspell ha contribuido por fin también en el estudio para un disco de canciones nuevas e inéditas, ya que en el 2007 participó en el álbum Under Satanae, regrabación de su EP Under The Moonspell, su primera demo (Anno Satane), y el tema Serpent Angel.

Mención aparte es la gran labor en la producción, una vez más, del danés Tue Madsen, el cual ha logrado exprimir al máximo el sonido de Moonspell, dotándole de una claridad y equilibrio perfecto en todos los sentidos. Destaca a su vez el trabajo realizado en las imágenes e ilustraciones del siempre sorprendente Seth Siro Anton (Septic Flesh), el cual ha proporcionado a la portada y libreto del álbum de unas figuras tan hermosas como sobrecogedoras a la vez.

Resumiendo, estamos ante un disco completísimo ante al que hay que quitarse el sombrero por la gran labor realizada por Moonspell, sorprendiendo muy gratamente y demostrando que son uno de los grupos punteros del metal internacional y que después de veinte años de carrera, pueden seguir impresionándonos. Quizá el único punto negativo (por poner uno) puede ser que en Omega White podrían haber añadido un tema más, quizá uno instrumental a modo de outro como ocurre con Alpha Noir y terminar así de poner la guinda al pastel. No me cabe duda de que Alpha Noir-Omega White dará que hablar, mientras tanto, los lobos portugueses seguirán haciéndonos aullar con su música…

Que la Luna llena nunca nos deje de hechizar.

Moonspell es:

Fernando Ribeiro (Langsuyar): Voz.

Mike Gaspar (Nisroth): Batería y percusión.

Pedro Paixão (Passionis): Teclados y guitarras.

Ricardo Amorim (Morning Blade): Guitarras.

Aires Pereira (Ahriman): Bajo.

http://moonspell.com/

https://www.facebook.com/moonspellband

http://www.sethsiroanton.com/

http://www.napalmrecords.com/

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 mayo, 2012 en Entretenimiento, Música

 

Etiquetas: , ,

Crítica Samael – Lux Mundi

Samael lo han vuelto a hacer, la banda suiza fundada en 1987 y liderada por los hermanos Vorph y Xy, han publicado el pasado 19 de Abril vía Nuclear Blast Records, su décimo álbum de estudio llamado Lux Mundi, y con él, un nuevo paso en la constante evolución musical del grupo. Atrás han dejado el black metal con tintes industriales con el que nos ametrallaron gustosamente en su anterior trabajo, “Above”, un disco concebido en principio como un proyecto paralelo pero que terminó formando parte de la discografía de Samael y con el que recordaron a sus fans y a ellos mismos, de donde proceden las raíces musicales de una banda que ha bebido de las influencias de clásicos del black metal como Mayhem o Hellhammer.

Lux Mundi es un paso más en su carrera, quizá no su mejor álbum, pero hay que destacar que un grupo que tiene discos memorables como Worship Him, Passage, Eternal o Reign of Light, es complicado elegir uno de ellos como el más importante pero personalmente, sí podemos hablar de que Lux Mundi es su trabajo más completo realizado hasta la fecha y que aúna multitud de elementos que han sido distintivos de Samael en sus ya casi 25 años de carrera musical.

La labor compositiva de este décimo disco de los suizos, ha quedado nuevamente en manos de Vorph y Xy. Los hermanos ya forman a estas alturas una amalgama perfecta a nivel de creación musical. El primero de ellos, ha compuesto una vez más las letras del álbum, letras que como en otras ocasiones, hablan de filosofía, paganismo, superación personal y de la propia naturaleza humana, refiriéndose a temas tan dispares como el dinero, la eternidad y su concepto universal o la religión.

Musicalmente, nos encontramos ante un trabajo oscuro, denso y con toques épicos, simulando en ocasiones a una banda sonora apocalíptica, en la que gana gran protagonismo la labor realizada por Xy a los teclados y samplers, llevando en multitud de ocasiones durante el álbum el peso melódico del disco y creado pesadas y complejas atmósferas de las que es muy complicado despegarse. Durante Lux Mundi, se suceden baterías convencionales y programadas, trabajo realizado también por el propio Xy, lo cual proporciona un poderoso colchón sonoro al resto de los instrumentos. Una percusión que sin ser tan veloz e incisiva como la de Above, sí que deja momentos en los que se percibe la rabia e influencia black metal por doquier. Las guitarras de Vorph y Mak (siempre acompañadas por el eficiente bajo de Mas) destacan en Lux Mundi, otorgando un punto complejo en ocasiones y similar al de trabajos anteriores como Reign of Light aunque con una mejor producción, hecho que se puede comprobar en canciones como The shadow of the sword. Sin duda han sacado buen partido de sus guitarras ESP, marca que es utilizada por multitud de grupos de metal como Dimmu Borgir, Amorphis, Deathstars, Behemoth, Children of Bodom o Rammstein. En cuanto a Vorph, hemos de decir que su voz suena igual de agresiva, sucia, potente y personal que siempre, aunque sí que es cierto que mantiene un gran nivel de homogeneidad en gran parte de Lux Mundi y sin excesivas variaciones, a pesar de ello, esto le sigue convirtiendo en el auténtico predicador y orador de Samael.

El disco tiene una producción sobresaliente, toda ella realizada en los estudios Cube, Roystone y Albertine de Suiza por el propio Xy y por el músico y productor polaco Waldemar Sorychta, el cual es bien conocido dentro del mundo del metal por ser entre otras cosas el productor de multitud de grupos como Therion, Tiamat, Lacuna Coil o Moonspell, de este último produjo álbumes que son ya clásicos como Wolfheart o Irreligious. Llama la atención a su vez el diseño gráfico del disco y su libreto, labor realizada por Patrick Pidoux, el cual ya hizo en el pasado el diseño de otros trabajos de Samael como Solar Soul y Above.

Canción por canción:

I- Luxferre: La primera canción es una declaración de intenciones, directa, con batería rápida y orquestaciones envolventes. Un compendio que resume las características y los derroteros por los que viaja el nuevo álbum de Samael. Sin duda, una de las mejores canciones del disco y sobre la que se ha realizado el primer videoclip de Lux Mundi.

II- Let my people be!: Tiene una intro basada en teclados y samplers que recuerda enormemente al estilo marcado en Passage y que se repite en casi toda la canción. Quizá uno de los temas menos destacados de Lux Mundi, un medio tiempo que rememora álbumes pasados de la banda.

III- Of war: Otra canción en la que los samplers con toque oscuro recorren todo el tema con un aire a banda sonora siniestra. Las guitarras y el bajo, suenan pesadas y distorsionadas, con la voz de Vorph navegando desgarradora por toda la canción.

IV- Antigod: Uno de los puntos álgidos de Lux Mundi. Antigod ya apareció hace unos meses en un EP del mismo nombre y sin lugar a dudas ha marcado el camino de cómo iba a ser el décimo álbum de los suizos. Uno de los temas más densos de todo el disco, teniendo un toque oscuro y épico impresionante, con una percusión casi monolítica que da a Antigod la sensación de ser una marcha militar de las tinieblas. Una vez más, gran labor de Xy a los samplers y teclados. Antigod puede convertirse en uno de los himnos de Samael.

V- For a thousand years: Tema que habla de la inmortalidad y el existencialismo y que alcanza uno su cénit durante el estribillo, gracias a una melodía de teclados realmente pegadiza. Una de mis canciones favoritas de Lux Mundi.

VI- The shadow of the sword: Corte directo desde el inicio, rápida y en la que las guitarras ganan algo más de protagonismo a pesar de los omnipresentes samplers y teclados. Puede ser un gran tema para tocar en vivo.

VII- In the deep: Una de las canciones más trabajadas y de mejor calidad del álbum y que puede convertirse en imprescindible en sus próximas giras. Guitarras pesadas sobre un denso colchón sintético para acelerarse en el estribillo con percusión típicamente black metal y en el que surgen orquestaciones realmente épicas, mientras que Vorph gruñe letras oscuras sobre existencialismo y tiempo.

VIII- Mother Night: Canción densa una vez más, con potentes guitarras que no terminan de explotar, convirtiéndose en un medio tiempo con orquestaciones que recuerdan en gran medida al álbum Eternal. Buen tema de transición.

IX- Pagan trance. Hace honor a su nombre, Vorph “susurra” su letanía para después alzar la voz aunque manteniendo lo agresivo de su peculiar tono en los niveles más bajos de Lux Mundi. Este tema se basa principalmente en los continuos cambios de las orquestaciones y samplers (cargadas de detalles, matices y variaciones) y en unas guitarras y bajo que suena realmente poderosas.

X- In gold we trust: Guitarras y batería rápidas (cuyo protagonismo no decae) para empezar al mejor estilo del metal moderno en un tema en el que Vorph usa en ciertas partes distorsión vocal, aunque sin abusar de ello como Shagrath de Dimmu Borgir. Canción de las más agresivas del disco para criticar la voracidad del hombre por el dinero.

XI- Soul Invictus: Según los propios Samael, esta es una de las canciones del nuevo álbum que más ganas tienen de tocar en directo en su próxima gira. 4:16 minutos de densidad sónica, manteniendo la línea de Lux Mundi con un toque apocalíptico y muy oscuro.

XII- The truth is marching on: Samael han acertado plenamente al incluir este corte como último de Lux Mundi. No cabe duda de que es la más rabiosa de todo el álbum, destilando oscuridad por los cuatro costados e incluyendo la batería más black metal de todo el disco en algunos de los pasajes de The truth is marching on. Las orquestaciones y samplers a su vez, dotan de incertidumbre a todo el tema. La mejor forma de terminar el disco.

Resumiendo, estamos ante un disco más que notable y en muchos sentidos se le podría calificar como redondo. En él prolifera la densidad del sonido, la creación de atmósferas oscuras y una música que a veces parece una auténtica muralla sónica. Todos los elementos están muy cuidados, evitando el efecto “bola de sonido” debido a la gran cantidad de complejas orquestaciones, y sin duda, recordará en ciertas partes a discos pasados de los suizos como son Passage o Eternal, pareciendo una versión actualizada de estos aunque dotándolos de mayor agresividad y fuerza.

Lo han vuelto a lograr y no debería de defraudar ni a los viejos, ni a los nuevos fans de los suizos. Lux Mundi es una nueva evolución en su carrera musical de Samael, banda de la que nunca se espera como va a ser su siguiente trabajo, simplemente uno se sorprende con él.

A estas alturas ya solo queda decir: Hail Samael!.

PD: Alguna vez he llegado a pensar que canciones como The cross o Together de Samael, deberían ser escuchadas por astronautas en sus viajes, ya que suenan como una auténtica banda sonora del universo.

Samael es:

Vorph (Vorphalack): Voz y guitarras.

Xy (Xytraguptor): Batería, programación, teclados.

Mas (Masmiseim): Bajo.

Mak (Makro): Guitarras.

http://www.samael.info/

http://www.facebook.com/OfficialSamael?ref=s

http://www.nuclearblast.de/en/

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 agosto, 2011 en Entretenimiento, Música

 

Etiquetas: ,

Ultimátum al Amor (Homenaje a OBK)

OBK cumplen veinte años de carrera musical, consolidados y convertidos ya sin lugar a dudas en el grupo emblema del electropop español. Publicarán el próximo 10 de Mayo su nuevo disco (denominado “20”), el cual contendrá tres temas inéditos además de nuevas versiones con sonido más actual de sus hit singles y varios remixes y colaboraciones, todo ello en un doble CD que ningún fan de OBK podrá dejar escapar.

A modo personal y como sencillo homenaje a ellos, incluyo una serie de microrrelatos que escribí hace algo más de un año en los que tomo como base los estribillos de varias de sus canciones del album Ultimátum, creando de esa manera breves historias/fantasías sobre lo que me sugiere su música al escucharla.

Yo no me escondo.

Madrid cuando quiere es una ciudad muy solitaria y este otoño está cayendo como una losa sobre mí, advirtiéndome de la llegada de una Navidad triste y solitaria. Miro por la ventana de mi habitación, aunque es temprano la noche ya ha caído sobre los edificios y las calles están húmedas al igual que mis mejillas arrasadas en lágrimas. Sostengo en una mano mi móvil, rehúyes todas mis llamadas y ahora sé que esto ha acabado. Solo te pido una cosa, por favor, cuéntame la verdad, que quieres olvidar, yo no me escondo, ¿por qué lo haces tú?. Ya no hay nada, ahora puedo comprobar la soledad que puede albergar una ciudad de cinco millones de habitantes. Hemos vivido una historia anónima, una de tantas que se pueden dar aquí pero a pesar de ello pensaba que la nuestra era la más especial de todas y aunque no me sorprende la frialdad de la que haces gala creo que mi melancolía ya no podrá perdonar todo este dolor y que el silencio que hoy me regalas no tendrá final. Por desgracia ya no encontraré tu respuesta al otro lado del teléfono. Yo no me escondo, ¿por qué lo haces tú?.

¿Y tú qué piensas?.

Tú bien sabías desde que me conociste que yo era alguien especial, siempre he querido vivir a mi manera, sin agobios, sin dioses que me protejan, buscando y encontrado esa sinceridad en las palabras que a veces produce dolor a quiénes me escuchan, un dolor nacido de esa verdad tan cristalina que revienta la carcasa de mentiras que cubre los corazones. Siempre he hecho lo que pensaba que era mejor para mí y después para los demás. Tú lo sabías y hoy hablando conmigo mismo, sentado sobre mi cama, mirando al espejo que tengo en frente me doy cuenta de que tú no estabas preparada para ello y ahora te has marchado pero una vez más (porque los dos lo necesitamos) te volveré a ser lo más sincero que puedo aunque no estés, aunque no me oigas y te puedo decir que sí, no soy tu salvador, ni adivino el porvenir, guarda en tu corazón la vida que yo te di que yo sin ti sabré vivir. Lo siento cariño, esa es nuevamente mi verdad y no me voy a poner en tu lugar ni voy a llorar por tu ausencia pero porque bien me conoces y sabes que yo nunca olvido un corazón que no se lo merezca, por ello siempre te recordaré. Me gustaría tenerte cerca para que después de haberme escuchado me contestaras a una pregunta importante sobre todo lo que te he dicho, cariño, ¿y tú qué piensas?.

Ultimátum.

He intentado hacerlo todo bien, ser lo mejor para ti, ser el príncipe de las ranas que te enamorase de pies a cabeza pero veo que todos mis intentos por mejorar caen el olvido. Llevamos mucho tiempo juntos pero cada día que pasa la mentira se acrecienta y yo me veo tan impotente que hay momentos en que no puedo soportarlo más y tú mientras pasando de mí. Ciertamente me siento muy cansado de tener siempre que esperar, de tener que ir detrás de ti, de ser la última nota en tu bloc de tareas inútiles. Haber si te enteras que la vida no espera, ni a ti ni a mí, así que hoy he decidido cambiar la mía y después de pensarlo durante mucho rato sé lo que debo decir cuando te vea entrar por la puerta con esa cara de circunstancia que se te pone nada más verme. Ya no tendrás que volver a fingir y yo muy tranquilo te saludaré y te diré que lo siento mi vida pero esta mentira aquí terminó, no quiero estar contigo, de nuevo brilla el Sol, ni quiero ser tu amigo, adiós, adiós, adiós… Esto no es un ultimátum, es el final, así que ya puedes ir buscando un nuevo dueño para tu collar de perro porque yo ya nunca más volveré a serlo… adiós, adiós, adiós.

Siempre tú.

Creo que todo el mundo que puede criticar a este amor ya lo hace o ya lo ha hecho. A pesar de todo ello no voy a negar la evidencia que me dice sin lugar a dudas que tú ya estás viviendo dentro de mí y formas parte de lo que soy como persona. Podrían ponerse los dioses en contra nuestra que yo seguiría adelante por mucho que el viento sople desfavorable porque siento y percibo que tú eres la única persona con la que puedo vivir de verdad este amor, me das calma, llenas todo mi interior con tu cariño, nunca nadie lo había dado todo por mí y por ello mereces que yo te recompense de la misma forma, con aquello que sale directamente de lo profundo de mi corazón… Porque nadie piensa en mí, nadie como tú, quien me hace sentir, siempre tú…

Aún sueño con tu nombre.

Muchas veces los recuerdos duelen más que precisas puñaladas en el corazón y yo aquí sigo un día y otro recordándote porque no te puedo olvidar, porque no puedo admitir que este amor tenga un final, porque tu ausencia me atormenta cada día como un martillo golpeando a mi indefenso corazón. ¿Yo qué te puedo decir mi amor?, si bien sabes que desde que te vi comencé a amarte, tú lo sabes, que ni siquiera la más grande de las distancias puede evitar que no te recuerde. Ahora que me han hablado de ti, que me han dicho que estás viviendo una soledad errante por la ciudad me siento aún peor y necesito dar contigo porque a veces solo espero que estés bien, cariño, aún sueño con tu nombre, mi pena no se esconde… Cuando vuelva a verte te diré que no he podido llenar de olvido el corazón, no se puede matar a lo que nunca morirá, nuestro amor no puede morir, aún sueño con tu nombre.

Aunque duermas junto a mí.

Un intenso pesar el de la cama compartida sobre la que reina un silencio cargado de desesperación que hunde al más fuerte de los corazones en un tenebroso y cargado mar de lágrimas. Así me siento yo, duermo contigo pero me siento solo, una soledad que atormenta, la incomprensión del amor, el saber la realidad que duerme a tu lado y que no te atreves a preguntar el por qué de esta angustia ya que sabes que la respuesta te dañará como nunca antes te habrían podido dañar. Es entonces cuando ya no habrá razones que calmen el dolor… Aunque duermas junto a mí, ¿dime qué hago yo con este corazón que era para ti?, nunca imaginé ni creo que merezca un dolor así. Ahora ya sé que tu mente no está conmigo aunque tu cuerpo yazga a mi lado, otro se ha llevado todo y lo que más quería en este mundo y solo queda tener el valor de afrontar esta situación, darse la vuelta y hablar cara a cara aunque muera de dolor al percibir que el brillo de tus ojos tiene un nombre escrito que no es el mío.
Tal vez.

No creo en el destino pero sí en que las decisiones condicionan nuestro futuro y yo no siempre he tomado las más adecuadas. Bien sabes que te amo con todo mi ser a pesar de que sentía miedo por la fuerza con la que te quería, por todo ello y más, mi carácter me ha granjeado muchas equivocaciones y muchas decisiones erróneas. Te sentiste muy defraudada cuando rompimos y en este tiempo que he vivido en soledad he comprobado lo equivocado del camino que tomé y mi mente me pide que no renuncie a tu amor, me pide que volvamos, que afronte las cosas de una manera distinta, que vaya más allá de mis meras dudas y aunque no puedo garantizar un “para siempre” lucharé porque así sea aunque viva en esa dicotomía reencarnada en un simple tal vez… Tal vez no debimos romper, tal vez fuera el miedo a querer, tal vez no te quiera perder, tal vez no lo sé si eres tú, tal vez…

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 abril, 2011 en Música, Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: