RSS

Archivo de la etiqueta: Dinosaurios

Pequeños Dinosaurios I

Eoraptor (Ladrón del amanecer).

Periodo: Triásico Medio – Superior. Hace 230 – 225 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 1 metro de longitud y 30 centímetros de altura.

Peso: Aproximadamente 10 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1991 por Ricardo Martínez. Se han encontrado restos en Argentina.

El Eoraptor es uno de los dinosaurios más antiguos que se han descubierto hasta la fecha y de los pocos dinosaurios primitivos de los que se ha hallado un esqueleto completo. El Eoraptor poseía unos huesos ligeros y huecos, con largas y delgadas patas que terminaban en pies con tres dedos. Este dinosaurio de cuerpo liviano, conseguía estabilidad manteniendo su cola estirada, limitándose a alcanzar a sus presas con su gran velocidad y atrapándolas con la ayuda de sus patas delanteras que poseían cinco dedos, aunque solamente tres de ellos terminaban en garras, los otros dos eran más cortos. Los dientes afilados del Eoraptor denotaban claramente sus hábitos carnívoros (reptiles y mamíferos pequeños e insectos) aunque se ha sugerido que fuera omnívoro debido a su dentición heterodonta y con gran variedad de piezas dentales. Este dinosaurio primitivo mantenía la postura erguida sobre sus dos largas patas traseras, debido a la resistencia estructural que le proporcionaban las vértebras fusionadas de la zona de su cadera.

Eoraptor

Coloradisaurus (Lagarto de Los Colorados).

Periodo: Triásico Superior (Noriano). Hace 218 – 210 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 4 metros de longitud y 2 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 100 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto por José F. Bonaparte en 1978. Se han encontrado restos en Argentina.

El Coloradisaurus es uno de los prosaurópodos más pequeños de los que se tiene constancia y se piensa que puede ser la versión adulta del Mussaurus, debido a que ambos vivieron en la misma época y región y que los restos de Coloradisaurus se encontraban en la misma zona donde se hallaron el nido de crías de Mussaurus pero desafortunadamente, las pruebas para poder demostrar a ciencia cierta este respecto son muy escasas. El Coloradisaurus era un dinosaurio vegetariano de cabeza pequeña, ojos grandes y cuerpo robusto y cuello relativamente largo. Sus dientes poseían bordes irregulares muy adecuados a la hora de arrancar hojas y masticarlas. Sus patas traseras eran seguramente lo suficientemente fuertes como para permitir al Coloradisaurus erguirse sobre ellas, apoyándose en su cola para conseguir estabilidad y alcanzar así la vegetación de mayor altura. Es posible que el mantenerse sobre sus patas traseras también le sirviera para disuadir a posibles depredadores. El Coloradisaurus poseía garras afiladas en sus patas delanteras, las cuales podrían ser utilizadas para alcanzar el alimento y también como método de defensa ante depredadores. Este dinosaurio recibió en principio el nombre de Coloradia, pero se cambió debido a que este nombre ya se había asignado a una polilla.

Coloradisaurus

Coelophysis (Huesos huecos).

Periodo: Triásico Superior (Noriano). Hace 216,5 – 203,6 millones de años.

Tamaño: Entre 2,5 – 3 metros de longitud y 1 metro de altura.

Peso: Aproximadamente 28 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito por Edward Drinker Cope en 1879. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Arizona y Nuevo México).

El Coelophysis fue uno de los primeros dinosaurios. Podría haber sido carroñero pero era ciertamente un eficaz depredador, dotado de unas potentes patas traseras y un cuerpo delgado y largo que estaba diseñado para ser ágil y rápido. Los huesos de sus patas estaban huecos prácticamente en su totalidad, de ahí debe su nombre, y su cráneo, que presentaba grandes aberturas, hacía que se redujese su peso corporal de esa manera. El Coelophysis poseía un cuello largo y flexible que le ayudaba a sujetar a las presas entre sus mandíbulas. Es muy posible que este dinosaurio cazase en manada, lo que le habría permitido capturar presas de mayor tamaño. La cola del Coelophysis, al igual que en otros dinosaurios pequeños y bípedos, servía como contrapeso y le permitía mantener su cuerpo prácticamente en posición horizontal respecto al sueño mientras corría. Poseía manos con tres garras afiladas (y una cuarta garra inútil) que le habrían sido útiles para sacar a presas de sus madrigueras. Hace tiempo se pensaba que el Coelophysis era caníbal ya que se había encontrado huesos de ejemplares pequeños en los abdómenes de individuos adultos pero tras nuevos análisis, se demostró que dichos huesos eran de otros lagartos y no de Coelophysis juveniles. Este dinosaurio es rico en yacimientos, se han descubierto cientos de ejemplares acumulados en Ghost Ranch (Nuevo México), posiblemente víctimas de una súbita inundación (algo muy común en la época en la que vivió el Coelophysis).

Coelophysis

Huayangosaurus (Lagarto de Huayang).

Periodo: Jurásico Medio (Batoniano). Hace 165 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 4,5 metros de longitud y 1,5 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 450 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto por Dong, Tang y Zhou en 1982. Se han encontrado restos en China.

El Huayangosaurus es un pequeño y primitivo estegosáurido con un cráneo más alto y corto que el del resto de sus parientes posteriores. Vivió en áreas que actualmente forman parte de China, 20 millones antes de que surgiera el Stegosaurus en América del Norte. Los descendientes del Huayangosaurus conservaron las placas de su espina dorsal y las púas de su cola, pero no así las enormes púas que se proyectaban desde la zona de sus hombros. La forma en la que sus placas de la espalda se van aproximando hacia la cola, sugiere que dichas placas evolucionaron hasta convertirse en púas. Las placas de los estegosáuridos posteriores son menos puntiagudas que las del Huayangosaurus. Respecto a las grandes púas que sobresalían de sus hombros, se desconoce su utilidad pero le habrían dado a este dinosaurio un aspecto realmente amenazante, también podrían haberlas usado como armas frente a los depredadores o incluso otros rivales de la misma especie y también para atraer a posibles parejas. El Huayangosaurus era herbívoro y tenía 14 pequeños dientes en la parte delantera de la mandíbula superior para arrancar la vegetación baja, los estegosáuridos más avanzados poseían picos sin dientes. Sus patas delanteras eran bastante más cortas que las traseras, aproximadamente tres cuartas partes de éstas, quizás para ayudarle a alcanzar las plantas más altas. La doble hilera de afiladas placas triangulares que recorrían longitudinalmente su espalda arqueada, presenta ventajas defensivas, haciendo difícil encontrar una buena superficie para morder. Las cavidades o venas en estas placas, apuntan a que pudieran haberlas utilizado para controlar la temperatura corporal  calentando o refrigerando la sangre, también podrían haber ayudado a la hora de atraer a posibles parejas por lo que quizá cambiarían de color. El Huayangosaurus al igual que otros estegosáuridos, no tenía un cerebro secundario en la zona de las caderas para controlar las partes traseras, simplemente se trataba de un amplio conjunto de nervios pélvicos común a muchos saurópsidos.

Huayangosaurus

Coelurus (Cola hueca).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano – Titoniano). Hace 152 – 145 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 2,4 metros de largo y 0,7 metros de altura.

Peso: Entre 13 – 20 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito en 1870 por Othniel Charles Marsh. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Wyoming).

El Coelurus fue un dinosaurio bípedo carnívoro con largas patas y un esqueleto ligero, lo que le convertía en un ágil corredor. Su velocidad le ayudaba tanto a la hora de capturar a sus presas como para huir de los depredadores de mayor tamaño. Las vértebras huecas de la cola del Coelurus reducían el peso de este apéndice. Con su larga y ligera cola, que utilizaba tanto como para mantener el equilibrio como de improvisado “timón” para dirigirse, el Coelurus podía efectuar giros bruscos en carrera para cambiar de dirección. Sus patas largas y delgadas eran muy fuertes y le permitían saltar de forma potente a este dinosaurio. Los dientes del Coelurus eran pequeños pero afilados por lo que muy probablemente se alimentara de lagartos y pequeños mamíferos sobre los que se abalanzaba y capturaba por sorpresa. Las manos del Coelurus presentaban tres dedos que terminaba en unas garras curvadas, lo que le permitía sujetar con fuerza a sus víctimas y clavarlas en el cuerpo del animal que se debatía. El Coelurus se conoce por la mayor parte del esqueleto de un solo individuo, incluyendo las numerosas vértebras, partes de la pelvis y cintura escapular, y mucho de los miembros superior e inferior, almacenado en el Museo Peabody de Historia Natural de New Haven (Estados Unidos). Estudios actuales nos indican que el Coelurus habría estado recubierto de plumas.

Coelurus

Compsognathus (Mandíbula delicada).

Periodo: Jurásico Superior (Titoniano). Hace 150 millones de años.

Tamaño: Entre 0,7 – 1,4 metros de largo y alrededor de 26 centímetros de altura.

Peso: Aproximadamente 3 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto por Joseph Oberndorfer durante la década de 1850. Se han encontrado restos en Francia y Alemania.

El Compsognathus es uno de los dinosaurios no aviares de menor tamaño que se conocen. Sus fósiles son tan delicados y similares a los de los pájaros, que se utilizó como argumento en el debate de si los dinosaurios son los antepasados de las aves actuales. Este dinosaurio del tamaño de un pollo,, saltaba sobre sus pequeñas presas con la ayuda de sus largas patas. A su vez poseía tres garras en cada pata que eran idóneas para capturar a sus escurridizas presas, principalmente lagartos de veloces movimientos. La larga cola del Compsognathus actuaba como contrapeso cuando este rápido dinosaurio perseguía a sus presas, ayudándole además a realizar rápidos giros y movimientos cuando él mismo huía de depredadores de mayor tamaño. Sus dientes eran pequeños y afilados, señalando una dieta basada principalmente en lagartos como mencionamos anteriormente y también en insectos, peces y pequeños mamíferos. El cuello relativamente largo y flexible del Compsognathus le habría ayudado a vigilar sus alrededores o a rastrear la zona en busca de posibles presas. Recientes descubrimientos fósiles nos indican que el cuerpo de este dinosaurio estaba recubierto de plumas de pequeño tamaño similares a los plumones, posiblemente desempeñarían una función aislante.

Compsognathus

Ornitholestes (Cazador de aves).

Periodo: Jurásico Superior (Titoniano). Hace 145 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 2 metros de largo y 0,8 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 13 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1900 y descrito por Henry Fairfield Osborn en 1903. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Wyoming).

El Orntiholestes fue un depredador bípedo ágil, que corría con gran rapidez para capturar a sus presas en los hábitats boscosos en los que subsistía. Al ser un pequeño depredador que vivió en la época dominada por los enormes terópodos, vigilaría constantemente la presencia de posibles peligros utilizando para ello sus grandes ojos. La estructura ligera del Ornitholestes y sus patas ligeras y fuertes le convertían en un dinosaurio rápido que utilizaba su cola como contrapeso, la cual le ayudaría a maniobrar mientras corría. Posiblemente se alimentaría de presas pequeñas como mamíferos, lagartos o crías desatendidas de otros dinosaurios. Su estrecha cabeza poseía unas mandíbulas que estaban equipadas con afilados dientes cónicos, siendo los de mayor tamaño los que se encontraban en la parte delantera de su boca para poder morder y aferrar mejor a sus presas. El tercer dedo de sus patas delanteras podía actuar como un pulgar, por lo que permitía al Ornitholestes aplicar una presa mortal sobre sus víctimas. Es muy posible que el cuerpo de este dinosaurio estuviese recubierto de una especie de plumón muy similar al de las aves actuales.

Ornitholestes

Hypsilophodon (Dientes protuberantes).

Periodo: Cretácico Inferior (Barremiano). Hace 124 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 2 metros de longitud y 1,2 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 70 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1849 y nombrado en 1870 por Thomas H. Huxley. Se han encontrado restos en Inglaterra, Portugal y España.

El Hypsilophodon fue un dinosaurio relativamente primitivo, que apenas cambió entre los periodos Jurásico Superior y Cretácico Inferior. Poseía cinco dedos en cada “mano” y dientes en la parte delantera de su mandíbula, unos rasgos que desaparecieron en sus contemporáneos más evolucionados. El Hypsilophodon se descubrió en los albores de la paleontología y ha sufrido constantes casos de identificación errónea. Sus restos encontrados en 1849 se confundieron con los del Iguanodon, un error que no se solventó hasta 1870. También se creó la suposición en 1882 de que era un dinosaurio que podía trepar por los árboles, y esto no fue corregido hasta 1974. En 1979 se creyó por error el haber descubierto el primer hueso de Hypsilophodon fuera de Europa, en concreto en Dakota del Sur (Estados Unidos) pero este hallazgo también se descartó. El descubrimiento de delgadas placas mineralizadas apuntó hacia la posibilidad de que este animal estuviese cubierto por una coraza, pero actualmente se cree que simplemente se trata de una huella de cartílago. El Hypsilophondon tenía largas espinillas y sus cortos y robustos muslos convertían a este dinosaurio en un rápido corredor, capaz de escapar de la mayoría de los depredadores. Los dientes del Hypsilophodon se encontraban en su mayoría situados en la parte posterior de su mandíbula, lo que apunta a que poseía carrillos en sus mejillas, estos carrillos hacían que masticar el alimento le resultase más sencillo, principalmente vegetación baja. Se cree que el Hypsilophodon vivía en manadas.

Hypsilophodon

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte IParte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I & Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Clasificación de los Dinosaurios

Los dinosaurios (Dinosauria, del griego δεινός σαῦρος, deinos sauros, “lagarto terrible”) es un superorden de vertebradosaurópsidos que dominaron los ecosistemas terrestres del Mesozoico durante unos 160 millones de años (aproximadamente en un intervalo que abarca desde hace 230 millones de años, hasta hace 66 millones de años), alcanzando una gran diversidad y, algunos, tamaños gigantescos. Una de las principales características de los dinosaurios es la propiedad de tener las patas situadas en posición vertical por debajo del cuerpo, como los mamíferos, y no hacia los costados, como la mayor parte de los reptiles.

La clasificación de los dinosaurios comenzó en 1842 cuando Richard Owen agregó al Iguanodon, Megalosaurus e Hylaeosaurus al superorden Dinosauria. Entre 1887 y 1888, Harry Seeley dividió el superorden en dos órdenes: Saurischia y Ornitischia. Todos los dinosaurios eran animales terrestres y arcosaurios (grupo de reptiles diápsidos que evolucionaron de los Archosauriformes durante el período Olenekiano, en el Triásico Inferior). Los reptiles diápsidos se caracterizan por presentar, originariamente, dos fosas temporales o fenestras a cada lado del cráneo tras la órbita ocular.

Los dinosaurios, como hemos comentado anteriormente, están divididos en dos órdenes, Saurischia y Ornitischia, los cuales se basan en la estructura de la cadera:

Saurischia: Se distinguen por presentar caderas con una forma similar a la de los lagartos, en la que el hueso púbico apunta hacia delante, es decir que la pelvis, vista de perfil, tiene forma triangular. Dicho hueso púbico evoluciona apuntando hacia atrás en el grupo que dio origen a las aves, el grupo llamado Eumaniraptora. Los saurisquios se diversificaron en dos linajes principales, los terópodos y los saurópodos. Los terópodos fueron los carnívoros dominantes durante la mayor parte del Jurásico y del Cretácico, esta línea la línea originó los mayores carnívoros que jamás hayan pisado la Tierra (Tyrannosaurus Rex, Giganotosaurus). La línea de los saurópodos, que se inició en saurisquios carnívoros y bípedos del Triásico, produjo formas que adoptaron un régimen herbívoro y que regresaron a la locomoción cuadrúpeda. Esta línea culminó en las gigantescas formas del Jurásico (Apatosaurus, Diplodocus, Brachiosaurus), los mayores vertebrados terrestres de todos los tiempos, caracterizados también por su cuello extraordinariamente largo y su cabeza muy pequeña

Ornitischia: Se distinguen porque el pubis señala hacia abajo y hacia atrás (hacia la cola), paralelo al isquion, con un proceso prepúbico delantero para apoyar el abdomen. Esto hace una estructura pélvica de cuatro extremos, y una pelvis más ancha y estable. En contraste con esto, los extremos del pubis en los saurisquios eran hacia abajo y hacia la cabeza (hacia adelante), como en los lagartos anteriores. El arreglo del pubis, paralelo a columna vertebral, como en las aves, se desarrolló independientemente tres veces durante la evolución de los dinosaurios, en los ornitisquios, tericinosáuridos y en los dromeosáuridos, estos últimos hoy son considerados los más probables ancestros de las aves. Los ornitisquios también tenían agujeros más pequeños por delante de sus órbitas oculares (ventanas anteorbitales) con el hueso palpebral en la órbita. Otras características de los ornitisquios son dientes malares con las coronas bajas, subtriangular; dientes foliares con las raíces estrechas, 3 a 5 vértebras sacras, tendones osificados sobre el sacro, el quinto dedo del pie reducido sin falange. Todos tenían mejillas, picos córneos y eran herbívoros. Algunos también poseían una gran variedad de ornamentación defensiva. Este grupo abarca dinosaurios tan variados como Triceratops, Ankylosaurus, StegosaurusParasaurolophusPachycephalosaurus, entre otros.

La siguiente clasificación de los dinosaurios es una versión simplificada basada en sus relaciones evolutivas y organizada por Holtz en el 2008. Una versión más detallada puede encontrarse aquí:

Taxonomía:

Dinosauria (Superorden).

Saurisquia (“Caderas de lagarto”, este orden incluye los subórdenes Theropoda y Sauropodomorpha).

Theropoda (Bípedos en su totalidad y carnívoros en su mayoría).

Herrerasauria (Carnívoros bípedos primitivos).

Coelophysoidea (Pequeños terópodos primitivos, incluye al Coelophysis).

Dilophosauridae (Carnívoros bípedos con cresta y terópodos).

Ceratosauria (Carnívoros dominantes del Hemisferio Sur, generalmente con cuernos elaborados).

Abelisauridae (Familia de carnívoros terópodos ceratosaurianos).

Tetanurae (“Colas rígidas”, incluye a la mayoría de los terópodos).

Megalosauroidea (Grandes carnívoros primitivos, este grupo incluye a la familia Spinosauridae).

Carnosauria (Grandes carnívoros, incluye al Allosaurus y sus parientes cercanos como el Carcharodontosaurus).

Coelurosauria (Terópodos con plumas, tiene un gran número de tamaños y nichos).

Compsognathidae (Primitivos y muy comunes coelurosaurios con reducidas extremidades superiores).

Dromaeosauridae (Terópodos carnívoros y con plumas de tamaño pequeño a medio). 

Tyrannosauridae (Tryrannosaurus Rex y sus parientes cercanos, todos con reducidas extremidades superiores).

Ornithomimosauria (“Imitadores de avestruz”, la mayoría de ellos sin dientes, no está muy claro si eran carnívoros, podían ser también herbívoros e incluso omnívoros).

Alvarezsauroidea (Insectívoros pequeños con reducidas extremidades anteriores, cada una de ellas con una gran garra).

Maniraptora (“ladrones de mano”, con grandes brazos y largos dedos).

Therizinosauria (Herbívoros bípedos con largas manos con garras y cabezas pequeñas).

Oviraptorosauria (La mayoría de ellos sin dientes, sus hábitos alimentarios son inciertos).

Archeopterygidae (Pequeños terópodos alados o aves primitivas).

Deinonychosauria (De pequeño y mediano tamaño, con aspecto similar al de las aves y una gran garra curvada en cada pie).

Avialae (Aves modernas y parientes cercanos extintos).

Scansoriopterygidae (Pequeñas y primitivas aves con tres largos dedos).

Omnivoropterygidae (Primitivas ves con cola corta).

Confuciosornithidae (Aves con pequeños dientes).

Enantiornithes (Aves voladoras, muchas de ellas habitaban en árboles).

Euornithes (Aves voladoras avanzadas).

Yanornithiformes (Aves dentadas del Cretácico, habitaron principalmente en China).

Hesperornithes (Aves especializadas en inmersión acuática).

Aves (Aves actuales y sus parientas extintos).

Sauropodomorpha (Herbívoros con pequeñas cabezas y largos cuellos y colas).

Guaibasauridae (Pequeños, primitivos o omnívoros dinosaurios con aspecto de saurópodo).

Plateosauridae (Pequeños y estrictamente bípedos prosaurópodos).

Riojasauridae (Pequeños y primitivos dinosaurios con aspecto saurópodo).

Massopondylidae (Pequeños y primitivos dinosaurios con aspecto saurópodo).

Sauropoda (Dinosaurios muy largos (normalmente más de 15 metros) y pesados, cuadrúpedos).

Vulcanodontidae (Primitivos saurópodos con extremidades similares a pilares en su forma).

Eusauropoda (“Verdaderos saurópodos”).

Cetiosauridae (“Dinosaurios ballena”).

•Mamenchisauridae (Con cráneo alto, dientes espatulados, cuello muy largo).

Turiasauria (Grupo europeo de saurópodos del Jurásico y Cretácico).

Neosauropoda (“Nuevos saurópodos”).

Diplodocoidea (Con cráneos y colas muy alargados, sus dientes eran estrechos y con forma de lápiz).

Macronaria (Poseían cola corta y la nariz situada en lo alto de la frente y entre los ojos, los dientes tenían forma de cuchara o de lápiz).

Brachiosauridae (Poseían cuellos de gran longitud y largas patas delanteras).

•Titanosauria (Grupo diverso, saurópodos robustos, grandes, con caderas anchas, algunos de ellos presentaban placas dorsales. Fueron muy comunes en el Cretácico Superior, principalmente en el Hemisferio Sur).

Ornithischia (“Caderas de ave”, orden diverso de herbívoros bípedos y cuadrúpedos).

Heterodontosauridae (Pequeños ornitópodos basales, tanto herbívoros como omnívoros y con prominentes caninos).

Thyreophora (Dinosaurios acorazados, la mayoría de ellos cuadrúpedos).

•Ankylosauria (Con escudos óseos como armadura principal, algunos de ellos tenían también colas a semejanza de mazas).

•Ankylosauridae (presentaban una gruesa armadura, sumada a una variedad de espinas y nódulos y algunos incluso con una pesada maza al final de sus colas).

•Nodosauridae (presentaban una compleja armadura. A menudo los nódulos de esta se fundían en grandes placas. Su cabeza era proporcionalmente pequeña, el hocico y el pico era relativamente estrecho y alargado y con pequeños dientes en forma de lápiz).

Stegosauria (Con púas y placas como arma principal).

Neornithischia (“Nuevos ornitisquios”).

Ornithopoda (Dinosaurios herbívoros de varios tamaños y formas, tanto bípedos como cuadrúpedos, desarrollaron un método de mascar usando la flexibilidad de su cráneo y sus numerosos dientes).

Marginocephalia (Caracterizados por su mayor crecimiento craneal).

Pachycephalosauria (Bípedos, sus cráneos tienen forma de cúpula o con crecimiento nudoso).

Ceratopsia (Cuadrúpedos con volantes y algunos de ellos también con cuernos).

Galerías de Dinosaurios.

Saurischia.

•Theropoda (De izquierda a derecha: Abelisaurus, Allosaurus, Alvarezsaurus, Baryonyx, Becklespinax, Carnotaurus, Ceratosaurus, Coelophysis. Coelurus, Compsognathus, Dilophosaurus, Eustreptospondylus, Gallimimus, Herrerasaurus, Megalosaurus, Oviraptor, Spinosaurus, Therizinosaurus).

Carcharodontosauridae (De izquierda a derecha: Acrocanthosaurus, Carcharodontosaurus, Concavenator, [Giganotosaurus (Giganotosaurinae], Mapusaurus [Giganotosaurinae], Tyrannotitan).

Tyrannosauridae (De izquierda a derecha: Albertosaurus, Alioramus, Daspletosaurus, Dryptosaurus [Tyrannosauroidea], Gorgosaurus, Proceratosaurus [Tyrannosauroidea], Tarbosaurus, Tyrannosaurus Rex, Yutyrannus [Tyrannosauroidea]).

Deinonychosauria (De izquierda a derecha: Byronosaurus, Deinonychus, Dromaeosaurus, Microraptor, Saurornithoides, Troodon, Unenlagia, Utahraptor, Velociraptor).

Sauropodomorpha (De izquierda a derecha: Barapasaurus, Camarasaurus, Cetiosaurus, Guaibasaurus, Mamenchisaurus, Massospondylus, Plateosaurus, Riojasaurus, Vulcanodon).

Diplodocoidea (De izquierda a derecha: Amargasaurus, Apatosaurus, Barosaurus, Dicraeosaurus, Diplodocus, Supersaurus).

•Brachiosauridae (de izquierda a derecha: Abydosaurus, Brachiosaurus, Giraffatitan).

Titanosauria (De izquierda a derecha: Alamosaurus, Ampelosaurus, Antarctosaurus, Argentinosaurus, Paralititan, Saltasaurus).

Ornithischia.

•Heterodontosauridae (De izquierda a derecha: Abrictosaurus, Fruitadens, Heterodontosaurus).

Ankylosauridae (De izquierda a derecha: Ankylosaurus, Euoplocephalus, Pinacosaurus).

Nodosauridae (De izquierda a derecha: Edmontonia, Polacanthus, Sauropelta).

Stegosauria (De izquierda a derecha: Dacentrurus, Kentrosaurus, Lexovisaurus, Stegosaurus, Tuojiangosaurus, Wuerhosaurus).

Ornithopoda (De izquierda a derecha: Anatotitan, Camptosaurus, Corythosaurus, Dryosaurus, Hypsilophodon, Iguanodon, Lambeosaurus, Maiasaura Muttaburrasaurus, Parkosaurus, Ouranosaurus, Parasaurolophus, Saurolophus, Tenontosaurus, Tsintaosaurus).

Pachycephalosauria (De izquierda a derecha: Pachycephalosaurus, Prenocephale, Stygimoloch).

Ceratopsia (De izquierda a derecha: Bagaceratops, Centrosaurus, Chasmosaurus, Eotriceratops, Montanoceratops, Pentaceratops, Protoceratops, Pssitacosaurus, Styracosaurus, Titanoceratops, Torosaurus, Triceratops).

Anexo: Era Mesozoica.

El Mesozoico o Era Secundaria, conocida zoológicamente como la Era de los Dinosaurios o botánicamente como la Era de las Cícadas, es una división de la escala temporal geológica que se inició hace 252,2 ± 0,4 millones de años y finalizó hace 65,5 ± 0,3 millones de años.

Durante estos 186 millones de años no se produjeron grandes movimientos orogénicos. Los continentes gradualmente van adquiriendo su configuración actual. El clima fue excepcionalmente cálido durante todo el período, desempeñando un papel importante en la evolución y la diversificación de nuevas especies animales.

En esta era desaparecieron grandes grupos de animales como los trilobites, graptolites y peces acorazados. Los invertebrados característicos de este período fueron los amonites, de caparazón con forma de caracol, y los belemnites, más pequeños y con el caparazón alargado y puntiagudo, entre otros equinodermos, braquiópodos y cefalópodos. Se desarrollaron ampliamente los vertebrados, sobre todo los reptiles, por lo que a la Era Secundaria se le llama también la Era de los reptiles o Era de los Dinosaurios. En esta era aparecen también los mamíferos, las aves, y las angiospermas o plantas con flores.

Triásico (252,2 ± 0,5 a 201,3 ± 0,2 millones de años).

Superior.

Raetiano: ~208,5 – 201.3 ± 0,2 millones de años.

Noriano: ~228 – ~208,5 millones de años.

Carniano: ~235 – ~228 millones de años.

Medio.

Ladiniano: ~242 – ~235 millones de años.

Anisiano: 247,2 – ~242 millones de años.

Inferior.

Olenekiano: 251,2 – 247,2 millones de años.

Induano: 252,2 ± 0.5 – 251,2 millones de años.

Jurásico (201,3 ± 0,6 a 145 ± 4 millones de años).

Superior.

Titoniano: 152,1 ± 4,0 – 145,5 ± 4,0 millones de años.

Kimeridgiano: 155,7 ± 4,0 – 150,8 ± 4,0 millones de años.

Oxfordiano: 161,2 ± 4,0 – 155,7 ± 4,0 millones de años.

Medio.

Calloviano: 164,7 ± 4,0 – 161,2 ± 4,0 millones de años.

Batoniano: 167,7 ± 3,5 – 164,7 ± 4,0 millones de años.

Bajociano: 171,6 ± 3,0 – 167,7 ± 3,5 millones de años.

Aleniano: 175,6 ± 2,0 – 171,6 ± 3,0 millones de años.

Inferior.

Toarciano:  183,0 ± 1,5 – 175,6 ± 2,0 millones de años.

Pliensbachiano:  189,6 ± 1,5 – 183,0 ± 1,5 millones de años.

Sinemuriano:  196,5 ± 1,0 – 189,6 ± 1,5 millones de años.

Hetangiano:  201,3 ± 0,6 – 196,5 ± 1,0 millones de años.

Cretácico (145 ± 4 a 65,5 ± 0,3 millones de años).

Superior.

Maastrichtiano: 70,6 ± 0,6 – 65,5 ± 0,3 millones de años.

Campaniano: 83,5 ± 0,7 – 70,6 ± 0,6 millones de años.

Santoniano: 85,8 ± 0,7 – 83,5 ± 0,7 millones de años.

Coniaciano: 89,3 ± 1 – 85,8 ± 0,7 millones de años.

Turoniano: 93,5 ± 0,8 – 89,3 ± 1 millones de años.

Cenomaniano: 99,6 ± 0,9 – 93,5 ± 0,8 millones de años.

Inferior.

Albiano: 112,0 ± 1,0 – 99,6 ± 0,9 millones de años.

Aptiano: 125,0 ± 1,0 – 112,0 ± 1,0 millones de años.

Barremiano: 130,0 ± 1,5 – 125,0 ± 1,0 millones de años.

Hauteriviano: 136,4 ± 2 – 130 ± 1,5 millones de años.

Valanginiano: 140,2 ± 3,0 – 136,4 ± 2,0 millones de años.

Berriasiano: 145,5 ± 4,0 – 140,2 ± 3,0 millones de años.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Grandes Dinosaurios Herbívoros II

Parasaurolophus (Cercano al lagarto crestado).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 83 – 71 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 10 metros de largo y 5 metros de altura alzado sobre sus patas traseras.

Peso: 2,5 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1922 por William Parks en Alberta (Canadá). Se han encontrado restos en Canadá y Estados Unidos (Utah y Nuevo México).

El Parasaurolophus es uno de los dinosaurios más fácilmente reconocibles debido a su característica y larga cresta curvada que poseía en la cabeza. Nos encontramos ante un hadrosáurido o dinosaurio con pico de pato, que podría tanto caminar de forma bípeda como cuadrúpeda, seguramente utilizaría esta segunda opción para alimentarse de plantas bajas mientras que la forma bípeda, sería la más comúnmente usada en este dinosaurio para desplazarse. Su cola es larga y aplastada por lo que algunos científicos opinan que el Parasaurolophus sería un buen nadador. Su mandíbula con característico pico de pato, le permitía realizar un movimiento triturador con los cientos de dientes de sus mejillas para masticas las plantas de las que se alimentaba. Sin embargo, la característica principal de este hadrosaurio era su imponente cresta, la cual era curvada y hueca (formada por cuatro secciones, dos apuntando hacia arriba y dos apuntando hacia abajo), llegando a medir 1,8 metros. Dicha cresta, podría haber sido utilizada por el Parasaurolphus para emitir sonidos a modo de trompeta o caja de resonancia; le habría servido de esa forma para poder comunicarse con otros dinosaurios de su especie. Otra hipótesis baraja por los científicos, es que dicha cresta sería distinta entre machos y hembras, siendo útil para el cortejo y el apareamiento del Parasaurolophus. Sus grandes cuencas oculares nos indican que habría sido un animal con visión aguda y más activo durante el crepúsculo. Probablemente formara grupos de varios individuos a modo de manada y como método de protección ante posibles depredadores.

Euoplocephalus (Cabeza bien acorazada).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano – Maastrichtiano). Hace 83 – 65 millones de años.

Tamaño: Unos 6 metros de longitud y algo más de 2 metros de altura.

Peso: 2,5 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1902 por Lawrence Lambe. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá) y Montana (Estados Unidos).

El Euoplocephalus era un dinosaurio acorazado cuyo cuerpo y cabeza estaban recubiertos casi por completo por una coraza tachonada de púas, e incluso poseía “persianas” óseas que se deslizaban sobre sus ojos para ofrecerle protección. También estaba equipado con varios cuernos que se proyectaban desde la parte trasera de su cráneo, además de una protuberancia en la cola hecha de hueso de gran espesor y que llegaba a pesar unos 20 kilogramos. Con dicha porra, el Euoplocephalus habría sido capaz de asestar con ella potentes golpes a posibles depredadores. Cabe destacar que el conjunto de placas óseas incrustadas en la piel del lomo de este dinosaurio, presentaban una estructura similar a las que poseen los cocodrilos modernos en su lomo. Como únicamente se han descubierto individuos aislados, se cree que estos dinosaurios tenían una vida solitaria. La única forma de que el Euoplocephalus fuese vulnerable a un ataque sería haberlo dado la vuelta sobre su lomo. Este dinosaurio tenía un diseño complicado de la nariz (estructura nasal), que indica que tenía probablemente un gran sentido del olfato. Poseía también piernas flexibles, que puede ser que haya utilizado para excavar. Este macizo dinosaurio tenía una dentición débil, así que habría probablemente comido la vegetación baja suculenta y los tubérculos enterrados.

Euoplocephalus

Shantungosaurus (Lagarto de Shantung).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 15 metros de longitud y unos 6 metros de altura aproximadamente.

Peso: Algo más de 16 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1964 y montado en el Instituto Geológico de China (Pekín). Se han encontrado restos en China (Shandong).

El Shantungosaurus es posiblemente el mayor de los hadrosáuridos (dinosaurios con pico de pato) conocidos en la actualidad. Esta especie se conoce gracias a los restos incompletos de cinco ejemplares, todos ellos fueron hallados en el mismo yacimiento de fósiles, lo que indicaría que el Shantungosaurus se movería en manadas. Ésta podía ser una estrategia que ofrecería cierto grado de protección frente a los ataques de posibles depredadores, los cuales además deberían de ser de un tamaño considerable para tener alguna oportunidad de éxito frente a este enorme dinosaurio. El Shantungosaurus fue un herbívoro poseía un pico calloso (sin dientes) y unas mandíbulas equipadas con centenares de pequeños dientes. Este animal vivió en planicies costeras y aluviales. El Shantungosaurus poseía alrededor de sus fosas nasales un gran orificio, el cual podría haber estado recubierto por una pestaña de piel suelta que quizá sería capaz de ser hinchada por este dinosaurio para emitir sonidos. Las robustas patas traseras del Shantungosaurus nos indican que quizá podría erguirse sobre ellas, por lo que alternaría la forma cuadrúpeda con la bípeda.

Shantungosaurus

Styracosaurus (Lagarto espinoso).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 millones de años.

Tamaño: Unos 6 metros de longitud y algo más de 2 metros de altura aproximadamente.

Peso: Alrededor de 3 toneladas.

Localización fósiles: Nombrado por Lawrence Lambe en 1913. Se han encontrado restos en Canadá (Alberta) y Estados Unidos (Wyoming y Montana).

El Stryracosaurus fue un dinosaurio con cuernos de gran tamaño cuya apariencia posiblemente habría disuadido a muchos de los depredadores de su época. Poseía un volante con cuernos y un cuerpo realmente robusto y potente, similar al de los rinocerontes actuales. Es posible que dicho volante sirviese también como rasgo identificativo de la especie. Su cabeza estaba adornada con varias púas largas y de aspecto salvaje, y de su nariz sobresalía un cuerno de aspecto temible. Dicho cuerno situado en el centro de la nariz del Styracosaurus, alcanzaba una longitud de 57 centímetros pero habría sido incluso más largo en vida del animal, debido a la capa de queratina que habría recubierto dicho hueso. El Styracosaurus era herbívoro y poseía un hocico terminado en un afilado y puntiagudo pico que utilizaba para arrancar la vegetación de la que se alimentaba este dinosaurio. El Styracosaurus es un animal bien conocido ya que además de los restos encontrados en 1913, fueron hallados nuevos fósiles en 1935, dichos fósiles consistían en la mandíbula inferior y el resto del esqueleto. Además, en 1915 se encontró un ejemplar casi completo de Styracosaurus y los descubrimientos no han terminado ahí ya que mucho más recientemente, en 2006, han tenido lugar nuevos hallazgos de este imponente ceratópsido. Es muy posible que hubiese vivido en grupos como así sugieren los lechos de huesos encontrados.

Styracosaurus

Pentaceratops (Cara con cinco cuernos).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 75 – 73 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 8 metros de longitud y 4 de altura.

Peso: Unas 5,5 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en por C.H. Sternberg en Nuevo México y desrito en 1923 por Henry Fairfield Osborn. Se han encontrado restos en Estados Unidos principalmente (Nuevo México).

El Pentaceratops poseía posiblemente el cráneo más grande de cualquier animal terrestre descubierto hasta la fecha, su volante y sus cuernos le servían para intimidar tanto a los depredadores como a sus rivales. Era un herbívoro robusto que podía masticar bien las plantas de su entorno (coníferas, cícadas y helechos) gracias a los dientes que poseía en sus mejillas (al contrario que otros muchos dinosaurios). El alimento lo atrapaba gracias a su agudo pico con el que podía arrancar las hojas y agujas. El Pentaceratops recibió su nombre debido a los grandes cuernos de su frente, a su corto cuerno nasal y a las dos púas que le sobresalían de la zona bajo sus ojos. El enorme volante del Pentaceratops llegaba hasta la parte media de su lomo y se encontraba coronado por sus protuberancias óseas. A pesar de su tamaño, no le suponía ninguna carga, debido a que unos grandes orificios o “ventanas” reducían notablemente su peso. Se conoce la existencia de este dinosaurio gracias al descubrimiento de nueve cráneos y varios esqueletos.

Pentaceratops

Ankylosaurus (Lagarto acorazado).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: Hasta 9 metros de longitud y 1,5 metros de altura.

Peso: Entre 4 – 6 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1908 por Barnum Brown en Montana (Estados Unidos). Se han encontrado restos en el Oeste de Estados Unidos (Montana), Canadá y Bolivia.

El Ankylosaurus es el género principal y de mayor tamaño dentro de la familia de los anquilosáruidos o dinosaurios acorazados. Nos encontramos ante un enorme animal herbívoro de piel corácea y aspecto feroz, recubierto de gruesas placas óseas de distintas formas y tamaños (desde placas semiplanas a pequeños nódulos redondos) que se incrustaban en su piel. La parte delantera del dinosaurio presentaba largas y afiladas púas al igual que su cabeza. Incluso sus ojos tenían protección aunque no así la parte inferior del Ankylosaurus que era vulnerable, por lo que la única posibilidad que tendría un depredador contra este dinosaurio acorazado, habría sido conseguir darle la vuelta y atacar su blando vientre. El cráneo del Ankylosaurus era estrecho y triangular y guardaba en él un pequeño cerebro, su hocico era ancho y la boca, estaba dotada de pequeños dientes con forma de hoja para cortar la vegetación, pero eran poco útiles a la hora de la masticación. Este dinosaurio tenía fusionados los huesos del cráneo y de otras partes del cuerpo para dotar a dichas zonas de mayor fuerza y rigidez. Una de las características del Ankylosaurus es su cola, la cual habría mantenido por encima del suelo gracias a gruesos tendones (parcialmente osificados) y que terminaba en una gruesa y pesada porra de hueso o mazo caudal, formada por osteodermos incrustados en la piel y sujeta de las últimas siete vértebras de su cola, las cuales estaban entrelazadas para dotar de mayor rigidez. Dicha cola habría servido de medio de defensa ante posibles depredadores, ya que es muy posible que el Ankylosaurus pudiese balancearla con la suficiente fuerza como para dañar de gravedad o romper los huesos de sus hipotéticos atacantes. A pesar de su imponente y pesado aspecto, es posible que fuese un dinosaurio capaz de correr al trote a un ritmo razonable gracias a sus poderosas patas, a juzgar por los rastros de huellas que se han descubierto tanto del Ankylosaurus como de otros parientes cercanos a él. Sus restos fósiles son más escasos que los de otros dinosaurios contemporáneos a él.

Pachycephalosaurus (Lagarto de cabeza gruesa).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: Entre 4,5 – 5 metros de longitud y alrededor de 4 metros de altura.

Peso: Hasta 2 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto entre 1859 – 1860 por Ferdinand Vandeveer Hayden y descrito en 1872 por Joseph Leidy. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Montana, Dakota del Sur y Wyoming).

El Pachycephalosaurus era un dinosaurio bípedo herbívoro, cuya característica principal era su gran y gruesa cabeza (sostenida por un corto cuello), cuyas paredes podían alcanzar los 25 centímetros de espesor, lo cual amortiguaría con seguridad su diminuto cerebro del riesgo de recibir golpes en ella. Debía su aspecto extraño, a la hilera de protuberancias óseas que rodeaban la parte superior de su cabeza y su morro. En la parte posterior del cráneo, tenía nódulos huesudos y púas proyectadas hacia delante con puntas posiblemente redondeadas y no agudas. Sus ojos eran grandes, redondeados y estaban orientados hacia delante por lo que es posible que el Pachycephalosaurus tuviese visión binocular, muy útil para estar más alerta ante posibles depredadores. Su hocico era pequeño y el pico acentuado, los dientes también pequeños, tenían con coronas en forma de hoja, lo que indica que tendría una dieta herbívora aunque no se descarta que fuese omnívoro (semillas, frutas, insectos). En cuanto al resto de su anatomía, se piensa que tendría miembros superiores cortos, cuerpo robusto, piernas traseras largas y una cola rígida para equilibrar al dinosaurio y que posiblemente mantendría esa posición gracias a tendones osificados. El Pachycephalosaurus es el máximo exponente dentro de la familia de los paquicefalosáuridos aunque los restos óseos que se conservan de él, no son muy abundantes a excepción de los del cráneo, por lo tanto, los investigadores han reconstruido el resto del animal partiendo de los fósiles de parientes cercanos al Pachycephalosaurus. Hoy los científicos creen que este dinosaurio no habría utilizado su gruesa cabeza para chocar contra miembros de su misma especie, ya sea por razones de dominación o territoriales, ya que su cuello no estaba preparado para soportar ese tipo de golpes violentos, además no hay evidencia de cicatrices provocadas por ese uso en los restos fosilizados que se han encontrado en los cráneos de Pachycephalosaurus.

Triceratops (Cara de tres cuernos).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 68 – 65 millones de años.

Tamaño: 9 metros de longitud y 3 metros de altura.

Peso: Entre 6 – 12 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1887 por Othniel C. Marsh en Colorado (Estados Unidos). Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Wyoming, Montana y Dakota del Sur) y Canadá (Alberta y Saskatchewan).

El Triceratops es uno de los dinosaurios más fácilmente reconocibles. Nos encontramos ante un animal robusto, fuerte, cuadrúpedo, muy voluminoso y con una gran cabeza en la que destaca su volante (recubierto por una fila de epoccipitales) y sus tres cuernos. El cráneo del Triceratops era realmente grande, pudiendo medir 2 metros de longitud, en su picudo hocico de loro, tenía un cuerno no muy largo justo encima de sus narinas y otro de casi un metro sobre cada uno de los ojos del animal.  Dichos cuernos podrían haber tenido tanto una función defensiva como relacionada con el cortejo, siendo rasgo identificativo de cada especie y sexo. Además de los cuernos, el Triceratops poseía un collarín que se extendía por la coronilla y sobre el cuello, dicho collarín estaba recubierto por una capa de piel y fuertemente irrigado por vasos sanguíneos. No tendría una función defensiva en este caso sino termorreguladora y de exhibición sexual o para impresionar a posibles depredadores, en cierta manera sería similar en cuanto a su función a las placas del Stegosaurus. El Triceratops tenía dientes que recubrían el interior de su boca formando baterías, a cada lado de la mandíbula crecían alrededor de 40 columnas de dientes, con aproximadamente 5 dientes agrupados en cada columna, si alguno se rompía era reemplazado poco después. Con esta disposición dental, al Triceratops le habría resultado fácil alimentarse de plantas fibrosas y duras, como cícadas, hojas de palma y helechos. Caminaba sobre cuatro patas realmente poderosas y robustas, las delanteras terminadas en cinco dedos y las traseras en cuatro dedos, todos ellos recubiertos por cascos. Este dinosaurio pertenecía a la familia de los ceratópsidos, todos ellos con cuernos y similares en su aspecto, de ellos, el Triceratops fue su principal género y uno de los últimos dinosaurios en aparecer antes de producirse la gran extinción masiva del Cretácico – Terciario. Aunque hasta la fecha no se ha encontrado un esqueleto completo de Triceratops, sus restos fósiles son de los más abundantes de entre todos los dinosaurios, lo que ha hecho que los científicos tengan una idea bastante aproximada de su aspecto y costumbres.

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte IParte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , ,

Grandes Dinosaurios Herbívoros I

Dacentrurus (Cola muy puntiaguda).

Periodo: Jurásico Superior (Oxfordiano – Kimeridgiano). Hace 157 – 152 millones de años.

Tamaño: Unos 8 metros de longitud y 3,5 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 1 – 2 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descrito por Richard Owen en 1875. Se han encontrado restos en Inglaterra, Francia, España y Portugal.

El Dacentrurus fue un gran estegosáurido y el primero de ellos que recibió nombre. Conocer la apariencia de un dinosaurio a partir de un esqueleto revuelto e incompleto, en el que algunos huesos podrían pertenecer a otros animales, presenta una extrema dificultad. El Dacentrurus inicialmente fue nombrado como Omasaurus, hasta que se vio que otro dinosaurio ya había recibido ese nombre, además, las cifras relacionadas con su tamaño empezaron a dispararse, algunas veces fue descrito como un dinosaurio de apenas 4,4 metros de longitud y actualmente se le considera como uno de los mayores estegosáuridos, pudiendo alcanzar con facilidad los 8 metros de largo. El Dacentrurus era un animal vegetariano que deambularía confiado gracias a las agudas púas de su cola que le podrían servir como defensa contra posibles depredadores. Las placas óseas dorsales, cuya forma se aproxima más a la de una púa que a la de un triángulo, indican que se trataba de un estegosáurido primitivo. Dichas placas se situaban formando dos hileras en su lomo, mientras que en la parte baja de la espalda y en la cola, poseía una doble hilera de largas y afiladas púas, la más larga de todas ellas medía unos 45 centímetros de longitud. Esta configuración de placas difiere en gran medida de la de Stegosaurus, más evolucionado. Sus largas patas delanteras y sus vértebras, también nos indican que el Dacentrurus era un estegosáurido muy primitivo.

Dacentrurus

Mamenchisaurus (Lagarto de Mamenchi).

Periodo: Jurásico Superior (Oxfordiano). Hace 156 millones de años.

Tamaño: Entre 16 – 25 metros de longitud y 7 – 13 metros de altura.

Peso: Alrededor de 27 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1952 en la Formación Shangshaximiao en Sichuán (China) y nombrado en 1954 por C.C Young. Se han encontrado restos en China.

El primer esqueleto encontrado de Mamenchisaurus medía 18,5 metros, pero tenía la cola incompleta, de los cuales 9 correspondían a las 19 vértebras huecas de que se componía el cuello, uno de los más largos conocido, y pesaba 27 toneladas. Como sus parientes, los diplodocos, los mamenquisaurios tenían las patas traseras más altas que las delanteras. Al parecer viajaba en manadas, posiblemente cuando su alimento escaseaba. Era herbívoro y se alimentaba del follaje de los árboles. Las vértebras cervicales están alargadas, que junto con el número creciente de las mismas, producen el cuello más largo en relación al cuerpo conocido para un animal terrestre. Algunos individuos pudieron haber tenido cuellos de 15 metros de largo. Con todo el cuello era comparativamente ligero, algunas áreas del hueso tenían el grosor de la cáscara de un huevo. Cada las vértebras cervicales tenían dos costillas cilíndricas para fortalecer el cuello, como en otros saurópodos. Algunas características de la espina dorsal son evocadoras al Diplodocus. El número total de vértebras caudales y si los extremos de cola formaban un látigo no se conocen. Los cheurones comienzan a bifurcarse en la caudal 12, y los cheurones posteriores muestran que la extensión longitudinalmente está desarrollada más que en cualquier otro género con excepción de Diplodocus en sí mismo. Los fragmentos del cráneo encontraron en la década de los 1980 sugieren que Mamenschisaurus tenía un hocico más alto y cuadrado que el del Diplodocus y dientes eran más robustos y con forma de una cuchara.

Mamenchisaurus

Stegosaurus (Lagarto con tejado).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano – Titoniano). Hace 156 – 144 millones de años.

Tamaño: Una media de 9 metros de largo y 4 metros de altura aproximadamente. Algunos ejemplares podrían haber alcanzado los 12 metros de longitud.

Peso: Alrededor de 3 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1877 por Othniel C. Marsh en Colorado (Estados Unidos). Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Wyoming), Portugal.

El Stegosaurus es un dinosaurio icónico debido a las dos hileras de placas óseas que poseía a lo largo de su arqueado lomo y que le daban su perfil característico. También destacaba en él su cola con afiladas púas y un cuello ligeramente acorazado con osteodermos en su parte inferior. Todo ello formaba un arsenal defensivo ya que el Stegosaurus, era un dinosaurio robusto y realmente lento, el cual necesitaría alimentarse durante casi la mayor parte del día. El Stegosaurus forma parte de la familia de los estegosáuridos, siendo posiblemente la especie de mayor tamaño conocida dentro de esa familia. La cabeza de este dinosaurio era pequeña, con un cerebro diminuto en relación al resto de su cuerpo, es posible que la mantuviese a baja altura la mayor parte del tiempo. Dicha cabeza, terminaba en un pico débil y con dientes de forma triangular y escasa capacidad masticatoria. El Stegosaurus era cuadrúpedo, con patas (las delanteras bastante más cortas que las traseras) robustas terminadas en pies planos de cinco dedos en cada uno. Dentro de sus características principales podemos fijarnos en las cuatro púas de entre 60 – 90 centímetros de largo de su rígida cola, la cual habría balanceado de forma peligrosa ante la presencia de posibles depredadores como su contemporáneo Allosaurus. Las placas de su lomo (17 en total de 60 centímetros de alto por 60 centímetros de ancho) posiblemente no le habrían servido de mucha defensa y se especula mucho sobre su función real, sí es cierto que dichas placas tienen una fuerte vascularización, por lo que aumenta la posibilidad de fueran utilizadas por el Stegosaurus para enfriar o calentar su sangre (y con ello el resto del animal) e incluso que las placas pudieran haber cambiado de color cuando se encontraban llenas de sangre, quizá con ello para propósitos de apareamiento.

Brachiosaurus (Lagarto brazo).

Periodo: Jurásico Superior (Kimerigdiano – Titoniano). Hace 152 – 144 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 25 metros de longitud y 13 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 35 – 60 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1900 por Elmer S. Riggs en el Gran Cañón del Colorado. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado), Sur de Europa y Norte de África.

El Brachiosaurus además de ser uno de los dinosaurios más populares en la actualidad, es también uno de los más grandes que han existido sobre la tierra, tanto en tamaño como peso. Con su característica principal de un cuello extremadamente largo como todos los saurópodos (género al cual pertenecía el Brachiosaurus), compuesto de unas catorce vértebras y que le serviría para alcanzar las ramas más altas de los árboles de los que se alimentaba. Dicho cuello, es posible que dispusiese en su interior de una serie de vasos sanguíneos con paredes musculosas y válvulas, que ayudasen al corazón del animal a bombear la sangre sin problema hasta el cerebro y evitar así un retroceso del flujo de la misma. Entre sus características físicas, también cabe destacar la mayor longitud de sus patas delanteras (solamente su fémur ya alcanzaba los 2 metros de largo) en comparación de las traseras, hecho al cual debe su nombre. Su cráneo poseía una alta cresta distintiva y contenía un pequeño cerebro, no acorde con la gigantesca dimensión del resto de su cuerpo. Los dientes del Brachiosaurus tenían forma de espátula, 26 en total, tanto en la parte superior como en la inferior de su mandíbula, gracias a ellos arrancaría los brotes jóvenes de las copas de los árboles. Cabe señalar que este dinosaurio herbívoro, necesitaría alrededor de 180 kgs de masa vegetal al día para alimentarse, debido a ello, muchos científicos piensan que el Brachiosaurus sería un animal de sangre caliente. Debido a su enorme tamaño y su gruesa piel, es muy posible que este dinosaurio no tuviese ningún depredador, también se especula con que hubiesen formado manadas, lo cual les habría hecho incluso más invulnerables ante posibles atacantes como el Allosaurus. Dentro del género Brachiosaurus, podemos encontrar al menos una subespecie de este mismo llamada Brachiosaurus altithorax, que habría vivido en Colorado (Estados Unidos) y una especie recientemente separada llamada Giraffatitan, cuyos restos fueron encontrados en Tanzania.

Diplodocus (Doble viga).

Periodo: Jurásico Superior (Kimerigdiano – Titoniano). Hace 150 – 147 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 27 metros de largo y 5 metros de alto a la altura de las caderas. Algunos científicos suponen que pudo llegar a medir hasta 37 metros de largo por 6,5 metros de altura.

Peso: Hasta 38 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1877 por S.W. Willinston. Se han encontrado restos principalmente en Estados Unidos y más en concreto en la Formación Morrison de Wyoming.

El Diplodocus es uno de los dinosaurios más conocidos, perteneciente al género de los saurópodos, destaca principalmente por su enorme tamaño en donde la mayor parte de la longitud del animal, correspondía al cuello (formado por al menos 15 grandes vértebras) y a la cola, una cola que le habría servido de contrapeso del cuello (el cual no podría alzarlo más de 30º sobre la horizontal) y que seguramente, sostenía por encima del suelo, pudiendo usarla como un látigo contra posibles depredadores. Al igual que el resto de los saurópodos, el Diplodocus se pasaría la mayor parte de su tiempo comiendo hojas tiernas, ya que necesitaría una gran cantidad de materia vegetal para abastecer las necesidades de su enorme cuerpo. El Diplodocus utilizaba para alimentarse unos dientes con forma de clavija e inclinados hacia delante, los cuales estaban situados únicamente en la parte anterior de sus mandíbulas. Físicamente y al contrario que el Brachiosaurus, sus patas delanteras (las cuales tenían una afilada garra inusualmente grande en cada pezuña) eran algo más cortas que las traseras, su cráneo era muy pequeño en relación con el resto del cuerpo y cuyas fosas nasales, estaban situadas en la parte superior de la cabeza. También cabe destacar que el lomo del Diplodocus, estaba recubierto de una serie púas estrechas y de poco tamaño formadas por queratina y muy similares a la de las actuales iguanas. Debido a su enorme tamaño, este dinosaurio sería prácticamente invulnerable al ataque de depredadores, salvo en el caso de individuos juveniles o enfermos.

Iguanodon (Diente de iguana).

Periodo: Cretácico inferior (Berriasiano – Aptiano). Hace 130 – 120 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 10 metros de longitud y 5 metros de altura cuando estaba erguido.

Peso: 3 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1822 por los Mantell en estratos del Bosque Tilgate de Cuckfield (Inglaterra). Se han encontrado restos en Inglaterra, Bélgica, Alemania, Norte de África, Mongolia y Oeste de los Estados Unidos.

El Iguanodon fue uno de los primeros dinosaurios en ser descrito, su nombre tiene su origen en la semejanza de sus dientes con los de la iguana actual. En la actualidad sabemos que debió de ser uno de los dinosaurios herbívoros con mayor éxito y difusión, prosperó debido a su gran tamaño, robustez y también a la gran púa que poseía en los pulgares de sus manos y que le habría servido como método de defensa ante posibles depredadores. El Iguanodon poseía un cráneo grande, alto pero estrecho y con un pico óseo carente de dientes en la parte delantera de su morro pero sin embargo, poseía hileras paralelas de anchos dientes en la parte trasera de su mandíbula para triturar la comida. El Iguanodon poseía unas poderosas patas traseras y pudo haber camino tanto de forma bípeda como cuadrúpeda. Su larga cola rígida estaba reforzada por tendones óseos (al igual que su espina dorsal) y le habría servido como contrapeso al resto del cuerpo, manteniéndola por encima del suelo y sin arrastrarla. Una de las características principales del Iguanodon son púas en los pulgares de cada mano, en las primeras reconstrucciones que se hicieron de este dinosaurio, los científicos erróneamente pusieron esas púas en su nariz, al modo de los actuales rinocerontes. Hoy en día, sabemos que esas púas con forma cónica y de hasta 15 centímetros de largo, le habrían podido servir al Iguanodon como método de defensa y también como herramienta para recoger hojas, brotes y pequeñas ramas. Sus manos estaban muy avanzadas respecto a otros dinosaurios y con ellas, también habría podido sujetar pequeños objetos. El mayor descubrimiento de fósiles de Iguanodon tuvo lugar en 1878 en la mina de carbón de Benissart en Bélgica, donde se encontraron 38 esqueletos en muy buen estado de conservación de este dinosaurio a una profundidad de 322 metros. Algunos científicos especulan con que el Iguanodon podría haber tenido hábitos gregarios, viviendo en manadas migratorias.

Argentinosaurus (Lagarto de Argentina).

Periodo: Cretácico Superior (Cenomiano). Hace 95 millones de años.

Tamaño: Entre 30 y 36 metros de largo y 21 metros de altura aproximadamente.

Peso: Hasta 73 toneladas de peso aproximadamente (100 toneladas en algunos estudios).

Localización fósiles: Descubierto en 1989 y descrito por Bonaparte y Coria en 1993. Se han encontrado restos en Argentina.

El Argentinosaurus es el animal terrestre de mayor tamaño y peso del que se tiene constancia en la actualidad a pesar que se han encontrado pocos fósiles del mismo (vértebras, tibia, algunas costillas y el hueso sacro). Estos restos muestran un verdadero gigante en el límite hasta el que los grandes animales pueden crecer y resistir el empuje de su propio peso corporal. Entre los fósiles que se han encontrado de Argentinosaurus, se incluye el hueso de una espinilla de 1,5 metros, se puede deducir entonces que este dinosaurio era un enorme saurópodo herbívoro de cuello muy largo. Una de las vértebras de Argentinosaurus tiene una longitud de 1,3 metros y un diámetro de 1,7 metros. Parte de ella tiene forma de ala, permitiendo alojar así los poderosos músculos necesarios para sostener el animal. La cola no era tan larga en proporción a su tamaño como la del Diplodocus. Se piensa que el Argentinosaurus vagaba en manadas por las amplias planicies aluviales de lo que hoy es América del Sur, dicho hábitat podía alojar un animal de su tamaño. El Argentinosaurus pertenecía al clado de los titanosáuridos, por lo que su piel podía haber estado parcialmente acorada con un mosaico de osteodermos o protuberancias óseas. A pesar de las primeras representaciones que mostraban al Argentinosaurus con el cuello en alto, hoy se cree que probablemente no podría elevar la cabeza muy por encima de sus hombros debido a que la presión sanguínea para ello necesaria habría reventado literalmente sus venas.

Argentinosaurus

Lamebosaurus (Lagarto de Lambe).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 83 – 71 millones de años.

Tamaño: Entre 9 – 15 metros de longitud y 2,1 de altura.

Peso: Hasta 23 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto por Lawrence Lambe y descrito años más tarde en 1923 por William Parks. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá), Montana y Nuevo México (Estados Unidos).

El Lambeosaurus fue uno de los dinosaurios de pico de pato de mayor tamaño, el cual presentaba una cresta en su cabeza que variaba dependiendo de la especie. Esta cresta sigue desconcertando a los paleontólogos porque no se tiene muy clara su función aunque su estructura hueca podría haber hecho más sonoros los bramidos del animal, o quizá también servían para exhibiciones e incluso para diferenciar los géneros. El Lambeosaurus podría haber tenido en su boca hasta unos 1.600 dientes fuertemente acuñados, de manera que aquellos que se rompían debido a la acción continua de masticación, eran inmediatamente sustituidos. El Lambeosaurus podía moverse sobre cuatro patas (posiblemente para alimentarse) o sobre dos patas (para correr). Los tendones osificados que poseía en su cola aumentaban su rigidez, evitando que se cayera y manteniendo el equilibrio del animal. El Lambeosaurus usaba un pico para recoger el material vegetal, que era mantenido en la boca por un órgano similar a las mejillas. Este dinosaurio se alimentaba de plantas de hasta 4 metros de altura.

Lambeosaurus

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte IParte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , ,

Grandes Dinosaurios Carnívoros II

Utahraptor (Ladrón de Utah).

Periodo: Cretácico Inferior (Albiano). Hace 112 – 100 millones de años.

Tamaño: 6,5 metros de longitud y 2 metros de altura.

Peso: Entre 500 – 700 kilogramos.

Localización fósiles: Descubierto en 1991 por James Kirkland, Robert Gaston y Donald Burge. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Utah).

El Utahraptor es el dinosaurio terópodo de la familia dromaeosauridae más grande conocido hasta la fecha. Al igual que otros dinosaurios de esa familia, su capacidad craneal (45 cms y grandes ojos) era más grande comparada con la de otras especies, dotándole de cierta inteligencia por lo que es posible que a su vez cazase en manadas. Sus pies tenían cuatro dedos cada uno y el segundo de ellos terminaba en una enorme garra que podía alcanzar los 38 cms de longitud, un arma que sería letal a la hora de cazar presas. Su mandíbula era poderosa, teniendo dientes serrados alcanzaban los 5 cms de longitud y crecían nuevos para reemplazar aquellos que se rompían progresivamente. Su larga y gruesa cola estaba reforzada por una funda de delgadas varillas por lo que habría sido casi rígida, funcionando de manera similar a la pértiga de los equilibristas, ayudando al Utahraptor a mantener la estabilidad mientras corría (pudiendo alcanzar gran velocidad gracias a la potencia de sus fuertes patas), mejorando su capacidad de maniobra. Cada mano de sus extremidades superiores tenía tres garras que podría clavar en la carne de sus presas y con las que conseguiría un fuerte agarre. Es muy probable que este dinosaurio al igual que otros de la familia de los dromeosáuridos estuviese cubierto de plumas.

Spinosaurus (Lagarto de espina).

Periodo: Cretácico Medio  (Albiano – Cenomaniano). Hace 112 – 97 millones de años.

Tamaño: Entre 12,6 – 18 metros de longitud y 5,6 metros de altura.

Peso: Entre 7 – 20,9 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1910 por Ernst Stromer. Se han encontrado restos en Egipto y Marruecos.

El Spinosaurus descubierto en 1912 es considerado por muchos paleontólogos como el dinosaurio carnívoro más grande encontrado hasta la fecha. Las espinas distintivas que poseía en el lomo podían crecer hasta alcanzar un tamaño de 1,65 metros aproximadamente, probablemente estarían conectadas por una piel formando una vela a la que se le atribuyen diversas funciones como exhibición y termorregulación. Sus largos dientes cónicos eran muy poco parecidos a los de la mayoría de los terópodos, que eran serrados y con una forma más aplanada por lo que unido al diseño de su mandíbula sugiere que el Spinosaurus podría haber sido un gran cazador de peces. Es posible que la carroña y pequeñas presas estuviesen también dentro de sus hábitos alimenticios. En las últimas décadas se ha sugerido que el Spinosaurus podría ser cuadrúpedo, al menos ocasionalmente. En un artículo del 2014 se propone una nueva postura para la cadera y piernas de este dinosaurio, mucho más flexionadas, casi al estilo de los actuales cocodrilos, sin embargo, esta teoría no está del todo aceptada por la comunidad científica. Sí se sabe que el Spinosaurus pasaba el mismo tiempo en agua que en tierra, esta vez sí, como los cocodrilos modernos. Hallazgos recientes demuestran que la cola de este dinosaurio poseía vértebras caudales se proyectaban espinas neurales significativamente alargadas, por lo que la cola del animal era estrecha, al estilo de un remo y muy similar a la de cocodrilos y tritones actuales.

Giganotosaurus (Lagarto gigante del Sur).

Periodo: Cretácico Inferior (Cenomiano). Hace 96 millones de años.

Tamaño: Entre 12,2 – 14 metros de longitud y 3,8 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 6,5 – 13,3 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1993 por Rubén Carolini. Se han encontrado restos en Argentina.

El Giganotosaurus fue uno de los mayores depredadores que han existido, superando ligeramente en tamaño al Tyrannosaurus Rex. Su enorme cráneo (el mayor de todos los terópodos conocidos) era sostenido por un cuello poderoso, en cambio las extremidades superiores que consistían en tres dedos con garras afiladas eran cortas en relación a su tamaño. Es posible que este depredador aprovechase la oportunidad de realizar emboscadas ya que sus piernas con un fémur más largo que la tibia no le permitían correr a gran velocidad durante largas distancias (posiblemente 50 kms por hora como máximo). Su larga cola serviría como contrapeso y equilibrio a su voluminoso y a la vez robusto cuerpo. Su cerebro era más pequeño en comparación con otros terópodos y tenía forma de banana, en él destacaban unos bulbos olfatorios muy desarrollados. Es posible que cazase en manadas, dado que se han encontrado yacimientos de varios fósiles de distintos individuos de la misma especie juntos.

Mapusaurus (Lagarto de la tierra).

Periodo: Cretácico Superior (Cenomiano). Hace 95 millones de años.

Tamaño: Entre 12,2 – 12,6 metros de longitud y alrededor de 4 metros de altura.

Peso: Entre 3 – 5 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto entre 1997 – 2001 por la expedición argentino-canadiense Proyecto Dinosaurio. Se han encontrado restos en Argentina.

El Mapusaurus fue un enorme terópodo emparentado con el Giganotosaurus, su pariente de mayor tamaño. Coria y Currie describen al Mapusaurus como un terópodo carcharodontosáurido cuyo cráneo difiere del Giganotosaurus en que tiene huesos nasales gruesos y rugosos, más angostos en la porción anterior a la unión nasal/maxilar/lagrimal, posee una mayor extensión de la fosa anteorbital hacia el maxilar y menores fenestras maxilares, una barra interfenestral de mayor grosor entre las fenestras anteorbital y maxilar y un lagrimal más bajo y aplanado con un pequeño cuerno. Transversalmente el preforntal es más ancho en lo referente a anchura lacrimal, el margen lateral del palpebral ventrolateralmente curvando. El segundo y tercer metacarpianos fundidos, húmero con el extremodistal amplio y con poca separación en medio de los cóndilos. La brevis fossa del ilion se extiende profundamente en dorsal de la excavación del pedúculo isquial. También se diferencia de Giganotosaurus en tener las epipófisis cónicas, levemente curvadas en las cervicales que se afilan hacia el extremo distal. Zigapófisis posteriores axiales unidas en en la línea media, una lámina preespinal más pequeña y menos elaborada en el centro de las cervicales. Un notable margen dorsal agudo de las espinas dorsales de las vértebras, que son altas, más que anchas. Los fósiles de Mapusaurus fueron descubiertos en un lecho óseo que contiene por lo menos siete individuos de diferentes etapas de crecimiento.

Mapusaurus

Daspletosaurus (Lagarto pavoroso).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 77 – 74 millones de años.

Tamaño: Entre 8 – 9 metros de longitud y alrededor de 2,8 de altura.

Peso: Unas 1,8 – 3,5 toneladas aproximadamente, 2,5 toneladas de media.

Localización fósiles: Descubierto en 1921 y descrito en 1970 por Dale Russell. Se han encontrado restos principalmente en Alberta (Canadá).

El Daspletosaurus está estrechamente vinculado al mucho más grande y más reciente Tyrannosaurus con el que compartió la misma forma del cuerpo. Como la mayoría de los tiranosáuridos conocidos, era un depredador bípedo de más de una tonelada equipado de docenas de dientes grandes y agudos. Daspletosaurus tenía los pequeños miembros anteriores típicos reducidos de los tiranosáuridos, aunque fueran proporcionalmente más largos que en otros géneros. Como todos los terópodos, tenia una larga cola, y como poseía largas patas traseras que terminaron en pies de cuatro dedos donde solo tres tocaban el suelo con la punta y el primer dígito (hallux) no entraba en contacto con la tierra. Los pequeños brazos solo tenían dos dedos, para quitarle peso a la parte anterior del cuerpo. Sus patas terminaban en tres fuertes dedos y la cola le servía de contrapeso a su enorme cabeza y al torso, colocando su centro de gravedad sobre las caderas. Como el superdepredador que era, el Daspletosaurus estaba en la cúspide de la cadena alimentaria y probablemente se alimentara de dinosaurios más grandes como el Centrosaurus y el Hypacrosaurus. En algunas áreas, el Daspletosaurus llegó a coincidir con el Gorgosaurus, otro tiranosáurido de gran tamaño.

Daspletosaurus

Carnotaurus (Toro carnívoro).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano – Maastrichtiano). Hace 72 – 69 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 8 – 9 metros de longitud y  2,7 – 3,5 metros de altura.

Peso: Entre 1,5 – 2 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1985. Se han encontrado restos en la parte más meridional de Sudamérica (Chile, Argentina y en la Patagonia).

El Carnotaurus era un terópodo muy característico debido a su cabeza, la cual recuerda a la de un bulldog, y los cuernos situados en la parte superior de ella se asemejan a los de los toros. Los brazos del Carnotaurus eran excepcionalmente cortos y poseían unas manos extremedamente pequeñas y con cuatro dedos. Al contrario que la mayoría de los dinosaurios, los ojos del Carnotaurus miraban ligeramente hacia delante, lo que problablemente le otorgaran algún tipo de visión binocular limitada. Esto significaría que podía utilizar ambos ojos para conseguir un cierto grado de visión en profundidad. El Carnotaurus probablemente utilizase sus cuernos durante los rituales de apareamiento o para asestar testarazos a sus rivales y hacer que se batieran en retirada. Los dientes de este dinosaurio carnívoro estaban estrechamente agrupados en sus mandíbulas por lo que muestran que el Carnotaurus estaba en la cúspide de la pirámide alimentaria y que seguramente cazase presas grandes como los saurópodos aunque algunos estudios sugieren que se alimentaba de dinosaurios más pequeños. Sólo un esqueleto, aunque casi completo, ha sido encontrado, incluyendo impresiones de la piel a lo largo de casi todo el costado derecho, que muestra que el Carnotaurus carecía de plumas, difiriendo así de otros terópodos recientemente descubiertos. Su aspecto con piel áspera y gruesa sería muy similar al de los cocodrilos actuales.

Carnotaurus

Albertosaurus (Lagarto de Alberta).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 70 millones de años.

Tamaño: Unos 9 metros de longitud y 3,4 de altura aproximadamente

Peso: Entre 1,3 – 1,7 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1884 por Joseph Burr Tyrrell durantes unas prospecciones geológicas. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá) y en Montana y Wyoming (Estados Unidos).

El Albertosaurus era un pariente cercano del Tyrannosaurus Rex aunque de menor tamaño. Poseía 14 – 16 dientes con borde de sierra en la mandíbula inferior y 17 – 19 en la mandíbula superior. Cada diente tenía un repuesto que crecía debajo del mismo, listo para sustituir a las piezas rotas o desgastadas. Aunque su estructura era similar a la del anteriormente mencionado Tyrannosaurus Rex, sus ojos estaban más posicionados hacia los laterales, haciendo que le resultase más complicado calcular las distancias. Este dinosaurio carnívoro tenía dos brazos terminados únicamente en dos dedos por lo que no eran de gran utilidad, dado que eran demasiado cortos para alcanzar su boca, por lo que habría efectuado sus ataques con las mandíbulas abiertas. El Albertosaurus se caracterizaba por ser un veloz corredor, capaz de alcanzar los 40 – 48 kilómetros hora. Algunos científicos consideran que este dinosaurio cazaba en grupo, pudiendo dar muerte de esa manera a presas de mucho mayor tamaño. Es posible que el Albertosaurus buscase también carroña de animales muertos ya que poseía un muy desarrollado y agudo sentido del olfato. También se cree en reconstrucciones modernas que su cuerpo podía estar cubierto de una especie de plumas primitivas.

albertosaurus

Tyrannosaurus Rex (Lagarto tirano rey).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 67 – 65 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 13 metros de largo aproximadamente y 4 metros de altura.

Peso: Entre 6 y 8 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1892 por Edward Drinker Cope. Se han encontrado restos en diversas zonas de América del Norte (Montana, Dakota del Sur, Wyoming, Nuevo México, Alberta).

El Tyrannosaurus Rex es sin duda el dinosaurio más famoso de todos y uno de los más conocidos por los paleontólogos debido al estudio de numerosos fósiles pertenecientes a este animal, algunos de ellos eran esqueletos casi completos, incluyendo tejido conjuntivo y proteínas. El Tyrannosaurus rex fue un carnívoro bípedo de cuerpo masivo y robusto, con un gran cráneo (los huesos de la cabeza tenían espacios vacíos rellenos de aire para que fuese más ligero) que poseía en su mandíbula unos dientes afilados y puntiagudos con forma de cuchilla que llegaban a los 33 cms de largo desde la raíz hasta el extremo opuesto. Posiblemente sus gruesas y largas patas traseras le permitieran correr a una velocidad razonablemente rápida para su tamaño (18 kilómetros por hora) y su cola (al igual que en otros terópodos parecidos a él) le sirviera para mantener el equilibrio y ejercer de contrapeso. Una imagen muy relacionada con este animal es la de sus pequeñas patas delanteras con dos dedos cada una terminados en garra, a día de hoy se desconoce la función y utilidad de estas extremidades. En cuanto a su alimentación se ha debatido sobre si el Tyrannosaurus Rex era un depredador o carroñero, las últimas investigaciones sugieren la primera opción, sería de esa forma un activo depredador y ocasionalmente carroñero (su potencia mandibular le habría permitido romper huesos) ya que su tamaño y fuerza eran suficientes como para robar las presas a otros carnívoros.

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte I

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I & Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: