RSS

Archivo de la etiqueta: Dinosaurios

Grandes Dinosaurios Herbívoros I

Dacentrurus (Cola muy puntiaguda).

Periodo: Jurásico Superior (Oxfordiano – Kimeridgiano). Hace 157 – 152 millones de años.

Tamaño: Unos 8 metros de longitud y 3,5 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 1 – 2 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descrito por Richard Owen en 1875. Se han encontrado restos en Inglaterra, Francia, España y Portugal.

El Dacentrurus fue un gran estegosáurido y el primero de ellos que recibió nombre. Conocer la apariencia de un dinosaurio a partir de un esqueleto revuelto e incompleto, en el que algunos huesos podrían pertenecer a otros animales, presenta una extrema dificultad. El Dacentrurus inicialmente fue nombrado como Omasaurus, hasta que se vio que otro dinosaurio ya había recibido ese nombre, además, las cifras relacionadas con su tamaño empezaron a dispararse, algunas veces fue descrito como un dinosaurio de apenas 4,4 metros de longitud y actualmente se le considera como uno de los mayores estegosáuridos, pudiendo alcanzar con facilidad los 8 metros de largo. El Dacentrurus era un animal vegetariano que deambularía confiado gracias a las agudas púas de su cola que le podrían servir como defensa contra posibles depredadores. Las placas óseas dorsales, cuya forma se aproxima más a la de una púa que a la de un triángulo, indican que se trataba de un estegosáurido primitivo. Dichas placas se situaban formando dos hileras en su lomo, mientras que en la parte baja de la espalda y en la cola, poseía una doble hilera de largas y afiladas púas, la más larga de todas ellas medía unos 45 centímetros de longitud. Esta configuración de placas difiere en gran medida de la de Stegosaurus, más evolucionado. Sus largas patas delanteras y sus vértebras, también nos indican que el Dacentrurus era un estegosáurido muy primitivo.

Dacentrurus

Mamenchisaurus (Lagarto de Mamenchi).

Periodo: Jurásico Superior (Oxfordiano). Hace 156 millones de años.

Tamaño: Entre 16 – 25 metros de longitud y 7 – 13 metros de altura.

Peso: Alrededor de 27 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1952 en la Formación Shangshaximiao en Sichuán (China) y nombrado en 1954 por C.C Young. Se han encontrado restos en China.

El primer esqueleto encontrado de Mamenchisaurus medía 18,5 metros, pero tenía la cola incompleta, de los cuales 9 correspondían a las 19 vértebras huecas de que se componía el cuello, uno de los más largos conocido, y pesaba 27 toneladas. Como sus parientes, los diplodocos, los mamenquisaurios tenían las patas traseras más altas que las delanteras. Al parecer viajaba en manadas, posiblemente cuando su alimento escaseaba. Era herbívoro y se alimentaba del follaje de los árboles. Las vértebras cervicales están alargadas, que junto con el número creciente de las mismas, producen el cuello más largo en relación al cuerpo conocido para un animal terrestre. Algunos individuos pudieron haber tenido cuellos de 15 metros de largo. Con todo el cuello era comparativamente ligero, algunas áreas del hueso tenían el grosor de la cáscara de un huevo. Cada las vértebras cervicales tenían dos costillas cilíndricas para fortalecer el cuello, como en otros saurópodos. Algunas características de la espina dorsal son evocadoras al Diplodocus. El número total de vértebras caudales y si los extremos de cola formaban un látigo no se conocen. Los cheurones comienzan a bifurcarse en la caudal 12, y los cheurones posteriores muestran que la extensión longitudinalmente está desarrollada más que en cualquier otro género con excepción de Diplodocus en sí mismo. Los fragmentos del cráneo encontraron en la década de los 1980 sugieren que Mamenschisaurus tenía un hocico más alto y cuadrado que el del Diplodocus y dientes eran más robustos y con forma de una cuchara.

Mamenchisaurus

Stegosaurus (Lagarto con tejado).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano – Titoniano). Hace 156 – 144 millones de años.

Tamaño: Una media de 9 metros de largo y 4 metros de altura aproximadamente. Algunos ejemplares podrían haber alcanzado los 12 metros de longitud.

Peso: Alrededor de 3 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1877 por Othniel C. Marsh en Colorado (Estados Unidos). Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Wyoming), Portugal.

El Stegosaurus es un dinosaurio icónico debido a las dos hileras de placas óseas que poseía a lo largo de su arqueado lomo y que le daban su perfil característico. También destacaba en él su cola con afiladas púas y un cuello ligeramente acorazado con osteodermos en su parte inferior. Todo ello formaba un arsenal defensivo ya que el Stegosaurus, era un dinosaurio robusto y realmente lento, el cual necesitaría alimentarse durante casi la mayor parte del día. El Stegosaurus forma parte de la familia de los estegosáuridos, siendo posiblemente la especie de mayor tamaño conocida dentro de esa familia. La cabeza de este dinosaurio era pequeña, con un cerebro diminuto en relación al resto de su cuerpo, es posible que la mantuviese a baja altura la mayor parte del tiempo. Dicha cabeza, terminaba en un pico débil y con dientes de forma triangular y escasa capacidad masticatoria. El Stegosaurus era cuadrúpedo, con patas (las delanteras bastante más cortas que las traseras) robustas terminadas en pies planos de cinco dedos en cada uno. Dentro de sus características principales podemos fijarnos en las cuatro púas de entre 60 – 90 centímetros de largo de su rígida cola, la cual habría balanceado de forma peligrosa ante la presencia de posibles depredadores como su contemporáneo Allosaurus. Las placas de su lomo (17 en total de 60 centímetros de alto por 60 centímetros de ancho) posiblemente no le habrían servido de mucha defensa y se especula mucho sobre su función real, sí es cierto que dichas placas tienen una fuerte vascularización, por lo que aumenta la posibilidad de fueran utilizadas por el Stegosaurus para enfriar o calentar su sangre (y con ello el resto del animal) e incluso que las placas pudieran haber cambiado de color cuando se encontraban llenas de sangre, quizá con ello para propósitos de apareamiento.

Brachiosaurus (Lagarto brazo).

Periodo: Jurásico Superior (Kimerigdiano – Titoniano). Hace 152 – 144 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 25 metros de longitud y 13 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 35 – 60 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1900 por Elmer S. Riggs en el Gran Cañón del Colorado. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado), Sur de Europa y Norte de África.

El Brachiosaurus además de ser uno de los dinosaurios más populares en la actualidad, es también uno de los más grandes que han existido sobre la tierra, tanto en tamaño como peso. Con su característica principal de un cuello extremadamente largo como todos los saurópodos (género al cual pertenecía el Brachiosaurus), compuesto de unas catorce vértebras y que le serviría para alcanzar las ramas más altas de los árboles de los que se alimentaba. Dicho cuello, es posible que dispusiese en su interior de una serie de vasos sanguíneos con paredes musculosas y válvulas, que ayudasen al corazón del animal a bombear la sangre sin problema hasta el cerebro y evitar así un retroceso del flujo de la misma. Entre sus características físicas, también cabe destacar la mayor longitud de sus patas delanteras (solamente su fémur ya alcanzaba los 2 metros de largo) en comparación de las traseras, hecho al cual debe su nombre. Su cráneo poseía una alta cresta distintiva y contenía un pequeño cerebro, no acorde con la gigantesca dimensión del resto de su cuerpo. Los dientes del Brachiosaurus tenían forma de espátula, 26 en total, tanto en la parte superior como en la inferior de su mandíbula, gracias a ellos arrancaría los brotes jóvenes de las copas de los árboles. Cabe señalar que este dinosaurio herbívoro, necesitaría alrededor de 180 kgs de masa vegetal al día para alimentarse, debido a ello, muchos científicos piensan que el Brachiosaurus sería un animal de sangre caliente. Debido a su enorme tamaño y su gruesa piel, es muy posible que este dinosaurio no tuviese ningún depredador, también se especula con que hubiesen formado manadas, lo cual les habría hecho incluso más invulnerables ante posibles atacantes como el Allosaurus. Dentro del género Brachiosaurus, podemos encontrar al menos una subespecie de este mismo llamada Brachiosaurus altithorax, que habría vivido en Colorado (Estados Unidos) y una especie recientemente separada llamada Giraffatitan, cuyos restos fueron encontrados en Tanzania.

Diplodocus (Doble viga).

Periodo: Jurásico Superior (Kimerigdiano – Titoniano). Hace 150 – 147 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 27 metros de largo y 5 metros de alto a la altura de las caderas. Algunos científicos suponen que pudo llegar a medir hasta 37 metros de largo por 6,5 metros de altura.

Peso: Hasta 38 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1877 por S.W. Willinston. Se han encontrado restos principalmente en Estados Unidos y más en concreto en la Formación Morrison de Wyoming.

El Diplodocus es uno de los dinosaurios más conocidos, perteneciente al género de los saurópodos, destaca principalmente por su enorme tamaño en donde la mayor parte de la longitud del animal, correspondía al cuello (formado por al menos 15 grandes vértebras) y a la cola, una cola que le habría servido de contrapeso del cuello (el cual no podría alzarlo más de 30º sobre la horizontal) y que seguramente, sostenía por encima del suelo, pudiendo usarla como un látigo contra posibles depredadores. Al igual que el resto de los saurópodos, el Diplodocus se pasaría la mayor parte de su tiempo comiendo hojas tiernas, ya que necesitaría una gran cantidad de materia vegetal para abastecer las necesidades de su enorme cuerpo. El Diplodocus utilizaba para alimentarse unos dientes con forma de clavija e inclinados hacia delante, los cuales estaban situados únicamente en la parte anterior de sus mandíbulas. Físicamente y al contrario que el Brachiosaurus, sus patas delanteras (las cuales tenían una afilada garra inusualmente grande en cada pezuña) eran algo más cortas que las traseras, su cráneo era muy pequeño en relación con el resto del cuerpo y cuyas fosas nasales, estaban situadas en la parte superior de la cabeza. También cabe destacar que el lomo del Diplodocus, estaba recubierto de una serie púas estrechas y de poco tamaño formadas por queratina y muy similares a la de las actuales iguanas. Debido a su enorme tamaño, este dinosaurio sería prácticamente invulnerable al ataque de depredadores, salvo en el caso de individuos juveniles o enfermos.

Iguanodon (Diente de iguana).

Periodo: Cretácico inferior (Berriasiano – Aptiano). Hace 130 – 120 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 10 metros de longitud y 5 metros de altura cuando estaba erguido.

Peso: 3 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1822 por los Mantell en estratos del Bosque Tilgate de Cuckfield (Inglaterra). Se han encontrado restos en Inglaterra, Bélgica, Alemania, Norte de África, Mongolia y Oeste de los Estados Unidos.

El Iguanodon fue uno de los primeros dinosaurios en ser descrito, su nombre tiene su origen en la semejanza de sus dientes con los de la iguana actual. En la actualidad sabemos que debió de ser uno de los dinosaurios herbívoros con mayor éxito y difusión, prosperó debido a su gran tamaño, robustez y también a la gran púa que poseía en los pulgares de sus manos y que le habría servido como método de defensa ante posibles depredadores. El Iguanodon poseía un cráneo grande, alto pero estrecho y con un pico óseo carente de dientes en la parte delantera de su morro pero sin embargo, poseía hileras paralelas de anchos dientes en la parte trasera de su mandíbula para triturar la comida. El Iguanodon poseía unas poderosas patas traseras y pudo haber camino tanto de forma bípeda como cuadrúpeda. Su larga cola rígida estaba reforzada por tendones óseos (al igual que su espina dorsal) y le habría servido como contrapeso al resto del cuerpo, manteniéndola por encima del suelo y sin arrastrarla. Una de las características principales del Iguanodon son púas en los pulgares de cada mano, en las primeras reconstrucciones que se hicieron de este dinosaurio, los científicos erróneamente pusieron esas púas en su nariz, al modo de los actuales rinocerontes. Hoy en día, sabemos que esas púas con forma cónica y de hasta 15 centímetros de largo, le habrían podido servir al Iguanodon como método de defensa y también como herramienta para recoger hojas, brotes y pequeñas ramas. Sus manos estaban muy avanzadas respecto a otros dinosaurios y con ellas, también habría podido sujetar pequeños objetos. El mayor descubrimiento de fósiles de Iguanodon tuvo lugar en 1878 en la mina de carbón de Benissart en Bélgica, donde se encontraron 38 esqueletos en muy buen estado de conservación de este dinosaurio a una profundidad de 322 metros. Algunos científicos especulan con que el Iguanodon podría haber tenido hábitos gregarios, viviendo en manadas migratorias.

Argentinosaurus (Lagarto de Argentina).

Periodo: Cretácico Superior (Cenomiano). Hace 95 millones de años.

Tamaño: Entre 30 y 36 metros de largo y 21 metros de altura aproximadamente.

Peso: Hasta 73 toneladas de peso aproximadamente (100 toneladas en algunos estudios).

Localización fósiles: Descubierto en 1989 y descrito por Bonaparte y Coria en 1993. Se han encontrado restos en Argentina.

El Argentinosaurus es el animal terrestre de mayor tamaño y peso del que se tiene constancia en la actualidad a pesar que se han encontrado pocos fósiles del mismo (vértebras, tibia, algunas costillas y el hueso sacro). Estos restos muestran un verdadero gigante en el límite hasta el que los grandes animales pueden crecer y resistir el empuje de su propio peso corporal. Entre los fósiles que se han encontrado de Argentinosaurus, se incluye el hueso de una espinilla de 1,5 metros, se puede deducir entonces que este dinosaurio era un enorme saurópodo herbívoro de cuello muy largo. Una de las vértebras de Argentinosaurus tiene una longitud de 1,3 metros y un diámetro de 1,7 metros. Parte de ella tiene forma de ala, permitiendo alojar así los poderosos músculos necesarios para sostener el animal. La cola no era tan larga en proporción a su tamaño como la del Diplodocus. Se piensa que el Argentinosaurus vagaba en manadas por las amplias planicies aluviales de lo que hoy es América del Sur, dicho hábitat podía alojar un animal de su tamaño. El Argentinosaurus pertenecía al clado de los titanosáuridos, por lo que su piel podía haber estado parcialmente acorada con un mosaico de osteodermos o protuberancias óseas. A pesar de las primeras representaciones que mostraban al Argentinosaurus con el cuello en alto, hoy se cree que probablemente no podría elevar la cabeza muy por encima de sus hombros debido a que la presión sanguínea para ello necesaria habría reventado literalmente sus venas.

Argentinosaurus

Lamebosaurus (Lagarto de Lambe).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 83 – 71 millones de años.

Tamaño: Entre 9 – 15 metros de longitud y 2,1 de altura.

Peso: Hasta 23 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto por Lawrence Lambe y descrito años más tarde en 1923 por William Parks. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá), Montana y Nuevo México (Estados Unidos).

El Lambeosaurus fue uno de los dinosaurios de pico de pato de mayor tamaño, el cual presentaba una cresta en su cabeza que variaba dependiendo de la especie. Esta cresta sigue desconcertando a los paleontólogos porque no se tiene muy clara su función aunque su estructura hueca podría haber hecho más sonoros los bramidos del animal, o quizá también servían para exhibiciones e incluso para diferenciar los géneros. El Lambeosaurus podría haber tenido en su boca hasta unos 1.600 dientes fuertemente acuñados, de manera que aquellos que se rompían debido a la acción continua de masticación, eran inmediatamente sustituidos. El Lambeosaurus podía moverse sobre cuatro patas (posiblemente para alimentarse) o sobre dos patas (para correr). Los tendones osificados que poseía en su cola aumentaban su rigidez, evitando que se cayera y manteniendo el equilibrio del animal. El Lambeosaurus usaba un pico para recoger el material vegetal, que era mantenido en la boca por un órgano similar a las mejillas. Este dinosaurio se alimentaba de plantas de hasta 4 metros de altura.

Lambeosaurus

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte IParte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , ,

Grandes Dinosaurios Carnívoros II

Utahraptor (Ladrón de Utah).

Periodo: Cretácico Inferior (Albiano). Hace 112 – 100 millones de años.

Tamaño: 6,5 metros de longitud y 2 metros de altura.

Peso: Entre 500 – 700 kilogramos.

Localización fósiles: Descubierto en 1991 por James Kirkland, Robert Gaston y Donald Burge. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Utah).

El Utahraptor es el dinosaurio terópodo de la familia dromaeosauridae más grande conocido hasta la fecha. Al igual que otros dinosaurios de esa familia, su capacidad craneal (45 cms y grandes ojos) era más grande comparada con la de otras especies, dotándole de cierta inteligencia por lo que es posible que a su vez cazase en manadas. Sus pies tenían cuatro dedos cada uno y el segundo de ellos terminaba en una enorme garra que podía alcanzar los 38 cms de longitud, un arma que sería letal a la hora de cazar presas. Su mandíbula era poderosa, teniendo dientes serrados alcanzaban los 5 cms de longitud y crecían nuevos para reemplazar aquellos que se rompían progresivamente. Su larga y gruesa cola estaba reforzada por una funda de delgadas varillas por lo que habría sido casi rígida, funcionando de manera similar a la pértiga de los equilibristas, ayudando al Utahraptor a mantener la estabilidad mientras corría (pudiendo alcanzar gran velocidad gracias a la potencia de sus fuertes patas), mejorando su capacidad de maniobra. Cada mano de sus extremidades superiores tenía tres garras que podría clavar en la carne de sus presas y con las que conseguiría un fuerte agarre. Es muy probable que este dinosaurio al igual que otros de la familia de los dromeosáuridos estuviese cubierto de plumas.

Spinosaurus (Lagarto de espina).

Periodo: Cretácico Medio  (Albiano – Cenomaniano). Hace 112 – 97 millones de años.

Tamaño: Entre 12,6 – 18 metros de longitud y 5,6 metros de altura.

Peso: Entre 7 – 20,9 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1910 por Ernst Stromer. Se han encontrado restos en Egipto y Marruecos.

El Spinosaurus descubierto en 1912 es considerado por muchos paleontólogos como el dinosaurio carnívoro más grande encontrado hasta la fecha. Las espinas distintivas que poseía en el lomo podían crecer hasta alcanzar un tamaño de 1,65 metros aproximadamente, probablemente estarían conectadas por una piel formando una vela a la que se le atribuyen diversas funciones como exhibición y termorregulación. Sus largos dientes cónicos eran muy poco parecidos a los de la mayoría de los terópodos, que eran serrados y con una forma más aplanada por lo que unido al diseño de su mandíbula sugiere que el Spinosaurus podría haber sido un gran cazador de peces. Es posible que la carroña y pequeñas presas estuviesen también dentro de sus hábitos alimenticios. En las últimas décadas se ha sugerido que el Spinosaurus podría ser cuadrúpedo, al menos ocasionalmente. En un artículo del 2014 se propone una nueva postura para la cadera y piernas de este dinosaurio, mucho más flexionadas, casi al estilo de los actuales cocodrilos, sin embargo, esta teoría no está del todo aceptada por la comunidad científica. Sí se sabe que el Spinosaurus pasaba el mismo tiempo en agua que en tierra, esta vez sí, como los cocodrilos modernos.

Giganotosaurus (Lagarto gigante del Sur).

Periodo: Cretácico Inferior (Cenomiano). Hace 96 millones de años.

Tamaño: Entre 12,2 – 14 metros de longitud y 3,8 metros de altura aproximadamente.

Peso: Entre 6,5 – 13,3 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1993 por Rubén Carolini. Se han encontrado restos en Argentina.

El Giganotosaurus fue uno de los mayores depredadores que han existido, superando ligeramente en tamaño al Tyrannosaurus Rex. Su enorme cráneo (el mayor de todos los terópodos conocidos) era sostenido por un cuello poderoso, en cambio las extremidades superiores que consistían en tres dedos con garras afiladas eran cortas en relación a su tamaño. Es posible que este depredador aprovechase la oportunidad de realizar emboscadas ya que sus piernas con un fémur más largo que la tibia no le permitían correr a gran velocidad durante largas distancias (posiblemente 50 kms por hora como máximo). Su larga cola serviría como contrapeso y equilibrio a su voluminoso y a la vez robusto cuerpo. Su cerebro era más pequeño en comparación con otros terópodos y tenía forma de banana, en él destacaban unos bulbos olfatorios muy desarrollados. Es posible que cazase en manadas, dado que se han encontrado yacimientos de varios fósiles de distintos individuos de la misma especie juntos.

Mapusaurus (Lagarto de la tierra).

Periodo: Cretácico Superior (Cenomiano). Hace 95 millones de años.

Tamaño: Entre 12,2 – 12,6 metros de longitud y alrededor de 4 metros de altura.

Peso: Entre 3 – 5 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto entre 1997 – 2001 por la expedición argentino-canadiense Proyecto Dinosaurio. Se han encontrado restos en Argentina.

El Mapusaurus fue un enorme terópodo emparentado con el Giganotosaurus, su pariente de mayor tamaño. Coria y Currie describen al Mapusaurus como un terópodo carcharodontosáurido cuyo cráneo difiere del Giganotosaurus en que tiene huesos nasales gruesos y rugosos, más angostos en la porción anterior a la unión nasal/maxilar/lagrimal, posee una mayor extensión de la fosa anteorbital hacia el maxilar y menores fenestras maxilares, una barra interfenestral de mayor grosor entre las fenestras anteorbital y maxilar y un lagrimal más bajo y aplanado con un pequeño cuerno. Transversalmente el preforntal es más ancho en lo referente a anchura lacrimal, el margen lateral del palpebral ventrolateralmente curvando. El segundo y tercer metacarpianos fundidos, húmero con el extremodistal amplio y con poca separación en medio de los cóndilos. La brevis fossa del ilion se extiende profundamente en dorsal de la excavación del pedúculo isquial. También se diferencia de Giganotosaurus en tener las epipófisis cónicas, levemente curvadas en las cervicales que se afilan hacia el extremo distal. Zigapófisis posteriores axiales unidas en en la línea media, una lámina preespinal más pequeña y menos elaborada en el centro de las cervicales. Un notable margen dorsal agudo de las espinas dorsales de las vértebras, que son altas, más que anchas. Los fósiles de Mapusaurus fueron descubiertos en un lecho óseo que contiene por lo menos siete individuos de diferentes etapas de crecimiento.

Mapusaurus

Daspletosaurus (Lagarto pavoroso).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano). Hace 77 – 74 millones de años.

Tamaño: Entre 8 – 9 metros de longitud y alrededor de 2,8 de altura.

Peso: Unas 1,8 – 3,5 toneladas aproximadamente, 2,5 toneladas de media.

Localización fósiles: Descubierto en 1921 y descrito en 1970 por Dale Russell. Se han encontrado restos principalmente en Alberta (Canadá).

El Daspletosaurus está estrechamente vinculado al mucho más grande y más reciente Tyrannosaurus con el que compartió la misma forma del cuerpo. Como la mayoría de los tiranosáuridos conocidos, era un depredador bípedo de más de una tonelada equipado de docenas de dientes grandes y agudos. Daspletosaurus tenía los pequeños miembros anteriores típicos reducidos de los tiranosáuridos, aunque fueran proporcionalmente más largos que en otros géneros. Como todos los terópodos, tenia una larga cola, y como poseía largas patas traseras que terminaron en pies de cuatro dedos donde solo tres tocaban el suelo con la punta y el primer dígito (hallux) no entraba en contacto con la tierra. Los pequeños brazos solo tenían dos dedos, para quitarle peso a la parte anterior del cuerpo. Sus patas terminaban en tres fuertes dedos y la cola le servía de contrapeso a su enorme cabeza y al torso, colocando su centro de gravedad sobre las caderas. Como el superdepredador que era, el Daspletosaurus estaba en la cúspide de la cadena alimentaria y probablemente se alimentara de dinosaurios más grandes como el Centrosaurus y el Hypacrosaurus. En algunas áreas, el Daspletosaurus llegó a coincidir con el Gorgosaurus, otro tiranosáurido de gran tamaño.

Daspletosaurus

Carnotaurus (Toro carnívoro).

Periodo: Cretácico Superior (Campaniano – Maastrichtiano). Hace 72 – 69 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 8 – 9 metros de longitud y  2,7 – 3,5 metros de altura.

Peso: Entre 1,5 – 2 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1985. Se han encontrado restos en la parte más meridional de Sudamérica (Chile, Argentina y en la Patagonia).

El Carnotaurus era un terópodo muy característico debido a su cabeza, la cual recuerda a la de un bulldog, y los cuernos situados en la parte superior de ella se asemejan a los de los toros. Los brazos del Carnotaurus eran excepcionalmente cortos y poseían unas manos extremedamente pequeñas y con cuatro dedos. Al contrario que la mayoría de los dinosaurios, los ojos del Carnotaurus miraban ligeramente hacia delante, lo que problablemente le otorgaran algún tipo de visión binocular limitada. Esto significaría que podía utilizar ambos ojos para conseguir un cierto grado de visión en profundidad. El Carnotaurus probablemente utilizase sus cuernos durante los rituales de apareamiento o para asestar testarazos a sus rivales y hacer que se batieran en retirada. Los dientes de este dinosaurio carnívoro estaban estrechamente agrupados en sus mandíbulas por lo que muestran que el Carnotaurus estaba en la cúspide de la pirámide alimentaria y que seguramente cazase presas grandes como los saurópodos aunque algunos estudios sugieren que se alimentaba de dinosaurios más pequeños. Sólo un esqueleto, aunque casi completo, ha sido encontrado, incluyendo impresiones de la piel a lo largo de casi todo el costado derecho, que muestra que el Carnotaurus carecía de plumas, difiriendo así de otros terópodos recientemente descubiertos. Su aspecto con piel áspera y gruesa sería muy similar al de los cocodrilos actuales.

Carnotaurus

Albertosaurus (Lagarto de Alberta).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 70 millones de años.

Tamaño: Unos 9 metros de longitud y 3,4 de altura aproximadamente

Peso: Entre 1,3 – 1,7 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1884 por Joseph Burr Tyrrell durantes unas prospecciones geológicas. Se han encontrado restos en Alberta (Canadá) y en Montana y Wyoming (Estados Unidos).

El Albertosaurus era un pariente cercano del Tyrannosaurus Rex aunque de menor tamaño. Poseía 14 – 16 dientes con borde de sierra en la mandíbula inferior y 17 – 19 en la mandíbula superior. Cada diente tenía un repuesto que crecía debajo del mismo, listo para sustituir a las piezas rotas o desgastadas. Aunque su estructura era similar a la del anteriormente mencionado Tyrannosaurus Rex, sus ojos estaban más posicionados hacia los laterales, haciendo que le resultase más complicado calcular las distancias. Este dinosaurio carnívoro tenía dos brazos terminados únicamente en dos dedos por lo que no eran de gran utilidad, dado que eran demasiado cortos para alcanzar su boca, por lo que habría efectuado sus ataques con las mandíbulas abiertas. El Albertosaurus se caracterizaba por ser un veloz corredor, capaz de alcanzar los 40 – 48 kilómetros hora. Algunos científicos consideran que este dinosaurio cazaba en grupo, pudiendo dar muerte de esa manera a presas de mucho mayor tamaño. Es posible que el Albertosaurus buscase también carroña de animales muertos ya que poseía un muy desarrollado y agudo sentido del olfato. También se cree en reconstrucciones modernas que su cuerpo podía estar cubierto de una especie de plumas primitivas.

albertosaurus

Tyrannosaurus Rex (Lagarto tirano rey).

Periodo: Cretácico Superior (Maastrichtiano). Hace 67 – 65 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 13 metros de largo aproximadamente y 4 metros de altura.

Peso: Entre 6 y 8 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1892 por Edward Drinker Cope. Se han encontrado restos en diversas zonas de América del Norte (Montana, Dakota del Sur, Wyoming, Nuevo México, Alberta).

El Tyrannosaurus Rex es sin duda el dinosaurio más famoso de todos y uno de los más conocidos por los paleontólogos debido al estudio de numerosos fósiles pertenecientes a este animal, algunos de ellos eran esqueletos casi completos, incluyendo tejido conjuntivo y proteínas. El Tyrannosaurus rex fue un carnívoro bípedo de cuerpo masivo y robusto, con un gran cráneo (los huesos de la cabeza tenían espacios vacíos rellenos de aire para que fuese más ligero) que poseía en su mandíbula unos dientes afilados y puntiagudos con forma de cuchilla que llegaban a los 33 cms de largo desde la raíz hasta el extremo opuesto. Posiblemente sus gruesas y largas patas traseras le permitieran correr a una velocidad razonablemente rápida para su tamaño (18 kilómetros por hora) y su cola (al igual que en otros terópodos parecidos a él) le sirviera para mantener el equilibrio y ejercer de contrapeso. Una imagen muy relacionada con este animal es la de sus pequeñas patas delanteras con dos dedos cada una terminados en garra, a día de hoy se desconoce la función y utilidad de estas extremidades. En cuanto a su alimentación se ha debatido sobre si el Tyrannosaurus Rex era un depredador o carroñero, las últimas investigaciones sugieren la primera opción, sería de esa forma un activo depredador y ocasionalmente carroñero (su potencia mandibular le habría permitido romper huesos) ya que su tamaño y fuerza eran suficientes como para robar las presas a otros carnívoros.

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte I

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I & Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Grandes Dinosaurios Carnívoros I

Megalosaurus (Gran lagarto).

Periodo: Jurásico Medio (Batoniano). Hace 166 millones de años.

Tamaño: Entre 7 – 9 metros de longitud y 3 de altura.

Peso: Entre 1,2 – 1,8 toneladas aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1676 en una cantera de caliza de Oxfordshire. No fue hasta 1824 cuando los científicos comprendieron que los huesos pertenecían a una gigantesca criatura similar a los lagartos. Se han encontrado restos en Europa y posiblemente también habitase en América, Asia y África.

El Megalosaurus fue el primer dinosaurio que fue descrito, así como el primero al que se le dio un nombre científico. Esto fue incluso antes de que se acuñase la la palabra dinosaurio. El Megalosaurus era un poderoso dinosaurio carnívoro que caminaba erguido sobre sus dos musculosas patas, lo que le convertía en un agresivo y rápido corredor que posiblemente confiara en el factor sorpresa a la hora de cazar, asaltando de esa forma a su presa. Sus potentes mandíbulas estaban equipadas con dientes curvos en forma de cuchillos que podían arrancar pedazos de carne de incluso saurópodos mucho más grandes que el propio Megalosaurus. La estructura de las vértebras cervicales muestran que tenía un cuello flexible. Como todos los terópodos, tenía tres dedos en la parte delantera del pie y uno solo invertido. Aunque no habían alcanzado el tamaño minúsculo como en otros terópodos más modernos como el Tyrannosaurus, los miembros delanteros de Megalosaurus eran pequeños y tenían probablemente dígitos.

Megalosaurus

Allosaurus (Lagarto diferente).

Periodo: Jurásico Superior (Kimerigdiano – Titoniano). Hace 156 – 144 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 10 metros como máximo y 4 de altura.

Peso: Aproximadamente 1 tonelada de peso.

Localización fósiles: Descubierto en 1869 por los indios nativos de Middle Park (Colorado) y nombrado oficialmente en 1877 por Othniel C. Marsh. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Wyoming), Portugal, Tanzania, China, Rusia (Siberia), Australia.

El Allosaurus era un gran terópodo, poderoso y a la vez rápido, capaz de atacar a casi cualquier presa de su entorno. Durante 10 millones de años estuvo en la cúspide de la cadena alimentaria. Poseía un cráneo poderoso con un cerebro grande en comparación con su peso, lo que señala que el Allosaurus era un dinosaurio relativamente inteligente. En su cabeza destacan las protuberancias a modo de cuernos que tenía justo encima de los ojos, siendo bastante frágiles aunque es posible que tuviesen algún tipo de uso para exhibiciones o combates entre individuos de la misma especie. Sus mandíbulas contenían alrededor de 60 dientes afilados de hasta 10 cms de longitud, teniendo los bordes aserrados y estando curvados hacia atrás, perfectos para cazar presas y a su vez devorar carroña de la que posiblemente también se alimentaba este depredador. Sus extremidades superiores poseían tres dedos coronados con sendas garras curvadas de hasta 15 cms de largo, capaces incluso de causar heridas mortales a presas de no excesivo tamaño, también podrían ser usadas para arrancar la carne de presas ya muertas. Del mismo que otros grandes terópodos, el Allosaurus poseía una poderosa cola que equilibraba al dinosaurio para evitar que cayese al suelo al caminar o correr (entre 30 – 55 kilómetros por hora). Se ha especulado con que el Allosaurus pudiera atacar en manadas a presas de gran tamaño como los saurópodos, hipótesis que aún no ha podido ser probada.

Ceratosaurus (Lagarto con cuerno).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano – Titoniano). Hace 152 – 145 millones de años.

Tamaño: Entre 6 – 8 metros de longitud y 2,5 de altura aproximadamente.

Peso: Entre 500 kilogramos – 1 tonelada aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1884 por Othniel C. Marsh. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado, Utah), Portugal, Suiza y Tanzania.

El Ceratosaurus es uno de los dinosaurios carnívoros más fácilmente reconocibles debido a su cuerno del morro con forma de cuchillo cuya utilidad a fecha de hoy se desconoce aunque podría haber servido para distinguir a los diferentes sexos durante el cortejo. Aparte de este cuerno, el Ceratosarus también poseía dos protuberancias encima de las cejas que podrían haber sido de utilidad para proteger al animal durante las peleas. Aunque menor que el Allosaurus con el que coexistía, el Ceratosaurus poseía un cuerpo flexible con una cola similar a la de los cocodrilos y unas fuertes y grandes mandíbulas con las que posiblemente hubiera cazado diversas especies de ornitópodos, aunque no se descarta que dentro de la dieta de este dinosaurio se incluyesen pequeños reptiles, peces y carroña. Otra seña destacable del Ceratosaurus es una serie de nódulos u osteodermos que tenía a lo largo de su espina dorsal, dándole una ligera protección en esa zona y siendo esta una característica peculiar dentro de los terópodos, ya que ningún otro dinosaurio de esa familia tenía dichas placas, esto unido a otros datos hace ver que el Ceratosaurus era más parecido a los dinosaurios aviares. De la misma forma que otros grandes depredadores, sus patas traseras eran fuertes y le habrían permitido correr a una moderada velocidad para embestir o sorprender a sus presas y adversarios. Las patas delanteras por el contrario eran más frágiles (igual que en otras especies), teniendo cuatro dedos cada una terminados en garra, en vez de tres como era normal en el resto de dinosaurios carnívoros de la época, un rasgo primitivo que complica actualmente la clasificación del Ceratosaurus.

Torvosaurus (Lagarto salvaje).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano – Titoniano). Hace 140 – 155 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 10 metros de longitud y unos 3 metros de altura.

Peso: Entre 3,6 – 4,5 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto en por James A. Jensen Kenneth Stadtman en 1972. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Colorado) y Portugal.

El Torvosaurus fue un gran depredador del Jurásico del que se han encontrado pocos restos, principalmente huesos del brazo superior (húmero), antebrazo (radio y cúbito), huesos del cráneo, vértebras dorsales y huesos de la cadera y mano. El Torvosaurus se relaciona con el más antiguo Megalosaurus pero es aparentemente más avanzado. Su clasificación es todavía incierta pero su familia Megalosauridae se la considera más comúnmente posible como una rama básica de Tetanurae, menos derivada que los carnosaurios o celurosáuridos, y que se relaciona probablemente con los espinosáuridos. El tamaño de Torvosaurus no es conocido con seguridad debido a lo incompleto del material pero si es un gran terópodo. El material norteaméricano de Torvosaurus se cree que perteneció a un animal de unos 9 metros de largo, y un peso de cerca de 1,95 toneladas. El material de Portugal (maxilar completo de 63 centímetros) supone un animal aún mayor. Basado en esto, el tamaño estimado del cráneo para el espécimen de Portugal es de 158 centímetros, esto es comparable con el cráneo más grande de Tyrannosaurus Rex, y hace del Torvosaurus el más grande terópodo del Jurásico Superior.

Torvosaurus

Suchomimus (Imitador de cocodrilo).

Periodo: Cretácico Inferior (Aptiano). Hace 125 – 112 millones de años.

Tamaño: Aproximadamente 12 metros de longitud y entre 3 – 5 metros de altura.

Peso: Hasta 6 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descubierto en 1998 por Paul Sereno (Universidad de Chicago). Se han encontrado restos en Níger.

El Suchomimus fue un enorme depredador que podría haber cazado los peces de los exuberantes pantanos que se situaban en lo que hoy en día es el Sahara, vadeando las aguas para atraparlos con sus garras y mandíbulas especialmente equipadas para dicha tarea. Aunque poseía una boca similar a la de los cocodrilos actuales y sus fosas nasales estaban situadas en la parte superior del morro, el Suchomimus era más parecido al Tyrannosaurus Rex, grande, poderoso y con una cola larga y fuerte. Los miembros delanteros poseían un norme pulgar curvado, muy parecido al del Baryonix, salvo por las protuberancias que poseía en su columna vertebral. Sus púas del lomo, recorrían la totalidad de su espina dorsal y podrían haber sostenido una aleta carnosa utilizada para exhibirse, y posiblemente también para ayudar al Suchomimus a calentarse y refrigerarse. Este gran depredador poseía alrededor de 100 dientes con forma cónica pero no con bordes aserrados como otros grandes terópodos dentados. El Suchomimus se incluye normalmente entre los espinosáuridos, un grupo de depredadores de gran tamaño. El Suchomimus era considerablemente más grande que el Barionyx (mencionado anteriormente), aunque, como ya se explicó, se sostiene que el único espécimen de éste último podría haber sido un individuo juvenil.

Suchomimus

Acrocanthosaurus (Lagarto de espinas altas).

Periodo: Cretácico Inferior (Albiano). Hace 115 millones de años aproximadamente.

Tamaño: Aproximadamente 12 metros de longitud y un máximo de 5 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 5,6 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1950 por J. Willis Stovall y Wann Langston Jr. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Oklahoma, Texas, Maryland).

El Acrocanthosaurus se encuentra entre los terópodos más grandes que han existido, guardando cierto parecido físico con el Allosaurus, sin duda estaría en la cúspide alimenticia en su época. Poseía una serie de protuberancias vertebrales o espinas neurales alargadas con forma de diente que iban desde el cuello a la cola, algunas de ellas alcanzaban una longitud de 45 cms, unas dimensiones bastante menores que la vela de piel del Spinosaurus. El Acrocanthosaurus tenía un alargado, bajo y estrecho cráneo, el cual presentaba una abertura para reducir su peso, dicha abertura abarcaba más de la cuarta parte de la longitud craneal y estaba localizada en la zona anterior de las cuencas oculares. Su mandíbula estaba equipada de alrededor de 68 dientes serrados, curvos y afilados, perfectos para desgarrar la carne de sus presas. Al igual que otros grandes terópodos, el Acrocanthosaurus usaba su cola para mantener el equilibrio de su cuerpo y tenía unas pequeñas extremidades superiores con tres dedos terminados en poderosas garras cada una, dichas extremidades estaban bastante limitadas a la hora de realizar movimientos. El Acrocanthosaurus seguramente daría caza a grandes saurópodos y ornitópodos (posiblemente no era un veloz corredor). Se han descubierto huellas de este dinosaurio en Texas (Estados Unidos).

acrocanthosaurus

 

Chilantaisaurus (Lagarto de Ch’ilant’ai).

Periodo: Cretácico Inferior (Aptiano – Albiano). Hace 115 – 110 millones de años.

Tamaño: Entre 11 – 13 metros de longitud y 4 metros de altura.

Peso: Aproximadamente 2 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descubierto y descrito por Hu en 1964. Se han encontrado restos en Mongolia y China.

El Chilantaisaurus fue un gran dinosaurio terópodo que recorrió China durante el Cretácico Inferior. A pesar de que no era el más rápido de los dinosaurios, se encontraba entre los depredadores más letales cuando acechaba a sus presas. Poseía un axis corto con espinas neurales rectas grandes y ojos con una visión muy aguda, para vigilar el menor rastro de movimiento entre el follaje, una señal para que el Chilantaisaurus de que su presa estaba cerca. Poseía dos largos brazos con garras que podía clavar en la carne de sus víctimas mientras le inflingía heridas mortales con sus grandes dientes. Cuando se descubrió por primera vez se pensó que se trataba de un carnosaurio similar al Allosaurus pero las investigaciones posteriores indican de que se trataba de un primitivo miembro de la familia de los espinosáuridos, o a que formaba parte de un grupo escindido con características similares  tanto a los alosáuridos como a los espinosáuridos. Se necesita encontrar más material fósil del Chilantaisaurus para acercarse más a la respuesta en cuestión.

Chilantaisaurus

Carcharodontosaurus (Lagarto diente de tiburón).

Periodo: Cretácico Medio (Cenomiano). Hace 113 – 97 millones de años.

Tamaño: Entre 10 – 13,5 metros de longitud y entre 3,5 – 4 metros de altura.

Peso: Entre 6 – 15 toneladas.

Localización fósiles: Descubierto en 1927 por Charles Depéret y J. Savornin. Se han encontrado restos en Marruecos y Níger.

El Carcharodontosaurus tenía una visión bidimensional como gran cazador, lo que unido a su excepcional tamaño le convertiría sin duda en uno de los mayores y más peligrosos depredadores de su época. Sus grandes y musculosas patas posiblemente le sirvieran para correr detrás de sus presas, alcanzado una velocidad aproximada de 30 kilómetros por hora. A pesar del gran tamaño de su cráneo su cerebro era relativamente pequeño, menos incluso que el del Tyrannosaurus Rex. Sus dientes alcanzaban los 23 cms de longitud, con los bordes serrados como cuchillos para cortar carne. Como en otros terópodos, sus patas superiores con tres dedos cada una (terminados en afiladas garras) eran desproporcionadamente pequeñas en relación al resto de su cuerpo, por lo que una caída al suelo de este dinosaurio podría resultar fatal, ya que no podría usar sus extremidades superiores para levantarse. El Carcharodontosaurus lleva el nombre del género de tiburones “carcharodon (diente irregular)” al que pertenece el Tiburón Blanco (Carcharodon Carcharias).

Más información sobre dinosaurios en:

Clasificación de los dinosaurios 

Grandes dinosaurios carnívoros Parte II

Grandes dinosaurios herbívoros Parte I & Parte II

Grandes dinosaurios Parte I & Parte II

Pequeños dinosaurios Parte I, Parte II & Parte III

Fuentes: Wikipedia, Enciclopedia Dinosaurios (Edimat), elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: