RSS

Archivo de la etiqueta: Aves

Pavo real

Belleza y elegancia sin paliativos.

Fotografía y retoques por La Exuberancia de Hades (Jardines del Campo del Moro, Madrid).

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , ,

Leyendas del Pájaro del Trueno & Ruc

Con “pájaro del trueno” se refiere la criptozoología a unas aves gigantescas pertenecientes a la mitología de los nativos de América del Norte.

Cabe destacar que la extinta familia Teratornithidae englobaba a aves cuya envergadura alar podía superar los 6 metros de longitud en el caso de Argentavis magnificens, algunas de estas aves pudieron ser contemporáneas de los primeros seres humanos, no obstante, hay reportes acaecidos en los últimos 200 años haciendo referencia al avistamiento de pájaros de tamaño gigantesco, aunque la mayoría de científicos en la actualidad no dan por válidos ni veraces estos testimonios.

Fotografía que muestra el tamaño de la extinta Argentavis magnificens con una persona.

Algunos expertos en criptozoología y creyentes del avistamiento de enormes aves del trueno afirman que dichos animales tienen un aspecto reptiliano, similar al del también extinto Pteranodon.

Representación artística de un Thunderbird.

Avistamientos.

En 1890 dos vaqueros de Arizona acabaron con la vida de una enorme ave. Se decía que tenía piel suave, alas sin plumas como un murciélago y rostro parecido al de un caimán. Esta descripción tiene cierta similitud con la de un Pteranodon prehistórico, tal y como hemos mencionado anteriormente, un animal cuya existencia ya era conocida en ese momento. Supuestamente los vaqueros arrastraron el cadáver del animal de vuelta a la ciudad, donde fue clavado con alas extendidas a lo largo de toda la longitud de un granero. De acuerdo con Mark Hall, el Tombstone Epitaph realmente publicó una historia sobre la captura de una criatura alada grande e inusual el 26 de Abril de 1890. Más allá de este relato, nadie hasta la fecha ha hecho corroboración histórica de que este evento ocurriera y por lo general se considera una leyenda urbana.

Nadie ha obtenido nunca una copia de la fotografía de dicho supuesto “Thunderbird”, aunque numerosas personas, Ivan T. Sanderson, siendo una de las más conocidas, han hecho afirmaciones sobre su existencia. Sanderson aseguró haber poseído una vez una copia de la foto, que desapareció después de que él la prestara a un conocido en los años 60. El programa de televisión Freaky Links elaboró una foto similar, dando nueva vida a la leyenda de la fotografía del pájaro del trueno.

En la década de los 40 del pasado Siglo XX, se informaron del avistamiento de pájaros del trueno en Overland y en Alton (Illinois), en ambas ocasiones los testigos confundieron en un principio al supuesto pájaro con un avión planeando. En San Luis (Missouri), también hubo reportes similares que obligaron al alcalde a colocar trampas para atrapar al enorme ave, no obstante, el resultado de dichas trampas fue la captura de varias garzas azuladas (Ardea herodias).

Falsa fotografía que muestra a varias hombres con lo que se asemeja a un ave prehistórica similar al Pteranodon.

El 25 de Julio de 1977 se produjo uno de los avistamientos más polémicos. En Lawndale (Illinois), tres chicos que jugaban en un patio trasero aseguraron ver dos enormes aves que les persiguieron, dos de ellos escaparon ilesos pero un tercero (Marlon Lowe) sufrió heridas de garra en su hombro cuando uno de los pájaros le agarró y le alzó del suelo unos 60 centímetros. El muchacho se defendió hasta que el animal lo terminó soltando. Las descripciones dadas por los chicos coinciden con las del cóndor de los Andes (Vultur gryphus), un ave que alcanza una envergadura de hasta 3 metros de longitud. No obstante las garras de un cóndor andino no son los suficientemente fuertes como para levantar objetos pesados, por lo que este caso todavía es objeto de dudas acerca de lo sucedido realmente.

En 2002, se informó de una gran criatura parecida a un pájaro con una envergadura de unos 4 metros en Alaska. El Anchorage Daily News informó que los testigos describieron a la criatura como algo fuera de la película Jurassic Park. Los científicos sugirieron que el pájaro gigante pudo haber sido simplemente un pigargo gigante (Haliaeetus pelagicus), que tiene una envergadura de 1,8 – 2,4 metros. También hubo informes previos de criaturas similares en la misma área alrededor de esos días. También se ha reportado el avistamiento de aves de gran tamaño San Antonio (Texas) en 2007.

Explicaciones.

Algunos investigadores afirman que los avistamientos de estos animales pueden ser perfectamente reales pero que los testigos no son precisos a la hora de identificar al animal, provocando así falsas interpretaciones y errores de identificación. El famoso investigador de fenómenos paranormales John Keel aseguró sin embargo que había registrado avistamientos de Thunderbird en Estados Unidos que correspondía geográfica y cronológicamente con tormentas que se movían a través del país. No obstante, otros expertos como el ornitólogo Angelo P. Capparella afirman que la existencia de animales tan extraordinarios en Estados Unidos es francamente improbable, sobre todo por la falta de alimento para sustentar a un ave de un tamaño tan excepcional.

Representación moderna del Thunderbird.

Ruc.

No solamente en las leyendas de América hay historias sobre pájaros gigantes, también son muy conocidas las leyendas persas que hablan del Ruc (rukh رخ), una gigantesca ave de rapiña. El Ruc es mencionado en obras y tradiciones orales de ciertas civilizaciones de Oriente Medio, el tamaño del Ruc es pretendidamente tan gigantesco que la tradición le atribuye la capacidad de levantar un elefante con sus garras. También se dice que puede ser un único individuo existente, aunque no es así en todas las fuentes, al igual que su color, en algunos textos y leyendas se le describe como de color blanco pero no siempre es así.

El Ruc tuvo su origen, según Rudolph Wittkower, en la lucha entre el ave solar india Garudá y la serpiente Naga, una palabra que A. de Gubernatis afirmó que significa “elefante”, así como “serpiente”. El mito de Garuda llevándose a un elefante que estaba luchando con una tortuga aparece en dos epopeyas en sánscrito, el Mahábharata (I.1353) y el Ramayana (III.39). El Ruc aparece en obras árabes de geografía y de historia natural, popularizado en los cuentos de hadas de Arabia y en los relatos de marineros. Ibn Battuta (explorador y viajero) habla de una montaña suspendida en el aire sobre los Mares de China, que resultaba ser en realidad el Ruc.

Otros autores sugieren explicaciones alternativas: El mito podría haberlo originado el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), la rapaz de mayor envergadura de Eurasia, de donde tomaría su coloración blanca y la leyenda de arrojar los elefantes desde las alturas (presumiblemente basada en la costumbre del quebrantahuesos de elevarse con los huesos para después soltarlos desde gran altura). Otras aves que pueden en parte haber originado el mito del Ruc son el águila real (Aquila chrysaetos) y la familia Aepyornithidae o aves elefante.

Representación moderna de varios Ruc.

Marco Polo en el Siglo XIII afirmó: “Es para todo el mundo como un águila, pero en realidad de un tamaño enorme, tan grande que sus huevos son de doce pasos de largo y grueso en proporción. Y es tan fuerte que puede tomar un elefante en sus garras y llevarlo alto en el aire y soltarlo para que se rompa en pedazos; luego de matarlo, el pájaro baja y se lo come”.

El Ruc es mencionado en el segundo viaje de Simbad (Las mil y una noches), el cual alimentaba a sus crías con elefantes y comía, además de elefantes, unas serpientes del tamaño de una palmera y rinocerontes. Simbad escapa de una isla atado a la pata de este ser y cuenta que midió un huevo de Ruc en 50 pasos de circunferencia. Igualmente, en el cuento de Aladino y la lámpara maravillosa, el hermano del derviche magrebí (disfrazado de curandera) pide a la esposa de Aladino un huevo de Ruc para curarla. Esta, a su vez, se lo pide a Aladino, y Aladino a su vez se lo solicita al Genio de la lámpara. Sin embargo, el Genio se enfurece al escuchar esta petición, y arroja a Aladino con ira de un poderoso golpe, explicándole después que el poderoso Ruc es el “Amo” de algunos genios e ifrits, entre ellos los de la lámpara mágica y el anillo encantado.

Edward Julius Detmold – Ruc (1924).

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 
5 comentarios

Publicado por en 6 diciembre, 2017 en Criptozoología, Naturaleza

 

Etiquetas: , , , , ,

Monstruos de la Prehistoria

Algunos de los animales más excepcionales e impresionantes que se han paseado por la faz de la Tierra pertenecen a la Prehistoria. Estos antiguos seres vivos han fomentado multitud de leyendas, manteniéndose en el imaginario de la gente y fascinando a los científicos y amantes de la paleontología por encontrarnos ante verdaderos y fascinantes monstruos de la Prehistoria.

Jaekelopterus (Ala de Jaekel).

Periodo: Devónico Medio (Givetiense). Hace 390 millones de años.

Tamaño: Unos 2,5 metros de longitud.

Peso: Más de 100 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito por Otto Jaekel en 1914. Se han encontrado restos en Alemania y Estados Unidos (Wyoming).

El Jaekelopterus es un género de artrópodos con quelíceros, el más grande conocido. La forma del cuerpo era similar a la de euriptéridos (“escorpiones” marinos) de la misma familia, un cuerpo alargado con el telson (la cola) expandido (más aplanado que alto), cuatro pares de patas para caminar, un par de patas aplanadas usadas para nadar y un par de quelíceros grandes y alargados. La forma de las quelas y el telson son característicos del género, lo que permite diferenciarlo de otros euriptéridos. Los Jaekelopterus eran unos animales acuáticos principalmente pero el hábitat varía según la especie: Jaekelopterus rhenaniae vivía en ambientes de agua dulce, como ríos y lagos, mientras que Jaekelopterus howelli habitaba en estuarios. Al igual que otros miembros de su familia, Jaekelopterus no habría podido caminar en tierra firme debido a su anatomía. Dado su tamaño, es posible que Jaekelopterus fuera un superdepredador en su ecosistema, alimentándose de peces, otros euriptéridos, trilobites y demás invertebrados.

Dunkleosteus (Huesos de Dunkle).

Periodo: Devónico (Frasniense – Fameniense). Hace 380 – 360 millones de años.

Tamaño: Hasta unos 6 metros de longitud.

Peso: Más de una tonelada de peso.

Localización fósiles: Descrito por John Strong Newberry en 1873. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Ohio, California, Pensilvania, Tennessee), Bélgica, Polonia y Marruecos.

El Dunkleosteus fue un género de peces primitivos con placas óseas. Se caracterizaba principalmente por su cabeza acorazada y su mandíbula repleta de cuchillas dentales hechas de hueso (el resto de su cuerpo era escamoso), lo que le convertía en un depredador extraordinario, probablemente en la cima de la cadena trófica en la época en que vivió. El cráneo, más el escudo torácico, medía 1,3 metros a su punto más amplio, y las placas de su armadura 5 centímetros de grosor. Algunos fósiles del cráneo y escudo torácico demuestran que Dunkleosteus presentaba tendencias caníbales, ya que se hallaron marcas de mordidas que coinciden con su misma “dentadura” y que posteriormente no se curaron, algo que demuestra el carácter extremadamente feroz y agresivo de este depredador. Es frecuente encontrar fósiles de Dunkleosteus junto a huesos semidigeridos y poco masticados de otros peces, de los que se especula que rutinariamente los “vomitaba”, en vez de digerirlos. A partir de varios especímenes, se desarrolló un modelo en computadora con el que se comprobó que Dunkleosteus poseía una mordida realmente poderosa, que fue quizás la más mortífera de todos los peces, solamente sobrepasada por grandes cocodrilos y dinosaurios como el Tyrannosaurus Rex. Los científicos creen que el Dunkleosteus habitaba en regiones costeras y poco profundas, en donde cazaba tiburones, otros peces acorazados, moluscos, artrópodos y acantodios.

Liopleurodon (Dientes de lados lisos).

Periodo: Jurásico Medio (Calloviano). Hace 160 – 155 millones de años.

Tamaño: Entre 7 – 10 metros de longitud según varias estimaciones.

Peso: Alrededor de 2,5 toneladas de peso.

Localización fósiles: Descrito por Henry Émile Sauvage en 1873. Se han encontrado restos en Inglaterra, Francia, Alemania y Rusia.

El Liopleurodon fue uno de los superdepredadores de los mares del Jurásico en Europa. Este poderoso reptil marino del suborden Pliosauroidea (clado de plesiosaurios de cuello corto), ocupaba uno de los puestos más altos en la cadena alimentaria marina. Era un animal feroz que se alimentaba de peces, plesiosaurios de menor tamaño, ictiosaurios y tiburones (es posible que atacase a sus víctimas surgiendo desde aguas más profundas). Su alargado cráneo alcanzaba el metro y medio de longitud, y a él se le sujetaban los músculos que le permitían morder con tal fuerza que seguramente podría triturar los huesos de cualquier animal con sus dientes largos y cónicos. El Liopleurodon podría haber nadado con sus mandíbulas abiertas, permitiendo que el agua entrase en las aberturas de sus fosas nasales (narinas), situadas ambas en la parte superior de su boca, de esa forma, el Liopleurodon podría haber detectado el aroma de sus presas en el agua. Cuatro enormes aletas impulsaban su cuerpo por el medio acuático, aportándole la potencia necesaria para acelerar rápidamente cuando acechaba a sus potenciales víctimas. Un estudio que utilizó un robot nadador ha demostrado que aunque de esta forma de propulsión no es especialmente eficiente, provee una muy buena aceleración.

Pliosaurus (Más cercano al lagarto).

Periodo: Jurásico Superior (Kimeridgiano). Hace 150 millones de años.

Tamaño: Entre 12 – 15 metros de largo (algunas estimaciones hablan de hasta 20 metros de longitud).

Peso: Entre 10 – 45 toneladas de peso aproximadamente según diversos estudios.

Localización fósiles: Descrito por Richard Owen en 1841. Se han encontrado restos en gran parte de Europa (Desde Inglaterra hasta Rusia).

El Pliosaurus fue sin una de los mayores depredadores que han existido en nuestro planeta. Se trataba de un gigantesco reptil marino emparentado con el Liopleurodon y el Kronosaurus. Su alimentación consistiría en peces, calamares y otros reptiles marinos. El Pliosaurus tenía la forma básica de todos los pliosaurios consistente en: Una cabeza grande, cuello corto y un tronco muy grueso (en comparación con los plesiosaurios, que en su mayoría tenían cuerpos elegantes, cabezas pequeñas y cuellos largos). El Pliosaurus resultaría un animal temible para casi cualquier otro ser que habitase el océano, este enorme reptil marino contaba además con una serie de dientes con aspecto triangular en corte transversal a diferencia de otros pliosaurios. El Pliosaurus y el resto de congéneres de su familia del período Jurásico, dieron paso millones de años más tarde a los mosasaurios, más rápidos, más ágiles y simplemente unos reptiles marinos mejor equipados que prosperaron ampliamente durante finales del periodo Cretácico.

Aves del Terror.

Periodo: Paleoceno – Plioceno. Hace 62 – 2 millones de años.

Tamaño: Alrededor de 1 – 2,5 metros de altura.

Peso: Podían alcanzar los 150 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito por Florentino Ameghino en 1887. Se han encontrado restos en América y África.

Con el nombre de Aves del Terror se conoce a la familia extinta de Phorusrhacidae, aves de gran tamaño, carnívoras y no voladoras, siendo los depredadores dominantes y más temibles en América del Sur durante el Cenozoico. Se caracterizaban por tener unas patas muy largas que les permitían correr a gran velocidad. Dichas patas delanteras eran más largas que las de las demás aves terrestres, y algunas formas bastante tardías como el Titanis walleri desarrollaron unos cortos “brazos” en vez de alas. Sus cuellos eran largos para resistir los impactos que realizaban con sus enormes y potentes picos curvados, algunos de los cuales podían alcanzar los 40 centímetros de longitud. Las aves del terror eran principalmente depredadores de sabana que vieron como la competencia en la caza de presas aumentó tras el surgimiento del Istmo de Panamá, algo que parece estar relacionado directamente con su extinción.

Titanoboa (Boa titánica).

Periodo: Paleoceno. Hace 60 – 58 millones de años.

Tamaño: Unos 12,8 metros de longitud.

Peso: Alrededor de 1.135 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descubierta por una expedición internacional de científicos en 2009. Se han encontrado restos en la Formación Cerrejón (Colombia).

La Titanoboa es la serpiente más grande encontrada hasta la actualidad. A pesar de su enorme tamaño, se cree que esta boa tenía hábitos principalmente piscívoros, aunque otros científicos aseguran que su comportamiento (al igual que su aspecto) era similar al de serpientes actuales, como la boa constrictor, que cazan enrollándose en el cuerpo de sus presas, provocando su asfixia y luego tragándolas enteras. La Titanoboa habitaba en junglas tropicales y húmedas de la actual Colombia. La mayor parte de los restos fósiles encontrados de Titanoboa pertenecen a sus vértebras.

Basilosaurus (Repil rey).

Periodo: Eoceno tardío. Hace 40 – 34 millones de años.

Tamaño: Entre 15 – 18 metros de longitud.

Peso: Unas 20 toneladas de peso aproximadamente.

Localización fósiles: Descrito por Richard Harlan en 1834. Se han encontrado restos en Estados Unidos (Alabama, Luisiana, Mississippi), Egipto, Jordania y Pakistán.

El Basilosaurus es un género extinto de grandes cetáceos, con una difusión amplia y pieza fundamental en la evolución de estos mamíferos marinos. Dos de sus rasgos más interesantes son el grado de elongación de su cuerpo en comparación con el de las ballenas actuales y las dos patas posteriores vestigiales que poseían, las cuales medían 60 centímetros y con tres dedos. Se extinguieron debido a un importante cambio climático producido hace 36 millones de años conocido como Grande Coupure. Los Basilosaurus destacan, como se ha mencionado anteriormente, por su extremadamente alargado cuerpo, siendo producto de un proceso de elongación de sus vértebras, que parecen haber estado llenas de un fluido. Esto implicaría que el Basilosaurus sólo podría haber funcionado en dos dimensiones a la superficie del mar, en contraste con el funcionamiento tridimensional de la mayoría del resto de cetáceos. A partir de la musculatura axial y los huesos gruesos de las patas, se puede inferir que el Basilosaurus no era capaz de nadar o sumergirse durante periodos largos de tiempo. También se piensa que no tenía ningún tipo de capacidad de desplazarse a tierra firme. Estos grandes cetáceos se encontraban en la cima de la cadena trófica de su tiempo, alimentándose de  sirenios, tortugas y otros cetáceos más pequeños, además de peces y tiburones. Su mordida era realmente impresionante (una de las más fuertes de los mamíferos conocidos), unido a una mandíbula con forma de cono y equipada con más de cuarenta dientes triangulares y afilados. De hábitos costeros de mares tropicales y subtropicales, este animal parece que era solitario y solamente se reunía con otros individuos de su especie para aparearse o cuidar de sus crías.

Megalodón (Carcharodon megalodon o Carcharocles megalodon).

Periodo: Cenozoico (Mioceno – Plioceno). Hace 23 – 2,6 millones de años aproximadamente.

Tamaño: Debido a lo fragmentado de sus restos y a que la mayoría de ellos son dientes, es complicada la estimación de su tamaño. Originalmente pensaron que podría estar cerca de los 30 metros de longitud, un tamaño muy similar al de la actual ballena azul, sin embargo en la actualidad hay un consenso científico que nos dice que el Megalodón alcanzaba una longitud total de más de 16 metros, con un máximo quizá de unos 20,3 metros.

Peso: Según el modelo de Gottfried, un Megalodón de 15,9 metros habría tenido un peso de 47 toneladas, uno de 17 metros pesaría 59 toneladas y uno de 20,3 metros llegaría a las 103 toneladas. Todo ello le convertiría de largo en el mayor escualo que jamás haya habitado el planeta y uno de los peces más grandes que han existido.

Distribución: Aguas costeras y oceánicas de prácticamente todo el mundo, dependiendo de su etapa vital. Los ejemplares jóvenes seguramente preferirían aguas pocos profundas (zonas costeras), mientras que los individuos adultos se moverían principalmente en aguas profundas y oceánicas. Sus áreas de cría estarían en regiones de aguas costeras cálidas, donde los peligros potenciales eran menores y las fuentes de alimento abundantes.

Localización de los fósiles: Descrito por Louis Agassiz en 1835. Se han encontrado restos fósiles en numerosas partes del mundo pero principalmente en: Europa, América del Norte y del Sur, zona del Caribe, África, India, Japón. Ello nos indica que este animal tuvo una distribución cosmopolita.

Más información sobre el Megalodón en el enlace.

Argentavis magnificens (Ave Argentina Magnífica).

Periodo: Mioceno Superior. Hace 8 – 6 millones de años.

Tamaño: Hasta 8 metros de longitud de envergadura alar. Recientemente se estima que su envergadura media sería de 5 – 6 metros, con 1,5 – 2 metros de longitud.

Peso: Unos 70 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito por Campbell & Tonni en 1980. Se han encontrado restos en Argentina.

Argentavis es una especie extinta de ave, posiblemente una de las mayores que ha habitado la Tierra a lo largo de su historia. Argentavis parece estar emparentada con los actuales buitres americanos y al igual que ellos, sus hábitos alimenticios estaban enfocados a la carroña y al oportunismo, devorando presas anteriormente cazadas por otros depredadores a los que ahuyentaría con su enorme tamaño. Según los modelos computarizados a partir del estudio de los fósiles, la enorme ave podía levantar el vuelo de modo semejante a los actuales planeadores y, sobre todo, de modo semejante a las actuales alas delta y parapentes; en el primero de los casos efectuaría cortas carreras contra el viento y con las alas extendidas, en el segundo de los casos se lanzaría desde lomas y colinas, una vez en el aire, de un modo semejante a los actuales cóndores aprovecharía las columnas de corrientes térmicas ascendentes con las cuales seguiría planeando fácilmente hasta los 2.000 metros sin necesidad de batir sus alas, luego efectuaría un vuelo libre en grandes círculos. Se cree que Argentavis ponía 1 – 2 huevos cada dos años, huevos los cuales serían muy similares a los de las avestruces actuales y pesarían alrededor un kilogramo de peso.

Megalania (Gran errante).

Periodo: Pleistoceno. Hace 40.000 – 30.000 años.

Tamaño: Unos 5,5 metros de longitud. Otras estimaciones aumentan hasta los 7 metros de largo.

Peso: En torno a 330 – 575 kilogramos de peso.

Localización fósiles: Descrito por Sir Richard Owen en 1859. Se han encontrado restos en Australia.

Megalania es una especie extinta de lagarto gigante, el mayor conocido que jamás haya existido. Al juzgar por su tamaño, Megalania pudo haberse alimentado mayormente de animales de talla media a grande, incluyendo a algunos marsupiales gigantes como Diprotodon junto con otros reptiles, pequeños mamíferos, y aves y sus huevos y polluelos. Su cuerpo y extremidades eran de constitución robusta y tenía un gran cráneo con una cresta pequeña entre los ojos, y una mandíbula llena de dientes aserrados en forma de cuchillo. Los estudios han mostrado que otros miembros del género Varanus, como el Dragón de Komodo y el varano arborícola, poseen glándulas venenosas a lo largo de la línea mandibular. Se ha sugerido que es posible que otros varánidos, incluyendo a Megalania, probablemente posean glándulas similares, sí esto fuera así, Megalania habría sido el mayor vertebrado venenoso conocido. A pesar de algunos reportes relativamente recientes acerca de su supervivencia en la actualidad, no existe evidencia científica creíble de la existencia de una población sobreviviente.

 

Fuentes: Wikipedia, Prehistoria Wiki, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: , , , , ,

Aves de Presa II

Familia Cathartidae.

Cóndor de los Andes (Vultur gryphus).

Tamaño: Envergadura (2,7 – 3,3 metros), altura/longitud (142 centímetros).

Peso: Entre 8 – 15 kilogramos aproximadamente.

Distribución: A lo largo de la Cordillera de los Andes, desde el Oeste de Venezuela hasta el Sur de la Tierra del Fuego.

Reproducción: Las hembras ponen un huevo que es incubado durante 56 – 60 días. Los polluelos intentan sus primeros vuelos a los seis meses y al cabo de uno o dos años se integra en la población local.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El cóndor de los Andes es una de las aves más grandes del planeta, posiblemente tan sólo detrás del albatros viajero. Poseen la cabeza desnuda y relativamente pequeña, de color generalmente rojizo, aunque el mismo puede cambiar según el estado de ánimo del animal; pico de borde muy cortante y terminado en gancho. Las alas son largas y anchas, y las patas, no prensiles, poseen uñas cortas y poco curvas, y con la inserción del dedo posterior elevada. Las mismas están adaptadas para la marcha y para la sujeción de la carroña.  El plumaje juvenil de ambos sexos es de color marrón hasta alcanzar en mudas sucesivas el característico plumaje negro-azabache de los adultos. Una ancha banda blanca resalta en el dorso de las alas y un nítido collar blanco no completamente cerrado al frente, protege la desnuda piel del cuello. Los machos presentan una cresta o carúncula y pliegues en la cara y cuello que aumentan de tamaño con la edad. Alcanzan mayor peso y envergadura que las hembras y sus ojos son de color café. Las hembras no poseen cresta aunque al igual que los machos presentan pliegues. Sus ojos son de color rojizo. Es también una de las aves que vuela a mayores alturas, utilizando las corrientes térmicas ascendentes verticales de aire cálido, además puede planear por cientos de kilómetros casi sin mover las alas, tan sólo manteniéndolas extendidas, el cóndor de los Andes consume muy poca energía y merced a su denso plumaje puede soportar climas gélidos. Esta especie se alimenta principalmente de animales muertos, no abalanzándose directamente sobre la comida, sino posándose en los alrededores de la misma. Con sus fuertes y cortantes picos desgarran los tejidos y abren los cueros, lo que adicionalmente facilita el aprovechamiento de la pieza por parte de carroñeros de menor envergadura. Un cóndor de los Andes puede ingerir unos 5 kilogramos de carne en un día y asimismo puede ayunar hasta 5 semanas. Normalmente prefiere anidar en lugares altos (como acantilados) que pueda alcanzar con facilidad. Las poblaciones de cóndor de los Andes han sufrido en las últimas décadas un alarmante descenso a todo lo largo de su distribución por lo que su estado actual es casi amenazado. Además, desde diciembre de 1997 se vienen llevando a cabo reintroducciones de cóndores en su antigua área de distribución provenientes de la cría ex situ, llegando hasta las 65 liberaciones.. Se cree que el cóndor de los Andes puede alcanzar edades superiores a los 50 años.

Cóndor de los Andes1

Cóndor de los Andes2

Cóndor Real (Sarcoramphus papa).

Tamaño: Envergadura (1,2 – 2 metros), longitud (67 – 81 centímetros).

Peso: Oscila entre 2,7 – 4,5 kilogramos.

Distribución: Amplia. Desde el Sur de México hasta el Norte de Argentina. Está ausente en el Oeste de los Andes, Oeste de Ecuador, Noroeste de Colombia y extremo Noroeste de Venezuela.

Reproducción: Las hembras ponen un huevo que es incubado durante 52 – 58 días. Los polluelos comienzan a volar cuando cumplen alrededor de los tres meses de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El cóndor real es el tercer buitre americano más grande, un ave imponente con un plumaje que es predominantemente blanco con un ligero matiz de rosa-amarillo, en contraste, las coberteras de las alas, las plumas de vuelo y la cola son de color gris oscuro hasta negro, como lo es también el grueso y prominente collar del cuello. La cabeza y el cuello carecen de plumas y la piel tiene tonos de rojo y morado en la cabeza, naranja profundo en el cuello y amarillo en la garganta. La piel de la cabeza es arrugada y doblada y hay una muy notable cresta dorada y irregular adjunta a la cera por encima de su pico, esta carúncula no está totalmente desarrollada hasta en el cuarto año de su vida. Tiene el cráneo más grande y el pico más fuerte de todos los buitres americanos, dicho pico es de color naranja con una base negra y tiene una punta enganchada y los bordes afilados. El cóndor real tiene alas anchas y una cola corta, ancha y cuadrada. El iris de sus ojos es blanco y rodeado de una esclerótica de color rojo brillante, a diferencia de algunos otros buitres americanos, carece de pestañas. Tiene piernas largas de color gris y garras gruesas. El dimorfismo sexual en el cóndor americano es mínimo, no existen diferencias en el plumaje, solamente una pequeña diferencia de tamaño entre machos y hembras. Los individuos juveniles tienen el pico y los ojos oscuros, y el cuello con plumas suaves de color gris, las que mudan en el color naranja del ave adulto. Estos ejemplares jóvenes tienen un color grisáceo y aunque tienen una apariencia similar a la del adulto al cumplir tres años, no completan la muda al plumaje adulto hasta tener cinco o seis años de edad. El cóndor real puede planear durante horas sin esfuerzo, batiendo las alas con poca frecuencia pero con aleteos fuertes y profundos. Mantiene sus alas en posición horizontal con la puntas ligeramente elevadas durante el vuelo; desde cierta distancia, el buitre puede parecer como si no tuviera cabeza mientras en vuelo. El cóndor real se alimenta principalmente de carroña, desde cadáveres de ganado hasta peces varados y lagartijas muertas. Aunque es principalmente un ave carroñera, hay algunos informes aislados mencionando que atacó a animales heridos, terneros recién nacidos y pequeños lagartos. Por lo general, sólo se come la piel y las partes más duras del tejido del animal. Cuando hay suficiente carroña pueden congregarse hasta diez ejemplares de cóndor real. Últimamente parece haberse detectado una ligera disminución de su población aunque no lo suficientemente significativa, por lo que esta especie no se encuentra en peligro de extinción. El cóndor real puede alcanzar en cautiverio pueden llegar a vivir hasta 30 años de edad.

Cóndor real1

Cóndor real2

Zopilote Negro (Coragyps atratus).

Tamaño: Envergadura (167 centímetros), longitud (74 centímetros).

Peso: Entre 2 – 2,75 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy amplia (Neártica – Neotropical). Sur y Este de Estados Unidos, América Central y casi la totalidad de América del Sur.

Reproducción: Las hembras suelen poner entre 1 – 3 huevos que son incubados durante 28 – 41 días. Los polluelos permanecen en el nido por unos dos meses.

Estado de conservación: Preocupación menor.

También conocido como urubú de cabeza negra o buitre negro americano, es un ave de gran tamaño y muy abundante, siendo miembro de la familia Cathartidae, conocidos como los buitres del Nuevo Mundo. El zopilote negro posee un plumaje negro lustroso. La cabeza y el cuello no tienen plumas y su piel es gris oscuro y arrugada. El iris del ojo es café y tiene una única fila incompleta de pestañas en el párpado superior y dos filas en el inferior. Sus patas son blancas casi grises, mientras que los dedos delanteros del pie son largos y tienen pequeñas redes en sus bases. Los pies son planos, relativamente débiles, y están pobremente adaptados para sujetar, ya que son relativamente bruscos. Las alas son anchas, pero algo cortas. Las bases de las plumas primarias son blancas, produciendo una mancha blanca en la parte inferior del filo del ala, que es visible cuando vuela. Su cola es corta y cuadrada, apenas sobrepasando el largo de las alas plegadas. El zopilote negro se alimenta principalmente de carroña pero también de huevos y animales recién nacidos, incluso en zonas habitadas por el hombre, esta ave puede hurgar en basureros en busca de alimento. El buitre negro suele ir en grandes grupos y localiza su comida ya sea por la vista o el olfato, volando cerca del suelo para percibir el aroma a etanetiol que producen los cadáveres en descomposición aunque también puede planear a mayor altura. Ocasionalmente puede dar caza a ganado o ciervos, siendo la única especie de buitre del Nuevo Mundo que se alimentan de este tipo de presas, debido a este respecto, es considerado una amenaza por los ganaderos. El zopilote negro Su vuelo es menos eficiente que el de otros buitres, ya que las alas no son tan largas, formando una menor superficie para planear. En comparación con el aura gallipavo, el buitre negro aletea más frecuentemente durante el vuelo. Suele posarse en ramas desnudas y frecuentemente es visto con las alas abiertas, algo que le puede servir para secarlas y también para calentar su cuerpo. Esta especie está protegida en la actualidad en países como Estados Unidos, sus poblaciones además se mantienen estables por lo que su estado de conservación está clasificado como preocupación menor. El zopilote negro puede alcanzar los 15 años de edad en libertad y los 30 en cautividad.

Zopilote negro1

Zopilote negro2

Familia Falconidae.

Alcotán Europeo (Falco subbuteo).

Tamaño: Envergadura (69 – 84 centímetros), longitud (28 – 36 centímetros).

Peso: Entre 131 – 340 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia. Europa y Asia y en África para pasar el invierno.

Reproducción: Las hembras ponen entre 2 – 4 huevos que son incubados durante 27 – 33 días. Los polluelos abandonan el nido a partir de las 5 semanas de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El alcotán europeo es un halcón pequeño y esbelto, de alas acabadas en punta y tan largas que al estar plegadas, sobrepasan la cola. Esta elegante ave de presa mide de 30 a 35 centímetros, más o menos del tamaño de un cernícalo. Como todos los halcones, tiene una serie de plumas de color negro debajo de cada ojo que contrastan con el blanco de las mejillas. El vientre es de color amarillento con rayas negras verticales en los individuos jóvenes y horizontales en los adultos. La parte superior de las alas es gris. Otra característica de la especie en cuestión es que las plumas de detrás de las patas son rojas. En vuelo puede parecer un vencejo por sus largas alas. Machos y hembras son muy similares, pero los jóvenes son más marrones que los adultos. Se puede ver en terrenos abiertos con arboledas, como campos de cultivo, en bosquetes o incluso en taigas y sabanas. Usa nidos ya hechos por otras aves, como cuervos, donde deposita sus huevos. Su extraordinaria velocidad y habilidad le permiten cazar en el aire. Normalmente lo hace al atardecer. Entre sus presas encontramos murciélagos, libélulas, vencejos y golondrinas. Las presas pequeñas pueden ser directamente devoradas en pleno vuelo. El alcotán es una ave migratoria y suele pasar el invierno en África antes de volver a Europa y Asía aunque por ejemplo en España, solamente puede encontrarse en verano y de forma irregular. Esta ave es muy usada en cetrería ya que tiene un carácter muy audaz y valiente. El alcotán europeo tiene una esperanza de vida de unos 10 años.

Alcotán europeo1

Alcotán europeo2

Carancho (Caracara plancus).

Tamaño: Envergadura (120 – 132 centímetros), longitud (50 – 65 centímetros).

Peso: 0,9 – 16 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Extensa. América del Sur (Desde el Norte del Río Amazonas hasta la Tierra del Fuego).

Reproducción: Las hembras ponen entre 2 – 3 huevos que son incubados durante 28 – 32 días. Los polluelos comienzan a ser independientes a partir de los 50 – 56 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El carancho es un ave de presa de mediano tamaño de la familia Falconidae. Presenta la parte superior de la cabeza negruzca, el resto de la misma y el cuello blanco grisáceo, el dorso y pecho tienen líneas anchas pardas y blanco grisáceo. En vuelo se le observa una mancha alar clara y la cola blanquecina que termina con una banda negra. El vientre, los muslos, la mayor parte de las alas y la cola de punta son de color marrón oscuro La piel de la cara es desnuda, rasgo típico de las aves carroñeras. Las patas son de color amarillo y la piel desnuda de la cara es de color amarillo a naranja rojizo. Esta especie construye su nido en árboles o matorrales utilizando ramas, pasto y pelos. El aspecto del nido suele ser muy desordenado. Parece ser que nos encontramos ante un ave de costumbres sedentarias que cuando se desplaza lo hace en función de encontrar fuentes de alimento. El carancho refiere alimentarse de carroña y con frecuencia se le puede observar comiendo animales que han sido atropellados en la carretera. También es un cazador oportunista que ataca animales jóvenes o heridos, utilizando como método inicial agredir en ojos, labios, y zona anal, de manera que la presa resulte progresivamente indefensa hasta que, finalmente, muere y es consumida. Incluso puede robar el alimento a otras aves rapaces de mayor tamaño Su desplazamiento es más terrestre y son más caminadores que otras aves rapaces. Esta especie es muy común a lo largo de todo su rango de distribución e incluso es posible que se beneficie de la deforestación de diversas zonas tropicales de América del Sur, por todo ello, se encuentra actualmente fuera de peligro de extinción. El carancho tiene una esperanza de vida de 9 años en libertad y unos 15 años en cautividad.

Carancho1

Carancho2

Cernícalo Vulgar (Falco tinnunculus).

Tamaño: Envergadura (65 – 82 centímetros), longitud (32 – 39 centímetros).

Peso: 155 – 314 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia. Europa, Norte de África y Oriente Medio.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 6 huevos que son incubados durante 26 – 31 días. Los polluelos comienzan a ser independientes de sus padres a partir de la quinta semana.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El cernícalo vulgar es un ave rapaz de relativamente pequeño tamaño comparado con otras rapaces pero aún así, sigue siendo más grande que la mayoría de las aves. Tiene largas alas de color bermejo con manchas negras, así como una larga cola muy distintiva, gris por la parte superior y de borde redondeado y negro. El plumaje de los machos en la cabeza es azul-grisáceo. La cola es de color marrón con franjas negras en las mujeres, y tiene una punta de color negro con un borde blanco estrecho en ambos sexos. los pies y un estrecho anillo alrededor de los ojos son de color amarillo brillante, y las uñas de las garras, la factura y el iris es oscuro. Los individuos juveniles se parecen a las hembras adultas, pero las rayas de la parte inferior son más amplias y el amarillo de sus partes desnudas más pálido. Las crías están cubiertas de plumas blancas en la zona inferior de su cuerpo, cambiando a un aficionado gris segundos abajo de la capa antes de que crezcan su primer plumaje verdad. Se distingue del cernícalo primilla (Falco naumanni) por ser éste último de dorso pardo rojizo y sin manchas negras, con un color gris en la cabeza más uniforme y por tener en la punta de la cola unas plumas centrales que sobresalen. Además, el común tiene las uñas negras y el primilla, blancas.  El cernícalo es un ave de presa diurna y fácil de ver. Prefiere un hábitat de campo abierto como páramos, zonas de matorrales y pantanos. Los cernícalos nidifican en grietas de rocas o edificios, en huecos de árbol, pueden ocupar también nidos de córvidos y otras aves e incluso directamente sobre el suelo. No requiere de bosques siempre que tengan una alternativa a la que encaramarse alternativa y lugares óptimos de anidación. Cuando caza, el cernícalo permanece en vuelo estacionario, casi inmóvil, entre 10 y 20 metros de altura sobre el terreno, esperando avistar alguna presa (a esto se le llama cerner) y cuando aparece, se precipita en picado hacia ella. Sus presas suelen ser pequeños mamíferos, fundamentalmente roedores, pequeños pájaros, reptiles, grandes insectos, gusanos y ranas. Es un ave que se suele utilizar como iniciación en el mundo de la cetrería, ya que es una rapaz usada por principiantes y novatos para introducirse en este arte de caza. A nivel mundial, esta especie no se considera amenazada por la UICN. Sus poblaciones se vieron afectadas por el uso indiscriminado de organoclorados y otros plaguicidas en la mitad del Siglo XX, pero al ser una especie capaz de multiplicarse rápidamente en buenas condiciones, se vio menos afectada que otras aves de rapiña. A pesar de ello, ha habido una reciente disminución en algunas partes de Europa Occidental, como Irlanda. El cernícalo vulgar tiene una esperanza de vida de unos 16 años de edad.

Cernícalo común1

Cernícalo vulgar2

Esmerejón (Falco columbarius).

Tamaño: Envergadura (50 – 70 centímetros), longitud (24 – 33 centímetros).

Peso: Entre 160 – 230 gramos aproximadamente. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Cosmopolita del Hemisferio Norte. América del Norte y Eurasia principalmente.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 6 huevos que son incubados durante 28 – 32 días. Los polluelos siguen siendo dependientes de sus padres por más de 4 semanas.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El esmerejón es en comparación con la mayoría de los pequeños halcones, más robusto y corpulento. Los machos tiene la espalda de color gris azulado, que van desde casi negro a plata-gris en diferentes subespecies. Sus parte inferior suele ser de un color anaranjado y más o menos fuertemente manchado de negro a marrón rojizo. La hembra inmadura suele ser de color marrón-gris a marrón oscuro por encima y tirando a blanquecina con manchas marrones a continuación. El rostro del esmerejón está menos fuertemente modelado que en la mayoría de los halcones. Los polluelos suelen estar cubiertos de un plumón de color pálido con sombreado blanquecino en el vientre. Las hembras son negruzcas y su cola por lo general tiene algunas bandas negras y anchas, entre 3 – 4. Los machos más pequeños sólo tienen bandas estrechas de color gris débil, mientras que en los esmerejones más oscuros, las bandas son muy amplias, de modo que la cola parece tener más bandas más estrechas en su lugar. En todos ellos sin embargo, la punta de la cola es de color negro con una banda blanca estrecha al final. En total, el patrón de la cola es muy distinto, sin embargo, se asemeja más a la del Halcón aleto (Falco berigora) y a algunos cernícalos. El ojo y el pico son de color oscuro, este último es amarillo cera, igual que las patas, mientras que las garras son negras. Los esmerejones habitan en lugares abiertos y suelen posarse en árboles como el sauce o el abedul. Se les puede encontrar también en zonas de matorral pero también en taiga, bosques, parques, praderas, estepas y páramos. No son de un hábitat específico y se pueden encontrar desde el nivel del mar hasta zonas mucho más elevadas. En general, sí que prefieren zonas con una mezcla de vegetación de baja y media altura y con algunos árboles, evitando los densos bosques, así como regiones áridas. Durante las migraciones sin embargo, van a utilizar casi cualquier hábitat. La mayoría de sus poblaciones son migratorias, invernando en regiones más cálidas. Las aves del Norte de Europa se mueven hacia el sur de Europa y Norte de África y las poblaciones de América del Norte viajan al Sur de Estados Unidos, llegando hasta el Norte de Sudamérica. El nido de esta especie es una pequeña depresión en el suelo; a veces, aprovecha nidos viejos de cuervos en los árboles. A menudo, el esmerejón caza volando rápido y bajo, por lo general a menos de un metro por encima del suelo, haciendo uso de árboles y arbustos grandes para tomar presa por sorpresa pero lo que realmente capturan más son presas en el aire como otras aves e insectos (libélulas y polillas), pequeños mamíferos (especialmente murciélagos) y ya en el suelo dan caza a ratones de campo y reptiles que complementan su dieta. Estos últimos son más importantes fuera de la temporada de cría, cuando pueden ser una parte considerable de la dieta del esmerejón. Esta especie no está considerada en peligro de extinción ya que se encuentra ampliamente repartida por todo el mundo y sus poblaciones parecen mantenerse estables. A largo plazo, su amenaza más importante es la destrucción de su hábitat y el calentamiento global. Algunos esmerejones mueren al chocar con artefactos fabricados por el hombre, principalmente cuando efectúan sus ataques y vuelan a más velocidad. En Europa Medieval se utilizó mucho el esmerejón en cetrería debido a que es un eficiente cazador. El esmerejón tiene una esperanza de vida de unos 13 años de edad.

Esmerejón1

Esmerejón2

Halcón Gerifalte (Falco rusticolus).

Tamaño: Envergadura (130 – 160 centímetros), longitud (60 – 65 centímetros).

Peso: Entre 1.350 – 2.100 gramos aproximadamente. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Muy amplia. Regiones polares, taiga y tundra de Europa, América del Norte y Asia.

Reproducción: Las hembras ponen hasta 7 huevos que son incubados durante unos 35 días. Los polluelos permanecen unas 7 – 8 semanas en el nido y a los 3 – 4 meses de edad se independizan de sus padres.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El halcón gerifalte es el más septentrional de todos los halcones y también el de mayor tamaño. En general es una especie sedentaria de las regiones en las que vive pero algunos ejemplares hacen pequeñas migraciones en invierno, después de la temporada de reproducción. Es un ave de la tundra y de las montañas, donde puede encontrar acantilados y árboles. En líneas generales el gerifalte resulta similar a un halcón peregrino (Falco peregrinus) de gran tamaño, pero tiene una serie de características que lo diferencian notoriamente del peregrino: En primer lugar el colorido y las manchas bigoteras (característica de todos los falcónidos) resultan más difusos que en sus parientes más meridionales. Las alas de un gerifalte son más cortas, en proporción, que las de un peregrino, y la cola es más larga. La variedad marrón del gerifalte se distingue del halcón peregrino por las rayas de color crema en la nuca y en la coronilla y por la ausencia de una raya malar. La variedad blanca del gerifalte no se puede confundir con otra especie de halcón pues es la única especie de halcón blanco. En los tratados medievales de cetrería esta variedad blanca era conocida como “Fino de Noruega”. Comparte las características del resto de la familia: alas largas y triangulares, tarsos desnudos cubiertos de escamas, vientre claro y barreado de manchas oscuras en su etapa adulta, iris oscuro, cera amarilla, bigoteras y un pico ganchudo con “diente” que le permite rematar a sus presas. En cambio, al igual que con otras muchas especies de climas fríos, estos halcones son notoriamente más grandes y fuertes que sus parientes sureños. El gerifalte se alimenta de mamíferos y otras aves. Es depredador hábil y vuela hasta que vea una presa para atacar. Mata la mayoría de sus presas en tierra, incluso si las captura primero en vuelo. Sus presas aviarias suelen ser lagópodos, gaviotas, zancudas y diversos pájaros, pero a veces incluyen hasta otras aves rapaces. Sus presas mamíferas también varían mucho de tamaño, desde las musarañas hasta las marmotas (las cuales pueden pesar hasta tres veces más que el halcón). El gerifalte también se alimenta de carroña, pero muy ocasionalmente. En la Edad Media el gerifalte era considerado “el ave del rey”. Por su rareza y por las dificultades en conseguirlo este halcón solamente era asequible a reyes e hidalgos adinerados. Incluso hoy en día los gerifaltes son aves tan costosas que los dueños y avicultores los esconden para evitar robos.

Halcón gerifalte1

Tunturihaukka 0150 (Falco rusticolus) Gyrfalcon Varanger Norway April 2009

Halcón Negro (Falco subniger).

Tamaño: Envergadura (93 centímetros), longitud (45 – 55 centímetros).

Peso: Entre 510 – 1.000 gramos aproximadamente.

Distribución: Especie endémica de Australia.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 4 huevos que son incubados durante unos 34 días. Los polluelos permanecen en el nido por un período de 38 – 49 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El halcón negro es un ave rapaz de pequeño-mediano tamaño que únicamente vive en Australia y se encuentra principalmente en zonas abiertas como praderas y también en bosques del Norte del país y otras regiones semiáridas del interior de Australia. Estos halcones son un negro oscuro en sus primeros años, color que con el paso de los años va variando ligeramente a un marrón negruzco. Como la mayoría de los halcones, puede volar a una gran velocidad gracias a sus afiladas y puntiagudas alas y se les considera más ágiles en vuelo que los halcones peregrinos. El halcón negro se alimenta principalmente de otras aves (loros, urracas, cuervos, pinzones, etc) a los que por lo general cazan al vuelo, aunque también se alimenta de animales terrestres, como lagartos, perdices y conejos. Por regla general, los halcones negros son nómadas y no defienden agresivamente sus nidos de otros depredadores como sí lo hacen otras especies de halcón. Aunque su estado de conservación parece estar fuera de peligro, se ha alertado de un descenso de su población, posiblemente atribuido a la introducción en su territorio de gatos ferales (gatos domésticos reintroducidos en la vida salvaje). El halcón negro tiene una esperanza de vida de unos 10 años aproximadamente.

Halcón negro1

Halcón negro2

Halcón Peregrino (Falco peregrinus).

Tamaño: Envergadura (80 – 120 centímetros), longitud (34 – 58 centímetros).

Peso: Entre 440 – 1.500 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Cosmopolita. Desde el tundra ártica hasta América del Sur, se le puede encontrar en casi cualquier lugar de la Tierra excepto en regiones polares, montañas muy altas y selvas tropicales. Se encuentra ausente por completo en Nueva Zelanda.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – huevos (de media) que son incubados durante 29 – 33 días. Los polluelos dependen de sus padres durante unos 2 meses.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El halcón peregrino es el animal más rápido del mundo, puede alcanzar los 100 km/h de velocidad de crucero y más de 300 km/h cuando cae en picado para cazar a sus presas. Dentro de los halcones, nos encontramos ante uno de gran tamaño, más o menos como un cuervo. Los machos y las hembras tienen un plumaje y marcas similares, pero, como en otras aves de presa, muestra un marcado dimorfismo sexual en su tamaño, con la hembra un 30% mayor que el macho. La espalda y las largas y puntiagudas alas de los adultos varían generalmente de un negro azulado a un gris pizarra con barras oscuras indistintas; los extremos del ala son negros. El vientre y la zona interna de las alas varían de color blanco a oxidado y con finas barras limpias de color marrón oscuro o negro. La cola, coloreada como la espalda pero con barras limpias y finas, es larga, estrecha y redondeada al final con la punta negra y una banda blanca en su extremo. La parte superior de la cabeza, junto con su amplia bigotera a lo largo de las mejillas, es negra, contrastando de forma notoria con los lados pálidos del cuello y la garganta blanca. La cera es amarilla, como las patas y el pico, y las garras son negras. El pico superior es serrado cerca de la punta, una adaptación que permite a los halcones matar a sus presas cortándoles la columna vertebral en el cuello. Los jóvenes presentan una coloración más parda y con la parte inferior con rayas, más que barras, y tienen la cera de color azulado pálido. Vive principalmente a lo largo de cadenas montañosas, valles fluviales, líneas costeras y, cada vez más, en ciudades. En regiones de inviernos suaves habitualmente se convierte en un residente permanente y algunos individuos, principalmente machos adultos, permanecerán en el territorio de cría. Las poblaciones que se reproducen en climas árticos emigran grandes distancias hacia el sur durante el invierno. Se le cita a menudo como el animal más veloz del planeta cuando realiza sus vuelos en picado para cazar, lo que implica elevarse a una gran altura y luego lanzarse hacia abajo a velocidades que habitualmente alcanzan más de 300 km/h y golpear un ala de su presa para no dañarse en el impacto. Cabe destacar que se han descrito numerosas subespecies del halcón peregrino, aunque científicos y organismos de investigación difieren en cuantas son válidas. Algunas en ocasiones se toman como especies diferentes, y otras como simples razas. Normalmente se aceptan entre 16 y 19 especies. El halcón peregrino se alimenta casi exclusivamente de aves de tamaño medio, como patos, gaviotas, pájaros cantores y palomas, aparte de murciélagos cazados por la noche, este halcón raramente caza pequeños mamíferos, pero captura de vez en cuando ratas, liebres, ratones y ardillas; las poblaciones costeras de la subespecie pealei se alimentan casi exclusivamente de aves marinas. Caza al amanecer y al anochecer, cuando la presa es más activa, pero en las ciudades también por la noche, en particular durante períodos de migración es cuando la caza nocturna se vuelve más frecuente. El halcón peregrino se convirtió en una especie en peligro de extinción debido al uso de pesticidas, sobre todo DDT, durante los años 50, 60 y 70 del Siglo XX aunque gracias a diversos esfuerzos para su conservación, se considera que esta especie está fuera de peligro de extinción. El halcón peregrino se usa en la cetrería desde hace más de 3.000 años, cuando iniciaron su utilización los nómadas en Asia Central. El halcón peregrino tiene una esperanza de vida de algo más de 15 años de edad.

Halcón peregrino1

Halcón peregrino2

Familia Pandionidae.

Águila Pescadora (Pandion haliaetus).

Tamaño: Envergadura (152 – 167 centímetros), longitud (52 – 60 centímetros).

Peso: Entre 1,25 – 1,7 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Cosmopolita. Canadá, Norte y centro de América del Sur, África, Portugal, Escandinavia, Escocia, Islas Baleares, Córcega, Cerdeña, Sicilia, Asia central y Sudeste asiático.

Reproducción: Las hembras suelen poner entre 2 – 3 huevos que serán incubados durante unas cinco semanas. Los polluelos estarán listos para volar unos 55 días después de salir del huevo.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El águila pescadora, también conocida como halieto, es un ave rapaz de tamaño medio. De partes superiores castaño oscuro, e inferiores blancas, jaspeadas de oscuro, con una máscara oscura a los lados de la cabeza. De cola larga y estrecha, y alas angulosas, es fácil de identificar. El águila pescadora posee unas plumas alargadas en la nuca que forman una cresta que se eriza con frecuencia. Los ejemplares juveniles se identifican por las manchas marrón claro de su plumaje y, en general, por un tono más pálido. Los machos adultos se distinguen de las hembras por el cuerpo más delgado y las alas más estrechas. Son fáciles de distinguir al ver una pareja, pero no tanto con individuos solitarios. El águila pescadora está equipada con unas fuertes patas, provistas de escamas que le facilitan la sujeción de la presa y unas uñas largas y curvadas. Además, puede cerrar las fosas nasales para evitar la entrada de agua durante las inmersiones en busca de pescado que forma la parte principal de su dieta. Localiza a sus presas desde el aire, a menudo cerniéndose antes de zambullirse con las patas por delante para capturar el pez, luego cuando vuelve al aire, coloca la cabeza del pez de frente, para disminuir el rozamiento del aire. Las escamas de las patas y las uñas son tan efectivas, que en algunas ocasiones el águila no puede soltar un pez demasiado pesado, esto puede ocasionar que el ave caiga al agua, donde o bien nada hasta la orilla o fallece por hipotermia o ahogamiento. El águila pescadora vive en zonas próximas al agua, en costas rocosas y alrededores de lagos. El nido es una gran plataforma de palos construida en árboles, cortados rocosos, postes telefónicos o plataformas artificiales. Generalmente reutilizan su nido todos los años, y mantienen la misma pareja durante toda la vida al igual que otras muchas especies de aves de presa o rapaces. El águila pescadora tiene hábitos migratorios en alguna de sus poblaciones, los individuos europeos invernan en países como Sierra Leona, Senegal o Ghana. Actualmente se tiene constancia que el número de individuos de águila pescadora se mantiene estable y no se acerca a los umbrales peligrosos de sostenibilidad a pesar de estar relativamente amenazada en la zona del Mar Mediterráneo. La esperanza de vida de un águila pescadora es de unos 20 – 25 años.

Águila pescadora1

Águila pescadora2

Familia Sagittariidae.

Secretario (Sagittarius serpentarius).

Tamaño: Envergadura (1,91 – 2,2 metros), longitud (1,12 – 1,52 metros).

Peso: Entre 2,3 – 4,5 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Ampliamente distribuido desde el Sur del Sáhara hasta Sudáfrica.

Reproducción: Las hembras ponen entre 2 – 3 huevos que son incubados durante unos 45 días. Los polluelos pueden realizar sus primeros vuelos a los 65 – 80 días.

Estado de conservación: Vulnerable.

El secretario es un ave rapaz de gran tamaño que se distingue de otras por cazar desde el suelo y no desde el aire. Desde la distancia, o en vuelo que se asemeja más a una grulla que a un ave de presa. La cola tiene dos plumas centrales alargadas que se extienden más allá de las garras durante el vuelo, así como un plano y largo plumaje que crea un escudo posterior. El secretario tiene los muslos y las plumas de vuelo de color negro, mientras que la mayoría de las cubiertas son de color gris con un poco de blanco. Ambos sexos son muy similares entre sí por lo que la especie presenta muy poco dimorfismo sexual, aunque el macho tiene las plumas de la cabeza y de la cola más largas que las de las hembras. Los individuos adultos tienen la piel de la cara roja y sin plumas en lugar de la piel de la cara amarilla de los jóvenes. Estas aves también se pueden encontrar en una gran variedad de alturas, desde las llanuras costeras hasta las tierras altas. Los secretarios son aves que prefieren abiertas praderas y sabanas en lugar de bosques densos y arbustos que pueden impedir su existencia cursorial. Los secretarios se posan en árboles autóctonos (acacias) durante la noche, mientras que por el día lo pasan gran parte en tierra, volviendo a posarse en sitios sólo antes de que oscurezca. El nombre le viene por su peculiar librea, gris y con las patas negras, y con un copete de plumas como llevaban los secretarios británicos de hace siglos. También se piensa que es una mala traducción francesa de su nombre árabe saqr-et-tair (ave cazadora). Recorre a zancadas los herbazales al acecho de presas que van desde saltamontes, cangrejos, culebras, serpientes, tortugas y otras aves y mamíferos de pequeño tamaño, a los que ataca golpeándolos con sus largas patas, provistas de cortos dedos y fuertes garras afiladas. Los individuos jóvenes de secretario tienen varias amenazas ya que son presa de otras aves como cuervos y grandes búhos. La especie en general está amenazada por la pérdida de su hábitat y deforestación aunque mantiene importantes poblaciones en las regiones tradicionales donde siempre ha existido. Su estado de conservación actual se mantiene clasificado como vulnerable. El secretario tiene una esperanza de vida de unos 10 – 15 años en libertad y algo más de 19 años en cautividad.

Secretario1

Secretario2

Familia Strigidae (Aves nocturnas).

Búho Real (Bubo bubo).

Tamaño: Envergadura (160 – 200 centímetros), longitud (56 – 75 centímetros).

Peso: Entre 1,5 – 4,2 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy amplia. Presente en prácticamente toda Eurasia.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 6 huevos que son incubados durante 31 – 36 días. Los polluelos son cuidados por sus padres durante 20 – 24 semanas.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El búho real es el ave rapaz nocturna de mayor tamaño. Su nombre científico deriva de la onomatopeya de los sonidos que emite, ya desde la Edad Media se le conocía como Bubo en los bestiarios. Se caracteriza por sus dos mechones de plumas a los lados de la cabeza, la línea en forma de V entre los ojos (cuyo iris es naranja), su vientre pálido y listado y el dorso jaspeado y oscuro con manchas claras. El macho tiene las plumas de las “orejas” más erizadas que la hembra. Su vuelo es directo, potente y con planeos frecuentes. Su voz es un aullido profundo, tipo úú-oo, que puede llegar a oírse hasta a 2 kilómetros de distancia. Cada individuo tiene un aullido específico, de modo que pueden ser identificados individualmente por medio de su voz. También produce “ladridos” potentes de alarma similares a los que emiten los zorros. El búho real puede encontrarse en múltiples hábitats desde zonas semidesérticas, bosques templados, estepas y hasta en la tundra. El búho real nidifica principalmente en cortados rocosos, situados entre el nivel del mar y hasta más de 2.000 metros de altitud. También puede utilizar nidos antiguos de otras aves rapaces, como busardo ratonero (Buteo buteo) o azor común (Accipiter gentilis). Incluso en determinadas zonas, donde la densidad de parejas territoriales es muy elevada, puede llegar a nidificar directamente en el suelo. Los búhos reales son animales muy territoriales, utilizan varios sistemas de señalización para delimitar sus territorios e indicar su ocupación, como son cantos territoriales desde los posaderos o el marcaje de las rocas con excrementos. El tamaño territorial de cada pareja varía ampliamente dependiendo principalmente de la disponibilidad de presas, densidad de parejas vecinas y de la tasa de recambio de los individuos territoriales. El búho real es un superdepredador que se encuentra en uno de los lugares más altos de la cadena trófica. Su dieta está compuesta principalmente por roedores pequeños, conejos, liebres, ardillas, ratas, palomas, mirlos y erizos. Incluso es capaz de capturar cervatillos de hasta 10 kilogramos de peso. Más raramente puede llegar a cazar ranas, insectos grandes y peces. Puede incluso depredar carnívoros como zorros y otras especies de búhos y aves de presa. Los búhos reales cazan normalmente por la noche, prefiriendo los espacios abiertos a los bosques. El aleteo de sus alas es muy silencioso y unido a su visión nocturna y a su agudeza auditiva, le proporcionan unas características excepcionales para la caza. La presión ejercida por el hombre durante la mitad del Siglo XX hizo retroceder sus poblaciones, las cuales quedaron relegadas a ocupar únicamente las zonas montañosas más inaccesibles. Actualmente se encuentra en un proceso de recuperación muy importante recuperando gran parte de las zonas de su distribución y su estado actual está clasificado como preocupación menor. Debido a su majestuosidad y a su fácil cría en cautividad, esta especie es usada con relativa frecuencia en el arte de la cetrería. El búho real tiene una esperanza de vida de algo más de 20 años en libertad, alcanzando y superando en ocasiones los 60 años en cautividad, a pesar de ello, cabe destacar que aproximadamente el 80% de los ejemplares no alcanzan el primer año de vida.

Búho real1

Búho real2

Mochuelo Común (Athene noctua).

Tamaño: Envergadura (53 – 58 centímetros), longitud (23 – 27,5 centímetros).

Peso: Entre 160 – 240 gramos aproximadamente.

Distribución: Muy amplia. Eurasia y Norte de África.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 5 huevos que son incubados durante 22 – 30 días por regla general. Los polluelos comienzan a realizar sus primeros vuelos cuando cumplen los 30 – 32 días y se independizan tras 2 – 3 meses después de haber nacido.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El mochuelo común es un ave rapaz nocturna (aunque en parte también realiza cierta actividad diurna) muy común y extendida tanto en Europa como en el Norte de África. Esta ave tiene un cuerpo rechoncho, cabeza grande, patas largas, ojos amarillos y unas “cejas” que le dan al animal cierta expresión severa. El plumaje del mochuelo común es de color marrón-pardo con rayas y manchas blancas. Los individuos juveniles tienen un color más apagado, careciendo de las manchas de los adultos. Su vuelo es ondulado, con descensos y ascensos continuos y de aleteos rápidos. Su voz es fácil de escuchar en los atardeceres ya que realiza una serie de reclamos agudos y fuertes (kee-ik). Se suele ver sobre todo en paisajes mediterráneos, con olivos, matorrales, y algún que otro pedregal, principalmente en campo abierto aunque también es frecuente observarlo de día, posado sobre un poste. Sus nidos los hace en huecos de árboles, acantilados, en riberas de los ríos, edificios abandonados, etc. El mochuelo común es una especie sedentaria que caza sobre todo pequeños roedores, insectos grandes, pequeños pájaros, gusanos y algunos anfibios. Esta especie tiene algunos depredadores naturales como son los búhos de mayor tamaño y otras rapaces como los halcones o el milano real (Milvus milvus). El hombre también puede resultar una amenaza para el mochuelo ya que al internarse en ocasiones en cotos de caza, es víctima de disparos. A pesar de todo ello, sus poblaciones no ha sufrido un descenso acusado y esta especie se encuentra fuera de peligro de extinción. En la antigua Grecia era el animal sagrado de la diosa Atenea (Mochuelo de Minerva), de la cual toma su nombre científico, y símbolo de la ciudad de Atenas. Por ello, muchas monedas acuñadas llevaban en su reverso la imagen de este animal. Hegel la adoptó en el Siglo XIX como símbolo de la filosofía. El mochuelo común tiene una esperanza de vida de unos 15 años de media.

Mochuelo común1

Mochuelo común2

Tytonidae (Aves nocturnas).

Lechuza Común (Tyto alba).

Tamaño: Envergadura (75 – 110 centímetros), longitud (25 – 50 centímetros).

Peso: Entre 187 – 800 gramos aproximadamente.

Distribución: Cosmopolita. América del Norte (Estados Unidos), Centroamérica, América del Sur, Europa (excepto Escandinavia), África (excepto Sáhara), Oriente Medio, India y algunas zonas del Sudeste Asiático.

Reproducción: Las hembras ponen entre 4 – 7 huevos que son incubados durante unos 32 días. Los polluelos se alejan de sus padres cuando cumplen los 3 meses de edad (a los 50 días ya son capaces de realizar sus primeros vuelos).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La lechuza común es un ave de mediano tamaño que aparentemente tiene poco o ningún dimorfismo sexual. Tiene un característico disco facial con forma de corazón y partes ventrales blancas en la subespecie Tyto alba alba, aunque puede variar en otras subespecies. Los tarsos están emplumados, y tienen los dedos cubiertos con plumas modificadas de color grisáceo. Las alas son relativamente cortas y redondeadas y no facilitan los vuelos largos y poderosos, aunque la particular estructura de las filoplumas, especialmente suaves y desflecadas, dotan a esta rapaz de un vuelo silencioso, de manera que al verlas volar, más pareciera que flotasen antes que aletear. Emiten un grito lastimero y estridente, aunque la gran variedad de sonidos que producen dificulta la identificación, a excepción del inconfundible siseo que emite cuando se siente amenazada o cuando las crías piden alimento. La lechuza común habita anida en zonas humanizadas (núcleos urbanos rurales) como campanarios, desvanes, graneros o ruinas. Más raramente, y fuera de estos hábitats, prefiere los bosques aclarados y adehesados, encamándose -no fabrica nidos- en cortados y huecos de árboles. Para cazar se muestran muy observantes, moviendo imperceptiblemente la cabeza, cuando se lanzan hacia la presa tienen una gran efectividad, siendo una de las aves que menos fallos tiene. La lechuza común se alimenta principalmente de pequeños roedores (ratas, musarañas) y algunos pájaros, reptiles, anfibios, insectos pero ya en menor medida.  Su método de caza consiste usar su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas, a las que así localiza para atraparlas con sus largos dedos, tras abalanzarse sobre ellas en un silencio casi absoluto. Una lechuza adulta come aproximadamente tres ratones diarios. Una pareja que críe entre 3 – 5 pollos cazará muchos más roedores. Su capacidad para digerir huesos es muy pobre, por lo que las egagrópilas que expulsa son grandes de 4 – 6 centímetros x 2 – 2,5 centímetros, y contienen gran cantidad de huesos sin digerir. Aparte de la persecución humana, esta especie tiene pocos predadores aunque pueden ser objetivo de grandes búhos como el búho real. Actualmente esta ave se encuentra fuera de peligro de extinción. La lechuza común tiene una esperanza de vida de más de 17 años, algunos ejemplares (principalmente en cautividad) llegan a superar los 25 años de edad.

Lechuza común1

Lechuza común2

Fuentes: Wikipedia, National Geographic, Enciclopedia del Reino Animal (Susaeta), arkive.org, globalraptors.org, Google (fotografías), elaboración propia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 octubre, 2013 en Naturaleza

 

Etiquetas: , , ,

Aves de Presa I

Familia Accipritidae.

Águila Calva (Haliaeetus leucocephalus).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,5 metros), longitud (70 – 102 centímetros).

Peso: Entre 2,3 – 7 kilogramos aproximadamente.

Distribución: América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México).

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 3 huevos (hasta 7 en cautividad) por año que son incubados durante 31 – 45 días. Los polluelos abandonan el nido al cumplir las 8 – 14 semanas de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El águila calva, también conocida como águila americana, águila de cabeza blanca o pigargo americano, es una ave de gran tamaño que habita exclusivamente en América del Norte. Es muy famosa por ser el símbolo nacional de Estados Unidos. El águila calva posee un plumaje en individuos adultos de color marrón uniforme oscuro, con la cabeza y una cola blancas. La cola es moderadamente larga y ligeramente con forma de cuña. Los machos y hembras son idénticos en la coloración del plumaje, pero el dimorfismo sexual es evidente ya que las hembras son 25% más grandes que los machos. El pico (muy ganchudo), las garras y el iris de estas aves son de color amarillo brillante. El plumaje de los individuos inmaduros es una superpuesta de color marrón oscuro con rayas de blanco sucio hasta el quinto año (raramente cuarto y más raramente tercero), cuando finalmente alcanza la madurez sexual. El águila calva es la segunda ave rapaz más grande de América del Norte, solamente superada por el cóndor de California. El águila calva es un carnívoro oportunista que se alimenta de un gran número de presas distintas aunque los peces suelen formar la mayor parte de su dieta (truchas, salmones, arenques, carpas, bagres, siluros, anguilas, etc). Detrás de los peces, la siguiente presa más importante para el águila calva son las aves acuáticas (patos, gaviotas, garzas, gansos, somormujos, etc). Algunos tipos de mamíferos también son depredados por estas águilas (castores, conejos, liebres, ardillas, mapaches, etc). El águila calva es parcialmente migratoria dependiendo de su ubicación, si su territorio tiene acceso a aguas abiertas, permanece allí todo el año pero si habita en una zona donde el agua se congela en invierno y no hay posibilidad de conseguir alimento, migra hacia el Sur aprovechando las columnas térmicas (convectivas). Esta especie estuvo a punto de extinguirse en Estados Unidos a fines del Siglo XX, pero su población se ha estabilizado y va en camino de ser retirada de la lista de especies en peligro del Gobierno de Estados Unidos. En estado salvaje pueden llegar a vivir entre 20 – 30 años y en cautividad pueden alcanzar los 60 años.

Águila calva1

Águila calva2

Águila Harpía (Harpia harpyja).

Tamaño: Envergadura (176 – 224 centímetros), longitud (86,5 – 107 centímetros).

Peso: Entre 4 – 10 kilogramos aproximadamente. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Extensa. Desde el Sur de México hasta el Norte de Argentina.

Reproducción: Las hembras ponen normalmente 1 – 2 huevos de los que solamente es incubado uno de ellos durante alrededor de 56 días. Los polluelos son alimentados por sus padres hasta los 6 – 10 meses de edad.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El águila harpía es el águila más grande del Hemisferio Occidental y Austral. Toma su nombre de las harpías, seres de la mitología griega que eran mitad ave, mitad mujer. Esta especie tiene principalmente como hábitat los bosques tropicales y lluviosos. Su morfología está altamente adaptada al hábitat en el que caza, en efecto, sus alas, proporcionalmente respecto a su tronco, no son tan largas (lo que le permite volar ágilmente dentro de las copas densas de los árboles) aunque sí anchas; la cresta y corona de plumas, además de señal fanérica, tiene la función de redirigir los sonidos hacia sus oídos, que sumados a unos ojos de aguda vista preparados para la penumbra le permiten percibir rápidamente los menores movimientos de sus presas entre las espesas frondas. El águila harpía solamente es superada en tamaño por el águila de Filipinas (Pithecophaga jefferyi) aunque generalmente la harpía es más robusta. Los adultos de ambos géneros tienen plumaje de similar color, que consiste de tres tonalidades básicas: Gris en la cabeza, gris muy oscuro, casi negro en algunos ejemplares, en la doble cresta en la cabeza, el cuello, parte superior del cuerpo y de las alas; y gris muy claro, casi blanco, en la parte inferior del cuerpo y de las alas. En las patas tiene unas líneas oscuras. En la cola tiene franjas del gris oscuro y del gris muy pálido. El pico es gris muy oscuro. La piel en las patas es amarilla clara. Las uñas son de color gris muy oscuro. Posee un pico fuerte y garras que pueden alcanzar los 15 cm de largo. Sus ojos tienen el iris color chocolate y en ocasiones este puede ser de color amarillo. Existen diferencias entre las aves jóvenes y adultas: las últimas presentan una banda ancha negra. Al igual que otras grandes aves, estas aves forman parejas de por vida. Normalmente, el águila harpía suele construir sus nidos con ramas y palos entrecruzados que colocan en las copas de los árboles, a unos 20 – 40 metros del suelo. Esta especie se alimenta de mamíferos arborícolas como monos, perezosos, coatíes, etc, pero también de iguanas verdes, serpientes y diversas crías de venano, pecaríes y armadillos. El águila harpía es rápida y certera en sus ataques, siendo capaz de llevar hasta las copas de los árboles una cría de cerdo silvestre. En la naturaleza, el águila harpía caza apenas dos veces por semana, siendo este el motivo de que elija presas de gran porte. A pesar de su amplia distribución, sus poblaciones han disminuido considerablemente en los últimos años, debido principalmente a la pérdida de su hábitat provocada por la expansión de la explotación forestal y a la caza que sufre por ser considerada una especie peligrosa para el ganado. Este cúmulo de factores acerca al águila harpía al encontrarse en peligro de extinción. En la actualidad existen programas de protección y conservación del águila harpía en varios países (Panamá, Belice, Colombia, Venezuela, etc). Esta especie es el ave nacional de Panamá y símbolo de la diversidad ecológica en Ecuador. Su esperanza de vida ronda los 40 años de edad.

Águila harpía1

Águila harpía2

Águila Imperial Ibérica (Aquila adalberti).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,1 metros), altura/longitud (78 – 83 centímetros).

Peso: Hasta 3,5 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Reducida. Centro y Suroeste de la Península Ibérica.

Reproducción: Las hembras ponen entre 4 – 5 huevos que son incubados durante unos 43 días. Los polluelos abandonan el nido cuando cumplen los 65 – 78 días.

Estado de conservación: Vulnerable.

El águila imperial ibérica es un ave de gran tamaño, especie endémica de la Península Ibérica. Esta águila posee un plumaje pardo muy oscuro en todo el cuerpo, excepto en los hombros y la parte alta de las alas, de color blanco. La nuca es ligeramente más pálida que otras partes del cuerpo, y la cola más oscura, sin bandas claras o líneas blancas como en el águila imperial oriental. En el caso de los individuos subadultos, éstos son pardo-rojizos, sin diferencias de coloración, y no desarrollan el plumaje de los individuos maduros hasta los 5 años de edad, al mismo tiempo que la madurez sexual. El águila imperial ibérica abarca una gran variedad de territorios y hábitats, desde pinares en las zonas de montaña a sistemas de dunas y marismas en zonas de costa. Sus mayores densidades se alcanzan en terrenos llanos o con relieves suaves, con formaciones arbóreas de importancia, aunque no dominantes (dehesas) y con buenas poblaciones de conejo, animal que forma el grueso de su alimentación. Este águila también da caza a otro tipo de presas como liebres, palomas, cuervos, roedores e incluso zorros, ocasionalmente también se alimenta de carroña. A diferencia del águila imperial oriental, esta especie no emigra, por lo que cada pareja (monógamas) defiende su zona de caza y reproducción (unas 2.000 hectáreas). El águila imperial ibérica es un ave muy amenazada, en 2011 se estimó una población de unas 300 parejas. Entre las principales causas de amenaza destacan la mortalidad por venenos, electrocución y persecución humana directa, la escasez de conejos (Orytolagus cuniculus) su principal presa, deterioro y fragmentación del hábitat, contaminación y enfermedades. A comienzos del Siglo XX era una especie muy abundante pero a partir de las últimas décadas de dicho siglo, su número cayó en picado, extinguiéndose la población que habitaba en Marruecos. Aunque todavía sigue en peligro, la atención de las administraciones españolas ha conseguido que a pesar de todos los impedimentos, la población de este símbolo de la fauna ibérica se haya duplicado desde principios de los años 90. En la actualidad existe un plan de recuperación de las especie a nivel nacional y algunas de las comunidades autónomas que albergan al ave también han desarrollado sus propios planes de conservación. El águila imperial ibérica vive unos 20 años de media, aunque en cautividad pueden alcanzar los 41 años.

Águila imperial ibérica1

Águila imperial ibérica2

Águila Imperial Oriental (Aquila heliaca).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,1 metros), longitud (72 – 90 centímetros).

Peso: Entre 2,5 – 4,5 kilogramos aproximadamente. Las hembras son mucho mayores que los machos.

Distribución: Amplia pero relativamente aislada. Europa del Este y gran parte de Asia. Existen poblaciones aisladas en los Alpes y Chipre.

Reproducción: Las hembras entre 3 – 4 huevos que son incubados durante unos 43 días. Los polluelos ya realizan sus primeros vuelos a los dos meses de edad.

Estado de conservación: Vulnerable.

El águila imperial oriental es una ave rapaz de gran tamaño cuyo aspecto y proporciones son similares a las del águila real (Aquila chrysaetos) de Eurasia y Norteamérica pero de tamaño un poco más modesto. El plumaje de este animal es marrón oscuro en todo el cuerpo salvo en los hombros, tocados con un característico color blanco, en la punta de la cola (negra con una fina banda blanca en su extremo) y en la nuca, que es parda clara o dorada. Al igual que el águila real, las águilas imperiales son águilas calzadas, pues las patas están recubiertas de plumas en toda su superficie salvo en los fuertes pies, de piel escamosa y grandes garras ganchudas. En Asia Central, el águila imperial oriental tiene como presa más habitual el gófer o suslik, una especie de ardilla terrestre. También caza con frecuencia otros roedores, mustélidos (algunos tan grandes como la marta), zorros y diversas aves. Las águilas imperiales como la mayoría de las grandes aves, son monógamas y viven en zonas de pradera salpicadas de árboles, sin llegar a adentrarse en bosques densos ni praderas. Esta especie es un animal vulnerable en toda su distribución y está en peligro de extinción en Europa, donde ya ha desaparecido de muchas zonas. Apenas queda una pequeña población en los Alpes del Trentino y en el Tirol como vestigio de su antigua extensión por todo el Imperio Austrohúngaro, donde fue el emblema de la casa real de los Habsburgo. Las razones de su declive están en la persecución directa de ganaderos que la ven como un peligro para sus rebaños y la destrucción de su hábitat, que se convierte en tierras de cultivo a pasos agigantados. Su situación sólo ha mejorado ligeramente desde que es un ave protegida. El águila imperial ibérica (Aquila adalberti) de España, Portugal y parte de Marruecos, considerada una subespecie de águila imperial durante mucho tiempo, ha sido reconocida como especie independiente (Aquila adalberti) en los últimos años debido a importantes diferencias genéticas. Ambas águilas difieren también en su aspecto y comportamiento habitual. Por este motivo, a esta especie se la denomina también, tal y como hemos mencionado a lo largo de su descripción, águila imperial oriental. Su esperanza de vida ronda los 21 años en libertad y los 44 años en cautividad.

Águila imperial oriental1

Águila imperial oriental2

Águila Real (Aquila chrysaetos).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,3 metros), longitud (1 metro).

Peso: Entre 2,9 – 6,75 kilogramos aproximadamente (las hembras son mayores que los machos).

Distribución: Muy amplia. América del Norte, Eurasia, Norte de África y Japón.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 2 huevos que son incubados durante unos 45 días. Los polluelos pueden realizar sus primeros vuelos a los 50 días de haber roto el cascarón.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El águila real es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas en la Tierra y una de las águilas más grandes de todo el mundo. Posee un plumaje es castaño oscuro, tornándose dorado en cabeza y cuello y blanco en los hombros y el extremo de la cola. En los individuos jóvenes, el blanco abunda más en la cola que el pardo, relación que se invierte con la edad. Esta especie se incluye dentro de las llamadas águilas calzadas, ya que las patas están cubiertas de plumaje en lugar de tener una cubierta escamosa como en el resto. El águila real caza desde el aire (alcanzando velocidades en picado de hasta 300 km/h), y para conseguirlo está equipada con las armas típicas de su familia: fuertes patas terminadas en garras bien desarrolladas, pico ganchudo, gran fuerza y velocidad y una potente vista capaz de localizar la presa a cientos de metros de distancia. Las presas a las que puede dar muerte son de todos los tamaños y formas: ratones, conejos, liebres, marmotas, zorros, serpientes, e incluso crías e individuos viejos o enfermos de cabras salvajes, ciervos, jabalíes y rebecos y aves voladoras y terrestres. También se les ha visto atacar a lobos y alimentarse de carroña. En los Alpes incluso circulan historias sobre antiguos ataques de águilas excepcionalmente grandes contra niños. Las águilas reales son monógamas (se suelen emparejar de por vida). Construyen varios nidos en su territorio, que alternan cada año, de estructura muy sencilla. La base de los nidos se construye con tres gruesas ramas sobre las que se acondiciona el nido, propiamente dicho, de palos y ramas menos gruesas. Según las zonas, anidan en árboles altos o bien en rocas escarpadas y acantilados. Cada nueva temporada de cría se le añaden nuevos pisos de ramas al nido, por lo que no es raro que alcance el metro y medio de altura y dos de diámetro tras varios años de uso. Aunque el águila real está clasificada en preocupación menor, es cierto que sus poblaciones europeas han sufrido un descenso importante de número de individuos por lo que solamente en Europa Occidental mantienen poblaciones estables en Escocia, Noruega, los Alpes, Italia y la Península Ibérica. Este ave es una de las aves más usadas en cetrería, especialmente en Asia Central, donde se la utiliza incluso para cazar lobos y antílopes. El águila real tiene una esperanza de vida de unos 20 años.

Águila real1

Águila real2

Alimoche (Neophron percnopterus).

Tamaño: Envergadura (1,7 metros), longitud (85 centímetros).

Peso: Entre 1,9 – 2,4 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Amplia en el Viejo Mundo. Península Ibérica, Norte, Este y Oeste de África y Sur de Asia.

Reproducción: Las hembras ponen unos dos huevos que son incubados por un período de 42 días. Los polluelos suelen abandonar el nido cuando cumplen los 90 – 110 días de edad.

Estado de conservación: En peligro.

El alimoche o buitre egipcio, es el buitre del Viejo Mundo con menor envergadura. Los jóvenes son pardos, mientras que los adultos (a partir de los 5 años de edad) se caracterizan por tener su cabeza y patas amarillas, cuerpo blanco, alas blancas con extremos grises y negros y cola blanca y ancha. Los alimoches vuelan normalmente en solitario, aunque a veces siguen a otros congéneres o incluso a buitres de otras especies y también a cuervos. Este buitre suele ser uno de los últimos animales en probar las carroñas de las que se alimenta. Cuando otras especies mayores ya han acabado con casi toda la carne, el alimoche acude para engullir las pocas pieles y restos de carne que quedan enganchados entre los huesos. Complementa su dieta con insectos y pequeños animales, así como todo tipo de desechos y heces de animales. También engulle huevos, que rompe levantándolos con el pico y lanzándolos contra las rocas. En la zona del Norte de África, los alimoches logran romper la gruesa cáscara de los huevos de avestruz tomando una piedra y lanzándola repetidamente hasta que el cascarón cede, siendo éste uno de los pocos casos de uso de herramientas en el mundo animal. Los alimoches también son visitantes habituales de los vertederos, donde se atiborran de basuras humanas. Anidan normalmente en abrigos situados sobre acantilados y valles recortados, donde ponen dos huevos entre Marzo y Abril en un nido forrado de pelos de animal (es común el uso de lana de oveja), ramas y huesos. Transportan estos materiales con el pico, al contrario que el resto de buitres, que lo hacen sujetándolos con sus garras. Todo lo que desechan los demás, es aprovechado por los alimoches. En España, el alimoche es normalmente un visitante estival, aunque existen poblaciones sedentarias en las islas de Menorca y Mallorca. Pasan el invierno en África Subsahariana y cruzan el Estrecho de Gibraltar a principios de Marzo. Se extienden por toda la geografía española para reproducirse, ocupando cada pareja el mismo territorio año tras año. Abandonan el país a finales del mes de Septiembre. En las Islas Canarias, el alimoche es denominado guirre, siendo una especie totalmente adaptada a la geografía de las islas orientales, especialmente en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Si bien ha sufrido un retroceso en el número de ejemplares en las últimas décadas, su protección ha garantizado su supervivencia en sus espacios naturales. En general, las poblaciones de alimoche han sufrido un pronunciado descenso en su número de individuos, en Europa y Oriente Medio el número de individuos se ha visto reducido a la mitad y en la India el descenso ha sido del 35%. Por todo ello, esta especie se encuentra en la actualidad en peligro de extinción y deben tomarse medidas globales para su conservación y protección. En el Antiguo Egipto existía un jeroglífico específico (para el sonido /ɑː/) que era representado con el dibujo de este ave rapaz. El alimoche puede llegar a vivir 21 años en libertad y 37 años en cautividad.

Alimoche1

Alimoche2

Azor Común (Accipiter gentilis).

Tamaño: Envergadura (100 – 120 centímetros), longitud (48 – 58 centímetros).

Peso: Alrededor de 1 kilogramo.

Distribución: Cosmopolita. Europa, Asia y América Septentrional.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 4 huevos que son incubados durante 36 – 41 días. Los polluelos alcanzan un elevado grado de independencia al cumplir los 70 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El azor común es una ave rapaz de tamaño medio que también recibe el nombre de azor septentrional, azor norteño y gavilán azor. Como en todas las aves rapaces, el macho es de menor tamaño que la hembra. Los jóvenes presentan tonos claros: rojizo arriba y amarillo con grandes manchas de color pardo oscuro en la zona de abajo. Los adultos poseen una coloración parda ceniza, de tonos grises y negruzcos en la región superior, mientras que las partes inferiores son blanquecinas horizontalmente barradas en oscuro. Tienen dos manchas blancas por encima de sus grandes ojos y el iris es amarillo o naranja; estas últimas características son algunas de las más evidentes diferencias faciales con los halcones, que carecen de dichas manchas y cuyo iris son oscuros. El azor común es un ave especializada en la caza de ecosistemas arbóreos; sus alas resultan cortas para su tamaño, y tienen los extremos redondeados; al mismo tiempo, su cola es proporcionalmente larga, y barreada con 4 ó 5 franjas oscuras. Estas características le permiten una gran movilidad y capacidad de maniobra en un ambiente con mucha vegetación, y sus cortas alas impiden que choque contra la foresta del bosque de forma que es capaz de volar sin problemas en un ambiente denso. Estas características le dieron su valor desde la antigüedad como ave predilecta en cetrería para cazar en el bosque. Otra característica que comparte con las águilas es la forma de la cabeza y el pico, así como las garras, que son cortas, romas y muy fuertes, ya que el azor (al igual que las águilas) no mata a sus presas desnucándolas con el pico como hacen los verdaderos halcones, sino que lo hacen con la mera presión de sus garras. Habita en bosques densos, tanto de llanura como de montaña y rara vez sale a campo abierto, prefiere nidificar en árboles. El azor común se alimenta principalmente de aves (cuervos, palomas, tordos, perdices, etc), pequeños mamíferos (conejos, liebres, ardillas, ratones, etc.), lagartos e insectos a los que persigue volando bajo y a gran velocidad. Acostumbra a cazar al acecho, posado en una atalaya o lugar privilegiado desde poder observar su territorio y localizar a sus posibles presas sin ser visto. El azor común tiene una esperanza de vida de unos 9 años y su estado de conservación está clasificado en preocupación menor y se estima que el número de individuos de esta especie ronda los 500.000 ejemplares.

Azor común1

Azor común2

Buitre Leonado (Gyps fulvus).

Tamaño: Envergadura (2,3 – 2,8 metros), longitud (93 – 122 centímetros).

Peso: Entre 6,2 – 11,3 kilogramos de peso. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia aunque algo fragmentada. España, Portugal, zonas aisladas de Francia e Italia, Balcanes, Crimea, África Septentrional, Asia Occidental (desde Turquía hasta la India).

Reproducción: La hembra pone un único huevo que es incubado durante 58 días aproximadamente. Los polluelos comienzan a realizar sus primeros vuelos cuando cumplen unos 3 – 4 meses de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El buitre leonado es una de las mayores aves rapaces que pueden encontrarse en la Península Ibérica. Sus plumas son de color ocre o canelo en la mayor parte del cuerpo (dorso, zona ventral y mitad anterior de las alas), siendo este el motivo de su apelativo “leonado”. Estas plumas leonadas, se tornan marrón oscuro o negro en las rectrices de la cola y extremo de las rémiges. La base del cuello está rodeada por filoplumas blancas a modo de gorguera. El pico ganchudo, típico de las rapaces, y especializado en desgarrar tejidos, es pardo grisáceo en la base y amarillento pálido en los lados. Los tarsos y dedos son grises y grandes, aunque mucho más débiles que los de otras grandes rapaces, siendo las uñas cortas y romas. Esta circunstancia, a la que hay que añadir especialmente el gran peso y lentitud de estas aves, hace que sea prácticamente imposible que los buitres den caza o maten a otros animales, como sí hace el resto de las rapaces. Las zonas habitadas por los buitres leonados suelen ser montañosas, aunque en el llano cualquier cantil vertical o extraplomado de más de 50 metros e inaccesible les sirve de buitrera o lugar de descanso. En las zonas montañosas recortadas por profundos valles en los donde se producen brisas ascendentes y anabáticas producidas por el calentamiento de las laderas orientadas al sol. En la Península Ibérica es una especie sedentaria que se puede ver todo el año, pero las poblaciones de otros lugares a veces emigran al sur para invernar y vuelven a sus lugares de origen para reproducirse. El buitre leonado es un ave planeadora más que voladora, pues apenas mueve las alas en el aire, permaneciendo cernido en las altas corrientes durante las horas de más calor del día volando entre alturas de 1.800 – 3.500 metros sobre el nivel del mar, aunque en días excepcionales puedan llegar a los 6.000 metros sobre el nivel del mar y recorriendo desde 50 kilómetros a 300 kilómetros dependiendo de la potencialidad convectiva del día, a la búsqueda de animales muertos (especialmente grandes mamíferos) de los que alimentarse su potente vista localiza cualquier cadáver en las cercanías, y cuando desciende para alimentarse (formándose entonces aglomeraciones importantes de buitres, de forma muy rápida, donde no faltan las peleas por las mejores tajadas), introduce sin problemas su cabeza y largo cuello, provistos únicamente de un plumón corto en el que la sangre y la carne no se adhieren fácilmente. Dada la escasez de grandes ungulados en Europa como ciervos, gamos o muflones debido a la caza y la desaparición de los bosques, las carroñas dejadas por los pastores constituyen una parte importante de la dieta de este animal. El buitre leonado tiene como especial amenaza el envenenamiento por cebos envenenados, la falta de alimento y las molestias que pueden sufrir sus zonas de cría al ser “invadidas” por escaladores y excursionistas, a pesar de todo ello, no se considera una especie especialmente amenazada pero es un ave protegida en varios países. En otros tiempos los ganaderos perseguían y mataban a los buitres por considerarlas aves de mal agüero, que amenazaban al ganado próximo a parir. El buitre leonado puede llegar a vivir hasta 41 años de edad para especímenes en cautividad.

Buitre leonado1

Buitre leonado2

Buitre Negro (Aegypius monachus).

Tamaño: Envergadura (2,5 – 3,1 metros), longitud (98 – 120 centímetros).

Peso: Entre 6,3 – 14 kilogramos. Las hembras son bastante mayores que los machos.

Distribución: Amplia y algo fragmentada. En Europa se le puede encontrar en la Península Ibérica, Grecia, Crimea y diversas islas del Mar Mediterráneo (Mallorca, Córcega, Cerdeña, Sicilia, Chipre y Creta). En Asia se le puede encontrar desde Turquía hasta Manchuria, llegando muy raramente hasta Japón. En invierno se le puede encontrar en el Valle del Nilo, Palestina, el Punjab y Corea.

Reproducción: Las hembras ponen un único huevo que es incubado durante 50 – 62 días. Los polluelos se independizan entre los 5 – 7 meses de edad y realizan sus primeros vuelos a los 2 – 3 meses de haber roto el cascarón del huevo.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El buitre negro es una gran ave rapaz de gran tamaño y uno de los pocos buitres que pueden encontrarse en Europa junto con el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos. Su plumaje es preferentemente negro, salpicado de marrón oscuro en el dorso. El cuello y parte de la cabeza son negros y desprovistos de plumas, aunque en la cara y coronilla se puede encontrar un poco de plumón negro. El pico destaca por su color gris claro, aunque la punta también es negra. En la base del cuello crecen unas plumas pardas oscuras a modo de gorguera y debajo de ellas otra fila de plumas de color claro que cubren la parte superior del pecho. Ambos sexos tienen plumaje idéntico y a simple vista no se logra discernir a que sexo pertenece hasta el punto de tener que realizar análisis para saber si es macho o hembra. Los individuos más jóvenes tienen el plumaje más oscuro que los adultos. Como casi todos los buitres, el buitre negro también es un planeador que rara vez bate las alas. En el aire recoge la cabeza hacia atrás y mantiene las alas desplegadas, mientras que la cola hace el papel de timón. Vive en roquedos y barrancos con abundante vegetación. En la Península Ibérica prefiere las zonas de bosque mediterráneo, mientras que en Mallorca se le ve con frecuencia en acantilados. Es de carácter más bien solitario y rara vez emigra, algo que hacen más frecuentemente los jóvenes que abandonan el nido. Los buitres negros demuestran ser más escrupulosos que los buitres leonados a la hora de comer carroña. Cuando se acercan al cadáver de un gran mamífero lo hacen con rapidez para llegar antes que otros buitres. Desgarran la piel y se alimentan casi exclusivamente de materia muscular, evitando las vísceras. En caso de tragar piel o pelos, los expulsan más tarde en forma de egagrópila (bolas formadas por alimentos no digeridos y regurgitadas por algunas aves carnívoras). Los buitres negros complementan su dieta con animales pequeños que capturan al vuelo y llevan a sus nidos, como pueden ser ardillas, lagomorfos (conejos liebres), lagartos y tortugas. Posiblemente la mayor causa de mortalidad de la especie sea el veneno pero también existen otras amenazas importantes como son la explotación inadecuada de determinadas masas forestales, la eliminación sistemática de carroñas y la gestión inadecuada de los montes, todo ello está produciendo que el número de buitres negros en la actualidad esté decreciendo de forma importante por lo que su estado de conservación actual se encuentra en casi amenazado y deben tomarse medidas claras y específicas para que esta especie no caiga en peligro de extinción. El buitre negro puede llegar a superar los 38 años de edad.

Buitre negro1

Buitre negro2

Busardo Ratonero (Buteo buteo).

Tamaño: Envergadura (109 – 136 centímetros), longitud (40 – 58 centímetros).

Peso: Entre 427 – 1.364 gramos aproximadamente.

Distribución: Amplia. Buena parte de Europa y extendiéndose hasta Asia, a excepción de las zonas más frías.

Reproducción: Las hembras ponen generalmente de 2 – 3 huevos que son incubados durante 33 – 35 días aproximadamente. Después de la eclosión, los polluelos permanecen en el nido alrededor de unos 50 días.

Estado de Conservación: Preocupación menor.

El busardo ratonero es un ave rapaz de tamaño medio-grande que en ocasiones es confundido con el busardo calzado (Buteo lagopus). Su plumaje puede variar en gran medida dependiendo de los individuos, algunos son de un color blanco puro mientras que otros son negros pero por lo general, esta especie normalmente muestra un plumaje de tonalidad marrón con manchas blancas. El busardo común habita principalmente en los bosques aunque para cazar prefiere zonas abiertas (pastos, prados, páramos y humedales). Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos pero también de carroña y cabe destacar además que esta es una especie oportunista, por lo que no dudará en dar caza a faisanes, conejos, serpientes y lagartos e incluso gusanos e insectos. Cabe destacar que nos encontramos ante un ave rapaz de gran fuerza y por lo tanto le es posible llevar en vuelo a su presa atrapada entre las garras. El busardo común por lo general no forma bandadas aunque en ocasiones pueden verse varios ejemplares juntos realizando migraciones o en zonas de hábitat óptimo. Esta ave rapaz es la más común en Europa central, muy por delante de las diversas especies de cernícalos. El busardo ratonero puede alcanzar los 25 años en libertad y los 30 en cautividad.

Busardo ratonero1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Gavilán (Accipiter nisus).

Tamaño: Envergadura (60 – 80 centímetros), longitud (27 – 37 centímetros).

Peso: Entre 105 – 290 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Muy amplia. Principalmente Eurasia, desde la Península Ibérica hasta Japón, presente en el Norte y Noreste de África.

Reproducción: Las hembras ponen entre 4 – 5 huevos que son incubados entre 32 – 45 días. Los polluelos pueden realizar su primer vuelo en torno a los 32 días y suelen hacerse independientes a los 60 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El gavilán es un ave rapaz de pequeño tamaño muy venerada entre los antiguos egipcios porque designaba a su dios Osiris. La especie comúnmente figurada sobre los monumentos es la que se llama vultur sacer Linei, por ser la que era el objeto del culto de los egipcios. Posee alas cortas y anchas y una cola larga, ambas adaptaciones son básicas para maniobrar a través de los árboles. Las hembras pueden ser hasta un 25% más grande que los machos y pesar hasta dos veces más por lo que esta especie muestra un claro dimorfismo sexual. Los machos tienen dorso gris pizarra (a veces tiende a azulado), con las partes inferiores finamente rojos, como a barrotes, que pueden parecer de color naranja claro desde la distancia, sus iris son de color naranja-amarillo o naranja-rojo. Las hembras tienen la parte superior de color marrón o gris-marrón oscuro, y la parte inferior y amarillo brillante iris naranja marrón prescrito. Los individuos juveniles son de color café por el dorso, con flecos oxidados en la parte superior y con manchas marrones en la zona ventral; los ojos de color amarillo pálido. Su garganta tiene rayas oscuras y carece de una banda mesial (línea media). El gavilán caza volando bajo a altas velocidades capturando principalmente otras especies de aves y sus crías (gorriones, mirlos, palomas torcaces, estorninos, urracas, etc.), así como pequeños mamíferos (murciélagos) e insectos. Su método de ataque es por sorpresa, vigilando a sus presas desde setos, arboledas, huertos, etc. Los pájaros pequeños mueren en el impacto o cuando presionados por las garras del gavilán, especialmente las dos más largas. Cabe destacar que únicamente tienen éxito el 10% de sus ataques. Los gavilanes tienen algunos de predadores naturales como son las lechuzas, águila real, búho real, halcón peregrino, etc. El hombre también presenta una amenaza para el gavilán, principalmente por la introducción de contaminantes y pesticidas en su hábitat natural, durante el Siglo XX por ejemplo estuvo a punto de desaparecer del Reino Unido. Actualmente las poblaciones de gavilán se encuentran básicamente estables y su estado está clasificado como preocupación menor. Esta especie ha sido utilizada durante siglos en cetrería, principalmente en Mongolia, Túnez, Turquía, Irlanda y Reino Unido. La esperanza de vida media de un gavilán es de 4 años, aunque se tiene constancia de que algunos individuos han alcanzado los 20 años.

Gavilán1

Gavilán2

Milano Real (Milvus milvus).

Tamaño: Envergadura (175 – 179 centímetros), longitud (60 – 66 centímetros).

Peso: Entre 800 – 1.300 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia pero muy delimitada. Principalmente Europa Occidental (Portugal, España, Sur y Este de Francia, Oeste del Reino Unido, Córcega y Cerdeña, Sur de Italia, Sicilia, Alemania, Sur de Dinamarca, Oeste de Polonia), Balcanes, zonas fragmentadas de Turquía.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 3 huevos que son incubados durante unos 35 días.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El milano real es un ave rapaz de tamaño medio – grande, muy elegante, manteniendo las alas en ángulo diedro y la cola bifurcada o ahorquillada (de color rojizo anaranjado), la cual tuerce a medida que cambia su dirección. La parte interior central de sus alas es de color blanco, algo que contrasta las puntas negras de las mismas y sus plumas secundarias más oscuras. El color predominante del milano real es el rojizo, rayado de oscuro en las partes ventrales y orlado en el dorso a causa de los bordes pálidos que tienen las coberteras alares. La cabeza y el cuello tienen un tono gris pálido surcado por estrías finas y oscuras. Su vuelo es armonioso y elegante, generalmente planeando en grandes círculos y frecuentemente en pareja, por lo que es una de las aves rapaces diurnas más fáciles de diferenciar. Al aproximarse la noche se reúnen en colonias dentro de zonas arboladas. El hábitat principal del milano real son las campiñas con bosques, campos y monte bajo. Suele anidar en los árboles, donde confecciona un nido a base de ramas y hojas. La dieta principal del milano real consiste en pequeños mamíferos como ratones, topillos, musarañas, liebres y conejos. Ocasionalmente también caza otras aves, reptiles, anfibios y una gran variedad carroña (cadáveres de ovejas principalmente). El número de milanos reales ha descendido cerca del 20% en los últimos diez años debido principalmente a intoxicaciones, envenenamientos por pesticidas, cambios en las prácticas agrícolas, electrocución, caza, deforestación y recolección de sus huevos. En la actualidad el milano real está cerca de encontrarse en peligro de extinción si no se toman medidas adecuadas al respecto. La esperanza de vida del milano real son de unos 26 años en cautividad, en estado salvaje se cree que no llegan a superar los 24 años de edad. El milano real es una de las aves más emblemáticas de la Península Ibérica.

Milano real1

Milano real2

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus).

Tamaño: Envergadura (2,31 – 2,83 metros), longitud (94 – 125 centímetros).

Peso: Entre 4,5 – 7,8 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Diversa. Eurasia (Pirineos, Alpes, Cáucaso, Montañas Altai, Himalaya, Oeste y Centro de China, Israel y Península Arábiga). En África se le puede encontrar en la Cordillera del Atlas, República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán, Kenia, Tanzania y zonas aisladas de Sudáfrica.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 2 huevos (raramente 3) que son incubados durante 53 – 60 días. Los polluelos dependerán de sus progenitores durante 2 años.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El quebrantahuesos es un buitre bastante distinto en apariencia física a otras aves de presa similares. Recibe su nombre por su costumbre de remontar huesos y caparazones hasta grandes alturas para soltarlos, partirlos contra las rocas y poder ingerirlos para alimentarse. Los quebrantahuesos tienen un plumaje que varía enormemente a lo largo de su vida: Los individuos de menos de un año tienen una coloración parda clara en el vientre, marrón en la cara interna de las alas y la cola y negra en los extremos de éstas, cabeza y dorso. En la espalda se observa un escudete de pelaje blanco. Entre 1 y 3 años el cuello sigue siendo oscuro, pero las plumas de la cara y vientre han cambiado a amarillentas, como en el adulto. La cola se ha vuelto ligeramente más clara. Entre 3 y 6 años las plumas de las alas se vuelven grisáceas, mientras que las del cuello empiezan a sustituirse por marrones y luego amarillentas. Las de los hombros y brazos se oscurecen con el tiempo. Los individuos de más de 6 años tienen las alas y la cola más afiladas. El cuerpo, cuello y cabeza son enteramente blanco-amarillentos, algo sólo interrumpido por el antifaz negro de los ojos y en algunos casos un fino collar de plumas negras en la base del cuello. Las alas y cola son grises, aunque en el caso de las primeras destacan las coberteras negras y las axilas blancas. El dorso es pardo oscuro. La descripción de la coloración se ve enrarecida debido a la presencia de factores externos. Se ha descubierto que estas aves adquieren la coloración rojiza y amarillenta tan característica al bañarse en barro rico en óxidos de hierro, siendo su verdadera coloración blanca. Son características de esta especie las alas largas y estrechas, la cola larga en forma de rombo y el hecho de tener la cabeza recubierta de plumas, al contrario que el resto de buitres. Esto se debe a que el quebrantahuesos no introduce la cabeza y cuello en los cuerpos de animales muertos, sino que es una especie osteófaga (de hecho, es la única ave que se alimenta casi exclusivamente de huesos): Cuando los mamíferos carnívoros, cuervos y otras especies de buitres han hecho desaparecer las partes blandas, los quebrantahuesos acuden para alimentarse de los huesos. Cuando estos son demasiado grandes para poder tragarlos los agarra con sus patas y los deja caer en zonas rocosas para partirlos en fragmentos más pequeños que pueda ingerir. Esta práctica no es para comer el tuétano, como mucha gente cree, el quebrantahuesos ingiere el hueso entero, pudiendo tragar trozos de hasta 20 cm de longitud. Se estima que un 75% de su dieta se compone de lo que obtienen de los huesos de ungulados domésticos y salvajes. El resto lo componen pellejos y restos de carne, y alguna que otra tortuga muerta, previo despeñamiento de su caparazón. Se alimenta de huesos y otros restos de animales muertos pero también come ratones y pequeños lagartos. Los quebrantahuesos habitan en zonas montañosas y escarpadas, dotadas de grandes barrancos o acantilados desde donde poder arrojar sus capturas para alimentarse de ellas. Además, prefiere buscar también zonas de cuevas, donde pueda nidificar sin ser molestado. Aunque el quebrantahuesos está amenazado en Europa, la especie está ampliamente extendida en Asia y África, y es relativamente común por toda esa zona. Por ello el estado de conservación de la especie está calificado como preocupación menor por la IUCN y Birdlife International, si bien existen algunas evidencias de declive poblacional. Sus principales amenazas son el envenenamiento, la caza, electrocuciones y choques con líneas eléctricas, etc. El quebrantahuesos puede alcanzar los 25 años de edad.

Quebrantahuesos1

Quebrantahuesos2

Familia Cathartidae.

Aura Gallipavo (Cathartes aura).

Tamaño: Envergadura (160 – 183 centímetros), longitud (62 – 81 centímetros).

Peso: Entre 0,85 – 2,26 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy amplia. Desde el Sur de Canadá hasta el Cabo de Hornos (Chile).

Reproducción: Las hembras suelen poner entre 1 – 3 huevos que son incubados durante 30 – 40 días. Los polluelos permanecen en el nido unas 9 – 11 semanas.

Estado de conservación: Preocupación menor.

También conocido como buitre americano cabecirrojo, es un ave de gran tamaño en la que el dimorfismo sexual es mínimo, ya que machos y hembras prácticamente son igual de grandes. A pesar de su apariencia similar a la de los buitres del Viejo Mundo, no está emparentado de forma estrecha con dichas especies aunque es cierto que pertenecen al mismo orden. Las plumas del cuerpo del urubú de cabeza roja o aura gallipavo cuerpo son en su mayoría de color marrón-negruzco. La superficie inferior de las plumas de vuelo de las alas es de color gris, creando contraste con los lineamientos alares más oscuros. La cabeza es pequeña en proporción al cuerpo y no tiene plumas, en los adultos es rojiza y en las especies juveniles es gris oscuro. Tiene un pico relativamente corto, ganchudo y de color marfil. El iris de los ojos es de color marrón-grisáceo, dichos ojos tienen una sola fila incompleta de pestañas en el párpado superior y dos filas en el párpado inferior. Las patas y los pies son de color rosado, aunque a menudo con manchas blancas. Los dedos delanteros de los pies son largos y tienen pequeñas membranas interdigitales en sus bases Los pies son planos, relativamente débiles y poco adaptados a sujetar; las garras tampoco están diseñadas para agarrar, ya que son relativamente romas. En vuelo, la cola parece larga y delgada, contrastando con la del zopilote negro (Coragyps atratus). El aura gallipavo se alimenta principalmente de una amplia variedad de carroña, desde pequeños mamíferos a los herbívoros grandes, prefiriendo los recién muertos y evitando los cadáveres que han llegado al punto de putrefacción. Raramente se alimenta de materia vegetal, como vegetación de las riberas de ríos, calabazas u otros cultivos y/o de insectos vivos y otros invertebrados. En Sudamérica ha sido observado comiendo las frutas de la palma aceitera. Esta ave de presa busca alimento utilizando su sentido del olfato, un sentido compartido con los demás buitres del género Cathartes, pero poco común en el mundo de las aves. Localiza carroña al detectar el olor de etanotiol, un gas producido al inicio de la descomposición en los animales muertos. El aura gallipavo es un ave de costumbres gregarias, la cual pasa la noche en grupos comunitarios, aunque suele buscar alimento individualmente durante el día. Hasta varios cientos de buitres pueden agruparse para pasar la noche, a veces incluyendo zopilotes negros (Coragyps atratus). Perchan en árboles muertos, sin follaje, o en estructuras artificiales como torres de agua. A pesar de que anida en cuevas, no entra en ellas para descansar, excepto durante la época de reproducción. Durante la noche, reduce su temperatura corporal por cerca de 6 ºC hasta 34 ºC, volviéndose ligeramente hipotérmico. El aura gallipavo es frecuentemente visto sentado con las alas extendidas. Se cree que esta postura cumple con múltiples funciones: Secar las alas, calentar el cuerpo, y combatir bacterias. Esta especie tiene pocos depredadores y no está excesivamente en peligro por actividades humanas por lo que está clasificada como una especie de preocupación menor, manteniéndose estables sus poblaciones. El aura gallipavo pertenece al género Cathartes, en dicho género hay otras dos especies de aves muy similares pero con la cabeza de color amarillo, las cuales habitan en Centroamérica y en América del Sur: Aura Sabanera (Cathartes burrovianus), Aura Selvática (Cathartes melambrotus). Se cree que el aura gallipavo puede alcanzar los 30 años de edad, principalmente en cautividad.

Aura gallipavo1

Aura gallipavo2

Aura Sabanera (Cathartes burrovianus).

Aura sabanera

Aura Selvática (Cathartes melambrotus).

Aura selvática

Cóndor de California (Gymnogyps californianus).

Tamaño: Envergadura (3 metros), altura/longitud (1,15 – 1,40 metros).

Peso: Entre 9 – 12 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy reducida. Norte de Arizona, Sur de Utah, Sur de California y Norte de Baja California.

Reproducción: Las hembras suelen poner un huevo cada dos años que es incubado durante unas ocho semanas. Los polluelos permanecen con los padres unos dos años, el período más largo dentro de las aves rapaces.

Estado de conservación: En peligro crítico.

El cóndor de California es una de las aves voladoras más grandes del planeta. Poseen la cabeza desnuda y relativamente pequeña, de color generalmente rojizo, aunque el mismo puede cambiar según el estado de ánimo del animal; pico de borde muy cortante y terminado en gancho. Las alas son largas y anchas y las patas, no prensiles, poseen uñas cortas y poco curvas, y con la inserción del dedo posterior elevada. Las mismas están adaptadas para la marcha y para la sujeción de la carroña. El cóndor californiano alcanza la madurez sexual aproximadamente a los siete años. El plumaje juvenil de ambos sexos es de color marrón hasta alcanzar en mudas sucesivas el característico plumaje negro-azulado de los adultos. Cuando son adultos, la cabeza y el cuello presentan barras de colores variables, anaranjado, rosa y rojo. El plumaje es negro, con una cubierta blanca debajo de las alas. La especie despliega dimorfismo sexual desde su nacimiento, por lo que los machos alcanzan mayor peso y envergadura que las hembras. El cóndor de California se alimenta principalmente de animales muertos, una vez localizada la carroña los cóndores no descienden a comer de manera inmediata sino que se limitan a volar sobre la misma o se posan en algún lugar desde donde esta se vea claramente. Uno o dos días pueden pasar hasta que finalmente se acercan a la comida. Comienzan entonces a alimentarse en los puntos más accesibles o blandos de los cadáveres, es decir, los ojos, lengua, ano, ubre o testículos, abdomen y entrepierna. Con sus fuertes y cortantes picos desgarran los tejidos y abren los cueros lo que adicionalmente facilita el aprovechamiento de la pieza por parte de carroñeros de menor envergadura. El cóndor de California anida generalmente en cuevas situadas en grandes paredes rocosas verticales, protegidas del viento y la intemperie, cabe destacar que las dimensiones de los nidos son altamente variables. Esta especie se encuentra en la actualidad en grave peligro de extinción, solamente se encuentran en libertad unos 150 ejemplares, todos ellos reincorporados a la vida silvestre y 130 individuos en cautiverio. La gran escasez de cóndor de California es debida a que durante el Siglo XX, la caza furtiva, el envenenamiento por plomo y la destrucción de su hábitat mermaron de forma dramática su población y en redujeron de forma dramática su distribución, reduciéndolo a pequeñas zonas. En la actualidad hay diversos planes para la conservación y reintroducción del cóndor de California, para ello, los científicos quieren mantener tres poblaciones de esta especie, dos en libertad y una en cautividad para que con el tiempo, alcancen un nivel de individuos óptimo y estable. El cóndor de California es una de las aves más longevas del mundo, con una vida útil de hasta 60 años.

Cóndor de California1

Cóndor de California2

Fuentes: Wikipedia, National Geographic, Enciclopedia del Reino Animal (Susaeta), arkive.org, globalraptors.org, Google (fotografías), elaboración propia.

 
4 comentarios

Publicado por en 15 octubre, 2013 en Naturaleza

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: