RSS

Poltergeist en la Calle Embajadores

25 Sep

Con el nombre de poltergeist en la Calle Embajadores se conoce a un extraño caso supuestamente paranormal producido en el interior de un domicilio del número 194 de dicha calle de Madrid.

“Dos días antes de los Santos de 1990”, según el propio testimonio del cabeza de familia, empezaron a suceder hechos extraños en el piso que compartía con su mujer, dos hijos, nuera y un nieto (bebé). Una lavadora funcionaba y cargaba agua sin estar enchufada, una colección de películas en VHS salieron disparadas de forma repentina, claveles volando de forma inexplicable hasta caer encima de una cama o incluso siendo encontrados debajo de las sábanas, cambios de temperatura (termogénesis), sensación de opresión en el pecho, golpes y otros ruidos, voces, e incluso la visión de sombras inexplicables en el interior de la casa. Quizá uno de los fenómenos más graves de los que habla la familia es la apertura de la llave de la bombona gas mientras dormían, con el consecuente peligro de explosión.

Según cuenta la propia familia, estos fenómenos se empezaron a producir tras la realización de una sesión de ouija. Decidieron, llegado un momento, acudir en auxilio a programas de radio especializados en temas paranormales y a videntes, pero nada de ello ayudó, es más, esto incluso empeoró los extraños sucesos que reportaban, llegando a hacer vida en el comedor por el terror que tenían principalmente por las noches. Los hechos aparentemente inexplicables acabaron sucediendo tanto de día como de noche, y con especial virulencia a partir de la 1:15 de la madrugada.

Tabla ouija.

Germán de Argumosa, célebre y clásico investigador de fenómenos paranormales estudió este caso y afirma haber clasificado buena parte de los hechos extraños que sucedían en la vivienda, en este caso nos habla de:

Fenómenos de agresividad: Según Argumosa, uno de los hijos (Javier) afirmó escuchar una voz que decía “voy a por ti y después a por los demás”. A partir de ese momento Javier fue objeto de una serie de agresiones como el lanzamiento de una bandeja de porcelana que salta de forma inexplicable golpeando el quicio de una puerta en donde se encontraba de espaldas él mismo. La apertura de la llave de la bombona de gas y la percepción por parte de la familia del mismo al olerlo con claridad. Un tablero de madera se eleva y se lanza hacia Javier, también sin explicación. El propio Javier aseguró que una mañana temprano al salir de casa para trabajar, cuando descendía por las escaleras observó como dos monjas (fantasmogénesis) bajaban las mismas como si se resbalasen por un plano inclinado, yendo unos dos metros por delante de él. Al salir a la calle se dio cuenta de que dichas “monjas” habían desaparecido de forma inexplicable. En la calle dijo ver un coche fúnebre de época que iba muy iluminado por dentro, observando que el chófer iba con un uniforme (también de época, gorra y cuello cerrado) hablando con una “persona” la cual sólo se podía discernir la mitad de la cara.

Fenómenos de fobia religiosa: En este grupo entraría el suceso en el que la colección de vídeos (propiedad de Javier) de temática religiosa salieron disparados de la estantería cayendo al suelo, no obstante, el resto de vídeos y películas que había permanecieron en su sitio normalmente. También un Niño Jesús pequeño ubicado en la repisa de uno de los dormitorios fue encontrado por la familia bocabajo en el suelo, esta misma figura fue días más tarde encontrada decapitada en el cuarto de estar de la vivienda. A su vez una figura de la Virgen sufrió una quemadura en la espalda. Un crucifijo del dormitorio de Javier y Pilar fue encontrado también sobre el suelo. Incluso el propio Javier aseguró que un crucifijo que llevaba al cuello se desató sin explicación mientras dormía y se lo encontró tirado en el suelo. En este punto y como nota explicativa, es interesante destacar que si nos fijamos bien, buena parte de los hechos que supuestamente ocurrieron a esta familia son con Javier o relacionados con él mismo, algo que podría ser compatible con un caso de poltergeist, y ser el propio Javier el que provocaba de forma inconsciente dichos fenómenos, el cual parece ser que había tenido un trauma importante de niño (contempló la muerte por ahogamiento de un amigo) que no había superado y al hacer la ouija se despertó ese recuerdo. 

Fenómenos sin justificación alguna: La lavadora que funcionaba sola estando desenchufada, golpes en puertas y otros ruidos en la casa. Germán de Argumosa logró obtener varias psicofonías en la casa, la más famosa de ellas decía lo siguiente “han conseguido contactar”. Esta parafonía es interesante porque nos encontramos en una vivienda en donde se han realizado sesiones espiritas como la ouija, en las que por regla general, se busca el “contacto” con otras entidades extraterrenas.

Germán de Argumosa.

Según el testimonio reciente del propio Javier, una noche sufrió una especie de parálisis del sueño, le costaba respirar, notaba una fuerte opresión en el pecho y no podía moverse. Durante este episodio, pudo observar una sombra que fue tornándose en una especie de silueta con capa y encapuchada de más de dos metros de alto que miraba fijamente a un inmóvil Javier. “No he visto persona humana como tú”, es lo que el testigo afirma que la extraña silueta le dijo con voz potente y firme. Finalmente, la mujer de Javier pudo despertarlo alertada, ya que parecía que su marido se estaba ahogando. Al levantarse y mirarse en el espejo del baño observó como en su pecho había un arañazo hecho con lo que parecía ser una garra con tres dedos. Este hecho es destacable ya que el amigo fallecido de Javier por un defecto de nacimiento carecía de varios dedos en una mano. El padre de la familia tenía la teoría de que quizás esa sombra extraña que acechó con nocturnidad a Javier era el espíritu de dicho amigo desgraciadamente muerto que se aparecía para intentar comunicar algo.

Los fenómenos fueron desvaneciéndose con el paso de los días, unos 6 – 8 meses después de su inicio. Javier aseguró que un ángel caído o demonio era el causante de dichos fenómenos. Como contrapartida, varios investigadores de lo paranormal que han estudiado este expediente, como Clara Tahoces, aseguran que el propio Javier fue seguramente el causante inconsciente de los extraños sucesos, entrando este caso en lo que se conoce como fenomenología poltergeist.

Javier asegura que hoy en día aún sigue viendo la “sombra”, pero que ha logrado vivir sin que ello le afecte en su vida, haciendo el menor caso posible a dicha visión.

Programa clásico de El Pentáculo presentado por Mitxel Casas en donde se trata este caso concreto, con la presencia del investigador Germán de Argumosa. (Gracias a Óscar Villabeitia por los vídeos).

Programa de Cuarto Milenio en donde algunos de los principales testigos del caso hablan de los hechos acaecidos.

Temporada 11 Programa 452

Fuentes: Cuarto Milenio, El Pentáculo, ABC, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: