RSS

Es

26 Sep

No es posible contabilizar las lágrimas a través de la lluvia, igual que no es posible determinar la próxima vez en la que podré indagar los dictámenes del infierno a través de tus ojos. Estos sentimientos rezagados anegan de silencio la cripta en donde una vez descargamos las ganas de caer en nuestra propia fantasía.

Con la mesa puesta y el corazón sobre ella, a cuchillo y tenedor esperamos y esperamos la mesura que no vendrá, el recuerdo que lo cambie todo, ese significado oculto tras el pincel que pinte un retrato lo más acertado posible al sin sentido, para que la niebla que entierra en preguntas sin respuesta estos besos sea bendecida con silencio.

Un momento antes de la tormenta el corazón se acelera, lo que está por llegar quiere cambiarlo todo por un beso en los labios y un adiós con sabor a infinito. Será que el día se resiste a morir para brindarnos unas horas más en el paraíso, y es que si la eternidad de su vacío está tras la puerta, que espere ahí.

Muecas exageradas y retorcidas en la oscuridad, me transformo sin remedio con el devenir insustancial de las horas. Este silencio incómodo conspira contra la cordura, derivándome a un estado de alerta permanente en el que cada rincón puede ser el lugar preciso en donde hallar la magia que creía haber encontrado y ahora se ausenta sin fecha de retorno.

No es que sea reacio a morir de (des)amor, sólo que el tiempo que discurra hasta la certeza imposible de tu abrazo, prefiero pasarlo allí donde la piel se funde y el juicio se pierde. La gente quizás hablará, haremos oídos sordos; y el camino, allí, se abrirá entre la incertidumbre que provoca lo imprevisible de un único sentir a medianoche.

No será lo que tenga que ser, ya es.

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 26 septiembre, 2018 en Cine, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , , ,

6 Respuestas a “Es

  1. Isabel Giménez

    26 septiembre, 2018 at 17:50

    Sencillamente mágico.
    “No será lo que tenga que ser, ya es.”
    Gracias por deleitarnos con esta nueva maravilla. 😘

     
    • laexuberanciadehades

      26 septiembre, 2018 at 20:07

      Muchas gracias, llevaba un tiempo sin escribir y quería reencontrarme con mi “esencia clásica” al elaborar este relato.

       
      • Isabel Giménez

        26 septiembre, 2018 at 23:03

        Adoro los clásicos, no pierdas esa esencia. 👌

         
      • laexuberanciadehades

        27 septiembre, 2018 at 11:18

        Seguiré en ello 😉

         
  2. Lourdes

    26 septiembre, 2018 at 20:02

    Siempre me hacen pensar tus relatos, encuentras palabras para sentimientos y situaciones por las que pasamos todos alguna vez…y no podemos explicar

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: