RSS

El Chupacabras

18 Jul

El Chupacabras es una criatura “legendaria” perteneciente al folclore americano, los primeros avistamientos se produjeron en Puerto Rico y desde ahí se extendieron a zonas norteñas como Maine o sureñas como Chile. Algunos de los avistamientos producidos de este críptido ha sucedido en el Norte de México y el Sur de Estados Unidos fueron identificados como perros afectados por sarna. Su nombre proviene del hábito reportado del animal de atacar y beber la sangre del ganado, especialmente de las cabras.

Historia.

El primer ataque reportado ocurrió en Marzo de 1995 en Puerto Rico. Ocho ovejas fueron descubiertas muertas, cada una con tres heridas de punción en el área del pecho y completamente drenadas de sangre. Unos meses más tarde, en Agosto, una testigo, Madelyne Tolentino, informó haber visto a la criatura en la ciudad puertorriqueña de Canóvanas, cuando se informó que murieron hasta 150 animales de granja y mascotas. En 1975, asesinatos similares en la pequeña ciudad de Moca se atribuyeron a El Vampiro de Moca. Inicialmente, se sospechó que los asesinatos fueron cometidos por un culto satánico; más tarde se reportaron más asesinatos en toda la isla, y muchas granjas informaron pérdida de vida animal. Se informó que a cada uno de los animales se le había sangrado el cuerpo mediante una serie de pequeñas incisiones circulares.

Al comediante y empresario puertorriqueño Silverio Pérez se le atribuye la acuñación del término Chupacabras poco después de que se informaran los primeros incidentes en la prensa. Poco después de los primeros incidentes reportados en Puerto Rico, se reportaron otras muertes de animales en otros países, como República Dominicana, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú, Brasil, Estados Unidos y México.

Regiones donde se han producido avistamientos del Chupacabras.

Apariencia.

La descripción más común del chupacabras es la de una criatura similar a un reptil, que se dice que tiene una piel correosa o escamosa de color gris verdoso y afiladas espinas o plumas que le corren por la espalda. Se dice que mide aproximadamente entre 0,9 – 1,2 metros de altura, y se levanta y salta de manera similar a la de un canguro.

Otra descripción común del chupacabras es una extraña raza de perro salvaje. Esta forma es casi sin pelo y tiene una cresta espinal pronunciada, cuencas oculares inusualmente pronunciadas, colmillos y garras. A diferencia de los depredadores convencionales, se dice que el chupacabras drena toda la sangre del animal (y algunas veces los órganos) usualmente a través de tres agujeros en la forma de un triángulo que apunta hacia abajo, a través de uno o dos agujeros.

Representación del Chupacabras con la cabeza similar a la de los supuestos extraterrestres conocidos como los Grises.

Avistamientos.

Los avistamientos de chupacabras abundaron principalmente en la década de 1990, principalmente de 1995 – 1999. Es en esta época también en la que desde ámbitos ufológicos se intenta relacionar el caso de animales supuestamente muerto por chupacabras con el de las célebres mutilaciones de ganado, sucesos extraños en los que animales domésticos son muertos y mutilados bajo circunstancias que rozan o traspasan lo paranormal. De este modo se elaboraron algunas teorías en las que se afirmaba que el chupacabras era una especie de creación extraterrestre fuera de control en nuestro planeta.

Desde el año 2000 hasta nuestros días se han producidos multitud de avistamientos y casos que han querido ser relacionados con la supuesta presencia del chupacabras, no obstante, la gran parte de ellos han podido ser desmontados por investigadores y científicos. Animales muertos bajo extrañas circunstancias habían sido realmente víctimas de depredadores variados como perros domésticos, coyotes afectados severamente por sarna, híbridos de lobo y perro, híbridos de lobo y coyote, mapaches agresivos, etc.

También se ha llegado a asegurar en diversas ocasiones de la captura del chupacabras, no obstante ninguno de estos informes han sido corroborados, por lo que no son más que fraudes de personas confundidas y con ganas de llamar la atención.

Desmontando la leyenda.

Una investigación de cinco años de Benjamin Radford, documentada en su libro de 2011 Tracking the Chupacabra , concluyó que la descripción dada por la testigo original en Puerto Rico, Madelyne Tolentino, se basó en la criatura Sil perteneciente a la película de terror de ciencia ficción Species. La criatura alienígena Sil es casi idéntica a la cuenta del testigo del chupacabras de Tolentino y ella había visto la película antes de su informe: “Era una criatura que se parecía al chupacabras, con espinas en su espalda y todo… El parecido con el Chupacabras fue realmente impresionante”, informó Tolentino. Radford reveló que Tolentino “creía que las criaturas y los eventos que veía en Species “estaban ocurriendo en realidad en Puerto Rico en ese momento”, y por lo tanto concluye que “no se puede confiar en la descripción más importante dada del chupacabras”. Esto, según Radford, socava seriamente la credibilidad del chupacabras como animal real.

Además, los informes de animales muertos por la supuesta acción del chupacabras nunca fueron confirmados por una necropsia, la única forma de concluir que el animal fue drenado de sangre. Un análisis realizado por un veterinario de 300 víctimas reportadas del chupacabras descubrió que no habían sido desangradas.

Radford dividió los informes de chupacabras en dos categorías: Los informes de Puerto Rico y América Latina donde se atacó a los animales y se supone que se extrajo su sangre, y los informes en los Estados Unidos de mamíferos, principalmente perros y coyotes con sarna, que la gente llama “chupacabras” debido a su apariencia inusual.

A finales de Octubre de 2010, el biólogo de la Universidad de Michigan Barry O’Connor concluyó que todos los informes de chupacabras en los Estados Unidos eran simplemente coyotes infectados con el parásito Sarcoptes scabiei, cuyos síntomas explicarían la mayoría de las características del chupacabras: Se quedarían con poca piel, piel engrosada y olor rancio. O’Connor teorizó que los ataques a las cabras ocurrieron “porque estos animales están muy debilitados, les será difícil cazar. Por lo tanto, pueden verse obligados a atacar al ganado porque es más fácil que atropellar a un conejo o un ciervo”.

Aunque varios testigos llegaron a la conclusión de que los ataques no podían ser obra de perros o coyotes porque no habían comido a la víctima, esta conclusión es incorrecta. Tanto los perros como los coyotes pueden matar y no consumir a la presa, ya sea porque no tienen experiencia o debido a una lesión o dificultad para matar a la presa. La presa puede sobrevivir al ataque y morir luego de hemorragia interna o shock circulatorio. La presencia de dos agujeros en el cuello, correspondientes a los dientes caninos, es de esperar, ya que esta es la única forma en que la mayoría de los carnívoros terrestres tienen que atrapar a sus presas.

Hay informes de perros mexicanos sin pelo perdidos confundidos con chupacabras.

Animales enfermos como el que vemos en la imagen son confundidos en ocasiones por pura ignorancia con seres más fantásticos que reales como el Chupacabras.

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: