RSS

Leyendas del perro negro

31 May

El perro negro fantasmal es un ente espectral presente en el folclore de las Islas Británicas principalmente pero también en otras partes del mundo como España. En la mitología europea, los perros se han asociado desde tiempos remotos con la muerte. Ejemplos de esto son las Cŵn Annwn, Garm y el Cerbero, todos ellos de alguna manera tutores del inframundo. Esta asociación parece ser debida a los hábitos caninos de rebuscar en la basura y escarbar la tierra para enterrar huesos. Es posible que el perro negro sea una supervivencia de estas creencias.

Johannes Gehrts – Hela en compañía de Garm (1889).

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las historias de perros negros fantasmales abundan en Gran Bretaña, casi cada condado tiene su propia variante, desde el Black Shuck de East Anglia al Padfoot y la Bogey Beast de Yorkshire. Los perros negros fantasmales se han presenciado con demasiada frecuencia en los tiempos modernos, a medio camino entre las leyendas y el folclore pero a menudo ambos tienen origen en hechos reales. Hay varias teorías para explicar los fenómenos y parece que poseen muchos rasgos comunes en los avistamientos.

En apariencia los fantasmas varían de una región a otra, pero no es raro que se les describa con el tamaño similar a un becerro, ojos grandes y un pelaje denso. Los perros fantasmales no son siempre de color negro, sin embargo, el que se supone que ronda la zona alrededor Cawthorpe y Haugham en Lincolnshire, es descrito como blanco, pero tiene ojos muy redondos (con forma de plato) y es tan grande como un becerro. El Cu Sith, el perro de hadas tradicional de Escocia es de color verde oscuro, con una cola peluda hasta su parte posterior. Los perros negros la mayoría de las veces están asociados a una ubicación específica, como una vieja vía, una antigua pista o camino o un carril.

Ha habido algunos intentos de clasificación de los perros fantasmales; el folclorista Theo Marrón divide los fenómenos de perro negro en tres tipos distintos A, B y C.

(A) Es un perro demonio que cambia de forma.

(B) Un oscuro perro negro del tamaño de un ternero y con abundante pelaje.

(C) Un perro que aparece en la misma fecha temporal que ciertos festivales antiguos en zonas específicas del país. Katherine Briggs, folclorista de renombre, los divide a su vez en perros demonio, fantasmas de seres humanos y fantasmas de perros convencionales.

En las tradiciones locales de los avistamientos de perros negros en Gran Bretaña, estos son vistos como presagios de muerte, especialmente los que se observan en antiguos cementerios de iglesias como en Kirk Grim (Kirk es la palabra escocesa para la Iglesia), que se cree que representan una memoria popular de un sacrificio. El perro negro que solía frecuentar el Castillo de Peel y un cementerio cercano a la Isla de Man, es una de esas sombrías apariciones, que se dice que ha asustado un centinela del lugar hasta la muerte. Otros avistamientos desde el Sur de Inglaterra se han relacionado con muertes súbitas coincidentes, algo similar a lo que ocurre en la leyenda de la Banshee.

Una de las leyendas más famosas sobre un perro negro es la que se refiere a Richard Cabell. Richard Cabell vivió durante el 1600 y fue el escudero local en Buckfastleigh. Tenía una pasión por la caza y era lo que en aquellos días se describía como un “hombre monstruosamente malo”. Ganó esta reputación por, entre otras cosas, su inmoralidad y por haber vendido su alma al diablo. También se rumoreaba que había asesinado a su esposa. El 5 de Julio de 1677 falleció y lo enterraron en su sepulcro, pero eso fue sólo el comienzo de la historia. La noche de su entierro apareció un fantasma con forma de perro caminando por todo el páramo y aullando en su tumba. Desde esa noche en adelante, se puede encontrar el fantasma por lo general en el aniversario de su muerte. Si éste no se va de caza se lo puede encontrar en su tumba aullando y chillando. Esta leyenda inspiró a Arthur Conan Doyle a escribir su famosa novela El Sabueso de los Baskerville (1902).

el-sabueso-de-los-baskerville

Sidney Paget – Ilustración para El Sabueso de los Baskerville (1901).

Los siguientes dos casos se refieren a muertes reales por un perro negro hace más de cuatrocientos años, aunque es probable que ambos eventos fueron el resultado de fenómenos atmosféricos extremos como el caso de la caída de potentes rayos:

  • Una veleta en el mercado de Bungay (Suffolk), representa un perro negro con un destello de iluminación, que conmemora un evento ocurrido el Domingo 4 de Agosto de 1577. Entre las nueve y las diez de la mañana, mientras que los feligreses de Bungay estaban en la iglesia, una temible y violenta tormenta estalló, lo que provocó que el cielo se oscureciera y la iglesia temblara. De repente, en medio de la tormenta, un perro negro apareció dentro de la iglesia. Iluminado por los destellos de fuego, corrió por el cuerpo de la iglesia causando gran temor y el pánico. Se deslizó entre dos personas que se arrodillaron en oración, matándolos al instante y a otro hombre le provocó quemaduras graves, aunque sobrevivió.
  • Alrededor de 11 kilómetros de distancia de Bungay, en Blythburgh, aproximadamente al mismo tiempo, otro perro negro (o el mismo fenómeno) apareció en la iglesia parroquial precedida por la misma tormenta. Este perro negro golpeó y mató a tres personas y llenó de marcas de quemaduras la puerta de la Iglesia del Norte, marcas que todavía se pueden ver hoy en día.

Estos dos ejemplos sugieren fenómenos relacionados con las condiciones meteorológicas, tal vez algún tipo de pequeño e infrecuente rayo en bola, justificados por el hecho de que una persona fue quemada, y las marcas de quemaduras en la puerta de la iglesia. Es difícil hacer juicios precipitados debido al largo lapso de tiempo necesario a partir de los eventos registrados.

Otros perros fantasmas son más benévolos, existen historias de personas que son ayudados en lugares aislados y peligrosos. Por ejemplo Augustus Hare en su libro In My Solitary Life narra una historia común que escuchó acerca de un hombre llamado Johnnie Greenwood, de Swancliffe. Johnnie tenía que viajar a través de un bosque en la oscuridad durante aproximadamente kilómetro y medio para llegar a su destino. En la entrada del bosque fue acompañado por un perro negro, que repiqueteaba junto a él hasta que emergió de los árboles, con lo cual desapareció tan rápido como había llegado. En su viaje de retorno a través del bosque, el perro se le unió de nuevo en el sendero del bosque oscuro, y desapareció misteriosamente cuando salió de él. Al parecer, algunos años más tarde, dos presos condenados a muerte confesaron que habían decidido robar y asesinar a Johnnie esa noche en la arboleda, pero la presencia del gran perro negro les había detenido.

Perro negro

En Gales existe la leyenda de Gwyllgi, el “Perro de la Oscuridad”, una temible aparición siniestra con aliento de fuego y brillantes ojos rojos. También está relacionado con el espectral Cŵn Annwn, conectado con el reino del otro mundo de Annwn, referido a las Cuatro Ramas de Mabinogi, en otros lugares, sin embargo, se describe como blanco y deslumbrante en vez de negro como en el texto medieval.

En España cabe destacar la leyenda del perro negro de San Lorenzo de El Escorial. Todo sucedió en la noche del 21 de Junio de 1577 (otras fuentes aseguran que fue la noche del 25 de Agosto), mientras los frailes rezaban maitines. El aullido del perro negro era tan fuerte que tuvieron que interrumpir los rezos. El padre Villacastín y otros tres monjes salieron a buscarlo y consiguieron atraparlo, resolviendo el misterio, pues al parecer se trata de un perro que se le había perdido al marqués de las Navas. Sin embargo, el perro negro fue ajusticiado, para acallar los rumores, quizá, pues durante meses permaneció colgado de uno de los arcos del claustro grande, donde todo el mundo podía verlo. La leyenda cuenta que el perro negro regresó para atormentar a Felipe II hasta en su mismo lecho de muerte, en donde el monarca aseguraba oír los aullidos y ladridos del perro sacrificado hace años. También se dice que un perro negro con ojos rojos e incluso cadenas se aparecía durante la construcción del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial con el objetivo aparente de ralentizar las obras.

Michel-Ange Houasse – Vista del Monasterio de El Escorial (1723).

En los EE.UU. se dice que un doble conjunto de perros negros deambulan por el lado Norte del Tennessee medio, cerca del condado de Macon. La leyenda cuenta que dos cachorros negros fueron adoptados por un cruel agricultor, tan malo que el Diablo no le permitió entrar en el infierno, dándole la tarea de perseguir a los viajeros incautos tras el toque de medianoche. Algunas historias dicen que la muerte es rápida; otros aseguran que tarda días, meses, o años después de ver a las bestias demoníacas. Otros dicen que la muerte no ocurre en absoluto, sino que algo “malo” va a suceder a alguien cercano al ver los ojos de los dos perros. Por último, algunas historias cuentan se saltan al malvado agricultor y el perro tiene múltiples cabezas y es, en realidad, el perro Cerbero que vigila las puertas del infierno. Esta historia podría haber sido creada para respaldar las afirmaciones sobre satanismo en el condado que algunos han hecho.

Perros negros con ojos ardientes se presentan en toda América Latina desde México hasta Argentina en virtud de una gran variedad de nombres: el Perro Negro Nahual (México), Way Pek (Yucatán, México) (alternativamente escrito Uay Pek/Way/Waay Pek), el Cadejo (América Central), El Perro Familiar (Argentina), el perro prieto en Panamá, que se aparece en Corpus Christi y el Lobizón (Paraguay y Argentina). Por lo general son encarnaciones del Diablo, un demonio o un brujo transformado.

black shuck

Página que habla sobre la aparición del Black Shuck en la Iglesia de Bungay, en Suffolk (1577).

Los perros negros a menudo parecen rondar carriles antiguos, rastros, cruces de caminos, cementerios antiguos y lugares de yacimientos prehistóricos. Muchos de estos rincones se asociaron con supersticiones locales y de lo siniestro, que son lugares límite, donde se pensaba que el velo entre el mundo convencional y el “otro lado” parece ser bastante delgado. Se ha sugerido que representan algún tipo de energía o fenómeno natural moldeado por la mente en un arquetipo que toma forma de perro negro. Hay una gran cantidad de trabajos realizados por investigadores del misterio que sugieren que ciertas condiciones geofísicas pueden afectar a la mente humana. Estos lugares fueron ya reconocidos por el hombre antiguo, y es por eso que los perros negros (como alguna forma de arquetipo) aparecen en los lugares de antigua santidad. Esta misma teoría se ha aplicado a otros fenómenos inexplicables como es el caso de las apariciones fantasmales.

Lugares en donde se ahorcaba a reos (a menudo en cruce de caminos) también eran comunes refugios de los perros negros. Estas apariciones se ven a menudo como el espíritu del criminal ejecutado, como el perro que se dice que acecha en un lugar de ejecuciones en Tring, Hertfordshire: Una anciana fue ahogada por brujería en Tring en el año 1751. Un deshollinador acusado del crimen fue colgado en un patíbulo cerca del lugar del crimen. Un perro negro llegó a rondar el lugar donde se situó la horca, y fue visto por el maestro del pueblo. Lo describió como lanudo, tan grande como un Terranova, con orejas largas y una cola, ojos como de fuego llameante y los dientes largos. Es interesante observar que en un principio el perro negro apareció como con forma de llama. Las llamas y la tierra quemada suelen estar asociadas a otros avistamientos del perro negro.

Estos supuestos espíritus fantasmales también son vistos como guardianes de tesoros, especialmente en Escocia. Un perro negro se decía que era el custodio del tesoro enterrado debajo de una piedra ubicada cerca Murthley en Perthshire.

perro-negro

Fuentes: Wikipedia, mysteriousbritain, abc.es, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

6 Respuestas a “Leyendas del perro negro

  1. Isa

    31 mayo, 2017 at 21:10

    Muy interesante el artículo, desconocía que fuera tan extendida dicha leyenda.

     
  2. The Askmaster

    1 junio, 2017 at 00:34

    Reblogueó esto en Directas & Indirectas.

     
  3. almaleonor

    4 junio, 2017 at 08:47

    Me interesa mucho todo lo que cuentas. Tengo pendiente un artículo sobre perros y su presencia en la Historia, el mito y la leyenda, y tengo apuntadas algunas de estas cosas, pero he aprendido algunas más con tu artículo 🙂

     
    • laexuberanciadehades

      4 junio, 2017 at 11:10

      Me alegro mucho que te haya servido. Hay bastante mitología alrededor del mejor amigo del hombre 😀

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: