RSS

Archivos diarios: 5 abril, 2017

Prerrafaelismo y Pintura Victoriana

A mitades del Siglo XIX, al inicio del reinado de la reina Victoria, la pintura inglesa está estancada en las convenciones académicas y se encuentra en un callejón sin salida creativo. En reacción, tres jóvenes estudiantes de la Royal Academy, Hunt, Millais y Rossetti, fundan la cofradía prerrafaelita. Ambicionan crear una nueva pintura, refiriéndose ya no al Renacimiento, sino al arte medieval; aquel anterior a Rafael, libre y auténtico, siguiendo, para ello, los preceptos del influyente teórico victoriano, John Ruskin. Sus cuadros son coloridos, conllevan múltiples símbolos y referencias literarias, sensibles a la naturaleza y a las cuestiones sociales.

La cofradía se disuelverápidamente, pero sus ideas siguen nutriendo la vanguardia inglesa, durante cerca de cincuenta años. La segunda generación, dominada por Edward Burne-Jones y William Morris, aplica los principios prerrafaelitas a la decoración, al mobiliario y a la ilustración de libros. Más allá de Inglaterra, en particular el universo de Burne-Jones, tendrá una profunda influencia en la corriente simbolista.

Historia del movimiento prerrafaelita.

Movimiento artístico, exclusivamente británico, el prerrafaelismo nació en Londres, en la sociedad victoriana de finales de los años 1840. Tres jóvenes estudiantes de la Royal Academy, son sus iniciadores. Se llaman William Holman Hunt (1827 – 1910), John Everett Millais (1829 – 1896) y Dante Gabriel Rossetti (1828 – 1882).

En dicha época, la pintura británica se encuentra en un callejón sin salida, presa de las convenciones estrictas, y sometida a los gustos de una clientela con afán de costumbrismo, que conlleve a menudo una moral o un sentimentalismo cursi. Arte vulgar para los tres estudiantes, en rebeldía, que desean “hacer renacer, en la mente de la gente, una buena reflexión”, decía Millais, mediante cuadros que eleven al espectador.

Según ellos, la enseñanza académica, incapaz de liberarse de las normas estéticas procedentes del Renacimiento, es directamente responsable de esta esclerosis creativa. Su grupo se amplia rápidamente, con cuatro nuevos miembros, de perfiles muy distintos: Thomas Woolner (1825 – 1892), escultor y poeta; James Collinson (1825 – 1881), estudiante de la Royal Academy; William Michael Rossetti (1829 – 1919), el hermano de Dante Gabriel y funcionario de hacienda de la época; Frederick Georges Stephens (1828 – 1907), estudiante en pintura, de poco talento, que se orientará posteriormente hacia la escritura y la crítica de arte.

Nacimiento de la cofradía prerrafaelita.

Juntos fundan, en 1848 la Pre-Raphaelite Brotherhood (cofradía prerrafaelita). La elección de este nombre recuerda que el grupo focaliza su crítica en torno a un cuadro de Rafael (1483 – 1520), La Transfiguración (1518 – 1520, museos del Vaticano), del que Hunt decía que “debería ser condenado por su inmenso desprecio de la sencillez de la verdad, la pose pomposa de los apóstoles y la actitud, poco espiritual del Salvador”. Querían volver a una forma de arte, acorde con la que existía antes de Rafael, libre de cualquier amaneramiento académico. El arte medieval, y en particular aquel de los primitivos italianos, es el que designan como modelo de pureza y de libertad.

Más allá de una mera reacción a la enseñanza académica, los orígenes del prerrafaelismo solo se pueden comprender situándolos en el contexto político e intelectual de la época. En 1848, toda Europa está atravesada por movimientos revolucionarios; la ola del Gothic Revival conoce en la Inglaterra del Siglo XIX, una amplitud sin parangón; el crítico de arte y teórico John Ruskin (1819 – 1900) ejerce una influencia preponderante, en la sociedad victoriana. Ruskin preconiza una visión profundamente moral del arte, al que otorga un protagonismo social. Sitúa la práctica artesanal por encima de cualquier reacción a la industrialización floreciente, y propone un concepto poético y místico de la naturaleza, ésta teniendo que ser representada de manera directa y sincera. Cuantas teorías a las que se adhieren Hunt, Millais y Rossetti, sin reservas.

P.R.B. (Pre-Raphaelite Brotherhood).

Dejándose llevar por el entusiasmo de sus veinte años, los jóvenes prerrafaelitas logran superar el carácter confuso y a veces ingenuo, de su programa, así como sus diferencias de temperamento y de estilo. Sus primeras obras, radicadas bajo el sello del prerrafaelismo, desvelan al público la existencia y el espíritu del movimiento cuya influencia va a demostrarse ser inmensa.

A partir de 1849, aparecen en algunas exposiciones londinenses, cuadros que llevan, bajo la firma del autor, el monograma P.R.B. (Pre-Raphaelite Brotherhood), del que no se desvela el significado. Rossetti presenta en primer lugar La infancia de la Virgen durante la Free Exhibition, de Hyde Park Corner, y posteriormente, lo expone de nuevo, en la Royal Academy durante el verano, junto a Isabella de Millais y Rienzi de Hunt.

En cuanto a la técnica, estos cuadros coinciden por la gran vivacidad de los coloridos, un realismo exacerbado que pretende ser una reproducción exacta de la naturaleza y una gran libertad, otorgada a las poses de los personajes. Todo ello acompañado por sabias referencias religiosas, literarias y poéticas. Los tres cuadros mostrados en la Royal Academy encuentran compradores, y la crítica se muestra más bien benevolente.

Alentados por estos comienzos, los miembros de la cofradía publican una revista, The Germ, cuyo objetivo es de “enunciar las ideas de aquellos que apoyan una estricta adhesión a la sencillez de la Naturaleza en el Arte o en la Poesía”. Solo se tiran cuatro números, entre enero y abril de 1850, pero The Germ procura sin embargo a la cofradía una visibilidad pública más importante y fragiliza el secreto, con el que los miembros quieren rodearse. Se desvela, además, el significado de las tres enigmáticas letras, P.R.B., en un artículo del Illustrated London News el 4 de Mayo de 1850.

Del rechazo al reconocimiento.

Posteriormente, la acogida reservada a los prerrafaelitas es hostil. Son el objeto de virulentos ataques, con motivo de las exposiciones de 1850 y de 1851: Se les reprocha su tratamiento trivial de los temas sacros (en particular El Cristo en casa de sus padres de Millais) ) y al final, no se les perdona su rechazo de la idealización. Sin embargo, algunas simpatías se manifiestan. Reciben en particular el apoyo de Ruskin y el refuerzo de nuevos miembros como Charles Allston Collins (1828 – 1873), Arthur Hugues (? – ?) o Walter Deverell (1827 – 1854).

En 1852, empiezan a aparecer en la pintura prerrafaelita, temas contemporáneos de dimensión social, lo que también, corresponde a una de las principales preocupaciones de Ruskin. Pero son los temas literarios que, dicho año, van a proporcionar un verdadero reconocimiento. Nutriendo su inspiración en la obra de Keats, Tennyson o Shakespeare, los prerrafaelitas se enmarcan en una tradición cultural nacional y logran hacer aceptar sus atrevimientos estéticos. Una vez más, es un cuadro de Millais que simboliza la nueva consideración de la que disfruta el grupo. Con su Ofelia, realiza una obra totalmente prerrafaelita (naturalismo meticuloso, colores tornasolados, símbolos complejos, tema literario que rompe con las representaciones clásicas). En cuanto aparece, tanto la crítica como el público ensalzan Ofelia.

La segunda generación.

Pero el éxito llega cuando la unidad de la cofradía se quebranta, cada miembro siguiendo un camino distinto: Woolner se embarca para Australia en 1852, Millais fue elegido en la Royal Academy en 1853, Hunt parte para Tierra Santa en 1854… A partir de noviembre de 1853, D. G. Rossetti escribía a su hermana: “La Mesa Redonda está ahora totalmente disuelta”. Sin embargo, aunque la cofradía desaparezca, los ideales prerrafaelitas empiezan a tener émulos, en todo Reino Unido y traspasan el marco de la pintura.

Esta “segunda generación prerrafaelita” está simbolizada por los trabajos de Edward Burne-Jones (1833 – 1898) y de William Morris (1834 – 1896). Unidos por una misma pasión por la cultura medieval, ambos hombres habían estrechado vínculos de amistad en los bancos del Exeter College de Oxford, a comienzos de la década de 1850. Unos cuantos años más tarde, Morris se orienta hacia una carrera de arquitecto y le presentan a D. G. Rossetti., convertido en el profesor de pintura de Burne-Jones. El trío Realiza varios proyectos decorativos en común (Red House de Bexley, Oxford Union, etc.) que dan un nuevo impulso y una nueva dirección al prerrafaelismo.

Paulatinamente, se abandona la vena medieval; el propio Ruskin estaba inquieto de ver como esta obsesión por la Edad Media, alejaba a los artistas de la naturaleza. Fue hacia el arte italiano, y Boticelli en particular, hacia el que se giran de ahora en adelante Burne-Jones y Rossetti. Por fin, Jane Burden (1839 – 1914) y Elizabeth Siddal (1829 – 1862), quienes se casarán respectivamente con Morris y Rossetti, se convierten en las verdaderas musas del movimiento, proporcionándole una dimensión más sensual.

Posteridad.

Bien arraigado en el paisaje artístico inglés, el prerrafaelismo extiende su influencia hasta finales del Siglo XIX. Lo encontramos en fotografía, con las obras de Julia Margaret Cameron (1815 – 1879) o Roger Fenton (1819 – 1869) y es una de las principales fuentes del arte de la ilustración en Reino Unido. Preside también el desarrollo del Aesthetic Movement, en los años 1870. Y se confunde con algunas corrientes del simbolismo. Gracias a William Morris, jefe de fila del movimiento Arts and Crafts, el prerrafaelismo se encarna de un modo preponderante en las artes decorativas, hasta retumbar en la exaltación de las líneas femeninas y vegetales del Art Nouveau.

Aunque Burne-Jones no forme parte de los miembros fundadores de la cofradía, y que desatienda la dimensión social, militante y realista, deseada por Hunt, Millais y Rossetti, se convierte, a lo largo del tiempo, en la figura más destacada del movimiento. Su obra realizando el vínculo, entre las ambiciones de los orígenes, y todas las evoluciones posteriores. El movimiento se extingue poco a poco, junto con su siglo: D. G. Rossetti muere en 1882, Millais y Morris en 1896, Burne-Jones en 1898. Hasta el final, habrán podido ver sus ideas reutilizadas y adaptadas, por artistas más jóvenes, como el pintor John William Waterhouse (1849 – 1917) y el ilustrador Aubrey Beardsley (1872 – 1898).

Obras selectas.

james-collinson-madre-e-hija-con-el-acantilado-de-culver-y-la-isla-de-wight-a-lo-lejos

James Collinson – Madre e hija con el acantilado de Culver y la Isla de Wight a lo lejos (1849 – 1850).

john-everett-millais-mariana

John Everett Millais – Mariana (1851).

william-holman-hunt-el-pastor-distraido

William Holman Hunt – El pastor distraído (1851).

james-collinson-el-plan-de-emigracion

James Collinson – El plan de emigración (1852).

john-everett-millais-ofelia

John Everett Millais – Ofelia (1852).

arthur-hughes-amor-de-abril

Arthur Hughes – Amor de Abril (Circa 1855).

John William Inchbold – Un estudio, Marzo (1855).

henry-wallis-la-muerte-de-chatterton

Henry Wallis – La muerte de Chatterton (1856).

john-brett-valle-de-aosta

John Brett – Valle de Aosta (1858).

ford-madox-brown-la-chica-irlandesa

Ford Madox Brown – La chica irlandesa (1860).

Dante Gabriel Rossetti – Venus Verticordia (1863 – 1868).

frederick-sandys-morgana-le-fay

Frederick Sandys – Morgana Le Fay (1864).

frederick-william-burton-encuentro-en-las-escaleras-de-la-torre

Frederick William Burton – Encuentro en las escaleras de la torre (1864).

John Everett Millais – Juana de Arco (1865).

simeon-solomon-amor-en-otono

Simeon Solomon – Amor en otoño (1866).

La Ghirlandata

Dante Gabriel Rossetti – La Ghirlandata (1871 – 1874).

Proserpina

Dante Gabriel Rossetti – Proserpina (1874).

emma-sandys-fiammetta

Emma Sandys – Fiammetta (1876).

edward-burne-jones-la-seduccion-de-merlin

Edward Burne-Jones – La seducción de Merlín (1878).

evelyn-de-morgan-noche-y-sueno

Evelyn de Morgan – Noche y sueño (1878).

William Holman Hunt – Amaryllis (1884).

marie-spartali-stillman-mensajero-del-amor

Marie Spartali Stillman – Mensajero del amor (1885).

lawrence-alma-tadema-las-rosas-de-heliogabalo

Lawrence Alma-Tadema  – Las rosas de Heliogábalo (1888).

valentine-cameron-prinsep-ante-la-primera-caricia-del-invierno-el-verano-se-desvanece

Valentine Cameron Prinsep – Ante la primera caricia del invierno, el verano se desvanece (1897).

Lady Godiva

John Maler Collier – Lady Godiva (Circa 1897).

Herbert James Draper - El lamento de Ícaro

Herbert James Draper – El lamento de Ícaro (1898).

Ariadne

John William Waterhouse – Ariadna (1898).

Gruta de las Ninfas de la Tempestad

Edward John Poynter – Gruta de las Ninfas de la Tempestad (1903).

Eleanor Fortescue-Brickdale - El pequeño pie de página

Eleanor Fortescue-Brickdale – El pequeño pie de página (1905).

william-holman-hunt-la-dama-de-shalott

William Holman Hunt – La Dama de Shalott (1905).

edward-robert-hughes-noche-con-su-sequito-de-estrellas

Edward Robert Hughes – Noche con su séquito de estrellas (1912).

frank-cadogan-cowper-vanidad

Frank Cadogan Cowper – Vanidad (Desconocida).

Galerías:

Dante Gabriel Rossetti

Sir Edward John Poynter

John William Waterhouse

John Maler Collier

Fuentes: Museo d’Orsay (Historia de la pintura prerrafaelista), elaboración propia.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 5 abril, 2017 en Arte, Cultura

 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: