RSS

Celacanto, fósil viviente

18 Ene

Los celacantimorfos (Coelacanthimorpha) son peces de aletas lobuladas (sarcopterigios) que se creían extintos (se trata también, por tanto, de un relicto) desde el período Cretácico hasta que en 1938 un ejemplar vivo fue capturado en la costa oriental de Sudáfrica. En 1998 se localizó otro ejemplar en la isla de Célebes (Indonesia). Junto con los peces pulmonados son los seres vivos marinos más cercanos de los vertebrados terrestres. Aparecieron en el período Devónico (hace 400 millones de años), aunque la mayor cantidad de restos fosilizados pertenecen al período Carbonífero (hace 350 millones de años). El celacanto presenta unas similitudes morfológicas prácticamente idénticas con su ancestro fósil, por este motivo se le conoce, actualmente, como “fósil viviente”. Este fenómeno es tan sólo una consecuencia de la evolución lenta a la que ha estado sometido, comparado con otros vertebrados.

En la actualidad se han identificado dos especies, la descubierta en 1938: El Celacanto de las Comores (Latimeria chalumnae); y la de 1998: El Celacanto Indonesio (Latimeria menadoensis). Ambas son poblaciones consideradas muy vulnerables. A pesar de ser parientes de los antiguos celacantos, tienen un modo de vida muy diferente de estos, y se han adaptado a vivir a grandes profundidades, en nichos ecológicos que les han dado una oportunidad frente a los modernos teleósteos. No se conoce con exactitud su comportamiento reproductivo. Se cree que la madurez sexual no ocurre antes de los 20 años. La forma de reproducción es ovovivípara, con fecundación interna, y huevos que llegan a medir 10 centímetros de largo y pesar hasta 300 gramos. El período de gestación es de alrededor de 13 meses tras el cual la hembra da a luz entre 5 – 25 crías bastante desarrolladas, capaces de sobrevivir, sobre las cuales no se realiza ningún tipo de cuidado parental. Son peces depredadores. Durante el día habitan en cuevas situadas en zonas profundas (de 150 – 300 metros), subiendo por las noches a la superficie, donde se alimentan de peces de arrecife.

celacanto

Celacanto de las Comores (Latimeria chalumnae).

Tamaño: Entre 1,5 – 1,8 metros, aunque algunos ejemplares pueden superar los 2 metros de largo.

Peso: Una media de 80 kilogramos aproximadamente. Algunos ejemplares alcanzan los 95 kilogramos de peso.

Distribución: Océano Índico, principalmente en las Islas Comores y Sudáfrica, también parece estar presente en aguas de Madagascar y Mozambique.

Reproducción: A pesar de una gran falta de datos al respecto, se sabe que el celacanto es ovovivíparo. Sus huevos son grandes, de hasta 9 centímetros, y las crías al nacer miden entre 35 – 38 centímetros y al igual que los tiburones, son réplicas idénticas a sus padres pero en miniatura.

Estado de conservación: En peligro crítico.

El celacanto de las Comores presenta una coloración negra, un poco azulada, con manchas blancas y ligeramente rosas. Tiene una complexión de depredador al acecho, ya que no está adaptado a la velocidad, siendo un animal bastante lento de movimientos. A pesar de ser un pez sarcopterigio, con una base muscular de las aletas, no se arrastra por el fondo marino, sino que nada lentamente. Su cola es trilobulada, una característica insólita. Sus escamas son duras, grandes y gruesas. Posee una segunda aleta dorsal cercana a la cola. Su cabeza es grande, con una boca ancha y ojos grandes y negros. El cráneo posee bisagras y su cerebro es extraordinariamente pequeño, sólo ocupa el 1% de la cavidad craneal. La vejiga natatoria no es funcional y está llena de grasa. Es un pez que pare a sus crías, tras un largo período de gestación, aunque su reproducción sigue siendo un misterio. Las hembras son más grandes que los machos (dimorfismo sexual). Este celacanto habita en cuevas rocosas y fondos volcánicos, entre 70 – 700 metros de profundidad. De hábitos carnívoros, parece que sus presas predilectas son otros peces y los calamares, aunque también caza anguilas y tiburones pequeños. Es probable que en la actualidad la población total de celacanto de las Comores sea inferior a 500 ejemplares, un número escaso que pone en peligro el futuro y la sostenibilidad de esta extraordinaria especie.

celacanto-de-las-comores

Debido a que no se había encontrado un fósil de este pez en todo el Cenozoico (aunque sí en el Mesozoico), se creía a principios del Siglo XX que este pez estaba extinto. Sin embargo, en verano de 1938 se telefoneó a Marjorie Courtenay-Latimer, directora del Museo de East London (Sudáfrica). Se le comunicaba que se había capturado un extraño pez azul nunca antes visto. Tras observarlo, el espécimen se llevó a museo, donde se envolvió en formalina, aunque el pez no se conservó bien. James Leonard Brierley Smith, ictiólogo de la universidad Rhodes, en Grahamstown, consiguió llegar al museo, tras varios meses, y le dio al pez su nombre científico. Tras 14 años de exhaustiva búsqueda, en invierno de 1952, se encontró el segundo espécimen de celacanto en las islas Comores. Si por una parte el hallazgo conmocionó a la comunidad científica, por otra los habitantes del archipiélago ya estaban familiarizados con la existencia de esta especie. Varias capturas más se hicieron en aguas de Comores a lo largo del Siglo XX. En Octubre del año 2000, en Sudáfrica se encontró una nueva población de esta especie. Estos hallazgos sugieren que el celacanto pudiera estar más extendido en el Índico de lo que se pensaba.

Celacanto Indonesio (Latimeria menadoensis).

Tamaño: Se cree que su tamaño medio se sitúa en torno a 1,4 – 1,5 metros de longitud.

Peso: Supera los 30 kilogramos.

Distribución: Aguas de la Isla de Célebes (Indonesia).

Reproducción: Sin datos. Es de suponer que guarde semejanzas con la de su pariente el celacanto de las Comores.

Estado de conservación: Vulnerable.

Descrita en 1999, esta especie de reciente descubrimiento. El 18 de Septiembre de 1997 fue observado un pez de apariencia extraña en un mercado de Manado Tua, en la Isla de Célebes, Indonesia, del cual se pensó se trataba de un celacanto de Comores; sin embargo, difería de este por su coloración marrón a nivel del dorso. Un segundo ejemplar, de 1,2 metros de longitud y 29 kilogramos de peso, fue capturado con vida el 30 de Julio de 1998. Permaneció vivo durante seis horas permitiendo que se lo fotografiara y se documentara su color, movimiento de las aletas y comportamiento en general. El espécimen fue preservado y donado al Museo de Zoología de Bogor. Las pruebas de ADN revelaron que el espécimen difería genéticamente de la población de Comores. Se cree que esta especie habita en aguas cálidas entre 150 – 200 metros de profundidad, entrando en ocasiones en cuevas submarinas. En su apariencia, los celacantos indonesios, llamados localmente raja laut (rey del mar), son similares a los celacantos de las Comores, excepto por la coloración del dorso de tono marrón-grisáceo en lugar de azulado. En 2005, un estudio de ADN mitocondrial estimó la separación de las dos especies entre hace 30 y 40 millones de años.

celacanto-indonesio

Fuentes: Wikipedia, FishBase, Laurent Ballesta & Google (fotografías), elaboración propia.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 18 enero, 2017 en Naturaleza

 

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas a “Celacanto, fósil viviente

  1. Lourdes

    21 enero, 2017 at 21:48

    Gracias por compartir estas “curiosidades” del mundo animal, siempre es bueno aprender cosas nuevas…

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: