RSS

Año Nuevo

04 Ene

Ya era demasiado tarde incluso en Año Nuevo, los susurros retumbaban como ecos de una vergüenza imposible de ocultar y por si eso fuera poco, ya no quedaban lugares para ocultarnos de la luz del Sol, siempre dispuesta a quemar piel y las esperanzas a partes iguales.

La noche se llevó lo mejor de nosotros. Escuchar las palabras más dolorosas jamás dichas es una tortura, aquí, en el refugio de los amantes, acompañando la melancolía con una inseparable deriva al fin que nunca nos atreveríamos a pronunciar.

Están rotos los corazones, no se pueden reparar, pero no importa, no los necesitamos aunque estemos acabados. Aquí uno junto al otro, el mundo pierde su significado ante el nuestro propio y la unión de dos alientos unidos por labios impetuosos.

Un amor criminal que retuerce nuestro deseo, delicia a la que somos incapaces de calificar si no es con sangre en las manos y bocas sedientas. Hace mucho que dejamos atrás el verano para perdernos en el invierno y así arder aún más entre nuestro propio calor.

La noche nos da la oscuridad con la que divisamos el camino del ruego al destino, para continuar, para amar en un filo de navaja que amenaza cada día con segar nuestros cuellos y verter la sangre que hierve cuando la ausencia se atreve a acercarse a nuestra puerta.

Y el tiempo llora como un reloj de arena roto, para decir adiós al terror y hola a esta inmensa fragilidad. No quiero tocar nada por si rompo el sueño en el que estamos envueltos cada día, cada hoja de calendario, marchitas y llevadas por el viento del Norte.

En silencio soñaremos hasta que nos despierte el verano y confundamos el calor con las ansias de arrebatarnos a la pasión. La fiebre que inunda nuestros cuerpos no tiene parangón, la decisión que nos empuja, tampoco.

Matamos a cada instante el temor para poder vivir un día más en la más perfecta imperfección, en esta burbuja irrompible de champagne, dulce al paladar, amargo en el pesar; por un brindis, por un Año Nuevo.

El mundo se termina, nuestro amor no tiene fin cuando todo vuelve a empezar.

palacete

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 4 enero, 2017 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

2 Respuestas a “Año Nuevo

  1. Isa

    4 enero, 2017 at 15:12

    Es un placer deleitarme con el primer relato de este año en una cafetería vacía, en silencio, y saborearla como la taza de café que tengo entre mis manos. Gracias por este momento! 🙂👏👏👏

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: