RSS

El caso de los suicidas de Terrassa

14 Dic

El caso de los suicidas de Terrassa conmocionó a España a principios de los años 70. Los protagonistas de tan extraña y triste historia son José Félix Rodríguez Montero (de 47 años, nacido en 1925 en Sevilla) y Juan Turú Vallés (de 21 años, nacido en 1951 en Terrassa). Rodríguez Montero, muy interesado por lo paranormal y más en concreto por el fenómeno OVNI y vinculado al grupo UMM de Madrid, había creado una filosofía mística de contactismo con alienígenas que a la larga le llevaría a su fatídico final. Además, el investigador Josep Guijarro afirma que José Félix Rodríguez había sido receptor de algunas cartas directamente relacionadas con el controvertido caso UMMO (Caso de la Mano Cortada). Turu Vallés era un joven amante del fenómeno OVNI el cual ya había realizado investigaciones de casos importantes ufológicos de la región como el OVNI de Matadepera el 29 de Enero de 1969, en donde una supuesta nave alienígena dejó huellas de su aterrizaje. Además había formado el grupo IONI (Investigación de Objetos No Identificados) y también formó parte del CEI (Centro de Estudios Interplanetarios). Ambos hombres se habían conocido a través de un recorte publicado en la revista Algo en Mayo de 1972, poco menos de un mes antes de que sus cuerpos fuesen hallados en las cercanías de las vías de tren del kilómetro 335 del ferrocarril que une Terrassa con Barcelona, más concretamente en el apeadero de Torrebonica, hoy en desuso.

Suicidas de Tarrasa

José Félix Rodríguez Montero y Juan Turú Vallés.

En efecto, el 20 de Junio de 1972 los cuerpos sin vida de José Félix Rodríguez y el Juan Turú fueron encontrados por la policía con las cabezas separadas del tronco, las ruedas de un tren las había seccionado sin más dificultad. Sobre el pecho de Turú se halló una nota que rezaba lo siguiente: “Los extraterrestres nos llaman. Pertenecemos al infinito. WKTS 88”. ¿Cómo es posible que a pesar del impacto que debieron recibir ambos hombres por parte del tren, uno de ellos conservase sobre su cuerpo dicha nota solamente sujeta por el peso de sus manos?. Nota la cual además se encontró sin ningún rastro de sangre. Investigadores policiales afirmaron años más tarde que lo más posible es que otras personas hubiesen participado de alguna manera de dicho “ritual”. A este respecto, investigadores como Manuel Carballal aseguran que los suicidas habrían estado “al menos” acompañados de otras tres personas más; el psicólogo, periodista y escritor Sebastià d’Arbó aseguró que ambos hombres estuvieron acompañados de otras siete personas más. En el mismo lugar del suceso se halló un algodón en la mano de José Félix Rodríguez, algodón que algunos investigadores afirman que podía haber contenido cloroformo o éter con el que ambos hombres habrían quedado adormecidos mientras el tren se aproximaba hacia ellos.

Así pues parece ser que ambos suicidas una vez en el lugar habrían colocado su cabeza sobre la vía del tren, puestos en paralelo y mirando al cielo hacia Júpiter, el cual era perfectamente visible esa noche. Los dos hombres debieron escuchar al menos durante dos minutos acercarse el tren hacia el apeadero de Torrebonica, lugar donde José Félix Rodríguez y Juan Turú decidieron poner fin a sus vidas. Según el investigador Manuel Carballal, las terribles heridas en el cuerpo de Juan Turú harían suponer que quizá debió arrepentirse en el último momento y haberse incorporado, pero sin tiempo a esquivar el tren, siendo golpeado por el mismo y despedido a varios metros de distancia. Esta teoría refuerza el hecho de que alguien más habría estado acompañando a ambos suicidas en el apeadero de Torrebonica, alguien que además habría colocado la famosa nota sobre el cuerpo Juan Turú.

Cabe destacar en este punto que el propio José Félix Rodríguez, apodado “El Venusino”, creó en su persona la idea de un enviado extraterrestre (WKTS), capaz de viajar astralmente hasta Júpiter y de convencer a sus amistades para que lo acompañasen. En dicho apeadero de Torrebonica y en sus alrededores se suicidaron de una manera similar varias personas más (se llega a decir que unas 18), la mayoría de ellas de un perfil similar, por lo que la policía llegó a pensar que en dicha zona existía (aunque nunca pudo probarse) algún tipo de secta ufológica de carácter destructivo, algo parecido a lo que posteriormente sucedió en la tristemente célebre secta Heaven’s Gate.

Lo que parece probado a fecha de hoy por las cartas póstumas manuscritas por los propios José Félix y Juan Turú y que recibieron familiares y amigos, es que ambos hombres creían que la vida en la Tierra iba a extinguirse en poco tiempo por acción de entidades alienígenas que provocarían un apocalipsis mundial. Esta creencia tiene su origen principalmente en José Félix, el cual estaba convencido de recibir mensajes de extraterrestres provenientes de Júpiter anunciando el fin del mundo.

Apeadero de Torrebonica

Apeadero de Torrebonica.

Noticia suicidas de Tarrasa

La expectación por estas muertes creció cuando se tuvo conocimiento de que antes de su partida “galáctica”, los dos hombres remitieron una serie de cartas tal y como se ha mencionado anteriormente. Los destinatarios de dichos escritos fueron el ufólogo Marius Lleget, la ONU y dos amigos de Zaragoza, apasionados como ellos a los OVNIS. Lleget se mostraría profundamente dolido al sentirse en parte responsable por la trágica muerte de aquellas dos personas. Marius Lleguet posteriormente intento suicidarse dos veces, acabando en un psiquiátrico por espacio de un año para recibir tratamiento.

El escrito que recibió Lleget rezaba así:

Señor. Hace ya algún tiempo que tenemos contacto directo con esos seres que, de una forma u otra, usted y todos los terrícolas han estudiado: los extraterrestres. Nos han ido mutando lentamente, aunque no en las mismas fechas; empero, ahora entienden, como nosotros, que somos unos extraños en este planeta. De ahí que nos LLAMAN, y que nosotros, identificados hace tiempo como amigos suyos, PARTAMOS con la alegría más inmensa que jamás soñáramos. Nos dirigimos al CENTRO GALÁCTICO.

En nuestro domicilio encontrará usted algunos apuntes, datos y notas que le servirán para enseñar al terrícola incrédulo (usted no lo es) que la VIDA PENSANTE se expande por todo el INFINITO UNIVERSO DEL INDEFINIBLE DIOS (…)

SABEMOS que nos creerá usted al instante de leernos, ya que si lo que nos hubiera apasionado hubiese sido la popularidad, hace ya tiempo que la tendríamos.

Un saludo kósmico.

W.K.T.S. 88.

Carta a la ONU:

Señores: Estamos estudiando vuestro planeta desde tiempos remotos, y con nuestro grado de cerebración, incomparable al del terrícola, no concebimos el estadio estancado en que se halla el hombre. La comedia que observamos continuamente en ese planeta, cuando ya algunos terrícolas han llegado a otro mundo, es inconcebible. Nuestra intervención en la historia terrícola no ocurrirá hasta que la Humanidad presente se haya autodestruido, lo que no tardará trescientos años; será entonces cuando intervendremos en la historia del plantea, para que surja el nuevo hombre cósmico. De ahí que no tengamos ningún mensaje espacial para la solución de vuestros graves problemas. Inevitablemente iréis a la autodestrucción; de ahí que sigáis hasta entonces con vuestra comedia, con vuestra hipocresía, con vuestra tiranía.

W.K.D.K. por medio de W.K.T.S. 88.

Es para que se entregue en la ONU. Nos han encomendado que lo efectúe usted.

Carta a sus amigos de Zaragoza:

Terrassa, 19 de Junio de 1972.

Amadeo Romanos y Labay.

Zaragoza.

Amigos: Sabéis que el tema de los OVNIS nos apasiona como a vosotros. Y esto desde hace mucho tiempo. Lo que no sabéis es el CONTACTO DIRECTO que desde el año 1970 tenemos con ELLOS.

Al recibir esta carta, seguramente que por algún medio de información sabréis que estamos con ELLOS, pues nos han llamado, ya que nuestra MUTACIÓN ES TOTAL y nos encontramos en la Tierra como dos Seres Extraños.

Sabemos que os hubiera gustado conocer todo esto, pero la popularidad no nos cae bien. Si ELLOS pensaran de la misma forma que los terrícolas, ¿no creéis que serían los más populares de nuestro Sistema Solar? De la misma forma teníamos que proceder nosotros.

Nos dirigimos al Centro Galáctico.

En nuestra biblioteca existen una serie de libros de literatura kósmica que os cedemos con el mayor placer, a fin de que estudiéis e investiguéis al máximo y, ¿quién sabe? Si algún día también os llamaremos.

Un saludo kósmico.

W.K.T.S. 88.

Recorte Suicidas Tarrasa

Algunos investigadores han querido conectar este suicidio con otro protagonizado por Juan José Gómez Vargas de 18 años y Francisco Saureu Prim de 16. Ambos jóvenes se suicidaron el 2 de Abril de 1978 en Lleida de una forma muy similar en las vías del tren, agarrándose de las manos y esperando el fatal desenlace. Nunca se supo las verdaderas razones que llevaron a estos jóvenes a tan desgraciado final pero se especuló en que sus motivaciones podrían haber sido similares a las de José Félix y Juan Turú. Los cuatro suicidas habían frecuentado tiempo antes de morir la relativamente aislada población de Tivissa (Tarragona), lugar en donde eran frecuentes los avistamientos de OVNIS (principalmente extrañas luces en el cielo), y en donde existía la creencia de la existencia de una especie de puerta dimensional, por lo que este municipio se convirtió en un punto de encuentro clave de creyentes de la ufología y de supuestos contactados de la época.

En este caso como en otros tantos de fenomenología extraña o paranormal, algunas fuentes difieren de otras, habiéndose expandido multitud de bulos, leyendas o informaciones sesgadas. También se lanzaron al aire muchas hipótesis respecto a este caso: Suicidio, asesinato, hombres de negro implicados, incluso un crimen cometido por extraterrestres… Teorías para todos los gustos, muchas de ellas sin ningún tipo de fundamento. El primo del mayor de los suicidas llegó a decir que existen grabaciones del propio José Félix Rodríguez entrando en trance y hablando supuestamente por boca de los extraterrestres, llegando incluso a levitar en dichos trances. La policía parece que encontró notas escritas por Juan Turú en las que se podían leer: “Llegados a Júpiter nos reciben varios seres. Nos dan la bienvenida y paseando por una ciudad veo un autotren que va lo mismo por el aire que por la tierra”.

El cineasta catalán Óscar Aibar en el año 2003 realizó una película donde se recrea este caso, titulada Platillos volantes. Los actores Ángel de Andrés y Jordi Vilches dan vida a los dos suicidas.

Platillos Volantes

Programa de Milenio 3 en donde se trata el caso de los suicidas de Terrassa:

Ir a descargar

Programa de La Sombra del Espejo en donde se habla en profundidad del caso de los suicidas de Terrassa:

Ir a descargar

Fuentes: Milenio 3, El Ojo Crítico, Contacto con la Creación, elaboración propia.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , ,

2 Respuestas a “El caso de los suicidas de Terrassa

  1. Dolli

    20 enero, 2017 at 10:49

    Lo que dos da la lección de, aunque nos apasionen estos temas, siempre con racionalidad, con lógica, con cabeza, porque si no, mejor es obviarlos. Terrible estas historias.
    Gracias y saludos

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: