RSS

En nuestros pedazos

07 Dic

Si se despluma el amor entre un torbellino de pensamientos es porque hemos percibido que esta historia tiembla ante el más incierto de los futuros y la más certera de las realidades. Con compasión rasgamos en la cara un gesto de desaprobación, no queda mucho para dejar de creer en el infinito caduco que se despliega una vez más ante nosotros.

Perder es la (más)cara de una moneda que lleva vendiendo azar por besos al caer el Sol. No necesitamos respuestas puesto que tu corazón ya está abierto de par en par a este holocausto de sentimientos. Siendo yo el interesado, no me hacen falta escribas que relaten la gesta de destrozar un corazón en mitad de una madrugada aterrorizada de frío.

Ahora a dejar que los buenos modales se pierdan camino abajo, llama a la puerta con los nudillos ensangrentados de golpear barricadas de rencor. En este recoveco somos desaparecidos de la razón, en busca y captura por el amor, cazados en conformismo ante el remordimiento  arañado insensiblemente en la piel.

Hemos perdido la cara ante la tormenta y esta nos ha golpeado con toda su descontrolada fuerza, exhaustos y derrotados, prestamos nuestras últimas fuerzas a la venganza y sus armas secretas. No entendemos otro lenguaje que el que necesitar lo que no tenemos y expulsar aquello que ya poseemos, sin percatarnos que nuestro mayor error es creernos indispensables.

Ahora que estamos rotos, que recojan nuestros pedazos y nos arrojen al mismo olvido frágil, porque aunque no te necesite y no depare atentamente en ello, cada centímetro de tu recuerdo es en sí mismo un infinito que me hace estar más cerca de ti y ese es un lujo que quiero permitirme en este limbo sordo, tan trágico como esperanzador.

¿O no?.

copa-cristal-rota

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en 7 diciembre, 2016 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

5 Respuestas a “En nuestros pedazos

  1. @specialkll96

    7 diciembre, 2016 at 14:18

    Qué bonito relato…

     
  2. Isa

    7 diciembre, 2016 at 21:46

    Ahora que estamos rotos, que recojan nuestros pedazos y nos arrojen al mismo olvido frágil,(…)
    Siempre me emocionas con tus relatos, sublime de nuevo. Gracias por compartir. 👏👏👏

     
  3. Lourdes

    13 diciembre, 2016 at 10:37

    Es un relato triste, bonito, pero triste, creo que todos hemos sentido alguna vez esa desazón cuando no sabemos si seguimos queriendo a alguien o no…

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: