RSS

Kenneth Arnold, primer avistamiento OVNI en Estados Unidos

16 Nov

Kenneth A. Arnold (29 de Marzo de 1915, Sebeka (Minnesota) – 16 de Enero de 1984, Bellevue (Washington)) fue un piloto privado de Boise, Idaho. El conocido como “avistamiento OVNI de Kenneth Arnold” ocurrió el 24 de Junio de 1947, cuando el piloto privado Kenneth Arnold volando en su avioneta afirmó ver una cadena de nueve brillantes objetos voladores no identificados volando más allá de Mount Rainier (Monte Rainier) a velocidades que Arnold estimó en un mínimo de 1.200 millas por hora (1.932 kilómetros/hora). Este fue el primer avistamiento de post-guerra en los Estados Unidos, obtuvo además la cobertura de noticias en todo el país y se le atribuye ser el primero de la era moderna de avistamientos de OVNIS, incluyendo numerosos reportes en las siguientes dos a tres semanas. La descripción de los objetos de Arnold también condujo a la prensa a acuñar rápidamente los términos platillo volante y el disco volador, términos descriptivos como populares y ya clásicos para el fenómeno OVNI.

Kenneth Arnold

Avistamiento.

El 24 de Junio de 1947, Arnold volaba de Chehalis (Washington) a Yakima (Washington) en un CallAir A-2 en viaje de negocios. Hizo un breve desvío después de enterarse de una recompensa de $5,000 por el descubrimiento de los restos de un avión de carga C-46 que se había estrellado cerca del Monte Rainier. El cielo estaba completamente despejado y había un viento suave.

Unos minutos antes de las 3:00 p.m. a aproximadamente 2.800 metros de altura y cerca de Mineral (Washington), renunció a la búsqueda del C-46 y empezó a dirigirse hacia el Este, hacia Yakima. Entonces vio una luz intermitente brillante, similar a la luz solar reflejada desde un espejo. Con temor de que pudiera estar acercándose peligrosamente a otra aeronave, Arnold escaneó el cielo a su alrededor, pero todo lo que pudo ver era un DC-4 a su izquierda y otro detrás de él, a unos 24 kilómetros de distancia.

Unos 30 segundos después de ver el primer brillo de luz, Arnold vio una serie de destellos brillantes en la distancia a su izquierda, al Norte del Monte Rainier, que estaba entonces a 40 kilómetros de distancia. Pensó que podrían ser unos reflejos sobre las ventanas de su avión pero descartó esta posibilidad. Los reflejos provenían de objetos voladores. Volaban en una formación en cadena larga, y Arnold por un momento consideró que podría tratarse de una bandada de gansos, pero rápidamente descartó esta posibilidad por una serie de razones, incluyendo la altitud, destello brillante, y, obviamente, una velocidad muy rápida. Entonces pensó que podría ser un nuevo tipo de avión y comenzó a buscar fijamente una cola y se sorprendió de que no podía encontrar ninguna.

Las luces se acercaron rápidamente a Rainier y luego pasaron por delante, por lo general se veían muy oscuras de perfil en contraste con la nieve blanca y brillante que cubría la montaña, pero de vez en cuando los objetos todavía emitían destellos de luz brillante mientras volaban de forma errática. Arnold comentó que a veces al ver su borde, parecían tan delgados y planos que eran prácticamente invisibles. Según Jerome Clark, Arnold los describió como una serie de objetos con formas convexas, delgados y planos, redondeados en el frente pero cortados por atrás, más o menos como un plato, un disco o un bumerán; aunque más tarde se reveló que uno de los objetos se diferenciaba del resto por tener forma de media Luna. Varios años más tarde, Arnold comparó su movimiento con el de platillos saltando sobre el agua, sin comparar sus formas reales de platillos, pero las frases iniciales de él, comparó su forma con la de un “platillo”, “disco”, “tarta de pan”, o “media Luna”, generalmente convexa y delgada. En un momento dado, Arnold dijo que voló detrás de un pequeño pico de Rainier y brevemente desaparecieron. Conociendo su posición y la posición del pico (no especificado), Arnold colocó su distancia mientras volaban pasando Rainier en alrededor de 37 kilómetros.

Arnold se dio cuenta de que los objetos tendrían que ser bastante grandes para ser vistos sus detalles a esa distancia y, más tarde, después de comparar notas con una tripulación de United Airlines que tenía un avistamiento similar 10 días más tarde, se coloca el tamaño absoluto como más grande que un avión de pasajeros DC-4 (superior a 30 metros de longitud). Los analistas de la Fuerza Aérea serían más tarde estimarían el tamaño en unos 85 metros, basado en el análisis de los recursos humanos de la agudeza visual y otros detalles de puntería (como distancia estimada).

Arnold dijo que los objetos se agrupaban, “en una diagonal escalonada hacia abajo”. Arnold dijo que los objetos también se balanceaban de lado a lado, “como la cola de una cometa china”, como él mismo indicó más adelante, lanzándose a través de los valles y alrededor de los picos de las montañas más pequeñas, dejando a su paso destellos cegadores al reflejar la luz del Sol. El encuentro le dio una “sensación extraña”, pero Arnold sospechó que había visto los vuelos de prueba de un nuevo avión militar de Estados Unidos.

A medida que pasaban los objetos por el Monte Rainer, Arnold volvió su avión hacia el Sur en un curso más o menos paralelo. Fue en este punto que abrió la ventanilla de su lado y comenzó a observar los objetos sin la posible obstrucción y los reflejos del cristal. Los objetos no desaparecieron y continuaron moviéndose muy rápidamente hacia el Sur, de forma continua hacia adelante de su posición. Curioso acerca de su velocidad, aseguró que los objetos volaron desde el Monte Rainer al Monte Adams (separados por 80 kilómetros) en el que desaparecieron de la vista, en un minuto y cuarenta y dos segundos, de acuerdo con el reloj en su tablero de instrumentos. Cuando más tarde tuvo tiempo para hacer el cálculo, la velocidad de dichos objetos sería entonces de unos 2.700 kilómetros por hora. Esto era alrededor de tres veces más rápido que cualquier aeronave tripulada en 1947. Sin saber exactamente a la distancia donde los objetos desaparecieron de la vista, Arnold redondeó de forma conservadora y arbitrariamente esto a 1.900 kilómetros/hora, siendo más rápido que cualquier aeronave que se sepa, además tuvo que romper la barrera del sonido. Fue esta supersónica velocidad, además de la forma inusual de platillo o disco que pareció captar la atención del público.

Localización Kenneth Arnold OVNI

Localización de la avioneta de Kenneth Arnold y los objetos avistados por él.

Kenneth Arnold recreación

Recreación del avistamiento de Kenneth Arnold.

Arnold comparte la historia.

Arnold aterrizó en Yakima aproximadamente 4:00 p.m. y rápidamente le dijo a su amigo y gerente general del aeropuerto de Al Baxter la historia increíble de la que había sido testigo, y en poco tiempo, todo el personal del aeropuerto supo lo que había cotado Arnold. Se refirió a la historia con el personal, y más tarde escribió que Baxter no le había creído.

Arnold voló a un espectáculo aéreo en Pendleton (Oregón), sin saber que alguien en Yakima había telefoneado para decir que Arnold había visto unos nuevos y extraños. Fue en este momento que Arnold estudió sus mapas, determinó la distancia entre el Monte Rainier y Monte Adams, y calculó la velocidad bastante sorprendente de los objetos. Les contó la historia a varios amigos pilotos, y escribió a la inteligencia de las Fuerzas Aéreas de que no se burlasen o rieran de él. Se sugirió que tal vez había visto misiles guiados o algún prototipo nuevo, aunque Arnold sintió que esta explicación era inadecuada. También escribió que algunos ex pilotos del Ejército le dijeron que habían sido informados antes de entrar en combate de que “podían ver objetos de forma y diseño similares a los que he descrito y se me aseguró que no estaba soñando y no me había vuelto loco”.

Arnold no fue entrevistado por la prensa hasta el día siguiente (25 de Junio), cuando fue a la oficina del East Oregonian de Pendleton. Cualquier escepticismo de los reporteros se evaporó cuando fue entrevistado largamente Arnold. El historiador Mike Dash afirmó: “Arnold tenía los ingredientes de un testigo fiable. Era un hombre de negocios respetado y experimentado piloto… y parecía contar sin exagerar lo que había visto, ni añadió detalles sensacionales a su informe. También dio la impresión de ser un observador cuidadoso… Estos detalles impresionaron a los periodistas que lo entrevistaron y dieron credibilidad a su informe”.

Chicago Sun Kenneth Arnold

Chicago Sun del 26 de Junio de 1947 en donde se da la noticia del avistamiento de “objetos supersónicos” por parte de Kenneth Arnold. Es posible que en esta noticia apareciese por primera vez la palabra “platillo volador”.

Arnold pronto se quejó de los efectos de la publicidad en su vida privada. El 27 de Junio fue entrevistado diciendo: “No he tenido un momento de paz desde la primera vez conté la historia”. Luego afirmó que un predicador le había llamado y le dijo que los objetos que veía eran “precursores del fin del mundo” y que el predicador estaba preparando a su congregación “para el fin del mundo”. En otro encuentro, Arnold estremecido comentó que una mujer en un café de Pendleton se fijó en él y salió gritando: “Ahí está el hombre que vio a los hombres de Marte.” Ella se quedó sollozando, diciendo que tendría que hacer algo por los niños.

Luego agregó que: “Todo esto se ha ido de las manos. Quiero hablar con el FBI o alguien. La mitad de las personas que me miran lo hacen una combinación de Einstein, Flash Gordon y excéntrica. Me pregunto lo que mi esposa piensa cuando vuelva desde Idaho”.

Si analizamos lo descrito por Kenneth Arnold, veremos que tenía claro aparentemente lo que vio. Empezaron por llamarle la atención con un reflejo producido en una superficie metálica, de tal modo que se pensó que tendría otra aeronave muy cerca y la intentó divisar. “Volaban como un platillo si usted lo lanza a la superficie del agua”. “Volaron en una formación definida, pero irregularmente. Como los describí por aquel entonces, su vuelo era como los barcos en un agua brava o similar a la cola de una cometa china y le considero como si planearan contra el viento. O sería quizás la mejor descripción de sus características de vuelo como muy similares a una formación de gansos, algo como en una línea diagonal, como si fueran unidos. Como lo puse a los periodistas en Pendleton, Oregón, volaron como un platillo si usted lo lanza a la superficie del agua”. Pero el periodista confundió la característica de su vuelo, con la forma de los objetos. Este error, sumió a Kenneth Arnold en una gran frustración durante toda su vida y no se cansó nunca de intentar enmendar el error literario del periodista.

Montreal Gazette Kenneth Arnold

Montreal Gazette del 16 de Junio de 1947.

Arnold habla de posible origen no terrestre.

El 7 de Julio de 1947, en un artículo de la Associated Press, Arnold dijo que había recibido cantidades de cartas de admiradores con ganas de ayudar a resolver el misterio, en ninguna de ellas se le llamaba “excéntrico”. Al igual que el predicador del fin del mundo que habló con anterioridad con Arnold, muchos de los escritores de cartas hablaron una interpretación religiosa de su avistamiento. Pero otros, dijo, “sugieren que los discos eran los visitantes de otros planetas”. Arnold añadió que había comprado una cámara de cine, que ahora llevaría con él en cada vuelo, con la esperanza de obtener una prueba fotográfica de lo que había visto.

Arnold fue entrevistado por el Chicago Times: “… Kenneth Luis Arnold Luis… no está tan seguro que esos extraños artilugios estén hechos en este planeta. Arnold… dijo que esperaba que los dispositivos fueran realmente el trabajo del Ejército de Estados Unidos. Pero le dijo al Times en una conversación telefónica: “Si nuestro gobierno no sabe nada acerca de estos dispositivos, a la gente se le debe decir. Hay una gran cantidad de personas aquí que están muy perturbadas. Algunos piensan que estas cosas pueden ser de otro planeta pero no están perjudicando a nadie. Creo que sería lo peor el disparar a uno de ellos, en caso de poderlo hacer. su alta velocidad lo arruinaría por completo…” “Arnold, que apunta a la posibilidad que estos discos son de otro mundo, dijo, independientemente de su origen, que al parecer se dirigían a algún destino en concreto. El que los controlaba, dijo, obviamente no estaba tratando de hacer daño a nadie. Dichos discos estaban dando vueltas de manera tan abrupta y rodeando los picos que habría sido imposible para los pilotos humanos en el interior de sus aviones de haber sobrevivido a la presión. Por lo tanto, él también piensa que son controlados desde otro lugar, sin importar si es de Marte, Venus, o nuestro propio planeta”.

En un artículo de la Associated Press del 19 de Julio, Arnold reiteró su creencia de que si no fueran Ejército, entonces los objetos eran de procedencia extraterrestre: “El ex nadador y futbolista de la Universidad de Minnesota nos dice sus creencias:

1. Los discos no son de ningún país extranjero.

2. El Ejército podría dar la respuesta si quisieran, “si no tienen la explicación ahora, sin duda podrían hacer algo para averiguarla.

3. Si el Ejército no tiene ninguna explicación para estos discos puede ser, y sé que esto suena loco, porque son de otro planeta.

Arnold haría declaraciones similares cuando fue entrevistado por el periodista Edward R. Murrow en 1950.

En Abril de 1949, en un artículo escéptico en el Saturday Evening Post titulado “Lo que usted puede creer sobre platillos volantes”, Arnold fue asimismo citado: “Desde mis primeras observaciones y el informe de los llamados discos voladores, he gastado una gran cantidad de dinero y tiempo a investigar a fondo el tema… No hay duda en mi mente, de que estos objetos son aviones de un diseño extraño y de un material que es desconocido para la civilización de esta tierra”.

El artículo continúa diciendo: “Arnold mismo ha estado llevando a cabo una campaña en solitario para demostrar que vio algo fuera de lo normal ese día sobre el Monte Rainier… Arnold ha escrito otros artículos para Fate, uno de ellos titulado Luces fantasma sobre Nevada, y otro Están los Visitantes Aquí. En este último, se discute sobre el informe de un pescador que vio unas esferas de color púrpura extrañas con ojos de buey y que maniobraban sobre el río Corona, en Ontario, Arnold escribió: “Una vez más, podemos estar seguros de que estos globos de color azul-verde-morado canadienses no son meteoros, ni son fragmentos de un cometa o Venus. Entonces, ¿qué son?, ¿naves espaciales de otro mundo?”.

Es evidente que Arnold se inclinaba fuertemente desde el principio a la hipótesis extraterrestre para explicar lo que él y otros habían visto.

Kenneth Arnold con una ilustración de uno de los objetos que observó sobre Monte Rainier.

Kenneth Arnold informe FA

Informe de Kenneth Arnold a la inteligencia de las Fuerza Aérea con fecha 12 de Julio de 1947.

Corroboración.

El avistamiento de Arnold fue corroborado en parte por un prospector llamado Fred Johnson en el Monte Adams, que escribió a la inteligencia de la Fuerza Aérea que había visto a seis de los objetos el 24 de Junio más o menos al mismo tiempo que Arnold, había visto dichos objetos a través de un pequeño telescopio. Dijo que eran “redondos y cónicos”, “bruscamente en la parte frontal y con forma oval.” También señaló que los objetos parecían alterar su compás. Una evaluación del testigo por inteligencia de las Fuerzas Aéreas aseguró que creíble. Irónicamente, el informe de Johnson fue catalogado como el primer informe inexplicable OVNI en los archivos de la Fuerza Aérea, mientras que el de Arnold fue desechado como un espejismo, sin embargo, Johnson parecía estar describiendo una continuación del mismo evento que Arnold.

El Portland Oregon Diario informó el 4 de Julio que recibió una carta de un tal L.G. Bernier de Richland (Washington), 180 kilómetros al Este del Monte Adams y 230 kilómetros al Sureste de Monte Rainier. Bernier escribió que vio a tres de los más extraños objetos volar “casi de canto” hacia el Monte Rainier aproximadamente una media hora antes de Arnold. Bernier cree que los tres eran parte de una formación más grande. Indicó que viajaban a alta velocidad: “He visto a un P-38. Aparece aparentemente en un horizonte y luego desapareció en el horizonte opuesto en poco tiempo, pero estos discos sin duda viajaban más rápido que cualquier P-38. Sin duda, el Sr. Arnold los vio a pocos minutos o segundos más tarde, en función de su velocidad”. El día anterior, Bernier también habían hablado con su periódico local, el Richland Washington Villager, y fue uno de los primeros testigos en sugerir orígenes extraterrestres: “Creo que pueden ser visitantes de otro planeta”.

A unos 97 kilómetros al Oeste-Noroeste de Richland en Yakima (Washington), una mujer llamada Ethel Wheelhouse asimismo reportó el avistamiento de varios discos voladores que se movían a velocidades fantásticas al mismo tiempo que sucedía el avistamiento de Arnold.

Cuando la inteligencia militar comenzó a investigar el caso de Arnold a principios de Julio, encontraron a otro testigo en la zona. Un miembro del servicio forestal del estado de Washington que había estado de guardia contra incendios en una torre en Diamond Gap, a 32 kilómetros al Sur de Yakima, dijo haber visto “flashes” a las 3:00 p.m. el día 24 sobre el Monte Rainier (exactamente al mismo tiempo del avistamiento de Arnold), que parecían moverse en una línea recta. Del mismo modo, a las 3:00 p.m. Sidney B. Gallagher en el estado de Washington (posición exacta no especificada) informó haber visto nueve discos de destello brillante por el Norte.

Un periódico de Seattle también menciona a una mujer cerca de Tacoma que dijo que vio una cadena de nueve objetos brillantes volando a gran velocidad cerca del Monte Rainier. Por desgracia, esta breve noticia no era precisa en cuanto a tiempo o fecha, pero indicó que fue alrededor de la misma fecha que el famoso avistamiento de Kenneth Arnold.

Sin embargo, un piloto de un DC-4 alrededor de 24 kilómetros al Norte de Arnold en el camino a Seattle informó no haber visto nada inusual. (Este fue el mismo DC-4 visto por Arnold y que se utiliza para la comparación de tamaño).

Otros periódicos del área de Seattle también informaron de más avistamientos de destellos, se movieron rápidamente objetos de origen desconocido en el mismo día, pero no al mismo tiempo, como el avistamiento de Arnold. La mayoría de estos avistamientos fueron sobre Seattle o al Oeste de Seattle, en la ciudad de Bremerton, ya sea por la mañana o por la noche. En total, hubo al menos otros 16 registros de avistamientos OVNI el mismo día de Arnold en la zona del estado de Washington.

La alerta continúa.

El principal avistamiento que corroboraba de alguna forma lo vivido por Kennet Arnorld se produjo diez días más tarde (4 de Julio) cuando la tripulación de un avión de United Airlines sobre Idaho camino a Seattle también vio de cinco a nueve objetos en forma de disco que seguían su avión durante 10 – 15 minutos antes de desaparecer repentinamente. Al día siguiente, en Seattle, Arnold se reunió con el piloto, Capitán Emil J. Smith, y el copiloto y comparó los detalles del avistamiento. La principal diferencia era que el equipo de United Airlines pensó que los objetos aparecieron en bruto en la parte superior de su aparato. Este fue uno de los pocos avistamientos que Arnold sintió que era fiable, la mayor parte del resto pensaba que era el público el que quería ver otras cosas y dejar correr su imaginación. Arnold y Smith se convirtieron en amigos, se reunieron de nuevo con oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea el 12 de Julio y presentó varios informes de avistamientos, a continuación, se unió a finales del mes de Jului al equipo de investigación del extraño incidente de la Isla de Maury.

Un avistamiento similar de ocho objetos también se produjo en Tulsa (Oklahoma), el 12 de Julio de 1947. En este caso, una foto fue tomada y publicada en el Tulsa Daily World al día siguiente. Curiosamente, el fotógrafo, Enlo Gilmore, dijo que en ampliaciones de la foto, los objetos se parecían béisbol guantes de béisbol. Él era de la opinión de que los militares tenían una flota secreta de aviones. Había sido un oficial de artillería en la Marina durante la guerra, y gracias al uso de información de otro testigo, también un veterano, que realizó una triangulación y llegó a la estimación de que la velocidad del objeto era 2.700 kilómetros por hora, esencialmente las misma estimación que hizo Arnold. Uno de los objetos, dijo, parecía tener un agujero en el medio.

OVNI Tulsa 12 Julio 1947

Fotografía de una formación de objetos similares a los que observó Kenneth Arnold sobrevolando Tulsa el 12 de Julio de 1947 aparecida en el diario Darly World.

Dos o tres fotos de un objeto similar, solitario, fueron tomadas por William Rhodes sobre Phoenix, Arizona, el 7 de Julio de 1947, y apareció en un periódico local de Phoenix y en algunos otros periódicos. El objeto era redondeado en el frente con una media luna trasera. Estas fotos también parecen mostrar algo parecido a un agujero en el centro, aunque Rhodes pensó que era una especie de toldo. Los negativos y copias de Rodhes fueron posteriormente confiscados por el FBI. Sin embargo, las fotos se muestran en posteriores informes de inteligencia de la Fuerza Aérea.

Arnold pronto vio una muestra de las fotos de Rhodes cuando se reunió con dos oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea. Él comentó: “Fue un disco casi idéntico al platillo volante tan peculiar que me ha estado preocupando desde mi observación original. El que se veía diferente del resto y que nunca había mencionado a nadie”. Como resultado, Arnold sintió que las fotos Rhodes eran auténticas.

William Rhodes OVNI

OVNI fotografiado por William Rhodes el 7 de Julio de 1947.

Publicidad y orígenes del término “platillo volante”.

El caso de Arnold fue presentado por primera vez en un par de ediciones de periódicos de la tarde el 25 de Junio, y el 26 de Junio apareció en numerosos diarios de Estados Unidos, Canadá y también extranjeros. Sin excepción, de acuerdo con Bloecher, la historia de Arnold fue inicialmente relacionada con un tono serio, ecuánime. Los primeros reporteros enviados para entrevistar a Arnold fueron Nolan Skiff y Bill Bequette del East Oregonian de Pendleton (Oregón), el 25 de Junio, y la primera historia del avistamiento de Arnold fue escrita por Bequette, apareciendo en el periódico el mismo día. El término “platillo volante” realmente apareció el 26 y 27 de Junio en varios periódicos para describir a los objetos citados por Kenneth Arnold. En un informe del 12 de Julio de las Fuerzas Aéreas se describe a los objetos con “forma de platillo”.

Para complicar aún más las descripciones de formas, un mes después de su avistamiento, Arnold fue a participar en la investigación del extraño incidente de la Isla de Maury. Arnold fue enviado por un editor de revistas de Tacoma para investigarlo, aunque finalmente recayó el esclarecimiento de los hechos en las Fuerzas Aéreas. En una reunión con dos oficiales de inteligencia de dicho cuerpo (los mismos que lo entrevistaron el 12 de Julio y para quien escribió su informe), Arnold reveló por primera vez que uno de los nueve objetos era diferente, siendo más grande y con más forma de media Luna. Fue en este momento que Arnold también se le mostraron las fotos de Rhodes en las que se observa un objeto en forma de media Luna sobre Phoenix, que Arnold consideró auténticos debido a la forma inusual.

Kenneth Arnold OVNI

Kenneth Arnold mostrando la ilustración de uno de los OVNIS que pudo observar sobre Monte Rainier.

Informes generalizados de avistamientos OVNI tras el de Arnold.

En las semanas que siguieron al avistamiento de Arnold, alrededor de cien casos OVNI tuvieron lugar en Estados Unidos y en todo el mundo, muchos de ellos descritos como objetos con forma de platillo. Uno de los avistamientos fue reportado por la tripulación de un avión de United Airlines que divisó nueve objetos discoidales sobre Idaho el 4 de Julio. Este caso generó probablemente muchas más hojas de periódico y cobertura informativa que el del propio Arnold.

En total llegaron a contabilizarse ese año unos 853 avistamientos de platillos volantes de los que se hicieron eco tanto periódicos de Estados Unidos como de Canadá. Para añadir más intriga a estos hechos, el ejército de Estados Unidos señaló que no tenía ningún tipo de aeronave sobre el Monte Rainier en el momento de los hechos que Arnold describió. Sin duda el caso más famoso sucedido en 1947 y uno de los más célebres de la historia de la ufología fue el conocido como Caso Roswell, más información en: https://laexuberanciadehades.wordpress.com/2015/03/04/caso-roswell/

En una entrevista de 1950 con el periodista Edward R. Murrow, Arnold informó haber visto objetos similares en otras tres ocasiones, y dijo que otros pilotos que vuelan en el Noroeste de los Estados Unidos habían avistado objetos similares como unas ocho veces. Los pilotos sintieron inicialmente el deber informar de los objetos a pesar de las burlas, dijo, porque pensaban que el gobierno de Estados Unidos no sabía lo que eran. Arnold no afirmó que los objetos eran naves extraterrestres, aunque sí dijo: “Siendo nacido en América, si no es hecha por nuestra ciencia o nuestras Fuerzas Aéreas, me inclino a creer que es de un origen extraterrestre”. Luego añadió que él pensaba que todo el mundo debería estar algo preocupado, pero “yo no creo que sea algo que la gente deba volver histérica”.

Investigación militar de la historia de Arnold.

La conclusión formal pública de la Fuerza Aérea del Ejército era que Arnold había visto un espejismo, a pesar que en el informe realizado por el teniente Frank Brown y el capitán William Davidson se decía que Arnold realmente había visto lo que afirmaba. Avistamientos de OVNIS producidos en esas mismas fechas y posteriores fueron considerados como identificaciones erróneos de globos meteorológicos. El Mayor Edward J. Ruppelt aseguró que una vieja teoría sobre el caso Arnold es que éste confundió la nieve levantada por el viento en los picos del Monte Rainier y alrededores con objetos voladores no identificados.

Explicaciones de escépticos.

La mayoría de las explicaciones de escépticos sugieren a equivocaciones o falsas identificaciones que pudo tener Arnold. El científico Steuart Campbell cree que lo que vio Arnold fue un espejismo, la misma conclusión a la que llegó la investigación militar. Philip J. Klass, ingeniero, periodista e investigador piensa que Arnold pudo haber identificado de forma errónea un grupo de meteoros. James Easton sin embargo fue de los primeros en sugerir que dichos platillos volantes no eran más que una bandada de pelícanos. El historiador Richard Carrier da una versión similar a la de Easton, asegurando que un grupo de gaviotas podría haber confundido a Arnold. Sin embargo, todas estas teorías escépticas pueden ser fácilmente rebatidas según el físico Bruce Maccabee, el grupo de meteoros requeriría una velocidad más lenta y una duración excesivamente mayor, algo no compatible con los avistamientos habituales de meteoritos chocando contra nuestra atmósfera. Igualmente, ningún pájaro puede reflejar la luz del Sol de una manera tan brillante como la que describió Arnold pormenorizadamente.

Bruce Maccabee

Bruce Maccabee en 1993.

El astrónomo y astrofísico Donald Menzel realizó una serie de teorías acerca de lo que Arnold pude observar aquel día sobre Monte Rainier.

En 1953 Menzel sugirió que Arnold nubes de nieve producidas por el viento que soplaba desde las montañas al Sur del Monte Rainier. Según Maccabee, tales nubes tienen un brillo brumoso, no se concuerdan con el potente brillo de espejo descrito por Kenneth Arnold.

En 1963 Menzel propuso que Arnold había visto nubes orográficas u ondas de nubes, algo con no demasiada base ya que el propio Arnold afirmó tajantemente que el cielo estaba completamente despejado aquel día. Además de esto, ninguna nube puede brillar de esa forma o moverse a la altísima velocidad descrita.

En 1971 Menzel dijo que Arnold vio gotas de agua sobre las ventanillas de su avioneta pero esto se contradice con el testimonio del propio Arnold según Maccabee.

El caso Arnold es sin duda uno de los más apasionantes en la historia de la ufología y el que comenzó una era de avistamientos de lo desconocido que, quizá con menor intensidad o publicidad, prosigue hasta nuestros días. Un misterio de difícil explicación pero igualmente apasionante.

Kenneth Arnold

Fuentes: Wikipedia, elaboración propia.

 
 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: