RSS

El Demonio de Dover

26 Oct

El conocido como Demonio de Dover (llamado así por la escritora Loren Coleman) es una criatura criptozoológica perteneciente a la cultura popular estadounidense. Se le describe como un monstruoso ser enano, con aspecto humanoide aunque de piel grisácea, cabeza gigante, largos dedos, ojos amarillos o verdes y sin boca, nariz u oídos visibles. Aunque en el último avistamiento se describo como ojos anaranjados y andaba a cuatro patas. Fue investigado por criptozoólogos y ufólogos por primera vez tras supuestamente ser visto por seis jóvenes entre el 21 y el 22 de Abril de 1977 en la localidad de Dover, Massachusetts (Estados Unidos). Hay que destacar que una criatura similar, denominada Mannegishi (humanoides de cabeza redonda sin nariz, de piernas largas y flacas y manos con seis dedos que según la leyenda viven entre rocas en los rápidos de ríos y torrentes) existe en la mitología de los indígenas canadienses, y otra también similar denominada Backoo aparece en la mitología de nativos africanos.

demonio-de-dover

El primer avistamiento como tal del Demonio de Dover se produjo en la noche del 21 de Abril de 1977. Bill Bartlett de 17 años conducía su coche junto a dos amigos más a eso de las 22:30 cuando de repente vio un extraño ser escalando un montículo de piedras a un lado de la carretera. Inicialmente pensaron que se trataba de un perro hasta que los faros del vehículo iluminaron a la criatura y pudo ver como la criatura giró la cabeza mirándolo con sus brillantes ojos de color naranja. Efectivamente, su cabeza era de un gran tamaño, con forma de sandía y desproporcionada con el resto del cuerpo el cual era pequeño y con largas y finas extremidades y dedos. El ser además aparentemente carecía de oídos, boca y nariz; tampoco presentaba pelo aunque su piel parecía ser áspera. No rebasaba el metro de altura y solo fue visto por Bill, ya que sus amigos miraban a otra parte del sendero en ese momento.

En concreto Bill Bartlett describió así a la criatura: “Parecía tener el cuerpo de un bebé, con las extremidades exageradamente largas. Su cabeza era desproporcionada en relación con su tamaño, era grande y con una extraña forma como de sandía. Su color, además, era muy pálido, casi blanquecino, y su piel parecía papel de lija mojado. Los dedos de sus manos eran largos y finos, y al ser deslumbrada la criatura se quedó mirando con unos penetrantes, grandes y vidriosos ojos de color anaranjado, que además era lo único que podía distinguirse en su rostro”.

El segundo avistamiento se produjo cuando John Baxter de 15 años se topó frente a frente con la criatura cuando volvía por un camino a su casa. Pensó en principio que era un conocido, entonces lo llamó y no obtuvo respuesta, mientras se iban acercando hasta que se detuvieron ambos a unos metros. El joven preguntó quién era y la criatura semioculta en unos arbustos echó a correr, el joven Baxter siguió al ser por un prado hasta un barranco. La criatura se detuvo mientras lo miraba con sus ojos anaranjados hasta que el joven se dio cuenta que no era bueno quedarse allí y echó a correr. Baxter una vez en casa realizó un dibujo que coincidía con la descripción realizada por Bill Bartlett del monstruo.

demonio-de-dover-google-earth

Vista desde Google Earth del posible lugar de encuentro de John Baxter con el Demonio de Dover.

john-baxter

John Baxter mostrando el dibujó que realizó del Demonio de Dover.

demonio-de-dover-dibujo-john-baxter

Dibujo del Demonio de Dover realizado por John Baxter.

Al día siguiente el Demonio de Dover fue de nuevo visto por Abby Brabham de 15 años y Will Taintor de 18, quien lo acompañaba de vuelta a casa, los cuales se asustaron mucho cuando vieron a la criatura. Taintor era amigo de Bartlett y sabía lo que había visto este la noche anterior. La descripción dada por ambos muchachos coincidía con las dos anteriores, a excepción de que en este caso el ser parecía tener los ojos de color verde.

Cuando los investigadores interrogaron a los testigos, se sintieron impresionados por la conformidad entre sus declaraciones. También se impresionaron cuando el jefe de policía, el director del instituto, los profesores y los padres de los jóvenes dijeron que éstos eran veraces y dignos de toda confianza. Como observó uno de los investigadores, Walter Webb, al terminar su estudio del caso: “Ninguno de los cuatro había tomado drogas ni bebido cuando habían visto aquello, por lo que pudimos saber… Ninguno de los personajes de este asunto hizo el menor intento de acudir a los periódicos o a la policía para dar publicidad a sus afirmaciones. Antes al contrario, sus visiones trascendieron gradualmente. En cuanto a la idea de que los testigos fueron víctimas de alguna broma, esto resulta bastante improbable”.

Estos tres han sido hasta la fecha los únicos avistamientos del Demonio de Dover, nadie lo ha vuelto a ver desde entonces y no se ha podido aclarar si realmente los jóvenes (sin olvidar la posible invención) se toparon con algún animal o con algo mucho más extraño, ya que las descripciones dadas parecen hacer referencia a un ser con características similares y ya conocidas dentro de la ufología cuando se habla de los extraterrestres conocidos como “grises”.

La escritora y experta en criptozoología Loren Coleman, investigó el caso profundamente pocos días después de los avistamientos de 1977 y entrevistó a los testigos. Coleman asegura que este es un caso extraordinario y único, sin conexiones aparentes con otros fenómenos extraordinarios. “Nada como el Demonio de Dover ha sido reportado antes o después de los sucesos de 1977, la criatura no entra en las descripciones del Chupacabras, extraterrestres de Roswell o los duendes que atacaron a una familia en Hopkinsville en 1955”, afirma Coleman.

Cabe destacar que en la zona en donde se produjeron los avistamientos del Demonio de Dover, otras personas aseguran haber visto extrañas criaturas en los bosques aledaños. Mark Sennott y sus amigos afirmaron ver un “demonio” en el estanque del Parque Channing en las afueras de Dover en 1972. Sennott dijo: “No estoy seguro si realmente vimos algo. Pensamos que sí… Vimos una figura pequeña en la profundo del bosque, moviéndose hasta el borde del estanque. Quizá fue un animal pero no lo sabemos”. La policía aseguró a Sennott que lo investigaría pero al final no hubo más noticias de las supuestas averiguaciones policiales al respecto.

En Diciembre del año 2010 circularon de forma viral una serie de imágenes en Internet de una extraña criatura con semejanzas al Demonio de Dover que parecía haber sido captada por un cazador de ciervos en la reserva de Berwick (Louisiana, Estados Unidos). Se dijo que podrían ser campañas publicitarias virales de la película Super 8 o del videojuego Resistance 3 pero nunca llegó a confirmarse este respecto. En la actualidad todo parece indicar que fue un fraude obra de un cazador con talento para los efectos digitales.

monstruo-berwick

Supuesta criatura captada en la reserva de Berwick.

A fecha de hoy prosigue el misterio sobre los tres avistamientos del Demonio de Dover producidos el 21 y 22 de Abril de 1977.

demonio-de-dover

Fuentes: Wikipedia, leyendadeterror.com, todomisterio.com, granmisterio.org, elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

2 Respuestas a “El Demonio de Dover

  1. specialk

    26 octubre, 2016 at 17:00

    Molaría como mascota.
    Bromas aparte, muy buena entrada ☺

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: