RSS

Como ángeles caídos

30 Mar

Sueños rotos, sobresaltados, disipados por un grito en la noche, es el terror que se acerca a tu cama con un rictus congelado en ira y deseos de aprobación. “¿Ves?, lo hice por ti, aniquilé el pasado por un presente contigo”.

La sangre en nuestras manos arde, quema como ascuas del Infierno, pero todo sea por dibujar un gesto de aprobación en el siempre caprichoso rostro del amor, una mueca de satisfacción entre tantas ocasiones desperdiciadas y renqueantes intentos de superación.

Gotas de sudor en cascada por la cara, pelo empapado en rizos de locura, manos penitentes y temblorosas que exudan ansias de redención, pero la oscuridad de una mente enferma no deja cambiar los crímenes de corazón cometidos.

Acabados, deshechos porque el cielo nos cerró las puertas de un portazo y ahora únicamente prendemos incredulidad con la gasolina de la frustración, por si hay alguna luz al final de este túnel de locura en el que nos hemos internado para no volver.

Justamente para no volver, como la cordura fugaz que hizo acto de presencia recriminando nuestro caos con palabras severas y desprecio no disimulado. Es el final, todo ardiendo en una vorágine en donde el silencio es ruido insoportable que ensordece nuestros sentidos saturados.

Caemos, caemos entre rayos de luz, estrellas lejanas y nubes espesas, caemos como ángeles caídos de Doré, como parias entregados a un incendio que ahora somos incapaces de apagar; caemos hoy para mañana ganar la guerra.

Algún día, con alas negras, alzaremos el vuelo. A partir de hoy el cielo se convertirá en ese rincón lejano de aquello que nosotros llamamos Paraíso. Así, entre cenizas humeantes, resurgimos, gritando a coro en la noche que esperaba paciente la muerte de nuestro ímpetu.

Y ahora soñemos, como ángeles caídos, sin nada de lo que arrepentirnos, soñemos con ver arder el mundo.

12 Book III - Towards the coast of Earth beneath, down from the Ecliptic, sped with hoped success, throws his steep flight in many an aerie wheel

Gustave Doré – Ilustración para el Paraíso Perdido de John Milton (1866).

Anuncios
 
8 comentarios

Publicado por en 30 marzo, 2016 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , , ,

8 Respuestas a “Como ángeles caídos

  1. Isa

    30 marzo, 2016 at 13:07

    Soñemos, pues. Un relato muy hermoso, gracias por compartirlo.

     
  2. Lourdes

    30 marzo, 2016 at 15:23

    Muy bueno. Es impagable el que cada miércoles sorprendas con relatos como este.

     
  3. Kath Wheel

    31 marzo, 2016 at 00:25

    No se me ocurre un modo mejor de esperar la ansiada pesadilla esta noche. Realmente bueno, le felicito.

     
  4. Sandra

    31 marzo, 2016 at 00:54

    Muy bueno! Relatos como este enganchan..

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: