RSS

Rojo adiós

03 Feb

Nunca un silencio golpeó con tanta fuerza el pecho, haciendo tambalear cada resquicio de resistencia, desmoronando la integridad que ahora huye a toda prisa al atardecer. Puños cerrados abiertos, lento caer, bandera blanca, el corazón se rinde a la contundencia de una nada que en sí lo dice todo y explica el porqué de tanta conmoción bajo la lluvia.

Mata esta manera de morir, inspira a este corazón golpeado con las verdaderas razones de tu impasibilidad. Si ahora este cielo se derrumba sobre ti, llegó el momento de culpar al destino y sus devaneos de amarga simpatía, de su elegancia sibilina al marcar un adiós con rojo pintalabios en tu mejilla y rojo fuego en tu pecho; casi sin darte cuenta, sin rencor.

Sin miedo, abanderando la derrota, llega el invierno y el frío anquilosa, aún más si cabe, las ansias de respuesta, de reacción ante lo inevitable y sus consecuencias. Pide disculpas, por estar rodeado por estas viejas antiguallas de recuerdos incómodos y locuras disfrazadas de la heroicidad que durante tanto tiempo falsearon.

Nada que celebrar, y aun así un cortante brindis en copas rotas para desgarrar los labios será el mejor método para volver a recuperar la sensibilidad, y percibir así el sabor a metal caliente deslizándose por la garganta. No tengas miedo, cancela todos tus compromisos, el momento llegó y queda claro que te arrancaron el corazón con un solo gesto, una mirada de soslayo.

Sonríe, porque te han partido en dos y tu aparente entereza no es más que una carcasa frágil que se desmorona en su interior. Recupérate, puesto que la brutalidad de su amor solamente es equivalente a la debilidad de su constancia. Guarda en un cajón todos los deseos que se apelotonan en tu pecho y esas memorias fotográficas de aquel abrazo tan revelador.

Así vivimos, en el flirteo tambaleante y sugerente de velas encendidas en la noche; con entereza, sí, pero sin nada que celebrar y el corazón en las manos.

Corazón hilos

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 3 febrero, 2016 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

2 Respuestas a “Rojo adiós

  1. Isa

    3 febrero, 2016 at 21:25

    Desgarrador relato por su fuerza y pureza, commovedora a carta cabal. Me encanta. 👏👏

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: