RSS

La Casa Maldita de Amityville

10 Jun

Antecedentes.

El 13 de Noviembre de 1974 los cuerpos de Ronald DeFeo, Sr. (43), Louise DeFeo (42) y cuatro de sus hijos: Dawn (18), Allison (13), Marc (12) y John Matthew (9) eran encontrados muertos en el 112 de Ocean Avenue de Amityville (Long Island, Nueva York), domicilio que los DeFeo habían comprado en 1965. Todos ellos había muertos tiroteados con un rifle Marlin 336C de calibre .35C alrededor de las 3 de la mañana de ese mismo día. Según la policía del condado de Suffolk, los cuerpos habrían sido encontrados boca abajo en sus camas aunque había señales de que tanto Louise y Allison se habrían despertado antes de ser disparadas.

Ronald DeFeo, Jr. apodado como “Butch” e hijo mayor de los DeFeo, habría alertado a diversas personas en un bar de Amityville de que alguien había tiroteado a su familia y aunque en un primer momento aseguró a la policía de que un asesino a sueldo de la mafia había sido el autor de los crímenes, el día siguiente en comisaría confesó que él mismo había sido el que había perpetrado el asesinato de su propia familia: “Una vez que comencé, no pude detenerme. Todo pasó muy rápido”. DeFeo admitió que se había tomado un baño, se había vestido, y había desechado las pruebas cruciales como la ropa manchada de sangre, el rifle Marlin y cartuchos en su camino a trabajar como de costumbre.

El juicio de DeFeo comenzó el 14 de Octubre de 1975. Él y su abogado defensor William Weber montaron una defensa afirmativa de locura, con DeFeo afirmando que voces en su cabeza le insistían llevar a cabo los asesinatos: “Acaba con ellos, mátalos”, le decían esas supuestas voces. La locura fue apoyada por el psiquiatra de la defensa, Dr. Daniel Schwartz. El psiquiatra de la acusación, Dr. Harold Zolan, sostuvo que a pesar que DeFeo era un abusador de la heroína y LSD, tenía un trastorno antisocial de la personalidad y estaba consciente de sus acciones en el momento del crimen.  El 21 de Noviembre de 1975, DeFeo fue encontrado culpable de seis cargos de asesinato en segundo grado. El 4 de Diciembre de 1975, el Juez Thomas Stark sentenció a Ronald DeFeo, Jr. a seis penas consecutivas de 25 años a cadena perpetua.

DeFeo actualmente se encuentra en Green Haven Correctional Facility, Beekma (Nueva York), y todas sus apelaciones a la junta de libertad condicional hasta la fecha han sido rechazadas. Según el informe oficial acerca de los asesinatos perpetrados por DeFeo a su propia familia: “Los crímenes presentaban algunas peculiaridades que indicaban rasgos sádicos solo explicables en una mente enferma. La familia había sido narcotizada en la víspera, lo que garantizó al asesino el sueño profundo de sus víctimas. Todos dormían de bruces, con las cabezas apoyadas sobre los brazos cruzados. Todos habían sido fusilados con un arma potentísima, por la espalda, excepto la madre, que recibió un disparo en la cabeza”.

Alrededor del asesinato de los DeFeo hay una seria de controversias añadidas. Las seis víctimas fueron encontradas boca abajo en sus camas sin signos de lucha o sedantes, llevando a la especulación de que alguien de la casa debería haber sido despertado por el ruido de los disparos. Los vecinos informaron no escuchar ningún disparo. La investigación de la policía concluyó que las víctimas estaban durmiendo (posiblemente bajo los efectos de nárcoticos suministrados por DeFeoen la sopa de la cena) al momento de los asesinatos, y que el rifle no había sido equipado con un supresor. Los oficiales de policía y el médico forense que asistió a la escena estaban confundidos por la rapidez y la magnitud de las matanzas, y consideraron la posibilidad de que más personas habían sido responsables del crimen. Durante su tiempo en prisión, Ronald DeFeo se le han dado varias versiones distintas acerca de cómo fueron los asesinatos, todos ellas incompatibles con las pruebas halladas en la escena del crimen según los investigadores del propio caso.

Casa Amityville

Familia Lutz.

George y Kathy Lutz, ambos de treinta años, adquirieron la casa de los DeFeo (de estilo colonial holandés y que su construcción data de alrededor de 1924) a un precio bastante más reducido de lo que sería habitual en una casa de tales dimensiones ya que poseía tres pisos, seis dormitorios, amplio cuarto de estar y salón, tres baños, atrio cerrado, sótano, garaje para dos coches, piscina de agua caliente, caseta para los botes y todo ello por unos 80.000 dólares. La antigua casa de los DeFeo llevaba alrededor de un año en venta.

Cabe destacar que los Lutz habían visitado más de cincuenta viviendas en la costa Sur de la isla entre Julio y Noviembre de 1975, antes de decidirse a buscar en Amityville. Ninguna casa de precio comprendido entre treinta mil y cincuenta mil dólares reunía todos los requisitos que los Lutz querían que tuviera su nuevo hogar; que estuviese cerca del mar y que George pudiera trasladar ahí su oficina, ya que poseía su propia empresa topográfica “William H. Parry, Inc.”.

Se dice que al mirar las magníficas vistas de aquélla casa, George Lutz advirtió que los postigos de las casas vecinas, estaban cerrados en todas las direcciones que apuntaban a la casa, pero no cuando apuntaban a otras casas distintas.

Finalmente George y Kathy Lutz se mudarían a su nueva vivienda con los tres hijos del matrimonio anterior de Kathy: Christopher, Danny y Missy. Se dice que el caso de los Lutz solamente se debió a fines de Lucro, ya que después de que ellos se fueran de la casa Amityville, ésta ha pasado de dueño en dueño y nadie más ha tenido experiencias extrañas, lo que pone en duda algunas de las teorías paranormales que los Lutz defendieron acerca de los fenómenos que sufrieron en dicha casa durante su estancia, la cual duró únicamente 28 días.

George y Kathy Lutz

George y Kathy Lutz.

Fenomenología paranormal.

Según el propio testimonio de los Lutz, ya desde el primer día que entraron a habitar la cosa sucedieron hechos extraños, uno de ellos es el relacionado con el padre Pecoraro, el cual fue llamado para que bendijera la casa. Cuando el sacerdote estaba en una de las habitaciones, escuchó una rotunda voz que decía: “¡Fuera de aquí!”. Otros raros fenómenos que sucedieron durante las primeras jornadas de estancia de los Lutz en la casa refieren a ruidos y golpes en la puerta principal y a encontrar abiertas las puertas de la caseta de los botes aunque George Lutz aseguraba haberlas dejado bien cerradas poco tiempo antes. También cabe destacar la presencia de cientos de moscas en la ventana del cuarto de costura y la apertura sin motivo aparente de otras puertas y ventanas de la casa.

Entre otros de los fenómenos que narraron los Lutz podemos señalar:

  • Presencia de supuestas figuras demoníacas: En dos ocasiones apareció una figura espeluznante que más tarde los demonólogos definieron como una manifestación demoníaca. Aquel supuesto ser que se manifestó en la chimenea del cuarto de estar por primera vez, imprimió su rostro en fuego sobre la pared de ladrillos de la casa. La segunda aparición fue en el cuarto de los niños, éstos empezaron a gritar, en mitad de la noche, que había un monstruo bajo sus camas. Cuando George salió de su habitación para investigar, efectivamente, ahí había una enorme figura blanca, con una capucha y un rostro realmente espantoso, y estaba bajando las escaleras principales de la casa. Ese fue el hecho que finalmente colmó el vaso e hizo que los Lutz huyeran literalmente de su casa.
  • Jodie: Missy aseguró comunicarse con alguien llamado “Jodie”, ser o entidad que investigadores posteriores calificaron de origen demoníaco, el cual se manifestaba con forma de cerdo, seguramente para adoptar una forma menos terrorífica a ojos de una niña pequeña. Kathy Lutz afirmó que su hija Missy hablaba con Jodie, “un cerdito, amigo suyo”, que sólo ella podía ver. En una ocasión, el propio George Lutz dijo haber visto asomada en la ventana a Missy y detrás de ella a un enorme cerdo, tras entrar en la casa de forma apresurada, pudo comprobar que la niña dormía plácidamente en su cama y que no había rastro alguno de dicho cerdo. Kathy Lutz también dijo haber visto en una ocasión unos ojos rojos flotando en la ventana y tras salir fuera de la casa, comprobó junto a su marido la presencia de pisadas porcinas en los aledaños de su propiedad. En otra ocasión, cuando Kathy entró y vio moverse sola la pequeña mecedora de Missy. Kathy se asustó pero no lo hizo notar delante de su hija, que seguía canturreando. De pronto, Kathy le preguntó a su hija que con quién hablaba, y la niña le respondió que con Jodie y le contó lo que él le había dicho. Jodie le había dicho a Missy que antes vivía un niño en su habitación pero se puso muy enfermo y murió. También le dijo que Kathy no le gustaba y que no quería que se acercase a él, y que Missy se quedaría en la casa para siempre y jugaría con el niño que se puso enfermo y murió. Al escuchar esto último, Kathy se horrorizó y le preguntó a Missy por dónde se había ido Jodie. La niña señaló hacia la ventana y cuando Kathy miró, había un cerdo enorme lanzando un gemido horrible. Kathy se puso a gritar histérica y George se alarmó y subió. Él también vio al cerdo y entonces cogió una silla del cuarto de la niña y la arrojó por la ventana. Jodie empezó a gritar y se fue corriendo por la nieve. La niña hizo un dibujo de aquel ser corriendo en la nieve. El abogado de Ronald DeFeo declaró en un programa de televisión del canal Discovery que él mismo le había contado a los Lutz muchas de las anécdotas de las cuales tranquilamente se pudieron haber válido para idear las famosas “apariciones paranormales”. Weber les dijo que los vecinos de la casa tenían un gato que a menudo saltaba a la ventana del segundo piso de la casa, y que de noche se podían ver sus ojos brillantes, que no tenían nada sobrenatural, y que probablemente era lo que los Lutz veían.
  • Existencia de una habitación roja: Descubierta en el sótano de la casa por Kathy y George, se encontraba escondida detrás de unos tablones de madera. Detrás de aquella alacena había una habitación muy pequeña de aproximadamente de 1,20 por 1,50 metros, completamente pintada de rojo, suelo y techo incluidos. Dentro de aquella pequeña habitación se hallaba una especie de pozo mal sellado que desprendía un olor fétido. George consultó los planos de la casa y ni la habitación ni el pozo aparecían en ellos. Posteriormente, George se enteró de que Ronald DeFeo se dedicaba a sacrificar cerdos y otro tipo de animales dentro de la pequeña habitación. Asimismo, en un documental de Discovery reveló, a través del testimonio de uno de los más íntimos amigos de la infancia de la familia DeFeo, que la habitación roja fue pintada por los mismos hijos de Ronald DeFeo padre y Louise DeFeo para utilizarlo como cuarto de juegos. Los Lutz tras consultar un registro del propio municipio de Amityville, descubrieron que en los terrenos de su propiedad se había edificado cuatro siglos antes un sanatorio para indios americanos en donde los enfermos ya desahuciados iban allí prácticamente para morir. También uno de los brujos de Salem y que fue desterrado de dicha ciudad, acabó en residiendo Amityville. Todos estos hechos los terminaron relacionando los Lutz con dicha habitación roja.
  • Sustancias extrañas: Los Lutz alertaron en varias ocasiones de la presencia de un limo negro en los retretes de la casa, limo que además desprendía un olor nauseabundo. También aseguraron que una especie de sustancia gelatinosa surgía de las paredes y de diversos rincones de la casa, incluso de las propias cerraduras, dicha gelatina verdosa fue definida como ectoplasma por los investigadores de lo paranormal que trataron posteriormente este caso.
  • Jimmy y Carey: Jimmy era el hermano mayor de Kathy, y Carey era su prometida y posteriormente, su esposa. El día de la boda de Jimmy, éste fue al 112 de Ocean Avenue para visitar a su hermana y a su cuñado George. Jimmy traía consigo un sobre que portaba 1.500 dólares para su viaje de luna de miel con Carey. Pidió a George que le guardara el sobrecito hasta el día en que se fueran de viaje, y lo dejó encima de la mesa de la cocina. Fueron a sentarse a la sala de estar, y cuando volvieron a la cocina el sobrecito no estaba. Lo buscaron por todas partes, les preguntaron a los niños, miraron debajo de las alfombras… Pero el sobre nunca apareció, tampoco después del viaje de luna de miel. Tras su luna de miel, Jimmy y Carey se quedaron una noche en casa de los Lutz. Ellos durmieron en la cama de Missy y la pequeña, en una litera plegable en otra habitación. Mientras todos dormían plácidamente, Carey se despertó con un gran grito. George y Kathy fueron corriendo hacia la habitación donde Carey y Jimmy estaban durmiendo, y ahí encontraron a Jimmy abrazando a su mujer, que estaba realmente horrorizada. Carey dijo que se había despertado porque un niño que estaba sentado en la silla de enfrente, le había estado tocando los pies, y que le dijo que le ayudara porque estaba muy enfermo. Jimmy intentó tranquilizar a su esposa diciéndole que habría sido una pesadilla, pero George tocó la silla donde supuestamente había estado sentado aquel niño y aún estaba el sitio caliente. Carey estaba tan segura de lo que había visto que nunca más quiso volver a acercarse al 112 de Ocean Avenue.
  • Francine: George se puso en contacto con un amigo que a su vez conocía a una mujer llamada Francine, la cual aparentemente poseía poderes de mendiumnidad. Francine una vez en la casa afirmó que en la cocina había un anciano y una anciana y que posiblemente habían sido dueños anteriores de la casa o simplemente decidieron alojarse ahí después de su muerte, en su casa. Francine se dirigió al sótano y dijo que seguramente eso hubiera sido un lugar de enterramiento, porque notaba que había gente enterrada bajo el suelo, y que seguramente alguien hubiera sido asesinado. Después sugirió salir del sótano, no le gustaba nada ese lugar. Subió al primer piso y al acercarse al cuarto de costura y al de Missy no quiso entrar. Dijo que ese lugar estaba lleno de energía negativa y que no quería entrar. En el cuarto de jugar de los niños dijo exactamente lo mismo, notando además extrañas corrientes de aire frío. Después de un breve recorrido por la casa, Francine se marchó abrumada por lo que ella mismo definió como “malas energías”.
  • Psicosis creciente en George Lutz: El propio George parecía uno de los más afectados a medida que pasaba el tiempo en su nueva casa. Además de estar prácticamente helado todo el día aunque la temperatura resultase agradable para el resto de la familia Lutz, comenzó a tener sueños y alucinaciones en las que veía a su mujer convertida en una especie de bruja a la que se le caían los dientes y el pelo. También solía despertarse sobresaltado cada noche a las 3:15, misma hora a la que se cometió el crimen de los DeFeo.
  • Fenómenos poltergeist: Los Lutz aseguraron haber sufrido diversos episodios poltergeist durante su estancia en la casa, puertas y ventanas que se abrían de forma brusca, sonido de bombos, trombones y platillos al estilo de un desfile militar, movimiento de muebles y de un león de porcelana que cambiaba de sitio de forma inexplicable.
  • Posesiones: La supuesta entidad que habitaba la vivienda trató incluso de apoderarse de los cuerpos de sus residentes, manipulándolos a su propia voluntad y obligándolos a cometer actos de naturaleza violenta, algo en lo cual los Lutz nunca han querido ahondar.

Polémica, conclusiones y otros datos.

Sin duda el “caso Amityville” es uno de los más polémicos en la historia de los fenómenos paranormales, el cual posee un amplio número de detractores, los cuales se han basado principalmente en los propios testimonios de los Lutz, testimonios que en algunas ocasiones se han contradicho. Cabe destacar que el propio padre Pecoraro aseguró nunca haber estado en la propiedad de los Lutz, habiéndose comunicado con la familia únicamente por vía telefónica con Kathy, la cual le contó una extraña levitación que dijo haber sufrido. Toda vinculación que se hizo de él con la casa de Amityville fue deliberadamente sacada de contexto. Tampoco se registró ninguna llamada al departamento de policía como los Lutz indicaron que habían hecho en su último día de estancia en la casa tras el supuesto aumento y descontrol de los fenómenos paranormales que estaban sufriendo. Tampoco hubo tormenta el 13 de Enero, día que los Lutz abandonaron la casa, sino vientos más o menos intensos. Pero sin duda el hecho que más hace dudar a priori de este caso es el del testimonio del abogado de los Lutz, William Weber. Los Lutz se habían casado recientemente y no pasaban por una situación económica demasiado boyante. Por tanto, el matrimonio y William Weber se ponen de acuerdo para hacer creer a la opinión pública que Ronald DeFeo asesinó a su familia bajo la influencia de las misteriosas fuerzas maléficas que infectaban la casa. De este modo, si demostraban que la casa estaba habitada por dichas fuerzas, el abogado podría argumentar una defensa mucho más sólida. Seguidamente, los Lutz contactan con la inmobiliaria y compran la casa. Más tarde se descubre que el matrimonio Lutz y Weber, mantienen varias reuniones con el escritor de novelas policíacas Paul Hoffman para escribir un libro sobre los supuestos falsos hechos acaecidos en la casa. También se sabe, que de los beneficios de las ventas de dicha novela, los Lutz recibirían el 24%.

No obstante y a pesar de la gran cantidad de pruebas en contra de este caso, algunos investigadores independientes de lo paranormal han obtenido extraños resultados en diversas investigaciones en la antigua casa de los DeFeo y Lutz. Una de las más famosas es una inquietante fotografía obtenida en 1976 por Jim Campbell, en la que se puede observar un niño observando al autor de dicha fotografía, el cual aseguró que no había ningún niño allí cuando realizó el disparo con su cámara fotográfica. Algunos investigadores de lo paranormal han tratado de identificar al niño que aparece en la fotografía con uno de los hijos de los DeFeo asesinados por su hermano mayor, Marc o Jonh Matthew (Joe). A fecha de hoy, el misterio en relación con esta fotografía y con otros hechos no explicables en relación al caso Amityville prosigue. Actualmente dicha fotografía es una de las más famosas de supuestos fantasmas que se hayan obtenido jamás.

Amityville fantasma

Cabe destacar que los célebres Ed y Lorraine Warren, investigaron este caso y aseguraron que no era un fraude, todo lo contrario opinan otros investigadores como Stephen and Roxanne Kaplan, que tacharon de farsa el caso Amityville.

Jay Anson, el autor de la primera novela (The Amityville Horror: A True Story, 1977) sobre los sucesos de Amityville, murió a principios de los ochenta de un ataque al corazón, mientras terminaba de escribir su segundo libro, 666, dedicado al demonio. Tenía 59 años. Kathy Lutz falleció en el año 2004 a causa de un enfisema. Su ex marido George Lutz, llevaban varios años separados (de forma amistosa), murió de un infarto en el año 2006. Ambos también tenían 59 años de edad.

Jay Anson - The Amityville Horror

Portada del libro de Jay Anson sobre los sucesos de Amityville. En español fue traducido como Aquí Vive el Horror, La Casa Maldita de Amityville.

Se han escrito diversos libros acerca de los hechos acaecidos supuestamente en Amityville y también varias películas, a este respecto caben destacar dos largometrajes: Terror en Amityville (1979) y La Morada del Miedo (2005).

the-amityville-horror

En años recientes la casa ha sufrido diversas reformas, en una de ellas las antiguas ventanas casi con forma de “ojos” han sido sustituidas por otras más convencionales, incluso la propia numeración de la calle ha cambiado para ahuyentar a curiosos que acuden frecuentemente a la propiedad. La fachada de la casa también ha sido pintada de blanco.

Casa Amityville (2005)

La casa tal y como estaba en 2005.

Fuentes: Wikipedia, Aquella Casa Maldita en Amityville (Carlos Cala Barroso), Cuarto Milenio, escalofrio.com, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

2 Respuestas a “La Casa Maldita de Amityville

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: