RSS

Nix

20 May

Cae el Sol tras el horizonte, descolgando el día junto a él, cansado, derrotado por las horas, el tiempo y las estaciones. Tiempo de sueños, de tranquilidad, de quietud, del oscurantismo creciente que se acerca de forma metódica, simbólica, que se aproxima como siempre desde hace tantos años que ni la más divina de las memorias podría recordar.

El telón se desploma y surge de repente un cielo preñado de estrellas, dominado por esa oscuridad infinita y majestuosa que brinda con nosotros con el destello de todos aquellos puntos plateados que nos cubren. Siglos de miradas al infinito se juntan en la noche, el recuerdo de los soñadores y de los románticos que un día quisieron ver más allá.

Descendemos a la soledad del silencio, ascendemos a lo mágico de un encanto sin igual. Aquí es donde encontramos respuesta y sentido al despropósito de los sueños, aquí, cuando el Sol duerme y la Luna toma su dominio, porque en la calma de esta belleza prendemos nuestra imaginación, dejando llevar sin retorno a nuestro corazón. Muy lejos de lo cotidiano.

De la mano del propio sentido de la vida transcurre la madrugada, a frío fuego lento, a oleadas de lo sublime y de piel de gallina. Las palabras se cortan, los labios se enamoran de una majestad eterna que regala su maravilla allí donde nosotros queramos contemplarla, pidiéndonos a cambio únicamente un poco de fe más allá de las estrellas.

Perder el aliento aquí no es más que caer en lo inevitable; dejar ir la conciencia es muy sencillo cuando percibes que tu esencia se arrastra hasta elevarse, hasta decir adiós a la cordura y suplicar por un minuto más de intensa introspección nocturna, solamente un instante más de ausencia aquí… hasta que pueda acariciar la Luna con la yema de los dedos.

Amanecer próximo, oro y fuego cercanos en el firmamento, sombras de un Sol venidero aupado por Eos, tan implacable como cálido y sentimental. Lo inevitable es no enamorarse, lo inevitable es no romper este mudo sigilo pronunciando tu nombre antes de que la aurora rompa mi trance con su luz. Noche, noche, noche.

Noche

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 20 mayo, 2015 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

4 Respuestas a “Nix

  1. Demoniotuitero

    21 mayo, 2015 at 07:09

    Una delicia de lectura. Precioso.

     
  2. Aquileana

    23 mayo, 2015 at 06:36

    Excelente oda a Nix… La oscuridad que precede al origen . Te felicito sinceramente. deberías apuntarte en La poesía no Muerde… Si te interesa, hay enlaces en mi blog!.
    Un abrazo. Aquileana 😀

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: