RSS

Noches de Baphomet

22 Abr

En noches de Baphomet, velas e incienso, magia y sinfonía de oscuridad para traspasar el velo de lo oculto y agarrar de la mano el pecado. Un sacrificio en el filo de lo tenebroso para remontar las ansias de misticismo que nos embargan, sumergirnos en vapores de lo desconocido para rememorar todo lo que el conocimiento borró de nuestra esencia primigenia.

Amor, cubierta con las ropas de la deshonra, Medusa, un beso para cada una de tus serpientes, haz de piedra mi corazón para no volver a sentir, para no embriagarme nunca más de tu belleza perdida. Arrebata el sentimiento de mi pecho, revuélcame a tus pies, extermina cada resquicio de autoestima y si finalmente llega mañana, ya no te pediré más.

Nos movemos como fantasmas góticos en la noche, entre romances esotéricos y siniestras séances con el único objetivo de comunicarnos con ese corazón que un día nos dictaba lo que había que hacer, cuando debíamos suicidarnos por amor, cuando nos teníamos que romper, una y otra y otra vez, por ti.

Magia negra, predilección por lo oculto; lo prohibido, fuente inacabable de la cual bebemos, es el néctar que nos da la vida en sombras y la muerte de una ignorancia coqueta rodeada de luz insulsa. Buscamos respuestas, saber, el morbo de lo secreto nos arrastra hasta la locura y a mí me priva, me sumerge en su dulce regusto a exterminio.

Ritual de extirpación de esta catatonia mística, absortos, porque entre susurros graves llega el misterio a nosotros, como una fría caricia, como un pálpito repentino entre tanta malignidad inerte. Sucumbimos a la mañana de un despertar bendecidos en oscuridad, hicimos el amor con ella y despertamos cubiertos de su fragancia nocturna y de su alevosía que no para de darnos instantes para recordar.

Prohibidos, condenados, somos templarios de un mundo hiperracional que se desangra entre teorías vagas y suposiciones incorrectas. Vacuidad y superficialidad mueren hoy de trivialidad y nadie las salvará esta vez del fin. Aquí estamos en el borde del abismo, rezando a la “blasfemia”, descubriendo la Verdad por nosotros mismos, sí, entre velas e incienso, en la santidad de la noche.

Séance

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 abril, 2015 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: