RSS

Plumas de cuervo sobre su tumba

25 Feb

Dobla el cuerpo de dolor para así lamer sus propias heridas y de esa manera, abrir las chirriantes puertas del inframundo que con un suspiro de cueva encantada, invitan a entrar a sus pétreas fauces y no salir ya, salvo como espectro vagabundo. Si estás muriendo en los brazos de la Reina Lamia, suplica ansioso por un final rápido y unas cenizas perfumadas. En el final de este funesto día vampirizado por la sed de la Luna creciente, crees en el ocaso de dulce desesperación que ahora contemplas y en que plumas de cuervo adornen, como lo harían las flores, la tumba de tus malas pesadillas.

Bosque espeso y grandeza del Apocalipsis en manos de un arquitecto loco, hemos perdido tiempo y sangre en labios del rencor que gustoso, extiende su última oportunidad por los cimientos que una vez sostuvieron nuestra dignidad. De pie tambaleante, sin hablar, sin rechistar cuando la amargura arranca el alma de nuestros cuerpos, y todo por un amor de tres segundos y un vago resquicio de luz en catacumbas demasiado profundas como para intentar escapar de ellas. Sí, dulce cariño de tremebundas sombras encantadoras, la enferma soledad ya se ha propagado y su cura aguarda en esta sepultura, para cien años más de sopor y Cristos torturados en clavos oxidados.

Todo vuela si imprimes la suficiente ilusión en ello, ¿el dolor también?… Sí, pregunta en voz alta por si soy capaz de oírte aunque nadie escuche, nadie lea nuestros labios en silencio. La ciudad, bosque de cemento y metal, está desierta como lágrimas en los ojos de Dios. Las luces artificiales que atraviesan las avenidas, languidecen de olvido, no hay romances que destacar con tonalidad de nocturnidad anaranjada. Los amantes “descansan” en mansiones, habitaciones con sofás de viejo cuero rojo y bibliotecas en donde los libros que allí reposan, cuentan, relatan sus historias, describen el vuelo perdido de un cuervo agonizante en poesía perfumada. Los enamorados se sienten atraídos por lo brillante de un rubí que ahora late en sus pechos a modo de corazón.

Este mundo es un espejismo, no hay ciudades así en mi conciencia, conciencia dirigida por el rumbo de un timonel ausente que marca cada uno de mis desvaríos y si algún día la luz brilla sobre mi cabeza, vendrá una sombra de ultratumba para tapar cada resquicio de color a la noche. Y todo ello por este miedo al infierno imponente que abrasa las plantas de mis pies y evita caminar hasta tus brazos, así de crudo, por no depositar esas plumas de cuervo sobre la tumba olvidada, crepitante y absorbida por el verdor de un musgo que tapa la sepultura como si fuera la encarnación de esos malos recuerdos listos para olvidar y de los que renegar. Allí y solamente allí retengo mis espantos por toda la eternidad.

Buscamos piedras preciosas en noches de escarcha flotando en el aire, imploramos un hogar lejos del adiós, soñamos con un rincón para sabios, diván para descorrer nuestros temores y derramar promesas para el nuevo amanecer. Casas con olor a cerrado, libros viejos de hojas amarillentas rebosando estanterías, relatando la grandeza de unos conocimientos hoy desacreditados, como esta sensación interior de crecer y no ser una marioneta más, inservible y sin conciencia. Sobre legajos de lo antiguo, alfombras persas y lámparas viejas yo edifico sin miedo la envoltura de mi corazón, esperando que suene el timbre y seas tú, habrás encontrado así mi morada entre las sombras.

Malos sueños que duermen en lo escondido del bosque, en tumba sin nombre, mientras un cuervo, pájaro de mal agüero, reposa nocturno sobre ella de la manera en la que lo haría el más selecto ramo de flores, poniendo fin así a tanto desasosiego y noches de pesadilla.

Cuervo

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 febrero, 2015 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: