RSS

Aves de Presa I

15 Oct

Familia Accipritidae.

Águila Calva (Haliaeetus leucocephalus).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,5 metros), longitud (70 – 102 centímetros).

Peso: Entre 2,3 – 7 kilogramos aproximadamente.

Distribución: América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México).

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 3 huevos (hasta 7 en cautividad) por año que son incubados durante 31 – 45 días. Los polluelos abandonan el nido al cumplir las 8 – 14 semanas de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El águila calva, también conocida como águila americana, águila de cabeza blanca o pigargo americano, es una ave de gran tamaño que habita exclusivamente en América del Norte. Es muy famosa por ser el símbolo nacional de Estados Unidos. El águila calva posee un plumaje en individuos adultos de color marrón uniforme oscuro, con la cabeza y una cola blancas. La cola es moderadamente larga y ligeramente con forma de cuña. Los machos y hembras son idénticos en la coloración del plumaje, pero el dimorfismo sexual es evidente ya que las hembras son 25% más grandes que los machos. El pico (muy ganchudo), las garras y el iris de estas aves son de color amarillo brillante. El plumaje de los individuos inmaduros es una superpuesta de color marrón oscuro con rayas de blanco sucio hasta el quinto año (raramente cuarto y más raramente tercero), cuando finalmente alcanza la madurez sexual. El águila calva es la segunda ave rapaz más grande de América del Norte, solamente superada por el cóndor de California. El águila calva es un carnívoro oportunista que se alimenta de un gran número de presas distintas aunque los peces suelen formar la mayor parte de su dieta (truchas, salmones, arenques, carpas, bagres, siluros, anguilas, etc). Detrás de los peces, la siguiente presa más importante para el águila calva son las aves acuáticas (patos, gaviotas, garzas, gansos, somormujos, etc). Algunos tipos de mamíferos también son depredados por estas águilas (castores, conejos, liebres, ardillas, mapaches, etc). El águila calva es parcialmente migratoria dependiendo de su ubicación, si su territorio tiene acceso a aguas abiertas, permanece allí todo el año pero si habita en una zona donde el agua se congela en invierno y no hay posibilidad de conseguir alimento, migra hacia el Sur aprovechando las columnas térmicas (convectivas). Esta especie estuvo a punto de extinguirse en Estados Unidos a fines del Siglo XX, pero su población se ha estabilizado y va en camino de ser retirada de la lista de especies en peligro del Gobierno de Estados Unidos. En estado salvaje pueden llegar a vivir entre 20 – 30 años y en cautividad pueden alcanzar los 60 años.

Águila calva1

Águila calva2

Águila Harpía (Harpia harpyja).

Tamaño: Envergadura (176 – 224 centímetros), longitud (86,5 – 107 centímetros).

Peso: Entre 4 – 10 kilogramos aproximadamente. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Extensa. Desde el Sur de México hasta el Norte de Argentina.

Reproducción: Las hembras ponen normalmente 1 – 2 huevos de los que solamente es incubado uno de ellos durante alrededor de 56 días. Los polluelos son alimentados por sus padres hasta los 6 – 10 meses de edad.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El águila harpía es el águila más grande del Hemisferio Occidental y Austral. Toma su nombre de las harpías, seres de la mitología griega que eran mitad ave, mitad mujer. Esta especie tiene principalmente como hábitat los bosques tropicales y lluviosos. Su morfología está altamente adaptada al hábitat en el que caza, en efecto, sus alas, proporcionalmente respecto a su tronco, no son tan largas (lo que le permite volar ágilmente dentro de las copas densas de los árboles) aunque sí anchas; la cresta y corona de plumas, además de señal fanérica, tiene la función de redirigir los sonidos hacia sus oídos, que sumados a unos ojos de aguda vista preparados para la penumbra le permiten percibir rápidamente los menores movimientos de sus presas entre las espesas frondas. El águila harpía solamente es superada en tamaño por el águila de Filipinas (Pithecophaga jefferyi) aunque generalmente la harpía es más robusta. Los adultos de ambos géneros tienen plumaje de similar color, que consiste de tres tonalidades básicas: Gris en la cabeza, gris muy oscuro, casi negro en algunos ejemplares, en la doble cresta en la cabeza, el cuello, parte superior del cuerpo y de las alas; y gris muy claro, casi blanco, en la parte inferior del cuerpo y de las alas. En las patas tiene unas líneas oscuras. En la cola tiene franjas del gris oscuro y del gris muy pálido. El pico es gris muy oscuro. La piel en las patas es amarilla clara. Las uñas son de color gris muy oscuro. Posee un pico fuerte y garras que pueden alcanzar los 15 cm de largo. Sus ojos tienen el iris color chocolate y en ocasiones este puede ser de color amarillo. Existen diferencias entre las aves jóvenes y adultas: las últimas presentan una banda ancha negra. Al igual que otras grandes aves, estas aves forman parejas de por vida. Normalmente, el águila harpía suele construir sus nidos con ramas y palos entrecruzados que colocan en las copas de los árboles, a unos 20 – 40 metros del suelo. Esta especie se alimenta de mamíferos arborícolas como monos, perezosos, coatíes, etc, pero también de iguanas verdes, serpientes y diversas crías de venano, pecaríes y armadillos. El águila harpía es rápida y certera en sus ataques, siendo capaz de llevar hasta las copas de los árboles una cría de cerdo silvestre. En la naturaleza, el águila harpía caza apenas dos veces por semana, siendo este el motivo de que elija presas de gran porte. A pesar de su amplia distribución, sus poblaciones han disminuido considerablemente en los últimos años, debido principalmente a la pérdida de su hábitat provocada por la expansión de la explotación forestal y a la caza que sufre por ser considerada una especie peligrosa para el ganado. Este cúmulo de factores acerca al águila harpía al encontrarse en peligro de extinción. En la actualidad existen programas de protección y conservación del águila harpía en varios países (Panamá, Belice, Colombia, Venezuela, etc). Esta especie es el ave nacional de Panamá y símbolo de la diversidad ecológica en Ecuador. Su esperanza de vida ronda los 40 años de edad.

Águila harpía1

Águila harpía2

Águila Imperial Ibérica (Aquila adalberti).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,1 metros), altura/longitud (78 – 83 centímetros).

Peso: Hasta 3,5 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Reducida. Centro y Suroeste de la Península Ibérica.

Reproducción: Las hembras ponen entre 4 – 5 huevos que son incubados durante unos 43 días. Los polluelos abandonan el nido cuando cumplen los 65 – 78 días.

Estado de conservación: Vulnerable.

El águila imperial ibérica es un ave de gran tamaño, especie endémica de la Península Ibérica. Esta águila posee un plumaje pardo muy oscuro en todo el cuerpo, excepto en los hombros y la parte alta de las alas, de color blanco. La nuca es ligeramente más pálida que otras partes del cuerpo, y la cola más oscura, sin bandas claras o líneas blancas como en el águila imperial oriental. En el caso de los individuos subadultos, éstos son pardo-rojizos, sin diferencias de coloración, y no desarrollan el plumaje de los individuos maduros hasta los 5 años de edad, al mismo tiempo que la madurez sexual. El águila imperial ibérica abarca una gran variedad de territorios y hábitats, desde pinares en las zonas de montaña a sistemas de dunas y marismas en zonas de costa. Sus mayores densidades se alcanzan en terrenos llanos o con relieves suaves, con formaciones arbóreas de importancia, aunque no dominantes (dehesas) y con buenas poblaciones de conejo, animal que forma el grueso de su alimentación. Este águila también da caza a otro tipo de presas como liebres, palomas, cuervos, roedores e incluso zorros, ocasionalmente también se alimenta de carroña. A diferencia del águila imperial oriental, esta especie no emigra, por lo que cada pareja (monógamas) defiende su zona de caza y reproducción (unas 2.000 hectáreas). El águila imperial ibérica es un ave muy amenazada, en 2011 se estimó una población de unas 300 parejas. Entre las principales causas de amenaza destacan la mortalidad por venenos, electrocución y persecución humana directa, la escasez de conejos (Orytolagus cuniculus) su principal presa, deterioro y fragmentación del hábitat, contaminación y enfermedades. A comienzos del Siglo XX era una especie muy abundante pero a partir de las últimas décadas de dicho siglo, su número cayó en picado, extinguiéndose la población que habitaba en Marruecos. Aunque todavía sigue en peligro, la atención de las administraciones españolas ha conseguido que a pesar de todos los impedimentos, la población de este símbolo de la fauna ibérica se haya duplicado desde principios de los años 90. En la actualidad existe un plan de recuperación de las especie a nivel nacional y algunas de las comunidades autónomas que albergan al ave también han desarrollado sus propios planes de conservación. El águila imperial ibérica vive unos 20 años de media, aunque en cautividad pueden alcanzar los 41 años.

Águila imperial ibérica1

Águila imperial ibérica2

Águila Imperial Oriental (Aquila heliaca).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,1 metros), longitud (72 – 90 centímetros).

Peso: Entre 2,5 – 4,5 kilogramos aproximadamente. Las hembras son mucho mayores que los machos.

Distribución: Amplia pero relativamente aislada. Europa del Este y gran parte de Asia. Existen poblaciones aisladas en los Alpes y Chipre.

Reproducción: Las hembras entre 3 – 4 huevos que son incubados durante unos 43 días. Los polluelos ya realizan sus primeros vuelos a los dos meses de edad.

Estado de conservación: Vulnerable.

El águila imperial oriental es una ave rapaz de gran tamaño cuyo aspecto y proporciones son similares a las del águila real (Aquila chrysaetos) de Eurasia y Norteamérica pero de tamaño un poco más modesto. El plumaje de este animal es marrón oscuro en todo el cuerpo salvo en los hombros, tocados con un característico color blanco, en la punta de la cola (negra con una fina banda blanca en su extremo) y en la nuca, que es parda clara o dorada. Al igual que el águila real, las águilas imperiales son águilas calzadas, pues las patas están recubiertas de plumas en toda su superficie salvo en los fuertes pies, de piel escamosa y grandes garras ganchudas. En Asia Central, el águila imperial oriental tiene como presa más habitual el gófer o suslik, una especie de ardilla terrestre. También caza con frecuencia otros roedores, mustélidos (algunos tan grandes como la marta), zorros y diversas aves. Las águilas imperiales como la mayoría de las grandes aves, son monógamas y viven en zonas de pradera salpicadas de árboles, sin llegar a adentrarse en bosques densos ni praderas. Esta especie es un animal vulnerable en toda su distribución y está en peligro de extinción en Europa, donde ya ha desaparecido de muchas zonas. Apenas queda una pequeña población en los Alpes del Trentino y en el Tirol como vestigio de su antigua extensión por todo el Imperio Austrohúngaro, donde fue el emblema de la casa real de los Habsburgo. Las razones de su declive están en la persecución directa de ganaderos que la ven como un peligro para sus rebaños y la destrucción de su hábitat, que se convierte en tierras de cultivo a pasos agigantados. Su situación sólo ha mejorado ligeramente desde que es un ave protegida. El águila imperial ibérica (Aquila adalberti) de España, Portugal y parte de Marruecos, considerada una subespecie de águila imperial durante mucho tiempo, ha sido reconocida como especie independiente (Aquila adalberti) en los últimos años debido a importantes diferencias genéticas. Ambas águilas difieren también en su aspecto y comportamiento habitual. Por este motivo, a esta especie se la denomina también, tal y como hemos mencionado a lo largo de su descripción, águila imperial oriental. Su esperanza de vida ronda los 21 años en libertad y los 44 años en cautividad.

Águila imperial oriental1

Águila imperial oriental2

Águila Real (Aquila chrysaetos).

Tamaño: Envergadura (1,8 – 2,3 metros), longitud (1 metro).

Peso: Entre 2,9 – 6,75 kilogramos aproximadamente (las hembras son mayores que los machos).

Distribución: Muy amplia. América del Norte, Eurasia, Norte de África y Japón.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 2 huevos que son incubados durante unos 45 días. Los polluelos pueden realizar sus primeros vuelos a los 50 días de haber roto el cascarón.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El águila real es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas en la Tierra y una de las águilas más grandes de todo el mundo. Posee un plumaje es castaño oscuro, tornándose dorado en cabeza y cuello y blanco en los hombros y el extremo de la cola. En los individuos jóvenes, el blanco abunda más en la cola que el pardo, relación que se invierte con la edad. Esta especie se incluye dentro de las llamadas águilas calzadas, ya que las patas están cubiertas de plumaje en lugar de tener una cubierta escamosa como en el resto. El águila real caza desde el aire (alcanzando velocidades en picado de hasta 300 km/h), y para conseguirlo está equipada con las armas típicas de su familia: fuertes patas terminadas en garras bien desarrolladas, pico ganchudo, gran fuerza y velocidad y una potente vista capaz de localizar la presa a cientos de metros de distancia. Las presas a las que puede dar muerte son de todos los tamaños y formas: ratones, conejos, liebres, marmotas, zorros, serpientes, e incluso crías e individuos viejos o enfermos de cabras salvajes, ciervos, jabalíes y rebecos y aves voladoras y terrestres. También se les ha visto atacar a lobos y alimentarse de carroña. En los Alpes incluso circulan historias sobre antiguos ataques de águilas excepcionalmente grandes contra niños. Las águilas reales son monógamas (se suelen emparejar de por vida). Construyen varios nidos en su territorio, que alternan cada año, de estructura muy sencilla. La base de los nidos se construye con tres gruesas ramas sobre las que se acondiciona el nido, propiamente dicho, de palos y ramas menos gruesas. Según las zonas, anidan en árboles altos o bien en rocas escarpadas y acantilados. Cada nueva temporada de cría se le añaden nuevos pisos de ramas al nido, por lo que no es raro que alcance el metro y medio de altura y dos de diámetro tras varios años de uso. Aunque el águila real está clasificada en preocupación menor, es cierto que sus poblaciones europeas han sufrido un descenso importante de número de individuos por lo que solamente en Europa Occidental mantienen poblaciones estables en Escocia, Noruega, los Alpes, Italia y la Península Ibérica. Este ave es una de las aves más usadas en cetrería, especialmente en Asia Central, donde se la utiliza incluso para cazar lobos y antílopes. El águila real tiene una esperanza de vida de unos 20 años.

Águila real1

Águila real2

Alimoche (Neophron percnopterus).

Tamaño: Envergadura (1,7 metros), longitud (85 centímetros).

Peso: Entre 1,9 – 2,4 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Amplia en el Viejo Mundo. Península Ibérica, Norte, Este y Oeste de África y Sur de Asia.

Reproducción: Las hembras ponen unos dos huevos que son incubados por un período de 42 días. Los polluelos suelen abandonar el nido cuando cumplen los 90 – 110 días de edad.

Estado de conservación: En peligro.

El alimoche o buitre egipcio, es el buitre del Viejo Mundo con menor envergadura. Los jóvenes son pardos, mientras que los adultos (a partir de los 5 años de edad) se caracterizan por tener su cabeza y patas amarillas, cuerpo blanco, alas blancas con extremos grises y negros y cola blanca y ancha. Los alimoches vuelan normalmente en solitario, aunque a veces siguen a otros congéneres o incluso a buitres de otras especies y también a cuervos. Este buitre suele ser uno de los últimos animales en probar las carroñas de las que se alimenta. Cuando otras especies mayores ya han acabado con casi toda la carne, el alimoche acude para engullir las pocas pieles y restos de carne que quedan enganchados entre los huesos. Complementa su dieta con insectos y pequeños animales, así como todo tipo de desechos y heces de animales. También engulle huevos, que rompe levantándolos con el pico y lanzándolos contra las rocas. En la zona del Norte de África, los alimoches logran romper la gruesa cáscara de los huevos de avestruz tomando una piedra y lanzándola repetidamente hasta que el cascarón cede, siendo éste uno de los pocos casos de uso de herramientas en el mundo animal. Los alimoches también son visitantes habituales de los vertederos, donde se atiborran de basuras humanas. Anidan normalmente en abrigos situados sobre acantilados y valles recortados, donde ponen dos huevos entre Marzo y Abril en un nido forrado de pelos de animal (es común el uso de lana de oveja), ramas y huesos. Transportan estos materiales con el pico, al contrario que el resto de buitres, que lo hacen sujetándolos con sus garras. Todo lo que desechan los demás, es aprovechado por los alimoches. En España, el alimoche es normalmente un visitante estival, aunque existen poblaciones sedentarias en las islas de Menorca y Mallorca. Pasan el invierno en África Subsahariana y cruzan el Estrecho de Gibraltar a principios de Marzo. Se extienden por toda la geografía española para reproducirse, ocupando cada pareja el mismo territorio año tras año. Abandonan el país a finales del mes de Septiembre. En las Islas Canarias, el alimoche es denominado guirre, siendo una especie totalmente adaptada a la geografía de las islas orientales, especialmente en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Si bien ha sufrido un retroceso en el número de ejemplares en las últimas décadas, su protección ha garantizado su supervivencia en sus espacios naturales. En general, las poblaciones de alimoche han sufrido un pronunciado descenso en su número de individuos, en Europa y Oriente Medio el número de individuos se ha visto reducido a la mitad y en la India el descenso ha sido del 35%. Por todo ello, esta especie se encuentra en la actualidad en peligro de extinción y deben tomarse medidas globales para su conservación y protección. En el Antiguo Egipto existía un jeroglífico específico (para el sonido /ɑː/) que era representado con el dibujo de este ave rapaz. El alimoche puede llegar a vivir 21 años en libertad y 37 años en cautividad.

Alimoche1

Alimoche2

Azor Común (Accipiter gentilis).

Tamaño: Envergadura (100 – 120 centímetros), longitud (48 – 58 centímetros).

Peso: Alrededor de 1 kilogramo.

Distribución: Cosmopolita. Europa, Asia y América Septentrional.

Reproducción: Las hembras ponen entre 3 – 4 huevos que son incubados durante 36 – 41 días. Los polluelos alcanzan un elevado grado de independencia al cumplir los 70 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El azor común es una ave rapaz de tamaño medio que también recibe el nombre de azor septentrional, azor norteño y gavilán azor. Como en todas las aves rapaces, el macho es de menor tamaño que la hembra. Los jóvenes presentan tonos claros: rojizo arriba y amarillo con grandes manchas de color pardo oscuro en la zona de abajo. Los adultos poseen una coloración parda ceniza, de tonos grises y negruzcos en la región superior, mientras que las partes inferiores son blanquecinas horizontalmente barradas en oscuro. Tienen dos manchas blancas por encima de sus grandes ojos y el iris es amarillo o naranja; estas últimas características son algunas de las más evidentes diferencias faciales con los halcones, que carecen de dichas manchas y cuyo iris son oscuros. El azor común es un ave especializada en la caza de ecosistemas arbóreos; sus alas resultan cortas para su tamaño, y tienen los extremos redondeados; al mismo tiempo, su cola es proporcionalmente larga, y barreada con 4 ó 5 franjas oscuras. Estas características le permiten una gran movilidad y capacidad de maniobra en un ambiente con mucha vegetación, y sus cortas alas impiden que choque contra la foresta del bosque de forma que es capaz de volar sin problemas en un ambiente denso. Estas características le dieron su valor desde la antigüedad como ave predilecta en cetrería para cazar en el bosque. Otra característica que comparte con las águilas es la forma de la cabeza y el pico, así como las garras, que son cortas, romas y muy fuertes, ya que el azor (al igual que las águilas) no mata a sus presas desnucándolas con el pico como hacen los verdaderos halcones, sino que lo hacen con la mera presión de sus garras. Habita en bosques densos, tanto de llanura como de montaña y rara vez sale a campo abierto, prefiere nidificar en árboles. El azor común se alimenta principalmente de aves (cuervos, palomas, tordos, perdices, etc), pequeños mamíferos (conejos, liebres, ardillas, ratones, etc.), lagartos e insectos a los que persigue volando bajo y a gran velocidad. Acostumbra a cazar al acecho, posado en una atalaya o lugar privilegiado desde poder observar su territorio y localizar a sus posibles presas sin ser visto. El azor común tiene una esperanza de vida de unos 9 años y su estado de conservación está clasificado en preocupación menor y se estima que el número de individuos de esta especie ronda los 500.000 ejemplares.

Azor común1

Azor común2

Buitre Leonado (Gyps fulvus).

Tamaño: Envergadura (2,3 – 2,8 metros), longitud (93 – 122 centímetros).

Peso: Entre 6,2 – 11,3 kilogramos de peso. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia aunque algo fragmentada. España, Portugal, zonas aisladas de Francia e Italia, Balcanes, Crimea, África Septentrional, Asia Occidental (desde Turquía hasta la India).

Reproducción: La hembra pone un único huevo que es incubado durante 58 días aproximadamente. Los polluelos comienzan a realizar sus primeros vuelos cuando cumplen unos 3 – 4 meses de edad.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El buitre leonado es una de las mayores aves rapaces que pueden encontrarse en la Península Ibérica. Sus plumas son de color ocre o canelo en la mayor parte del cuerpo (dorso, zona ventral y mitad anterior de las alas), siendo este el motivo de su apelativo “leonado”. Estas plumas leonadas, se tornan marrón oscuro o negro en las rectrices de la cola y extremo de las rémiges. La base del cuello está rodeada por filoplumas blancas a modo de gorguera. El pico ganchudo, típico de las rapaces, y especializado en desgarrar tejidos, es pardo grisáceo en la base y amarillento pálido en los lados. Los tarsos y dedos son grises y grandes, aunque mucho más débiles que los de otras grandes rapaces, siendo las uñas cortas y romas. Esta circunstancia, a la que hay que añadir especialmente el gran peso y lentitud de estas aves, hace que sea prácticamente imposible que los buitres den caza o maten a otros animales, como sí hace el resto de las rapaces. Las zonas habitadas por los buitres leonados suelen ser montañosas, aunque en el llano cualquier cantil vertical o extraplomado de más de 50 metros e inaccesible les sirve de buitrera o lugar de descanso. En las zonas montañosas recortadas por profundos valles en los donde se producen brisas ascendentes y anabáticas producidas por el calentamiento de las laderas orientadas al sol. En la Península Ibérica es una especie sedentaria que se puede ver todo el año, pero las poblaciones de otros lugares a veces emigran al sur para invernar y vuelven a sus lugares de origen para reproducirse. El buitre leonado es un ave planeadora más que voladora, pues apenas mueve las alas en el aire, permaneciendo cernido en las altas corrientes durante las horas de más calor del día volando entre alturas de 1.800 – 3.500 metros sobre el nivel del mar, aunque en días excepcionales puedan llegar a los 6.000 metros sobre el nivel del mar y recorriendo desde 50 kilómetros a 300 kilómetros dependiendo de la potencialidad convectiva del día, a la búsqueda de animales muertos (especialmente grandes mamíferos) de los que alimentarse su potente vista localiza cualquier cadáver en las cercanías, y cuando desciende para alimentarse (formándose entonces aglomeraciones importantes de buitres, de forma muy rápida, donde no faltan las peleas por las mejores tajadas), introduce sin problemas su cabeza y largo cuello, provistos únicamente de un plumón corto en el que la sangre y la carne no se adhieren fácilmente. Dada la escasez de grandes ungulados en Europa como ciervos, gamos o muflones debido a la caza y la desaparición de los bosques, las carroñas dejadas por los pastores constituyen una parte importante de la dieta de este animal. El buitre leonado tiene como especial amenaza el envenenamiento por cebos envenenados, la falta de alimento y las molestias que pueden sufrir sus zonas de cría al ser “invadidas” por escaladores y excursionistas, a pesar de todo ello, no se considera una especie especialmente amenazada pero es un ave protegida en varios países. En otros tiempos los ganaderos perseguían y mataban a los buitres por considerarlas aves de mal agüero, que amenazaban al ganado próximo a parir. El buitre leonado puede llegar a vivir hasta 41 años de edad para especímenes en cautividad.

Buitre leonado1

Buitre leonado2

Buitre Negro (Aegypius monachus).

Tamaño: Envergadura (2,5 – 3,1 metros), longitud (98 – 120 centímetros).

Peso: Entre 6,3 – 14 kilogramos. Las hembras son bastante mayores que los machos.

Distribución: Amplia y algo fragmentada. En Europa se le puede encontrar en la Península Ibérica, Grecia, Crimea y diversas islas del Mar Mediterráneo (Mallorca, Córcega, Cerdeña, Sicilia, Chipre y Creta). En Asia se le puede encontrar desde Turquía hasta Manchuria, llegando muy raramente hasta Japón. En invierno se le puede encontrar en el Valle del Nilo, Palestina, el Punjab y Corea.

Reproducción: Las hembras ponen un único huevo que es incubado durante 50 – 62 días. Los polluelos se independizan entre los 5 – 7 meses de edad y realizan sus primeros vuelos a los 2 – 3 meses de haber roto el cascarón del huevo.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El buitre negro es una gran ave rapaz de gran tamaño y uno de los pocos buitres que pueden encontrarse en Europa junto con el buitre leonado, el alimoche y el quebrantahuesos. Su plumaje es preferentemente negro, salpicado de marrón oscuro en el dorso. El cuello y parte de la cabeza son negros y desprovistos de plumas, aunque en la cara y coronilla se puede encontrar un poco de plumón negro. El pico destaca por su color gris claro, aunque la punta también es negra. En la base del cuello crecen unas plumas pardas oscuras a modo de gorguera y debajo de ellas otra fila de plumas de color claro que cubren la parte superior del pecho. Ambos sexos tienen plumaje idéntico y a simple vista no se logra discernir a que sexo pertenece hasta el punto de tener que realizar análisis para saber si es macho o hembra. Los individuos más jóvenes tienen el plumaje más oscuro que los adultos. Como casi todos los buitres, el buitre negro también es un planeador que rara vez bate las alas. En el aire recoge la cabeza hacia atrás y mantiene las alas desplegadas, mientras que la cola hace el papel de timón. Vive en roquedos y barrancos con abundante vegetación. En la Península Ibérica prefiere las zonas de bosque mediterráneo, mientras que en Mallorca se le ve con frecuencia en acantilados. Es de carácter más bien solitario y rara vez emigra, algo que hacen más frecuentemente los jóvenes que abandonan el nido. Los buitres negros demuestran ser más escrupulosos que los buitres leonados a la hora de comer carroña. Cuando se acercan al cadáver de un gran mamífero lo hacen con rapidez para llegar antes que otros buitres. Desgarran la piel y se alimentan casi exclusivamente de materia muscular, evitando las vísceras. En caso de tragar piel o pelos, los expulsan más tarde en forma de egagrópila (bolas formadas por alimentos no digeridos y regurgitadas por algunas aves carnívoras). Los buitres negros complementan su dieta con animales pequeños que capturan al vuelo y llevan a sus nidos, como pueden ser ardillas, lagomorfos (conejos liebres), lagartos y tortugas. Posiblemente la mayor causa de mortalidad de la especie sea el veneno pero también existen otras amenazas importantes como son la explotación inadecuada de determinadas masas forestales, la eliminación sistemática de carroñas y la gestión inadecuada de los montes, todo ello está produciendo que el número de buitres negros en la actualidad esté decreciendo de forma importante por lo que su estado de conservación actual se encuentra en casi amenazado y deben tomarse medidas claras y específicas para que esta especie no caiga en peligro de extinción. El buitre negro puede llegar a superar los 38 años de edad.

Buitre negro1

Buitre negro2

Busardo Ratonero (Buteo buteo).

Tamaño: Envergadura (109 – 136 centímetros), longitud (40 – 58 centímetros).

Peso: Entre 427 – 1.364 gramos aproximadamente.

Distribución: Amplia. Buena parte de Europa y extendiéndose hasta Asia, a excepción de las zonas más frías.

Reproducción: Las hembras ponen generalmente de 2 – 3 huevos que son incubados durante 33 – 35 días aproximadamente. Después de la eclosión, los polluelos permanecen en el nido alrededor de unos 50 días.

Estado de Conservación: Preocupación menor.

El busardo ratonero es un ave rapaz de tamaño medio-grande que en ocasiones es confundido con el busardo calzado (Buteo lagopus). Su plumaje puede variar en gran medida dependiendo de los individuos, algunos son de un color blanco puro mientras que otros son negros pero por lo general, esta especie normalmente muestra un plumaje de tonalidad marrón con manchas blancas. El busardo común habita principalmente en los bosques aunque para cazar prefiere zonas abiertas (pastos, prados, páramos y humedales). Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos pero también de carroña y cabe destacar además que esta es una especie oportunista, por lo que no dudará en dar caza a faisanes, conejos, serpientes y lagartos e incluso gusanos e insectos. Cabe destacar que nos encontramos ante un ave rapaz de gran fuerza y por lo tanto le es posible llevar en vuelo a su presa atrapada entre las garras. El busardo común por lo general no forma bandadas aunque en ocasiones pueden verse varios ejemplares juntos realizando migraciones o en zonas de hábitat óptimo. Esta ave rapaz es la más común en Europa central, muy por delante de las diversas especies de cernícalos. El busardo ratonero puede alcanzar los 25 años en libertad y los 30 en cautividad.

Busardo ratonero1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Gavilán (Accipiter nisus).

Tamaño: Envergadura (60 – 80 centímetros), longitud (27 – 37 centímetros).

Peso: Entre 105 – 290 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Muy amplia. Principalmente Eurasia, desde la Península Ibérica hasta Japón, presente en el Norte y Noreste de África.

Reproducción: Las hembras ponen entre 4 – 5 huevos que son incubados entre 32 – 45 días. Los polluelos pueden realizar su primer vuelo en torno a los 32 días y suelen hacerse independientes a los 60 días.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El gavilán es un ave rapaz de pequeño tamaño muy venerada entre los antiguos egipcios porque designaba a su dios Osiris. La especie comúnmente figurada sobre los monumentos es la que se llama vultur sacer Linei, por ser la que era el objeto del culto de los egipcios. Posee alas cortas y anchas y una cola larga, ambas adaptaciones son básicas para maniobrar a través de los árboles. Las hembras pueden ser hasta un 25% más grande que los machos y pesar hasta dos veces más por lo que esta especie muestra un claro dimorfismo sexual. Los machos tienen dorso gris pizarra (a veces tiende a azulado), con las partes inferiores finamente rojos, como a barrotes, que pueden parecer de color naranja claro desde la distancia, sus iris son de color naranja-amarillo o naranja-rojo. Las hembras tienen la parte superior de color marrón o gris-marrón oscuro, y la parte inferior y amarillo brillante iris naranja marrón prescrito. Los individuos juveniles son de color café por el dorso, con flecos oxidados en la parte superior y con manchas marrones en la zona ventral; los ojos de color amarillo pálido. Su garganta tiene rayas oscuras y carece de una banda mesial (línea media). El gavilán caza volando bajo a altas velocidades capturando principalmente otras especies de aves y sus crías (gorriones, mirlos, palomas torcaces, estorninos, urracas, etc.), así como pequeños mamíferos (murciélagos) e insectos. Su método de ataque es por sorpresa, vigilando a sus presas desde setos, arboledas, huertos, etc. Los pájaros pequeños mueren en el impacto o cuando presionados por las garras del gavilán, especialmente las dos más largas. Cabe destacar que únicamente tienen éxito el 10% de sus ataques. Los gavilanes tienen algunos de predadores naturales como son las lechuzas, águila real, búho real, halcón peregrino, etc. El hombre también presenta una amenaza para el gavilán, principalmente por la introducción de contaminantes y pesticidas en su hábitat natural, durante el Siglo XX por ejemplo estuvo a punto de desaparecer del Reino Unido. Actualmente las poblaciones de gavilán se encuentran básicamente estables y su estado está clasificado como preocupación menor. Esta especie ha sido utilizada durante siglos en cetrería, principalmente en Mongolia, Túnez, Turquía, Irlanda y Reino Unido. La esperanza de vida media de un gavilán es de 4 años, aunque se tiene constancia de que algunos individuos han alcanzado los 20 años.

Gavilán1

Gavilán2

Milano Real (Milvus milvus).

Tamaño: Envergadura (175 – 179 centímetros), longitud (60 – 66 centímetros).

Peso: Entre 800 – 1.300 gramos. Las hembras son mayores que los machos.

Distribución: Amplia pero muy delimitada. Principalmente Europa Occidental (Portugal, España, Sur y Este de Francia, Oeste del Reino Unido, Córcega y Cerdeña, Sur de Italia, Sicilia, Alemania, Sur de Dinamarca, Oeste de Polonia), Balcanes, zonas fragmentadas de Turquía.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 3 huevos que son incubados durante unos 35 días.

Estado de conservación: Casi amenazado.

El milano real es un ave rapaz de tamaño medio – grande, muy elegante, manteniendo las alas en ángulo diedro y la cola bifurcada o ahorquillada (de color rojizo anaranjado), la cual tuerce a medida que cambia su dirección. La parte interior central de sus alas es de color blanco, algo que contrasta las puntas negras de las mismas y sus plumas secundarias más oscuras. El color predominante del milano real es el rojizo, rayado de oscuro en las partes ventrales y orlado en el dorso a causa de los bordes pálidos que tienen las coberteras alares. La cabeza y el cuello tienen un tono gris pálido surcado por estrías finas y oscuras. Su vuelo es armonioso y elegante, generalmente planeando en grandes círculos y frecuentemente en pareja, por lo que es una de las aves rapaces diurnas más fáciles de diferenciar. Al aproximarse la noche se reúnen en colonias dentro de zonas arboladas. El hábitat principal del milano real son las campiñas con bosques, campos y monte bajo. Suele anidar en los árboles, donde confecciona un nido a base de ramas y hojas. La dieta principal del milano real consiste en pequeños mamíferos como ratones, topillos, musarañas, liebres y conejos. Ocasionalmente también caza otras aves, reptiles, anfibios y una gran variedad carroña (cadáveres de ovejas principalmente). El número de milanos reales ha descendido cerca del 20% en los últimos diez años debido principalmente a intoxicaciones, envenenamientos por pesticidas, cambios en las prácticas agrícolas, electrocución, caza, deforestación y recolección de sus huevos. En la actualidad el milano real está cerca de encontrarse en peligro de extinción si no se toman medidas adecuadas al respecto. La esperanza de vida del milano real son de unos 26 años en cautividad, en estado salvaje se cree que no llegan a superar los 24 años de edad. El milano real es una de las aves más emblemáticas de la Península Ibérica.

Milano real1

Milano real2

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus).

Tamaño: Envergadura (2,31 – 2,83 metros), longitud (94 – 125 centímetros).

Peso: Entre 4,5 – 7,8 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Diversa. Eurasia (Pirineos, Alpes, Cáucaso, Montañas Altai, Himalaya, Oeste y Centro de China, Israel y Península Arábiga). En África se le puede encontrar en la Cordillera del Atlas, República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán, Kenia, Tanzania y zonas aisladas de Sudáfrica.

Reproducción: Las hembras ponen entre 1 – 2 huevos (raramente 3) que son incubados durante 53 – 60 días. Los polluelos dependerán de sus progenitores durante 2 años.

Estado de conservación: Preocupación menor.

El quebrantahuesos es un buitre bastante distinto en apariencia física a otras aves de presa similares. Recibe su nombre por su costumbre de remontar huesos y caparazones hasta grandes alturas para soltarlos, partirlos contra las rocas y poder ingerirlos para alimentarse. Los quebrantahuesos tienen un plumaje que varía enormemente a lo largo de su vida: Los individuos de menos de un año tienen una coloración parda clara en el vientre, marrón en la cara interna de las alas y la cola y negra en los extremos de éstas, cabeza y dorso. En la espalda se observa un escudete de pelaje blanco. Entre 1 y 3 años el cuello sigue siendo oscuro, pero las plumas de la cara y vientre han cambiado a amarillentas, como en el adulto. La cola se ha vuelto ligeramente más clara. Entre 3 y 6 años las plumas de las alas se vuelven grisáceas, mientras que las del cuello empiezan a sustituirse por marrones y luego amarillentas. Las de los hombros y brazos se oscurecen con el tiempo. Los individuos de más de 6 años tienen las alas y la cola más afiladas. El cuerpo, cuello y cabeza son enteramente blanco-amarillentos, algo sólo interrumpido por el antifaz negro de los ojos y en algunos casos un fino collar de plumas negras en la base del cuello. Las alas y cola son grises, aunque en el caso de las primeras destacan las coberteras negras y las axilas blancas. El dorso es pardo oscuro. La descripción de la coloración se ve enrarecida debido a la presencia de factores externos. Se ha descubierto que estas aves adquieren la coloración rojiza y amarillenta tan característica al bañarse en barro rico en óxidos de hierro, siendo su verdadera coloración blanca. Son características de esta especie las alas largas y estrechas, la cola larga en forma de rombo y el hecho de tener la cabeza recubierta de plumas, al contrario que el resto de buitres. Esto se debe a que el quebrantahuesos no introduce la cabeza y cuello en los cuerpos de animales muertos, sino que es una especie osteófaga (de hecho, es la única ave que se alimenta casi exclusivamente de huesos): Cuando los mamíferos carnívoros, cuervos y otras especies de buitres han hecho desaparecer las partes blandas, los quebrantahuesos acuden para alimentarse de los huesos. Cuando estos son demasiado grandes para poder tragarlos los agarra con sus patas y los deja caer en zonas rocosas para partirlos en fragmentos más pequeños que pueda ingerir. Esta práctica no es para comer el tuétano, como mucha gente cree, el quebrantahuesos ingiere el hueso entero, pudiendo tragar trozos de hasta 20 cm de longitud. Se estima que un 75% de su dieta se compone de lo que obtienen de los huesos de ungulados domésticos y salvajes. El resto lo componen pellejos y restos de carne, y alguna que otra tortuga muerta, previo despeñamiento de su caparazón. Se alimenta de huesos y otros restos de animales muertos pero también come ratones y pequeños lagartos. Los quebrantahuesos habitan en zonas montañosas y escarpadas, dotadas de grandes barrancos o acantilados desde donde poder arrojar sus capturas para alimentarse de ellas. Además, prefiere buscar también zonas de cuevas, donde pueda nidificar sin ser molestado. Aunque el quebrantahuesos está amenazado en Europa, la especie está ampliamente extendida en Asia y África, y es relativamente común por toda esa zona. Por ello el estado de conservación de la especie está calificado como preocupación menor por la IUCN y Birdlife International, si bien existen algunas evidencias de declive poblacional. Sus principales amenazas son el envenenamiento, la caza, electrocuciones y choques con líneas eléctricas, etc. El quebrantahuesos puede alcanzar los 25 años de edad.

Quebrantahuesos1

Quebrantahuesos2

Familia Cathartidae.

Aura Gallipavo (Cathartes aura).

Tamaño: Envergadura (160 – 183 centímetros), longitud (62 – 81 centímetros).

Peso: Entre 0,85 – 2,26 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy amplia. Desde el Sur de Canadá hasta el Cabo de Hornos (Chile).

Reproducción: Las hembras suelen poner entre 1 – 3 huevos que son incubados durante 30 – 40 días. Los polluelos permanecen en el nido unas 9 – 11 semanas.

Estado de conservación: Preocupación menor.

También conocido como buitre americano cabecirrojo, es un ave de gran tamaño en la que el dimorfismo sexual es mínimo, ya que machos y hembras prácticamente son igual de grandes. A pesar de su apariencia similar a la de los buitres del Viejo Mundo, no está emparentado de forma estrecha con dichas especies aunque es cierto que pertenecen al mismo orden. Las plumas del cuerpo del urubú de cabeza roja o aura gallipavo cuerpo son en su mayoría de color marrón-negruzco. La superficie inferior de las plumas de vuelo de las alas es de color gris, creando contraste con los lineamientos alares más oscuros. La cabeza es pequeña en proporción al cuerpo y no tiene plumas, en los adultos es rojiza y en las especies juveniles es gris oscuro. Tiene un pico relativamente corto, ganchudo y de color marfil. El iris de los ojos es de color marrón-grisáceo, dichos ojos tienen una sola fila incompleta de pestañas en el párpado superior y dos filas en el párpado inferior. Las patas y los pies son de color rosado, aunque a menudo con manchas blancas. Los dedos delanteros de los pies son largos y tienen pequeñas membranas interdigitales en sus bases Los pies son planos, relativamente débiles y poco adaptados a sujetar; las garras tampoco están diseñadas para agarrar, ya que son relativamente romas. En vuelo, la cola parece larga y delgada, contrastando con la del zopilote negro (Coragyps atratus). El aura gallipavo se alimenta principalmente de una amplia variedad de carroña, desde pequeños mamíferos a los herbívoros grandes, prefiriendo los recién muertos y evitando los cadáveres que han llegado al punto de putrefacción. Raramente se alimenta de materia vegetal, como vegetación de las riberas de ríos, calabazas u otros cultivos y/o de insectos vivos y otros invertebrados. En Sudamérica ha sido observado comiendo las frutas de la palma aceitera. Esta ave de presa busca alimento utilizando su sentido del olfato, un sentido compartido con los demás buitres del género Cathartes, pero poco común en el mundo de las aves. Localiza carroña al detectar el olor de etanotiol, un gas producido al inicio de la descomposición en los animales muertos. El aura gallipavo es un ave de costumbres gregarias, la cual pasa la noche en grupos comunitarios, aunque suele buscar alimento individualmente durante el día. Hasta varios cientos de buitres pueden agruparse para pasar la noche, a veces incluyendo zopilotes negros (Coragyps atratus). Perchan en árboles muertos, sin follaje, o en estructuras artificiales como torres de agua. A pesar de que anida en cuevas, no entra en ellas para descansar, excepto durante la época de reproducción. Durante la noche, reduce su temperatura corporal por cerca de 6 ºC hasta 34 ºC, volviéndose ligeramente hipotérmico. El aura gallipavo es frecuentemente visto sentado con las alas extendidas. Se cree que esta postura cumple con múltiples funciones: Secar las alas, calentar el cuerpo, y combatir bacterias. Esta especie tiene pocos depredadores y no está excesivamente en peligro por actividades humanas por lo que está clasificada como una especie de preocupación menor, manteniéndose estables sus poblaciones. El aura gallipavo pertenece al género Cathartes, en dicho género hay otras dos especies de aves muy similares pero con la cabeza de color amarillo, las cuales habitan en Centroamérica y en América del Sur: Aura Sabanera (Cathartes burrovianus), Aura Selvática (Cathartes melambrotus). Se cree que el aura gallipavo puede alcanzar los 30 años de edad, principalmente en cautividad.

Aura gallipavo1

Aura gallipavo2

Aura Sabanera (Cathartes burrovianus).

Aura sabanera

Aura Selvática (Cathartes melambrotus).

Aura selvática

Cóndor de California (Gymnogyps californianus).

Tamaño: Envergadura (3 metros), altura/longitud (1,15 – 1,40 metros).

Peso: Entre 9 – 12 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy reducida. Norte de Arizona, Sur de Utah, Sur de California y Norte de Baja California.

Reproducción: Las hembras suelen poner un huevo cada dos años que es incubado durante unas ocho semanas. Los polluelos permanecen con los padres unos dos años, el período más largo dentro de las aves rapaces.

Estado de conservación: En peligro crítico.

El cóndor de California es una de las aves voladoras más grandes del planeta. Poseen la cabeza desnuda y relativamente pequeña, de color generalmente rojizo, aunque el mismo puede cambiar según el estado de ánimo del animal; pico de borde muy cortante y terminado en gancho. Las alas son largas y anchas y las patas, no prensiles, poseen uñas cortas y poco curvas, y con la inserción del dedo posterior elevada. Las mismas están adaptadas para la marcha y para la sujeción de la carroña. El cóndor californiano alcanza la madurez sexual aproximadamente a los siete años. El plumaje juvenil de ambos sexos es de color marrón hasta alcanzar en mudas sucesivas el característico plumaje negro-azulado de los adultos. Cuando son adultos, la cabeza y el cuello presentan barras de colores variables, anaranjado, rosa y rojo. El plumaje es negro, con una cubierta blanca debajo de las alas. La especie despliega dimorfismo sexual desde su nacimiento, por lo que los machos alcanzan mayor peso y envergadura que las hembras. El cóndor de California se alimenta principalmente de animales muertos, una vez localizada la carroña los cóndores no descienden a comer de manera inmediata sino que se limitan a volar sobre la misma o se posan en algún lugar desde donde esta se vea claramente. Uno o dos días pueden pasar hasta que finalmente se acercan a la comida. Comienzan entonces a alimentarse en los puntos más accesibles o blandos de los cadáveres, es decir, los ojos, lengua, ano, ubre o testículos, abdomen y entrepierna. Con sus fuertes y cortantes picos desgarran los tejidos y abren los cueros lo que adicionalmente facilita el aprovechamiento de la pieza por parte de carroñeros de menor envergadura. El cóndor de California anida generalmente en cuevas situadas en grandes paredes rocosas verticales, protegidas del viento y la intemperie, cabe destacar que las dimensiones de los nidos son altamente variables. Esta especie se encuentra en la actualidad en grave peligro de extinción, solamente se encuentran en libertad unos 150 ejemplares, todos ellos reincorporados a la vida silvestre y 130 individuos en cautiverio. La gran escasez de cóndor de California es debida a que durante el Siglo XX, la caza furtiva, el envenenamiento por plomo y la destrucción de su hábitat mermaron de forma dramática su población y en redujeron de forma dramática su distribución, reduciéndolo a pequeñas zonas. En la actualidad hay diversos planes para la conservación y reintroducción del cóndor de California, para ello, los científicos quieren mantener tres poblaciones de esta especie, dos en libertad y una en cautividad para que con el tiempo, alcancen un nivel de individuos óptimo y estable. El cóndor de California es una de las aves más longevas del mundo, con una vida útil de hasta 60 años.

Cóndor de California1

Cóndor de California2

Fuentes: Wikipedia, National Geographic, Enciclopedia del Reino Animal (Susaeta), arkive.org, globalraptors.org, Google (fotografías), elaboración propia.

 
4 comentarios

Publicado por en 15 octubre, 2013 en Naturaleza

 

Etiquetas: , , ,

4 Respuestas a “Aves de Presa I

  1. Contreras Vargas Patricia CEcilia

    21 febrero, 2016 at 09:49

    Magníficas especies, que cuando están en pleno vuelo se ven majestuosos una vez más que agradecer a quien creó tanta belleza.
    He escuchado decir que en la actualidad las aves de rapiña se están reproduciendo de una manera alarmante? O son especulaciones?

     
    • laexuberanciadehades

      21 febrero, 2016 at 11:06

      En la actualidad buena parte de estas aves se encuentra en peligro y bajo estrictos programas de conservación y seguimiento.

       
  2. freddy barrantes

    23 febrero, 2016 at 17:27

    Buen aporte para apoyar la conservacion de las aves y proteger el ambiente local donde vivimos. Contribuyo a proteger las aves en mi localidad Oxapampa (Perú), especialmente el aguila arpía que le decimos aguila monera. Gracias por el esfuerzo.

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: