RSS

Necromanteion

10 Dic

Perséfone, mi amor en tinieblas de misantropía. Lo siento, nuestro templo ha sido profanado con la sangre de 13 vírgenes, sacrificio erróneo para un empíreo que no recompensa nuestros actos con oro en los bolsillos ni con lechos de pegajosas sábanas flamígeras. Ruinas, columnas dóricas en el suelo, aroma a soledad, sacerdocio perdido en un culto equivocado, dioses encadenados a creencias imposibles. No llores, estoy tan conmocionado que no puedo ni pensar, no te manifiestes, no podré creer en ti, ni en mí, ¿no entiendes que todo acabó?, en poderosos lomos de desesperanza hoy se marcha deprisa mi fe. El ateísmo nos aleja el uno del otro.

Mírame, allí donde estés, el fruto de la desilusión, lo maduro de un sentimiento encontrado y opuesto a ti, reflejos sobre agua cristalina que tiembla a cada recuerdo. Me derrito de forma trémula, a media luz, se deshace la entereza que guardaba para enfrentarme a mis demonios y ahora aquí, terreno yermo, maldito, carente de amor… Una cripta donde reposan cenizas y miedo a los dioses. Cuando la apatía y la pesadumbre alcanzan su máxima expresión, ni siquiera lo heroico de un corazón enamorado puede levantar el ánimo de los caídos en combate por los labios que tanto ansiaron ser memoria candente en sueños llameantes.

Aguardamos en un subterráneo de amargura todo lo que pasó, eones de plegarias a dioses incorrectos, sabiendo que la voz se apaga en invierno, sin más. La humedad se cuela en esta cueva olvidada y sin luz, tenemos un momento en paz antes de fumigar toda esperanza ante los rayos de luz que se aproximan a nosotros, adentrándose a un corazón de tinieblas y sin pulso. A escondidas de la claridad, recordamos la gloria de un oro teñido con el color de Hades vestido para la penumbra. Sin fe, sin pensar en lo que pueden ahogar las aguas de Aquerón, simplemente, nos adentramos en brazos de un último suspiro que desfallece en la orilla de nuestra maniatada voluntad.

En el borde del infierno, al otro lado del Paraíso, hay un limbo en el que ya pasamos desapercibidos, para ti, para mí, sólo somos una leyenda que nadie cuenta. Sin embargo, un grito estará en la mitad de todo, las fuerzas se agotan así, con honor y no de rodillas. El túnel señala la salida, un agujero termina con esta historia, abismo permanente, silencio atronador en sueños de púrpura imperial. Cae, que yo ya lo hago detrás de ti, caigo y aspiro el veneno de huesos polvorientos; deja oro para el barquero, esta es otra ocasión que se disipa como polen en el viento de primavera. Perséfone, ahora que nos hemos encontrado, podemos decir adiós a la vez al que fue nuestro templo, Necromanteion.

Ya abandonamos el hogar de las almas en pena, creencias que no volverán, la exuberancia para añorar nos indica que los cambios no están hechos para el sedentarismo, ni para lo pagano. Hoy nos vamos, arrancados del pasado y elevados a un presente y futuros inciertos. Una sombra se vislumbra en el frío, apagamos las velas, abandonamos, nunca fue tan difícil admitir que el recuerdo es lo único que nos mantiene cuerdos en un mundo de locos. Vámonos juntos, secuestra mi corazón de entre la piedra que amenaza con cubrirlo todo, marchemos ya y cuando el viento de la noche silbe nuestros nombres, no dejemos de sonreír, puesto que a fin de cuentas, somos dioses, ¿verdad?.

Ulpiano Checa - El Rapto de Proserpina

Ulpiano Checa – El Rapto de Proserpina (Desconocida).

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 10 diciembre, 2012 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Necromanteion

  1. Victoria

    28 diciembre, 2012 at 05:44

    Fantastico!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: