RSS

Serpientes II

16 Nov

Familia Elapidae.

Víbora de la Muerte Común (Acanthophis antarcticus).

Tamaño: Entre 0,7 – 1 metros de longitud.

Peso: Sin datos.

Distribución: Bosques, selvas, pastizales y matorrales de la costa oriental de Australia.

Reproducción: Ovovivípara (de 3 – 20 crías por camada que miden al nacer entre 12 – 16 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La víbora de la muerte común es una especie de serpiente nativa de Australia y una de las más venenosas del mundo. Esta víbora tiene cuerpo robusto, grueso y aplanado y cabeza triangular bien distinguida del cuello. Sus colmillos son largos y flexibles, pudiendo alcanzar más de 6 mm de longitud, por lo que pueden penetrar profundamente en la piel de sus presas o víctimas. El color de su dorso es normalmente gris oscuro, aunque hay ejemplares que poseen una coloración marrón óxido y con bandas transversales. Su cola es corta y delgada, de color blanco o crema y terminando en una espina erecta. La víbora de la muerte es de hábitos nocturnos y pasa la mayor parte del día enterrada en suelo arenoso o escondida entre rocas y vegetación. Su dieta consiste básicamente en pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios; estos animales son atraídos con movimientos de la cola por parte de la serpiente. El veneno de la víbora de la muerte es altamente neurotóxico y provoca un efecto de parálisis similar al del curare. Alrededor del 15% de las personas afectadas por la mordedura de esta serpiente mueren por afecciones respiratorias a consecuencia de su veneno. Existen una serie de antídotos muy eficaces para neutralizar el efecto del veneno de la víbora de la muerte.

Subfamilia Hydrophiinae.

Serpiente Marina Amarilla (Pelamis platura).

Tamaño: Hasta 114 centímetros aproximadamente.

Peso: Alrededor de 1 kilogramo aproximadamente.

Distribución: Pelágica, la serpiente marina amarilla habita en aguas cálidas del Océano Pacífico (6 – 15 metros de profundidad) dentro de los límites tropicales y subtropicales. En ocasiones puede encontrarse esta serpiente hasta 20 kilómetros de distancia de la costa más cercana.

Reproducción: Ovovivípara (de 1 – 10 crías que miden al nacer 22 – 26 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La serpiente marina amarilla tiene la cola comprimida lateralmente como un remo. La cabeza es elongada, angosta y comprimida. Presenta placas agrandadas en la parte superior de la cabeza. No presenta internasales. Las nasales hacen contacto con la superficie superior del hocico. Cada narina se cierra y abre en forma de válvula. Presenta de 7 a 11 supralabiales, de 11 – 13 infralabiales, de 44 – 67 filas de escamas a mitad del cuerpo, de 260 – 465 ventrales y de 39 – 66 subcaudales. Las escamas dorsales son pequeñas, yuxtapuestas y hexagonales o cuadrangulares. El patrón de coloración consiste en dorso de café a negro que contrasta con un vientre amarillo. Estas serpientes se alimentan durante el día y permanecen de noche en el fondo marino ascendiendo ocasionalmente para respirar. La serpiente marina amarilla se alimenta principalmente de peces a los que ataca mediante emboscadas y por sorpresa. El veneno de esta especie es muy potente aunque no es considerada una especie agresiva para el hombre.

Serpiente marina amarilla

Serpiente Marina de Pico (Enhydrina schistosa).

Tamaño: 1,4 metros aproximadamente.

Peso: Alrededor de 2 kilogramos de peso.

Distribución: Costas e islas del Océano Índico y parte occidental del Océano Pacífico (Omán, Emiratos Árabes Unidos, India, Bangladesh, Sur de China, Indonesia, Malasia, Australia, Nueva Guinea).

Reproducción: Ovovivípara (de 4 – 10 crías que miden al nacer de 21 – 24 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La serpiente marina de pico es una especie de ofidio marino altamente venenoso que puedo encontrarse en las zonas del Indo-Pacífico. Esta especie está implicada en más del 50% de mordeduras producidas al hombre por serpientes marinas, así como la mayoría de envenenamientos y muertes a consecuencia de dichas mordeduras. La serpiente marina de pico es de un color gris oscuro homogéneo por el dorso, pudiendo tener franjas azuladas, mientras que los flancos y el vientre son blancos. Estos ofidios no se diferencian físicamente de las serpientes de tierra salvo por su mayor adaptación al mar. Las serpientes marinas de pico suele encontrarse normalmente en islas costeras, siendo activas tanto de día como de noche, capaces de sumergirse a profundidades de hasta 100 metros y permanecer unas 5 horas sin respirar debajo del agua. Para la vida marina están equipadas con una serie de glándulas para eliminar el exceso de sal. Su alimento principal es el pescado. Esta especie es particularmente agresiva y además posee un potente veneno compuesto de neurotoxinas y miotoxinas que pueden causar la muerte en una persona dependiendo de la gravedad de la mordedura.

Serpiente Marina Rayada (Laticauda colubrina).

Tamaño: Entre 0,875 – 1,42 metros de longitud.

Peso: Alrededor de 1 kilogramo aproximadamente.

Distribución: Aguas tropicales poco profundas (hasta 10 m) del Indo-Pacífico, principalmente en pequeñas islas de coral, arrecifes de coral y manglares (desde la Bahía de Bengala hasta Nueva Guinea).

Reproducción: Ovípara (la hembra pone entre 2 – 40 huevos en cuevas cercanas al mar (a veces también debajo de la arena) pero siempre con un recurso cercano de agua dulce).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La serpiente marina rayada es una serpiente marina venenosa pero no agresiva con los buceadores. En estas serpientes son de color claro o gris oscuro azulado por encima y amarillento por debajo, con bandas de negro más o menos de ancho uniforme en todo o estrechamiento en el vientre. Hocico amarillo, el color se extiende hacia atrás a cada lado de la cabeza a cada lado de la cabeza por encima del ojo por lo que los escudos temporales, dejando una barra oscura en el medio. El resto de la cabeza es de color negro. La parte superior del cuerpo es de color gris, azul-grisáceo o azul; el vientre es de tonalidades más claras, de color blanco sucio o crema. Desde el cuello a la punta de la cola, la totalidad del cuerpo está rodeado de bandas negras (20 – 65) de contorno bien definido y algo más estrechas que el fondo. Su alimentación se realiza siempre en el agua, siendo la base de su dieta las anguilas y las morenas, que buscan activamente entre las oquedades y grietas de los arrecifes. Ocasionalmente, también se alimentan de peces pequeños. Esta serpiente es una muy buena nadadora, por lo que puede adentrarse sin ningún problema en alta mar, aunque siempre manteniéndose a profundidades no superiores a 10 metros.

Serpiente marina rayada

Familia Phytonidae.

Pitón Amatista (Morelia amethistina).

Tamaño: Hasta 8,5 metros de longitud como máximo pero normalmente oscilan en unos 5 metros.

Peso: Entre 11 – 30 kilogramos.

Distribución: Bosques, selvas y manglares de Australia, Nueva Guinea e Indonesia.

Reproducción: Ovípara (las hembras suelen poner unos 5 huevos que al eclosionar dar lugar a unas crías que miden unos 60 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La pitón amatista es la tercera serpiente más grande del mundo y debe su nombre a los reflejos del color de su piel. Si bien es la tercera del mundo, su masa corporal no supera la de una boa promedio, dado que es una serpiente que vive y descansa en las alturas. Las pitones amatistas son serpientes muy fuertes capaces de matar animales unas cuatro veces mayor a su cuerpo. Su dieta está complementada por peces, walabis, aves, pequeños mamíferos y hay casos conocidos de matar y tragar perros domésticos. Para cazar aves suelen subir a los arboles con excelente destreza hasta unos 30 metros de altura y descansar si no han capturado la presa. Estos animales han sido vistos descansando en las rocas muy cercanas a los ríos australianos. Se sabe poco de su biología debido a que si bien la población está distribuida muy ampliamente, se desconoce los lugares que frecuenta. Al principio de los años 80 del pasado Siglo XX, fue cazada por cazadores furtivos por su piel con valor muy alto en el mercado negro. Fue entonces cuando el gobierno de Australia decidió crear parques naturales y zonas boscosas para proteger esta especie única de su clase.

Pitón amatista

Pitón Birmana (Python molurus bivittatus).

Tamaño: Alrededor de 3,8 metros de longitud de media. Los mayores ejemplares oscilan entre 5 – 7 metros.

Peso: Hasta 90 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Áreas tropicales del Sur y Sudeste de Asia (Pakistán, India, Nepal, Bangladesh, Birmania, Tailandia, Laos, Camboya, Sur de China, Malasia, Indonesia, Java).

Reproducción: Ovípara (entre 12 – 36 huevos que son incubados en un período de dos a tres meses).

Estado de conservación: Vulnerable.

La pitón birmana es una de las serpientes más grandes que existen en la actualidad. Se trata de una constrictora robusta y fuerte que presenta un patrón de colores y manchas en la piel similar a hojas secas caídas en el suelo, lo que le sirve de perfecto camuflaje en las selvas. Existen además bellos ejemplares albinos de esta especie. Se le suele encontrar normalmente cerca del agua, siendo semiacuática pero también en los árboles (sobre todo en individuos jóvenes), presentando un comportamiento preferiblemente nocturno. Se alimentan principalmente de aves y mamíferos y debido a su cercanía en ocasiones con el ser humano, no desdeña el alimentarse también de ganado. Mata a todas sus presas por constricción y asfixia, rodeando con su cuerpo el de la presa y contrayendo sus poderosos músculos. Actualmente la pitón birmana presenta una amenaza en el territorio de los Everglades de Florida (Estados Unidos), donde se introdujo por vía del hombre, entrando en conflicto con muchas especies autóctonas que prácticamente han desaparecido como los mapaches, zarigüeyas y conejos, debido acción directa de la pitón, entrando además en competencia con el aligátor americano. Erróneamente vendida como mascota exótica gracias a lo atractivo de su color y comportamiento tranquilo, la pitón birmana tiene una tasa de crecimiento muy rápida y a pesar de su aparente docilidad, puede ocasionar mordeduras graves a una persona e incluso matarla por constricción gracias a su gran tamaño. Las poblaciones salvajes de esta serpiente se encuentran amenazadas en la actualidad, debido principalmente a la caza para obtener su piel y a la degradación de su hábitat.

Pitón de Seba (Python sebae).

Tamaño: Unos 5 metros de longitud, algunos ejemplares pueden llegar hasta los 7 metros.

Peso: Pueden alcanzar los 110 kilogramos aproximadamente en ejemplares de gran tamaño.

Distribución: Principalmente sabanas arboladas y con zonas de agua de casi todo el África subsahariana.

Reproducción: Ovípara (entre 20 – 100 huevos por camada que al eclosionar dar lugar a crías con un tamaño que ronda los 45 – 60 centímetros).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

La pitón de Seba es una de las serpientes más grandes del mundo y la mayor de África. Por su aspecto físico, se la conoce como pitón roca o pitón jeroglífico. Se trata de una serpiente con la cabeza ancha y totalmente cubierta de escamas. El color de esta especie, es pardo pálido en su parte dorsal, con fajas oscuras transversales, bordeadas de negro. La parte superior de la cola tiene una raya clara entre dos franjas negras. En la parte inferior tiene manchas y punteados de color pardo oscuro. La pitón de Seba es una serpiente de hábitos terrestres, principalmente, aunque suele sumergirse en el agua para cazar. Habita en sabanas, sobre todo arboladas, cerca del agua. Se alimenta principalmente de roedores, aves terrícolas, antílopes y cerdos. Se tiene constancia de que pueden engullir impalas de hasta 60 kilogramos, incluso leopardos. Suele acechar a sus presas desde el agua. Esta serpiente, como toda constrictora, ataca la cabeza con sus dientes poderosos y aserrados hacia atrás, y luego se enrolla en la víctima hasta asfixiarla, enroscándose más en su presa cada vez que respira. Debido a que no está en peligro de extinción ni está amenazada, está permitida la comercialización de esta serpiente. Estiva en los períodos secos del año y depende mucho del agua. En general se alimenta bien y se vuelve bastante dócil, pero puede morder si está hambrienta. Aunque sus proporciones sean descomunales, increíblemente no representa una amenaza para el hombre en cautiverio.

Pitón de Seba

Pitón Reticulada (Python reticulatus).

Tamaño: Algunos ejemplares extraordinarios pueden llegar a los 7 metros de largo. A pesar de ciertas leyendas sobre su tamaño, individuos de 9 ó 10 metros no han llegado a ser comprobados científicamente.

Peso: Hasta 75 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Selvas, bosques húmedos y praderas de todo el Sudeste asiático.

Reproducción: Ovípara (entre 15 – 80 huevos que al eclosionar a una temperatura de 31 – 32 ºC dan lugar a crías de unos 61 centímetros de largo).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

La pitón reticulada es la serpiente con los ejemplares de mayor longitud que existe en la actualidad. Se caracteriza por su cabeza alargada, hocico ancho y relativamente plano. Su boca es impresionante y contiene más de un centenar de dientes. Los ojos de la pitón reticulada destacan por su color amarillo anaranjado y pupila negra brillante. El cuerpo de esta serpiente es robusto, largo, muy fuerte y elástico, teniendo una coloración verdaderamente llamativa, con tonalidades amarillas, pardas y ocres en el dorso y costados, mientras que la zona ventral es mucho más clara o casi blanca. Esta pitón debe su nombre a una serie de manchas reticulares y hexagonales de color pardo oscuro que se ensanchan en los laterales de la serpiente y que están delimitadas por líneas negras. La pitón reticulada se alimenta principalmente de roedores, aves y reptiles aunque los individuos de mayor tamaño pueden dar caza a presas mucho mayores como ciervos, jabalíes, pavos, cocodrilos e incluso leopardos. Esta serpiente tiene hábitos nocturnos y a pesar de sus grandes dimensiones, es bastante ágil y rápida, lo que le permite trepar a los árboles para capturar monos y otras presas de costumbres arbóreas. La pitón reticulada puede ser muy peligrosa, en primer lugar porque su mordedura a pesar no ser venenosa, puede causar graves heridas e infectarse rápidamente debido a las bacterias que la serpiente tiene en su boca y en segundo lugar, porque su gran tamaño hace que pueda capturar, dar muerte por asfixia y engullir a un hombre adulto. Esta pitón es vendida en el mercado de mascotas exóticas, aunque nadie debería adquirirla sin tener experiencia previa en este tipo de reptiles y un lugar grande suficientemente acondicionado y seguro para el mantenimiento del animal.

Pitón reticulada

Familia Viperidae.

Crótalo Adamantino (Crotalus adamanteus).

Tamaño: Un máximo de 2,4 metros de longitud.

Peso: Entre 2,3 – 5 kilogramos aunque algunos ejemplares excepcionales pueden llegar a pesar 6,7 kilogramos.

Distribución: Bosques secos de pino, bosques pantanosos, zonas costeras y praderas húmedas. Esta especie es nativa del Sudeste de los Estados Unidos (Carolina del Norte, Florida, Mississippi, Luisiana).

Reproducción: Vivípara. (alrededor de 12 crías por camada que al nacer miden entre 30 – 36 centímetros de longitud).

Estado de conservación: Preocupación menor.

El crótalo adamantino o crótalo diamante del Este es una serpiente muy venenosa y la más larga de todas las de cascabel. El patrón de color consiste de un color de fondo marrón, pardo-amarillento, gris o verde oliva, cubierta con una serie de 24-35 manchas dorsales en forma de diamante, de color marrón oscuro a negro con centros ligeramente más claros. Cada una de estas manchas se detalla con un perímetro formado por una hilera de escamas de color crema o amarillento. En la parte trasera, las formas de los diamantes son más parecidas a bandas cruzadas y son seguidas de 5 – 10 bandas alrededor de la cola. El vientre es de color amarillento o crema, con manchas oscuras a lo largo de los lados. La cabeza tiene una raya postocular oscura que se extiende desde detrás del ojo hacia atrás y abajo hacia el labio. La parte trasera de la raya llega hasta el ángulo de la boca. Esta especie suele alimentarse de conejos y de diversos roedores a los que caza mediante la técnica de la emboscada, ocultándose gracias al camuflaje que le proporciona su piel y atacando a sus presas desprevenidas. Los individuos juveniles de crótalo adamantino pueden ser víctimas de halcones y águilas, los cuales son capaces de cazar estas serpientes. Aunque el crótalo adamantino no tiene fama de ser la serpiente de cascabel más agresiva, sí que es considerada la más peligrosa ya que sus colmillos son los más largos de todas las serpientes de cascabel y su veneno tiene un potente efecto hemorrágico en sus víctimas. La tasa de mortalidad después de una mordedura de crótalo adamantino está en torno al 10% – 30% en el ser humano según diversos estudios realizados al respecto. Esta especie puede alcanzar más de 20 años de edad, especialmente en cautividad.

Crótalo adamantino

Crótalo Diamante Occidental (Cotralus atrox).

Tamaño: Alrededor de 1,2 metros de longitud.

Peso: Unos 6,7 kilogramos.

Distribución: Territorios áridos, desiertos y praderas de Estados Unidos (de Arkansas a California) y México (Sinaloa, Hidalgo, Veracruz).

Reproducción: Vivípara (alrededor de 25 crías por camada que al nacer miden unos 30 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

El crótalo diamante occidental es un tipo de víbora que vive en el Sur de América del Norte. Se la suele conocer también con el nombre de cascabel diamantada del Oeste o víbora de cascabel ya que esta especie está altamente extendida en los territorios en donde habita. El crótalo diamante occidental es una serpiente corpulenta, teniendo la zona del dorso cubierta de manchas con forma de diamante, de ahí su nombre, terminando su cuerpo en el famoso cascabel, formado con segmentos que se van añadiendo en cada muda y que agita como señal de amenaza y alerta. Su color va desde gris a marrón o incluso rojizo, mientras que el vientre es blanquecino. Esta víbora es principalmente de hábitos nocturnos aunque estacionalmente puede desplazarse durante el día en los meses de primavera y otoño. El crótalo diamante occidental se alimenta principalmente de pequeños mamíferos como ratas, ratones, perros de las praderas, ardillas de tierra, conejos y aves. Los individuos jóvenes de esta especie también dan caza a lagartos de escaso tamaño. El crótalo diamante occidental puede subsistir hasta dos años sin alimentarse debido a su metabolismo especial. El veneno de esta víbora es hemotóxico, afectando principalmente a los vasos sanguíneos, células de la sangre y corazón. Entre el 10 – 20% de personas no tratadas clínicamente contra el veneno de esta serpiente, morirá a causa de la mordedura. El número de individuos en las distintas poblaciones de crótalo diamante occidental se mantiene estable, por lo que esta especie está clasificada dentro del grupo de Preocupación Menor en la Lista Roja de la UICN.

Víbora Áspid (Vipera aspis).

Tamaño: Entre 60 – 85 centímetros de longitud aproximadamente.

Peso: Unos 0,4 kilogramos.

Distribución: Áreas soleadas y de suelos secos con vegetación estructurada de Italia, Francia y Noreste de España. 

Reproducción: Vivípara (entre 2 – 15 crías que al nacer miden 12 – 24 centímetros).

Estado de conservación: Preocupación menor.

La víbora áspid es una serpiente venenosa de pequeño tamaño. Los machos son un poco más delgados que las hembras. La cola es relativamente corta, un séptimo a un noveno de la longitud de cuerpo en las hembras, y un sexto a un octavo en los machos. La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello. Las escamas del cuerpo son grisáceas o amarillas, doradas o cúpreas, con manchas negras o verdosas con borde negro, en aparente zigzag sobre el lomo. se encuentra a menudo en áreas montañosas o en colinas, especialmente en regiones de piedra caliza, pero se presenta a veces en llanos bajos. Tiene una preferencia por áreas cubiertas de vegetación o por lo menos con alguna cubierta. Puede ser encontrado en cuestas soleadas sobre colinas, pantanos, prados en las montañas, claros del bosque, en los límites de bosques, en botes de basura y en las canteras. En Italia se encuentra en arboledas y a menudo cerca de fuentes. Aunque no es propia de zonas elevadas, en los Pirineos se ha encontrado sobre los 2.600, en la zona del Pico Mulleres. La víbora áspid se alimenta principalmente de roedores y pequeños lagartos y aves. Esta serpiente tiene hábitos principalmente diurnos aunque también puede encontrarse activa de noche y casi siempre fiel a un mismo lugar o territorio. Una mordedura de esta especie es muy dolorosa y tiene consecuencias severas. Según Stemmler, cerca de 4% de todas las mordeduras sin tratar son fatales. Las víboras áspid de la región de Suiza son las que poseen un veneno más potente según diversos estudios realizados.

Víbora áspid

Víbora Bufadora (Bitis arietans).

Tamaño: 1 metro aproximadamente.

Peso: Alrededor de 5 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Pastizales rocosos de todo el centro, Este y Sur de África (Mauritania, Senegal, Malí, Guinea, Costa de Marfil, Nigeria, Camerún, República Democrática del Congo, Uganda, Kenia, Somalia, Tanzania, Angola, Namibia, Sudáfrica, etc).

Reproducción: Ovovivípara (alrededor de 50 – 60 crías entre 12,5 – 17,5 centímetros de largo).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

La víbora bufadora es una serpiente venenosa responsable del mayor número de muertes en África por mordedura, debido a diversos factores como su amplia distribución y cercanía a zonas altamente pobladas. Nos encontramos ante una serpiente muy gruesa, con la cabeza de forma triangular, bien diferenciada del cuello y un hocico romo y redondeado. Sus escamas tienen una destacada forma de quilla en el dorso de esta víbora, el cual suele ser de color variable dependiendo de la zona geográfica, yendo del marrón al amarillo oscuro (incluido anaranjado y marrón rojizo), mientras que el vientre es amarillento. La víbora bufadora además posee bandas negras que se extienden hasta la zona de la cola. Esta serpiente es lenta y basa su protección en el camuflaje que le proporciona su colorido, si se sienten amenazadas optarán por emitir un alto y continuo silbido y adoptando una postura defensiva colocando su cuerpo en forma de “S”. Aunque son principalmente terrestres y de hábitos nocturnos, la víbora bufadora también es buena nadadora e incluso puede trepar por los árboles. La víbora bufadora se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, aves, anfibios y lagartos. La mordedura de esta serpiente es muy dolorosa e incluso mortal en algunos casos, ya que su veneno tiene efectos citotóxicos (mortalidad del 10% sin tratamiento) pudiendo producir hemorragias, necrosis, edemas, ampollas, hipotensión y mareos, entre otros. Esta serpiente tiene un carácter agresivo y no se aconseja tenerla como mascota en cautividad sin las correspondientes y estrictas medidas de seguridad, ya que algunos ejemplares nunca se acostumbran al cautiverio y están siempre emitiendo su particular silbido y en posición defensiva.

Víbora de Russell (Daboia russelii).

Tamaño: Alrededor de 1,2 metros de largo.

Peso: Sin datos.

Distribución: Colinas y costas del Sur y Sudeste asiático (Pakistán, India, Nepal, Bangladesh, Birmania, Tailandia, Camboya, China, Taiwan, Indonesia).

Reproducción: Ovovivípara (entre 20 – 40 crías que al nacer miden en torno a 21 – 26 centímetros).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

La víbora de Russell o víbora de cadena es una serpiente venenosa responsable de la mayor parte de casos de mordeduras y muertes en el mundo, principalmente en la India, debido a su presencia cercana a núcleos urbanos y habitados. Físicamente es más delgada y menos pesada que la mayoría de las víboras, teniendo una cabeza aplanada y triangular, bien diferenciada del cuello. El hocico es embotado, doblado y levantado, con las fosas nasales grandes y la cola relativamente corta (14% de la longitud total del cuerpo). La corona de su cabeza está recubierta de escamas irregulares y fuertemente fragmentadas, mientras que las escamas de su dorso están fuertemente aquilladas, con las ventrales más lisas. Su color varía desde un fondo amarillento o marrón claro con tres series de manchas marrones oscuras que circulan a lo largo de su cuerpo y que están rodeadas por un anillo negro que se intensifica con un borde blanco o amarillo. El vientre de la víbora de Russell es de color blanco. Esta serpiente es principalmente nocturna y se alimenta de roedores, ardillas, musarañas, cangrejos de tierra, escorpiones y lagartos. Cuando se siente amenazada, eleva el primer tercio de su cuerpo y emite un silbido. Los individuos de mayor edad son más tranquilos y lentos que los jóvenes que pueden ser alterados con mayor facilidad. El veneno de la víbora de Russell es tóxico, sobre todo por la gran cantidad del mismo que puede inocular esta serpiente en una mordedura. Sus efectos van desde dolor en la zona afectada a hinchazón de la extremidad, hemorragia, ampollas, necrosis de los tejidos, vómitos, etc. Debido a que este veneno es efectivo para inducir trombocitopenia, ha sido incorporado en una prueba para diagnóstico in vitro de coagulación sanguínea que es ampliamente usada en los laboratorios de los hospitales.

Víbora del Gabón (Bitis gabonica).

Tamaño: Entre 1,2 – 1,5 metros de longitud.

Peso: Hasta 8,5 kilogramos de peso.

Distribución: Selvas y bosques del Oeste y centro de África (Gabón, Guinea, Ghana, Togo, Camerún, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Sudán, Uganda, etc).

Reproducción: Ovovivípara (entre 8 – 43 que al nacer miden de 25 – 32 centímetros de largo).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

La víbora del Gabón es una formidable serpiente con un cuerpo ancho, masivo y pesado en el que destaca de manera importante su gran cabeza triangular, muy diferenciada del cuello que es estrecho y mostrando abultamientos detrás de los ojos, dichos abultamientos corresponden a la localización de las glándulas venenosas de la serpiente. Sus ojos son ligeramente saltones, móviles, situados en posición anterior y con pupila vertical (hábitos nocturnos). En el hocico presenta dos pequeños cuernos que son mucho más grandes en la subespecie Bitis gabonica rhinoceros. Sus venenosos colmillos ostentan el récord de longitud entre todos los reptiles venenosos del mundo, pudiendo alcanzar hasta 55 mm. La coloración del fondo de esta serpiente, oscila del rosado al marrón, mientras que su dorso en toda su longitud está recorrido por una línea de manchas claras en forma de cartucho, conectada entre sí por motivos oscuros con apariencia de reloj de arena. Ambos flancos presentan también series de manchas geométricas en tonos ocres, más o menos oscuras, o casi negras. El vientre es claro con manchas irregulares de color marrón o negro. Es un patrón de colores perfecto para confundirse y camuflarse entre la hojarasca. La víbora del Gabón se alimenta principalmente de roedores, liebres, conejos, aves y pequeños monos. Su veneno (acción citotóxica y neurotóxica) no es particularmente potente pero debido a la gran cantidad del mismo que inocula en una mordedura, lo hace muy peligroso y necesario de tratamiento médico urgente. Las mordeduras de víboras del Gabón no son muy frecuentes, en parte por su hábitat, en parte por la naturaleza tranquila del animal.

Víbora hocicuda (Vipera latastei).

Tamaño: Hasta 72 centímetros de longitud aproximadamente.

Peso: Alrededor de 1 kilogramo aproximadamente.

Distribución: Presente en prácticamente toda la Península Ibérica y Norte (a excepción del extremo Norte peninsular y los Pirineos) del Magreb y en hábitats muy variables (desde zonas con cierto grado de humedad y vegetación variada hasta zonas pedregosas y semiáridas con poca o nula vegetación).

Reproducción: Ovovivípara (entre 2 – 13 crías que al Book Antiquanacer miden 16 – 20 centímetros).

Estado de conservación: Vulnerable.

La víbora hociduda o víbora de Lataste presenta el cuerpo relativamente grueso y la cola es proporcionalmente corta. Existen dos subespecies de esta serpiente: Vipera latastei, latastei y Vipera latastei gaditana. La cabeza es de aspecto triangular, está bien diferenciada del cuerpo y presenta un apéndice nasal dirigido hacia arriba. Presenta entre tres a siete escamas apicales, dos cantales, seis a nueve loreales, nueve a 11 perioculares, nueve a 10 labiales superiores y 11 a 13 labiales inferiores. Entre el ojo y las escamas labiales superiores presenta generalmente dos o tres hileras de pequeñas escamas. La coloración en Vipera latastei latastei puede ser bastante variable, incluso entre ejemplares de una misma población, no obstante, la coloración más común suele ser gris o gris parduzco, y generalmente se asemeja al color del sustrato del entorno, de esta manera logra pasar inadvertida cuando sale al exterior para solearse. El color de la cola en su extremo puede ser indistintamente negro o amarillo. Incluso las crías de un mismo parto pueden presentar colas de diferente color. No obstante, el caso de las poblaciones de Vipera latastei latastei de las sierras de Teruel resulta excepcional, ya que todos los ejemplares presentan de forma invariable un marcado color negro en el extremo de la cola. La víbora hocicuda es predominantemente diurna, aunque en los meses más calurosos puede volverse crepuscular o nocturna, incluso paralizando su actividad en los días más calurosos del verano. Se alimenta principalmente de otros reptiles como las lagartijas, lagartos, eslizones, culebrillas, así como de pequeños mamíferos como los ratones o musarañas, aves pequeñas y algunos insectos (escolopendras y escorpiones). Esta serpiente es esquiva y agresiva, además es la que cuenta con el veneno menos tóxico de las tres presentes en España y aunque su mordedura no es mortal, se precisa de asistencia sanitaria para un tratamiento adecuado, y si fuese realmente necesario, la aplicación de un suero antiofídico. En la actualidad la víbora hocicuda se encuentra en peligro de extinción ya que su población ha descendido considerablemente, siendo el hombre su principal amenaza junto a la pérdida de sus hábitats.

Víbora hocicuda

Fuentes: Wikipedia, National Geographic, wesapiens.org, Google (fotografías), elaboración propia.

 
2 comentarios

Publicado por en 16 noviembre, 2012 en Naturaleza

 

Etiquetas: , ,

2 Respuestas a “Serpientes II

  1. lourdes martinez

    13 junio, 2013 at 23:28

    encontre en el solar de casa una cosa extraña con cuerpo de gusano y cabeza de cascabel con colmillos y 10 patitas mordio el machete y empezo a gotear veneno incoloro de 10 cm de largo por 2 cm de ancho alguien me puede decir que clase de animal es este por favor..

     
    • laexuberanciadehades

      14 junio, 2013 at 00:51

      Sin verlo en fotografía es complicado pero teniendo patas parece más un insecto que otra cosa lo que describes, un ciempiés o una escolopendra quizás.

       

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: