RSS

La Persistencia de la Memoria

16 Jun

Una mirada recluida en suave ámbar se incrusta en tus ojos arrojados a la eternidad de un mar estático que amenaza con asolar la tranquilidad incontrolable de la misma calma. El tiempo, dulce como el néctar, ya se desliza entre tus manos como espesas lágrimas de terciopelo y gozo, mostrando la manera en que la realidad escapa del alcance limitado de tus pensamientos ablandados con el paso de amargos días, tan pesados como bloques de granito carcomido. La amordazada extravagancia se viste hoy de multicolor arlequín y nos indica con el dedo que la paranoia y la ternura pueden hallarse en el vuelo de una (no tan simple) impertérrita mosca.

La persistencia de la memoria

Salvador Dalí – La persistencia de la memoria (1931).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 junio, 2012 en Arte, Cultura, Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: