RSS

Promesas & Deseos

12 Jun

Dime, ¿qué se siente cuando la Luna susurra mentiras bajo tu puerta y el principal objetivo parece tan inalcanzable como el agua en mitad del desierto de tu alma?. No temas a deshacerte en mitad del Edén de tu odio porque la catedral de mentiras que has edificado, es frágil como un castillo de naipes y temblorosa como un corazón ardiendo por el último suspiro de amor. Medianoche clavada en el reloj, lo gótico se desparrama por tu madrugada sedienta de redención, surgiendo monstruos para curar y enterrar los miedos que te aterran, mientras el desprecio se dibuja en tu cara y lo inevitable se hace patente a cada desilusión.

No hay más etéreo que la espiral de tus falsas intenciones, si tu última decisión es ahorcarte… hazlo, simplemente hazlo y yo mismo cuidaré del negro y retorcido patíbulo de tu adiós, el cual cubriré con ásperos pétalos de rosa. Las promesas del cielo han caído en el olvido, se desgastan y consumen con el paso de un tiempo desgarrador y ácido que consume las perdidas intenciones del corazón. Carta blanca para evolucionar más allá de tu abrazo mortal y una promesa de resurrección después de infinitos días de penitencia, porque muy adentro de la cripta del pesar, he visto que hay luz y no solo amaneceres tintados de gris desesperación.

Hoy hay un cráter humeante en el lugar de un corazón y la sangre se hace ya el alimento de los depredadores de sueños. Echo de menos el cálido abrazo de la noche, la soledad de sus caricias, el silencio de sus palabras, ese sabor que dan los besos que jamás saldrán de unos labios inexistentes. Te quedaste atrás y yo en un limbo que nunca olvidé, en la inmovilidad de una queridísima pesadilla que osa invadir mis noches con su pertinaz recuerdo, ahí estás y te veré entre las manchas negras de una soledad encantadora a la que me sujeto entre tinieblas. Quiero destilar los susurros de este piano, hacerlos música para ti y apresar la parálisis de un instante de tiempo perdido entre los labios de la crueldad.

Miseria y oprobio, haz de ello el dulce vino (ponzoña onírica) que deba beber cuando las estrellas se viertan del cielo hacia un océano devorador de deseos y tragedia a partes iguales. Prometiendo un infierno en donde arder cuando el clímax rasgue los muros de la paciencia, sé que nos desborda lo elevado de una memoria encerrada en el interior de este otoño húmedo y frío. Hojas secas, esqueletos alrededor, la guarida del dragón en lo profundo de lo impenetrable de este bosque con aire a soledad, tu corazón se maquilla con pinturas de victoria y prostitución barata, ¡mentiras!, es el veneno de tus labios, el retrato de una biografía maldita que abre los ojos a la consciencia en el clímax de una noche para olvidar.

El espectro que cena con la muerte a la luz de una agónica vela, comparte la fragilidad de un deseo por realizar y una promesa por cumplir. Respirando la fragancia de hojas de menta secas y gozando con el vacío de un pasillo, en donde ya nadie pasea sus pensamientos bajo el peso de la conciencia. Ruge la noche un grito ahogado que nadie oye salvo la soledad de tu silencio, el alba está aún demasiado lejos para rescatarnos de esta deliciosa atmósfera de decadencia, es un ocaso digno del propio Lord Byron. Promesas & Deseos para quien deseé escuchar, antes de que la puerta se cierre a mis espaldas y nuestra bienaventuranza pase una noche más, en brazos de la más tierna ausencia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 junio, 2012 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: