RSS

Archivos diarios: 23 marzo, 2012

Baphomet

El Baphomet es una deidad pagana asociada a la fertilidad y relacionada con el cristianismo que durante el siglo XIX se asoció al ocultismo y satanismo, confundiéndolo erróneamente con Satán. Simboliza la dualidad masculina y femenina, la noche y el día, siendo en definitiva, la dicotomía general del cosmos y representada en sus inicios como una cabeza con barba y pequeños cuernos.

Posible representación antigua de Baphomet.

Estudiosos recientes indican que el origen de la palabra Baphomet se encuentra en la corrupción de la palabra Mahoma en idioma occitano. El término apareció por primera vez en una carta fechada en Julio de 1098 de Anselm de Ribemont, un caballero cruzado. El cronista de la Primera Cruzada (1096 – 1099), Raymond de Aguilers, se refería a las mezquitas con el nombre de bafumarias.

Sin embargo, este ídolo pagano alcanza una gran protagonismo en el proceso contra los Templarios. Cuando el rey francés Felipe IV suprimió la Orden del Temple el 13 de Octubre de 1307, el nombre de Baphomet aparece en varias de las confesiones (realizadas bajo tortura) contra los templarios, a los cuales se les acusó de más de un centenar de cargos, entre ellos cabe destacar: Herejía, idolatría a Baphomet, sodomía, escupir sobre la cruz, etc.

Más tarde, durante el Siglo XIX, el Baphomet fue asociado al movimiento ocultista de la época. Eliphas Lévi (Alphonse Louis Constant) publicó su libro Dogme et Rituel de la Haute Magie (Dogma y Ritual de la Alta Magia). En dicho libro se publicaba una imagen realizada por el propio Lévi que describió como Baphomet y la “Cabra Sabática”, que muestra un humanoide andrógino con alas de cabra, pechos de mujer, un falo con forma de vara de Hermes, un brazo masculino y otro femenino con una mano hacia arriba y otra hacia abajo, señalando una luna creciente y otra menguante (cada brazo tenía una palabra en latín: solve y coagula), un pentagrama en su frente y una antorcha entre los cuernos de su cabeza. Esta figura se convirtió en la representación más conocida de Baphomet y siendo muy similar a la carta número XV del Tarot de Marsella, llamada El Diablo (Le Diable). De esta forma, la figura de Baphomet ha sido tergiversada, asociándola inevitablemente y de forma errónea al macho cabrío de los aquelarres (al modo del célebre cuadro de Goya, El Aquelarre), a Satán y otros demonios menores.

El pentagrama del Baphomet de Lévi aparece en su estado derecho, porque su figura (desde el punto de vista simólico) es divina e iniciática, no material como es el caso de Satanás. De hecho, las sectas satánicas actuales utilizan el pentagrama invertido. El resto de simbología de Baphomet, sin embargo, debe observarse desde el hermetismo y sus siete principios herméticos o Kybalión.

Relación entre los siete principios herméticos y Baphomet:

  1. Principio de mentalismo: Las palabras “solve” y “coagula” de Baphomet, aluden a la facilidad para disolver y crear, simbolizan el “todo es mente, el Universo es mental”.

  2. Principio de correspondencia: Una mano hacia arriba y otra mano hacia abajo de Baphomet simbolizan el “como es arriba, es abajo”.

  3. Principio de vibración: Las citadas manos y la vara fálica de Hermes en vibración, simbolizan el “nada está inmóvil, todo vibra”.

  4. Principio de polaridad: Las dos direcciones de las manos, la luna negra y la luna blanca, los pechos femeninos y el falo masculino de Baphomet, simbolizan el “todo es doble”.

  5. Principio de ritmo: Las fases lunares representadas por las dos lunas simbolizan el “todo fluye y refluye, avanza y retrocede, sube y baja”.

  6. Principio de causa y efecto: Las palabras “solve” y “coagula” de Baphomet simbolizan el “toda causa provoca un efecto y todo efecto parte de una causa”.

  7. Principio de generación: Los pechos femeninos y el falo masculino, los dos tipos de brazo de Baphomet, simbolizan el “todo es masculino y femenino”.

jean-dodal-le-diable

Jean Dodal – Le Diable (1701 – 1715). *Perteneciente al Tarot de Marsella.

stanislas-de-guaita-pentagrama

Stanislas de Guaita – Pentagram (1897). *Apareció por primera vez en el libro “La Clef de la Magie Noire”.

Baphomet según Eliphas Lévi.

Años después, durante el siglo XX, el ocultista y mago ceremonial Aleister Crowley afirmaba que el Baphomet era un andrógino divino, representando la naturaleza espiritual y la unión de los contrarios, convirtiéndose en una figura muy importante dentro de la cosmología y filosofía espiritual Thelema que él mismo creó. Se ha sugerido en diversas ocasiones que los masones también practican la adoración a la figura de Baphomet aunque existe diversa controversia a este respecto. En la actualidad, tanto movimientos satanistas, luciferinos y herméticos, utilizan en mayor o menor medida la figura del Baphomet, aunque con variaciones en su representación y diferencias importantes respecto a su significado.

Representación moderna de Baphomet.

Fuentes: Wikipedia, Respetable Logia Simbólica Centauro Nº. 9-96, Eliphas Lévi (Dogma y Ritual de la Alta Magia), elaboración propia.

 
9 comentarios

Publicado por en 23 marzo, 2012 en Esoterismo, Historia

 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: