RSS

Aokigahara, el Bosque de los Suicidios

12 Oct

Desde hace unos años, Aokigahara (青木ヶ原) o también llamado Mar de Árboles (樹海), se ha convertido en un icono del misterio, ya que en él, se suicidan decenas de personas todos los años, siendo junto al Golden Gate de San Francisco, el lugar del mundo en donde más gente se ha quitado la vida. Este oscuro bosque de 35 km2 y en donde crecen deliciosas setas y hongos, está situado en un lugar tan emblemático como son las faldas del Monte Fuji y tiene una gran densidad de arboleda, unido esto a la ausencia casi total de fauna importante en la zona, lo cual hace que Aokigahara sea un espacio extraordinariamente tranquilo. Según distintas leyendas de la mitología japonesa, en este bosque habitan algunos demonios y algunos escolares que han visitado la zona, hablan de formas blanquecinas que se ven revoloteando por Aokigahara de noche. Entre los budistas, corre la leyenda que en este lugar, los espíritus de personas que se han suicidado, llaman a los vivos para que hagan lo mismo.

Aokigahara es un lugar de complicado acceso, su suelo está formado de roca volcánica procedente del Monte Fuji y tiene algunas rutas no oficiales, usadas por ciertos voluntarios para buscar cuerpos de desaparecidos y de personas que supuestamente se sospecha que han podido adentrarse en esta inmensa arboleda para suicidarse y acabar así con sus vidas. Algunas zonas de Aokigahara están marcadas con cintas de plástico que delimitan zonas de búsqueda y también son abundantes los carteles, tanto en japonés como en inglés, colocados por las autoridades locales, en los que se insta a la gente a que no se internen más en el bosque, ya que puede resultar peligroso y que si lo hacen con ánimo suicida, se paren para reconsiderar dichas intenciones. En el interior más profundo del bosque son pocas las personas que se adentran, siendo muy escasas las evidencias de presencia humana tales como basura o restos humanos.

Aokigahara Google Earth

Vista desde Google Earth del bosque de Aokigahara y el Lago Saiko.

Parte de su siniestra fama comienza con la publicación en 1960 de la novela Nami no Tou de Seicho Matsumoto, en la que al final de dicha obra, dos amantes se suicidan en el bosque de Aokigahara, aunque su leyenda negra se extiende con anterioridad, ya que en el Siglo XIX, algunas familias abandonaban allí a niños o ancianos de los que no podían hacerse cargo debido a enfermedades o hambrunas. En 1993, se publicó otro libro del que se han vendido millones de copias, Kanzen Jisatsu Manyuaru (Completo Manual del Suicidio), de Watanaru Tsurumi, en el que el autor recomienda Aokigahara como perfecto lugar para quitarse la vida. Algunas personas de las localidades cercanas, han desistido de pasear por la zona con sus hijos pequeños, debido al temor existente de poder encontrarse con relativa facilidad el cadáver o los restos de algún suicida.

Se calcula que desde 1950, más de 500 personas (la mayoría de mediana edad y muertos por ahorcamiento) se han suicidado en este bosque a las faldas del Monte Fuji (solamente en 2003 fueron 100 personas las que terminaron allí con su vida) y la cifra puede ser bastante mayor, debido a que las autoridades han dejado de dar anualmente el número de suicidas, en un claro intento de separar la asociación existente en la cultura popular de Aokigahara como lugar predilecto para privarse voluntariamente de vida, en un país como Japón, en el que la tasa de suicidio es superior a la media aunque inferior a la de países como Lituania o Corea del Sur. Anualmente, unos 300 operarios, entre voluntarios y bomberos, se internan en el bosque para localizar los cadáveres de personas que no han podido ser encontradas por los guardias forestales o por visitantes y la policía patrulla también los alrededores de Aokigahara en busca de posibles suicidas que deseen adentrarse allí para quitarse la vida. No se descarta que un minoritario número de los cuerpos que se encuentran, sean de personas asesinadas, ya que la espesura y el difícil acceso del bosque, lo convierten en un lugar propicio para deshacerse de cadáveres sin ser visto y sin dejar pistas. Algunos restos humanos encontrados aquí llevaban en Aokigahara años debido a su grado de esqueletización, otros en cambio, no son encontrados nunca.

El aumento de las tasas de suicidio ha ejercido presión sobre los tres pueblos que bordean el bosque y que tienen jurisdicción sobre las personas que mueren allí. De acuerdo con la ley japonesa, estos pueblos son responsables de la eliminación de cadáveres no identificados y ello está llevando una pesada carga sobre sus finanzas. A lo largo de los años, este bosque ha sido protagonista en prensa y en diversos documentales en la televisión japonesa e internacional, describiendo la situación de la zona y la multitud de macabros hallazgos como cuerpos de personas ahorcadas descomponiéndose al aire libre, restos de huesos humanos esparcidos por el suelo e incluso un cadáver momificado dentro de una tienda de campaña. Además, no son pocas las cartas de despedida que han sido encontradas en Aokigahara, aparte de documentos de identidad, multitud de objetos personales e improvisados altares en honor a los fallecidos en dicho bosque. No cabe duda que en el misterioso bosque de Aokigahara, hay una cosecha de cadáveres de los que por desgracia, se adentran en él para cometer suicidio.

Desde el punto de vista meramente paranormal cabe destacar que este bosque tiene una asociación histórica (desde hace 1.000 años) con los fantasmas japoneses conocidos como los Yūrei (幽霊). Se dice que estos seres inmateriales persiguen a aquellos que se adentran dentro de Aokigahara. Muchos visitantes han informado ver apariciones o sentir presencias extrañas e incluso escuchar susurros que vienen de la nada. Según diversos testigos, los fantasmas de Aokigahara aparecen tanto con forma de niebla como forma humana. Otros afirman que son los demonios los que habitan en el bosque y cuando las personas entran con pensamientos negativos, dichos demonios les impiden volverse atrás.

Tsukioka Yositoshi - Yūrei

Tsukioka Yositoshi – Yūrei (Desconocida).

Un mito popular sobre Aokigahara es que los yacimientos de hierro magnético que hay en el lugar hacen que las brújulas y los GPS dejen de funcionar, provocando que los viajeros se pierdan. Muchos turistas afirman que sus aparatos electrónicos registran fallos al adentrarse dentro de este espeso bosque.

“Un momento, por favor. La vida es un precioso regalo que te dieron tus padres. No te guardes tus problemas, compártelos, busca asistencia”.

Nota: Desde La Exuberancia de Hades se ha preferido omitir por respeto y por su poco interés divulgativo, la publicación de fotos e imágenes explícitas de fallecidos en Aokigahara que circulan por todo Internet.

Aokigahara9

Aokigahara10

Aokigahara11

Aokigahara12

Documental sobre el Bosque de Aokigahara (subtitulado en español): https://vimeo.com/48921632

Fuentes: Wikipedia, The Telegraph, The Independent, The Japan Times, elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

6 Respuestas a “Aokigahara, el Bosque de los Suicidios

  1. isaac

    31 mayo, 2012 at 22:30

    Seria bueno ir por allá de viaje a buscar cadáveres y saquearlos, noma vi un vídeo y había un cadáver con las llaves de un carro al lado!

     
    • laexuberanciadehades

      31 mayo, 2012 at 22:50

      Hombre, ir allí a saquear cadáveres y llevarte alguno de recuerdo a casa no parece el mejor plan pero bueno, por respeto más que otra cosa. Soy de la opinión que a los muertos hay que dejarlos tranquilos, nunca se sabe 😉

       
  2. nachín

    25 junio, 2012 at 22:09

    Déjalo que lo haga, que saquee lo que quiera, después no podrá dormir el muy desgraciado!!! jajaja

     
  3. PACO_PINO

    9 octubre, 2012 at 13:43

    UNA PASADA DE SITIO, YA SABES QUE MI CÁMARA Y YO NOS ADENTRARÍAMOS SIN DUDARLO… QUE LOGRE SALIR DESPUÉS ES UN MISTERIO…. 🙂

     
    • laexuberanciadehades

      9 octubre, 2012 at 13:45

      Ya lo creo, eso sería como un Mi Cámara y Yo, impresionante lugar sin duda y lo dicho, otra cosa sería poder salir luego…

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: