RSS

Mi Infierno

24 Jul

Mi infierno en carne viva te reclama para que seas el dolor que excite estos nervios narcotizados por el exceso de tétrica desesperación. Poseemos un alto campanario para arrojar lo que no queremos ser y un metálico tañido sónico, que nos ayude a gritar aquello en lo que anhelamos convertirnos, retumbando intenso en el éter que separa los deseos de la realidad. Y ahora que lo pienso cariño, ¿por qué sonaron las campanas?… Ya recuerdo, las oí mientras ella me contaba que había dormido en un cementerio, sin saber que estaba muerta y que yo era solo una ilusión.

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 julio, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: