RSS

Ultratumba

28 May

La pasión se desgarra y sus uñas se rompen escalando el foso donde está enterrado el amor, deja entonces que el recuerdo se desnude delante de ti, quizás ello te invita a volver y rescatar el calor que perdimos en esta ciudad. Existe una marchita ultratumba que habla entrecortadamente contigo cada noche, como si temiera a que la frecuencia de tus sentimientos se desintonizara, perdiendo la emisora que tantas veces te trajo las noticias de nuestro dulce corazón. Besos y deseos para aplacar el miedo y los anhelos cancelados, aquellos que hacen que la inspiración se eleve hacia la nada para morir después de añoranza.

No existe el terror cuando todo se traduce en puro pánico y unas ganas de huir tan lejos como se pueda nos asaltan, relatando en primera persona como el alma transmite un S.O.S. al viento que nadie recibirá, sabiendo que si la esperanza es lo último que se pierde, hoy ya no queda nada que hacer. Cuenta atrás, los colmillos supuran el veneno que evitamos cuando tragamos una mentira tras otra y el aguante se ve mermado, alcanzando niveles de fragilidad en los que el corazón queda al descubierto, para sufrir los ataques que el destino nos tiene preparados de modo implacable.

Deseo, trampa mortal para aquellos que se dejan llevar por su credo embriagador, yo rezo por unos momentos de cordura en los que pueda levantarme y abandonar ese oscuro mundo, dulce y aromático hasta el éxtasis. No más entregar el corazón a las manos equivocadas, porque la tumba ya está repleta de demasiados retazos de oscuridad que un día olvidé, sin percatarme de proteger mi espalda de los ataques del desamor. Indigno final escrito con letras de molde y grabado en lo funesto de tu mente perdida y cansada, tan solo deseamos encontrar el modo de escapar de estos cimientos tambaleantes en donde edificamos la ilusión.

Sonrisas cínicas traspasando lo negro de la noche, mis puños cargados de rabia, sintiendo como la ira inunda mi cuerpo con la flama de una respuesta demencial y desmedida. No me importa, no quiero ver pero lo escucho de sus labios. La Náyade muerta, flota sobre las frías aguas del lago, su vestido rasgado se hunde sumida en una danza macabra y ondulante que no recibe por mi parte, más que indiferencia. No hay cuentos aquí, solo juegos que tu condición cínica desea disfrutar, succionando toda energía vital para convertirme así, en un pelele encadenado a tu bendita e “ingenua” estupidez.

Admite que la gloria de la ultratumba nos espera detrás de la vieja puerta del cementerio, óxido al andar en nuestras chirriantes articulaciones, pesadumbre que calcina nuestra fortuna mientras la ventura se esfuma y ya solo nos queda recibir el caos con una atrevida sonrisa en los labios. Sin olvidar jamás todo aquello que nos ha llevado hasta aquí, ni más ni menos que una deriva que nos descolocó y ahora… Ahora ya no sabemos cómo volver por nuestros pasos. Haz que nuestra particular hecatombe pida esa redención, que nos haga olvidar las razones del por qué hoy estamos a cero.

Ataúdes desnudos por la carcoma y vacíos de cenizas, gritos en una sepultura cruda como pútrida carne recién cortada. Levanta de esta escena cruel todo lo tétrico que puedas asimilar, estamos asistiendo al agujero negro que la calamidad ha clavado dentro de nuestros corazones. Esperamos para la resurrección en un tercer día que no sabemos si llegará, quizá para entonces solo nos quede ya el congelarnos alegremente en agonía y esperanza. Somos como fantasmas perdidos en el laberinto de Minos, arrastrados en un pasado del que deseamos escapar y no hay más opción, insufla la ira del corazón en los labios de tu amor, para hacer florecer infinidad de promesas que colapsen lo infame de este trance.

Ultratumba que se despoja de su dignidad, hoy nos abre su puerta secreta por última vez, conduciéndonos al aire puro de un paisaje prometedor… Pero siempre, al Tercer Día.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 mayo, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: