RSS

Tiburones I

16 May

Familia Alopiidae.

Zorro Marino (Alopias vulpinus).

Tamaño: Entre 2 – 6 metros de longitud.

Peso: Hasta 500 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Mares templados y cálidos de todo el mundo, desde las zonas costeras hasta las pelágicas.

Reproducción: Ovovivípara (2 – 4 embriones que al nacer pueden alcanzar los 114 ó 150 centímetros).

Estado de conservación: Vulnerable.

El zorro marino es un tiburón de cuerpo robusto, hidrodinámico y en forma de torpedo, su morro es cónico y puntiagudo, con unos ojos de moderado tamaño y carentes de membrana nictitante. Lo que le hace ser uno de los tiburones más curiosos es la formidable longitud de su cola, midiendo ésta lo mismo que el resto de su cuerpo. Dicha cola la utiliza a modo de látigo para golpear y aturdir a los peces de los que posteriormente se alimenta (caballa, sardinas, boquerones, arenques, etc). A pesar de su gran tamaño, tiene unos dientes pequeños por lo que no representa peligro alguno para los seres humanos. El zorro común, cuyo dorso es grisáceo azulado y su vientre blanco, habita zonas costeras y pelágicas de igual forma, manteniéndose desde la superficie hasta una profundidad de 550 metros. Es estacionalmente migratorio, por lo que en verano busca aguas más cálidas, resultando ser un extraordinario nadador, capaz de realizar grandes saltos fuera del agua, además de mantener la temperatura de su cuerpo por encima de la del mar o del océano que le rodea. El exceso de pesca comercial (obtención de sus aletas, piel y aceite de hígado) y deportiva de esta especie, está poniendo cada vez más en peligro su subsistencia, produciendo un rápido colapso de su población.


Familia Carcharhinidae.

Tiburón Arenero (Carcharhinus obscurus).

Tamaño: Hasta 4,2 metros de largo, con una media de 3,2 metros. Las hembras son mayores que los machos.

Peso: Un máximo registrado de 347 kilogramos.

Distribución: Cosmopolita de aguas templadas y tropicales de todo el mundo. Suelen habitar en profundidades de 10 – 80 metros aunque ocasionalmente pueden realizar incursiones a profundidades por debajo de los 200 metros y hasta los 400 metros.

Reproducción: Vivíparo (entre 3 – 16 crías que al nacer miden unos 0,7 – 1 metro de largo).

Estado de conservación: Vulnerable.

El tiburón arenero, también conocido como jaquetón lobo, es un escualo esbelto y de cuerpo hidrodinámico, uno de los de mayor tamaño de su género. Su hocico es redondeado y no suele superar la anchura de su boca. Los ojos son de un tamaño mediano, redondos y poseen membrana nictitante. Respecto a sus aletas, las pectorales son largas y con forma curvada, la dorsal no muy grande pero con forma de hoz, originándose por detrás de las pectorales. La aleta caudal de esta especie es grande y alta, con dos lóbulos bien desarrollados  y un agujero ventral cerca de la punta del lóbulo superior. Los dientes del tiburón arenero son triangulares y afilados y le sirven para alimentarse de peces pelágicos (arenques, anchoas, atún, caballa, pez espada, jureles), peces demersales o de fondo (besugos, lenguados), peces de arrecife y otros cartilaginosos, además de rayas, cefalópodos, estrellas de mar, mamíferos marinos y carroña, que completan su amplia dieta. El tiburón arenero es potencialmente peligroso para el hombre debido a su gran tamaño aunque se le han atribuido pocos ataques. Esta especie es huésped de varios parásitos (rémora, lampreas, cestodos, copépodos). Debido a su tasa de reproducción algo más lenta que en otras especies de tiburón y a consecuencia de su pesca indiscriminada (comercial y deportiva), el número de individuos de tiburón arenero se ha visto decrecido entre un 15% y un 20%, lo cual hace que esté en peligro de extinción y sea clasificada como una especie actualmente vulnerable.

Tiburón Azul (Prionace glauca).

Tamaño: Entre 2,5 – 4 metros de longitud aproximadamente.

Peso: Entre 80 – 220 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Mares y océanos de todo el mundo, prefiriendo aguas algo más frías aunque sin llegar a zonas polares y manteniéndose a una profundidad media de entre 80 – 220 metros.

Reproducción: Vivíparo (Entre 4 – 135 crías que al nacer miden unos 40 centímetros).

Estado de conservación: Casi amenazado.

También denominado tintorera en España, el tiburón azul es un escualo de cuerpo estilizado en el que destaca su largo y cónico morro y unos ojos grandes, provistos de membrana nictitante. Sus aletas pectorales son realmente largas, asemejándose en proporción a las del tiburón oceánico. En la zona ventral su coloración es blanca, mientras que el resto del animal es de un color azul metalizado. Una característica peculiar de esta especie es que debido a su largo morro, puede proyectar su mandíbula superior cuando muerde, de esa forma no le hace falta alzar la cabeza cuando caza todo tipo de peces (caballas, arenques, meros, bonitos), calamares y a veces también aves marinas y carroña, gracias a sus dientes triangulares de bordes muy serrados. El tiburón azul es un gran nadador de costumbres nómadas y oceánicas, pudiendo recorrer cientos de kilómetros en sus migraciones y permaneciendo segregado en grupos divididos en sexo y tamaño. Este escualo puede llegar a ser víctima de otros depredadores, principalmente los individuos jóvenes, el tiburón blanco y el tiburón tigre pueden resultar ser potencialmente peligrosos para el tiburón azul. La tintorera es una de los tiburones que más sufre la sobrepesca, normalmente incidental, pero que está mermando gravemente su población por lo que está muy cerca de convertirse en una especie en peligro de extinción. Ejemplares de gran tamaño de este tiburón pueden llegar a ser peligrosos para el ser humano aunque no es lo normal, ya que raras veces atacan al hombre.

Tiburón de Arrecife del Caribe (Carcharhinus perezi).

Tamaño: Ente 2 – 2,5 metros de largo, hasta un máximo de 3 metros.

Peso: Un máximo de 70 kilogramos.

Distribución: Habita en aguas poco profundas (una media de 30 metros de profundidad) y arrecifes de coral de la zona Oeste del Océano Atlántico, desde Carolina del Norte (Estados Unidos) hasta Brasil.

Reproducción: Vivíparo (entre 4 – 6 crías que al nacer miden unos 74 centímetros de longitud).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El tiburón de arrecife del Caribe es una especie tropical que se encuentra principalmente en la zona del Mar Caribe, siendo la especie más común de esta región. Esta especie tiene un cuerpo robusto, hidrodinámico, con un hocico corto, ancho y redondeado. Sus aletas no son prominentes, la dorsal es alta y encorvada, las pectorales largas y estrechas y la caudal asimétrica y con un lóbulo superior alto. Sus ojos grandes y circulares, con membrana nictitante en ellos. Su dorso es de color gris-café, mientras que el vientre es blanco o blanco amarillento, con una discreta banda blanca en los flancos. Los dientes del tiburón de arrecife del Caribe tienen amplias bases, bordes dentados y cúspides estrechas. Se alimenta principalmente de peces óseos, cefalópodos y rayas, esta especie es capaz de devolver todo el contenido de sus estómagos, lo que ayuda al tiburón a limpiarse interiormente de parásitos, partículas no digeribles y el moco de revestimiento del propio estómago. Normalmente, el tiburón de arrecife del Caribe es una especie tímida y suele evitar al ser humano aunque puede ser potencialmente peligroso y agresivo con los buceadores, habiéndose enumerado unos 27 ataques de este tiburón desde el 2008. En la actualidad su estado de conservación está calificado como casi amenazado, ya que su número ha descendido de forma importante en zonas de Cuba y Belice, todo ello debido a la pesca, ya que es un tiburón que suele ser capturado para obtener su carne, piel y aceite.

Tiburón de Puntas Negras (Carcharhinus limbatus).

Tamaño: Un máximo de 2,8 metros de largo.

Peso: Hasta 125 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Muy extendida en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Suelen habitar esta especie en zonas costeras de hasta 64 metros de profundidad y principalmente en bahías, lagunas fangosas, arrecifes de coral, estuarios y manglares.

Reproducción: Vivíparo (las hembras dan a luz entre 1 – 10 crías que al nacer miden entre 55 – 60 centímetros).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El tiburón de puntas negras es un veloz depredador, extremadamente rápido (pudiendo dar elevados saltos fuera del agua) y que suele encontrarse en grupos de varios individuos, grupos en los que se muestra segregación por sexo. Este escualo tiene un cuerpo robusto, hidrodinámico, con un hocico largo y puntiagudo y ojos relativamente pequeños. Los cinco pares de hendiduras branquiales que posee, son más largas que en otras especies de tiburón. La primera aleta dorsal es alta y encorvada (falciforme) con una breve punta trasera y las aletas pectorales son encorvadas y puntiagudas. La coloración de este tiburón va de gris a marrón por el dorso y blanco por debajo, con una raya blanca visible a lo largo de sus flancos. Las aletas pectorales, segunda aleta dorsal, y el lóbulo inferior de la aleta caudal usualmente tienen puntas negras. Las aletas pélvicas y rara vez la aleta anal, también pueden ser de color negro en la punta. La primera aleta dorsal y el lóbulo superior de la aleta caudal suelen tener bordes negros. Sus dientes son de amplia base, cúspide alta y bordes aserrados, dividiéndose en 15 filas a lo largo de cada lado de su boca. El tiburón de puntas negras se alimenta principalmente de peces óseos (sardinas, arenques, anchoas), además de erizos de mar, tiburones más pequeños y algunos crustáceos. La excitabilidad de estos tiburones puede hacer que caigan en un frenesí alimentario cuando hay de repente grandes cantidades de comida disponibles. Aunque suelen ser curiosos por naturaleza, los tiburones de punta negra prefieren mantenerse a una distancia segura de los buceadores salvo que haya alimento cerca. Al ser una especie relativamente común, es cazada tanto en pesca comercial como deportiva, hecho el cual hace que la especie esté casi amenazada. En la actualidad no existen medidas específicas de protección para este tiburón.

Tiburón de Puntas Plateadas (Carcharhinus albimarginatus).

Tamaño: Hasta 3 metros de longitud (las hembras son más grandes que los machos).

Peso: Hasta 162 kilogramos.

Distribución: Aguas tropicales del Océano Atlántico, Océano Pacífico y Océano Índico. Son comunes en torno a islas aisladas, arrecifes de coral y lagunas, permaneciendo a una profundidad de entre 30 – 800 metros.

Reproducción: Vivíparo (entre 1 – 11 crías que al nacer miden 63 – 81 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El tiburón de puntas plateadas es una especie robusta y ágil, tiene un morro largo y ancho y ojos grandes y redondos. La primera aleta dorsal es grande y triangular, y se origina en o ligeramente por delante de las aletas pectorales. Hay un canal entre la primera y segunda aleta dorsal. Las pectorales son proporcionalmente más largo que en la mayoría de los tiburones réquiem y falciformes. La coloración de este escualo es gris azulada por el dorso, con un brillo de bronce y blanca en la parte ventral. Hay una sutil banda blanca a lo largo de los lados del tiburón y distintivas puntas blancas en los bordes de todas las aletas. Tiene entre 12 – 14 filas de dientes en cada lado de ambos maxilares, con uno o dos dientes pequeños en la sínfisis (centro de las mandíbulas). Los incisivos superiores son anchos, con cúspides oblicuas triangulares y dentados y gruesos cerca de la base, los dientes inferiores tienen cúspides erectas y finas. La dieta del tiburón de puntas plateadas se compone principalmente de peces óseos: Mero, caballa, atún, peces linterna y voladores, etc. Las rayas, águilas, tiburones más pequeños y pulpos, son también ocasionalmente presa de este escualo. Esta especie puede ser potencialmente peligrosa para el hombre y más si hay alimento de por medio ya que puede volverse muy agresiva en presencia del mismo, destacando además su gran curiosidad que puede poner en problemas a los buzos, aumentando la peligrosidad cuando se presenta en grupos de varios individuos, cosa bastante común en el tiburón de puntas plateadas. Es una especie muy demandada por la famosa sopa de aleta de tiburón y también por su piel y cartílago, lo que la convierte en objetivo de la pesca comercial y de la artesanal, habiendo desaparecido de por culpa de esta última en Scott Reef (Norte de Australia). Todo esto hace que el tiburón de puntas plateadas se encuentre muy cerca de estar amenazado de peligro de extinción.

Tiburón del Ganges (Glyphis gangeticus).

Tamaño: Alrededor de 2 metros de longitud máxima.

Peso: Alrededor de un máximo de 200 kilogramos de peso.

Distribución: Está restringido como su nombre indica, a los ríos del Este y Noreste de la India (ríos Hooghly y Ganges). También podría habitar zonas costeras del Oeste del Océano Pacífico (Camboya, Vietnam, China).

Reproducción: Vivíparo (las crías al nace miden entre 55 – 60 centímetros de largo).

Estado de conservación: En peligro crítico.

El tiburón del Ganges es una rara especie de escualo que habita en los grandes ríos de la India. Es robusto, con un hocico ampliamente redondeado y ojos pequeños. La primera aleta dorsal se sitúa en el último tercio de las aletas pectorales, con una punta trasera libre que está muy por delante de las aletas pélvicas. La segunda aleta dorsal es mucho más pequeña que la primera, pero aún así es relativamente grande. La aleta anal es ligeramente menor que la segunda aleta dorsal. Las pectorales son anchas y encorvadas. El tiburón tiene por lo general un color gris-marrón uniforme, sin un patrón distinguible u otras marcas o manchas. El tiburón del Ganges, aunque poco documentado, se sabe que habita sólo en agua dulce, zonas costeras marinas y sistemas de estuarios. Sus hábitos alimenticios son también desconocidos aunque es posible que se alimente de peces óseos. Su amplia y desenfrenada sobrepesca ha empobrecido en gran medida su población, principalmente porque se le caza para obtener su aceite que es muy buscado. Por todo ello, el tiburón del Ganges se encuentra en la lista roja de especies de tiburones en peligro de extinción. Se piensa que este escualo puede ser potencialmente peligroso para el ser humano, aunque no ha podido ser comprobado ya que ha resultado imposible diferenciar sus posibles ataques con los del tiburón sarda (Carcharhinus leucas).

Tiburón de las Galápagos (Carcharhinus galapagensis).

Tamaño: Hasta 3,3 metros de longitud.

Peso: Hasta 195 kilogramos.

Distribución: Islas tropicales y subtropicales de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. Suelen habitar en profundidades entre 25 – 150 metros.

Reproducción: Vivíparo (entre 4 – 16 crías que al nacer miden 61 – 80 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El tiburón de las Galápagos es una especie de escualo de gran tamaño y que resulta bastante difícil de distinguir del tiburón arenero (Carcharhinus obscurus) y del tiburón gris (Carcharhinus amblyrhynchos). Es posiblemente el tiburón más abundante en aguas insulares tropicales y subtropicales. Esta especie tiene un cuerpo esbelto y aerodinámico típico de los tiburones réquiem. El hocico es ancho y redondeado, con indistintos aletas nasales anteriores, mientras que los ojos son redondos y de tamaño mediano. La boca generalmente contiene 14 filas de dientes (intervalo de 13 – 15) a cada lado de ambas mandíbulas, además de un diente en la sínfisis. Los dientes superiores son fuertes y de forma triangular, mientras que los inferiores son más estrechos; tanto de los dientes superiores e inferiores tienen los bordes aserrados. La primera aleta dorsal es alta y moderadamente encorvada, mientras que las pectorales son grandes y puntiagudas. Su coloración es principalmente es gris por el dorso y blanca en la zona ventral, con una tenue franja también blanca en los laterales. Se alimenta principalmente de peces bentónicos (anguilas, lubinas, lenguados), cefalópodos y crustáceos. Los individuos más grandes pueden dar caza a otros tiburones, iguanas marinas e incluso leones marinos. Inquisitivo y persistente, el tiburón de Galápagos es considerado como peligroso para el ser humano y el buceo sin protección no es recomendable en áreas donde son abundantes estos escualos. Su baja tasa reproductiva limita su capacidad para soportar el agotamiento de la población de esta especie por lo que se encuentra en relativo peligro de extinción. No hay datos específicos disponibles pero se sabe que el tiburón de las Galápagos es sin duda capturado por las pesquerías comerciales que operan en muchas partes dentro de su área de distribución.

Tiburón Gris (Carcharhinus amblyrhynchos).

Tamaño: Hasta 2,55 metros de longitud como máximo.

Peso: Unos 30 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Regiones de arrecife e islas desde el Mar Rojo, Índico y Pacífico hasta la Isla de Pascua, manteniéndose normalmente a poca profundidad.

Reproducción: Ovovivípara (Entre 1 – 6 crías de 45 ó 60 centímetros de longitud). Las camadas se producen cada dos años.

Estado de conservación: Casi amenazado.

Tal como señala su nombre, el cuerpo de este tiburón hidrodinámico y moderadamente robusto, es mayoritariamente gris (a veces con un brillo bronce) aunque con el vientre blanco. Nos encontramos ante un escualo ágil y veloz nadador, lo que le convierte en un depredador tremendamente eficiente. Su hocico es largo y romo y sus ojos grandes y redondeados. Su primera aleta dorsal es de tamaño medio mientras que las pectorales son estrechas y falciformes (forma de hoz). El tiburón gris tiene una distintiva mancha negra en el margen de la aleta caudal. Esta especie es social y suelen agruparse en zonas donde haya corrientes fuertes, como arrecifes mostrando agresividad con otros tipos de tiburones de su entorno y curiosidad con los buceadores. Sus dientes son triangulares y serrados en la mandíbula superior mientras que los de la mandíbula inferior son más estrechos. Se alimenta de peces, calamares y crustáceos, manteniendo mayor actividad durante la noche. El tiburón gris es un depredador ágil y rápido que suele mantenerse sobre las plataformas continentales e insulares, permaneciendo a menos de 60 metros de profundidad. Debido a su lenta tasa de reproducción, el tiburón gris es susceptible de sufrir un rápido descenso de su población debido sobre todo a la caza furtiva y sin regulación.

Tiburón Lanza (Glyphis glyphis).

Tamaño: Se cree que puede alcanzar los 2,5 – 3 metros de longitud como máximo. Por ahora no se han encontrado especímenes de más de 1,75 metros.

Peso: Desconocido.

Distribución: Pacífico Occidental y sobre todo Norte de Australia y Sur de Nueva Guinea. Habita principalmente en manglares tropicales y grandes ríos, permaneciendo en aguas poco profundas desde estuarios a cientos de kilómetros río arriba.

Reproducción: Vivíparo (El número de crías por camada se desconoce pero se sabe que al nacer rondan los 50 – 59 centímetros de largo).

Estado de conservación: En peligro.

El tiburón lanza es una especie muy rara de tiburón, solamente conocido por el descubrimiento de individuos inmaduros que habitan en los confines de las mareas de los grandes ríos de Australia y Nueva Guinea, permaneciendo principalmente en aguas rápidas y turbias con poca visibilidad. Esta construcción robusta, de color gris, se caracteriza por tener un hocico corto y ancho, ojos pequeños y una segunda aleta dorsal más alta, y una mancha negra debajo de cada aleta pectoral cerca de la punta. Otro rasgo de identificación son sus dientes, que son grandes, triangulares y dentadas en el maxilar superior y estrecho, son aserrados como una lanza sólo cerca de las puntas en la mandíbula inferior. Los ojos pequeños y las abundantes ampollas de Lorenzini sugieren que este tiburón se basa más en electrorrecepción que la vista para cazar, mientras que la gran segunda aleta dorsal aumenta su capacidad para maniobrar a baja velocidad en corrientes rápidas. Se cree que el tiburón lanza se alimenta de peces óseos demersales (peces que viven cerca del fondo del mar) y de crustáceos, estando perfectamente adaptado a la caza en la casi más absoluta oscuridad. No es tan activo como otros tiburones, en movimiento ascendente y descendente con las corrientes de marea con el fin de ahorrar energía, siendo un escualo más bien lento en la naturaleza. El tiburón lanza se ve amenazado por la captura incidental en la pesca comercial y recreativa, así como por la degradación del hábitat. Dada su escasa población, de rango restringido, y los estrictos requisitos de hábitat, esta especie es altamente susceptible a las presiones y ha sido clasificada como en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El tiburón lanza, como otros tiburones de río, es extremedamente raro, se cree que no hay más de 2.500 individuos maduros en estado salvaje, con no más de 250 individuos en alguna subpoblación.

Distribución tiburón lanza

Tiburón lanza

Tiburón Limón (Negaprion brevirostris).

Tamaño: Unos 3 metros de longitud media aproximadamente. Algunos grandes especímenes llegan a medir 3,40 metros de largo.

Peso: Unos 180 kilogramos de peso.

Distribución: Aguas templadas y tropicales de las costas del Atlántico y Este del Pacífico. Este tiburón a veces también puede adentrarse aunque por poco tiempo en el agua dulce del delta del Amazonas. Suele habitar bahías, arrecifes, canales y estuarios, casi siempre a no demasiada profundidad, llegando hasta unos 90 metros aproximadamente.

Reproducción: Vivíparo (Entre 4 – 17 crías por parto de unos 60 – 70 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

También denominado tiburón galano, es un escualo de gran tamaño al que le gustan las aguas tropicales, tiene una manera de nadar lenta, similar a la del tiburón toro, algo que propicia el que suela ir acompañado de rémoras que se aprovechan de las presas que caza. El apodo limón viene a cuento porque a ciertas profundidades, la interacción de la luz con la piel del tiburón hace que esta se torne aparentemente con un color amarillo bronceado. Como se ha mencionando antes, tiene cierto parecido con el tiburón toro, si bien el limón es menos robusto, con un vientre blanco y un dorso marrón amarillento, poseen una redondeada, ancha y fuerte mandíbula cargada de afilado dientes curvos, los de la mandíbula inferior son más irregulares en su forma (muy útiles para sujetar a la presa) que los de la mandíbula superior. Es un animal de costumbres nocturnas como muchos otros tiburones, dentro de sus hábitos alimentarios siente predilección por los peces de su entorno (atún, caballa, mero, rayas, caballa), además de pulpos, calamares y cangrejos. Suele cazar solo, teniendo un olfato, visión y oído bastante desarrollados, pudiendo ser un tiburón potencialmente peligroso para el hombre si se siente amenazado. Actualmente esta especie no está en peligro de extinción y puede vérsela en diversos acuarios del mundo ya que suele adaptarse bien a la vida en cautividad.

Tiburón Marrón (Carcharhinus plumbeus).

Tamaño: Hasta 2,5 metros de largo (las hembras son mayores que los machos).

Peso: Hasta 120 kilogramos de peso aproximadamente en los mayores individuos.

Distribución: Fondos fangosos y arenosos de costas de mares y océanos templados y tropicales de todo el mundo. Suele internarse en bahías, estuarios, puertos y desembocadura de ríos, manteniéndose a poca profundidad aunque puede nadar en aguas más profundas, hasta 200 metros.

Reproducción: Vivíparo (entre 5 – 12 crías que al nacer miden unos 55 – 75 centímetros de longitud).

Estado de conservación: Vulnerable.

El tiburón marrón o tiburón arenero, es uno de los más grandes tiburones costeros del mundo. Tiene un cuerpo compacto y moderadamente largo en el que destaca la longitud de su gran y recta aleta dorsal, situada directamente sobre la base posterior de las aletas pectorales. La segunda aleta dorsal se hace significativamente más pequeña, mientras que las pectorales son también grandes y anchas. Su aleta caudal es grande y asimétrica, el lóbulo superior es bastante mayor que el inferior. Al igual que otros tiburones de su misma especie, posee cinco hendiduras branquiales y carecen de espiráculo. Su hocico es redondeado y más corto de lo normal para ser un tiburón. El dorso de este escualo puede variar desde el azulado a un color grisáceo o bronce sin marcas distintivas, su vientre sin embargo es blanco o amarillo pálido. El tiburón marrón posee unos afilados dientes con cúspides irregulares que le sirve para dar caza a las principales presas de las que se alimenta como son: Otros tiburones más pequeños, peces óseos (sardinas, arenques, peces planos), rayas y cefalópodos. Aunque le gusta de habitar zonas poco profundas, el tiburón marrón evita playas y zonas de arrecifes, emigrando (aunque de forma parcial) a aguas más frías en verano. Esta especie tiene un período de crecimiento y maduración más lento que otras especies de tiburones lo que unido a la pesca directa o accidental, hacen que este escualo se encuentre en la actualidad en peligro de extinción. Se le considera inofensivo para los seres humanos.

Tiburón Oceánico (Carcharhinus longimanus).

Tamaño: Un máximo de 4 metros de longitud (las hembras son más grandes que los machos).

Peso: Un máximo de 170 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Como su nombre indica, es un tiburón que habita aguas oceánicas profundas templadas y de los trópicos, con una temperatura superior a los 18 Cº (prefiriendo entre 20 – 28 Cº). Suele mantenerse en mar abierto a profundidades de entre 0 – 50 metros.

Reproducción: Vivíparo (De 1 – 15 crías por parto, las cuales miden al nacer unos 60 centímetros de longitud).

Estado de conservación: Vulnerable.

El tiburón oceánico es un animal de cuerpo robusto pero algo aplastado, en él destacan la gran longitud de todas sus aletas con forma redondeada y terminadas en blanco en su punta. El dorso del escualo es de un color bronce, café o grisáceo (depende de la región) y ventralmente blancos, aunque a veces pueden llegar a tener una tonalidad amarillenta. Sus dientes son variados, los de la mandíbula inferior tienen la punta fina y aserrada, algo más pequeños que los de la mandíbula superior que son triangulares y con mayor longitud y anchura. Este tiburón se alimenta de cefalópodos y peces de todo tipo (marlines, jureles, barracudas, atunes, etc), puede ser muy agresivo cuando entra en la fase de frenesí alimentario. Normalmente es una especie se comporta de forma tranquila, nadando lentamente y en solitario, agrupándose solo cuando hay grandes fuentes de alimento como cadáveres de ballenas, siendo por lo tanto un depredador oportunista y altamente competitivo. Muchos estudios indican que su población ha disminuido de forma dramática en las últimas décadas, debido a que es una especie muy requerida a la hora de preparar la famosa sopa de aleta de tiburón. Es considerado por muchos oceanógrafos como el tiburón más peligroso en alta mar, dado su curiosidad y a la posibilidad antes mencionada de que entre en una fase de frenesí alimentario y gran agresividad.

Tiburón Sarda (Carcharhinus leucas).

Tamaño: Hasta 3,4 metros de largo.

Peso: Unos 300 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Mares templados y cálidos de todo el mundo, con presencia en los ríos Amazonas, Zambeze, Limpopo y Ganges y en el Lago Cocibolca de Nicaragua. Suele mantenerse a poca profundidad (30 metros), no llegando a sobrepasar los 150 metros.

Reproducción: Vivíparo (Suelen tener 4 – 10 crías de 70 centímetros aproximadamente).

Estado de conservación: Casi amenazado.

También denominado tiburón toro, es un escualo que se alimenta de todo tipo de presas, principalmente peces óseos, crustáceos, tortugas, delfines, pájaros y otros tiburones. El tiburón sarda puede ser especialmente peligroso para el ser humano ya que caza y habita en ocasiones en lugares donde nadan personas, unido todo esto a que es un animal excepcionalmente territorial y de carácter agresivo. El tiburón sarda tiene un cuerpo grande, robusto y fuerte y su lomo es de una mezcla de colores café y verduzco, lo que le sirve de camuflaje en los hábitats donde se encuentra, el vientre por el contrario, es blanco. Esta especie tiene una capacidad de mordida de hasta 600 kg, el más alto de todos los peces cartilaginosos estudiados. Su especial habilidad para subsistir en agua dulce se debe gracias a una glándula que poseen en el riñón, la cual permite expulsar ese tipo de agua mientras que contiene la salada, pudiendo de esa manera permanecer en lagos y ríos durante un año seguido aproximadamente. Al igual que otras especies de especies, el tiburón toro es capturado tanto en pesca comercial como deportiva, motivando ello que en la actualidad su población se haya visto reducida y esté cerca de ser considerada como una especie en peligro de extinción. Probablemente esta sea la especie responsable de la mayoría de ataques de tiburones sucedidos cerca de la costa.

Tiburón Sedoso (Carcharhinus falciformis).

Tamaño: Hasta 3,5 metros de longitud.

Peso: Hasta 346 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Cosmopolita y principalmente pelágico, se le encuentra en aguas cálidas y templadas de todo el mundo, a profundidades de más de 500 metros sobre la plataforma continental y en arrecifes profundos en busca de alimento, aunque se le ha visto también a tan solo 18 metros de la superficie.

Reproducción: Vivíparo (entre 1 – 16 crías que al nacer miden unos 56 – 87 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El tiburón sedoso que posee gran movilidad y tiene hábitos migratorios, es uno de los más abundantes en la zona pelágica junto al tiburón azul y al tiburón oceánico. Este escualo tiene un cuerpo esbelto y ágil, hocico redondeado y ojos circulares de tamaño mediano. Una característica distinguible de esta especie es su primera aleta dorsal, bastante más pequeña que en otras especies de tiburones y que nace por detrás de las pectorales, las cuales son mucho mayores, estrechas y con forma de media Luna. La segunda aleta dorsal es pequeña, más pequeña que la aleta anal y la caudal alta con forma asimétrica y un lóbulo inferior bien desarrollado. Los dientes del tiburón sedoso son triangulares y muy aserrados en la mandíbula superior, mientras que los de la inferior son estrechos, erectos y de filo liso. Los dientes de esta especie se distribuyen entre 13 – 17 filas. La piel, al igual, que en otros tiburones, está recubierta de dentículos dérmicos, teniendo un dorso que va de un color oro-marrón a gris oscuro, el vientre en cambio es blanco como la nieve. El tiburón sedoso es un activo, curioso y agresivo depredador, encontrándose a menudo en torno a los objetos flotantes como troncos o boyas. Se alimenta principalmente de peces óseos (atún, caballa, sardinas, meros, anguilas, etc), calamares y cangrejos. Dado su tamaño formidable y la dentición, el tiburón sedoso es considerado como potencialmente peligroso para los humanos. Sin embargo, rara vez entra en contacto con la gente debido a sus hábitos oceánicos. Su curiosidad natural y audacia puede conducirle a acercarse a buceadores, siendo peligrosamente excitado en presencia de alimentos. Estudios llevados a cabo en las costas de Florida y las Bahamas, han demostrado que los tiburones sedosos son muy sensibles al sonido, en particular, de baja frecuencia (10 – 20 Hz), siendo atraído por este tipo de frecuencias. El tiburón sedoso tiende a ser más agresivo si se encuentra en un arrecife que en aguas abiertas. A pesar de ser una de las especies más abundantes de tiburón, su número ha descendido considerablemente en los últimos años debido a la pesca, por lo que su status ha pasado de preocupación menor a casi amenazado. Dada la naturaleza altamente migratoria del tiburón sedoso y su asociación con el atún, no hay una manera simple de reducir la captura incidental sin afectar también los aspectos económicos de la pesca.

Tiburón Segador (Negaprion acutidens).

Tamaño: Un máximo de unos 3,8 metros de largo.

Peso: Algo más de unos 150 kilogramos.

Distribución: Aguas costeras plataformas continentales e insulares desde Sudáfrica hasta Australia e islas del Pacífico (Fiji, Vanuatu, Polinesia Francesa, etc), pasando por India y Sudeste Asiático. Suele permanecer a profundidades de unos 35 metros y prefiere bahías, estuarios, arrecifes y aguas turbias con fondos arenosos.

Reproducción: Vivíparo (entre 1 – 13 crías que al medir llegan a medir unos 45 centímetros de largo).

Estado de conservación: Vulnerable.

El tiburón segador o cazón negrudo tiene un cuerpo robusto, fornido y una cabeza corta y ancha. El hocico es redondeado o con forma de cuña, tiene pequeñas fosas nasales que llevan solapas triangulares de piel. Los ojos son pequeños y sin espiráculos. Posee 13 – 16 (usualmente 14) filas de dientes a cada lado de ambas mandíbulas, sin incluir a los pequeños dientes en la sínfisis (la línea media maxilar). Los dientes superiores tienen una gran cúspide aumentando desde una base amplia, con una muesca a cada lado, estos dientes se vuelven cada vez más inclinados hacia las esquinas de la boca. Los dientes inferiores se asemejan a los superiores pero son más estrechos y erguidos. Las aletas (especialmente dorsal, pectoral y pélvicas) del tiburón segador son más falcadas (en forma de hoz) que las del tiburón limón (Negaprion brevirostris). La primera aleta dorsal está situada más cerca de la pelvis de las aletas pectorales. La segunda aleta dorsal, casi igual a la primera en tamaño, se encuentra por encima o ligeramente hacia adelante de la aleta anal. No hay una cresta entre las aletas dorsales. Las aletas pectorales son largas y anchas y se originan debajo del espacio entre la tercera y cuarta hendidura branquial. Su coloración es amarillenta por el dorso, marrón o gris por los laterales y más amarillo en las aletas. Esta especie de escualo se alimenta principalmente de peces óseos como caballa, arenques, salmonetes, peces gato, pez loro y también de cefalópodos y crustáceos. El tiburón segador es conocido por ser capturado en varios países, como India y Tailandia, por su carne, hígado rico en vitaminas y aletas para la sopa de aleta de tiburón. Se cree que es vulnerable a la sobreexplotación debido a sus preferencias de hábitat restringido y rango pequeño por lo que actualmente se encuentra en peligro de extinción. La evidencia de extinciones locales de la India y Tailandia confirma este temor. Su preferencia por los hábitats costeros también hace que este tiburón sea susceptible a la amenaza de la degradación de las zonas donde habita, los arrecifes de coral están siendo destruidos por la pesca con dinamita y la contaminación, y los manglares están amenazados por el desarrollo humano sin control. Según se informa, este es un tiburón lento que nada lentamente cerca del fondo y que frecuentemente descansa en el sustrato. Este tiburón tímido es generalmente reacio a los buzos, incluso cuando se utiliza comida para atraerlo cerca.

Distribución Tiburón segador

Tiburón segador

Tiburón Tigre (Galeocerdo cuvier).

Tamaño: Hasta 7 metros de longitud.

Peso: Máximo de 1,5 toneladas aproximadamente.

Distribución: Aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo, prefiriendo zonas costeras aunque algunos individuos han sido localizados a una profundidad de 900 metros.

Reproducción: Ovovivípara (Pueden nacer entre 30 – 50 crías de 60 – 75 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

El apelativo tigre se refiere a una serie de manchas y rayas oscuras transversales que tiene sobre su lomo y que desaparecen con la edad. Es uno de los mayores tiburones existentes y potencialmente agresivo llegado el caso, muy peligroso para el hombre aunque sea relativamente lento al nadar, se caracteriza también por su morro chato (con pliegues labiales muy desarrollados) y cabeza aplastada, con grandes ojos circulares, dientes muy curvados y aserrados y un cuerpo robusto que va estilizándose a medida que se acerca a la cola. La coloración del tiburón tigre puede variar de un dorso azul o verdoso, con una zona ventral blanquecina. Dentro de su alimentación caben todo tipo de presas: Mamíferos marinos, calamares, crustáceos, peces, tortugas marinas, carroña, etc. Los tiburones tigre tienen pequeños hoyos en el hocico que actúan como electro-receptores llamados ampollas de Lorenzini, que les permiten detectar campos eléctricos, incluyendo los débiles impulsos generados por las potenciales presas, lo que les ayuda a cazar. Es un depredador solitario y preferentemente nocturno y al igual que otros tiburones regenera los dientes que va perdiendo con el paso del tiempo. Existen evidencias de descenso de individuos de tiburón tigre en varias de sus poblaciones debido a la pesca intensiva por lo que se la considera como una especie cercana a estar amenazada.

Familia Cetorhinidae.

Tiburón Peregrino (Cetorhinus maximus).

Tamaño: Hasta 10 metros de longitud.

Peso: Unas 4 toneladas de peso.

Distribución: Aguas templadas y frías (8 – 14 Cº) de todo el mundo, desde la superficie hasta los 910 metros de profundidad. Es un tiburón de hábitos pelágicos aunque también puede visitar zonas costeras, llegando a penetrar en bahías y puertos.

Reproducción: Ovovivíparo (Se desconoce el número de crías que alumbran en cada parto aunque estas suelen medir al nacer entre 1,5 – 2 metros de longitud).

Estado de conservación: Vulnerable.

El tiburón peregrino es uno de los peces más grandes que se conocen y por tamaño el segundo dentro de los tiburones, solo por detrás del tiburón ballena y al igual que este, se alimenta también de plancton, peces pequeños y algunos diminutos invertebrados, los cuales filtra a través de sus enormes branquias. Destaca su gran boca cavernosa (la cual abre de forma descomunal para alimentarse), un hocico curvado, una grandes aletas caudal y dorsal, en algunas ocasiones y en condiciones especiales puede llegar a confundírsele con el tiburón blanco. Su coloración es oscura en el dorso (marrón, negro azulado), mientras que el vientre es de un blanco grisáceo. El hígado de este escualo constituye entre el 20% y el 25% de su peso total, es muy posible que ese órgano tan masivo en cuanto a tamaño, le sirva para una mejor flotabilidad y también para la regulación y almacenamiento de energía. Al igual que otros tiburones, el peregrino suele formar pequeños grupos de individuos del mismo sexo, nadando de forma lenta como es característica de esta especie, la cual es completamente inofensiva para el ser humano, aunque en ocasiones chocan contra embarcaciones ya que cuando se alimentan suelen mantenerse a poca profundidad. Este tiburón tiene costumbres migratorias siguiendo los cambios de estación y pudiendo nadar miles de kilómetros en busca de alimento. Aunque en la actualidad está protegido en la mayoría de países, su sobrepesca en el pasado hace que se siga considerando a este animal como una especie en peligro de extinción.

Familia Chlamydoselachidae.

Tiburón Anguila (Chlamydoselachus anguineus).

Tamaño: Hasta 2 metros de longitud aproximadamente.

Peso: Un máximo de unos 8 kilogramos aproximadamente.

Distribución: Dispersa, puede encontrarse en todos océanos, llegando a habitar a grandes profundidades de entre 50 – 1.200 metros.

Reproducción: Vivípara placental (2 – 12 crías por parto de tamaño no determinado). Las crías salen de sus cápsulas en el interior del útero de la madre y se mantienen un tiempo alimentados por la yema de cada de los huevos hasta dar a luz.

Estado de conservación: Casi amenazado.

Esta especie de tiburón es poco común se le suele encontrar en el exterior de la plataforma continental y la parte superior talud continental, siendo muy rara de divisar. Se le considera un fósil viviente ya que su desarrollo es primitivo, no ha evolucionado prácticamente desde hace muchos millones de años. El tiburón anguila es de color gris o marrón oscuro, posee un cuerpo alargado como las serpientes, seis largas hendiduras branquiales, aleta dorsal pequeña, aleta anal grande y aletas dorsales asimétricas. Sus ojos son grandes y carecen de membrana nictitante. Tiene dientes pequeños (alrededor de 300) y terminados en tres puntas, gracias a ellos se alimenta de calamares, peces óseos, tiburones más pequeños y cefalópodos. Altamente especializado para la vida en las profundidades del mar, el tiburón anguila tiene un reducido y mal calcificado esqueleto, con un enorme hígado lleno de baja densidad de lípidos, lo que le permite mantener su posición en la columna de agua con poco esfuerzo. Realmente se conoce poco de esta especie ya que son muy escasos sus avistamientos, el último destacable sucedió el año 2007 en la costa de Shizuoka (Japón). La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) considera amenazado a este tipo de tiburón debido a su aparentemente baja tasa de reproducción y la pesca accidental que soporta por parte del ser humano al utilizar redes de arrastre y palangres. Numerosos autores han señalado al tiburón anguila como una explicación de los avistamientos de serpientes marinas.

Familia Dalatiidae.

Tiburón Cigarro (Isistius brasiliensis).

Tamaño: Entre 42 – 56 centímetros de longitud.

Peso: Un máximo de 5 kilogramos.

Distribución: Aguas cálidas y tropicales (18 – 26 ºC) de todos los océanos. Por lo general permanece a más de 85 metros de profundidad durante la noche, sumergiéndose por el día hasta 1 – 3,7 kilómetros.

Reproducción: Vivíparo aplacental (entre 6 – 12 crías que al nacer miden unos 12,4 – 13, 7 centímetros de largo).

Estado de conservación: Preocupación menor.

El tiburón cigarro o tollo cigarro es un pequeño escualo de aguas tropicales. Posee un cuerpo largo, hocico corto y romo, ojos grandes, pequeñas aletas (salvo la caudal que es de mayor tamaño). Es de color marrón oscuro, a excepción de su zona ventral, cubierta por fotóforos que emiten una luz verdosa, y su “collar” alrededor de la garganta y las hendiduras branquiales. Su cuello oscuro parece imitar la silueta de un pez pequeño, mientras que el resto de su cuerpo se funde con la luz al hundirse a través de sus fotóforos ventrales. Cuando uno de estos depredadores se acerca a sus potenciales presas, se une a ellas con la succión de sus labios y extirpa un trozo de carne con sus dientes fuertemente aserrados. Gracias a sus poderosos y triangulares dientes, el tiburón cigarro se alimenta prácticamente de cualquier presa con la que pueda compartir entorno, se han encontrado marcas de su mordedura en todo tipo de cetáceos (marsopas, delfines, cachalotes, ballenas barbadas), mamíferos marinos (focas, leones marinos, elefantes marinos), tiburones (tiburón blanco, tiburón peregrino, tiburón boquiancho), peces óseos, etc. Se han llegado a reportar algunas mordeduras de tiburón cigarro en humanos pero dichos casos son muy poco frecuentes. También caza regularmente calamares y copépodos. Su mordedura deja una marca con forma de cráter de alrededor de 5 cm de diámetro, siendo más susceptibles de ser mordidos los animales que se encuentran debilitados y enfermos, por lo que al tiburón cigarro tiene un estilo de vida parasitario. La capacidad de este tiburón para crear una fuerte succión en la boca es probablemente también de utilidad en la captura de una presa más pequeña como el calamar. El daño infligido por los tiburones cigarro en las redes de pesca y en especies de importancia económica, puede tener un efecto negativo (aunque menor) en la pesca comercial. El propio tiburón cigarro es demasiado pequeño para ser de valor, y sólo pocas veces es pescado, como en captura incidental, en palangres, redes de arrastre, etc. La falta de amenazas significativas a su población, junto con una distribución mundial, ha llevado a la UICN a evaluar el tiburón cigarro como especie clasificada en Preocupación Menor.

Distribución Tiburón cigarro

Tiburón cigarro

Familia Ginglymostomatidae.

Tiburón Nodriza (Ginglymostoma cirratum).

Tamaño: Hasta 4,3 metros de longitud.

Peso: Uno 150 kilogramos de peso aproximadamente.

Distribución: Mares y océanos tropicales y subtropicales, desde 1 metro hasta 75 metros de profundidad en arrecifes, manglares, bancos de arena, islas, etc.

Reproducción: Ovovivíparo (21 – 28 crías de unos 30 centímetros de largo).

Estado de conservación: Datos insuficientes.

El tiburón nodriza es un animal aparentemente tranquilo que suele permanecer gran parte del tiempo posado en los fondos marinos cercanos a la costa (es capaz de respirar estando detenido, bombeando agua por su boca y branquias). A pesar de su comportamiento dócil puede resultar potencialmente peligroso con buceadores imprudentes que lo molesten. La segunda aleta dorsal del tiburón nodriza es claramente visible en frente de la aleta anal, tiene surcos entre el hocico y la boca que es relativamente pequeña y se encuentra muy por delante de los ojos. Se caracteriza a su vez por sus aletas dorsales redondeadas y sus largas “barbas”. La mayoría de los ejemplares suelen ser de color gris-marrón oscuro, mientras que los ejemplares jóvenes poseen una serie de manchas en su cuerpo que desaparecen con la edad. Este tiburón es de hábitos nocturnos, alimentándose de crustáceos, moluscos, serpientes marinas, peces y rayas con la cualidad que esta especie es capaz aspirar a su presa gracias a unas grandes cavidades en la garganta que puede usarlas a modo de fuelle. El tiburón nodriza es únicamente capturando por pesquerías locales debido a su comportamiento lento lo que le convierte en un blanco fácil, a pesar de ello, los datos sobre su estado de conservación son a fecha de hoy insuficientes.

Familia Heterontidae.

Tiburón de Port Jackson (Heterodontus portusjacksoni).

Tamaño: Puede llegar a superar 1,67 metros de largo.

Peso: Alrededor de los 8 kilogramos, algunos especímenes pueden alcanzar los 12 kg.

Distribución: Endémico de Australia. Suele habitar en ambientes rocosos y fangosos de menos de 100 metros de profundidad aunque se le ha divisado a profundidades mayores (275 metros).

Reproducción: Ovíparo (hasta ocho pares de crías emergen de huevos tras 10 – 11 meses de eclosión, los recién nacidos que alcanzan los 25 centímetros de longitud, suelen tener una tasa de mortalidad del 89%).

Estado de conservación: Preocupación menor.

El tiburón de Port Jackson es un escualo pequeño que habita especialmente la costa Sur de Australia. Posee unas características físicas muy determinadas como son su gran cabeza (ancha y plana), de frente prominente y crestas por encima de sus ojos y bandas negras por el cuerpo, mientras que el resto de su piel tiene una tonalidad marrón y/o grisácea. El tiburón de Port Jackson posee dos aletas dorsales de tamaño prácticamente idéntico mientras que en la aleta caudal, su lóbulo superior es mayor que el inferior. Su boca es pequeña y guarda una serie de dientes pequeños, afilados y puntiagudos en la parte frontal, mientras que los dientes de segundo plano son romos, muy útiles para la trituración de las duras conchas de los moluscos a los que cazan para alimentarse. Al igual que otros tiburones, tiene hábitos migratorios por lo que viaja hacia el Sur en verano, regresando al Norte para reproducirse en los meses de invierno. El tiburón de Port Jackson se alimenta principalmente de moluscos, crustáceos, erizos de mar y algunos peces y es capaz de comer y respirar al mismo tiempo, característica poco común entre los tiburones. Al no ser consumido este escualo como alimento por los seres humanos, su conservación parece un hecho, estando fuera de peligro de extinción aunque la elevada tasa de mortalidad de sus crías nos debería mantener alerta en cuanto a la protección de esta curiosa especie.

Familia Hexanchidae.

Cañabota Gris (Hexanchus griseus).

Tamaño: Hasta 6 metros de longitud (las hembras son de mayor tamaño que los machos).

Peso: Hasta 800 kilogramos de peso.

Distribución: Habita aguas oceánicas costeras tropicales y templadas pero profundas, de hasta unos 1.875 metros, aunque en algunas épocas del año puede ascender a aguas superficiales de unos 30 metros e incluso menos.

Reproducción: Ovovivíparo (puede tener entre 20 – 100 embriones que practican el canibalismo intrauterino, las crías al nacer miden unos 70 centímetros de largo).

Estado de conservación: Casi amenazado.

La cañabota gris es uno de los tiburones más antiguos que habitan nuestros mares y que apenas ha evolucionado en los últimos millones de años. La mayoría de sus parientes cercanos están extintos en la actualidad. Entre sus características físicas cabe destacar un cuerpo fuerte, robusto con cabeza ancha y aplanada, con un morro corto y redondeado. Los ojos de la cañabota son grandes y emiten una fluorescencia verde azulada cuando el tiburón está vivo. En cuanto al color, su cuerpo es pardo grisáceo, con un vientre algo más claro y aletas oscuras y anchas (la dorsal se encuentra retrasada en el cuerpo y cerca de la caudal), ello le permite mimetizarse con gran facilidad en los fondos marinos en los que habita. La cañabota gris tiene 6 pares de branquias, un rasgo muy distintivo de especies primitivas de tiburón, ya que los escualos actuales más comunes, tienen únicamente cinco pares de branquias. A pesar de ser lento, la cañabota puede alcanzar grandes velocidades a la hora de perseguir a sus presas, entre las que podemos encontrar una gran diversidad: Moluscos, crustáceos, lampreas, anchoas, salmón, además de varias especies de merluza. La cañabota que puede presentar hábitos carroñeros, asciende de las profundidades durante la noche a zonas más superficiales para alimentarse. A pesar del gran tamaño de este tiburón, no se le considera peligroso para el ser humano salvo que se le moleste, algo muy similar a lo que ocurre con el tiburón nodriza. Debido a la pesa accidental y deportiva, la población de cañabotas está en descenso por lo que se la considera una especie en peligro de extinción.

Fuentes: Wikipedia, FishBase, Google (fotografías), elaboración propia.

 
1 comentario

Publicado por en 16 mayo, 2011 en Naturaleza

 

Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “Tiburones I

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: