RSS

Transcomunicación Instrumental II (Psicoimágenes)

02 May

Características generales del fenómeno.

Con el nombre de psicoimagen o transimagen los investigadores paranormales se refieren a la obtención de imágenes, principalmente de personas pero también de paisajes en pantallas de televisión. Dichas imágenes según los estudiosos del fenómeno son de origen paranormal y muestran en ellas rostros de personas (a veces también de cuerpo entero) que en algunos casos han sido identificadas positivamente como hombres y mujeres ya fallecidos.

En transimagen cada segundo de grabación equivale a 25 imágenes estáticas, haciendo que un solo minuto conste de 7.500 fotogramas, de ahí que sea sumamente laborioso el experimentar con este tipo de transcomunicación (estropeando además los cabezales del vídeo al revisar lo grabado), por ello hay muchos menos investigadores de transimagen que de parafonía. En la actualidad y gracias a los avances informáticos, se ha mejorado mucho en el método de grabación de psicoimágenes con la ayuda de los ordenadores y otros dispositivos digitales que aceleran el método de revisión de lo grabado. No son pocos los experimentadores que han aplicado distintos tipos de luces sobre el receptor de televisión, obteniendo rostros de carácter diabólico al hacerlo con luz roja (infrarrojos) y otras caras “angelicales” al iluminar con luz azul (ultravioleta).

Dentro del extraño fenómeno de la psicoimagen cabe destacar, como se ha mencionado anteriormente, que no sólo aparecen rostros de supuestas personas o entidades desconocidas (algunos de ellos con marcados rasgos de tipo ufológico), sino también de caras con rasgos demoníacos y paisajes que muestran lugares extraños. Se ha llegado a identificar positivamente por comparativa fotográfica los rostros de personas fallecidas con los aparecidos en los televisores al realizar psicoimagen. Evidentemente no se puede asegurar cual es el origen y la procedencia de dichas imágenes aunque la realidad es que se producen, multitud de hipótesis se han puesto sobre la mesa pero hasta la fecha ninguna de ellas ha podido ser comprobada al 100%. Algunos experimentadores han logrado excepcionales psicoimágenes dotadas de movimiento, aunque solo son algunos frames, resultan perfectamente perceptibles.

En psicoimagen, surge al igual que en parafonía el problema de la obsesión, debido a la relativa sencillez con la que se puede realizar estas experimentaciones. Nadie debería hacerlo sin un ánimo serio de investigación, manteniendo en cuarentena los resultados y analizándolos de forma objetiva rigurosa. Muchos experimentadores como el propio Jürgenson, han llegado a estar día y noche realizando transcomunicación instrumental, sumergiéndose en un mundo desconocido que ha llegado a abstraerles de la realidad, llegando hasta el peligroso punto de la psicosis o las crisis de ansiedad, por lo tanto, nunca deberemos tomarnos a la ligera este fenómeno.

Modelo avanzado de generación de psicoimágenes con fuente de luz ultravioleta.

Inicio de las investigaciones de Klaus Schrieber.

El origen de las psicoimágenes va estrechamente ligado al de las psicofonías. Las primeras de estas imágenes se habrían obtenido en los pasados años 70 pero de una forma tímida y casi anecdótica. Podemos afirmar que el pionero de estas imágenes paranormales fue el alemán Klaus Schrieber, el cual trabajaba como técnico de sistemas de seguridad contra incendio en la ciudad de Aachen. Schrieber sufrió en una breve período de tiempo una serie de graves pérdidas familiares, entre las que se incluía su mujer y su hija de 18 años Karin, entre otras. Todos estos hechos luctuosos invitaron a Klaus a empezar a practicar inicialmente con la captación de psicofonías, buscando en ellas algo de consuelo ante tanta tragedia familiar.

Entre los primeros resultado que obtuvo, caben destacar una serie de parafonías que hablaban a Schrieber sobre imágenes, usando frases como: “Iremos a través del televisor” y “Luego nos verá en la televisión”. El empujón definitivo a la hora de que Klaus empezase a trabajar con psicoimágenes fue la captación en Mayo de 1984 de una parafonía que le sugería encender el televisor. Realizando a partir de entonces una serie de experimentos usando una cámara de vídeo y una TV, siempre con el fin de obtener imágenes de sus familiares fallecidos.

Poco tiempo después, una psicofonía recibida por Schrieber que susurraba “canal vacío”, le puso en la pista correcta a la hora de realizar psicoimágenes. A partir de entonces y gracias a esta pista, colocó el televisor en el canal de la propia cámara (con trípode), sin emisión y enfocando la videocámara en un ángulo de 45 º hacia la pantalla de una TV en blanco y negro, separados ambos aparatos unos dos metros, de modo que la propia imagen de la cámara se reflejase en la pantalla, creando un efecto como en el que sucede con dos espejos paralelos.

La cámara de vídeo graba la televisión, y esta a su vez emite lo que se está grabando, creando de esta manera un fenómeno de retroalimentación que hace que se visualice en la pantalla una serie de “nubes” o campo vibratorio, que se desplazan de forma anárquica formando figuras de todo tipo. De entre todas las formas que surgieron en la pantalla, Klaus creyó reconocer el rostro de su difunta hija Karen, lo cual hizo le motivarse aún más para investigar este fenómeno y perfeccionar el sistema de obtención de imágenes. Es importante señalar una vez llegados a este punto, que muchas psicoimágenes no son tales, sino pareidolias, al igual que cuando creemos ver ciertas figuras o formas en las nubes.

Pocos meses después de sus primeros resultados satisfactorios, concretamente en Noviembre de 1985, las imágenes captadas por Klaus fueron divulgadas en el programa Unglaubiche Geschichtes (Historias Increíbles) de Radio Televisión Luxemburgo, provocando una gran impresión en la audiencia. El productor del programa aseguró: “Tengo la certeza de que el material de Klaus Schrieber es auténtico. De ninguna manera puede tratarse de manipulación, pues nuestros técnicos examinaron todo minuciosamente. Estoy impresionado y fascinado”.

Klaus Schrieber en su laboratorio mostrando una psicoimagen obtenida.

Supuesta psicoimagen de la hija de Klaus Schreiber.

Psicoimagen que supuestamente mostraría a la actriz Romy Schneider, fue obtenida por Klaus Schreiber.

Comparativas entre diversas personas y sus supuestas psicomágenes obtenidas después de fallecer (Friedrich Jürgenson – 1, George Muller – 2, Alois Wiesinger – 3 Konstantin Raudive – 4).

Psicoimagen por investigadores de la Islas Canarias, los cuales dejaron de experimentar tras obtener unos espectaculares resultados. Otros investigadores no ponen la mano en el fuego por la veracidad de sus resultados.

Los Harsch-Fischbach.

El dentro de la TCI famoso matrimonio formado por Jules y Maggy Harsch-Fischbach del Grupo de Luxemburgo, aparte de ser grandes investigadores de psicofonías y transradio, también han obtenido resultados bastante impresionantes en lo referente a la psicoimagen. Algunas de las imágenes obtenidas han llegado a ser reconocidas por familiares que afirmaban que los rostros que aparecían en dichos fotogramas eran de familiares suyos ya fallecidos. Tal es el caso de Pierre, un interlocutor del “Europuente” (comunicación en el supuesto “otro lado” y nuestro plano existencial) cuyo rostro surgió durante ocho centésimas de segundo en la pantalla del televisor. También fue reconocido con posterioridad en otra secuencia a Henri Étienne Sainte-Claire Deville, un famoso químico del Siglo XIX. En estas imágenes también fue reconocido Richard Francis Burton, cónsul inglés y explorador del Siglo XIX, además de Heli S. y Viktor S. pareja fallecida en su juventud y que en la psicoimagen aparecían bañándose en el “Río de la Eternidad”. Los Harsch-Fischbach recibieron, igual que en sus experimentaciones de transradio, los consejos y directrices de el denominado “El Técnico”, el cual por medio de inclusiones psicofónicas y por voces directas a través de radios se comunicaba con el matrimonio aconsejando para que pudieran realizar mejores psicoimágenes. Incluso durante una sesión con presencia de Ernst Senkowski (Catedrático de Física de la Universidad de Mainz ) llegó a describir y explicar lo que había aparecido en varias imágenes paranormales obtenidas en una pantalla en blanco y negro.

En dichas imágenes surgieron tres paisajes diferentes, inmediatamente después surgió la figura de una mujer (María Jakubowski, pariente de una familiar del mismo nombre en la Tierra) que lentamente fue cambiando de posición sobre un fondo que semejaba olas de mar. La tercera imagen correspondía a un disco de color claro, parecido al Sol (explicado como el nacimiento de un planeta fotografiado desde la cima de una montaña según El Técnico), situada sobre una ciudad (sin nombre) cercana a un gran espejo de agua (Río de la Eternidad), y luego una estructura parecida a una torre (Lugar donde se encuentra la estación transmisora desde donde es enviada la transcomunicación a la Tierra según El Técnico). La última imagen contra pronóstico se correspondió a la carta de ajuste de la televisión de Luxemburgo.

Los Harsch-Fischbach.

Psicoimagen del pionero de la TCI Friedrich Jürgenson la cual apareció en la pantalla del televisor de sus amigos Claude y Ellen Thorlin el 21 de Octubre de 1987, fecha del entierro del propio Jürgenson. Ellen sintió una voz en su interior que decía “canal cuatro”. Al contárselo a su marido les extrañó puesto que en ese canal no les era posible recibir ningún tipo de emisión televisiva. Tras un rato de duda acabaron encendiendo el televisor y sintonizándolo en dicho canal, preparando además una cámara Polaroid por si se manifestaba alguna anomalía ya que por aquel entonces tenían conocimiento de que algunos investigadores centroeuropeos había obtenido imágenes paranormales en la pantalla del televisor. Tras quince minutos de espera sucedió lo siguiente según su propio relato: “Permanecí sentado delante del televisor y casi había perdido la esperanza, cuando de repente sucedió algo en la pantalla: Desaparecieron las rayas y el zumbido, mientras la pantalla se oscurecía. Mi primer pensamiento fue que se había roto el aparato. Sin embargo, de pronto, un punto brillante apareció en la parte izquierda de la pantalla. En ese instante me preparé para hacer la fotografía. El punto brillante de la pantalla se expandió rápidamente y desapareció, como si alguien abriera y cerrara sus manos durante seis o siente segundos. Durante ese momento apreté el botón de la cámara. De pronto las rayas y el zumbido volvieron a la pantalla…” Al revelar la foto, apareció en ella el rostro de Friedrich Jürgenson o de alguien con un extraordinario parecido a él, justo a la misma hora en la que el pionero de las psicofonías estaba siendo enterrado.

Breve reportaje sobre psicoimágenes por Fernando Jiménez del Oso.

Transcomunicación Instrumental I: Psicofonías 

Fuentes: Wikipedia, Cuarto Milenio, Más Allá de la Realidad, elaboración propia.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 2 mayo, 2011 en Fenómenos Paranormales

 

Etiquetas: , ,

Una respuesta a “Transcomunicación Instrumental II (Psicoimágenes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: