RSS

Transcomunicación Instrumental I (Psicofonías)

28 Abr

Historia.

Las psicofonías son sin duda uno de los fenómenos paranormales más conocidos y estudiados a lo largo de la historia reciente. Su importancia respecto a otros sucesos o hechos inexplicables es que las parafonías son demostrables bajo estrictas condiciones de estudio y medición, se graban aunque su origen y causa son aún totalmente desconocidos. Las parafonías, como también se las denomina por algunos investigadores, consisten en voces, ruidos (incluidos de animales) e incluso acordes musicales de origen desconocido que el oído no percibe, pero que en cambio sí pueden ser registradas en grabadoras de sonido, tanto analógicas como digitales. Las psicofonías llevan obteniéndose oficialmente desde 1959, aunque se tiene constancia que algunos años antes, el científico Thomas Alva Edison ya intentó pero sin éxito la invención de un aparato para comunicarse con los muertos y que dos sacerdotes italianos, Ernetti y Gemelli, ya obtuvieron psicofonías en 1952, tema que interesó sobremanera al papa Pío XII. En efecto, en 1901 el antropólogo norteamericano Waldemar Bogras, obtuvo una serie de voces extrañas cuando grababa los rituales de los chamanes de Siberia en 1901, estas grabaciones se obtuvieron en fonógrafo.

Pero como hemos dicho anteriormente, en el año 1959 el cineasta y documentalista sueco Friedrich Jürgensson es al que se le atribuye el descubrimiento de este fenómeno. Jürgensson se introdujo solo en un bosque en Suecia para sonorizar uno de sus documentales con la grabación del canto de los pinzones. Fue después, al escuchar las cintas que había grabado que se encontró no solo con el canto de los pájaros sino con diversas voces humanas que discutían sobre el trino nocturno de las aves, con palabras en sueco y noruego. Jürgenson al principio creyó que había sintonizado sin querer alguna emisión de radio por lo que más tarde repitió el experimento y captando en esta ocasión más voces que se dirigían personalmente a él e identificándose como familiares y amigos ya fallecidos. Jürgenson reconoció en una de las psicofonías la voz de su difunta madre que le llamaba por un cariñoso nombre de la infancia: “Friedel, mi pequeño Friedel, ¿puedes oírme?”.

Entre las conclusiones a las que llegó Jürgenson podemos destacar lo siguiente: “En diferentes condiciones y circunstancias, una cinta virgen, colocada en un grabador corriente y en un ambiente silencioso, registrará voces humanas que pronuncian palabras inteligibles; que el origen de esas voces es aparentemente inexplicable a la luz de la ciencia actual, y que las voces son objetivas, en la medida en que dejan en la cinta huellas iguales a las de las voces normales y quedan registradas como impulsos oscilográficos visibles en grabaciones de videotape”.

Friedrich Jürgenson.

Otro de los grandes precursores a nivel internacional del fenómeno psicófónico fue el doctor letón Konstantin Raudive, el cual desde 1965 hasta 1974 (fecha de su fallecimiento) logró grabar más de 100.000 inclusiones parafónicas bajo estrictas condiciones de laboratorio y con la ayuda de Alex Schneider (Médico), Theodor Rudolph (Ingeniero electrónico) y Hans Bender (Médico y Psicólogo). A finales de los años 60 se publicó en Alemania un trabajo denominado “Lo inaudible se vuelve audible”, en el que resumía gran parte de sus descubrimientos, dicho trabajo fue más tarde traducido al inglés. A las psicofonías se las ha llegado a llamar “Voces de Raudive”, debido a la gran cantidad de resultados que obtuvo este investigador.

En España el pionero de este fenómeno fue el investigador y filósofo Don Germán de Argumosa y Valdés (ya nombrado con anterioridad en este blog), el cual introdujo el conocimiento sobre las psicofonías en nuestro país con su ya legendaria conferencia “Extrañas voces de origen desconocido”, la cual pronunció en el hoy desaparecido Club Yelmo de Madrid, el 10 de Noviembre de 1971. Germán de Argumosa es a su vez el autor de la grabación denominada como “Psicofonía del Infierno”, obtenida en un chalet a las fueras de Madrid en la década de los años 80. Dicha inserción psicofónica resulta espectacular, dado a la gran cantidad de voces (gritos de dolor, rugidos, lamentos, amenazas precognitivas, etc) y sonidos variados (golpes metálicos, rugidos, campanas, cuerdas tensándose, entre otros) que se suceden a lo largo de los diez minutos que dura la grabación. Dicha parafonía sigue siendo en la actualidad objeto de multitud de debates y polémicas, ya que por un lado, más de siete minutos de grabación siguen sin haber visto la luz pública y por otro que supuestamente se profetizó en esta psicofonía la muerte de uno los asistentes a la sesión parafónica realizada chalet, el cual falleció meses después, cosa que afirmó Germán de Argumosa en multitud de entrevistas concedidas por él posteriormente.

Hasta el 18 de Julio del pasado 2011 (fecha de su fallecimiento), el máximo exponente de la transcomunicación instrumental en España era el químico industrial, técnico en microbiología e investigador Sinesio Darnell, el cual dedicó varias décadas de su vida a indagaciones y análisis sobre este fenómeno, habiendo obtenido cientos de psicofonías y docenas de psicoimágenes en su laboratorio privado, siendo un investigador muy estricto y riguroso en sus experimentaciones. Sinesio Darnell fue también el creador de una teoría en la que expone la existencia de un área llamada interfase o zona gris en la que residen las entidades que se comunican con nosotros a través de psicofonía y que son también los culpables de ciertas acciones a nivel físico, tales como las fantasmogénesis, luminografías, etc. Sinesio Darnell fue también el autor de “Voces sin rostro (1979), el primer libro en España en el que se hablaba de psicofonías, siendo un compendio sobre las investigaciones de Darnell en transcomunicación y cuyos análisis y conclusiones son aún mayoritariamente válidos en la actualidad.

Sinesio Darnell.

Método de obtención.

La manera habitual de realizar psicofonías es la de formular una pregunta (cabe destacar que se han obtenido multitud de grabaciones psicofónicas sin pregunta previa), dejando un espacio de aproximadamente 30 segundos entre una y otra para dejar tiempo a que se inserten posibles inclusiones. En cuanto al aparataje se puede utilizar desde un antiguo magnetófono (para evitar fallos, este tipo de tecnología debería estar en desuso en la actualidad), hasta las modernas grabadoras en Minidisc, teléfonos móviles, reproductores de MP3/4, etc. La calidad de las grabaciones suele ser mejor si el aparato posee un micrófono exterior y no interno. Los soportes de grabación como cintas magnéticas deberían ser vírgenes para evitar fallos o falsos positivos y aunque se siguen usando, es más recomendable utilizar en la actualidad grabadores digitales. Algunos investigadores afirman que con aparatos antiguos se obtienen mejores resultados que con equipos modernos, aunque es una realidad que la calidad del equipo utilizado repercutirá en el de las grabaciones.

El lugar para realizar la experimentación es importante pero más aún que cuando realicemos la prueba haya el menos ruido ambiente posible, para que no confundamos sonidos naturales con posibles parafonías a la hora de escuchar posteriormente lo que hemos grabado. No resulta necesario ir a hacer investigaciones psicofónicas a lugares lúgubres como los cementerios para la obtención de estas voces de origen desconocido, prácticamente cualquier sitio es válido siempre y cuando se den las condiciones necesarias de silencio. Muchos experimentadores hacen sus pruebas entre las 2 y las 5 de la mañana. Llama la atención poner énfasis en destacar que en lugares donde han sucedido hechos con fuerte carácter emocional (asesinatos, accidentes, guerras, etc.) parecen más propicios a la hora de grabar y obtener buenos resultados.

Para mayor seguridad y si se dispone de ello, se puede introducir el grabador (con el micrófono incluido) en una cámara anecoica (Jaula de Faraday) de esa manera aislándola totalmente de ruidos e interferencias del exterior, habiéndose obtenido resultados extraordinariamente positivos de esta forma. Muchos investigadores aseguran que determinadas fuentes de sonido pueden actuar en beneficio de la aparición de las parafonías, a dichas fuentes se les denomina como portadoras (ruido blanco, notas musicales, generadores de audio, incluso el sonido de una cremallera al abrirse o cerrarse). De esta manera, quién o qué produce las voces sería capaz de modificar y modular la energía transmitida por esas portadoras y crear a partir de ella sonido de voz, articulando palabras sueltas o frases, de ahí en parte la entonación y cadencia tan características que tienen todas las verdaderas psicofonías.

Magnetófono Nagra.

  • Transradio: Consiste básicamente en la grabación de psicofonías mediante el uso de un receptor de radio, el cual es sintonizado entre dos emisoras para que capte únicamente el sonido de fondo o ruido blanco. Al igual que sucede como en la psicoimagen, se hace imprescindible un aporte energético, que en el caso específico del sistema de transradio será el propio ruido del receptor radiofónico, el cual será recogido por un micrófono y conectado al soporte de grabación. Los experimentadores suelen usar para sus investigaciones en transradio la onda media y la frecuencia modulada por igual, obteniendo resultados positivos en ambos casos aunque no exite una banda de frecuencias del dial donde se obtienen mayores resultados. lgunos investigadores utilizan la llamada “Frecuencia Jürgenson”, la cual estaría sobre los 1.480 kHz en onda media, mientras que el célebre investigador alemán Hans Otto König sugiere frecuencias de 7 y 10 MHz dentro de la onda corta para obtener mejores resultados. Quizá lo más destacable de este método de transcomunicación sea que podemos interactuar en tiempo real con la causa paranormal que produce estas voces, sin tener que esperar a escuchar detenidamente lo obtenido como en el caso de la grabación convencional de psicofonías. Como dato importante, podemos decir que sorprendentemente se han obtenido psicofonías en radios (de modelos antiguos) carentes de válvulas y por lo tanto y a priori, inservibles. Uno de los investigadores más importantes de transradio es el italiano Marcello Bacci, experimentador que ha logrado mantener conversaciones en tiempo real con las voces paranormales, llegando a hacer demostraciones en público con resultados afirmativos. En la Península Ibérica contamos con dos investigadores de transradio de primer nivel como son la portuguesa Anabela Cardoso y el español Modesto Mendiola. Reciben el nombre de “voces directas” aquellas que son obtenidas usando este método de transradio, son voces paranormales que surgen del altavoz de una radio o aparato especialmente construido para el caso. Las voces que surgen a veces son perfectamente inteligibles y los investigadores pueden incluso entablar conversaciones (muy extensas en ocasiones) con ellas, como el caso anteriormente mencionado de Marcello Bacci. Cabe destacar que el término voces directas proviene del espiritismo, en alusión a un tipo de mediumnidad donde las voces surgían de un punto cualquiera de la sala durante la sesión pero no del médium.
  • Teléfono: El teléfono también ha sido objeto de sucesos paranormales relacionados con voces de origen desconocido. Más que un método de obtención en este caso estaríamos hablando de un aparato por el que en algunas ocasiones, investigadores y gente profana en estos hechos ha recibido llamadas cuyo interlocutor, por extraño y bizarro que parezca, era una persona ya fallecida. El escritor brasileño Coelho Neto aseguró haber recibido la llamada de su nieta fallecida en varias ocasiones, tras lo cual quedó convencido de la supervivencia a la muerte. También durante el célebre Poltergeist de Rosenheim, el teléfono recibía hasta seis llamadas en un minuto sin que la compañía telefónica ni las pesquisas policiales aclarasen el origen de las llamadas. El profesor Walter Uphoff también relató cómo desde una compañía de seguros habían recibido la llamada de su secretaria horas después de fallecer de complicaciones de una operación de vesícula. Y como estos hay multitud de casos en los que incluso algunos investigadores han llegado a estar horas conversando telefónicamente con voces aparentemente provenientes de “otro lado” e incluso mensajes en contestador automático en donde se han reconocido voces de personas fallecidas en dichos mensajes. Cabe destacar en este punto que las voces manifestadas por medio del teléfono guardan similitudes a las obtenidas por medio de grabaciones psicofónicas y transradio, su fonética y esa extraña manera de comunicación casi robótica en muchos casos, también está presente en este fenómeno concreto. El parapsicólogo Scott Rogo elaboró una clasificación sobre los supuestos telefonemas en función de los numerosos casos recogidos junto a Eaymond Bayless en el libro Phone Calls from the Dead:

1. Casos de personas aparentemente fallecidas (mayoría de casos).

2. Casos de respuestas (donde el testigo telefoneó a un fallecido o a alguna persona ausente en esa época).

3. Casos de personas conocidas o desconocidas, aparentemente vivas, donde los interesafos no podían establecer conexión pero lo habían deseado intensamente. 

Las voces.

Una peculiaridad en las voces psicofónicas es la imposibilidad de poder imitarlas por garganta humana ya que no tienen golpe de glotis, hecho probado gracias a programas que nos señalan gráficamente en el espectro cromático del sonograma cómo en las psicofonías no existe dicho golpe de glotis. Esta es una manera que no deja lugar a dudas a la hora de poder diferenciar parafonías reales de falsas como las obtenidas por Carmen Sánchez de Castro en el Palacio de Linares (actual Casa de América) de Madrid (realizadas por una actriz de doblaje). Dichas grabaciones no tenían ni el tono ni el timbre (como decía Don Germán de Argumosa) de las verdaderas voces paranormales, quedando demostrada su falsedad.

En muchas inserciones psicofónicas llama la atención la aparición de un chasquido justo antes de cuando surge la voz paranormal y como muchas otras cosas dentro del fenómeno de transcomunicación instrumental, desconocemos el origen y la razón por la que surge ese chasquido metálico. Estas voces aunque tengan una característica tonalidad robotizada, pueden llegar a expresar diferentes estados de ánimo (alegría, ira, pena), pudiendo en ocasiones distinguirse incluso si se trata de la voz de un hombre, una mujer o de niños. Cabe destacar que las parafonías dan respuestas esquivas y muy poco concretas cuando se las pregunta sobre la existencia de Dios o se las cuestiona sobre circunstancias trascendentales en la vida y creencias de las personas. Recientemente, algunos investigadores han asegurado que las psicofonías son capaces de imitar la voz de personas vivas.

En algunas ocasiones, familiares de individuos fallecidos han llegado a identificar las voces de algunos de sus seres queridos ya muertos en grabaciones psicofónicas que a su vez han sido comparadas mediante programas informáticos con registros de esas personas en vida, dando sorprendentes resultados positivos de similitud de la voz que aparece en la parafonía y la de la persona cuando vivía. Otro punto a señalar es que muchos investigadores de este fenómeno se han percatado que a lo largo de los años de investigación, algunas de las voces se repiten mucho más que otras, a este grupo pertenece a lo que se denomina como “voz acompañante”, la cual aparece y se graba repetidas veces, esté donde esté el investigador. Hay otras voces que podríamos llamar “territoriales”, las cuales parecen ancladas a un sitio y solo se obtienen al grabar allí. La mayoría de los experimentadores señalan como dato importante que las psicofonías mienten en bastantes ocasiones, proporcionando datos falsos, por lo que sus mensajes deben ponerse siempre en cuarentena, siendo muy cautos ante ellos.

Dentro de las parafonías podemos distinguir dos tipos diferenciados:

  • Primer tipo: Voces que con o sin pregunta previa se obtienen, siendo una sola palabra o una frase sin sentido aparente. Da la sensación en este caso y siempre hablando en hipótesis, que son sonidos anclados en el espacio y el tiempo. En este punto en concreto podríamos poner de ejemplo las psicofonías obtenidas por Carlos Bogdanich en el pueblo zaragozano de Belchite (arrasado durante la Guerra Civil) que hacen referencia a la contienda producida en aquellos años, con sonido de aviones u bombas incluidos. A este grupo podríamos añadir las denominadas “voces interrelacionadas”, aquellas que da la sensación que ignoran al experimentador y hablan entre ellas con cierta coherencia, diferenciándose al menos dos voces paranormales distintas.

  • Segundo tipo: Este otro punto es quizá el más interesante dentro del mundo de la TCI porque en él podemos hablar de las psicofonías dialogantes, que son aquellas que responden de forma inteligente y coherente a las preguntas del experimentador, llamándole incluso por su nombre y refiriéndole diversas cuestiones. Germán de Argumosa, Sinesio Darnell, Pedro Amorós y muchos más han obtenido grabaciones de este tipo durante sus investigaciones.

A su vez las parafonías pueden clasificarse en tres tipos según su nivel de audición y claridad del mensaje:

  • Tipo A: Psicofonías audibles cuyo contenido resulta claro y perfectamente comprensible. No admite dudas.
  • Tipo B: Psicofonías audibles cuyo contenido, aunque aparentemente claro, puede ser susceptible de ser interpretado de varias formas. Admiten dudas algunas consonantes o sílabas.
  • Tipo C: Psicofonías difícilmente audibles cuyo mensaje resulta mayormente confuso e ininteligible. No obstante algunas de ellas pueden ser parafonías auténticas.

Teorías.

Dentro del mundo de las psicofonías hay multitud de teorías e hipótesis aunque a fecha de hoy ninguna de ellas puede ser probada al 100%.

  • Pareidolia: El ruido natural de una grabación podría ser interpretado como si de voces o palabras se tratase. Puede ser la explicación más plausible de una parte de supuestas psicofonías.

  • Interferencias radioeléctricas: Algunas supuestas psicofonías pueden ser producto de la captación de ondas de radio, incluso en grabadoras introducidas dentro de jaulas de Faraday, ya que estas no proporcionan un blindaje perfecto ante las ondas de radio. Esta teoría queda desmontada en los casos en que las voces paranormales responder coherentemente a las preguntas del investigador.

  • Ventriloquía subliminal-inconsciente: Esta teoría expone que las parafonías serían producto del movimiento involuntario de las cuerdas vocales y la laringe, produciendo sonidos imperceptibles que la grabadora registra. Esta hipótesis ha quedado prácticamente descartada con el paso del tiempo.

  • Extraterrestres: Algunos investigadores creen que las parafonías son producto del contacto humano con entidades extraterrestres. Es una hipótesis que cuenta con escasos seguidores.

  • Voces en el aire: Según esta teoría, al realizar psicofonías lo que grabaríamos en nuestros aparatos serían las ondas sonoras almacenadas en el aire.

  • Mente del investigador: El experimentador emanaría de forma inconsciente una energía que sería captada y registrada por los aparatos de grabación. Se desconoce la manera y el mecanismo en el cual se realizaría esta acción.

  • Otras dimensiones: Según esta teoría, las parafonías serían el resultado del contacto con seres pertenecientes a otras dimensiones o mundos paralelos. Según la “Teoría de las cuerdas”, el espacio cuenta con muchas más dimensiones que las conocidas, en concreto entre 10 y 26 diferentes.

  • Voces de los muertos: Es la denominada como “Teoría Trascendental” y una de las más difundidas y conocidas en nuestros días. Establece que las parafonías serían las voces de personas ya fallecidas y que mediante diversos aparatos de grabación podrían ponerse en contacto con nosotros. Cabe aquí señalar que algunas de dichas psicofonías se identifican como personas muertas tiempo atrás.

Peligros de las psicofonías.

Las parafonías, al igual que la práctica de la ouija, guardan una serie de peligros. El principal de ellos es la obsesión o dependencia por realizar estas prácticas y el abuso de las mismas, hecho que puede llegar a ser verdaderamente peligroso ya que en muchas ocasiones las voces paranormales han respondido de forma agresiva, incluso haciendo precogniciones de muerte sobre el investigador o familiares y amigos suyos. Por lo tanto, si uno es sugestionable o no está suficientemente preparado en el ámbito psicológico, pueden estas prácticas desencadenar en la persona serios trastornos mentales. A diferencia de la ouija, no es frecuente la aparición de fenómenos de efectos físicos con la práctica de las psicofonías. Resulta importante destacar que nunca se debe de escuchar lo grabado en el lugar en donde se ha efectuado la sesión parafónica ya que dependiendo de los resultados obtenidos, uno puede llegar a sugestionarse de forma realmente muy peligrosa y tampoco es recomendable realizar psicofonías estando solo y más aún si es en lugares apartados, 2-3 personas sería lo ideal. Por regla general, JAMÁS deberíamos practicar con las parafonías si no tenemos una intención de investigar de forma seria, rigurosa, concienzuda y segura.

Audios.

Entrevista perteneciente a la fonoteca del misterio de Más Allá de la Realidad y realizada por Santiago Vázquez en Radio Getafe (9-11-2000) al profesor Sinesio Darnell. Se pusieron sobre la mesa multitud de cuestiones relacionadas con el tema de las psicofonías, incluyendo una audición de varias de ellas al final del programa.

Ir a descargar

Sección de misterio que tenía Iker Jiménez en el ya desaparecido programa de la Ser “Si amanece nos vamos”. El tema a tratar en esta ocasión son las voces del más allá, con la audición de multitud de ellas.

Parte I.
Ir a descargar

Parte II.
Ir a descargar

Vídeo.

La Otra Realidad, programa presentado por Jiménez del Oso y emitido en la desaparecido Canal 9 de la Comunidad Valenciana. Psicofonías y psicoimágenes son objeto de debate en este programa. (Gracias a Al Final de la Escalera por el vídeo).

En el amplio mundo de la parapsicología quizá no hay un fenómeno más estudiado que el de las psicofonías, en gran medida porque a diferencia de avistamientos de OVNIS, fantasmas, etc. la parafonía puede ser objeto de experimentación por casi cualquier persona que tenga unos mínimos aparatos técnicos. La realidad es que estamos ante un hecho que se produce y que es perfectamente comprobable, no existe o no debería existir duda a este respecto. Las incógnitas vendrían después cuando formulamos la pregunta, ¿qué es lo que produce las psicofonías? Habrá teorías para todos los gustos como hemos explicado anteriormente pero no es menos cierto es que cuando nos encontramos ante voces dialogantes o que responden afirmativamente a hechos concretos, las explicaciones parecen quedarse cortas. El misterio prosigue al mismo ritmo que se suceden las experimentaciones.

Nadie sabe si nuestras personalidades pasan a otra existencia o esfera, pero… Si pudiésemos evolucionar un instrumento tan delicado como para ser manipulado por nuestra personalidad, tal y como sobrevive en la próxima vida, tal instrumento debería registrar algo.

Thomas Edison, 1928.

Transcomunicación Instrumental II: Psicoimágenes

Más información sobre los investigadores más importantes en el campo de la TCI y los mensajes obtenidos por ellos en: Psicofonías, ¿voces y mensajes de otro lado?

Fuentes: Wikipedia, Cuarto Milenio, Más Allá de la Realidad, información y elaboración propia.

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 28 abril, 2011 en Fenómenos Paranormales

 

Etiquetas: , ,

3 Respuestas a “Transcomunicación Instrumental I (Psicofonías)

  1. laexuberanciadehades

    29 abril, 2017 at 15:36

    Entrada actualizada y ampliada en Abril de 2017.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: