RSS

Deseo

20 Abr

Yacemos iracundos de deseo en una Noche Estigia en la que el otoño agonizante sube pausadamente por debajo de su falda hasta morir de exquisitez embriagado por su dulce néctar ardiendo en los labios. Paraíso nocturno de dos en donde sobre la fría mesilla de la habitación reposa un ramo de flores que susurra hasta luego a los amantes al llegar la gélida alba. Y en un rincón, la implacable lápida con su epitafio grabado a sangre y verso: Deseo por ti.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 abril, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: