RSS

Lloviendo la oscuridad que amo

03 Abr

Llueven pétalos de rosa en la tenebrosa noche que con pleitesía corona al silencio como rey de este paisaje gótico y mientras, el corazón se desintegra en brillantes fragmentos de rubí que caen al gélido suelo al tiempo que la dama misericordiosa espera el final. Inmóvil en mitad de la cripta de los inertes y pétreos amantes etruscos de sonrisa vacua, sujeta la doncella entre sus brazos el espinoso y amputado tallo de un rosal que sangra para resucitar tu alma de estas catacumbas.

Ella te mira con ojos vacíos de existencia y tu blasfemo mundo se inunda con pesadillas que rebosan tinieblas y con lejanos aullidos de espectros vagabundos que beben el terror de la fuente infinita de tu corazón. Sigue lloviendo y tú te sumerges lentamente en este Edén maldito, sonríe, cierra los ojos…

Cuando los párpados caen, la dama penitente grita y el sonido angustioso como un trueno deshaciéndose en la tormenta resuena por toda la cripta… Nadie escucha.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 abril, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: