RSS

En la noche

18 Mar

Tan solo un recuerdo para ahogar el corazón en el océano de los susurros porque cuando no hay oídos que escuchen en la noche tampoco existen almas que sangren por amor. Me llevo las manos a la cara y miro al cielo (tú) porque cada palabra surge de estas venas en llamas con la sinceridad de un infierno penitente. Hoy yo al igual que Su Infernal Majestad, desgarro mi prosa hasta recitar: Con el calor de tus brazos me salvaste.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 marzo, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: