RSS

Fantasmagoría

21 Feb

Deliciosa enamorada del Diablo, has frotado mis heridas con carbones al rojo vivo calentados en el mismo infierno por tu oscuro amante. Olvídame, este dolor es demasiado intenso como para ser soportado y el óxido ya se ha apoderado de nuestra historia y romance. En muchas ocasiones ofreciste mi sangre como sacrificio pero ahora todo ha terminado y dormimos el sueño del olvido.

-“Te amo”, me dijiste.

-“No tanto como para olvidar el dolor”, respondí.

-“Te amo”, repites.

-“Ya está hecho, ya es final”, replico.

-“Puedo cambiar si tú quieres”, suplicas.

-“Nunca te he amado”, sentencio.

-Silencio-

El dolor es dolor siempre y puede tumbarnos en cualquier momento, tú has jugado durante mucho tiempo sin saber si hay o no agua en el pozo donde te lanzas. Si pudiera yo mismo te enterraría con vida a los pies del viejo árbol testigo del primer beso que condena a una lujuria que odio. No hay altares para diosas en mi mansión y no sé si soy el fantasma de una Noche de Difuntos, pero hace tiempo que ha desaparecido la confianza en algo que yace guardado bajo llave en un viejo cofre.

¿No lo ves?, mi jardín es secreto, los amantes mueren al entrar en él y ahora sus sombras de luz tenue resplandecen como fuegos fatuos al llegar la noche, vagando entre árboles secos y hiedra húmeda. Estoy enredado en el lado oscuro cariño, y el frío es lo único que te puedo ofrecer, un fuego azul donde calentarnos y unos pasadizos oscuros donde perdernos el resto de la vida mientras la Fantasmagoría nos rodea y observa al caer el viejo Sol en el firmamento. ¿Quieres compartir esto?, me estoy librando de morir de amor como vosotros y querido amigo imaginario, yo sé bien lo que es sentir que ella es la única que puede hacer que cierres los ojos para siempre pero sin embargo, al final acabamos regalándonos ese silencio que termina con todas las esperanzas.

Dolor, lo acaparo todo para mí y sabes que esas goteras en mi habitación son las lágrimas que no lloré por ti a su tiempo y ahora me ahogan cada noche lamiendo los restos del corazón roto que duele cada noche y se desangra sin derramar una gota mientras como un loco rebusco entre las cenizas por si encuentro mi nombre perdido escrito en esas cartas que quemé, la razón yace aniquilada en el pasillo principal de la mansión y yo con una sonrisa desquiciada dibujada en los labios siento como el invierno frío como el hielo da vueltas huracanadas a mi alrededor hasta que se hace el cruel

-Silencio-

La noche vive enamorada de nosotros, abrázame cuando seamos Fantasmagoría y polvo, abrázame fuerte y borra el velo que nos amordaza.

-Silencio-

La oscuridad está llamando a la puerta, y la Fantasmagoría se hace visible cada vez más cerca de nosotros. Caminando juntos entre mudas ánimas.

-En Silencio-

Ya no hay esperanzas para ninguno de los dos a este lado de la Fantasmagoría. Seremos por amor sombras en mitad de la noche.

Dama de Marrón

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 21 febrero, 2011 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: