RSS

Tarot (Simbología oculta) II

08 Feb

XI: La Force: Ante la cara de serenidad de esta figura, parece que está abriendo la boca del león sin el más mínimo esfuerzo, casi como si fuese un juego. El león es pequeño, casi como un perro grande y representa la fuerza bruta ante la espiritual que simboliza la dama. Podemos decir que este arcano es viva imagen de la resolución, valentía, determinación, etc. Otorga los recursos necesarios para salir adelante hasta en las situaciones más difíciles.

XII. Le Pendu: La mirada de esta figura que se mantiene totalmente de frente es tranquila, nada que ver con los ahorcamientos, además cabe destacar que la cuerda que sujeta al personaje no está tensa. El color azul y amarillo de su jubón nos recuerda la espiritualidad. Este arcano nos sugiere que la mente puede dominar a la materia aunque es una de las cartas que más diversas interpretaciones como vida en suspenso, arrepentimiento, sacrificio, estancamiento, abandono e imposibilidad de cumplir los proyectos deseados.

XIII. La Mort: También conocido como el arcano sin nombre. Representa un esqueleto con una guadaña a modo de segador, simbolizando el trabajo humano. Esta carta se asocia con la transformación, transmutación y el riesgo que supone la renovación aparte de posibilidad de cambios imprevistos o la pérdida. Algo se acaba pero algo nuevo va a comenzar.

XIV. Tempérance: Algunas interpretaciones sobre esta figura señalan que el paso de agua de una jarra a otra es símbolo de la reencarnación. Las alas le dan a esta figura una imagen etérea que contrasta con el tener los pies sobre la tierra, parece como si el instinto humano quiere despegarse del suelo para alcanzar la espiritualidad. De todas modos este arcano representa la moderación y armonía., aparte de los buenos augurios y la consolidación de los proyectos, serenando los ánimos.

XV. Le Diable: Esta figura cargada de ambigüedad sexual representa la subordinación, la esclavitud, malas influencias y finales desgraciados. Le Diable que mira burlonamente al espectador y al que se le atribuyen características humanas, tiene la capacidad de gobernar sobre el resto, simbolizando los deseos y tentaciones que se pueden encontrar por el camino.

XVI. La Maison Dieu: En esta carta se puede señalar como curiosidad que la corona que se desprende como consecuencia del impacto de un rayo, es de un diámetro inferior que el de la propia torre. Este arcano indica la imposibilidad que van a tener nuestros proyectos de ser cumplidos, auspiciando malas relaciones, sucesos imprevistos y pérdida de estabilidad. Algunos autores comparan esta figura con la Torre de Babel.

XVII. L’Etoile: Este arcano transmite equilibrio y sugiere tanto el campo celeste como el terrestre. La mujer que aparece aún estando desnuda no da sensación de lujuria sino de sentimiento de pureza, recibe las energías tanto del cielo como de la tierra. Podemos decir que este arcano aporta buenas influencias y positividad, pudiendo proporcionar tanto alegría como felicidad, fe y esperanza por medio de la estrellas, suavizando de esa forma los momentos negativos.

XVIII. La Lune: El agua y la tierra se juntan en esta carta aunque ambas están bien delimitadas, cabe destacar que la Luna no se refleja en el estanque inferior. En este arcano reina la sensibilidad pero la pasividad domina finalmente frente a las acciones rápidas. Los dos perros que aparecen simbolizan el Bien y el Mal mientras que el escorpión es el emblema de lo perverso y del vicio. En definitiva, la Luna representa el engaño, decepción, malas influencias y superficialidad.

XIX. Le Soleil: Este arcano representa la confianza total y el Sol aparece como fuente de vida y gran padre ante dos niños que se dejan bañar tranquilamente por sus rayos. Simboliza esta carta la satisfacción, la alegría, sinceridad… Es portador de las mejores oportunidades, gracias a la energía creadora y su brillantez, seremos capaces de alcanzar el éxito, teniendo acceso a las cosas buenas de la vida.

XX. Le Jugement: El ángel que aparece en esta carta tiene las mangas de su vestimenta de color rojo, lo cual denota una gran espiritualidad como mensajero divino y portador de grandes noticias; destaca a su vez el gran tamaño de sus ojos. Este arcano representa juicio en sí mismo, momento de rendir cuentas, rejuvenecimiento y deseo de inmortalidad. A su vez es anunciador de nuevas circunstancias y renovación que conduzca hacia la felicidad.

XXI. Le Monde: La dama que aparece en este arcano tiene las piernas en una posición que se asemeja a la carta de Le Pendu. En la mano izquierda sostiene una vara como símbolo de poder y en la derecha un frasco que contiene la esencia, los cuatro seres que aparecen en los vértices se relacionan con los cuatro elementos fundamentales (León- Fuego, Águila-Aire, Ángel-Agua, Caballo-Tierra), a los puntos cardinales, a los evangelistas y lo que es quizá más importante, a los cuatro palos del Tarot. De manera general podemos decir que Le Monde significa la síntesis, la recompensa derivada de las buenas acciones, la seguridad, una etapa de éxito y buena suerte.


 
Deja un comentario

Publicado por en 8 febrero, 2011 en Entretenimiento, Esoterismo

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: