RSS

Pandora

04 Oct

¡Hail Pandora!, mi amor nacida de las sombras para encadenar nuestros corazones al dulce túmulo gobernado por el Caos infame. Caminante del lado morboso y fúnebre de un brumoso East End donde la niebla manchada con gotas de sangre en suspensión impregna tus divinos e intocables ropajes. Que delicioso es sentir que una de tus caricias es tan afilada como un bisturí rasgando con un fino silbido la noche, tú sola eres capaz de teñir de rojo todo el crepúsculo con la sangre de tus amantes muertos y olvidados en un éxtasis maldito.

Pandora, eres mi Reina, la diosa del amor patético que ha venido a rescatarme de una existencia penosa, enseñándome que no se puede valorar el placer sin el dolor de unos labios que aguijonean como alfileres la virginal piel. Sabes perfectamente que he luchado sin éxito durante mucho tiempo para ver la luz más allá de este túnel infinito y cuando toda vida parecía exterminada, susurré entre mis labios sedientos tu nombre en mitad de una oscuridad que lo envolvía todo, con una espesa negrura recubriendo cada esquina perdida. Tú escuchaste mi llamada y viniste a mí, dándole el consuelo a unos labios destrozados y ansiosos de tu sabor porque he tenido miedo hasta qué tú has llegado cariño, ahora ya sé que no estoy solo y puedo compartir mi descorazonada soledad…

Ecos de un pasado que quiero olvidar golpean hoy mi cabeza, son como flashes que saturan la mente, mostrando un sendero que lleva al final porque Pandora es así, la mantis religiosa que se acerca despacio y golpea solo una vez porque no hace falta más para condenarnos al infinito olvido. No hay nada que hacer, la lluvia cae solo sobre mí, no se atreve a mancillar a mi Diosa terrible la cual se va a acercando con paso decidido hacia donde he caído derrotado y de rodillas, esperando ese final inevitable y cruel al que conlleva esta situación. Me salvó por un tiempo pero ahora toca caer, es el precio a pagar, mi completa existencia por un beso que una vez me rescató. Sí, al mirarla de reojo no me cabe ninguna duda de que ella es como Azrael, un implacable ángel de muerte.

Pandora se acerca, su brazo afilado va a ejecutar la última sentencia pero de un movimiento relampagueante como su amor yo clavaré una daga en su corazón y sus ojos perderán el infernal color que siempre tuvieron, tornándose ahora blancos y su cara trasformada en una trastornada mueca de último terror y sorpresa. Un suave susurro surge de mis labios plenos del más dulce de los resentimientos:

“Tú me partiste el corazón mi amor, ahora yo te lo rompo a ti…”

Pandora caerá al suelo y con ella mi puñal ensangrentado, ahora la lluvia ya puede lamer y profanar su divina forma. La lanzo un beso de despedida que surca cansino el húmedo aire. Soy puro veneno amor y tus trampas ya no harán que me arrodille por ti nunca más.

Puedo marchar en Paz.

¡Hail Pandora!, Reina de la Nada.

Jules Joseph Lefebvre – Pandora (1882).

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 4 octubre, 2010 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Pandora

  1. long live to sixx

    23 octubre, 2012 at 03:01

    Genial. El relato sin ser tan desgarrador y nunca mejor dicho como el corazón condenado de Clive Barker ( tienes que leerlo aunque me da que ya lo has hecho: novela en la que se basó Hellraiser) de ahí la caja de pandora y los bisturíes,( muy bien traído ) y tan sobrecogedor como Todesfuge de Paul Celan aunque ese Hail te ha salido solo. Da gusto leerte.

     
    • laexuberanciadehades

      23 octubre, 2012 at 13:08

      Se agradecen tus palabras 🙂 El libro en el que está basada Hellraiser no lo he leído, la película sí, tiene sus momentos álgidos pero no es de mis favoritas de terror, jeje.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: