RSS

Luna enterrada

18 May

Alguien ha terminado con la Luna enterrándola en agua profunda, en la inmensidad de esta noche pintada de fuego multicolor. Ya no quedan ganas, las fuerzas están exhaustas y dejaremos que esta Luna lentamente caiga en el olvido que tantas veces nos regaló con una sonrisa en los labios. Esto es el fin, no lo puedes evitar, el invierno ha caído como una losa de peso infinito sobre mis hombros, es el puro frío dentro del corazón y mis sentimientos hace ya tiempo que se hundieron en el fuego de tus promesas incumplidas a la luz de vieja lámpara.

Se ha descubierto que el camino a tu corazón estaba minado, lleno de trampas y ahora que jugamos sin máscaras el destino revela tu verdadero rostro, la faz de una Dorian Gray degradada por el propio veneno expulsado de los labios. No quiero ser aquel que se proteja de la lluvia por tu desplegado cuello de cobra gigante, resguardándome de la salvaje riada, prefiero sentir como el agua diluye nuestros pecados para siempre.

Esta habitación oscura y patética trae los malos recuerdos que llevas contigo a todas partes y que no puedes ocultar porque tu naturaleza es hija del mundo del suplicio. El frío de aquí dentro está impregnado de tu dolor (el que ya no es mío) y las paredes supuran la humedad de la catacumba del amor que se cobra el precio de unas almas reducidas a cenizas y sumergidas en la más funesta de nuestras noches.

Ya no quedan estrellas fugaces capaces de resucitar el fulgor de esta Luna que se hunde como unos amantes en su lecho, compartiendo la lujuria resucitada a los pies de Selene, llorando sangre sobre tus recuerdos amargos cubiertos de la cruel frustración derramada en mi interior. Las rosas se marchitan al paso de tu sombra, ¿cómo pude confiar en ti?, ahora debería ser feliz con un ramo de flores secas en una mano y en la otra sosteniendo los fragmentos del corazón roto en mil pedazos. Este es el pan tuyo de cada día, el que esconde esas miradas que ya no significan nada, salvo lo que quiera soñar tu imaginación que vive en los límites irreales de un agujero negro.

Si eres la puta que entierra sus amores en el cementerio de los jardines románticos no lo sé, pero la lujuria que extendías como un virus ha muerto y ahora descansa al lado de esta Luna que pugna por no ser olvidada sin antes saber que ya no hay oídos que escuchen sus plegarias. El mundo ha quedado enterrado en mitad de oraciones vacías por un amor corrupto que se ha perdido entre las fauces del abismo y al que nadie quiere ya seguir por temor a ser arrinconado dentro de las sombras de una ignorancia que no permite la clemencia.

Trae olvido, trae entre tus débiles brazos la paz que deseamos saborear en esta noche sin Luna, donde la luz la pone un corazón libre de cadenas y la dulce oscuridad arropa con la más tierna de las caricias a este cuerpo que suspira por el tacto del viento de otoño. Ya has comprobado que soy inflexible en mi sentir y que el destino nos ha dado y quitado de la forma más descompensada, pero no guardo rencor en mitad de esta soledad que se atreve a susurrarme un Nocturno de Noche en tu honor. Benedicta y Pía Luna enterrada bajo esta lluvia que cae como lágrimas junto al cadáver inerte del amor que pudo y nunca fue.

Enterrada entre susurros,

Enterrada bajo lluvia y estrellas,

Para siempre,

Ya está hecho (aunque no quiera),

Lentamente,

Nuestro último aliento enamorado,

Lentamente,

Luna Enterrada.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 mayo, 2010 en Mis Relatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: