RSS

O.V.N.I.

01 Mar

Quiero creer que hay algo más allá de ti porque el dolor se ha presentado por sorpresa bajando desde el cielo, envuelto en luces brillantes y yo como un imprudente me asomé a la ventana para ver y sufrir (nunca mejor dicho) ese encuentro en la primera fase en el que el corazón se detiene porque lo está sobrevolando un objeto extraño y no identificado que eres tú. El reconcomio que produces con tan solo abrir la boca es suficiente como para aterrar a la más poderosa de las mentes terrestres. Llegaste altiva, desde una Infra-Galaxia para destruir los sentimientos a todos con tus mentiras y hacer volar hacia otros mundos las esperanzas que una vez tuvimos depositadas en ti.

Has abducido y violado todo lo bueno que albergaban los corazones de quienes han estado a tu lado y ya es momento de volar, de volar muy lejos de aquí, de dejar de asustar por las noches colándose en nuestras pesadillas, de evitar el mirarnos por la ventana como un verdoso Duende de Hopkinsville en mitad de una de esas veraniegas noches de insomnio. Vete porque este no es lugar para ti, evita dejarnos tu marca, tu señal indicando que nos profanaste el cuerpo porque estamos tan molestos y cansados que no tenemos ganas de replicar y las palabras de desaprobación hace ya mucho que no salen de nuestras bocas. No merece la pena gastar nuestra energía en causas perdidas.

Esto es lo que sucede cuando se traiciona la tranquilidad y se maltrata la confianza. Ya no queda tiempo para escapar porque te vamos a perseguir con antorchas como una vulgar y furiosa turba de película en blanco y negro. No entendemos tu actuar porque no es de este mundo, es de muy lejos, es una actitud alienígena de más allá de Venus (mi Astronauta del Amor) y no hay ganas ni motivación para pararse a pensar en ella, pero a pesar de todo en lo más hondo de mí te confieso que me gustaría creer aunque no quiera.

Negamos todo conocimiento porque no necesitamos saber más, ya no hay pócimas mágicas que ayuden a lavar el cerebro y hacer olvidar todo lo que hemos vivido en este tiempo y que hoy queremos dejar atrás, enterrado muy profundo en las estrellas. Haremos huir a lo desconocido muy lejos de aquí y nuestros corazones aunque aliviados, se quedarán también huérfanos sin esas luces parpadeantes de colores que nos alumbraban en la desconocida noche pero no hemos entendido el mensaje a descifrar o simplemente nos dimos cuenta de ello cuando era demasiado tarde para Amar.

Somos los contactados de tu singularidad, avistamos lo imposible pero no hemos podido convivir con ello en nuestras vidas y cada día se ha hecho una pesadilla porque no entendemos. La mente está demasiado limitada o quizá solamente es que somos incapaces de ver más allá de nuestras narices. La trampilla sube y en medio de una noche iluminada por tu luz vemos tu silueta desaparecer a medida que se cierra la única conexión que nos ligaba a la felicidad, a ser algo más que ignorantes montones de carne huérfanos de Gloria, campesinos cultivando desesperación en páramos estériles, solo somos eso… La negación hecha patético escepticismo.

Todo acaba cuando te vemos ascender hacia las estrellas y a la vez nosotros nos sentimos cada vez más sumergidos en la ignorancia mientras tú subes y escapas de aquí. Ya ha terminado, volvemos a ser insulsos, monótonos, rutinarios y faltos de chispa para poder creernos lo suficientemente originales y buscar algo más por lo que luchar y por lo que ser felices en este planeta. Ahora archivaremos un Expediente X en cada uno de nuestros corazones donde expondremos como conclusión que hemos sido incapaces de captar la señal que hoy viaja por el universo buscando mentes más receptivas y abiertas. Top Secret, porque hemos guardado los sentimientos en una caja sin alma y a partir de ahora cada día moriremos de ignorancia, un poco más..

Yo en cambio no podré evitar pensar en ti y echarte de menos ahora que te has ido mi singular enviada de Venus. Así que pagaré mi condena (por escepticismo y cobardía) mirando todas las noches por el telescopio del observatorio Monte Palomar, por si puedo ser una vez más testigo de tu regreso porque yo en el fondo… quiero creer.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 marzo, 2010 en Mis Relatos

 

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: