RSS

La seducción (Retrato de lo absurdo)

10 Ene

La seducción es uno de los mayores placeres que tiene el hombre y su perfección y dominio son solamente gracias a la práctica y al resultado de experiencias positivas y negativas, aparte del talento natural de cada uno.

La seducción es un arte en sí misma y como tal hay que visualizarla en la mente, olerla, saborearla, sentirla dentro de ti como palpita. No hace falta ser ningún Top-Model ni un hombre espectacular para ser un buen seductor, simplemente debes jugar bien tus cartas como en una buena partida de póker, has de realzar y mostrar tus cualidades, escondiendo o maquillando en la manera de lo posible los defectos y carencias.

Giovanni Giacomo Casanova es el prototipo del seductor pendenciero, adulador, egoísta, aprovechado, encantador, valiente… pero cada cual es un mundo y cada cual tienen sus propias cualidades y posibilidades. Un buen seductor nunca debe tirarse al vacío en pos de la conquista con alguien si no sabe a ciencia cierta si va a caer en blando o en duro, es cierto que nunca se puede estar seguro al 100% pero es mejor tenerlo claro lo máximo posible pues el quedar completamente al descubierto o en ridículo es lo peor que le puede pasar a un “seductor”, un error imperdonable en el que jamás se debe caer.

El interés es básico a la hora de seducir, si despertamos interés en la persona deseada ya tendremos hecha buena parte del trabajo pero ojo, un seductor debe saber administrar bien sus recursos, de nada nos servirán si los malgastamos en la primera jugada. Por ello, es muy importante el papel que juega la suma de misterio e interés, un buen seductor ha de ser misterioso para que la otra persona quiera saber más de nosotros, investigarnos, despertar su curiosidad y sobre todo su interés… Prender la chispa.

Llegados a ciertos puntos y si sabemos que a pesar de todo nuestro despliegue seductor la “partenaire” no quiere o no sabe seguir el juego de seducción es mejor cortar por lo sano y dejarlo o se convertirá en una pérdida de tiempo. La batalla más interesante es la que a pesar de su dificultad sabemos que la vamos a ganar.

El proceso de seducción ha de ser como escalar una montaña, el deseo y el interés deben ir aumentando por ambas partes hasta llegar a la cima o cohabitación amorosa (aunque esto depende de a donde quiera llegar cada uno) pero un buen seductor nunca, jamás debe perder el control de sus actos o dejarse llevar por la pasión o la impaciencia antes de llegar al objetivo final de la conquista.

Ya hemos dicho que la seducción es como escalar una montaña, se necesita esfuerzo, paciencia y dedicación, pero las montañas también tienen pendientes cuesta abajo, solo de nosotros depende si deseamos escalar otra montaña (debido a la pérdida de emoción o interés de la primera) o seguir en la cima de la primera por tiempo indeterminado, quien sabe, quizá hayamos encontrado la “montaña de nuestros sueños…”

 
1 comentario

Publicado por en 10 enero, 2007 en Entretenimiento, Mis Relatos

 

Etiquetas:

Una respuesta a “La seducción (Retrato de lo absurdo)

  1. ...cLaRa...

    11 febrero, 2007 at 19:38

    Oh que sabio eres jajaja.
    Me ha gustado mucho esta redacción de la seducción…puede que te la plagie y la ponga en mi espacio tambien ^^Espero que en tu escalada no haya muchos picos y puedas alcanzar pronto la cima de la montaña que más desees…
    Muchos besos…"pequeño" 😀

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: